Seishun Haisha C6

Modo nocturno

Capítulo 6: Chico del equipaje

[Uu, eres muy cruel, Ichijou-kun.]

Uno de los solitarios de mi clase, en otras palabras, mi camarada en soledad Komatsu-kun lo ha dicho con ojos brillantes.

Inconscientemente he tenido un pensamiento trivial acerca de cómo las pecas de este chico hacían que su cara se viera muy joven. Perdido en mis pensamientos, olvidé por qué estaba enojado por un momento.

Bueno, según yo, alguien hablándome es una situación muy improbable.

Sin embargo, esta vez sólo las circunstancias son algo especiales. Como la excursión escolar es de autoabastecimiento, ayer todos los grupos discutieron sobre esto y aquello.

Y yo estaba ausente en ese momento.

El domingo, de acuerdo por alguna razón con la teoría de ‘La chica hermosa viene en conjunto con un jarrón precioso’ de mi hermana pequeña, he restaurado mi estado de ánimo jugando. Estaba tan entusiasmado, que mi cuerpo se rompió. Al final de la sesión, pude ganar dos de cada cinco peleas contra mi hermana pequeña, así que ayer estaba tumbado enfermo en mi cama con la satisfacción del crecimiento personal.

Por otro lado, al mismo tiempo, este chico débil fue rodeado por tres chicas con estilo y obligado a hablar con ellas.

[Eso fue demasiado para mí! Cómo pudiste dejarme a solas con ellas!]

[Lo siento mucho, ¿Okay?]

[Eres tan…]

Me aterroriza imaginarme esa escena.

No es una combinación ligeramente problemática de ‘personajes de fondo y chicas salientes’, sino un gran problema llamado ‘un personaje de fondo y chicas salientes’.

Sentarse en silencio y no tener derecho a hablar es en realidad un buen resultado. Si estuviera allí, me cagaría de miedo. No sólo eso, sino que siento que, si me extorsionaran, estaría diciendo ‘Por favor, perdóname con esto, gracias, gracias’ mientras vació mi billetera. Las castas escolares dan miedo.

Aunque no he faltado a la escuela a propósito, realmente le he hecho algo malo a Komatsu-kun.

Además, la excursión escolar sigue adelante, y no quiero dañar el espíritu de mi compañero solitario. Decidí disculparme con toda mi sinceridad.

[¿Te encuentras bien? ¿Cuánto te quitaron? Sí, sobre eso. Tengo que compartir al menos la mitad de la carga.]

[No me han quitado nada. Es sólo que fue muy incómodo… Mientras las tres estaban charlando alegremente, yo estaba inquieto cerca, solo.]

[Así que así es como fue…]

Parece que estaba imaginando demasiado.

Bueno, las personas de diferentes castas no sólo difieren en clase, sino que son de una raza de personas completamente diferente. Mi imaginación tiende a volverse loca si soy descuidado. Especialmente cuando se trata de gente sociable, termino pensando que su estándar es ‘Alcohol, blackjack y prostitutas’, pero en realidad son personas sorprendentemente normales cuando se les habla cara a cara. Por lo tanto, las personas no necesariamente coinciden con su apariencia.

Sin embargo, la otra parte esta vez es Tachibana Karen y sus alegres amigas.

Las apariencias no coinciden o lo que sea, sé qué tipo de grupo son.

Esas chicas viven burlándose de los demás, no hay tal cosa como estar demasiado vigilantes con ellas. Incluso Komatsu-kun, sabe cómo lo tratarán en el futuro.

[Entonces, esa discusión… ¿Qué es exactamente lo que han hecho?]

Pregunté tímidamente.

[… Ichijou-kun estaba ausente, así que decidieron algunas cosas por su cuenta.]

[¿Algunas cosas?]

[Como cocinar paella en una olla.]

Oh, Dios, vamos a cocinar de verdad.

Probablemente se deba a que el núcleo de nuestro grupo son las chicas, pero cocinar es una actividad que llama la atención.

Aunque no sé cocinar.

[Por lo tanto, Ichijou-kun se encarga ahora de las compras.]

[¿Por qué se supone que conozco los ingredientes necesarios para la paella?]

[Ella dijo: ‘Ese solitario es listo, ¿Acaso no lo sabe todo?’]

[Demasiado descuidada… En primer lugar, asumir que soy inteligente es demasiado descuidado.]

Bueno, puedo decir que sí, pero sólo necesito buscar la receta y encontrar los ingredientes.

¿Huh? Aparte de algunos puntos irresponsables, ¿No es nuestro grupo inesperadamente normal?

Puede que se llame estar a cargo, pero sólo estoy siendo un recadero. El hecho de que yo vaya de compras, significa que alguien más se encarga de cocinar. Parece que estoy teniendo un viaje fácil esta vez.

… Así que estaba pensando, pero la conversación se dejó para después de las clases.

En general, los eventos escolares son una tortura para los solitarios y pesimistas, así que me regocijé al saber que ese viaje será más fácil de lo que pensaba. No tan fácil como para empezar a tararear… Vine a la biblioteca un poco tenso.

Tachibana estaba allí, en el lugar habitual.

Parece que hoy no está muy motivada para estudiar.

Estaba jugando con su abundante cabello rubio mientras miraba sin ganas por la ventana.

Había un claro cielo azul afuera.

Esta sala se encuentra en el lado opuesto del campo de deportes, por lo que los gritos de los clubes deportivos no sonaron, sino que se sintieron más bien como ecos débiles. Esta habitación casi vacía y silenciosa da la impresión de estar extrañamente aislada de cualquier otro lugar, tanto visual como acústicamente.

Parece que Tachibana se ha fijado en mí.

[Ah, ratón de biblioteca…♪]

Ella parpadeó y me miró con ojos redondos.

Empezó a sonreír, pero aparentemente recordó algo en ese momento. Su expresión cambió a una mirada de culpa,

[… No me digas.]

[¿Qué? Si se trata de la ausencia de ayer, lo siento.]

Bueno, pertenecemos al mismo grupo… Y no he participado en la discusión.

Además, no la he ayudado con sus estudios.

Esta disculpa no es la misma que la que le expresé a Komatsu-kun, pero no es que no crea que no deba decirle ‘lo siento’ a ella.

[¿Cómo está tu salud?]

[No hay problemas. Entonces, empecemos rápidamente. ¿Qué tema toca hoy?]

Sin embargo, cuando me acerqué, Tachibana me tendió la mano.

¿Qué es esto? ¿Está diciendo ‘Entrégalo’]?

Eh? Esto es…

[¿Extorsión…?]

[No! Idi-o-ta! El ratón de biblioteca es un idi-o-ta!]

Tachibana se ha cruzado de brazos de manera insatisfecha y ha hinchado las mejillas.

¿Qué debería haber sacado para que fuera correcto?

[Smartphone! Señal! Simplemente estaba preocupada y no pude contactarte!]

[Aa, así que de eso se trataba…]

[La excursión escolar no importa. Bueno… he hecho lo que he querido gracias a tu ausencia. Pero no poder hacer contacto en momentos como éste… Ni hablar.]

[¿No me tomé un día libre?]

Ya veo. Aun así, estoy un poco preocupado…

[No tengo.]

[¿No tener qué?]

[Realmente no tengo. Ni Smartphone ni móvil. Nunca tuve uno. Ni una sola vez.]

Tachibana quedó sin palabras, poniéndose rígida por un momento.

Ni siquiera podía responder ‘¿En serio?’ o ‘Deja de bromear, sácalo rápido’.

En vez de eso, me miró con ojos críticos,

[En serio, imposible, virgen.]

[¿Cómo lo relacionas con ser virgen!?]

Esta chica, sólo quiere decir virgen esto, virgen aquello.

No es que su sorpresa sea irrazonable.

Hoy en día, es casi imposible encontrar a alguien en la escuela secundaria que no tenga un móvil.

Sin embargo, sí… Hay muchos beneficios al no tener un Smartphone.

Su libreta de direcciones de contacto es tan hueca que no hay absolutamente ninguna posibilidad de sentir un complejo de inferioridad debido a alguien.

Por cierto, justo después de la reorganización de la clase, durante el intercambio de contactos comunes, es magnífico, ya que puedo actuar de manera grandiosa. Después de todo, no tengo móvil.

[En todo caso, ¿Por qué no obtienes uno? Todo mundo tiene, ¿Sabes? ¿Eres un fósil?]

[Discúlpame por responder a una pregunta con otra pregunta, pero ¿Por qué crees que un solitario lo necesita? Simplemente no lo necesito. Algo como ‘Mis padres me están prohibiendo tenerlo’ ciertamente no es el caso.]

[En ese caso, ve a comprar uno rápidamente. Ya no estás solo. Ahora estoy yo.]

[¿Huh? No estoy orgulloso de ello, pero, aunque compre uno, no hay nadie excepto tú para registrar como contacto. No voy a pagar el precio y las cuotas del móvil por una persona.]

[¿Por favor?]

[No]

[En serio, por favor…]

Tachibana se ha agarrado a la manga de mi brazo y me ha mirado fijamente con una mirada seria.

Me empujó tan cerca que pude oler su olor. De alguna manera, esta chica tiene un perfume diferente cada día… ¿En qué estoy pensando?

¿Por qué es eso…? He estado así muchas veces, pero todavía no me acostumbro a mirar a alguien a los ojos.

Siento mi corazón apretando cada vez que pasa. Realmente estresante. Qué cara debo poner, dónde debo mirar, honestamente no entiendo…

De este modo, vuelvo la mirada y respondo reflexivamente.

[… En algún momento, pronto. Te diré cuando lo compre.]

[Yay, genial! Cuento contigo, verdad.]

Pronto, no dije cuándo exactamente.

Un año después es aproximadamente pronto también, sí. Perfectamente cierto.

Al final, todavía me superaron en inteligencia.

Más tarde ese mismo día, cuando terminamos los estudios, Tachibana ya se ha animado y me ha dado un puñetazo en la espalda con su habitual sonrisa complaciente.

[Hey, ratón de biblioteca. Luego, nos reunimos el sábado a las 12 en punto frente a la estación.]

No hay ninguna lógica en lo que dijo.

Le pregunté con mi expresión facial sólo ‘¿De qué estás hablando?’

Como resultado, por alguna razón sonrió triunfalmente.

[Eh, ¿No te has enterado? De compras, se decidió que tu iras.]

[Sé que estoy a cargo de las compras. Ese tipo de trabajo, puedo hacerlo solo.]

[Mira, no hay forma de que te lo confíe solo a ti, Lol. Y la receta ya está decidida. Todo estaba basado en la premisa de que yo seguiré adelante.]

Ciertamente tiene razón.

Además, ¿No te has entrometido demasiado conmigo últimamente?

No he pensado que su intromisión se extenderá a mis días libres.

Mira, haz avances con más chicos, de lo contrario tus calificaciones y reputación como perra caerán.

Ahora que lo pienso, los rumores de que es una perra, ¿Cuán ciertos son?

[Bueno, así es como es, así que no puedes coger un resfriado ni nada el sábado, chico del equipaje.]

[Haa… Para referencia, si accidentalmente cojo un resfriado, ¿Qué pasará?]

[Todos los días vendré a burlarme de ti durante la pausa del almuerzo delante de todos. No te gusta, ¿Verdad? Eso ya lo sé.]

[Iré, iré. Estaría encantado de acompañarte.]

[Muy bien ♪]

Y estas son las circunstancias en las que se elaboraron mis planes para el fin de semana.

¿Cómo voy a explicarle esto a Keyaki?

[Fufu… Estoy deseando que llegue. ¿Y tú?]

[Eh, ah, también.]

[Haha, eres muy tímido.]

En serio, no entiendo qué tipo de cara poner delante de ella.

Y no parece que vaya a cambiar, no importa cuántos días pasen.