Seishun Haisha C8

Modo nocturno

Capítulo 8: Primera Cita — 1

[Venir a una cita vestido de chándal… Increíble.]

[Buenooo, soy el chico del equipaje. He pensado que mejor me pongo algo cómodo… Haa, lo siento. En realidad, tuve algunas circunstancias difíciles inevitables, um, estoy profundamente avergonzado…]

Postrándome desde el principio. No tengo nada que decir, excepto que fui muy impotentemente estúpido.

Por cierto, esto es una cita. Estoy conmocionado.

Cita o no, ¿Cómo se te ocurre la idea de salir con alguien con un chándal?

Ciertamente me he puesto nervioso por la instigación de mi tía ayer por la noche. Pero sean cuales sean las circunstancias, un maldito chándal, soy idiota. Oh, y para tu información, este chándal es nuevo, ya que normalmente no hago ejercicio.

Debería decirlo naturalmente, pero Tachibana estaba notablemente insatisfecha.

Estaba gimiendo y haciendo pucheros con los labios.

Parece que no tiene ninguna intención de reírse de mi error de primera clase del siglo.

‘No es nada gracioso, virgen’. Lo veo en sus ojos. Lamento estar vivo.

[… Perdóname, por favor…]

Con todo el espíritu que necesitaría para inclinarme, bajé los hombros.

¿Cómo se lo explico?

Todo es el resultado de mi estúpida obsesión por el pensamiento de que ‘Esto no es una cita, sólo voy a salir a hacer mi trabajo’. Ahora que lo pienso, me estaba preocupando como un mocoso. Creo que incluso los estudiantes de segundo año de secundaria se preocupan por cosas más importantes.

Obviamente, no hay manera de que pueda decirle a esta chica que tuve tales pensamientos. Después de todo, se burlará llamándome virgen.

[Tú… Sabía desde el principio que podrías estar arrepentido, pero no que fuera hasta este punto.]

[… No tengo nada que decir, es verdad.]

Contrariamente a mí, Tachibana tenía un traje refinado, lo que me hacía sentir excesivamente culpable.

Cuando la vi por primera vez hoy, me estremecí al ver lo inteligente que se veía.

¿No les gustaba a las chicas llamativas usar ropa esponjosa?

Blusa azul marino y falda blanca hasta la rodilla, un atuendo chic que no se ajusta a su forma de hablar y conducta habitual. Sin embargo, su atuendo compuesto contrastaba con su llamativo cabello rubio, pero no estropeaba nada, sino que daba una impresión refinada. Incluso le da una sensación algo adulta. Ahora que lo pienso, sus medias negras y sus prendas ajustadas enfatizan su línea corporal. Su pecho y su parte trasera están bien abultados, lo que me deja con problemas sin un lugar al cual ver.

Hermosa chica con un atuendo elegante y, ciertamente un triste chico con un chándal.

Cuando los dos están uno frente al otro, se produce una escena inesperada y extraña.

Además, estamos en la plaza de la estación de tren, donde la mirada pública es inevitable. Las miradas curiosas de los transeúntes son muy dolorosas para mí.

Además, la mirada de culpa de Tachibana está seriamente en el nivel de shock.

Qué vergüenza. Quiero matar al yo de ayer. ¿Debería simplemente morir? Mira, si voy allí…

Teniendo tales pensamientos, parece que mi mente está al borde del colapso

A mi mente descuidada se le ocurrió un pensamiento, que mi boca distraídamente soltó:

[Por favor, perdóname. Hoy haré todo lo que quieras…]

Por un momento, hubo silencio entre nosotros.

Con una chica rubia vestida de civil que se puso el dedo en la barbilla pensando en algo.

Después de escuchar mi miserable propuesta, su expresión facial comenzó a suavizarse poco a poco.

[¿En serio lo harás?]

[…Uh, si es algo posible para mí.]

[Hmm…♪]

¿He atraído su interés por casualidad?

Tachibana empezó a sonreír endiabladamente y a mirarme atentamente de arriba a abajo.

[… Ratón de Biblioteca, tienes una linda figura, huh? Eres sorprendentemente alto.]

[¿Qué? ¿Figura?]

[Dinero, ¿Tienes algo contigo?]

[Ah, sí. Ah, espero que puedas dejarme algo para los gastos de viaje.]

[¿Por qué siempre piensas que es extorsión? Vamos, ¿Qué clase de chica crees que soy?]

Tachibana se dio la vuelta enojada, igual que una niña que cambia rápidamente su expresión facial.

Ahora estamos a menudo juntos, y me preocupa que la información inútil como esta siga aumentando en mi cabeza.

[Bueno, entonces, hazme compañía durante todo el día…]

[Haa, sólo di si hay algo que un chico con un chándal pueda hacer. Sigo pensando que no soy útil para nada más que para llevar equipaje.]

[Fufu… Por el contrario, esto puede ser realmente un buen desarrollo.]

No sé cómo, pero parece que mi promesa inútil la puso de buen humor.

Sin embargo, ¿Un recado que requiere dinero? Convenientemente se superpuso con los absurdos ingresos incidentales que provenían de mi tía. Como era de esperar, tengo un mal presentimiento sobre esto.

Justo cuando pensaba en eso, ella me agarró suavemente de la muñeca.

[Ehehe… Ven aquí.]

[O-Oi!]

El lugar al que me están arrastrando, parece que es un centro comercial.

Como pensaba, las miradas de los transeúntes son muy dolorosas. Su aspecto es suficiente para atraer la atención de los peatones.

[Oi, caminemos con una pequeña distancia entre nosotros… Es probablemente vergonzoso para ti, que otros te vean estar conmigo.]

[No hay problema. Toda la vergüenza desaparecerá en un momento. Estoy emocionada!

[Ah, ¿Otra vez?]

[Además…]

Tachibana me sonrió.

[Ratón de Biblioteca, no te importa lo que los demás piensen de ti. ¿No es así?]

[Todavía recuerdas eso. Tal cosa…]

Incluso en el mejor de los casos no he ido a divertirme al aire libre, pero… ha empezado un día potencialmente lleno de ansiedad.