Seishun Haisha Prologo

Modo nocturno

Prologo: Violación al código de vestimenta escolar

Permítanme ser claro, esto no es en absoluto un premio para mí.

En la sala de la biblioteca después de la escuela. La luz naranja del sol brillaba de lado y se reflejaba en el escritorio y en los estantes de los libros. Era una tarde de primavera y el viento fresco que venía de la ventana ligeramente abierta me hacía sentir un poco de frío.

Es un lugar tranquilo. Una vez fue un buen lugar. Sin exámenes, casi no hay gente entrando y saliendo. Para un estudiante triste como yo, que descansa su alma desgastada estudiando, no hay mejores condiciones. Sin embargo…

[Por cierto, ¿No es divertido? El ratón de biblioteca puede ser una buena persona inesperadamente, lol.]

La chica sentada en un asiento junto al mío y mirando mis notas — Tachibana Karen. Ella está en la misma clase y es… ¿Cómo se llamaba? Oh sí, Gyaru. Esta no es la mejor introducción, pero realmente no tengo otras palabras para describirla. En primer lugar, no hemos estado hablando ni siquiera una semana, así que en realidad no sé nada de ella aparte de su apariencia.

[La verdad es que es una buena persona que puede ayudar con los deberes. Debería esparcirlo entre la clase, ¿No crees, ratón de biblioteca?]

[… ¿Puedes dejar de hablar sin hacer nada? Observa atentamente, memoriza rápidamente el método de resolución, por favor. Quiero reanudar mis estudios.]

[ESTÁ BIEN, ESTÁ BIEN. Lo entiendo♪]

Así que, en cuanto a su apariencia, es preocupante que sea tan encantadora. En resumen, es linda y todo, pero en el caso de esta chica es una tipa bastante llamativa, considerablemente llamativa. Mientras que todos sus rasgos faciales son cuidados, su cabello es rubio decolorado y bastante brillante. Si a esto le sumamos el aspecto despeinado de su uniforme, se puede resumir como ‘Violación al código de vestimenta escolar’. Además, parece que lleva perfume, hay un olor agradable que viene de ella.

En resumen, para un solitario como yo, mejor descrito como ‘aire andante’, ella es el tipo de persona más difícil de tratar. Realmente lo es. Si paso junto a ella en el pasillo, antes de siquiera mirarla, mi sensor de peligro comenzará a funcionar, sin dejarme nunca hacer contacto visual con ella. Incluso ahora, si nuestros ojos se encuentran, inmediatamente me doy la vuelta.

Bueno, es linda, pero… Aun así, ¿Qué puedo hacer?

Lejos de ser pasivo, la otra parte viene aquí a burlarse de mí.

Originalmente, venía aquí para pasar mis horas después de la escuela en auto-estudio.

Y, sin embargo, los últimos días tuve que ayudar a esta chica con sus estudios después de la escuela. El primer día sólo tuve que ayudar un poco con los deberes. No pensé demasiado en ello y creí que era sólo por un día. Sin embargo, al día siguiente fue lo mismo, y para cuando me di cuenta de que era otro día siguiente…

[Aquí, escribiré el resumen aquí. Podrás hacer factorización de esa manera.]

[Eeeh, no hay forma de que pueda notar ese resumen.]

[Como si me importara… Hazlo para que puedas. Por cierto, estás demasiado cerca, puedes ver todo, aunque te alejes un poco más de mí.]

[¿Fu-u-n?]

[Qué pasa con ‘fu-u-n’, qué ‘fu-u-n’! Vamos, muévete un poco, no me distraigas…]

Tachibana sonrió feliz. O, mejor dicho, tengo la sensación de que me mira como si fuera un idiota. En ese momento, sin separarse de mí, puso su hombro sobre mi mano con un ‘ei’ y me asustó.

[Hahaha… Todas tus reacciones son muy divertidas. ¿Actuando muy angustiado y extraño, ¿Acaso realmente eres virgen?

[Dices eso una vez más y empezaré a llamarte perra…]

Así es, una chica llamada Tachibana Karen. Tiene una mala reputación en nuestra clase, todos los chicos creen que ella es una ‘perra’ que se ‘comerá’ a cualquier chico que le haya interesado. Debería ser bien conocida, considerando que incluso un solitario como yo lo sabe.

—Según un rumor, estaba caminando con un tipo guapo como un anfitrión en el distrito de la luz roja.

—Según un rumor, estaba hablando con un hombre de mediana edad de aspecto rico en el asiento trasero de un coche lujoso.

Bueno, después de todo son rumores infundados, pero al ser llamado virgen, creo que es justo llamarla perra.

Sin embargo, Tachibana no parecía odiar que la llamaran así. Mejor dicho, se puso una mano en la barbilla como si estuviera pensando en algo.

[Sabes, está bien que me llames perra, pero…]

Ella curvó su boca provocativamente como un diablillo.

[Si los dos empezamos a llamarnos así, ¿No pensarán todos que nos llevamos muy bien…?]

……

…………

[Tú!]

[No seas tan tímido. Tu cara está demasiado roja. Mira aquí!]

[Para… No empujes! Y no soy tímido. Y, no nos llevamos bien.]

[Hahaha…]

Tachibana se rio casi sin aliento.

¿Qué te pasa…? ¿Quieres estudiar o hacer el ridículo conmigo? Sé clara, ¿Quieres?

No puedo sacar mi excusa de ‘Esto es la biblioteca, cállate’ en esta situación. Eso es porque no hay absolutamente nadie aquí en este momento. Debería haber una señora del personal en la recepción. ¿Va a fumar si deja su asiento con tanta frecuencia? Es decir, en este momento, en este cuarto polvoriento, sólo estamos nosotros dos.

[Aa, qué gracioso. Esto puede convertirse en un hábito, hahaha…]

No hay manera de que ella sea buena en el estudio — dejó ese tipo de impresión.

En primer lugar, ¿Por qué se está divirtiendo tanto? Es que no lo entiendo… Aun así, es una maravilla cómo recuerda todo lo que le enseñé al día siguiente. ¿Por qué necesitas estudiar?

Quería preguntarle eso, pero decidí no hacerlo. Me molestó que en ese caso realmente mostraría interés en ella.

No soy más que un juguete para la otra persona. A lo sumo se cansará de mí en poco tiempo.

Pensando así, decidí dejarlo pasar.

[Haa…. me reí bien. Bueno, enséñame lo siguiente.]

[E-Entiendo…]

Lo repetiré una vez más, pero esto no es ningún premio para mí. En cambio, es una calamidad, un juicio. No, es un castigo divino.

Sin duda, el hecho de que me salté todos los preparativos para el festival escolar del año pasado enfureció al Dios de la juventud o algo así. No, si estoy en lo cierto, eso no es todo. Para empezar, en el mundo de la juventud, soy un gran pecador por ser un solitario en este momento de la vida. No sería raro que me ocurriera algún tipo de castigo.

Un ratón de biblioteca solitario que a nadie le gusta, ese soy yo.

Y una chica llamativa, que siempre se ríe en el centro de la clase.

Esta es una historia sobre un chico parecido a un NPC y una preciosa chica.