GC 195

Modo nocturno

Capítulo 195: Historias acumuladas

[Entonces, ¿Por qué Onii es un pirata? ¿Quieres convertirte en un Rey Pirata? Miri te ayudará si eso es lo que quieres.]

[No necesitas ayudar. Tú eres la razón para ello en primer lugar.]

Le expliqué la situación.

[Ya veo, es tan propio de Onii meter su cabeza en asuntos muy problemáticos. ¿No querías vivir racionalmente?]

[Guh, ciertamente pensé en vivir racionalmente. Sin embargo, después de que obtuve fuerza, sentí que era mi deber usarlo para el bien de las personas… ¿Me equivoco?]

[No te equivocas. A Miri siempre le ha gustado esa parte de Onii. Bueno, en el pasado Onii no tenía la fuerza para respaldarlo, así que Miri sólo pensó que eras un idiota. Miri siempre tenía que seguir a Onii.]

[… No tengo palabras para refutar eso.]

Ah, todavía no puedo ganar contra Miri incluso después de haberme hecho más fuerte.

[Hey, hey. ¿Cómo te sentiste cuando te enteraste de que yo era la reencarnación del Señor Demonio?]

Miri me miró y me preguntó con una expresión un poco nerviosa. Respondí honestamente sin añadir ninguna mentira.

[Me sorprendió.]

[¿Eso es todo?]

[Eso es todo. Aunque fueras la reencarnación de un Señor Demonio o de una Diosa, para mí, Miri siempre será mi única hermana menor. ¿Podemos entrar en más detalles más tarde? Además, haz que Haru te vea cuando estés lista. Aunque, su respeto hacia ti podría disminuir un poco viendo como el Señor Demonio-sama que ella admiraba se ha convertido en una enana como tú.]

[Ahh… así que la persona de la Armadura de Plata era Haurvatat?]

[Sí.]

Cuando asentí, Miri bajó la cabeza como si se arrepintiera.

[Por cierto, ¿Qué hay de los otros piratas? No me digas que asesinaste—]

[No los maté, pero deberían estar inconscientes por un par de horas.]

[Entonces está bien. Me disculparé con ellos más tarde.]

No es una forma agradable de decirlo, pero ahora mismo no tengo el lujo de preocuparme por ellos.

[Es cierto, Miri. Espera aquí un momento.]

[Eh, no quiero esperar.]

[Es una orden de Onii-chan.]

[Mou, obedeceré si son órdenes de Onii.]

Miri obedeció después de que yo ejerciera mi autoridad de hermano.

[Oh, claro, ¿Miri vino hasta aquí, sólo con Sheena y ese lobo?]

[Erm, también están Norn-san y Kanon-san, los tres. Ese lobo se llama Fenrir.]

[¿Norn y Kanon!? Norn como aquella Norn de Florence y la Artesana de Espadas Mágicas Kanon!?]

Me pareció ver por error a Norn en Puerto Kobe, pero parece que no fue un error.

Además, ¿No es Fenrir una bestia mágica legendaria? Me sorprende que haya conseguido que algo así la siguiera.

[Sí. Ambas fueron ayudadas por Onii, así que ayudaron a guiar a Miri hasta aquí. Pero si Kanon no hubiera añadido la función de conversión de sonido en la armadura, Miri habría reconocido a Onii en un instante…]

[Conversión de sonido. Recuerdo que tu voz volvió a la normalidad a mitad de la batalla.]

[Creo que fue probablemente porque el poder mágico se agotó. Usó una piedra mágica barata después de todo.]

[Ya veo. En cualquier caso, tendrás que agradecérselo debidamente más tarde…]

Especialmente a Norn, ya que ella también tiene su propio trabajo.

[Tal vez cinco piezas sean suficientes. Miri, por favor, llama a Kanon y Norn.]

Miri asintió y—

[Mi mundo.]

Abrí la puerta de mi propia habitación.

[Eso es magia de espacio-tiempo, ¿Verdad? Es una magia de la que nunca antes había oído hablar.]

[Bueno, es un tipo único de magia después de todo, ya te lo explicaré más tarde.]

Entré a Mi Mundo.

Cuando entré, Haru y Carol, que se enteraron de la situación, vinieron corriendo.

[Ichino-sama, está a salvo.]

[Maestro, Miryuu-san es—]

[Acabo de hablar con ella. Nunca imaginé que el Señor Demonio Miryuu sería mi hermana menor Miri.]

Dije con una risa amarga.

[¿Eh!? ¿La hermana menor del Maestro!?]

Haru estaba conmocionada. Se sorprenderá aún más cuando se entere de que Miri es la reencarnación del Señor Demonio Famiris‧Raritei pero se lo dejaré a Miri para que se lo diga.

[Ah también, parece que Norn y Kanon están con ella.]

[Soy consciente de ello.]

[¿Lo sabías!?]

[Sí, conocí a Miryuu-san una vez en el pueblo de los Cat Sith. Norn-san y Kanon-san también estaban con ella en ese momento.]

[Vaya… algo así pasó también.]

Eso también es inesperado.

Oh, por eso Haru intentó detenerme cuando dije el nombre Miryuu.

[Bueno, entonces, llamaré a Miri y a las otras.]

[Sí, estaremos esperando.]

La razón por la que entré a este mundo fue para pedirle a Pionia que preparara cinco piezas del sello de permiso.

Las recibí y regresé.

[¿Eh? ¿Sólo Miri?]

[Sí, Fenrir y Sheena No.3 fueron a buscar a Norn-san y Kanon-san.]

[Ya veo… Por cierto, Miri acaba de decir que no estamos muertos… Pero estoy bastante seguro de que morí después de que ese caballo me pateara.]

[Para ser exactos, recuerdas hasta justo antes de que te patearan, ¿Verdad?]

[¿No es lo mismo?]

[Es totalmente diferente. Después de todo, ¿Había sangre en la ropa de Onii?]

[… ¿No?]

[Para mí también, si hubiera muerto quemándome en un cráter, mi ropa se habría quemado, ¿Verdad? Las Diosas transfieren a las personas que están al borde de la muerte. Además, intencionalmente hacen que las personas de almas fuertes se enfrenten a la muerte.]

[¿Qué? ¿No significa eso que fuimos asesinados por la Diosa-sama?]

[No me malinterpretes, Onii. Koshmar o Torerul probablemente no saben nada. Después de todo, esas Diosas son como una parte del sistema de este mundo, algo así como la parte más alejada del núcleo de la organización.]

[Diosas tratadas como la parte más lejana del núcleo de la organización — entonces, la persona que nos mató -—no, intentó matarnos? ¿Fingió matarnos? ¿Quién era?]

[Yo tampoco lo sabía. Setolance y Libra probablemente tampoco lo sepan. No sería sorprendente que Minerva lo supiera, pero el culpable es Tet.]

[¿Tet?]

Ahora que lo pienso, recuerdo haber visto su estatua en Belasra.

Si mal no recuerdo, era una chica con un corte de cabello estilo bob. Su figura se parecía un poco a la de Pionia y Sheena.

[Ella es la Diosa de la Vida. La Madre de todos los seres vivos. Aunque ahora ha pasado a ser la Diosa del parto seguro, sólo las mujeres embarazadas y las que buscan tratamiento para la infertilidad creen en ella, por lo que actualmente es la Diosa menos prominente.]

[Tal vez se deba al cambio de los tiempos — ¿Así que fue ella?]

[Es posible que lo haya cambiado intencionadamente. La única otra persona que podría saberlo es Daijiro. Ese tipo investiga el tema de las almas después de todo.]

[Daijiro-san huh — oh, para ti, Daijiro-san es un enemigo mortal de tu vida anterior, ¿Verdad?]

[No le guardo rencor por eso. Lo deseé y sin Daijiro, no habría podido conocer a Onii.]

[La forma en que lo dices suena como si estuvieras muy enamorada de mí.]

[Síp, Miri siempre ha amado a Onii desde hace mucho tiempo.]

¿Una repentina e inesperada confesión?

[Como una hermana menor.]

[Estoy más bendecido de lo que merezco.]

O mejor dicho, es un hecho que lo dijo como una hermana menor. Me preocuparía si dijera que me ama como miembro del sexo opuesto.

Fue entonces cuando Fenrir regresó.

Cabalgando sobre su espalda estaban Kanon y, con sus ojos girando en círculos, Norn.

Aunque no han pasado ni dos meses desde que me separé de Norn, sentí que hacía mucho tiempo que no la veía. Bueno, es porque no he tenido tiempo para descansar desde que llegué a este mundo.

[Ha pasado mucho tiempo, Norn-san. Kanon también.]

[Cuánto tiempo sin verte, Onii-san.]

La mareada, corrección — enferma Norn estaba inestable de pie mientras levantaba la mano y decía eso.

[En serio, no pensé que nos volveríamos a ver tan pronto. Por cierto, ¿Dónde está Malina?]

[… Malina — Ah!]

Ahora que lo pienso, me olvidé totalmente de Malina.