Seishun Haisha C12

Modo nocturno

Capítulo 12: Compañero

El día del viaje escolar. Fue, desafortunadamente, un día despejado. Llegué demasiado temprano y aún hay tiempo antes de que partan los autobuses.

Naturalmente, me estaba sentando solo en la parte del fondo del autobús. Más bien, nunca hubo nadie quien se sentaría conmigo en momentos como este. Me lastimaba un poco cuando era un niño, pero ahora estoy acostumbrado. Si venia tarde y por eso, me tenía que sentar con alguien, me habría sentido muy extraño… y ahora que considero los riesgos, siempre era mejor venir temprano. Algunas veces los solitarios necesitamos ser positivos y descansar.

Por cierto, el viaje escolar donde tenemos que preparar nuestras comidas nosotros mismos es un evento incomprensible.

Analizándolo cuidadosamente, en el programa de viaje se puede apreciar que es un evento descuidado. Parece que después de cocinar, tendremos tiempo perfectamente libre.

Como sea, no puedes dejarte engañar por lo que está escrito. Aunque podría decir tiempo libre, solo hay dos tipos de libertad para los solitarios, ¡así que deberías ser cuidadoso! Si la participación fuera libre, no podría haber estado más feliz, pero con actividades libres, es imposible volver a casa luego de comer, así que es como una tortura para mí. ¿Qué debería hacer?

“¡Finjamos una terrible enfermedad para lograr un escape perfecto!”. Tú! El que acaba de pensar eso, eres mi compañero! Eres mi colega, seamos buenos amigos!

Bueno, es obvio que también quiero escaparme, pero… en mi caso, hay un asunto más que complicado. Mi tutora (guardiana) y tía, Arika, firmemente, no lo permitirá, y vera a través de cualquier simple acto. Por el contrario, ella es una de las que revisa minuciosamente las impresiones que traigo de la escuela y lo lee hasta que entiende por completo el programa.

“Jun-kun. Recuerdas como encender una fogata, ¿Cierto?” (Arika)

“Ah. Si”

Haa…

Aparentemente, mi tía quería hacerme un chico altamente sociable, así que en los días de escuela primaria, ella me llevaba junto a Keyaki a diferentes lugares llamándolo entrenamiento. ¿Cómo debería decírselo?, ¿A esa persona completamente desviada?… Ella grabo en mi cabeza el conocimiento de “como acampar” hasta que alcance un nivel maniaco. Al nivel de un Otaku. Probablemente, el hecho de que sea un chico lamentable, se deba a la influencia de una familia incluso más lamentable. No hay duda. Fuego, ugh. Cualquiera puede prender fuego.

Estaba viendo fuera de la ventana sin hacer nada. Eventualmente, las personas empezaron a llegar y se comenzó a poner animado y ruidoso. Puedo ver a chicos  con guantes de béisbol y futbol, están mostrándolos (presumiéndolos) fuera del autobús. Parece que van a jugar durante el tiempo libre.

*Boooosteeeeezoooo*

La temporada actual es lo que llamarían la época entre la primavera y el verano. Estoy somnoliento. En serio…

 

Comportarse así en situaciones como esta puede provocar que las personas hablen mal de ti diciendo “Es un cínico”. Pero incluso así, todavía me esfuerzo para no destacar y sentirme invisible. Al menos, no impediré que otros se diviertan.

-Ichijou-kun… ¿Puedo sentarme a tu lado?

Siendo llamado tan repentinamente, asustado, me volteé. Parado en frente del asiento, estaba un chico con un rostro infantil y pecas.

Lo recuerdo, él era… Komatsu-kun. ¡Sí!

Feliz de no haber olvidado su nombre, apunte al asiento.

-Ven, siéntate.

-Co-, con permiso…

Dicho esto, si pudiéramos iniciar una conversación, nosotros no seriamos solitarios. Sin embargo, que ambos seamos compañeros, no nos hace amigos. Incluso después de que nuestros compañeros se subieran al autobús, los dos seguíamos sentados en silencio. Nada cambio cuando el autobús partió.

El bus era ruidoso, como si todo el bullicio de la usual hora de almuerzo en el salón de clases fuera comprimido en una pequeña lata. Mientras el ruido se volvía más fuerte, nuestro silencio se volvía proporcionalmente más incómodo. Bueno, si esto será así, supongo que es momento de estudiar, justo como siempre. Estaba a punto de tomar mis tarjetas anilladas de vocabulario de mi maleta, cuando…

-Ichijou-kun… Siempre estas estudiando, ¿No?

-¿Eh?, si…

¿Qué? ¿Entonces estas planeando hablar hoy? Estaba un poco desconcertado. Además, el que inicio la conversación, Komatsu-kun, también estaba desconcertado. Él quiere decir algo mientras esta avergonzado, pero parece que no puede continuar.

Haha… No tienes que presionarte a ti mismo.

Bueno, no voy a comportarme extrañamente en frente de un chico débil. Si es así, mantener una conversación no debería ser difícil.

-Si eres un solitario, deberías tener mucho tiempo libre. Solo estoy usándolo efectivamente.

-¿Eh?

-De esa manera, ser un solitario se convierte en tu fuerza. ¿No piensas lo mismo?

Por alguna razón, Komatsu-kun bajo su cabeza disculpándose. Aparentemente, hay varios tipos de Solitarios. Curiosamente, cada persona tiene sus propias circunstancias. En mi caso, es tener pensamientos deprimentes, ser negativo y demasiado indiferente. Es probable que su problema sea falta de confianza en sí mismo. No es como si supiera de eso.

-Yo siempre estoy durmiendo… no, solo estoy pretendiendo dormir, si saber qué hacer.

-Entonces, estudiar es perfecto para ti Komatsu-kun. Esta es una seria recomendación. Todos tus pensamientos insignificantes se desvanecerán.

-Yo… no tengo talento para estudiar.

-Incluso si fallas, no te costara nada. Por otro lado, no sabrás si es inútil si no lo intentas.

-Haha… Así es ¿No? En el próximo descanso para almorzar, lo intentaré… probablemente.

Así continuo nuestra conversación. Me concentre en las tarjetas anilladas de vocabulario durante los intervalos silenciosos, pero Komatsu-kun finalizó la conversación con las siguientes palabras:

-¿He-, hey? Um… Juntos, vamos a esforzarnos en el viaje escolar, juntos.

-Wow, wow, ¿Eso es algo en lo que necesitemos esforzarnos?

-¿Qué estás diciendo? ¿No tenemos que pasar por las actividades grupales?

-Si algo pasa, solo párate tranquilamente detrás de mí. Han pasado algunas cosas últimamente, y mis nervios están templados, o algo así. Me pregunto qué es lo que paso. Hahaha…

Incluso con todos los estudiantes siendo tan ruidosos, ¿Cuan pesimistas somos?  Este evento, realizado después de mezclar las clases, está diseñado para que los estudiantes se acostumbren unos a otros. Probablemente, los profesores  no han imaginado que haya tales chicos pesimistas como nosotros.

Dejando la área urbana, nuestro bus se dirigió a la región montañosa. En serio, este viaje escolar es un evento incompresible.