Riaru 59

Modo nocturno

 

Capítulo 59: El poder de las novias/meta y declaración

[2,3,5,7,11,13,17,19,23,29…]

Taiyou estaba contando números primos. Teniendo en cuenta la fuente de su conocimiento, el grado del efecto es incierto, pero está seguro de que tiene algún efecto para sí mismo porque lo había probado antes y conocía los resultados.

Por cierto, otro ejemplo de una manera de calmarlo es imaginar a hombres de mediana edad haciendo el amor entre ellos, haciendo ‘eso’ es una droga milagrosa, pero también es una espada de doble filo que te hará mucho daño mental, así que a menos que sea circunstancias extremas es un movimiento prohibido que está sellado[1].

Mientras tanto, para cuando contaba hasta cuatro dígitos, lo había calmado considerablemente, pero…

[Pero en realidad, tu cuerpo es realmente asombroso. Si hay algún secreto por favor enséñame jya~]

[Es un cuerpo joven, por lo tanto. Es lo mejor para pelear, ¿Cierto?]

[Fumu]

[Tu figura corporal, cambió. A una mujer……… figu… ra]

[Ya veo, incluso eres capaz de ver a través de esto. Umu, esposo me hizo una mujer jya~]

[Esas tres también.]

[Los ojos de un experto no son para decoración, huh.]

La conversación de las dos que se puede escuchar a través de la puerta hizo inútiles sus esfuerzos. Taiyou dejo salir una extraña voz [Uga—], vestido de forma descuidada, saltó del baño.

[Huh? Taiyou-san que sucede.]

Mientras saltaba corrió hacia Kazane. Estaba sosteniendo la ropa de Taiyou en sus manos, parece que iba camino a traer su cambio de ropa. De las hermanas trillizas, ella es la chica más pequeña. Su cuerpo no era tan diferente a la figura corporal de Kohaku que es eternamente pequeña.

Las palabras de Shirokiyami brillaron en su mente. Instintivamente, miró fijamente el cuerpo de Kazane.

Incluso así — su cuerpo podría ser considerado como el de una mujer adulta[2].

[Umm… ¿Qué pasa?]

[Uu.] (Taiyou gimiendo)

Kazane inclinó la cabeza.

Es un gesto encantador, pero las palabras de Shirokiyami (cuerpo de mujer) quedaron atascadas en su mente.

Taiyou obtuvo más y más, sentía que la reacción se había hecho más fuerte.

[No, no es nada. ¿Es ese mi cambio de ropa?]

[Ah, sí, estaba a punto de llevarla.]

[Gracias, me cambiaré en la habitación, así que tomaré eso.]

Taiyou tomo la ropa de Kazane y camino hacia su habitación. Cuanto más acorralado está, más claros y más tranquilos se vuelven sus pensamientos, esa es la peculiaridad del chico llamado Taiyou.

Pensó tranquilamente, lo que debía hacer para calmar este arranque (aexcitación) que no podía evitar, eso es inmediato, pero tampoco va a ser notado por las mujeres de esta casa.

Va a su habitación y cierra la puerta sin dar marcha atrás. No era necesario mirar, no era necesario. Se quedó parado en su lugar y cerró los ojos. Y imagino hombres desnudos de mediana edad que hacían el amor.

[Bhleeeeeeeegh.] (Taiyou vomitando)

Taiyou, a cambio de grandes cantidades de daño en su espíritu, escogió el camino para proteger su dignidad y santidad.

Taiyou está acostado de lado en el sofá de la terraza del salón, exhausto como un lisiado. Los efectos secundarios mentales del movimiento prohibido no se pueden medir, pero en la experiencia, el efecto del movimiento debería durar todo el día, así que valió la pena hacerlo, pensó.

Si dices que es sólo el orgullo insignificante de los chicos de secundaria, entonces tienes razón. Si este era un hombre que esta alrededor de los treinta y tantos años, ese hombre podía hacer una carpa con su entrepierna en público como una broma debido a los nervios que aprendió por la experiencia, pero todavía tenía que llegar a tales fronteras.

Para bien o para mal, era puro de corazón como los de su edad, el resultado era este.

[Taiyou-san, ¿Estás libre ahora mismo?]

Junto con esa voz, esta vez apareció Suzune.

Se puso en cuclillas, miró hacia la cara de Taiyou desde arriba.

[Huh? ¿Estás bien? ¿Taiyou-san parece que estás exhausto?]

[Estoy bien, en lugar de eso, ¿Necesitas algo?]

[Ah, sí. Hay algo que necesito que mires.]

[¿Algo que mirar?]

‘Me pregunto qué será’, murmuro Taiyou e inclinó la cabeza.

[Sí, por favor date la vuelta.]

Enderezando su postura en el sofá. Dijo ‘hmm’ y se dio la vuelta.

Y entonces, reaccionando en un significado diferente al de hace unos momentos.

Lo que estaba allí era blanco, un blanco más magnífico que el blanco puro. Piel blanca y cabello largo blanco, vestido blanco de una pieza sobrepuesto en la parte superior, y llevaba encima un cardigan blanco decorado con volantes de encaje. Su aspecto armonioso, hizo pensar que se hacía a propósito, pero.

[Que hermosa…]

Su apariencia era tan hermosa que Taiyou no pudo evitar susurrar esas palabras.

[Lo sabía bien. La imagen que querías de un usagi-chan de un país nevado.]

[Hola, soy un yukiusagi[3]… desu. Y me siento sola… mi be…be.]

[¿Vas a comértelos? ¿Acaso cuando los conejos se sienten solos mueren?]

[Pero, los conejos también se comen a sus bebés.]

[Ya lo sé, cuando era niño era cuidador del cobertizo de animales, así que lo sé!]

Aprovechando que Shirokiyami hizo un boke, Taiyou miró hacia otro lado haciendo un tsukkomi.

El movimiento prohibido que usó antes era efectivo para que su cuerpo no reaccionara, pero como resultado su corazón latía tan rápido que llegó a su zona peligrosa de inmediato.

[Como pensaba, Shiro-chan comparada con la ropa negra, la ropa blanca te queda mucho mejor.] (Suzune hablando)

[¿En serio?]

[Por supuesto! Taiyou-san piensa lo mismo ¿Cierto?]

[… B-Bueno.]

Taiyou responde tartamudeando, esa respuesta fue lo mejor que pudo dar. Shirokiyami era tan linda que no podía mirarla directamente. ‘Esto es malo, necesito hacer algo’, estos eran sus pensamientos ahora mismo.

[Bueno, supongo que volveré donde están Koto-chan y Kaze-chan. Shiro-chan debería tomarse su tiempo aquí con Taiyou-san.]

Taiyou extendió la mano, e intento evitar que Suzune se fuera. Pero no llego a tiempo, y Suzune se dio la vuelta sin dudarlo y regreso de nuevo a la cocina. Taiyou y Shirokiyami se quedaron atrás, un aire incómodo fluye entre los dos, Taiyou no podía hacer nada más que apartarse de ella.

[Como pensaba…]

[Huh?]

[No me veo… bien?]

[N-No es así.]

[Pero estás poniendo una cara rara. más rara que cuando visto de negro.]

[Eso es…]

[… Como pensaba, voy a, cambiarme.]

Dijo eso y trato de ponerse de pie, pero Taiyou en un respiro, agarró su mano y la detuvo.

[Espera…. Te queda bien]

[¿Eh]

Shirokiyami dudó de las palabras que dijo Taiyou.

[Se ve realmente bien en ti, comparado con el negro, estoy seguro que te ves mejor así.]

[Pero, yo, si no es negro…….. los colores, son insu… ficientes.]

[… ¿Es por eso que te vistes de negro?]

[Sí.]

Shirokiyami asintió en silencio. Las señales de su marcha desaparecieron, Taiyou lentamente soltó su mano. Una chica que parece frágil, con una atmósfera efímera, pero que por otro lado también era una experta de la que se dice es la más fuerte del mundo.

Pensó que era la primera vez que veía su lado humano. Un complejo.

Si lo piensas, era algo natural, tenía un complejo con su apariencia. Por eso prefirió usar vestido de encaje negro.

Sus sentimientos avanzan más allá. No es como si se despertara con un cuerpo desnudo, o su corazón latiera por el vestido que llevaba puesto. Esta fue la primera vez que fue capaz de tocar su lado humano, Taiyou sentía como si estuviera mirando a una doncella celestial que aterrizaba en el mundo humano.

En otras palabras, era amor. Así es, Taiyou se enamoró de ella.

[¿Qué… pasa?]

Mientras se aseguraba de cómo se sentía mirándola fijamente, el lado que estaba siendo observado se sentía desconfiado.

A partir de ese gesto su respiración finalmente se volvió más superficial, pensando que su garganta se había secado.

Este sentimiento por primera vez, esta cosa que estaba a punto de empezar.

Por eso Taiyou se puso nervioso, al mismo tiempo que se compuso.

[¿Puedes ser… mi esposa?]

Después de una profunda respiración, observo a Shirokiyami, mirándola directamente a los ojos, se confesó. No había ninguna duda en su voz, como siempre.

[… ¿Hablas en serio?]

[Soy serio.]

[Qué… sobre… ellas?]

[Forme un harem, así que está bien.]

[Entraré… al harén también.]

[Si es posible.]

[… Ya veo.]

Shirokiyami asintió. Miró fijamente a Taiyou, sus ojos rojos parecían ver las profundidades de su corazón. Taiyou tenía el pecho muy alto, sus sentimientos eran reales. Eventualmente, Shirokiyami agitó la cabeza.

[No es bueno… por ahora.]

[¿Por ahora?]

[Si no eres más fuerte que yo… imposible.]

[¿Así que necesito ser más fuerte?]

[Si me ganas entonces… bien.]

[Entiendo.]

Taiyou respondió inmediatamente. Las condiciones dadas por Shirokiyami eran simples y claras.

Aunque carecía de sex-appeal, este era un asunto insignificante.

[Me volveré fuerte y te derrotaré.]

Taiyou tomo la decisión, él la miró directamente y lo declaró.

-Notas del Traductor:

[1] Taiyou intenta dormir al ‘mini Taiyou’.

[2] En Japón, se le considera adulta a una mujer cuando pierde su virginidad.

[3] Conejo de nieve.