Dokuzetsu Shoujo C2

Modo nocturno

Capítulo 2: No florece en un maceta, sino una flor única del desierto

Después de llegar a casa y cenar, mi hermanita regresó. ¿Por qué es que una estudiante de intermedia llega a casa incluso más tarde que un estudiante de secundaria? Debería regañarla por no ser consciente de su seguridad.

[Nii-chan, no te uniste a un club, ¿Verdad?]

[Es verdad, hiciste bien en señalarlo específicamente.]

Había muchas razones problemáticas para no unirse a un club, pero, en primer lugar, los clubes de atletismo eran demasiado intensos.

Todos juntos, buscando el primer puesto en la prefectura, todos luchando duro con los ojos inyectados de sangre. Si yo, que no tenía intención de participar seriamente en los deportes, entrara, me pondría en un aprieto terrible, e incluso causaría muchas molestias a los demás miembros. Y en cuanto a los clubes culturales, para ser honesto, la mayoría de ellos parecían aburridos. No estoy diciendo que los clubes culturales sean malos. Es sólo que no podía encontrar mi pasión por ello en un lugar como ese.

Como tal, me uní al club de ir a casa, que no requiere un formulario de interés ni ningún tipo de cuota para entrar.

Es infinitamente blanco. Si hubiera alguna otra actividad del club que fuera igual de blanca, le pediría que me lo dijera. Recientemente, a menudo se escuchan historias sobre las actividades de los clubes negros forzando a la gente a través de regímenes de entrenamiento y castigos inhumanos e intensivos. No se sabe si tal maldad se encuentra dentro de nuestra escuela, pero si se vuelve doloroso, cualquiera es bienvenido al club de ir a casa. Tiene aliados en todo el país.

Como tal, cada vez que veo tales noticias, termino queriendo reclutar gente para el club de ir a casa. Es muy fácil unirse. Todo lo que tiene que hacer es enviar un formulario notificando a su asesor que va a retirarse.

Después de regresar a mi habitación y pensar en todo con calma, me di cuenta de la naturaleza problemática del trabajo que acepté, y lo lamenté seriamente.

Pensando en Akakusa-sensei, terminé aceptando, pero después de calmarme, me di cuenta de que era bastante problemático. Quiero decir, terminaría perdiendo el tiempo que tengo para el club de ir a casa. Tengo mis prioridades completamente equivocadas.

Si Hiwa Arina hablara en inglés, probablemente terminaría teniendo muchas palabras de cuatro letras que comenzaron con la letra F. No sería sorprendente si se equivocara al decir que habla un nuevo idioma que consiste en pitidos después de aparecer en la televisión.

Ahora bien, ¿Qué debo hacer a partir de ahora?

Por el momento abrí Chrome y busqué ‘rehabilitación lingual venenosa’. Cuando lo hice, sólo unos pocos foros terminaron teniendo un hilo y rápidamente llegué a un callejón sin salida. A continuación, busqué la ‘cura para una lengua venenosa’, que terminó dando lugar a diversas informaciones. Así que, traté de leerlo mientras luchaba contra mi somnolencia. Como no tenía ningún conocimiento en el campo de la psiquiatría, y el contenido era difícil, terminé hojeándolo todo.

Comprendí la idea general. O creo que lo entendí. El punto es que la persona en cuestión necesita ser consciente de sí misma y estar dispuesta a mejorar. Como aún no he hablado con ella durante más de un día, no puedo juzgar si cumple o no con estos dos requisitos. Por eso iré de nuevo mañana.

Después de ser guiados por adultos en ‘clases’, la escolarización en grupo terminó, y comenzó el período después de clases. Como miembro activo del club de ir a casa que normalmente no tendría nada que hacer, normalmente me iba a casa a la velocidad de la luz. Sin embargo, ahora era como si hubiera dejado el club de ir a casa. Era un club que no necesitaba un formulario de interés, ni tampoco necesitaba que notificaras a alguien cuando lo dejaras. Esto significa que su designación como miembro podría ser reinstalada o retirada en cualquier momento.

Hoy, para iniciar el proyecto de rehabilitación de Arina, debo dirigirme a la antigua sala de profesores. Como la sala aún no está organizada, es probable que las sillas y los escritorios se hayan quedado en un estado caótico. Como tal, pensé que al menos debería hacer algo de limpieza.

[Sui, llegas muy temprano hoy.]

[Tengo algo que hacer.]

Takane Makoto. Era parte del club de bádminton y me habla con frecuencia. Estuvimos en la misma clase durante el primer y segundo año de secundaria. En mi segundo año, como todos nuestros compañeros de clase eran nuevos, a menudo estábamos juntos. Bueno, incluso ahora hablamos bastante a menudo.

[Veo que estás tan desesperado por volver a casa rápidamente]

[No, no me voy a casa.]

[Eh. ¿Estás estudiando entonces?]

[Es una historia complicada. Te la contare algún día.]

Contárselo sería un poco cruel. Es porque era alguien que se había confesado una vez a Hiwa Arina. No quiero que tenga recuerdos amargos. Entonces, buscaré un mejor momento para decírselo.

Durante el almuerzo, fui a la clase de al lado donde estaba Hiwa Arina. Tenía la intención de hacerle saber que nos encontraríamos en la antigua sala de profesores que nos preparó Akakusa-sensei, pero ella terminó respondiendo con una declaración discriminatoria de ‘No te acerques a mí o me voy a enfermar’. Sin embargo, no me sentí desanimado y seguí sonriendo. Para luchar contra ella, decidí que era mi deber no desanimarme.

Aunque Hiwa Arina tuviera una boca aguda aquí y allá, si asumo que es una loca, terminará por tranquilizarme, también se convertirá en algo que sería insoportable para ella.

Después de eso, quedé atrapado en un cierto dilema.

¿Compra pan en la tienda?

¿O debería ir a la antigua sala de profesores y limpiar?

Si elijo lo primero, podría comprar pan.

Si elijo lo segundo, tendré más tiempo para limpiar.

Me quedé con estas dos opciones en la mano. ¿Qué debo priorizar? ¿Cuál de ellas?

Sin duda, pan.

Me dirigí hacia el campo de batalla. La tienda ya se había convertido en una zona de guerra. Yo sé esto. Esto fue como la guerra de guerrillas empleada durante la guerra de Vietnam. Estaba esperando detrás de las chicas de los clubes de atletismo que estaban estirando los brazos y pateando a otras personas.

Cuando veo a tanta gente enredada, me pregunto si soy el único que querría enrollarlas en algas o algo así. Probablemente soy el único en este mundo. Mientras pensaba en esas tonterías, me uní a las otras chicas que se agitaban como anémonas de mar y extendían la mano. No es acoso sexual. Esta es una cantidad legal de contacto.

Al final, no pude obtener nada. Lo único que quedaba era el precio. Sentí el dolor de tener dinero, pero no poder comprar nada, y me di cuenta de que los clientes no eran Dios.

Terminé comprando un helado y me dirigí tranquilamente hacia la antigua sala de profesores.

Después de llegar a la antigua sala de profesores, fui recibido por una escena que hizo que se me cayera la boca.

[¿Qué?]

Hiwa Arina ya estaba allí. Además, ella ya está haciendo la limpieza.

[Nunca pensé que vendrías, así que estaba pensando en terminar las cosas después de limpiar. En otras palabras, es inesperado.]

[Como es de Akakusa-sensei, no tengo elección. Date prisa y hazlo, pervertido.]

[¿Por qué me convertí en un pervertido? Soy un caballero.]

[Te estaba observando en la tienda antes. Estabas tocando a la gente en toda esa confusión. No te acerques a mí, basura.]

[¿No es un poco duro llamarme basura? Era puramente por el bien de la batalla, sin una pizca de pensamientos sucios. No te preocupes.]

Luego soltó un ‘hmph’ y se sentó en el escritorio con los brazos cruzados. Realmente tenía malos modales. Para poner la habitación en orden, empecé a limpiar. Por el momento, decidí asegurar un espacio llevando el largo escritorio con sillas al centro de la habitación.

Cuando traté de quitar a Hiwa Arina, que estaba ocupada leyendo, me miró amenazadoramente y me llamó molesto. Sin embargo, ella me evitó obedientemente. Me sorprendió que fuera tan obediente. Pensé que podría ser terca como una roca, pero tal vez si hablo con ella, podría entender.

En general, sin embargo, si Hiwa Arina se quedara callada, entonces era bastante linda. Hermoso cabello largo que fluía como un río, cabello negro brillante, ojos brillantes y piel blanca. Combina las características de una hermosa modelo con las características que un hombre desearía. De otras chicas, estaría sujeto a ojos de celos, pero de los chicos, habría una gran cantidad de popularidad.

Mientras barría con la escoba, hablé con Arina.

[Ya sabes.]

[¿Cuántas veces tengo que decírtelo?]

[Sí, lo siento. Arina, ¿Por qué terminaste viniendo?]

Arina se detuvo, y puso su libro en su bolso, antes de abrir la boca con un fuerte suspiro.

[No tuve elección porque era una petición de Akakusa-sensei. Si fueras tú, definitivamente no habría venido. Se enviado al cielo a través de la tetrodotoxina.] (TN: Una potente neurotoxina propia del pez Globo)

Eso da miedo. Además, ¿Hay alguna forma de que un estudiante de secundaria esté en contacto con la tetrodotoxina en primer lugar? Bueno, está bien, parece que Arina es débil ante Akakusa-sensei. Para una persona de tan libre albedrío con una lengua tan desenfrenada, es sorprendente que tenga una debilidad como esa. Me gustaría usar esa debilidad, pero tampoco quiero causar ningún problema personal a Akakusa-sensei. Como tal, empezaré por ver qué puedo hacer para cambiarla, y a partir de ahí.

[Primero, Arina, empezarás por tener conversaciones conmigo. No te preocupes. No soy un hombre débil que se sentiría abrumado por tu lengua venenosa. Akakusa-sensei probablemente me eligió porque entendía esa parte de mi personalidad.]

[¿Por qué necesito conversar contigo…?]

[No te sientas deprimida. Nunca te odiaré. Además, no soy de los que crean rumores.]

[¿Hah?]

[No seré como los demás y me sorprenderé hasta el punto de empezar a ser más cuidadoso contigo. Eso es algo que realmente odio.]

[¿No estás siendo engreído? Si ese es el caso, ¿Deberías saber cuál es tu lugar y elegir tus palabras con más cuidado?]

[Bueno, hablemos del resto cuando termine de limpiar.]

Es probablemente debido a alguna circunstancia de algún tipo que ella actúa de una manera tan hostil. No tengo ninguna base para confirmar que ese sea el caso. Al final, es su propio problema, y algo en lo que los forasteros no deberían meter las narices. Lo grabé en mi corazón.

Terminando una parte de la limpieza, la habitación se volvió mucho más limpia, así que dejé las reformas de hoy. Luego, saqué el helado que acababa de comprar y me tomé un descanso. Arina, por otro lado, estaba leyendo en silencio.

Mientras la miraba así, me decepcionó por dentro, como lo haría con una chica hermosa si se quedara callada. Después de todo, la perfección no existe en este mundo.

[Qué.]

[¿Qué tal si empezamos una conversación ahora?]

[No quiero.]

[Si no hablas, entonces el programa de rehabilitación no podrá empezar, ¿Sabes? ¿Por qué no empezamos con una auto-presentación?]

En realidad, sólo sé el nombre de Hiwa Arina y que tiene una lengua venenosa. Todos los que intentan tocar a Arina, terminan recibiendo espinas venenosas a cambio, así que Hiwa Arina como persona era todo un misterio.

No hace falta decir que es muy inteligente. Casi siempre se le garantizó que estaría entre las diez mejores de nuestro año en cuanto a puntajes académicos.

En otras palabras, sólo sé lo que hay en la superficie. aquello debajo de su piel sería el océano profundo.

[Mi nombre es Sakaki Sui. Un estudiante de segundo año de secundaria. Mi familia está formada por mis padres y una hermana menor. Mi pasatiempo es ver películas, y a menudo me dicen que tengo una forma indirecta de hablar. No pertenezco a ningún club, y mi asignatura favorita es matemáticas. Actualmente no tengo ningún sueño!]

Algo por el estilo.

[Hoi, la siguiente es Hiwa Arina-dono.]

[Haaah.]

Ella cerró su libro.

[Hiwa Arina. Encantada de conocerte.]

¿Sólo eso? Incluso su tarjeta de ciudadanía contendría más información que eso.

[Entonces, encantado de conocerte también.]

Extendí mi mano para estrechar su mano. Sin embargo, Arina me miró de forma extraña antes de volver a abrir su libro. Mi mano, que fue extendida en vano, se veía muy lastimosa, que terminé por cambiarla a una forma que indicaba buena suerte. Un pulgar hacia arriba! Su expresión se nubló aún más, así que retiré mi mano.

[Arina. Lo primero que necesitas es conversación. Eso y la comunicación. Intentaré darte la oportunidad de hacer ambas cosas tanto como sea posible. Sólo tienes que aceptar con gratitud. ¿Lo entiendes?]

[Definitivamente no quiero hacerlo.]

[Tengo la obligación de informar a Akakusa-sensei.]

[… Lo entiendo.]

Akakusa-sensei es demasiado fuerte. ¿Qué le hiciste a Arina? Mientras mencione tu nombre, Arina de repente se convierte en una rosa marchita. Esto es definitivamente algo que puedo usar.

[Esto está bien por hoy. Haremos más mañana después de la escuela. Ya que este es el final del segundo contacto, una vez más, encantado de conocerte. Si pasa algo, no dudes en llamarme, Sakaki Sui de la clase de al lado.]

[Si.]

Se levantó de su asiento y se fue.

También la seguí y decidí volver a casa. Aún era demasiado temprano para que fuera de noche, pero la hermosa puesta de sol roja se extendía por el cielo. Los animados sonidos de los clubes de atletismo y el sonido de la música del grupo de metal que practicaba se escuchaban por todo el recinto escolar.

Dentro de mi mente, imagine a una pareja que estaba caminando camino a casa. Sólo dentro de mi mente. Probablemente terminarán rompiéndose al final, así que deberían ahogarse en esos narcóticos que se producen a partir de sus sentimientos mientras puedan. Si lo piensas, las pruebas que se avecinan terminarán siendo el final. Cuando llegue, será algo así como, ‘Quiero concentrarme, así que es por el bien de los dos…’ y la sugerencia de romper saldría a la luz. A partir de ahí, se produciría una discusión. Durante mis dos años en la escuela secundaria, fui testigo de situaciones similares y me complació la división resultante.

Así es, soy un perdedor. Sólo soy una persona solitaria.