Seishun Haisha C 13

Modo nocturno

Capítulo 13: Un grupo de Muddy Hands aparece!

Era una reluciente mañana sin nubes que obstruyeran los brillantes rayos del sol.

Habíamos llegado a una montaña desconocida. Nos tomó noventa minutos llegar aquí y mi cuerpo estaba cansado. La luz no solo venia del cielo, sino también llegaba reflejada del rio cercano, así que era realmente deslumbrante.

-Bien… Todos ustedes! Empezaremos a cocinar ahora mismo!

Iniciamos las actividades justo después de llegar. La profesora a cargo, Shiraishi-sensei, hizo este anuncio levantando la voz tan fuerte como para que todos escuchemos. Aun así, no puedo entender a esta persona. Ella siempre actúa estrictamente, pero parece que nadie ha tenido, siquiera una vez, una conversación íntima con ella. Sería interesante saber qué tipo de impresión puede dar ella durante una entrevista individual.

Debería decir que como esperaba, había un animado ambiente, propio de los eventos escolares, que estaba en todas partes.

Parece que hoy, incluso esta profesora, que podría parecer una instructora de la fuerza de marines de los estados unidos, no era capaz de calmar el ruido esparcido en todo el año escolar. Pude oír a las personas conversar por todos lados mientras la profesora estaba hablando. Y entonces, cuando el discurso de la profesora concluyo y los grupos se dispersaron, todos estaban más o menos sonriendo.

Bajo el cielo azul, respirando el aire puro, me sentí como si quisiera saltar ligeramente. “¡El mundo está en la era del gran picnic! ¡Gong!” (¿?) Ese tipo de sensación.

…Bueno, um, era exactamente así, pero… No, es por eso… probablemente.

Estaba hurgando en la cocina con unas pinzas, que acababa de ser ensamblada a partir de bloques de piedra,  y también prendí el fuego. Con un rostro inexpresivo y sin pensar en nada. Silencioso y solemne, me concentré en el fuego que se encontraba ante mí. Tomando esta oportunidad, escapé de la realidad.

En momentos como este, estoy realmente agradecido por ser asignado a un trabajo simple como este. Si preguntas porque, se debe a que por cierta razón que tengo que mantener mi mente en blanco. Necesito fingir ignorancia ya que el ambiente a mi alrededor era muy delicado.

Bueno, incluso si digo delicado, es delicado solo para mí… Komatsu-kun ha estado parado detrás de mí con una sonrisa irónica desde hace un tiempo, evitándome. Ayúdame…

-Hee, que sorpresa ¿No? ¡Ichijou-kun, eres muy bueno con cosas de exteriores como esta!

Tachibana Karen-san, inmediatamente, empezó a tratar con un ratón de biblioteca. Ella es un poco directa.

Mientras estaba regulando el fuego, ella estaba descaradamente cerca de mí. Hoy, nosotros hemos venido vistiendo ropa adecuada para viajes de campo, así que ella no está vistiendo ropas costosas como lo hizo el día que fuimos de compras. Ella esta vestida con una brillante y colorida ropa con volantes. Siento que esto coincide mejor con su carácter, que las vestimentas caras.

Ha ha ha, ya sabía que vendrías a molestarme. Es evidente que hablaríamos ya que somos parte del mismo grupo, de hecho, esto es lo mismo de siempre, sin embargo, justo en este día, la situación es obviamente diferente.

-…Hmm…

La propietaria de esta profunda voz, que se agachaba al otro lado de la estufa, era otra miembro de nuestro grupo. Alguien que siempre acompaña a Tachibana en el salón de clases… Si, la chica llamada Hyoudou Yayoi.

En realidad, antes del viaje, revisé la lista de nombres y memoricé todos los de nuestro grupo. Todo para pasar exitosamente por este día. Ahora, estoy reflexionando sobre el caso de Nakamura.

Hyoudou tiene una buena apariencia con su elegante cabello negro de estilo bob, y sus geniales, refrescantes y característicos ojos. Pero además de eso, ella tenía una mirada fría que hacia estremecerte.

-¿Qué te parece Yayoi? Parece que podremos empezar a usar el fuego en un momento.

-Hmm… Ciertamente, es un poco sorprendente. A pesar de que el no parece una persona que tenga experiencia acampando.

Al contrario de su forma de hablar, la manera en la que me ve es muy aterradora, así que de ninguna manera la mirare de frente.

Precisamente. Hoy, Tachibana  tiene la habilidad de Muddy Hands (monstruo de Dragon Quest que convoca similares para atacar), por así decirlo. Mientras yo estoy en silencio, ella continúa llamando (invocando) a sus amigas de esta manera:

[¡Gyaru A pide apoyo!]

[¡Gyaru B aparece!]

Ah, por cierto, los solitarios solo tienen la habilidad “Leer el ambiente”, así que no hay manera de tratar con ellas en este momento. En serio, ¿Qué debería hacer? Cierto, que tal si…

[¡Solitario A pide ayuda!]

[¡Ese tipo de cosas no existe!]

¡Eso es un bug!, ¡¿Me oyen? Un bug! Resulta que la A de Solitario A  significa Alone (solo), ¡que molesto!

Incluso había empezado a tener un acto de comedia de un-hombre dentro de mi cabeza, mi mente está cerca de colapsar. Y simplemente es algo normal que quiera concentrarme en el fuego en frente de mí, pero parece que esta dificultad de tratar con la jovencita llamada Hyoudou está empeñada a atacarme sin piedad.

-Hmm…

Ella dijo eso con una mirada fría:

-Ichijou-kun, ¿Qué haces en tus días libres? Además de ser un ratón de biblioteca, ¿Practicas la reclusión de montaña o algo así?

… … … … … …

¿Eh? ¿Qué demonios es este despreocupado comentario? ¿Sarcasmo? ¿Una broma? ¡No lo entiendo!

No tengo ninguna adecuada palabra para responderle, así que empecé a picar la leña y decir cosas incomprensibles.

-Eh, aaa…

Como si se diera cuenta de mis pensamientos, Tachibana, que estaba agachada a mi otro lado, me empujó ligeramente con su codo. Chica rubia, apuñalándome con su mirada y sonriéndome con su rostro. Como si dijera “Hey, respóndele a Yayoi rápido, virgen. Si las cosas siguen así, el ambiente se pondrá extraño”

Últimamente, he podido entender que quería decir Tachibana sin que ella hablara. Oh por dios, ¿Qué está pasando?

-Err, en mis días libres, estudio arduamente en las montañas… o algo así…

-Hmm, ¿Es a lo que llamarías ratón de biblioteca en lo salvaje? Que gracioso. ¿También vienes a esta montaña?

¿Eh?, ella se está divirtiendo. Sin embargo, ella no está sonriendo y tampoco se puede escuchar alguna risa en su voz. Empujándome con su codo una vez más, Tachibana me dice con la mirada: “¿Ves? Puedes hablar”. Parece que apenas y pase la prueba. ¿Cuál fue el criterio de evaluación?, me pregunté.

-Ahaha, ¡qué extraño! Un ratón de biblioteca como este en una montaña como esta.

-Haha, ¡qué raro!

Justo después del comentario de Tachibana, Hyoudou hizo otro comentario despreocupado. De alguna manera, de su intercambio de bromas, siento que hay una diferencia entre ellas. Pero justo ahora no podría importarme menos.

Como sea, ¿Tus amigas no son demasiado difíciles de tratar para un solitario? Tu manera de hacer una oportunidad para conversar es demasiado peculiar…

Si asumimos que Tachibana es una gyaru quien pertenece a un “grupo de elite”,  entonces esta distante damisela (Hyoudou) pertenece a un “grupo menos exclusivo”. Esto no cambia el hecho de que es difícil tratar con ambas, así que, por favor, solo déjame concentrarme en el fuego, gracias.

“¿Sabes?, después de todo, no puedo aceptarlo. Incluso si te molestaras, aun planeo hacer algo sobre cómo te tratan en clase.”

Ugh… Eso no te incumbe, Tachibana…

 Ese día, ¿Hubiera sido mejor si solo decía eso? También pienso que no es malo que ella este preocupada por mí, pero que una chica  este preocupada por mí es demasiado embarazoso. Desde que he conocido a esta chica, mis instintos masculinos han estado a menudo inestables.

Y porque quieres que me lleve bien con tus amigas, no veo como pueda funcionar.

En ese momento, se nos acercó la gyaru C, quien, para mi alivio y comparada con gyaru B, era más ordinaria.

-Karen, ¿Qué tal? Hemos terminado con los preparativos  para cocinar, la estufa es lo único que falta.

-¡Ah, mira, Momoko! El fuego luce bien ¿No?

La que venía atando la cuerda de su delantal es Tenjuin Momoko. Ella es la representante de nuestra clase, y  tiene anteojos rojos que resaltan su largo cabello negro. Ella tiene buenas notas y es el As del club de arquería. Ella es lo que llaman perfecta súper humana (lo hace todo bien).

Por lo que he visto hoy, la mejor amiga de Tachibana es Hyoudou-san y la números dos seria Tenjuin-san. Siento que a menudo, hay situaciones en las que la estudiante de honor se fuerza a si misma a entrar en las conversaciones de las otras dos.

-Ichijou-kun. ¿Ya podemos usar el fuego?

-Ah, si… dentro de poco, creo…

-Eso es grandioso.

Precisamente, déjame participar en una conversación sin importancia, así podre superar exitosamente este día. Eres la más consiente en este grupo de gyarus. Casi puedo ver la imagen de esta linda chica manejando calmadamente a ese alegre duo, por ejemplo, durante el almuerzo en la escuela. Ahora me siento apenado por verla como una gyaru y denominarla C…

-Sin embargo, parece que fuimos considerablemente  rápidos en preparar la estufa.

-¿Eh?

Mirando detrás de mí, encontré otros grupos que parecían tener dificultades, como el fuego que se apaga rápidamente o personas sin habilidad para prender adecuadamente el fuego, con tiras del periódico volando lejos. Las circunstancias se parecían un poco a un pandemonio. Como me concentre solo en el fuego, no me había dado cuenta hasta ahora. Shiraishi-sensei está caminando alrededor, pero parece que ayudar a los estudiantes no es su objetivo. Se mueve como si dijera: “Son una clase, así que soluciónenlo cooperando”.

-Mira, ratón de biblioteca. ¡Parece que eres un niño capaz cuando lo intentas!

Tachibana-san esta frenética por la edad del ratón de biblioteca. Que pura.

Pero enserio, detente. Estoy comenzando a avergonzarme.

Bueno, cosas como arreglar la leña o enrollar un periódico y más, son del tipo que no puedes entender a menos que lo hagas tú mismo… Yo estoy acostumbrado porque por casualidad, cada año, hacia campamento forzado con mi tía, sin embargo, parece que chicos así no son muy comunes.

Parece que nuestro grupo estará comiendo el almuerzo cómodamente.

Supongo que dejando de lado los inaceptables planes de Tachibana, estoy casi acostumbrado a estas chicas. Por otro lado,  los grupos se separaran en el tiempo libre. Parece que, al final,  tendré un viaje seguro al final.

En este punto, pude tranquilizarme.

Me olvide.

Ni siquiera podría imaginar que esa Muddy Hand  pudiera convocar un Arch-demon.

 

Mientras no estaba prestando atención, una voz vino desde atrás.

-Hee… El grupo de Karen, su fuego es muy bueno ¿No?

… Está muy genial voz, la conozco.

El que a menudo pasa el rato con tres chicas durante la hora del almuerzo, cierto chico del club de futbol.

No quería voltearme. Tampoco quiero que nos miremos el uno al otro. Estaba desordenando la estufa completamente preparada con las pinzas.

-…Por cierto, terminaron haciendo un grupo con estos niños (extraños)

Justo ahora, quiso decir: “No hiciste un grupo conmigo, pero hiciste, alegremente, un grupo con esta pequeño insignificante personaje de fondo.”

¿Qué tipo de truco ha usado Tachibana? Normalmente, ella debería haber hecho un grupo con él. ¿Tuvieron una pelea?

-Bueno, ¿Acaso no somos todos niños (extraños)  aquí?

Uh-oh…

Mientras sonreía, Tachibana le respondió como si le estuviera insultándolo.

Y por un momento, hubo una tensión sutilmente indescriptible fluyendo en el aire.

No es hasta el punto en donde Tachibana está mostrando su enojo como cuando lo hizo con Nakamura, pero estaba preocupado por el momento en que estábamos, porque  unas personas quienes usualmente se llevan bien, terminan peleándose por alguien extraño (niño)  como yo, pues en serio lo siento, ¿de acuerdo?

No quería asumir esa responsabilidad.

No quería que Tachibana arruine aún más su estado de ánimo por alguien como yo.

Y también, no quiero volver a retroceder y construir un muro alrededor como lo hice cuando Nakamura me molesto el día de compras.

Ugh, que problemático. Hacer algo por mí mismo…

Aun así, tengo que dejar de quejarme.

Me pare abruptamente y me volteé.

Apreté muy fuertemente mi mano cubierta con guantes de trabajo, exprimí mi voz desde mi garganta con esfuerzo.

Ahora que lo recuerdo, esas pocas y verdaderamente triviales palabras, fueron el impulso que necesitaba.

-¿Qué?  ¿Crees que los niños (extraños) son incapaces de prender algo de fuego?

Este chico guapo tenía un rostro lleno de mitad-sorpresa y mitad-culpa, parece que ha pensado que no puede decir alguna palabra en contra.

-Es-, está bien… Es mi culpa ¿Cierto…?

-Ya casi hemos terminado… ¿Debería ayudarte después de acabar aquí?

Ah, casi lo olvido.

Después de eso, lleve a Komatsu-kun conmigo. Dejarlo solo con las chicas sería demasiado lamentable…