Saikyou no Madoushi C1

Modo nocturno

Capítulo 1: Un veterano como yo con una flecha en la rodilla

Me acerque al Señor Demonio con un poco de magia muy llamativa porque quería que el tipo me prestara atención. La cantidad de magia que le lanzas a alguien es a veces más importante que la fuerza bruta.

No hay daño real. Pero… estaba fingiendo a propósito, así que estaba bien.

Mientras le lanzaba la magia, miré a nuestro héroe ‘Cruz’, que estaba siendo sanado.

El héroe había saltado sobre el Señor Demonio demasiado rápido y termino atrapado en una trampa y herido.

No tuve tiempo de parar.

Cruz era un chico fuerte, sin embargo.

Mucho más fuerte que jóvenes de 15 años — es obvio ahora, o al menos mucho más fuerte de lo que yo era a los 15 años.

Aun así, tienes que decir que el chico sigue siendo muy ingenuo cuando se trata de una batalla.

Por eso, para poder ayudarlo, necesitaban a un veterano como yo como apoyo.

[Hey, héroe! ¿Aún estás atorado?]

Le pregunté al chico, derramando más fuerza mágica en mi ataque para que el Señor Demonio no viniera tras él.

[Sólo un poco más!]

La curandera de nuestro grupo, Yureena, gritó, y Cruz finalmente respondió,

[Gracias! Estoy bien.]

Fue admirable ver a ese chico de pie de nuevo.

[Eres muy duro!]

Grité… los hechizos de curación de Yureena hacen maravillas.

Sin embargo, a pesar de toda esa magia curativa, la velocidad de recuperación del héroe también fue fenomenal.

Aceleré mis ataques mágicos aún más.

Anteriormente había atacado al Señor Demonio sólo para distraerlo – ahora era el momento de hacer algo de daño real.

El Señor Demonio estaba siendo herido… una y otra vez.

[Bastardossssss!]

El Señor Demonio nos gritó, mientras le volaba el brazo derecho.

Entonces la fuerza lo tiró al suelo.

Nuestro pequeño grupo estaba resonando.

Sin siquiera decir una palabra, el héroe llegó en el momento perfecto.

El Señor Demonio estaba totalmente centrado en mí. El héroe hizo un agujero en el corazón del enemigo con una espada sagrada.

[Gaggghhhhggguughh!]

El Señor Demonio gruñó con un último gorgoteo; su grito resonó por la habitación.

[Basstarrrdddoo…]

Su aliento se estaba desvaneciendo, pero nuestro enemigo no miró con ira al héroe que lo apuñaló… me miró fijamente.

[Si tan solo tuuuuu nunnncaa…]

[No, si estás enojado con alguien, tienes que estar enojado con el héroe. El héroe te apuñaló, ¿Verdad?]

Dije con una sonrisa de satisfacción por el héroe.

No importaba lo fuertes que fuesen los guerreros y magos que se enfrentaban a él, nadie podía matar a este Señor Demonio.

Sólo necesitaba un héroe que apuñalara a este tipo por mí, ya que era un Señor Demonio — nadie podía matarlo con medios normales.

Incluso después de volarle el brazo al tipo, se regeneraría en menos de cinco minutos.

La única persona que podía cortar la maldita protección de este Señor Demonio era un héroe que tenía la protección divina de la santidad.

Ya que este héroe podría vencer al Señor Demonio, bueno, Cruz es digno de ser llamado uno.

Pero el enemigo seguía mirándome fijamente.

[Nunca… perdonare… a… ti… solo… tuuuu.]

El brazo derecho desconectado del Señor Demonio despertó repentinamente con una luz y me disparó una docena de flechas mágicas.

[ALFRED!]

Oí al héroe gritar, así que reaccioné.

Llegué demasiado tarde.

Nos habíamos relajado demasiado… después de pensar que habíamos aplastado a este difícil enemigo al final de un largo viaje.

Rápidamente lancé una barrera mágica y derribé todas las flechas que me lanzaban.

Pero una flecha… no pude esquivarla.

Mi rodilla izquierda! La flecha mágica se clavó profundamente en mi rótula.

Miré al Señor Demonio después de soportar este nuevo y severo dolor.

[Heh.]

Vi al Señor Demonio hacer algo parecido a una sonrisa incómoda hacia mí.

En el mismo instante, el héroe le cortó la cabeza y dijo,

[Alfred, lo siento! Si lo hubiera matado más rápido!]

El héroe estaba casi listo por llorar.

[No, yo soy el tonto aquí, me relajé demasiado.]

El héroe puso una expresión angustiada, aún más que cuando estaba en la trampa del Señor Demonio al ser herido.

Un buen chico. Debe ser por eso que Dios escogió al niño como héroe.

Una de las guerreras del grupo, Luka, saltó hacia atrás cuando vio mi rodilla.

[Whoa! Mira toda esa sangre, ¿Te partió la rótula por la mitad?]

[No digas esas cosas! ¿No ves que está sufriendo?]

[Lo siento!]

Los guerreros se rieron a su manera sarcástica. Sin malas intenciones. Sólo intentaba hacer una escena… menos tensa.

[Alfred, usaré un poco de magia curativa.]

La curandera corrió tan rápido como pudo a mi lado.

Era lo que se podría llamar una mujer santa. Una súper-restauradora.

[Sí, lamento haberme dejado herir. Por favor.]

[Seguro!]

La curandera usó la magia curativa más fuerte que tenía en mi rodilla.

Normalmente la sangre se detendría instantáneamente y el dolor con ella.

Pero… todavía era doloroso. Y la sangre seguía derramándose.

[¿Qué? Es extraño.]

La curandera parecía perdida.

Cuando una curandera dice algo como ‘es extraño¡, te asusta mucho… así que mejor no decirlo en absoluto.

Como resultado, el héroe empezó a enloquecer.

[¿Qué demonios ha pasado?]

[Mi hechizo mágico no funcionó!]

[¿Quuuuu—?]

El héroe se puso pálido.

[Imposible.]

Todos los guerreros miraron mi herida en silencio.

Miré al más veterano de los guerreros y pregunté.

[¿Qué te parece?]

[Bueno, a ese Señor Demonio parecía que le quedaba bastante poder.]

[¿Qué significa eso?]

[Bueno, tiene que ser una flecha tan fuerte como una flecha que asesina inmortales. Quiero decir, ves a la gente disparar cosas como esta cuando están a punto de morir. Como fue disparado justo cuando estaba muriendo, tiene una maldición casi como una de esas flechas asesinas de inmortales.]

[¿Asesina de inmortales? Pero no soy inmortal.]

[Quiero decir, es tan fuerte que podría matar a un inmortal.]

[Suena aterrador.]

[Nunca sanará. No se puede curar con magia. Eso es lo que hace la maldición que asesina inmortales.]

Bueno, eso apesta. Me cortó la arteria de la parte trasera de la rodilla. Si no puedo detener la sangre, moriré rápidamente.

[Wahaaa, Alfred, nooo!]

El héroe me miró temblando y con lágrimas en el rostro.

[Ow, Oww, ahora moriré más rápido de lo que pensaba.] (Ow = Auch)

Sonreí y dije sarcásticamente. Lo mejor es poner una sonrisa y soportarlo.

Bueno, fue justo antes de la hora de los impuestos, así que mejor morir ahora. Además, es bueno morir justo después de vencer al maldito Señor Demonio.

Pero, al mismo tiempo, no quería morir.

Tan pronto como me estaba preparando para aceptarlo,

[Voy a intentar algo!]

La curandera susurró con una mirada de resolución. Yo y todos los demás la miramos.

[Pero… acabas de decir que la magia curativa… no funcionaría.]

[Aunque la magia curativa normal no funcione, tengo que intentar algo. Nosotros, los curanderos, no somos fáciles de vencer.]

Dijo con una sonrisa.

No tenía idea de lo que haría, pero si no hacía nada, moriría. Es mejor intentarlo.

[Entiendo, por favor.]

La curandera asintió con fuerza. Levantó su bastón, una esfera mágica se convirtió en una bola, y de repente brilló.

La sangre se detuvo. El dolor se hizo soportable.

[… uf, eso estuvo bien.]

La curandera casi se derrumbó ante la enorme cantidad de magia que gastó y fue atrapada por el héroe mientras caía.

[Estuvo cerca de la fuerza asesina de inmortales, pero afortunadamente no fue tan fuerte. Usé mi magia curativa más fuerte y la mezclé con magia purificadora… y la usé toda contigo.]

A pesar de que la curandera estaba completamente agotada, ella sonrió orgullosa. Todos los demás guerreros la miraron con ojos de respeto.

Yo también tenía que respetar a la mujer.

[Gracias, me salvaste.]

[Pero, debido a la lesión, aún te tomará tiempo sanar. Ten cuidado, ¿De acuerdo?]

La exhausta curandera volvió a sonreír.

▼▼▼▼

Cuando regresamos,

[¿Estás bien?]

El guerrero me susurró.

[¿Por qué me preguntas si estoy bien?]

[Tu rodilla, ¿Verdad?]

Duele endemoniadamente, pero no puedes decir eso delante de una curandera que te acaba de curar.

[Gracias a ella, la sangre se detuvo.]

Escogí palabras que no parecerían mentiras.

[… Eso no es lo que estoy preguntando.]

[¿Qué significa eso?]

[Ella sanó la sangre y casi toda la rótula rota, pero aún existe el efecto de la asesina de inmortales… no ha desaparecido.]

[¿Hm?]

[Así que duele, ¿Verdad?]

[… Sí. Endemoniadamente.]

La cara de póquer del guerrero Luka parecía un poco preocupada por mi respuesta.

[Si es tan malo y no puedes seguir, dínoslo, ¿De acuerdo?]

[Sí, gracias.]

De esa forma, la supresión del Señor Demonio terminó sin que nadie resultara herido.

Bueno… algo me dolía… mi rodilla.

[… Ah… chicos, un poco de ayuda, mi rodilla me está matando…]