Isekai Kaeri Ossan C8

Modo nocturno

Capítulo 8: Tu eres un ‘Ángel’ y yo tu padre

[Angélica, ¿Tienes un minuto?]

Levanté la voz bastante fuerte porque había cierta distancia entre nosotros.

[¿Qué sucede?]

Al igual que yo, Angélica también levantó la voz un poco más fuerte.

Oops, nuestras voces pueden ser escuchadas por nuestro vecino — me acabo de dar cuenta y reflexioné sobre ello.

Parece que todavía estoy medio dormido. Va a causar varios problemas si no me despierto pronto.

Hay un abuelo gruñón viviendo al lado. Aunque es viejo, su audición parece que no ha disminuido. Si pongo el volumen del televisor demasiado alto, protestará golpeando la pared.

Me lavé las manos, las sequé con una toalla, volví a la sala de estar y me senté al lado de Angélica.

Como nuestro vecino era muy sensible al ruido, bajé la voz y volví al tema.

[Si puedes usar tu habilidad de ‘Detección’, hay algo que me gustaría preguntarte.]

[¿Te afeitaste la barba? Qué desperdicio, era cosquilloso y divertido.]

¿Me estás escuchando?

¿Por qué sabes cómo se siente?

¿La tocaste mientras dormía?

Mientras sentía todo tipo de inquietud y duda, continué la charla.

[Va a ser cerca de una semana o así, se habla de avistamientos de fantasmas en el vecindario. Así que, me pregunto si podrías comprobarlo por mí.]

Había aparecido el fantasma de una chica vestida de blanco, que era el tema más candente del vecindario.

Independientemente del Año Nuevo o de la ceremonia de mayoría de edad, la aparición de fantasmas en el vecindario me produjo sentimientos desagradables.

[Este mundo… ¿Es este un mundo donde los cuerpos espirituales caminan? Si es así, a partir de esta noche, exijo que duermas en la misma cama y que me acompañes cuando quiera ir al baño. Aunque soy una doncella del santuario sagrado, no tengo resistencia a ese tipo de cosas.]

[Por favor, tranquilízate. No existen fantasmas ni espíritus en este mundo. Esta es una dimensión que ni siquiera tiene magia.]

[… Es un mundo muy solitario.]

[En vez de eso, se desarrolla la ingeniería mecánica. Tu bidé favorito es un ejemplo.]

[N-No es que me guste… Pero tampoco me desagrada…]

Angélica estaba inquieta mientras se frotaba los muslos. Parecía estar recordando el incidente de antes.

[Pero si no hay fantasmas en este mundo, ¿Por qué te molestarías en investigarlo?]

[Existe la posibilidad de que haya sido un error. Es sólo para estar seguros, una precaución.]

Tengo que decir que no creo que haya ningún tipo de fantasma. Eso debe ser un error en algo, y sólo quiero elevar mi nivel de convicción.

No creo en supersticiones infundadas ni en lo oculto. Por eso, cuando vi a Angélica por primera vez ayer, ‘Oh, esto es todo!’ Pensé que esta era definitivamente la verdadera identidad del fantasma.

Llegó a Japón hace unos días y ha estado escondida en algún lugar del edificio de apartamentos. Entonces, encontró una oportunidad y entró en mi habitación.

De hecho, vi que a veces tenía algún tipo de aura misteriosa. Combinado con su disfraz de fantasía, no sería extraño que se confundiera con un fantasma extranjero.

(Sí, caso cerrado!)

Por otra parte, después de poner mis sentimientos en esta deducción, fue derribada magníficamente.

Angélica me dijo que llegó a Japón justo antes de que yo llegara a casa. En otras palabras, han pasado unas diez horas desde que llegó a Japón. Era imposible confundirla con un fantasma que empezó a aparecer hace una semana.

[Entonces, ¿Me ayudarías? Prepararé una recompensa más tarde.]

[… ¿Una cita?]

[Es ropa!]

Tengo que preparar ropa femenina y ropa interior para ella de todos modos, así que cualquiera que sea su respuesta más tarde, esos son los artículos que tenía la intención de comprar sin importar qué.

Pero lo usé como material de negociación. Supongo que así son los adultos.

[Bien, no me importa… Sin embargo, hay una cosa que me gustaría preguntar primero.]

[¿Qué cosa?]

[¿No crees que Angélica es demasiado largo?]

Ella levantó su dedo índice, ‘Esta es la parte más importante!’ …e hizo esa clase de cara.

Sus mejillas se pusieron un poco rojas, así que me pregunté si estaba emocionada por algo. Tiene un buen cutis incluso sin maquillaje.

[… ¿Te llamaban de otra manera?]

[Antes de venir aquí, me llamaban Angie o Angel.]

[Entonces, Angel.]

[No dudaste en absoluto, ¿Verdad?]

Angie me recuerda a cierta actriz de Hollywood con una imagen fuerte que es totalmente diferente a la de ella.

[Entonces, también pido esto. Por favor, llámame apropiadamente como tu tutor. Deja de llamarme Héroe-sama.]

[Pero eso es una falta de respeto. Porque para mí, Héroe-sama es un héroe.]

[No me gusta mucho eso de ser un héroe.]

Porque me recuerda todas las cosas malas.

[… Entiendo. Entonces, padre.]

[Buena chica, Angel!]

Como el problema de cómo llamarnos estaba resuelto, pasamos al tema principal.

(La miembro del grupo, Doncella del Santuario Sagrado Angélica activa la habilidad detección.)

(Mientras se usa la habilidad, 2 de MP será consumido cada segundo.)

Miro a Angélica después de hojear por la ventana de texto que se veía.

La doncella del santuario sagrado, de cabello rubio, caminaba tranquilamente con los ojos cerrados. Ella iba y venía por la habitación, tocaba la pared y enfocaba sus oídos. Creo que siguió haciéndolo durante dos o tres minutos, pero fue una escena muy interesante.

Esa chica tenía los ojos cerrados mientras ponía una cara seria. Además, podía sentir que de su figura salía algo sagrado.

Ese fue un gran descubrimiento.

Mientras yo estaba fascinado por ella, de repente se detuvo frente a mí, se sentó y abrió los ojos.

Sus ojos verdes esmeralda enmarcados por largas pestañas, miraban directamente a los míos. Parecía inorgánica en alguna parte, como si fuera una muñeca.

[… ¿Padre?]

[Oh, lo siento. ¿Cómo te fue?]

Llamó en un tono de negocios mientras yo estaba perdido en mis pensamientos. Su expresión volvió de la de una muñeca a la de un ser humano.

Numerosas gotas de sudor se cernían sobre su frente.

‘¿Qué demonios has encontrado en tan poco tiempo?’ Pensé.

Angélica respondió a mi pregunta mientras se frotaba los brazos.

[Cosas que no son humanas; se amontonaron. También sentí una fuerte malicia… Si no hacemos algo pronto, alguien morirá en un futuro cercano.]