Isekai Kaeri Ossan C9

Modo nocturno

Capítulo 9: Mal repelente de Insectos

De su tez pálida, la gravedad de la situación fue transmitida, — ‘hay un fantasma.’

No era sólo un rumor, sino que realmente había un fantasma.

Sólo una cosa, tengo un poco de curiosidad sobre la razón por la que eligió la expresión ‘plaga’. De alguna manera, eso me recuerda a la luz fluorescente en el techo. El cadáver de los insectos que invadieron en verano, ese objeto pegajoso y amarillento.

De repente, la imagen de un fantasma negro cubriendo el edificio flotó en mi mente. Era demasiado siniestro, desordenado y maldito. Una escena tan sucia que me hizo querer escupir cuando la recordaba.

[¿Era una especie de espíritu maligno?] (Keisuke)

[No lo entiendo bien, pero mi habilidad lo considera como algo malvado… Tal vez algo como un diablo, un fantasma o un espíritu maligno.] (Angelica)

Angélica contaba con una voz temblorosa.

[No quiero quedarme aquí…] (Angelica)

(Yo tampoco quiero vivir en este tipo de lugares. Quiero decir, ¿quién querría vivir en una casa embrujada?)

Me preguntaba si debía regresar a la casa de mis padres.

Explicar las circunstancias mientras invento historias sobre Angélica apropiadamente. Viviendo juntos como parásitos allí.

Eso no estaría tan mal, pero de ninguna manera sería lo mejor.

He decidido ser su padre, así que escapar no es una opción.

Frente a una hija asustada, ¿Cuál es la acción que un padre debe tomar?

[Déjamelo a mí. Es el trabajo de un padre ahuyentar a los insectos malos.] (Keisuke)

Me golpeé el pecho con fuerza mientras tranquilizaba a mi hija.

La protegeré de todas las amenazas. Es lo mejor que puedo hacer ahora mismo.

Puse poder mágico en la punta de mis dedos y comencé a activar la habilidad ‘El Arte de la Ley’. Es la imagen lo que importa.

Hice girar un hilo brillante alrededor de la habitación, en forma de capullo. Concentré mi mente mientras producía esas imágenes en mi cerebro.

[Círculo Sagrado.] (Keisuke)

Hice un hechizo que reflejaba mi voluntad de proteger a Angélica.

Los poderes mágicos respondieron mecánicamente, y una luz brillante la envolvió.

[¿Oh!? Espera, por favor, espera! Esto es suficiente. No tienes que exagerar!!] (Angelica)

Seguí enviando el poder mágico mientras ignoraba a la emocionada Angélica que seguía gritando ‘Wow~ Wow~’

Se trata de una barrera mágica que protege un área de unos 300 metros de radio de una persona designada, de cada amenaza.

Los fantasmas deberían desaparecer por mi poder mágico, y no deberían acercarse a Angélica por un tiempo. El resto debe ser purificado o ir a perseguir a otro objetivo en otro lugar. Por el momento, la historia termina.

Es sólo una barrera después de todo. Para decirlo de otra manera, es simplemente ‘spray repelente de insectos súper efectivo’.

Aunque los insectos desaparecen si rocías tal cosa en su cuerpo, todo lo que haces es sólo ganar una vez.

La conmoción similar ocurrirá mientras no interrumpa el origen del fantasma en alguna parte.

¿Por qué apareció el fantasma en este vecindario? Tengo que entenderlo o no encontraría una pista para la solución fundamental.

Me preguntaba si debía revisar el cementerio de por aquí, o si debía cambiar la disposición de los muebles según el Feng Shui.

No quiero pensar que hay una estrella hexagonal dibujada con sangre, que fue dejada en alguna habitación por un residente que ha muerto y se ha convertido en esqueleto, y esta cosa de fantasmas no terminará hasta que celebre un servicio conmemorativo o algo así.

Angélica empezó a actuar de forma extraña cuando yo estaba reflexionando solo. Ella fue rara desde el principio, pero lo que quise decir aquí fue algo diferente.

Angélica estaba sentada mientras miraba hacia abajo con una cara de color rojo brillante, vapor también salía de su cabeza. Parecía una residente de un mundo diferente.

El mundo diferente en este caso no era ese ‘mundo diferente’. Parecía un personaje que huyó de una comedia de amor romántica espacio-tiempo.

¿Hice algo para que se sintiera tímida?

[¿Qué pasa, Angie?] (Keisuke)

[Quiero decir, padre sólo…] (Angelica)

Angélica se cubrió la mejilla con ambas manos mientras hacía un rostro que parecía a punto de derretirse. Era la cara de una mujer que anhela algo.

[… Hace un momento, era un Círculo Sagrado, ¿Verdad?] (Angélica)

[Sí. Pero con tu habilidad ‘El Arte de la Ley’, deberías ser capaz de castearla también, ¿Verdad? ¿O eso es inusual?] (Keisuke)

[No, es una magia bastante famosa que cualquiera conoce, pero… esta magia se usa normalmente para proteger al general en la guerra o algo así, ¿Verdad? Uno necesita seguir derramando el poder mágico para mantenerla. La gente que lo usaba se cansaba y eventualmente colapsaba.] (Angélica)

[Oh, eso es un accidente común.] (Keisuke)

En mi caso, podría lanzarlo diez o más veces al día.

[Uuuuuuuuu…] (Angélica)

[Entonces, ¿Por qué te agarras la cabeza?] (Keisuke)

Observé a una extraña criatura que estaba enrojecida hasta el cuello con ojos fríos.

[¿Quieres saber lo que estoy sintiendo ahora mismo? Porque me caí y me raspé la rodilla, me llevas a una cama cargándome como a una princesa, llamando al mejor médico del país para que me revise y me haga descansar en cama todo el día… es ese tipo de sensación.] (Angélica)

[¿De qué estás hablando?] (Keisuke)

[Eres sobreprotector! ¿Por qué de repente usaste una habilidad tan grande conmigo?] (Angélica)

Bueno, porque soy tu tutor.

Esto es algo natural de hacer como padre.

Esta habilidad es algo trivial para mí, después de todo.

¿O estaba exagerando?

No puedo responder.

Me sentí avergonzado porque ella lo mencionó.

¿Hice algo para que me tomaran como un padre cariñoso a primera hora de la mañana?

Angélica me observaba con una mirada extraña.

Bueno, debería ser mejor que ser odiado.

Sería bueno que no apretara accidentalmente el gatillo de un amor fatal por esto.

Pensando en Angélica que seguía dirigiéndome esa mirada, tengo una razón para estar preocupado.