Tou no Madoushi C3

Modo nocturno

Capítulo 3: Entrevista Peculiar

Unos diez minutos en el ascensor. Ese es el tiempo que tardó la jaula que transportaba a Lynn y Yuin en llegar al piso 99.

Luego se detuvo y tembló, de manera similar a cuando fue operada por primera vez.

Una oscuridad absoluta cubría todo el lugar.

Yuin lanzó un hechizo.

Apareció entonces un pasaje, iluminado por la luz naranja de un candelero encendido por dicho hechizo.

Y una puerta estaba justo delante, al final de ese pasaje.

[Allí está el lugar del examen.]

Con su mano, Yuin señaló hacia la puerta.

[Detrás de esa puerta, los examinadores te están esperando. Ellos te harán algunas preguntas y luego, el examen comenzará. Responde a las preguntas con toda honestidad.]

Tomando una carta de su pecho, Yuin se la entregó a Lynn.

[Esta es una carta de recomendación. Dásela a los examinadores.]

Yuin hizo que Lynn saliera de la jaula, pero él mismo se quedó dentro.

[Esto es lo más lejos que puedo llegar. De aquí en adelante, tienes que ir solo. Entonces, rezo para que le des una buena pelea.]

Al decirlo, lanzó un hechizo y el ascensor se movió. Descendiendo por el mismo camino por el que vino, la jaula que llevaba a Yuin finalmente desapareció.

Lynn se paró frente a la puerta.

Por fin había llegado el momento. Un momento en el que su vida podría cambiar dramáticamente.

Se preguntaba qué pasaría si aprobaba este examen.

Afortunada o desafortunadamente, era alguien que ni siquiera podía saber en este momento.

Sin embargo, esto no era algo a lo que pudiera dar la espalda.

Lynn empezó a ponerse nervioso. Su corazón palpitaba y su cuerpo temblaba.

Con cuidado, Lynn llamó a la puerta.

[Adelante.]

Dijo una voz desde el otro lado de la puerta.

Agarrando nerviosamente el mango, se armó de valor y abrió la puerta.

La sala de examen estaba poco iluminada, pero era un lugar espacioso.

En esa habitación, una solitaria silla estaba frente a una larga mesa donde tres personas se sentaban detrás.

Dos hombres y una mujer. Todos ellos eran de edad avanzada.

[Siéntate en esa silla de allí.]

Señalando hacia la solitaria silla, la mujer ordenó a Lynn. Como se le ordenó, Lynn se sentó torpemente. Se convirtió en una escena en la que estaba solo en un extremo de la mesa, de frente a las tres personas.

[¿Tiene la carta de recomendación?]

[Sí.]

Lynn sacó de su pecho la carta que Yuin le había entregado.

Simplemente mirando la carta, la mujer lanzó un hechizo. Con un fuerte sonido de viento, la carta que estaba en manos de Lynn, voló rápidamente hacia las manos de la mujer.

[!]

[Hmm. En efecto. Esta es una carta que sólo un mago puede hacer.]

(¿Era eso… magia?)

La mujer entonces pasó la carta a los otros dos. Después de echarle un vistazo, devolvieron la carta a la mujer.

[Nosotros, los examinadores, te admitimos como candidato bajo la recomendación del mago Yuin. Te haré algunas preguntas antes de empezar el examen. Responde a las preguntas con toda honestidad.]

(Como era de esperar, son los examinadores.)

Lynn observó de cerca a las tres personas que se llamaban a sí mismas examinadores.

La mujer sentada en el lado izquierdo de donde Lynn estaba mirando tenía arrugas profundas, ojos agudos y mejillas huesudas. El hombre sentado en el medio tenía una abundante barba blanca y una cabeza calva, pero sus ojos estaban algo nublados. El hombre de la derecha también tenía arrugas y también era calvo, mantenía una mirada seria en su cara empinada.

Ser observado por estas tres personas al mismo tiempo hizo que Lynn se sintiera nervioso.

[En primer lugar. ¿Puedes entender las palabras que estamos usando para hablar contigo ahora mismo?]

[Sí… Probablemente.]

[¿Probablemente?]

[Sí. No entiendo las palabras que estás usando ahora mismo… pero entiendo el significado.]

No era la primera vez que experimentaba esto. De hecho, el idioma que hablaban Yuin y Atrea era desconocido para Lynn.

Pero a pesar de eso, podía entender el significado.

A pesar de que no podía entender las palabras que decían, el significado que trataban de transmitir era enviado directamente a su mente.

Le dio esa sensación.

Era un lenguaje exclusivo para magos.

Parecía que incluía poder mágico en su uso.

Después de escuchar la respuesta de Lynn, los examinadores comenzaron a hablar, susurrando entre ellos.

Pero su habla estaba algo mezclada con ruidos, y era difícil para Lynn entenderlo.

Eso pudo haber sido porque era más débil como mago en comparación con Yuin y Atrea.

[… Parece que al menos tiene las calificaciones mínimas.]

[¿Es su lengua… Triariana?]

[Su acento es terrible.]

Lynn se sintió muy mal recibido.

Siguieron hablando de él, pero la persona misma sentía que no valía más que una piedra para ellos.

Además, sentía que, en vez de mirarlo, ellos estaban mirando la ropa que llevaba puesta.

Tan pronto como Lynn se dio cuenta de esto, intentó apresuradamente cubrir las partes manchadas de su ropa con sus manos.

[Ya veo. Está bien, ¿Verdad? Bueno, entonces, ¿Cómo te llamas?]

[Mi nombre es Lynn.]

[¿Y tú apellido?]

[Yo no… tengo apellido.]

[¿No tienes? ¿Por qué?]

[… Soy huérfano. No tengo padres.]

Después de eso, una vez más comenzaron a susurrarse unos a otros.

No entendía lo que decían, pero podía captar algunos fragmentos de su conversación: ‘Esclavo’, ‘¿Está bien?’, ‘Fue recomendado por el Sr. Yuin…’, fueron algunas de las palabras que entendió.

Se sentía incómodo.

Por la forma en que hablaban, sentía que no era bueno.

Se preguntaba cuánto tiempo duraría esta entrevista.

Había oído que la Academia de Magos aceptaba a personas con talento sin tener en cuenta su estatus social o raza, pero tal vez era imposible que un esclavo como él lo hiciera.

Empezó a sentirse indefenso.

El mismo Lynn que había estado tan entusiasmado con este examen en el pasado, estaba llena de un sentimiento desesperado de querer terminar esto antes.

[Lynn-kun. Parece que el idioma que hablas es el Triarian. ¿De qué país eres?]

El hombre serio del lado derecho preguntó en lo que parecía ser un tono amable.

[Soy de Keare, en el territorio Milne. El país… no estoy seguro de cuál era.]

[¿Ni siquiera sabes tu propio país?]

[Sí. Pero eso nunca fue un problema.]

De hecho, para Lynn, que era de la clase esclava, conocer el nombre del señor al que servía era más que suficiente.

Ni siquiera consideró su propia nacionalidad.

El concepto mismo de la nación en sí era algo en lo que nunca pensó.

Y ahora mismo, se preguntaba por qué era necesaria esa información.

Después de escuchar esto, los examinadores comenzaron a susurrar de nuevo entre ellos.

Emitieron un sentimiento de asco.

Lynn sintió que estaban diciendo algo sobre su estado y su falta de educación.

[¿Territorio Milne? Nunca he oído hablar de él.]

[Está en el borde de la provincia oriental del país Vuen.]

[Un territorio arcádico en un país arcádico, ¿Huh?]

Lynn sintió que su humor empeoraba.

No se sentía bien que le dijeran muchas cosas que menospreciaban su ciudad natal.

Siguieron hablando en susurros.

[¿Qué te parece?]

[Por favor, evitame el aceptar un esclavo…]

[Pero necesitamos mantener los principios de la academia…]

[¿Por qué se le dotó de talento a una persona así?]

[… Bueno, no tenemos otra opción que probar su fuerza en el examen.]

Las tres personas siguieron hablando durante un rato, y luego se volvieron hacia Lynn.

[Lynn-kun. Entendimos qué clase de persona eres.]

El hombre de barba blanca del medio habló con Lynn.

[Si no tienes ninguna objeción, te haremos un examen para comprobar tus cualidades como mago. En caso de que lo pases, se te asignará una residencia en esta torre, y se te permitirá entrenar como aprendiz de mago. Sin embargo, quiero que entiendas algo. Convertirse en mago no es fácil de lograr. Mucha gente viene a la torre cada año, pero al final ni siquiera pueden graduarse de la academia, y terminan perdiendo un tiempo valioso en sus vidas. Parece que tienes las calificaciones mínimas, pero no hay garantía de que puedas graduarte. ¿Qué te parece? ¿Todavía quieres hacer el examen?]

[…Sí.]

Lynn respondió, después de un poco de vacilación.

A pesar de ese momento de duda, su respuesta fue clara.

[¿Es así? Parece que va a hacer el examen.]

Sin mostrar emoción ni desaprobación, dijo el viejo de barba blanca mientras se volvía hacia la mujer.

[Entonces, Elatos-kun, por favor, explícale el examen.]

[Sí. Muy bien, Lynn. Agarra ese anillo y ponlo en tu mano.]

Sin que él se diera cuenta, se colocó una pequeña caja con un anillo al lado de Lynn.

Dudó en coger el anillo y lo observó.

Era un anillo precioso.

Un anillo de plata con algo grabado y un juego de joyas azules.

[Ponte el anillo.]

Tímidamente, Lynn encajó el anillo en su dedo medio.

Se preguntaba si estaba bien que alguien como él usara un objeto tan caro.

El anillo estaba extrañamente ajustado al dedo de Lynn.

Era como si alguien hubiera tomado la medida de su dedo de antemano, y hubiera hecho el anillo específicamente para él.

Había una misteriosa afinidad mágica entre el anillo y Lynn.

Para él era como si hubiera pasado mucho tiempo desde que lo llevaba puesto, y no como si fuera la primera vez.

[Bien. Ahora déjame explicarte el contenido del examen.]

Al escuchar las palabras del examinador, Lynn, que se había centrado en el anillo, volvió a prestar atención a la voz.

De hecho, quería mirar más el anillo y jugar con él, pero ahora mismo, el contenido del examen era más importante.

Lynn observó atentamente la boca del examinador, para no perderse ni una sola palabra.

[Lynn, ahora lucharás contra un feroz animal salvaje.]

Confundido, Lynn tenía una mirada desconcertada. Porque no estaba seguro de a qué se refería el examinador.

(Pelea… un… animal salvaje? … Yo? …Ahora!?)

[Uhm, eso…]

[Si ganas contra ese animal salvaje, pasas. Si pierdes, serás descalificado.]

(¿Seré descalificado si pierdo?… Probablemente moriré si pierdo!)

[Ahm, espera…]

[De acuerdo, entonces, comenzaré el examen. Llamaré al animal salvaje a esta habitación. Después de algunas decenas de segundos, una bestia hambrienta aparecerá y te atacará.]

[Por favor, espera un momento! Para mí…. luchar contra un animal salvaje es…]

[Lynn. Si tienes las calificaciones para convertirte en mago, deberías ser capaz de aprobar. Con eso dicho.]

El examinador obstruyó las palabras de Lynn, impidiéndole terminar su oración, diciendo lo mismo que Yuin.

Y junto con el sonido del viento, los examinadores, la mesa y las sillas desaparecieron de repente.

Lo único que quedaba era un círculo mágico dibujado en el suelo.

Inmediatamente después empezó a brillar; con colmillos afilados y garras largas, un león con una melena dorada apareció ante Lynn.