Maou Gakuin C31

Modo nocturno

Capítulo 31: Grupo Unido

Después de nuestra pausa, volví a la academia del Rey Demonio Deruzogedo como de costumbre y como hoy es nuestro primer día de vuelta después de la prueba de dungeon, nuestros resultados también serán anunciados.

Cuando entré en nuestra aula, Misha y Sasha ya estaban sentadas al lado de mi asiento.

[Yo.]

Les digo mientras me siento.

[… Buenos días…]

Misha dice con voz modesta.

[Buenos días. Nee, ¿Conseguiste aclarar el malentendido?]

Sasha pregunta inclinándose hacia adelante sobre mi escritorio.

[¿De qué estás hablando?]

Cuando le pregunto, Sasha me mira asombrada.

[¿De qué estoy hablando? Tus padres. Misha y yo y no nos vamos a casar contigo. ¿No entiendes la importancia de esto? ¿Qué vas a hacer?]

[Fumu. ¿Es tan desagradable?]

Sasha se sonrojó cuando le pregunté y miró hacia otro lado.

[… No estoy diciendo eso… idiota…]

Un débil murmullo se filtró.

[Si tienes alguna queja, dila directamente.]

Sasha se vuelve hacia mí con fuerza mientras sus <Ojos Demoníacos de la Ruina> se activan.

[De todos modos. Porque pusiste ese anillo en el dedo izquierdo de Misha, ahora es complicado.]

Miro a Misha y allí en su mano izquierda está el <Ice Lotus Leaf Ring>.

[¿No cabe en ningún otro dedo?]

Misha parpadea un par de veces y luego asiente.

[Es significativo.]

[¿El dedo anular izquierdo?]

Misha asiente.

[Compromiso.]

[Aah, ya veo. ¿Es por eso que mi madre se emocionó tanto?]

El asunto es que mi madre siempre está emocionada. No sabía la razón, pero era el anillo. Por eso empezó a hablar de la felicidad y de otras cosas.

[Estoy asombrada. ¿Cómo es que no lo sabías?]

[Me he reencarnado recientemente. No he tenido tiempo de aprender muchas cosas.]

[¿No existía esto hace dos mil años?]

Pregunta Misha.

[Aah. Los compromisos de hace dos mil años se hicieron bajo Contrato <Zekt> así que no tenías que preocuparte por ser traicionado.]

[¿Qué pasa? ¿Se rompieron emocionalmente hace dos mil años?]

Me reí de las palabras de Sasha y asentí.

[En la era del mito, todo mundo estaba involucrado en el remolino de la guerra. Si le mostraras amor a alguien, serías el primero en morir.]

[Hmmm. Entonces Arnos, errm…]

Sasha me mira a la cara con los ojos hacia arriba.

[… ¿Así que no tenías ninguna chica favorita…?]

Cuando miré a Sasha, ella bajó la cara como para esconderse.

[Por favor, di algo…]

[No es nada. No esperaba que me hicieran esa pregunta. Es bastante refrescante.]

¿Una chica favorita? ¿Este yo?

[¿Nunca te preguntaron?]

[Aah. Probablemente pensaron que el Rey Demonio de la tiranía nunca se enamoraría de alguien. Bueno, en realidad, tenían razón. No hubo tiempos fáciles en esa era.]

A quién matar después y qué destruir después.

Estaba haciendo todo lo posible para proteger Deiruheido del frente.

Ahora estoy hablando de una chica favorita. No lo comprendo.

[Fumu. Tengo tiempo hasta que Avos Dillheavia muestre algún movimiento. Esta es mi paz tan esperada. Puede que no sea malo intentar enamorarse.]

Miré a los ojos de Sasha y se sonrojó de un rojo intenso.

[¿P… Por qué me lo estás contando…?]

[¿Es eso un problema?]

[… No es… no es un problema particularmente…]

Sasha murmura débilmente.

[Hey, Sasha.]

[¿Qué?]

[Tu cara está roja.]

Sasha esconde su cara en sus brazos.

[…No es… no está roja, idiota…!!]

Me miró fijamente por encima de sus brazos, pero al ver que no me molestaba en lo más mínimo, ella giró, fue como si fuera a escapar.

[Arnos.]

Me doy la vuelta al escuchar la voz de Misha.

[¿Quitarlo?]

Misha me muestra el <Ice Lotus Leaf Ring> en su mano izquierda.

[¿Por qué?]

Misha me mira a los ojos en silencio.

[Arnos quiere enamorarse.]

[Bueno, sólo lo dije por capricho.]

[No entiendo.]

Ya veo. Conmigo poniendo ese anillo en su dedo anular izquierdo, la gente podría malinterpretar y pensar que estamos comprometidos.  Me pregunto porque podría preocuparme si trato de enamorarme.

[¿Quieres quitártelo?]

Los ojos de Misha giran cuando se lo pido. Después de mirarme fijamente, sacudió la cabeza.

[Entonces póntelo hasta que te aburras. No soy tan mezquino como para decirle a alguien cómo debe usar un regalo.]

[¿No quieres que te malinterpreten?]

Me río de las palabras de Misha.

[No me preocupan los malentendidos, Misha. Un malentendido no se hará realidad sin importar cuánto tiempo esperes. Está bien si la otra persona está equivocada.]

[Puede que estés diciendo algo genial, pero por favor, que te moleste un poco. Especialmente delante de tus padres.]

La interferencia innecesaria viene del lado de Sasha.

[Ah, eso me recuerda. Hay algo que he querido preguntarte desde hace tiemp—]

En ese momento sonó la campana y entró Emilia.

[¿Qué?]

[Está bien, te lo preguntaré más tarde.]

Entonces Sasha se giró para mirar hacia el frente.

[Buenos días. Hoy anunciaré los resultados de la prueba del dungeon.]

Emilia anuncia los resultados de cada grupo uno a uno.

Ningún otro grupo llegó a la sala del tesoro aparte de nosotros. La mayoría obtuvo entre 30 y 50 puntos. La puntuación más alta hasta ahora es de 70 puntos.

[—Y finalmente la puntuación del grupo de Arnos. El grupo de Arnos pudo obtener el Cetro del Rey que estaba en el piso de abajo.]

Cuando Emilia anunció eso toda la clase se volvió ruidosa.

[Sin embargo, lamentablemente, el Cetro del Rey fue robado antes de que pudiéramos verificarlo.]

El aula se volvió aún más ruidosa.

[Ahora mismo todo el poder de Deruzogedo está buscando al criminal. Hasta que se encuentre, al grupo de Arnos se le darán 70 puntos de forma tentativa hasta que se encuentre el cetro.]

Oí el sonido de un escritorio golpeado a mi lado.

[No estoy de acuerdo con esto.]

Sasha levanta la voz y se levanta.

[Es culpa de la escuela que el Cetro del Rey haya sido robado. Si la puntuación es provisional, ¿Por qué no son 100 puntos hasta que se encuentre y se verifique?]

[Puedo entender los sentimientos de Sasha-san. Se discutieron varias posibilidades, pero al final, se decidió que esta vez se manejaría de esta manera.]

[¿Qué posibilidades?]

[No voy a explicarlo. Esta es la decisión de la academia.]

Sasha mira en silencio a Emilia y forma sus <Ojos Demoníacos de la Ruina>.

Los murmullos y las voces apagadas vienen del aula.

[Es concebible que la robaras tú misma para conseguir una puntuación perfecta mientras nos traías un falso Cetro del Rey.]

Una voz se filtra y como si fuera desencadenada por ella, otros también empiezan.

[Ah… ya veo. Podrías verlo de esa manera.]

[Así es. Aunque su magia es grande, sigue siendo una persona inepta.]

[… Ropa blanca. Sólo la realeza podría encontrar el Cetro del Rey. Sería mejor hacer uno y entregarlo…]

[Pero Sasha-sama está allí.]

[Sasha-sama entró en el grupo de esa persona inepta. Debe haberle hecho algo.]

Escuchando todo el ruido Sasha se da la vuelta con sus <Ojos Demoníacos de la Ruina> activos. Emite suficiente fuerza para matar a todos en la habitación.

[Nee, todos ustedes. Sólo lo diré una vez.]

En un abrir y cerrar de ojos, toda el aula está envuelta en tensión.

[Arnos no ha hecho nada malo. Porque no es de la realeza, porque es una persona inepta. ¿Cuánto tiempo van a seguir pensando eso? Si hay alguna duda sobre su poder que está constantemente produciendo resultados, entonces mírenme a los ojos y hablen.]

Todos los estudiantes miran hacia otro lado y el aula se queda en silencio.

[Ku. Kukuku, hahahaha]

Me río sin querer.

[Hey Arnos, ¿Por qué te ríes?]

[No, no es nada. Ese es un gran cambio. Como se esperaba de una de mis subordinadas. Hablaste bien.]

Sasha hace pucheros como si estuviera insatisfecha.

[Siento que te burlas de mí…]

[Guarda tus peligrosos ojos. Si se trata de la puntuación del examen, me pregunto qué pasará después.]

Sasha murmura en voz baja.

[… Dijiste que querías notas perfectas.]

¿Así que por eso estabas enfadada? Qué tipa tan linda.

Cuando Sasha estaba a punto de sentarse una mano en uno de los escritorios detrás de nosotros, se levantó.

[Yo también. También creo que la decisión de la Academia es errónea.]

Una mujer vestida de blanco se levantó.

Tenía el cabello color castaño a lo largo de los hombros en un estilo peculiar, ojos grandes y redondos y rasgos atractivos.

[¿Cómo te llamas…?]

[Misa Iriologue.]

Misha me susurra su nombre.

[Emilia-sensei mencionó varias posibilidades. Entonces, si un estudiante vestido de negro trajera el cetro, ¿Recibiría la misma respuesta?]

Misa le habla a Emilia en un tono de voz descarado.

[¿No estás discriminando a los mestizos?]

Siguiendo las palabras de Misa, los murmullos diciendo ‘es cierto, es cierto’ vinieron de estudiantes vestidos de blanco.

[Siempre nos miran con desprecio!]

[¿Es la realeza tan excelente? Sin hablar de sensei, ¿Podrían incluso los Siete Antiguos Emperadores Demoníacos enfrentarse a Arnos?]

[Simplemente no quieren aceptar que uno de nosotros podría ser el verdadero Rey Demonio para que puedan proteger sus propias posiciones.]

Los estudiantes vestidos de blanco levantan la voz uno tras otro.

Sin embargo, Emilia no se conmovió en absoluto y dijo en un tono frío.

[Misa-san. La Realeza son las personas que heredaron completamente la sangre del fundador. Por supuesto tienen derecho a favorecer al mazoku que podría convertirse en el recipiente del fundador. Creo que entiendes lo de tratar a la realeza y a mestizos por igual.  ¿Estás criticando a la Familia Real?]

[Estoy diciendo que está mal. Seguimos siendo Mazoku. ¿Por qué debemos tratarnos fríamente sólo porque la sangre del fundador se diluye en nuestras venas?]

Emilia suspira.

[Las acciones de los grupos unidos no son aceptadas por la academia. Siéntate, ¿O debería darte un castigo apropiado?]

[La familia real tiene razón, la familia real no hace cosas malas. ¿Cómo puedes decir eso? Incluso ahora no le darás la máxima puntuación a uno con ropa blanca. ¿Quizás alguno de la realeza planeó esto?]

[Absolutamente imposible. Regresa a casa por hoy. Anunciaré tu castigo más tarde.]

[¿Cómo puedes decir que es absolutamente imposible?]

[Se acabó. Voy a empezar la clase ahora.]

[¿Estás huyendo, Emilia-sensei?]

Emilia ignora completamente a Misa y empieza a escribir en la pizarra.

[Empecemos la clase de hoy.]

Levanto la mano.

[¿Qué pasa Arnos-kun? Si se trata del Cetro del Rey, ya lo he explicado. Sus notas son provisionales hasta que la academia encuentre al culpable. Esa es la decisión.]

[Fumu. En otras palabras, ¿Sólo necesito encontrar al criminal?]

Emilia muestra una expresión confusa.

[Así es…]

[En caso de que algo así sucediera, encanté el Cetro del Rey con magia de Trazo <Maize>]

[¿Eh…?]

Lo que sea que tenga <Maize> encantado en él deja un rastro de poder mágico que puede ser rastreado usando ojos demoníacos.

Con mi magia y mis ojos, puedo rastrearlo hasta el fin del mundo si es necesario.

[Ya veo. ¿Allí?]

Me levanto y me acerco al escritorio de cierto estudiante.

[¿Qué… qué pasa Arnos…?]

Un estudiante vestido de negro y, si no me equivoco, fue este tipo el que dijo ‘Crealo tú mismo para conseguir una puntuación perfecta’ y ‘traer un falso cetro del Rey’.

[Antes de que digas algo, yo no lo robé. Si crees que lo hice muéstrame las pruebas… gah!]

Sumerjo mi brazo derecho en el abdomen del estudiante vestido de negro.

[No es un mal lugar para esconderlo, pero si usas tu propio cuerpo, asegúrate de que tu anti-magia se aplique con más fuerza para compensarlo. Estás completamente expuesto.]

Saqué el cetro del rey del cuerpo del estudiante con ropa negra antes de que se desplomara en el suelo.

*Ruido Sordo* Presiono mi pie en su cabeza.

[¿Pensaste que estarías bien después de tocar mis cosas, ladrón?]

Limpié el Cetro del Rey con magia y me acerqué a Emilia.

[Es imposible que la realeza haga algo como esto, ¿Verdad? Fumu. Parece que lo imposible ha sucedido entonces. Bueno, ¿Qué vas a hacer Emilia?]

Emilia no puede decir nada. Todo lo que hace es abrir y cerrar la boca.

La hago sostener el Cetro del Rey.

[Si dejas que te lo roben a propósito, hazlo mejor la próxima vez.]

El cuerpo de Emilia tiembla.

Yare yare. ¿Di en el blanco? Sólo estaba haciendo una pregunta importante.

[Estoy bromeando. Comienza tu clase.]

Trato el estómago de ese estudiante con magia y luego me siento.

En un tono agudo, diferentes voces de lo habitual resonaron desde la parte de atrás.

[… Arnos-sama es demasiado maravilloso…!!]

[Es súper genial! Es fuerte, sensato y con la misma ropa blanca que nosotros.]

[También es amable. Trató a ese tipo.]

[Lo sé, pero ¿No es un poco envidiable?]

[¿Eh? ¿Qué quieres decir?]

[Tenía la mano de Arnos-sama en el estómago. ¡Yo también la quiero en mí!]

[¿Eeeh? Eso sería muy doloroso.]

[¿Qué es doloroso? Es la mano de Arnos-sama.]

[Que tipa extraña. Preferiría que me pisara…]

Fumu. Aunque hay algunas raras mezcladas allí, parece que los vientos han cambiado un poco.