Ankoku Kishi C28

Modo nocturno

Capítulo 28: Saliendo del Reino Rox

—Caballero Oscuro, Kuroki—

Los zombis han sido erradicados. Como resultado, el reino recuperó su vitalidad.

Actualmente, estoy caminando solo por la calle principal.

En el camino, escucho a la gente que me rodea alabar a Reiji.

De hecho, Reiji está siendo elogiado por sus hazañas en el intento de salvar este reino.

Vi la última magia de Reiji; fue increíble.

Y entonces, recuerdo esa vez.

Regreso a la superficie después de destruir la formación mágica de Zarxis. Pero entonces, me sorprendí cuando me enteré de que Mizuouji Chiyuki y Todoroki Naomi esperaban en la entrada. Pero entonces, pude escabullirme fácilmente ya que parece que su atención estaba puesta en el cielo.

Un rato después de dejarlas, el cielo se iluminó de repente. Cuando miré hacia el cielo, la luz se desbordaba de la dirección de Reiji. El torrente de luz iluminó el cielo durante una distancia muy larga. Podría ser imposible defenderse de esa magia con magia normal.

Reiji no usó esa magia cuando peleamos antes. Prestaré más atención si vuelvo a pelear con él en el futuro.

Para ser honesto, no quiero pelear con él. Pero podría tener que luchar contra él si volviera a invadir Nargol.

El problema es Rena. Todo estará bien mientras deje de atacar Nargol. ¿Qué debo hacer para detenerla? Ese es el principal problema.

Y entonces, no tengo ni idea de lo que está intentando hacer en este reino. Parece que Rena dejó este reino después de esa mañana. Aunque no sé en qué está pensando, tengo que prestarle especial atención a cada uno de sus movimientos.

Y hay otra cosa que me hace sentir incómodo. Es sobre Zarxis.

¿Quién es él? Sus palabras me hacen sentir incómodo. Estuvo llamando traidor a Modes. Llamándose a sí mismo la mano derecha de Nargol, el dios de la destrucción. Y hablando de Nargol, es la tierra gobernada por Modes. Pero, parece que la palabra ‘Nargol’ tiene otro significado.

Intentaré preguntarle a Modes cuando regrese. Pero antes de eso, debo tratar de lograr mi meta de venir a este lugar.

De hecho, voy a dejar el Reino Rox mañana por la mañana.

Antes de eso, daré mis saludos a la gente de la que he recibido favores tanto como pueda.

Cuando estaba pensando en esas cosas, vi una cara familiar caminando frente a mí.

[Si no es Rember-dono, ¿Qué pasa?]

El que viene es Rember. Pero parece ser diferente de lo habitual. Parece que está preocupado por algo.

Además, el palacio real debería estar en medio de un banquete para celebrar las hazañas de Reiji en este momento. Escuché que hasta Gallios y los demás fueron invitados a ese banquete. Como lograron detener a los zombis, parece que recibieron una invitación especial.

Eso es natural ya que lucharon valientemente para evitar que los zombis entraran en el área urbana.

Los más miserables podrían ser los caballeros del templo. Aunque nadie ha muerto en este incidente, fueron controlados y forzados a levantar su espada hacia el héroe. Parece que van a reemplazar la guardia del palacio hasta que Reiji y el resto regresen a la República Santa Lenaria. Además, decían riendo que hacer uso del palacio real para venir al banquete podría ser una humillación para ellos.

Aunque Gallios no quiere asistir al banquete, no tiene otra opción que asistir como líder de los luchadores por la libertad.

También me invitaron, pero me negué porque no quiero ver a Reiji. Por eso estoy caminando solo ahora mismo.

¿Está bien que Rember, un caballero, no asista a ese banquete? O quizás, ¿Tiene otro deber?

[Eh… Ah… Es Kuro-dono…]

Rember me mira fijamente con una cara triste.

Aunque estoy justo delante de él, parece que no se ha dado cuenta de mi saludo.

[¿Qué ha pasado? ¿Está bien que no estés en el palacio real?]

Cuando le hice esa pregunta, Rember sacudió la cabeza.

[No, nada en particular… Ya que el palacio real estará bien incluso sin mí.]

Rember lo dice sin mirarme a los ojos.

Por alguna razón, Rember parece estar deprimido.

He recibido muchos favores de él durante mi estancia en este reino. Puede que no sea asunto mío, pero no podía dejarlo solo.

[Rember-dono. ¿Qué tal si tomamos un trago? Yo invito.]

No bebo licor, pero al menos lo acompañaré.

▼▼▼▼

—Sabia de cabello negro, Chiyuki—

[Había un tipo así…]

Cuando le cuento a Reiji sobre ese hombre enmascarado en sótano, Reiji muestra una expresión de enfado en su cara. (NT: En realidad debería ir ‘subterráneo’ y no ‘sótano’, pero como que usar esa palabra no me convence mucho.)

[Lo siento, Chiyuki. Si tan sólo hubiera ido contigo…]

Reiji se está disculpando conmigo.

‘Desapareciste para salvar a Almina, ¿Verdad?’ Aunque responda así dentro de mi mente, no lo diré en voz alta.

Este podría ser el límite de Reiji. Cuando dos mujeres están en peligro al mismo tiempo, no puede salvar a las dos.

Tomó la decisión correcta de ir al lado de Almina, ya que ella no tiene fuerza para salvarse a sí misma, lo que la hace diferente de mí. Pero gracias a eso, me vi envuelta en tal peligro.

Eso no significa que Reiji estará bien, no importa lo que me pase a mí; sólo porque pensó que yo podría resolverlo por mí misma, fue a salvar a Almina.

Incluso si hubiera recibido el mismo trato en nuestro mundo natal, no me enfadaría. Yo mismo no deseo ser salvada por un hombre.

Pero, estaba realmente asustada en ese momento.

Ni siquiera quiero pensar qué me pasaría si ese hombre no viniera a salvarme. Es el segundo hombre que me salvó después de Reiji.

Aunque quería darle las gracias, él no salió, así que regresé a ese sótano.

Allí ya no lo vi tanto a él como a ese hombre enmascarado, pero encontré rastros de su lucha.

Creo que alguna clase de batalla mágica mortal ocurrió allí.

El suelo se había derretido debido a la alta temperatura o congelado en trozos de hielo. Parece que se usó un alto nivel de magia durante esa batalla.

Aunque el que vino a salvarme es poderoso en el combate cuerpo a cuerpo hasta el punto de poder lanzar a Kaya, parece que también podría ser un mago extremadamente hábil. ¿Quién rayos es él?

[Dime Chiyuki-san, ¿Qué clase de persona es el que vino a salvarte? ¿Viste su cara?]

Shirone pregunta con ojos brillantes. A Shirone le encantan este tipo de historias heroicas.

[No sé. Escondió su cara.]

No conozco su cara y su figura, ya que parece que las escondió. Pero podía sentir su bondad.

[UN MISTERIOSO SALVADOR QUE ESCONDE SU CARA. ES UN DESARROLLO EMOCIONANTE, ¿VERDAD?]

Nao se une a Shirone en la conversación.

[CIERTO!]

Shirone y Nao se están riendo juntas.

Nao también se salvó conmigo cuando aún estaba inconsciente. Es por eso que ella podría no ser capaz de sentir lo mismo que yo.

[Nao-san… Estabas en una situación peligrosa en ese momento, ¿Sabes?]

Le recuerdo a Nao que la que se enfrentó a la situación más peligrosa esta vez fue ella. Aunque terminó convirtiéndose en una historia interesante, en realidad no es cuestión de risa.

[Bueno, es cierto. Es tranquilizador saber que hay alguien que nos protege desde las sombras. Quiero conocerlo pase lo que pase.]

Nao responde agradablemente.

[Oi, oi, todas. ¿No estás olvidando el hecho de que es un pervertido? Además, también es sospechoso por no mostrar su apariencia.]

Reiji dice como si tratara de burlarse de él.

Está tratando de mantener la calma, pero parece que no le pareció gracioso que fuéramos salvadas por otro hombre.

Reiji odia a los hombres excepto a sí mismo.

No tiene amigos del mismo sexo ni siquiera en nuestro mundo. Básicamente, siempre está rodeado de chicas. Incluso si hay personas del mismo sexo en su entorno, sólo son sus seguidores y no sus amigos.

Además, como son personas que se acercan a él mientras miran a las chicas que están cerca de él, por lo general es sólo cuestión de tiempo hasta que Reiji los aleje.

Sus acciones eran similares a las de un león macho.

Si se compara con un animal, Reiji puede compararse con un león.

No permitirá que ningún otro hombre se le acerque. Cualquier otro macho que intente acercarse a él será mordido hasta morir.

Y luego, se asegura de que todas las chicas lindas sean suyas. Por lo tanto, odia a los hombres.

No reconocerá a ningún macho aparte de él; puede ser porque es invencible y sólo hay machos débiles a su alrededor.

El que nos salvó esta vez es definitivamente poderoso. Podría terminar en una pelea si se acercaba a Reiji.

Tal vez no se está acercando ya que sabe que Reiji es ese tipo de persona. Pero entonces, eso no parece plausible. En ese caso, ¿Por qué escondió su cara? ¿Tiene alguna razón para hacerlo?

Mientras sepamos su razón para hacerlo, es un potencial aliado nuestro. Podría acudir en nuestra ayuda mientras sea nuestro aliado.

Por eso quiero que Reiji lo acepte como nuestro aliado.

[Reiji-kun, él es el que nos salvó a mí y a Nao-san, sabes. Llamarlo siempre pervertido es malo.]

No siempre podemos llamar pervertido a alguien que se convertirá en nuestro aliado después de esto.

[Aunque sea verdad que él las salvó, no deben bajar la guardia, Chiyuki. Podría estar exigiendo algo indecente a cambio.]

Al escuchar las palabras de Reiji, replico ‘Ese eres tú’ dentro de mi mente.

¿Cuántas veces has puesto tu mano sobre las chicas que has salvado hasta ahora? ¿Crees que estamos tan ciegas?

En primer lugar, no debía ocultar su identidad si realmente quiere pedir algo a cambio.

Pero, por la actitud de Reiji, parece que volverlo nuestro aliado sería difícil. Tal vez sea mejor conocer su apariencia sin tener que buscarlo.

[Hey, Chiyuki-san… ¿Qué hay de ese hombre enmascarado?]

Sahoko está diciendo con tono ansioso.

También estoy inquieta por eso. Aunque nuestro salvador parece haber ganado la pelea dado que la espesa niebla desapareció, no sé qué fue de ese hombre enmascarado. Incluso si murió, no encontramos su cadáver.

[No sé qué fue de ese hombre enmascarado.]

Estoy respondiendo así mientras sacudo la cabeza.

[Dime Chiyuki-san, ese hombre enmascarado se llamó a sí mismo como un subordinado del Rey Demonio, ¿Verdad?]

Asiento después de escuchar la pregunta de Nao.

[Eso es seguro, dado que le pregunté si es un subordinado de Nargol, su respuesta fue positiva.]

[En ese caso, es el aliado de Diehart, ¿Verdad?]

[Podría ser así. ¿Por qué me haces esa pregunta, Rino-san?]

¿Qué es lo que quiere decirme?

[Ya ves… aunque vinimos aquí para frustrar el plan de Diehart, he estado pensando en ello dado que no hemos visto su figura en absoluto.]

Ahora que Rino lo mencionó, es verdad. Ni siquiera he visto la apariencia de Diehart durante ese evento.

[Es cierto. Eso es extraño. ¿Qué demonios está tratando de hacer?]

Inclino la cabeza confundida.

[Bueno, olvídalo. ¿Por qué estás pensando en el tipo que hizo que Chiyuki y Nao-chan sufrieran una experiencia tan peligrosa? Le daré una paliza la próxima vez que lo vea!]

Shirone está diciendo con un tono enfadado. Parece que piensa que Diehart es la razón principal por la que perdió el camino de regreso.

[Sí, todas! Esta vez sí que le ganaré!]

Cuando Reiji lo dijo, todas menos yo asintieron. No podemos dejar en paz a esos tipos peligrosos, pero creo que es mejor que seamos más cuidadosos en la forma en que actuamos. Después de todo, nuestra vida está en juego.

Pero, Reiji realmente podría ser capaz de detenerse. Así que, no se pudo evitar.

[Uhm… todos, la cena está lista.]

Un poco después de que habláramos de eso.

Almina entra en la habitación por la puerta abierta.

Todas las miradas se dirigen a Almina en ese instante.

Almina llevaba un bonito vestido rosa como si gritara su espíritu de lucha.

Los ojos de Almina se encontraron con los de Reiji.

Su impresión favorable hacia Reiji, que la salvó de un peligro como un príncipe en un caballo blanco, podría haber llegado al máximo. Almina mira a Reiji con una mirada ferviente.

Me pregunto cuánta gente mira a Reiji con esos ojos. ¿Qué hay de su prometido?

[Disfrutemos de la fiesta, todas.]

Reiji lo declara así.

Parece que el palacio real está celebrando un banquete para alabar a Reiji por sus esfuerzos por salvar este reino. Parece que están haciendo los preparativos en otra habitación.

Parece que el palacio real preparó un magnífico banquete para transmitir su gratitud por la investigación de la torre. Creo que el miedo del palacio real hacia nosotros es la razón por la que prepararon al grupo para la investigación de la torre.

En cuanto al resultado, esta vez exterminamos con éxito a los Striges para siempre.

Y no es sólo la realeza, las personas de este reino que participaron en este trabajo también está asistiendo a esta fiesta. Tal vez están tratando de mostrar su máximo respeto.

Por eso la fiesta se transformó en un festín.

Estamos siguiendo a Almina.

▼▼▼▼

—Caballero Oscuro, Kuroki—

El restaurante White Scale (Escama Blanca) está más desierto de lo habitual, era como si estuviéramos reservando todo el lugar.

Parece que la razón principal es porque sus clientes habituales, los luchadores por la libertad, fueron invitados a asistir a la fiesta en el palacio real. La habitual poster girl* que venía con la cuenta también está ayudando en el palacio real, así que ahora mismo sólo estaba el dueño de la tienda. (TN: Chica del cartel… técnicamente se refiere a la chica que es la imagen publicitaria del local. Había una palabra más exacta pero no la recuerdo)

Rember y yo entramos a la tienda.

Delante de nosotros hay comida ligera y licor.

La comida es seguramente menos que la comida habitual que se sirve en esta tienda.

Parece que no hizo más que una comida sencilla, ya que todos los platos cocinados fueron entregados al palacio real. El banquete para alabar a Reiji podría haber empezado en este momento.

Aunque el maestro de la tienda se está disculpando por la comida sencilla, es suficiente para mí, que no tomo ninguna comida fastuosa de forma regular.

[No pude hacer nada…]

Rember, sentado frente a mí, lo dice con una expresión amarga.

Para ser honesto, no sé qué decirle. Estoy absolutamente indefenso en esta situación.

No pudo proteger a su amante que fue robada por Reiji.

Sin embargo, Rember y Almina podrían haber perdido la vida si no hubieran sido salvados por Reiji. Así que, puede que ni siquiera sea capaz de maldecir a Reiji.

El actual él no puede hacer nada más que maldecir su propia impotencia.

[Entonces, ¿Qué vas a hacer después de esto, Rember-dono?]

Me pregunto qué va a hacer después de esto. ¿Va a cancelar su matrimonio con la princesa Almina? Pero la princesa misma podría no ser capaz de casarse con él.

[Creo que renunciaré a mi puesto de caballero.]

[Ya veo…]

Yo podría haber hecho lo mismo si estuviera en la posición de Rember.

Sólo Reiji está en el corazón de la princesa Almina. Casarse con una mujer que ya tiene a otro hombre en su corazón sólo le traerá dolor.

Así que no tiene más remedio que abandonar el escenario como un caballero si hay un hombre más grande que él.

Aunque a algunos hombres les importan un bledo esas cosas, yo soy similar a Rember en este asunto.

[Tal vez sea buena idea viajar con Kuro-dono después de retirarme de mi puesto como caballero…]

Rember dice mientras me mira.

Rember es un hombre excelente. Puede que esté bien, aunque se deshaga de su anterior posición social como caballero.

Aunque no tenía que hacerlo, no tiene otra opción en esta situación.

Y entonces, pensé que su retiro podría ser la noticia más dura para este reino más tarde.

Tengo claro que un hombre como Rember es necesario en tiempos de paz. Aunque no parece mucho, la vida pacífica diaria de este reino está protegida por alguien como Rember. Aunque parezca una persona tediosa y grosera, uno se dará cuenta de lo importante que es sólo cuando lo pierdan.

Creo que no es algo que exista en Reiji. Aunque Reiji brillará intensamente en situaciones de emergencia, se pudrirá en tiempos de paz.

Ese es el significado de la vida del hombre aclamado como un héroe. Porque un héroe no será el centro de atención sin una calamidad llamada Señor Demonio.

[Viaje… Voy a dejar este reino mañana por la mañana, pero podríamos volver a encontrarnos en otro lugar siempre y cuando continuemos nuestro viaje por separado.]

[Por favor, acompáñame a tomar una copa otra vez durante ese momento, Kuro-dono.]

Rember se está riendo. Parece que logró recuperar un poco de su espíritu.

Recuerda que quien se esfuerza por ser más fuerte es más hombre que quien sigue suspirando sin parar. Yo también quiero ser como él.

[Sí, definitivamente.]

Respondo así a Rember.

No sé hacia dónde se dirige Rember. Pero, rezo por su buena suerte y por qué nos volvamos a encontrar algún día.

▼▼▼▼

—Luchador por la Libertad del Reino Rox, Gallios—

[Geez… ¿Qué diablos es eso? A pesar de que nosotros también lo hacíamos lo mejor que podíamos.]

Steros, otro luchador por la libertad como yo, se queja de ello.

Steros está mirando donde el héroe está siendo rodeado por muchas damas.

Debido a nuestros logros, nosotros, los luchadores por la libertad, también fuimos invitados a este banquete.

Las jóvenes de todo el país fueron invitadas a este banquete para alabar a las personas que hicieron méritos en este incidente. Jóvenes luchadores por la libertad como Steros habían llegado aquí con una mirada promiscua en sus caras, pero como todas las demás mujeres están siendo monopolizadas por el héroe, actualmente sólo el campamento masculino disfruta de la comida y las bebidas.

[Bueno, así son las cosas. Héroe-sama es especial, ¿Sabes?]

Así, consuelo a Steros.

[Gallios-san… Pero aun así…]

Steros dice como para expresarme su insatisfacción.

Parece que no hay otra manera de disipar su insatisfacción.

Después de esa breve conversación, una mujer se nos acerca.

[Shirone-sama!]

Steros, mostrando su insatisfacción hasta hace poco, se sonroja al verla.

La mujer que vino a nosotros era una de las mujeres del héroe, Shirone.

[Gracias por sus esfuerzos de hoy, todos.]

Cuando dijo con una sonrisa radiante, la insatisfacción de los jóvenes luchadores por la libertad desapareció por completo.

La llegada de esta flor a esta guarida apestosa de hombres fue seguida por un fuerte aplauso de los luchadores por la libertad.

[¿Estás de acuerdo con esto? ¿No vas a estar al lado de héroe-sama?]

Le digo mientras me acerco a ella.

Es una zona sólo para mujeres alrededor del héroe. Ya es demasiado tarde, ¿Pero no te preocupa una relación ilícita (Aventura)?

[Está bien, Reiji es especial después de todo.]

Parece que no tiene que preocuparse por esas cosas después de todo.

[Ya veo…]

Parece que no entendí. Si las mujeres que rodean al héroe se dispersan, podrían acercarse a Steros.

La mujer delante nuestro es también una existencia especial. Ella también es inalcanzable sin importar cuánto la quiera Steros. Por eso es mejor que haya una mujer en su brazo, pero ahora es imposible.

Aunque esta chica parezca diferente a las demás, también es una de las muchas chicas que están esperando para servir al héroe, ya que ninguna chica puede convertirse en la esposa del héroe a menos que tenga un corazón lo suficientemente grande para permitir tales eventos. En mi caso, si yo hiciera lo mismo que el héroe, Peneroa me apuñalaría la espalda con su cuchillo de cocina.

[Uhm, Shirone-sama… ¿Puedo tener un momento?]

Alguien interrumpió repentinamente nuestra conversación.

[Uhm… ¿Estás bien, Nimri-san?]

Nimri está asintiendo.

[Las palabras de la sabia de cabello negro han estado en mi mente, pero…]

[Ah, sobre eso huh…]

También asiento al escuchar las palabras de Nimri.

[¿Las palabras de Chiyuki-san? Uhm, ¿Qué dijo?]

[Antes de que este banquete comenzara, recordé que la persona que salvó a la sabia de cabello negro podría ser Kuro-dono.]

Antes de que comenzara este banquete, la sabia de cabello negro nos habló del que más contribuyó en esta batalla.

La persona que escondió su cara es sin duda Kuro-dono. En ese momento, Kuro-dono dijo que va a detener esta espesa niebla y tomó un camino de acción diferente al nuestro.

Por lo tanto, el que detuvo esta espesa niebla podría ser Kuro.

Aunque no podíamos decírselo en ese momento porque estábamos demasiado separados, ahora es la mejor oportunidad de decírselo. Para el que tiene más mérito, no ser alabado es extraño.

[¿Kuro?]

Shirone está inclinando la cabeza.

Parece que ella se olvidó por completo de su existencia a pesar de ir a la torre con él.

Nimri y yo le explicamos sobre Kuro.

[U~hn. De hecho, no lo sé, ya que nunca conocí a la persona en persona. Intentemos confirmarlo con Chiyuki-san más tarde.]

[Por favor, entonces, Shirone-sama.]

Me inclino ante ella.

Aunque a Kuro no le gusta destacar, un hombre como él debería salir a la luz.

Incluso si nadie cree en mis palabras, será reconocido como un valiente mientras las aliadas del héroe lo digan.

Pero, por la actitud de Shirone, parece que no confiaba en mí. No podía esperar nada de ella.

Y, sin embargo, aún me inclino ante ella.

▼▼▼▼

—Sabia de cabello negro, Chiyuki—

Honestamente, eso fue molesto.

Las personas influyentes y el escalón superior de este reino siguen viniendo hacia mí una tras otra.

Gracias a eso, no puedo sentirme a gusto.

¿Por qué siempre consigo este tipo de trabajo? Hablando con propiedad, ustedes deberían ir a Reiji, ¿Verdad?

Cuando miro a su dirección, Reiji es asediado por numerosas mujeres. Para ser honesta, me está molestando.

Sahoko y Almina a su lado muestran una cara insatisfecha. Almina también podría haber notado este hecho ahora mismo sobre cómo se siente tener una relación con Reiji.

El dúo de Rino y Nao están avanzando hacia la comida. Kyouka se siente mal, como siempre. Por lo tanto, se fue de la fiesta junto con Kaya. Shirone se fue hacia los luchadores de la libertad que lucharon con ella.

Y aquí estoy, teniendo una larga charla con estos vejestorios. Para ser honesta, quiero salir de este infierno.

[Puedo tener un minuto contigo, Chiyuki-san…]

Shirone, que se suponía que iba a estar con esos luchadores por la libertad, de repente me llamó.

Buen trabajo, Shirone! Levanto mi pulgar a Shirone en mi corazón. (Básicamente, le da un like mental.)

[Lo siento.  Me excusare un momento…]

Por lo tanto, dejo a esos vejestorios mientras digo eso.

[Me salvaste allí, Shirone-san. ¿Cuál es el asunto del que quieres hablar?]

Le expreso mi gratitud y luego pregunto el asunto que ella quería decirme.

[Hay algo que quiero que oigas…]

Así que estoy escuchando la historia de Shirone.

[Puede que me equivoque, pero verás…]

Shirone contó lo que Gallios le dijo, el hecho de que el hombre que nos salvó a mí y a Nao en el sótano podría ser un luchador por la libertad llamado Kuro.

Pero, parece que Shirone no lo cree así. En cuanto a la razón, es porque ese hombre tampoco pudo resistir la magia del vampiro cuando fueron a la torre.

Y ese hombre enmascarado es más fuerte que ese vampiro. Por lo tanto, sería extraño que ese hombre llamado Kuro ganara contra ese hombre enmascarado.

[Entiendo, ese hombre llamado Kuro debería estar en casa de Gallios. Vayamos a verlo mañana.]

No sé si ese Kuro es el que estoy buscando. Pero lo sabré en cuanto lo conozca.

Ya que, sin él, no sé qué sería de nosotras y de este reino.

De repente pienso en Reiji, que está rodeado de muchas chicas.

La persona que debería ser alabada ahora mismo no es Reiji, debería ser la que me salvó. Este reino debería volver a expresar su gratitud si realmente resulta ser Kuro. Naturalmente, también nos incluye a nosotras.

Me pregunto qué estará haciendo ahora mismo.

▼▼▼▼

—Caballero Oscuro, Kuroki—

[Estás~ ahí~, Kuro-dono~]

Rember está muy borracho ahora mismo.

Honestamente, quiero preguntarme qué diablos estoy haciendo en este lugar.

[Rember-dono… Creo que es hora de que dejes de beber…]

[Ni hablar~! Todavía tengo que beber hasta saciarme~! Bebe conmigo también, Kuro-dono~]

Aunque no sé de qué demonios está hablando al final, Rember sigue bebiendo el licor.

Aunque lo diga, no quiero beber licor, así que no lo haré. Antes traté de beber licor con mi senpai en el dojo, pero me siento mal con sólo mirarlo.

Desde entonces, decidí no beber nada de licor.

El borracho Rember sigue bebiendo su licor. Ya es lo peor estando completamente borracho.

[Por qué diablos termino así…]

Quería llorar.

Así, pasó la noche.

▼▼▼▼

—Caballero Oscuro, Kuroki—

Después de hacer las maletas, informé a la pareja de Gallios que me voy a ir.

[Ya veo, adónde piensas ir después…]

Gallios lo dice con cara reticente.

Gallios y yo regresamos anoche muy tarde.

Por lo tanto, les informo de mi partida esta mañana.

Aunque la pareja de Gallios me pidió que me fuera mañana, decidí irme ahora ya que hay algo que me preocupa.

[Tengo un asunto urgente…]

Miro la montaña visible desde el reino, aquella donde vive el dragón sagrado.

[Gracias por lo que hiciste por Rember anoche…]

Peneroa-san expresa su gratitud. Rember estaba borracho anoche. Por lo tanto, lo llevé a casa de Gallios porque no sé dónde vive. Está durmiendo profundamente en el cuarto de huéspedes ahora mismo.

Creo que es bueno que haya encontrado a Rember.

[Nos vemos, Kuro!]

Asiento al oír sus palabras.

Volveré de nuevo.

Es lamentable, pero dejé el Reino Rox.

▼▼▼▼

—Sabia de cabello negro, Chiyuki—

[¿Se fue por la mañana!?]

Me dijeron cuando voy a casa de Gallios.

Parece que llego un paso tarde.

No es que pueda forzar a la pareja de Gallios, ya que no dije nada para retenerlo aquí ni les dije que me reuniría con él. Ese hombre llamado Kuro tampoco les dijo sobre su destino.

[¿Qué pasa, Chiyuki-sama?]

Kaya, que vino conmigo, hace esa pregunta. Quería que Kaya confirmara su identidad ya que ella ya lo había visto una vez.

[No se puede evitar, volvamos.]

Además, existe la posibilidad de que nos volvamos a ver si realmente nos sigue. Debería renunciar a él ahora mismo.

Cuando decido volver.

La bolsa en mis caderas está empezando a sonar.

Cuando abro la bolsa, lo que suena es la campana que me dio Rena.

[De ninguna manera… Diehart.]

Entonces miro la montaña donde vive el dragón sagrado. Esta campana nos informa de la llegada de Diehart a la montaña.