Soul Eater C6

Modo nocturno

Capítulo 6: Conversaciones de grupo del Pasado

[D-Dime, si no te importa, ¿Te gustaría unirte a nuestro grupo?]

Fue un mes después de convertirme en aventurero en la ciudad Ishka cuando escuché palabras muy atractivas.

Las palabras vinieron de un chico llamado Lars que tenía la misma edad que yo. Cansado de la pobre vida rural, decidió convertirse en un aventurero por riquezas y fama.

Era una razón común, y parecía una persona de corazón abierto con esa sonrisa suya. Era el tipo de persona que me gustaba tener cerca.

[Hey! Es un poco grosero referirse a una persona que acabas de conocer por primera vez como omae*!] (NT: omae = tú, pero sólo te diriges a la gente de esa manera si son cercanos, o de lo contrario puede resultar descortés.)

La joven que le dijo eso a Lars se llamaba Ilya. Era una amiga de la infancia de Lars y una sacerdotisa guerrera que aprendió a pelear y magia de curación de su madre.

La riqueza y fama sólo era secundario para ella. Lo que más le importaba era estar con Lars, quien de repente había decidido dejar su aldea.

La mirada decidida en sus ojos y su larga ponytail me recordaban un poco a mi ex-prometida.

[Si estás hablando de ser grosero, ¿No es más grosero empezar de repente a pelear frente a la persona que estamos tratando de invitar a nuestro grupo?]

Un sombrero puntiagudo y un bastón. Me sorprendió cómo esta chica realmente dio la impresión de ser una maga.

Tenía el cabello rojo carmesí y se llamaba Miroslava.

Parecía que venía de un entorno bastante bueno, ya que la túnica que llevaba estaba hecha de seda y había una enorme piedra mágica incrustada en la parte superior de su bastón. Los otros accesorios que usaba como sus pendientes y brazaletes también parecían caros.

[Cálmense todos. Todos lo están molestando, ¿Saben?]

El que dijo eso a los tres que me presionaban con sus palabras era una chica de orejas largas llamada Lunamaria.

Esa chica era una elfo.

Era una cazadora que podía usar espíritus y una genio con las calificaciones necesarias para convertirse en sabia.

Hace cinco años, Lars e Ilya tenían trece y Miroslava catorce. En un grupo formado por gente joven como esa, la chica elfo era el pilar de su grupo — pero esa persona siempre ha respondido con un ‘mi edad es un secreto, hehe’ cada vez que se le preguntaba sobre su edad.

Su grupo se llamaba ‘Falcon Sword’. (Espada Halcón)

Un grupo de alto rango. En otras palabras, era un grupo recién formado que buscaba otro miembro que cumpliera el papel de ser su vanguardia.

A decir verdad, quería rechazarlos al principio.

Aunque me hizo feliz que me invitaran, todavía me perseguían los recuerdos de mi ex-prometida dejándome, así que tuve un sentimiento que estaba cerca del miedo cuando se trataba de interactuar estrechamente con la gente.

Pero Lars fue entusiastamente persistente en su invitación.

[Todo saldrá bien! Te vi en el área de entrenamiento del gremio antes y vi la forma en que estabas practicando tu espada! La balanceaste durante horas sin descansar y pensé que tu forma era extremadamente bella.]

Cuando Lars me presionó tanto, finalmente me di por vencido.

No, lo digo así, pero en realidad me sentí muy feliz después de escuchar sus cumplidos.

Realmente me divertí mucho yendo de aventura con ellos.

Pero, esa diversión sólo duró medio año.

Como he mencionado antes, me echaron de ese grupo.

Miroslava me llamó fraude delante de mi cara, e Ilya me condenó con agudas palabras.

Lars se quedó callado, pero no pudo ocultar la decepción que aparecía en su rostro.

Sólo Lunamaria no me condenó, pero la simpatía y la compasión que venía de ella me cortó mucho más profundo que las acciones de los otros tres.

Después de eso, ‘Falcon Sword’ se estancó durante un rato por su ira antes de que continuaran subiendo de rango. Y ahora, han alcanzado el rango C después de cinco años.

Mis compañeros… se habían establecido plenamente como aventureros de primera clase.

Teníamos la misma ciudad como base, así que a veces me topaba con ellos…

▼▼▼▼

[Tú… ¿Qué haces en un lugar como éste?]

Tres días después de que me expulsaran del gremio.

Mientras recogía hierbas, como de costumbre en el bosque Thetis, una voz inesperada vino de detrás de mí.

Era una voz llena de asco y desprecio.

Cuando miré hacia atrás, fue exactamente quien pensé que era.

Fruncí el ceño instintivamente cuando la persona me habló con una mano en la cadera.

[—Hmpf. ¿Qué es esa mirada que me estás dando? ¿Por qué no hablas si hay algo que quieras decir? Con mucho gusto escucharé lo que el parásito que ha llegado a su límite y nos ha engañado durante medio año tiene que decir.]

Con un bastón en la mano y un sombrero puntiagudo, la chica era una verdadera maga.

Con el cabello rojo como el fuego bajo su sombrero, me miraba con sus ojos de color topacio.

Era la lanzadora de hechizos de ‘Falcon Sword’, Miroslava.

Una chica que se preocupaba por las pecas en su cara en el pasado, pero que se ha convertido en una belleza en estos últimos cinco años.

Sin embargo, no importa lo hermosa que sea una persona, no te sentirás atraído por ella cuando te hable abiertamente de esa manera.

Mientras pensaba eso, Miroslava se mofó de mí.

[Entonces, ¿No vas a decir nada? Me lo imaginaba. Ya que todo lo que he dicho es la verdad…]

Justo cuando Miroslava me iba a seguir destrozando, una voz la interrumpió.

[Miro, déjalo así.]

Fue Lars quien la cortó a mitad de la frase.

Era el líder del grupo de rango C, ‘Falcon Sword’. Un genio que ha llegado a ser un aventurero de sexto grado a la edad de 18 años.

Fue un famoso y prometedor aventurero que ha logrado algo antes de los 20 años que los aventureros normales tardarían más de diez años en lograr, en sólo los últimos cinco años.

… Aunque nos convertimos en aventureros a la misma edad y al mismo tiempo, se había abierto una gran brecha entre nosotros antes de que me diera cuenta.

Lars me echó un vistazo. Ya no tenía la misma sonrisa que antes tenía en la cara cuando sus labios se movían,

[Sora, así que te expulsaron del gremio, ¿Huh?]

[… Sí…]

[¿Sigues en el mismo nivel que antes? Supongo que quieres seguir siendo un aventurero si estás aquí… pero creo que deberías parar. De todos modos, surgió algo, así que te veré por ahí.]

[…Muchas gracias por el consejo.]

Le contesté en tono sarcástico sin importarme una mierda el consejo que me había dado.

Entonces, la belleza de cabello negro que estaba de pie junto a Lars frunció el ceño mientras abría la boca,

[Alto! Lars se esforzó mucho para darte su consejo, ¿Y cuál es tu actitud?]

Era Ilya, que llevaba una bata blanca. Originalmente era una chica muy guapa. Y como Miroslava, ha crecido sorprendentemente hermosa en los últimos cinco años.

Todavía estaba completamente enamorada de Lars, igual que hace cinco años.

[… Lo siento.]

[…*Chi*… Como siempre, sigues siendo una persona sin agallas. Pensé que habrías mejorado un poco desde la última vez que nos vimos.]

[Está bien, Ilya. Ese tipo ya no tiene nada que ver con nosotros. Será su culpa si muere después de no escuchar mi consejo.]

[Lars tiene razón. Dejemos a este tipo en paz y entremos rápidamente al bosque. Tal vez sólo sea yo, pero este lugar huele como si hubiera un vagabundo que no se hubiera duchado en tres días.]

[Espera un segundo, Miro, tú fuiste la que empezó a hablar con él en primer lugar!]

Mientras decían lo que querían, desaparecieron en el bosque.

Sólo la elfo, Lunamaria, se quedó conmigo.

[Es bueno verte saludable, Sora-san.]

Ella inclinó ligeramente la cabeza mientras me saludaba. La gentil sonrisa en su rostro no ha cambiado desde los viejos tiempos.

Para empezar, Lunamaria no sólo era una persona excepcional dentro de su tribu de elfos, sino que también era el pilar de su grupo. En los momentos en que Ilya y Miroslava se peleaban por Lars, a menudo hacía de mediadora, siendo a veces blanda y a veces dura con ellos.

Cuando estaba en su grupo, me sentí genuinamente atraído por ella cuando nos preparábamos y comerciábamos juntos para el grupo.

Sin embargo, noté que la forma en que miraba a Lars era la misma que la de las otras dos chicas, así que sellé cuidadosamente los sentimientos que sentía por ella.

Pero todavía estaba muy agradecida por su actitud inmutable hacia mí en ese momento, incluso después de que se enteró de que me había convertido en una carga para el grupo porque no podía subir de nivel.

Sin embargo, esos sentimientos de gratitud que sentía por ella ya habían desaparecido.

Fue porque una conversación que escuché por casualidad en el bar después de que me echaron del grupo.

La primera que empezó a referirse a mí con el terrible término ‘parásito’ fue esta elfo.

Le di la espalda a Lunamaria como si no quisiera hablar más después de darle una breve respuesta de ‘Tú también’.

Podía sentir las señales de su confusión viniendo de detrás de mí, pero no me importaba.

No necesitaba una conversación de mierda por sentimientos de simpatía y obligación. Deja de preocuparte por este ‘parásito’, daté prisa y ve con el Lars que te gusta — así pensé.

Sin embargo, parecía que la otra persona no entendía mi intención cuando su voz temblorosa sonó detrás de mí como una campana.

[Mucha gente ha desaparecido en el bosque Thetis en los últimos días. Por favor, ten cuidado también, Sora-san…]

[… ¿Desaparecieron?]

Instintivamente la miré dado el contenido inesperado de sus palabras.

Luego, Lunamaria asintió con la cara ligeramente aliviada.

El bosque Thetis es un bosque lo suficientemente grande como para tragarse a un país en tamaño, además se rumorea que criaturas míticas vivían en la parte más profunda del bosque.

Para un lugar como ese, no era raro que los aventureros no volvieran después de entrar.

Sin embargo, incluso después de considerar ese hecho, la cantidad de personas que habían desaparecido en estos últimos días era anormal.

Además, entre las personas desaparecidas, había un grupo que también estaba en rango C como ‘Falcon Sword’, por lo que el gremio ha decidido enviar a algunos grupos de alto rango para investigar la causa.

Y el suyo fue uno de los grupos enviados para hacer ese trabajo.

[El bosque es peligroso ahora mismo, así que por favor ten cuidado] — Lunamaria me advirtió.

…Honestamente, quería decirle que su advertencia era innecesaria, pero eso sería demasiado de mi parte.

Por eso decidí darle las gracias brevemente a cambio.

[…Entiendo. Gracias por la advertencia.]

[De nada. Ahora, tengo que irme.]

Después de decir eso, Lunamaria persiguió a sus compañeros y desapareció en las profundidades del bosque.

Me sentí aliviado de que el cara a cara no deseado con mis antiguos compañeros finalmente hubiera terminado y pudiera reanudar mi recolección de hierbas.

Aunque estaba un poco preocupado por las personas desaparecidas de las que Lunamaria me había hablado, pensé que realmente no importaba, ya que, si ibas a adentrarte en ese bosque en primer lugar, tendrías que ser completamente consciente de lo que te rodea de todas formas.

Pero digamos que, si el número de aventureros que se acercan a este bosque comienza a disminuir debido a este caso, ¿No subirían los precios de las hierbas? Esa expectativa pasó por mi mente, y nada más fuera de eso era asunto mío.

—Nunca había esperado en ese momento que el Fly Lord al que Lars y las demás atacaron viniera volando hacia mí.

Tampoco pensé que Miroslava me atacaría para desviar la atención del monstruo del herido Lars hacia mí.