Soul Eater C8

Modo nocturno

Capítulo 8: El significado de ‘Sora’

Siempre he odiado el nombre Sora.

Cada vez que alguien grita mi nombre, Sora, era como si me dijeran que era alguien que no tenía nada dentro.

No, alguien me había dicho algo así en ese entonces.

Fue en ese momento cuando acababa de perder contra mi hermano menor, Raguna, en el dojo.

Habría estado bien si hubiera sido solo él quien me hubiera dicho algo así, pero fueron todos los demás alumnos de la misma edad también.

[Este tipo… en vez de Sora, deberías llamarte Kara. No tienes nada en ti.] (NT: Este es el juego de palabras. 空 = Sora que significa cielo. 空 se pronuncia Kara en 空っぽ(Karappo) que significa vacío.)

[Siento pena por Raguna por tener a ese debilucho que no tiene nada en él como heredero de su familia en su lugar. No importa cómo lo piense, Raguna sería un heredero mucho más adecuado.]

Teníamos siete años en ese momento.

Fue entonces cuando la diferencia entre Ayaka, Raguna, todos los demás alumnos y yo se hizo evidente, y cuando todos a mi alrededor —especialmente mi padre — comenzaron a mirarme con ojos fríos.

Fui a ver a mi madre y le dije: ‘¿Por qué me has dado este nombre?’.

No fue nada más que yo desquitándome con ella, pero ella no me respondió.

Todo lo que hizo fue abrazarme suavemente — su lastimoso hijo, y luego me llevó al patio.

Mi madre era alguien que siempre estaba enferma.

Su cuerpo siempre había estado débil toda su vida, pero se hizo aún más evidente después de que me dio a luz y pasó la mayor parte de sus días en cama.

Su habitación, la mansión y el patio. Era el mundo entero de mi madre.

Tal vez fue por eso que le gustó mucho mirar al cielo.

Le gustaba el cielo soleado.

Le gustaba el cielo nublado.

Le gustaba el cielo cuando salía el sol, le gustaba el cielo cuando se ponía el sol.

Le gustaba el cielo en los días lluviosos… aunque bromeaba diciendo que lo odiaba un poco porque no podía caminar en el patio cuando llovía. Sin embargo, entendí que le encantaba ver las nubes lluviosas sólo por ver la mirada en su rostro.

No importa dónde y cuándo, el cielo siempre estaba ahí para ella cuando miraba hacia arriba, mostrándole todas sus diferentes formas.

Incluso la gente que era importante para ella, miraban el mismo cielo que ella. Todos estaban conectados bajo el mismo cielo. Ella me dijo que cuando pensaba así, no se sentía sola.

Como le encantaba mucho mirar el cielo, me dijo que el primer nombre que se le ocurrió cuando nací fue Sora.

‘Quería que fueras alguien que llegara a ser un hombre magnánimo con un corazón tan vasto como el cielo.’, era un deseo así.

[¿Y sabes qué, Sora?]

Mi madre sonrió mientras me llamaba, que era su hijo travieso que seguía llorando, a pesar de que yo había estado escuchando su historia.

[No hay nada malo en que te digan que no tienes nada dentro. Si no hay nada, entonces puedes convertirte en cualquier cosa. A partir de ahora, puedes llenarte de muchas cosas y convertirte en quien quieres ser. No importa el camino que elijas, como tu madre, siempre estaré deseando lo mejor para ti.]

◆◆◆

[…Haha, ¿Fue eso lo que llamaron ver el último recuerdo agradable de tu vida antes de morir?]

Dentro del nido del Fly Lord. Me sonreí a mí mismo débilmente mientras yacía en el suelo como una oruga.

En esta situación en la que se perdieron todas las esperanzas de salvación, me pareció haber recordado la última conversación que tuve con mi madre antes de que falleciera.

Después de que mi madre me dijo que podía ser lo que quisiera ser, ¿Cómo voy a informarle en la otra vida que me convertí en alimento para insectos? Ah, qué desgracia soy.

Sólo moví la cabeza y miré la parte inferior de mi cuerpo.

Mi brazo derecho que fue arrancado por la magia de Miroslava ha sido completamente mordido por los gusanos.

Fue devorado por un grupo de gusanos hasta la última gota de sangre después de caer al suelo.

Ya no me quedaban dedos en ninguno de mis pies, y mi mano izquierda había desaparecido hasta la muñeca.

Por los sonidos crujientes que podía oír, me di cuenta de que los gusanos ya han empezado a cavar en mi cuerpo por las heridas y estaban masticando los huesos de mis extremidades.

En circunstancias normales, debería haberme vuelto loco o haber muerto de un shock bajo el dolor severo…

Sin embargo, todavía estaba cuerdo.

Tampoco hubo dolor. Pero en vez de eso, sentí un hormigueo en mi columna vertebral cada vez que me daban un mordisco.

Tal vez eso fue causado por la habilidad de estos gusanos.

Así como un mosquito bloquea la sensación de dolor inyectando un poco de líquido en el momento de la picadura, estos gusanos podrían estar haciendo algo similar mientras comen.

Como resultado de eso, estoy en una situación en la que estoy muriendo, pero no sentía como si fuera a morir. El miedo a morir también estaba siendo consumido mientras moría.

Cuando me di cuenta, gusanos del tamaño de un frijol estaban empezando a juntarse alrededor de mi cara.

[N-No vengan! ALÉJENSE DE MÍ!!]

Balanceé la única parte del cuerpo que todavía podía controlar libremente — mi cabeza, y traté de mantener a los gusanos bajo control.

Los gusanos se distanciaron un poco, pero al poco tiempo volvieron a acercarse a mí.

¿Estaban esperando a ver si aún estaba lo suficientemente debilitado? ¿O sólo estaban jugando con su comida?

En cualquier caso, era evidente que los gusanos habían pensado durante un segundo que ‘esta presa era mejor que las otras’.

De lo contrario, lo habrían devorado hasta los huesos hace mucho tiempo.

Sora creía instintivamente que había muchos más gusanos que habitaban dentro de esta cueva.

En este momento, los gusanos que podía ver en el área probablemente no eran ni siquiera el diez por ciento de su población total.

Si todas las larvas se convirtieran en Fly Lords adultas, no sólo la ciudad Ishka, todo el Reino Canaria probablemente perecería también.

Y luego, la horda de los Fly Lords se multiplicaría aún más y atacaría a los países vecinos del Imperio Ad-Astera, y finalmente serían aniquilados por los escudos del emperador, los usuarios de cuchillas fantasma de la familia Mitsurugi, sin lugar a dudas.

El humano llamado Sora Mitsurugi, que fue convertida en la presa viva del Fly Lord, se descompondría de nuevo en la tierra sin que nadie lo supiera. Y los gritos de los ciudadanos resonarían en esta tierra junto con los gritos de su padre y de los demás usuarios de espada fantasma.

Cuando pensó en eso, la emoción del miedo, la ira, la insatisfacción y la desesperación; todas esas emociones feas brotaron como un manantial de agua.

Las heridas de su cuerpo fueron fatales. Que no sintiera dolor no significa que estuviera bien. No había duda de que la cantidad de sangre que estaba perdiendo estaba alcanzando la cantidad letal.

Incluso si la ayuda llega en este momento, la posibilidad de supervivencia era nula.

Sólo en la improbable posibilidad de que hubiera un sacerdote en el equipo de rescate que pudiera usar el hechizo de ‘Recuperación Completa’ o que llevara medicamentos con la misma potencia haría que su vida pudiera ser salvada.

Sin embargo, sólo será su vida lo que se salvará. Sus miembros perdidos nunca volverían. Escuchó que el Papa del reino sagrado del sur podía hacer milagros con su ‘Restauración’, pero eso no es algo que un aventurero normal — no, alguien que ni siquiera es un aventurero puede hacer que haga.

Nunca podrá volver a sostener una espada. Nunca podrá volver a caminar.

Con un cuerpo que no le queda nada, se dispuso a morir sin tener nada al final…

[AHHHHHHHHH?!]

Incapaz de soportar la desesperación, grité como un loco.

[FUERA DE MI CAMINO! DETÉNGANSE!! DEJEN DE COMERME!! NO QUIERO MORIR AQUÍ! NO QUIERO MORIR!!]

Giré la cabeza como un loco mientras gritaba para tratar de ahuyentar a los gusanos que aún masticaban mi cuerpo.

Sin embargo, la parálisis del Fly Lord era tan fuerte que todavía no podía moverme del cuello para abajo, incluso después de todo este tiempo.

¿Han pasado tres minutos desde que empecé a gritar?

Mi cara golpeó el suelo por el cansancio.

Gemía mientras sentía que el suelo frío tocaba mi cara.

[Maldita sea… ¿Por qué? ¿Qué he hecho para merecer esto…?]

Cuando el gremio me expulsó, los aventureros cortaron rápidamente sus lazos conmigo. Si hubiera seguido el consejo de Lars, no habría terminado así.

Pero eso significaría deshacerme de todos los esfuerzos que he hecho como aventurero durante los últimos cinco años.

No, ¿Mi decisión de convertirme en aventurero hace cinco años fue un error en primer lugar?

Si hubiera escogido otro camino además del de aventurero después de haber sido exiliado de la isla — Si hubiera seguido el consejo de Ayaka y soltado mi espada, quizás estos últimos cinco años no habrían sido en vano.

Pero… me hice un juramento a mí mismo en ese momento.

Cuando llegué a casa de la práctica en el dojo y me enteré de que mi madre ya había fallecido.

El juramento que me hice a mí mismo en ese momento.

Juré convertirme en un hombre de alto calibre con un corazón tan vasto como el cielo. Me hice ese voto a mí mismo.

Y junto con eso, me convertiré en un buen sucesor de la familia Mitsurugi.

Eso significa que, usando el estilo de la espada fantasma, derrotaré a los monstruos, protegeré a la gente y seré amado por ellos.

—Le juré a mi madre que me convertiría en un hombre como mi padre, a quien ella amaba.

Por eso había elegido ser un aventurero después de haber sido exiliado de la isla, para cumplir con este juramento.

Porque yo, que no tenía nada, podía llegar a ser cualquier cosa.

Por eso, elegí convertirme en un aventurero. Me he esforzado mucho durante estos cinco años.

—Para convertirme en un gran hombre como mi padre. Finalmente, pude visitar con orgullo la tumba de mi madre y contárselo a ella.

Y esto es lo que pasa al final. Ser comido por estos gusanos.

¿Qué demonios…? ¿Qué pasa con eso? Deja de joderme. Yo no—

[NO VIVÍ HASTA HOY PARA SER COMIDO POR ESTOS GUSANOS!]

Tales palabras me salieron de la boca en este arrepentimiento del que no pude hacer nada.

Los movimientos de los gusanos circundantes comenzaron a cambiar inesperadamente.

Con espeluznantes crujidos, los gusanos corrieron hacia mi cara uno tras otro.

[¿Guahhhh!? NO, PAREN… NO VENGAN!!]

Moví la cara desesperadamente para tratar de ahuyentarlos.

Me las arreglé para aguantar tanto tiempo haciendo eso hasta ahora.

Pero los gusanos no se estremecieron esta vez mientras se arrastraban continuamente sobre mi cara.

Comprendí claramente que estaban empezando a invadir mis oídos y mi nariz.

El ímpetu que tuvieron no fue comparable con sus últimos intentos.

Seguramente, fue porque han juzgado que mi vida estaba a punto de terminar.

Así que, ahora mismo sería el momento más delicioso para comerme. Para comer a su gusto, y para devorar con avidez, definitivamente podía sentir algo así en ellos.

Por fin, parecían estar tratando de entrar por mi boca mientras yo trataba de mantener los labios cerrados con todo lo que tenía. Cerré bien los ojos cuando estaban a punto de ser comido también.

Sin embargo, mis labios fueron devorados. Me comieron los párpados.

[…! …ae!!]

Intenté hacer un sonido que no era realmente un sonido.

¿Estaba tratando de gritar de rabia? ¿Pedir ayuda? ¿Rogar por piedad?

Intenté gritar sin darme cuenta.

Sabía que no había nadie para responderme, pero seguí gritando.

—Entonces lo oí. Escuché una respuesta que no debería haber sido posible.