Isekai Kaeri Ossan C10

Modo nocturno

Capítulo 10: Hay un método simple para motivar a papá

[No te preocupes por eso. Era parte de mis obligaciones como tú tutor.] (Keisuke)

Fui a la cocina mientras trataba de ocultar mi vergüenza.

Ciertamente, la atmósfera se habría vuelto incómoda si hubiera mirado a Angélica a los ojos, así que usé la única ruta de escape disponible.

Sacudí mi cabeza para descartar todos los pensamientos innecesarios y comencé a preparar el desayuno.

Anoche tuvimos una cena al estilo japonés, así que decidí hacer un desayuno al estilo occidental esta vez.

Tomé un par de salchichas y pollo congelado del refrigerador y los puse en el horno microondas, mientras me molestaba Angélica, que se aferraba a mí como un gato.

Como el proceso de cocción tomaría unos minutos, procedí a poner una jarra de leche, un poco de pan y ensalada sobre la mesa.

[Wow~ La comida de hoy es similar a la comida de ese país.] (Angélica)

[Oh, claro. Te enseñaré a usar el microondas.] (Keisuke)

Le expliqué los usos del microondas y del refrigerador a Angélica, que tenía una expresión de estupefacción en la cara. También le demostré cómo calentar la comida.

Aunque al principio estaba desconcertada, finalmente se convenció de que ambos aparatos eran parte de los artefactos de este mundo.

[Haré una porción extra para tu almuerzo. No lo olvides, ¿Entendido? Tal como te enseñé antes, pon la comida en la caja, presiona este botón y comenzará a calentar tu comida. Como los rayos de calor son lo suficientemente fuertes para matar animales en unos minutos, ten cuidado de no poner nada más que comida.] (Keisuke)

Entonces, Angélica…

[Un rayo de calor similar al aliento de un dragón está dentro de esta caja…?] (Angélica)

He retrocedido.

[Wow! Wow! Wow! El inodoro escupe agua y la caja de cocción emite rayos asesinos libremente… así que padre pudo convertirse en el héroe más fuerte porque se crio en un ambiente así…] (Angélica)

Procedí a colocar los platos y las tazas sobre la mesa, mientras recibía una mirada mezclando miedo y respeto de Angélica.

[Está listo!] (Keisuke)

Nos sentamos frente a frente, aplaudimos y dijimos: ‘Itadakimasu’, entonces empezamos a comer.

De este modo, se produjo un desayuno animado.

(Ahora bien, esta es una versión japonesa de la comida occidental, espero que le guste.)

Vi a Angélica mientras se llevaba un trozo de pan a la boca.

[Oh, es suave!] (Angélica)

Ella sonrió. Era una sonrisa conmovedora, una señal de que le gustaba. Justo en ese momento, pensé que nos había ido bien como padre e hija hasta ahora.

[¿Es delicioso?] (Keisuke)

Angélica asintió de una manera linda.

[Padre es muy amable… quiero ser tu esposa después de todo.] (Angélica)

Angélica entonces me dio una mirada de reojo secretamente.

(Para eso! ¿De qué estás hablando con una persona que acaba de entrar en modo padre?)

Como la corriente parecía imparable, terminé mi desayuno a toda prisa.

Limpié los platos rápidamente antes de arreglarme con un cortaúñas para prepararme para el trabajo.

Aunque sólo es un trabajo a tiempo parcial, trabajo en un restaurante y el gerente de la tienda es especialmente estricto en lo que se refiere a la higiene. Para los hombres, mantener el cabello largo no era una opción en el trabajo, al igual que la barba.

[¿Te has cortado bien las uñas?]

Se revisaba todos los días.

Aunque era para ‘prevenir la intoxicación alimentaria’, aun así, era una molestia.

Agarré cuidadosamente la punta de mi uña con el cortaúñas y me la corté. Esto generó un sonido de chasquido.

El manual decía que los cortara, hasta que la parte blanca de las puntas de las uñas desapareciera por completo.

Completé el corte y terminé con una lima de uñas que estaba pegada al cortaúñas.

Reflexioné, aunque un poco preocupado: ‘¿Cómo se siente al verme hacer esto?’

En mi mente, se formó una imagen de ella diciendo con asco: ‘Qué asco! Se está arreglando las uñas con una cara seria, aunque es un hombre’.

(Desearía no haber pensado en eso.)

Miré de reojo, y su reacción fue…

[Umm… esos cortes son profundos… ¿Significa que puedo esperar algo esta noche?] (Angélica)

Sólo era una gata en celo después de todo. Mis preocupaciones fueron en vano. Fue decepcionante en más de un sentido.

Cómo pudo convertirse en una doncella de santuario sagrado con tal personalidad, era todavía un misterio para mí.

Continué charlando con Angélica mientras albergaba estos pensamientos.

Le dije que no saliera hasta que le hubiera enseñado los conocimientos básicos de Japón o, al menos, le hubiera preparado ropa local.

En cuanto a la perturbación de los fantasmas, cuando tiene tiempo libre, le pedí que la investigara por sí misma (fue rechazado con ojos llorosos).

Cuando empecé a disfrutar de la charla con ella, ella actuó apropiadamente y se comportó de acuerdo a su edad. Hice chistes al azar y nos reímos juntos. También hubo contacto piel a piel.

(Ahora, entiendo los sentimientos de la gente que frecuenta los clubes de cabaret.)

Después de haber sido llamado ‘Padre’ repetidamente, de alguna manera comenzó a sentirse agradable.

[Padre! Padre! Padre! Padre!] (Angélica)

[No tienes que seguir repitiendo ‘Padre’ sólo porque parezco feliz cuando lo oigo.] (Keisuke)

Mi turno de medio tiempo hoy empieza a las 9 de la mañana y termina a las 3 de la tarde, y ya son las ocho y media. Lamentablemente, ya es hora de que vaya a trabajar.

[Ya no tengo tiempo. Necesito ir a trabajar.] (Keisuke)

[Por favor, no te vayas! No me dejes! No quiero estar sola!] (Angélica)

[Tengo un trabajo, así que por favor entiéndelo.] (Keisuke)

[Muuuu~ no se puede evitar entonces… sí, es verdad. Después de todo, mi padre era un héroe. Estoy seguro de que tienes un gran trabajo que todos necesitan.] (Angélica)

[Sí! Es un trabajo que es muy fundamental para la sociedad.] (Keisuke)

[Wow!!!] (Angélica)

¿Eres soldado? ¿Eres médico? ¿O un rey?

No me atrevía a decirle a Angélica, que esperaba mi respuesta con ojos brillantes, que sólo trabajo a tiempo parcial… en una tienda de ramen.

[Estoy ayudando a un artesano que apoya la vida de la gente, usando tecnología heredada de la nación y que tiene una historia de 4000 años.] (Keisuke)

No era mentira. Sólo usé algunas expresiones exageradas para que sonara increíble.

[Lo sé. Incluso aquí, papá es una gran persona!] (Angélica)

[… Tienes una habilidad para entender el lenguaje, ¿Verdad? Allí, puedes leer ese libro para matar el tiempo. (Keisuke)

[De acuerdo.] (Angélica)

Angélica asintió emocionada.

En momentos como este, tiende a mostrar su lindo lado infantil sobre su lado maduro, y fue muy agradable de ver.

Quería acariciarle la cabeza, pero había oído que a las chicas de hoy en día no les gusta, especialmente cuando es un hombre adulto el que la acaricia.

Supongo que el skin-ship está fuera de discusión, a menos que sea iniciado por una mujer.

Es muy complicado.

[Necesito agradecerte por usar tu habilidad para buscar al fantasma. Por lo tanto, voy a comprar algo de ropa y comida para ti.] (Keisuke)

Lo que mostré fue el comportamiento típico de un padre japonés de expresar su amor con recuerdos.

Además, como ella seguía usando ese vestido sensual, no sabía dónde mirar. Parecía un vestido de novia, pero era más erótico. No podía calmarme.

[Por favor, vuelve pronto.] (Angélica)

[Lo haré.] (Keisuke)

Mientras trataba de levantar mi espíritu, me dirigí a la puerta principal después de hablar con ella, y me agaché para ponerme los zapatos.

(Hoy, al menos, intentaré no romper más de tres platos.)

Aunque era un objetivo patético, no podía haber deseado nada mejor.

Angélica se sentó a mi lado después de que terminé de atarme los cordones de los zapatos, una expresión sombría estaba en su cara.

[¿Angel?] (Keisuke)

Sus labios se dirigieron hacia mí justo cuando me volví hacia ella.

*Beso*

Fue en mi mejilla, pero el efecto era relajante.

[Que tengas buen viaje, padre.] (Angélica)

Oooh…

Hoy no romperé ningún plato.

Hagámoslo lo mejor que podamos.

Abramos una tienda algún día, y construyamos una casa en un lugar privilegiado.

Salí de casa con muy buen humor. Soy de cerebro simple, supongo.