Senken no Majutsushi C7

Modo nocturno

Capítulo 7

Al día siguiente, Ardis se despertó más tarde de lo habitual.

La cama junto a la suya era para las gemelas, pero sus figuras no se veían por ninguna parte.

Mientras un bostezo salía de su boca, miró alrededor de la habitación sólo para encontrar a las gemelas acurrucadas juntas en la esquina.

Sus ojos estaban cerrados.

Parece que aún no se han despertado, sus pechos subían y bajaban suavemente mientras respiraban.

La comida reservada para ellas había sido completamente consumida.

[¿Se la comieron todo…?] (Ardis)

Deben haberla comido mientras Ardis dormía.

La cazuela estaba impecable, como si la hubieran lamido. No había forma de confundir su hambre.

Aún así, no se veían cómodas comiendo frente a Ardis. Su falta de confianza debe deberse a la forma en que se les ha tratado hasta ahora.

Después de lavarse la cara, Ardis bajó al primer piso y saludó a la dueña de la posada. Una vez que recibió el desayuno de hoy de Kashiha, regresó a su habitación.

Mientras no estaba, parece que las gemelas se habían despertado.

Sin embargo, se quedaron en la esquina de la habitación y se negaron a acercarse.

[He traído el desayuno, ¿No se lo van a comer?] (Ardis)

A pesar de haberlas llamado, no hubo respuesta. Incluso después de haber empezado a comer, las gemelas no se le unieron.

La situación no cambió ni siquiera después de que Ardis terminara de comer.

Sólo empezaron a comer después de que Ardis se fue de la habitación.

Parece que las gemelas se niegan a comer mientras él está allí.

Después de juzgar que no sería bueno reducir por la fuerza la distancia entre ellos, Ardis decidió visitar la taberna para reunirse con Ted, escondiendo su ansiedad.

[Ah, Ardis! Por aquí!] (Ted)

Al entrar en la taberna, Ted lo llamó.

Ophelia y Norris ya estaban esperando en la mesa.

[¿Qué les pasó a esas niñas?] (Ophelia)

Después de que Ardis tomó asiento, Ophelia se dio cuenta de que las niñas no estaban detrás de él.

[Las dejé en la posada.] (Ardis)

[¿Estás bien? ¿Ha pasado algo?] (Ted)

[Nos echaron de la posada anterior.] (Ardis)

Las expresiones de los tres se oscurecieron inmediatamente.

Hay un cierto sentido de camaradería entre los mercenarios.

Cuando escuchas a alguien hablar de mercenarios, puedes pensar que es un trabajo decente. Sin embargo, en realidad los mercenarios son personas que no pueden encontrar un trabajo normal, tienen un estatus social bajo y son sólo ligeramente mejores que los bandidos.

Hay algunos mercenarios que son violentos con la gente de la ciudad, hacen demandas irrazonables para expresar su poder, se van sin pagar por comida y bebida y violan a las mujeres de la ciudad. Este tipo de mercenarios no son diferentes de los criminales.

Ardis es diferente a eso, por supuesto, obedece las leyes y no abusa de su poder.

A pesar de ello, también hay mercenarios heroicos que utilizan su poder para ayudar a la gente y al mundo, incluso hay quienes manejan sus peticiones con seriedad y tratan de no molestar a los demás.

Sin embargo, desde el punto de vista del público, la palabra ‘Mercenario’ es negativa.

No existe ninguna organización que administre y supervise las existencias llamadas mercenarios.

Ciertamente, si cometes un crimen y te atrapan los guardias, serás juzgado, pero hay lugares a donde los ojos de los guardias no pueden llegar.

No importa en qué parte del mundo estés, los mercenarios son tratados como bárbaros.

Hay pocas posadas que permitan que los mercenarios se queden.

Esto no es un problema en Thoria porque es una ciudad grande, sin embargo, en las ciudades más pequeñas es poco probable que encuentren alojamiento.

[A pesar de todo, conseguí encontrar un lugar donde quedarme.] (Ardis)

‘Aunque caro’, Ardis pensó con una expresión insatisfecha.

[Es bueno que hayas encontrado un lugar para quedarte, estaba preocupado.] (Ted)

[Bueno, todavía hay cosas de las que preocuparse.] (Ardis)

Ardis comenzó a explicar, sonriendo amargamente.

[Se niegan a moverse de la esquina de la habitación. No me responden cuando hablo con ellas. Incluso en la cena, se niegan a comer hasta que me voy a dormir. Se siente como si hubiera recogido un par de gatos callejeros.] (Ardis)

[¿Está bien dejarlas en la posada?] (Ted)

[La dueña ya sabe de la situación. Además, parece que son capaces de cuidarse entre ellas, mientras yo dormía fueron al baño por sí mismas. También hubo muchas oportunidades para escapar ayer, pero no han intentado salir de la habitación. Todo lo que hacen es mirarme con cautela desde la esquina.] (Ardis)

[No te preocupes demasiado por eso. Considerando sus circunstancias, es natural. Como dormirán en la misma habitación por un tiempo, su cautela disminuirá gradualmente.] (Ted)

Viendo que esta conversación había terminado, Ted habló.

[Bueno, entonces, hablemos de trabajo. Norris, ¿Le explicarás la petición a Ardis?] (Ted)

[Te dije que debíamos haber esperado hasta que estuviéramos todos juntos… es una molestia explicarlo dos veces.] (Norris)

‘Mi error, mi error’. Ted ignoró las quejas de Norris.

Ignorando eso, Norris comenzó a explicar el contenido de la petición.

[La petición que recibí hoy es otra inspección.] (Norris)

[¿Qué pasa esta vez? ¿Estamos inspeccionando una zona de excavación?] (Ardis)

Ardis se rio un poco.

Incluso para los mercenarios, sus vidas eran algo pacíficas.

Aunque puede haber batallas por autodefensa como la última vez, esos casos son raros.

El trabajo a corto plazo, que es demasiado engorroso para contratar gente, se envía a menudo como una petición a los mercenarios.

Los clientes son generalmente comerciantes o jefes de pueblos y aldeas.

Ocasionalmente pueden presentarse peticiones de países o incluso peticiones de militares.

Hay bastantes trabajos que los caballeros y soldados no pueden hacer.

No es inusual que mercenarios bien conocidos sean tratados muy bien.

Ocasionalmente se entregan solicitudes a mercenarios que serían demasiado deshonrosas para que los caballeros las hicieran. Incluso si el mercenario muere durante la petición, no se ve como un problema.

En comparación con esas solicitudes, los trabajos de investigación son comparativamente mejores.

[No, esta vez es una inspección de tierra. Incluyendo el tamaño de los caminos, las fuentes de agua cercanas, los sistemas de drenaje y cualquier otra característica geológica única.] (Norris).

El lugar estaba a unos dos días de distancia, avanzando hacia el sur, hacia la frontera de un país vecino.

[Oh… por cierto, ¿Quién es el cliente?] (Ardis)

[Parece ser una compañía, pero…] (Norris)

[¿Pero?] (Ardis)

[Puede haber un país detrás de ellos.] (Norris)

[¿Qué te parece, Ardis?] (Ted)

Preguntó Ted desde el costado.

[Parece ser una inspección preliminar para una nueva ubicación de un fuerte.] (Ardis)

[¿Realmente crees eso? Aunque parece ser el caso.] (Ted)

Ted también estuvo de acuerdo con el razonamiento de Ardis.

[¿Así que el rumor de que la guerra con el Imperio está cerca es cierto?] (Ophelia)

Dijo con inquietud Ophelia.

[¿Qué te parece? El precio del hierro pesado parece haberse estabilizado, pero quizás deberíamos investigar por si acaso.] (Ardis)

[¿Por qué harían una petición en Thoria? Seguramente la Capital Imperial está más cerca.] (Ted)

Ted estuvo de acuerdo con Ardis, pero sin embargo sospechaba que la petición llegara a Thoria.

[Tal vez intentan proceder en secreto para ser lo más discretos posible. No es una petición del señor de la ciudad o de los militares, sino de una compañía. El contenido de la solicitud también está camuflado como un estudio preliminar de todos modos.] (Ardis)

[Ardis tiene razón. La gente asumiría que la solicitud está en preparación para un proyecto pionero.] (Norris)

[Tal vez sea cierto. Tal vez ya se ha hecho una petición similar en la Capital Imperial.] (Ted)

Ted asintió con una cara convencida.

[La cantidad de la recompensa es buena, probablemente debido a la proximidad de la frontera. La cantidad mínima garantizada es de 20 monedas de oro, pero eso podría aumentar a 30 monedas de oro. ¿Qué quieres hacer, Ardis?] (Ted)

Así es… la petición es también bastante corta.

[Lo siento, pero esta vez me voy a negar. Si voy a la frontera, no podré volver a la posada todos los días como había planeado.] (Ardis)

No había nadie molesto por su decisión, todos entendieron que él quería cuidar de las gemelas.

[Bueno, no hay nada más que decir. Podemos hablar más después del viaje.] (Ted)

[Lo siento Ted.] (Ardis)

Después de dejar atrás a Ted y su grupo, Ardis dejó la taberna y salió de la ciudad solo.

[Una excursión de un día al bosque… no se puede evitar, tendré que cazar un rey bestia.] (Ardis)

Mirando las praderas frente a él, Ardis dio un paso adelante.


PD: ¿Pueden escuchar eso? Es la alarma de compañeros caídos en acción.