GC 207

Modo nocturno

Capítulo 207: SS: Investigación de Torerul

Dentro de ‘Mi Mundo’, Haru, Carol, Malina, Norn y Kanon estaban comiendo al aire libre.

No había carne disponible, así que era una fiesta de pescado.

Los peces recién pescados podrían convertirse fácilmente en un plato lujoso con sólo asarlos a la parrilla con sal. Pero eso no fue todo.

Los platos alineados frente a las chicas eran todos lujosos platos hechos con verduras. Después de todo, estaban completamente libres de pesticidas y su sabor y frescura eran de primera clase.

[Transfer Magic, ¿Huh? Si un vendedor ambulante tuviera eso, definitivamente llevaría a un camino de éxito. Ya que no tendrían que pagar tarifas y todo eso.], dijo Carol.

[Carol-chan, eso se llama contrabando. Nunca deberías hacer eso. Si haces eso, tendré que arrestar a Carol-chan.], dijo Norn.

[¿Eh? ¿Norn-san no se retiró del grupo de vigilantes?], dijo Haru.

[¿No dijo antes que sólo se tomara un descanso? Pero ¿No tendrás problemas si no vuelves pronto?], dijo Kanon.

[T-Todos. Parece que el pescado está asado.], dijo Malina.

Pionia y Sheena trajeron el pescado a la parrilla.

Por cierto, había ocho peces.

Incluso después de contar la parte de Pionia y Sheena, aún quedaba uno.

Justo cuando se preguntaban para quién era esa parte,

[Es para mí.]

La chica le arrebató un plato a Pionia y se comió el pescado a la parrilla en un pincho.

[Sí, es delicioso. Aunque las Diosas no necesitan comer me encanta comer comida hecha por otros.]

Dijo mientras procedía a arrebatar el pescado a la parrilla de Pionia.

Viendo el comportamiento dominante de esa chica, todas, excepto Pionia y Sheena, se quedaron sin palabras.

[Madre. Si quieres, puedo asar más en la parrilla.]

[Recomiendo maíz a la parrilla.]

[Entonces, ¿Te llamabas Sheena? Seguiré la recomendación de Sheena y comeré el maíz a la parrilla.]

Dijo con una sonrisa.

[Como deseéis, Torerul-sama.]

Sheena se inclinó y se dirigió hacia el campo para recoger algo de maíz.

(Torerul-sama!?)

Haru y las demás alzaron sus voces al unísono.

[Muy ruidosas. Guarden silencio cuando estén en medio de una comida.]

Torerul comió el pescado a la parrilla, pero no estaba dispuesta a comer la carne que rodeaba el hueso y los órganos internos, por lo que se la devolvió a Pionia cuando aún quedaba más de la mitad.

[‘Limpiar’]

Se limpió la boca por arte de magia.

[Pionia, prepara un poco de té para mí.]

[Sí, madre.]

[… ¿Por qué la has estado llamando ‘Madre’ desde hace un tiempo?]

[Aunque fue el Maestro Ichinojo quien me sacó del tubo de ensayo, fui creada por Torerul-sama. Por eso Torerul-sama es mi madre.]

[Llámame como quieras. Es una molestia argumentar lo contrario de todos modos.]

Pionia se inclinó ante Torerul y se movió al interior para preparar té.

[¿Por qué está aquí la Diosa-sama?]

Kanon fue la primera en preguntar.

[Nada en realidad. Tengo una pequeña ventana de tiempo mientras él no está por aquí — actualmente está con Minerva… um, Ichi— como se llame y su hermana la están visitando, así que pensé en aprovechar la oportunidad para hacer lo que tenía que hacer.]

[Minerva-sama y Maestro!]

Haru levantó la voz, sorprendida.

[Claro, claro. En serio, si la Iglesia fuera un poco más lenta en su trabajo de reemplazo de la estatua de la Diosa, no habría llegado a esto—]

[Aquí tienes, Te de limón.]

[Gracias… por cierto, Pionia. Normalmente se sirve té verde con pescado a la parrilla.]

[Lo siento. Lo prepararé de nuevo.]

[No importa, es problemático.]

Torerul dijo y bebió el té de limón en una hermosa taza.

Por cierto, esa taza fue hecha por Pionia.

[Aquí tienes, maíz a la parrilla.]

Después de eso, Sheena trajo maíz a la parrilla.

[Ah, ya he tomado té, así que no lo necesito — más importante.]

Torerul se levantó y, Haru, Carol, Malina, Norn, Kanon, miró a todas y cada una de ellas.

Entonces,

[Ustedes dos — vengan un momento.]

Llamó a Haru y Carol para que vinieran.

[¿Sus nombres?]

[Me llamo Haurvatat.]

[Soy Carol.]

[Ya veo. Haurvatat y Carol, nombren a todos los que conozcan que hayan pasado más de una hora con ustedes dos y con Ichi— como se llame. Está bien si no saben sus nombres. Pero limítenlo a gente que nunca interactuó con otros aparte de ustedes tres.]

[E-Entendido.]

Haru asintió y enumeró los nombres.

Pero el número era limitado.

Ya que, para la mayoría de las situaciones, Malina estaba con ellos la mayor parte del tiempo.

El primero sería Quince. Oregeru. Sebastian. Por último, la señora que conocieron en el pueblo Gomaki, la dueña de la posada.

[¿Qué hay de Jofre-san y Elize-san? Aunque no los he visto mucho. La aldea de los Cat Sith también estaba en un lugar remoto.]

Preguntó Malina. Es cierto que Jofre y Elize estuvieron con Haru, Carol e Ichinojo en el laberinto de la ciudad Belasra durante más de una hora.

[Ah, pero he estado con esos dos durante bastante tiempo.]

Norn dio su opinión.

[¿Son todos?]

Eso fue todo lo que se les ocurrió.

[Ya veo… hn — pero apesta a error… Tendré que investigarlo.]

Dijo Torerul y de repente desapareció.

¿Qué clase de pregunta era esa?

No tenían respuesta a eso.

Sin embargo, Pionia mantuvo la cabeza inclinada hacia el lugar donde desapareció Torerul.