GC 212

Modo nocturno

Capítulo 212: Cautiva Miri

Miri se despertó en una cabina. Había una pequeña ventana y podía ver que ya era de noche afuera.

Mirando hacia abajo, se dio cuenta de que estaba en el aire y que las nubes grises iluminadas por la luz de la luna pasaban lentamente.

[… Petite Dark.]

Cantó, pero su hechizo no se activó.

Fue entonces cuando Miri notó el objeto extraño en su muñeca.

Había un brazalete blanco alrededor de su muñeca. Eso fue algo que Miri — no, Famiris‧Raritei había creado, un simple elemento que sella el poder mágico. Se hizo hace 500 años para confinar a los prisioneros capaces de usar magia, pero el collar de esclavo se inventó poco después, por lo que la pulsera nunca se extendió al mundo y quedó encerrada en las profundidades del Castillo del Señor Demonio.

Parecía que Daijiro lo había cogido después de derrotar a Famiris.

[… Hey, Estás ahí, ¿Verdad? ¿Por qué no entras ya?]

Dijo Miri en dirección a la puerta cerrada.

Cuando lo hizo, la puerta fue abierta y entró una mujer de cabello castaño que llevaba parecido al Capitán Garfio de Peter Pan.

[Has crecido bastante, Chibi Daijiro.] (TL: Chibi = niño pequeño/enano)

[Tú eres la que se volvió pequeña, Famiris‧Raritei.]

Dijo Daijiro con una sonrisa antes de que de repente preguntara.

[Así que, ¿Cómo fue? Tu vida en Japón! Hey, ¿Es verdad que se construyó una torre de radio de dos veces la altura de la Torre de Tokio?]

[Sí, cállate. Te coseré los labios si no te callas.]

Miri se agarró la cabeza al ver que su entusiasmo no ha cambiado ni siquiera después de 13 años.

Las batallas entre Famiris y el Héroe Alessio se desarrollaron una y otra vez.

En medio de eso, Famiris se enteró de que Daijiro ayudó a Alessio muchas veces en sus aventuras y la secuestró.

Después, Daijiro descubrió que Famiris era una antigua japonesa y que incluso era la persona a la que la princesa Kaguya había modelado, lo que la hizo hacerse amiga de ella al instante.

Por cierto, Famiris supo por Daijiro que sus padres habían pensado en nombres de niños y niñas antes de que naciera. En ese momento, Daijiro, que debía ser el nombre de un hijo, quedó como su nombre sagrado. Entonces, cuando ella se reencarnó en este mundo, su nombre sagrado Daijiro fue tomado como su nombre oficial en este mundo.

[Daijiro… gracias por esperar.]

[¿Te despediste?]

[Nunca tuve la intención de hacerlo. Después de todo, Onii definitivamente se opondría. En primer lugar, vine aquí no por el bien de Onii, sino por el mío.]

[… No estás siendo honesta contigo misma, Famiris. ¿No es mejor ser honesta? Viniste a este mundo para poder pasar toda tu vida con tu Onii-chan favorito. Pero es realmente irónico. La Señor Demonio murió para proteger al mundo. Superando a toda la Iglesia, manteniéndolo en secreto de tu Onii-chan favorito—]

[Te mataré si sigues hablando.]

[Fufu, ¿Puedes hacerlo?]

Chispas salieron del brazalete de Miri cuando Daijiro preguntó eso.

[¿Crees que una herramienta mágica de segunda mano es capaz de sellar mi poder mágico?]

Al instante siguiente, humo salió del brazalete y cayó.

Ese brazalete se sobrecalentaría y se rompería una vez que reciba más poder mágico del que puede soportar… o ese debería haber sido el caso.

[… ¿Eh?]

El brazalete fue destruido. Sin embargo, había otro brazalete debajo de él y ese brazalete todavía estaba envuelto alrededor de la muñeca de Miri.

[¿Has olvidado que soy una ingeniera de herramientas mágicas? Hace tiempo que mejoré ese defecto.]

Dijo con orgullo Daijiro.

[Buen trabajo, Pinky.]

[No me llames Pinky. Mi nombre es Daijiro.]

[¿Ara? A mí me gusta. Tu nombre, Pinky, escrito como ‘Uno’ y ‘Llave’. A pesar de que siento que nadie podría leer eso.]

Satou Pinky era el nombre original de Daijiro. (NT: 佐藤(さとう)一鍵(ピンキー))

Ella realmente odiaba ese nombre y anhelaba un nombre ordinario.

Por eso estaba encantada cuando su nombre fue cambiado a Daijiro cuando vino a este mundo. Hasta el punto de que no le importaba, aunque fuera un nombre de chico.

[Entonces, ¿Quién sabe qué estoy aquí?]

[Excluyendo al grupo de tu Onii-san y las Diosas, probablemente Alessio y su pandilla, así como el Papa. Ah, y también el actual Señor Demonio y su grupo.]

[¿El actual Señor Demonio? Ah, claro, había mucha gente alrededor. Aunque ya he derribado a un inútil llamado Valf.]

[¿Quién es ese?]

[Debería ser algún subordinado. Parecía que tenía en mente varios planes. Aparentemente solía ser mi subordinado, pero no lo recuerdo.]

[Por favor, administra bien tus subordinados.]

Justo cuando Daijiro dijo eso, una fuerte explosión resonó.

Se preguntaban qué pasó cuándo—

[Oh, Dios mío, Elize! La olla explotó!]

[Oh, Dios mío, Jofre! Es una gran explosión!]

[Esta es una gran oportunidad para hacer palomitas de maíz! Elize, ¿Has oído hablar de las palomitas de maíz?]

[Sí, maíz seco que explotaría al ser expuesto al fuego. Ahora que lo pienso, el alimento para los cerdos en el rancho del barco volador es también maíz seco!]

[Eso es, Elize! Consigamos rápidamente una olla que pueda calentarse y hacer palomitas de maíz!]

Se podían oír voces muy idiotas.

[Por favor, administra bien tus subordinados.]

[…Tsk. No debería haber traído a esas personas, aunque me faltara mano de obra!]

Dijo Daijiro al salir de la habitación. Naturalmente, cerró la puerta cuando se fue.

Miri miró por la ventana y suspiró suavemente.

[No intentaré escapar, aunque no cierres la puerta o me quites este brazalete.]