Nishino V1 C1

Capítulo 1: El chico llamado Nishino Gokyou

Un poco después de medianoche, a la hora en que sale el último tren. Dentro del sótano de un edificio situado a las afueras de las concurridas calles de Roppongi, se preparó un estrecho bar de unos 20 tsubos.

Hay 3 personas dentro del establecimiento.

Uno es un hombre de veintitantos años. Cabello largo que no le llega a los hombros teñido de marrón claro.  Un traje beige claro que presume su valor junto a una corbata de punto púrpura y una camisa azul claro. Junto a un reloj de una marca de alta calidad en su muñeca. Puede ser el hijo de un hombre rico, o puede ser el joven y talentoso presidente de una compañía.

Una mujer en el asiento de al lado que parece tener veintitantos años lo seduce. Una oficinista con traje. Ya sea de la cultura estricta de su compañía, o si es su naturaleza, ella tiene una cantidad modesta de maquillaje y su cabello está atado en un moño liso que no muestra signos de caer.

Hablan entre sí en el asiento interior del mostrador.

Y la última persona, un chico con uniforme escolar sentado a cuatro asientos de distancia en el centro de ese mismo mostrador. Comparado con el camarero que estaba allí de pie como si fuera una entrevista, el chico tenía las piernas cruzadas de manera exagerada, como si fueran amigos desde hace una década, y pregunta en un tono frío.

[… Y, ¿Dónde está el pago?]

Parece estar en la mitad de su adolescencia.

Su traje es el de un japonés extremadamente ordinario. Es un uniforme de una escuela secundaria de la zona de Tokio. Tenía párpados agudos, dientes desiguales y pómulos ligeramente expuestos. Su estilo de peinado es como si un niño de su edad fuera al salón de belleza o a la peluquería, y no pidiera otra cosa que no sea mantener el tamaño.

No se puede decir que sea genial de alguna manera. Pero no es tan feo como para que lo señalen con el dedo. Simplemente sería otra persona en medio del grupo en la casta escolar. Una persona a la que nadie recordaría después de la graduación.

Pero incluso entonces, si hubiera algo notable en esta situación, sería la existencia con la que está intercambiando palabras.

[Fue depositado en el mismo lugar de siempre.]

El que contestó fue el hombre que está de pie al otro lado del mostrador, el dueño del establecimiento.

Puede ser porque es Roppongi, pero no es un hombre japonés. Un autoproclamado hombre negro nacido en Estados Unidos, con un cuerpo gigante de unos 2 metros de altura. Su constitución muscular se puede ver a través del chaleco negro que lleva puesto.

Su brazo es más grueso que el muslo del chico. Una laceración atraviesa el ojo derecho de su cara. Y llega hasta su cabeza limpiamente afeitada. Una apariencia como la de una película de acción del oeste.

[Bien.]

[Y, sobre la siguiente petición…]

[Quiero descansar un poco. Dásela a otra persona.]

[… Ya veo.]

Un par terriblemente desequilibrado, como este, incluso desde el otro lado del mostrador sentiría una gran incomodidad. Especialmente para un chico asiático de complexión media que toma una actitud tan brusca con un hombre negro de cara seria, cualquiera que lo vea sentirá escalofríos en su espina dorsal.

En realidad, el hombre y la mujer que antes hablaban ahora los observaban aterrorizados. De vez en cuando el hombre y la mujer miraban, preocupados de que el chico fuera golpeado por el camarero. Era como si dijeran, ‘¿Este chico está realmente bien?’

Sin embargo, incluso con la preocupación del otro cliente, la persona misma no mostró ninguna preocupación.

Sin ningún tipo de restricción, el chico recompone sus piernas y sigue hablando.

[Dame otra de lo mismo.]

[¿Deberías tomar otra? Tienes escuela mañana, ¿Cierto?]

[No te preocupes. Ya que sólo estaré durmiendo.]

[… Ya veo]

De acuerdo al pedido del chico, el camarero prepara una nueva bebida.

Con movimientos hábiles utiliza el picahielo para cortar el hielo redondo. Lo vierte en el vaso recién preparado y toma una botella del estante detrás del mostrador.  Sin decir ni una palabra, sirve un doble.

Un fuerte olor a yodo hace cosquillas en la nariz del chico en el momento en que se le pasa la bebida.

[Ya es hora de reponer esto…]

El camarero murmura mientras mira la pequeña cantidad que queda en la botella.

Como él dijo, sólo queda una cuarta parte del contenido. El contenido ámbar de la botella se balancea junto con los movimientos de su brazo. Iluminada por la refracción de la luz tenue, la botella emite una chispa apagada.

Mirando eso, el chico adoptó un tono algo fuerte.

[¿No tienes más?]

[… Es un sake particularmente raro. Así que tengo que lidiar con ello apropiadamente.]

[Si te quedas sin eso, entonces no tomare ningún trabajo.]

[E-Entiendo. Lo prepararé sin falta. Tengo un conocido al que le gusta.]

[Entonces está bien.]

El chico bebe el sake recién hecho.

La cadena de eventos aquí estaba completamente desajustada. Si tan sólo el chico tuviera una apariencia extraordinaria, entonces sería más fácil de aceptar. Sin embargo, es ordinario. Excesivamente ordinario. Párpados agudos, dientes torcidos, y pómulos ligeramente expuestos.

No se puede decir que sea genial de alguna manera. Pero no es tan feo como para que lo señalen con el dedo. Simplemente sería otra persona en medio del grupo en la casta escolar. Excesivamente ordinario, y extremadamente asiático. Es por eso que no encaja en la situación actual.

Su figura bebiendo sake con el codo en el mostrador es cómica. La persona misma puede sentirse bien, pero los que lo observan desde un lado no pueden evitar sentir irritación, enojo y vergüenza. Un tipo de escena que se convertiría en parte de la historia oscura de uno.

Pero incluso entonces, si había un punto extraordinario en él, es la existencia con la que está intercambiando palabras.

[Regresa la semana que viene.]

El barman musculoso habla como si estuviera preocupado por el chico.

[… Si me apetece.]

El tipo de apariencia promedio dio una respuesta breve.

Ese último comportamiento fue exactamente el de un estudiante de secundaria durante su festival escolar.

No le sienta bien en lo más mínimo.

[Oi oi, ¿Cuento contigo?]

Lo miró con una cara como si hubiera bebido un sake malo, y el camarero murmuró pareciendo derrotado.

El nombre de este chico malo es Nishino Gokyou.

▼▼▼▼

Preparatoria Tsunuma, es una escuela superior ordinaria dentro del área metropolitana de Tokio. Los estudiantes son ordinarios y, por lo tanto, sus puntuaciones son también ordinarias. Tampoco hay clubes con logros que destaquen en particular. La cantidad de estudiantes que eligen ir a la universidad es de alrededor del 50 por ciento, y el otro 50 por ciento busca empleo. Y la cantidad de estudiantes que fueron a un prestigioso instituto privado o a universidades nacionales son sólo un puñado en toda la historia de la escuela.

Por supuesto, la cantidad de estudiantes que duermen durante la clase son muchos. Pero actualmente, eso se previene con un pequeño examen, por lo que los estudiantes están mirando celosamente sus exámenes. Ellos llenan frenéticamente las respuestas a medida que se enfrentan a sus hojas de respuestas.

Si hubiera algún estudiante que estuviese dormitando durante esto, entonces solo podría ser Nishino.

Actualmente está durmiendo en su escritorio.

*Kinkon Kankon*, muy pronto, sonó el sonido que marca el final de la clase.

Se recogieron las hojas de respuestas, se dio la orden de ponerse de pie y hacer una reverencia, y se terminó el horario escolar.

[Entonces, eso es todo por hoy.]

El maestro recoge rápidamente los materiales y abandona el aula.

Con eso, los estudiantes comienzan a moverse rápidamente. Esa solo era la cuarta clase. Y ahora comienza su hora de almuerzo. Todos van a buscar su almuerzo, algunos van con otros a la cafetería, algunos se apresuran a comprar su comida, y algunos juntan sus escritorios y extienden sus bentos.

Y cuando los alrededores se animan, Nishino se despierta.

[……]

Si hay algo que no era ordinario, ya sea su apariencia o sus calificaciones, sería la pequeña cantidad de relaciones que tiene. Por ejemplo, no tiene amigos con los que comer durante el descanso.

Así se despierta lentamente y se dirige a la cafetería él solo.

Y el que se le acerca por detrás es.

[Oi, Nishino.]

[… ¿Qué pasa, Ootake-sensei?]

Es el profesor encargado de la clase de Nishino, Ootake Seiji. Un veterano de 45 años de edad y encargado de matemáticas. También es el director de la escuela. Entre los estudiantes tiene la reputación de ser útil y confiable.

Pero si tuviera algún defecto, entonces sería el hecho de que su cabello se había estado cayendo recientemente. Debido a esto, las estudiantes femeninas a veces preguntan, ‘sensei, tu cabeza no está en problemas’, por preocupación. Pero la cantidad de veces que se ha incrementado, y el estrés debe haber aumentado también.

[Escuché algo de Yamada-sensei a cargo de historia, no deberías dormir durante los exámenes.]

[Lo siento.]

Yamada-sensei es el maestro que estuvo a cargo de la clase anterior.

Parece que reportó el sueño habitual de Nishino a su superior.

[El que tendrá problemas más tarde eres tú. Ya que los exámenes empiezan el año que viene.*] (NT: Exámenes de ingreso a una universidad.)

[No, voy a encontrar un trabajo.]

[Aun así, como profesor no puedo permitir que duermas durante las clases.]

[… Lo siento.]

[Está bien, pero ten cuidado de ahora en adelante.]

[Sí.]

Ootake-sensei se despide después de regañarlo un poco.

Ese es el alcance de su preocupación. Por un solo estudiante entre los muchos matriculados, cumplió con su deber como maestro. El propio Ootake conoce la actitud de Nishino, así que fue un intercambio mezclado con resignación.

Con este final seguro, Nishino una vez más comienza a caminar hacia la cafetería.

El pasillo es bullicioso durante la pausa del almuerzo.

*Suta Suta*, suenan pasos rápidos.

Y al doblar la esquina, de repente tropieza con alguien.

[Te…]

[Kyaa…]

Al quien golpeó es a una estudiante. Nishino inmediatamente intentó apartarse, pero era inevitable y sus cuerpos chocaron. Parece que la chica estaba corriendo, así que el impacto la hace perder el equilibrio y caer.

En comparación, el cuerpo de Nishino sólo tembló un poco.

[Lo siento.]

Palabras de disculpa fueron dichas con pánico.

[… ¿Estás bien?]

El tono del discurso estaba un poco apagado, pero es porque su sentido de los valores es muy diferente al de los demás. Parece pensar que es genial tener un poco de cinismo mezclado. En realidad, ese no es el caso, pero todavía gana una evaluación de sus compañeros de clase que piensan que no fue ni siquiera un poco genial.

Pero, esa verdad no llega a sus oídos. Sus ansiedades desde la escuela intermedia lo han seguido hasta su ingreso a la preparatoria, al igual que la evaluación de los compañeros que lo miraban fijamente.

[Yo soy la que debería disculparse. Tengo un poco de prisa.]

La estudiante lo observa mientras está sentada en el suelo.

Ella es la hermosa chica de la clase de al lado. Su nombre es Rose Rebmann. Si buscas a una estudiante que no fuera común en esta escuela tan ordinaria, entonces ella sería la primera en ser mencionada.

Fue admitida hace unos meses y, según la propia persona, es de origen puramente británico. Tiene 16 años, la misma edad que Nishino. Comparada con las de su edad, por no mencionar a otros estudiantes extranjeros, su estatura es extremadamente pequeña, unos 130 cm. Junto a eso estaba el impresionante cabello rubio liso que se extiende hasta más abajo de su cintura.

Tiene rasgos infantiles que coinciden con su estatura. Destacaría incluso entre otras personas de piel clara. Incluso si no fuera intencional, cuando miras sus grandes, redondos y azules ojos, naturalmente empezarías a actuar mansamente. Es una chica encantadora.

Gracias a eso, el grupo de chicas que la odian la llaman ‘la loli de cabello rubio’ a sus espaldas.

Y por eso, un grupo de policías han mostrado un raro interés en ella.

[No, yo soy el que lo siente.]

Nishino habla en el tono más suave posible.

Y luego, extiende su brazo derecho hacia él.

[¿Me echas una mano? Nishino-kun.]

*Pachin*, Rose hace un guiño ligero. Si otros estudiantes lo vieran, seguramente le darían un puñetazo. Sin embargo, junto con su hermosa apariencia exterior, de alguna manera se sentía natural, y él obedientemente asintió.

[A-Ah…]

Extiende tímidamente su mano hacia ella.

Y con un fuerte tirón, la levanta.

[Gracias.]

[No…]

[Entonces, si me disculpas.]

Tan pronto como se levantó, Rose se dirige al pasillo.

Mientras mira fijamente su espalda sin ninguna razón en particular, Nishino murmura:

[… Nos hemos encontrado muchas veces desde el mes pasado.]

La semana pasada fue en las escaleras.

El que apenas evitó caerse fue él.

▼▼▼▼

El mismo paisaje inmutable de camino a casa. Nishino, que es parte del club de ‘ir a casa’, deja el salón de clases después de la campana de la sexta hora. Los gritos de los clubes deportivos y la música de la banda resuenan en los edificios de la escuela.

Fue un evento que ocurrió de camino a casa.

Un auto fue detenido en el lado de la acera en la ruta de su escuela. Era un coupé del extranjero. Un coche de lujo que vale decenas de millones de yenes. Cualquiera que lo viera querría tomar una foto con el coche que probablemente ya no se venda. Sin embargo, para él, esto es algo que no tiene por qué saber.

[Hola~, ¿Vas a casa?]

El conductor sacó la cabeza del coche y preguntó.

[… ¿A qué te dedicas?]

Pregunta Nishino en un tono desagradable sin tratar de ocultarlo.

Ambos se conocen entre sí.

[Rechazaste la petición de Marqués, así que vine directamente a ti.]

Su cara parece ser caucásica. Una bella mujer que parece estar en sus veinte años con un impresionante cabello rubio platino que llega hasta su cintura. Debido al traje y a la falda corta que llevaba puesta, las líneas de su cuerpo bien estilizado eran claramente visibles.

La dueña de unos pechos enormes que harían que cualquier hombre volteara a verla. En realidad, todos los que pasan por allí se dan la vuelta para mirarla, sobre todo los jóvenes, a los que llamó la atención el escote que se asoma entre el hueco de su camisa.

Si hubiera una excepción a esto, entonces sería Nishino.

[Si es una petición, pásala a través de Marques. Si no, no lo aceptaré.]

[Ara, es inesperado que confíes tanto en él.]

[… Odio esa parte de ti, y todo lo demás.]

[Parece que me odias mucho.]

[Tu cara es una que odio más que nada. Si quieres traer una petición, primero que te atropelle un camión de basura y que te rompa esa nariz inútilmente alta que tienes. Así te convertirías en una mujer hermosa.]

[Qué frío…]

Nishino ignora eso y sigue caminando.

La bella mujer continúa lentamente en su coche. Tiene la cara apuntando a la acera con una sola mano en el volante y el codo de su otro brazo colocado en la ventana.

No es una carretera con muchos coches y también tiene un buen espacio, así que, si alguien viniera, no sería un obstáculo. Sin embargo, si miras la matrícula del coche, es azul.

Todos los autos disminuyen la velocidad cuando pasan silenciosamente en el carril opuesto.

[¿Te negaras sin importar que sea?]

[No tiene sentido.]

[Pero si la aceptas, entonces te daré un bono maravilloso.]

De repente, detiene el coche y se para delante de Nishino.

Y abrumadoramente bloquea el camino del hombre promedio.

Mientras extiende la abertura de su camisa, usa su dedo índice para señalar el valle expuesto de su pecho.

A esto, Nishino responde con cierta irritación mezclada con sus palabras.

[Un solo consejo. Sería mejor taladrar esto a través de esas orejas tuyas.]

[Ara, eso sería maravilloso. ¿Qué cosa?]

[Odio a la gente como tú. Si fuera más específico, odio a los humanos que no tienen nada más que su orgullo exterior. Prefiero ser el protegido de la policía que aceptar tu petición.]

Palabras que no encajaban en absoluto.

Si hubiera algo que no encajara, sería por la pérdida de puntos por su cara.

Si le preguntaras por su cara, sería algo que tendría una carga abrumadora.

[Ara, ¿Eras el dueño de un sentido de justicia tan fuerte?]

[Dices chistes muy aburridos cuando estás desesperada, ¿Estás igual que siempre? Date prisa y vete.]

[Tsu…]

Después de recibir las palabras de Nishino, el rostro de la belleza se deforma por la irritación en un instante.

Es una respuesta natural. Por un lado, una mujer caucásica de una belleza sin igual. Y, por otro lado, un tipo asiático promedio. Si se tiene en cuenta la casta universal de la humanidad, entonces está claro como el día quién es el superior.

[P-Parece que estás de mal humor hoy, así que volveré en otro momento.]

La bella mujer se retira de una manera adulta.

Y Nishino habla como si fuera a atacar a un enemigo ya derrotado.

[Francisca, tu cara es la quinta cara más odiada del mundo. Y el que tiene la sexta posición es el retrato de George Brummell. Esa cosa está despreciando a la gente.]

Hablando mientras se daba aires, continuó golpeando los nervios de la mujer.

Coincidentemente, los que pasaban también se irritaban.

[Entonces lamento haberte molestado. Nos vemos luego!]

Se sube al coche por la puerta que dejó abierta como si estuviera huyendo.

Al mismo tiempo que se sube al coche, se aleja del tipo de aspecto normal.

El sonido de los neumáticos quemando el asfalto resuena en los alrededores.

El coche rápidamente hace espacio desde la acera y se mete en la carretera. Después de hacer un giro, ya no se podía ver. Los peatones se ven obligados a oler el amargo olor de los gases de escape del coche.

Nishino, que toma ese aroma, murmura.

[En serio, una mujer que nunca se cansa de ello.]

Aunque él dice eso, también era un estudiante de secundaria que nunca se cansaba de ello.

▼▼▼▼

La noche de ese día, la figura de una bella mujer estaba refunfuñando en un bar de Roppongi. Y el trabajo del camarero era servirla. El primero era el que acababa de ser ignorado por Nishino, y el segundo es Marques, el dueño del establecimiento quien intercambió palabras con Nishino anoche.

[Fue inútil, Marqués.]

[Por eso te lo dije muchas veces. Tu compatibilidad con él es mala.]

El maestro devolvió las respuestas apropiadas a las quejas de Francesca.

[Mi belleza debe haber caído. ¿Es mi edad?]

[Eso es lo peor de ti. Si quieres que acepte tus peticiones, entonces tienes que cambiar esa parte de ti. Su evaluación actual de ti es la peor, al menos eso es lo que pienso.]

[¿Cómo pudo pasar esto? En mi país habrían aceptado incluso sin mostrar mi escote, para no poder atrapar a ese sucio mono amarillo, ya estoy harta de esto.]

[Es lo mismo para mí. No te preocupes por eso.]

[¿Fuun? Eso es lo que piensas.]

[¿Qué quieres decir con eso?]

[¿Debería decírselo?]

[No me importa, pero si se lo dices, nunca aceptará tu petición, pase lo que pase.]

[Lo sé. Era una broma, sólo una broma.]

[Odio esas bromas sin valor.]

[Ara, ¿Se te pegó su influencia?]

[Si ese es el caso, entonces no habrá sake alguno para ti la próxima vez, ¿Quieres continuar?]

[Lo sé. Sólo es una queja. Lo siento.]

[Deshazte de ese orgullo inútil que tienes. Esa es la técnica más importante en una negociación.]

[Negociación, ¿Huh? Con ese asiático nada genial.]

[Mientras hables así, él no aceptará tu petición. No es como si estuviera buscando a alguien más, y no es el tipo de persona que se jacta ante los demás. Para decirlo de otra manera, podría hacerlo todo por sí mismo.]

[… Ya veo. Qué hombre tan aburrido.]

[Sin embargo, eso parece ser popular en este país.]

[¿De dónde es esa información?]

[Fue escrito en un libro que leyó antes.]

[Ara, ¿Qué libro era? Estoy interesada ahora.]

[Era una novela de entretenimiento dirigida a los jóvenes de este país.]

[Hee, es inesperado que lea algo así.]

[Olvido eso. Si quieres leerlo, te lo prestaré.]

[Entregas eso, qué mala persona.]

[Es algo que se olvidó.]

[Entonces envíalo al mismo lugar de siempre. Lo tomare entonces.]

[Entiendo.]

Mientras intercambian palabras, el camarero y la mujer del mostrador sacan sake. El hielo redondo que flotaba en el cristal estaba envuelto por el líquido ámbar. El dulce aroma a vainilla inundaba el lugar.

No hay señales de otros clientes.

Pasa la medianoche, y sólo la figura de los dos estaba allí.

[Bebe eso y vete.]

[Gracias. Estaré haciendo justamente eso.]

Francesca toma el vaso presentado y lo bebe de un solo trago.

[Por cierto, ¿Qué vas a hacer con esa petición problemática?]

[Si no lo toma, entonces tengo que buscar a alguien más.]

[¿Tienes a alguien en mente?]

[… Nadie.]

[Si fuera así, entonces no te habrías dirigido hacia el en persona, ¿Verdad?]

[En serio, ¿Qué debo hacer?]

Francesca comienza a refunfuñar con la cabeza gacha. Debe ser un problema bastante grande el que tiene, y debido a lo que pasó, este en el final de su ingenio. Como para confirmarlo, finalmente golpea el vidrio contra el mostrador.

Ayuda que no haya otros clientes. Ella grita en voz alta.

[Basta! Es por culpa de ese mono amarillo que mis perspectivas de futuro son completamente negras.]

[No grites así. No sabemos si hay alguien más escuchando.]

[¿Qué? ¿Sus oídos llegan hasta aquí?]

[Nunca dije eso. Sin embargo, la posibilidad no es cero.]

[En serio, qué talento tan irritante el de ese maldito mocoso!]

[Tu verdadera personalidad está saliendo.]

El camarero mira a la mujer salvaje que fue influenciada por el sake con una expresión preocupada. Parecía que quería decir ‘date prisa y vete’. Mientras le molestaba su compañera, tomó un solo trapo y comenzó a pulir los vasos apilados en el fregadero.

[Qué molesto! ¿No deberían sentirse bien consigo mismo si lo trato bien? Aaah, yo soy la que quiere matarlo. En serio, no puedo decirte lo irritante que es. Algún día definitivamente lo mataré.]

[Bueno, si tienes tanta energía entonces deberías estar bien.]

La hermosa mujer rubia se quejaba entre bebidas.

Y el camarero siguió respondiéndole.

▼▼▼▼

La casa de Nishino es un edificio de apartamentos en una zona residencial destinada uso personal.

En otras palabras, vivía solo.

Después de vivir lejos de sus padres durante varios años, cocinando, lavando y limpiando, ahora está acostumbrado a todo esto, ha pasado un tiempo desde que dejó de pensar en estas cosas como problemáticas. Y todavía es capaz de mantener su vida diaria de ser un estudiante mientras trabaja.

Vive en una habitación de unos 6 tatamis.

[……]

La cena de esta noche es ramen instantáneo con ensalada. La primera ya estaba lista, pero la segunda era una guarnición que se compraba en una tienda de comestibles a la vuelta. Los condimentos son semillas de sésamo, jengibre y aderezo.

[……]

Es algo que compró muchas veces para comer, así que ya está acostumbrado al sabor.

Sin pensar en nada, se llena la boca con la lechuga, el repollo y el maíz. Comienza a comerse el apósito que estaba esparcido en su cara y todo desapareció rápidamente. No fue suficiente. La cantidad no es suficiente.

[……]

Nishino Gokyou, 16 años de edad. Los días pasaron mientras su sentido de vacío seguía creciendo.

No hay suficiente calor.

Ya era hora de que se acostumbrara a vivir solo, ya que han pasado varios años desde que dejó a sus padres para vivir por su cuenta. Pero no pudo llegar a gustarle la comida, su comida diaria es un acompañamiento de la tienda de conveniencia cercana. Tiene suficientes ingresos para comprarla, pero tardará un tiempo en acostumbrarse a ella.

No sabe cuántas veces ya tiene la ensalada de maíz de 918 yenes.

Mientras comía su comida, un sonido resonó en un rincón de la habitación, un sonido parecido al de una sonaja.

Era un hámster en una jaula colocada en el fondo de un estante de acero que comenzó a jugar en su rueda. Corrió con todo su poder en el equipo en forma de rueda. El ruido resonó en la habitación que no tenía ningún otro sonido.

[… Ah.]

Como si recordara algo, se levanta y se dirige al fondo de la jaula.

Saca comida sólida de una bolsa de plástico colocada a un lado.

Y así, reabastece el alimento que está dentro de la jaula.

[……]

Mira suavemente dentro de la jaula al hámster que saltó en el momento en que su alimento fue reabastecido. Puede parecer un poco desagradable, pero no se puede evitar, ya que es un tipo de aspecto normal.

[Hoy compré una fresa. También pondré esto.]

Abre un poco la jaula y coloca la fresa dentro. El hámster se mueve rápidamente hacia ella y comienza a morderla. Nishino no hace más que mirar esa figura.

Pasa la noche acariciando a su hámster mascota.

Anterior

Siguiente