Uchimusume V6 Bonus

Modo nocturno

Bonus: La pequeña empieza a llevar un diario

La encargada del papeleo y de la contabilidad del Ocelote Bailarín era la propietaria, Rita. No era que se le impusieran tales asuntos porque había sido la hija de los antiguos dueños del negocio, sino porque ella era absolutamente la persona adecuada para el trabajo. El aspecto de cocinar y limpiar de un bar y una posada era el fuerte de Kenneth. Llevaba a cabo estas tareas todos los días con una habilidad que hacía difícil imaginar que su trabajo anterior era como aventurero blandiendo armas pesadas.

Rita también se ocupaba de los clientes en calidad de ‘sucursal’ del templo de Akhdar, por lo que su posición habitual era en el interior del mostrador, donde podía ocuparse de estos asuntos.

Cuando Latina todavía era joven, uno de sus lugares comunes para jugar era un asiento en el mostrador, donde podía ver a Rita trabajando. A menudo se la veía allí con libros ilustrados y otros libros infantiles colocados frente a ella.

Ese día, Latina observo con gran interés como Rita escribía en su libro de cuentas.

[Hay muchos números.]

[Sí, los hay.]

[En la escuela, Latina está estudiando matemáticas.]

[Ya veo. ¿Es complicado?]

[Un poco, pero si Latina no se apresura, está bien.]

Fue fácil imaginar a esta chica luciendo increíblemente seria mientras abordaba sus problemas de matemáticas. Rita encontró el pensamiento encantador, y le dio un poco de risa.

[¿Es divertida la escuela?]

[Sí. Y Latina también ha hecho amigos.]

La sonrisa de Latina fue absolutamente adorable mientras respondía, haciendo que Rita se sintiera cálida y confusa por dentro.

[Rita, ¿Por qué escribes en ese ‘libro de cuentas’?]

[Eso es un poco difícil de responder… Para administrar nuestros ingresos y gastos, y vigilar nuestras acciones… Bien, por decirlo de forma sencilla, para que sepamos lo que pasó, incluso más tarde.]

[¿Incluso más tarde?]

[Es difícil recordar todo lo que pasó todos los días, ¿Cierto? Así que mantengo un registro. Así es cómo funcionan los diarios, ¿Verdad?]

[¿Diarios?]

Al escuchar la palabra que Rita había usado para explicar, Latina ladeó la cabeza.

[¿Qué es un diario?]

[Ah, Dale no tiene el hábito de tener uno, ¿Verdad…? Así que nunca has oído hablar de un diario, ¿Huh?]

Conociendo el ambiente en el que vivía Latina, Rita pronto entendió la razón.

[Los diarios, como ves, son cosas en las que escribes lo que pasa cada día. Cómo jugaste, qué estudiaste y todo lo que quieras. Hay gente que también anota el clima.]

[¿Cualquier cosa?]

[Correcto. No tiene reglas, así que puedes escribir sobre cualquier cosa.]

Viendo cómo Latina parecía tener interés en el asunto, Rita sonrió y luego dio una sugerencia.

[Sin embargo, lo usarás por mucho tiempo, así que puede ser mejor usar algo más bonito que un cuaderno normal.]

[¿En serio?]

[Y también, por la misma razón, deberías elegir algo que se adapte a tus gustos. ¿Debería ir contigo a comprar uno? Dale y Kenneth sólo van a tiendas que son puramente prácticas, después de todo. Latina, te gustan las cosas lindas, ¿Verdad?]

Latina parecía un poco nerviosa en respuesta a la propuesta de Rita, pero aun así asintió.

Cuando Rita la llevo a una tienda general al día siguiente, Latina pareció realmente sorprendida.

[Woooooooow…]

Latina sólo conocía las tiendas a las que Kenneth y Dale la habían llevado, así que aparentemente fue un shock para ella ver una que se enfocaba en el diseño interior y las exhibiciones. Por otra parte, sería un problema en sí mismo si Dale o Kenneth estuvieran bien familiarizados con este tipo de tienda dulce, llena de volantes y encajes, cintas y flores artificiales de todo tipo de colores.

Latina miró alrededor de la tienda, sólo para que su mirada se detuviera en un espejo con una pequeña porción en un cajón, con el diseño de una flor blanca creciendo de la tierra a su alrededor.

[Tan bonita…]

[Oh, Dios, ciertamente es linda. Ahora que lo pienso, ¿Tienen tú y Dale un espejo en su habitación?]

[No.], respondió Latina, moviendo la cabeza de un lado a otro. Dale adoraba tanto a Latina todos los días, pero como hombre, a veces no prestaba suficiente atención a detalles tan finos.

[Bueno, comprémoslo y llevémoslo con nosotras. Las chicas necesitamos un espejo para cuidar nuestro aseo personal, después de todo.]

[¿Está bien?]

[Está bien. Cuando es algo que necesitas, no es un gasto frívolo, es un gasto necesario.]

Rita le hizo un guiño a la joven reservada, llamó a una empleada y le pidió que empacara el espejo que había elegido Latina.

Esa noche, Latina abrió su nuevo cuaderno cubierto de tela roja. A Latina le gustaban los colores claros, pero como los usaría como diario, después de hablarlo con Rita, se decidió por un color más oscuro donde la suciedad y las manchas no se verían tan fácilmente. La naturaleza práctica tanto de Rita como de la joven se reflejó en esa decisión.

Con eso dicho, sin embargo, el pequeño y detallado patrón floral en la portada había capturado la mirada de Latina y la había atraído incluso a primera vista. También le gustaba la parte trasera, que era de otro color y estaba hecha de tela lisa, lo que hacía de todo el cuaderno algo que le gustaba incluso con sólo mirar.

[Um…]

Y finalmente, decidió qué escribir en la primera página de su diario. Lo que quiere decir que escribió sobre el tesoro que había recibido hoy.

La había dejado frente a su escritorio, y vio su alegre rostro reflejado en él. Luego se puso a pensar en cómo escribir mejor esos sentimientos en esta nueva página del otro tesoro que había recibido.

[maxbutton id=”2″ url=”https://yuukitls.com/2019/10/14/uchimusume-v6-extra/” ]

[maxbutton id=”1″ url=”https://yuukitls.com/2019/10/14/uchimusume-v6-palabras-del-autor/” ]