Saikyou Degarashi Ouji Arco 1 Prologo

Modo nocturno

Prologo: El inicio de los dos

El imperio Adrasia, el imperio que gobierna la parte central del continente Vogel.

Con el símbolo del águila real, es uno de los tres países más poderosos del continente. Su capital imperial, Wirth, sigue prosperando hasta el día de hoy.

En el Gremio de Aventureros de esa capital imperial, apareció un pez gordo.

[Whoa—… es realmente él…]

[Hey, mira ese cuerno. ¿No es ese el cuerno del Rey Minotauro…?]

[En serio… Son monstruos raros de clase AAA, ya sabes… ¿Ha subyugado a uno…?]

Todos y cada uno de los espectadores hablan maravillas de él.

La persona que ha estado reuniendo la atención de todos es un mago que lleva un gran cuerno. Está cubierto de negro desde su cabello hasta su larga túnica. Sin embargo, sólo su rostro está oculto tras una llamativa máscara plateada.

La recepcionista lo saluda con normalidad puesto que ya se había acostumbrado a su aspecto.

[Gracias por su trabajo. Silver-san, esta es la recompensa por esta vez.]

El aventurero rango SS, Silver. Llamando mi nombre temporal, la recepcionista me dio la recompensa con una sonrisa como de costumbre.

Las monedas de oro me fueron entregadas en una cantidad que los otros aventureros de aquí nunca antes habían visto.

Es una cuestión de rutina. La subyugación del Rey Minotauro fue una tarea especial del gremio. Una gran cantidad de recompensa fue puesta sobre su cabeza.

Originalmente no estaba presente en el territorio imperial, pero hace un tiempo el gran grupo formado por aventureros de rango A que fueron a someterlo fracasó, por lo que el rey Minotauro se reubicó en el territorio imperial.

Por eso lo subyugué.

[Gracias, siempre he estado a tu cuidado.]

[No no, eres de gran ayuda para nosotros. Tener a uno de los únicos cinco aventureros de rango SS como Silver-san con nosotros en nuestra sucursal de la capital imperial es algo de lo que debemos estar orgullosos.]

La recepcionista de cabello castaño dijo y sonríe.

Viéndola así, sonreí amargamente y me dirigí a la entrada del gremio dejando algunas monedas de oro.

[¿Umm…? Silver-san. ¿Esto es?]

[Es un presente para todos aquí. ¿Puedes pedir alcohol o algo para ellos? A cambio, si hay una búsqueda de alta dificultad, quiero que me des la prioridad.]

[Ah, sí! Entiendo!]

La recepcionista recoge felizmente las monedas de oro mientras que los aventureros de adentro están haciendo un alboroto.

Sólo puedo aceptar misiones de alto nivel, por eso cuando se trata de tales misiones el gremio también me da la prioridad. Sin embargo, también hay aventureros que no piensan bien de tal método. Por eso también es importante dejar que se desahoguen así.

No estoy en una posición en la que pueda moverme libremente también.

Con eso en mente, dejé el gremio y me fui a mi posada.

Allí me quito la máscara y la bata negra y me pongo un traje de alta calidad mientras vigilo mi entorno.

[Incluso si es un incompetente, si se descubre que un príncipe ha estado actuando como un aventurero se convertiría en un asunto serio después de todo.]

[Si es conscientes de ello, por favor, modérese, príncipe Arnold.]

El que aparece silenciosamente y me llamó fue el mayordomo que nos sirve desde la generación de mi madre, Sebastian. Es un anciano de cabello dorado a pesar de tener más de cincuenta años, espalda recta y con un fino traje de mayordomo.

Como se puede ver por el hecho de que puede aparecer silenciosamente, no sólo su habilidad como mayordomo, sus habilidades reales no declinaron a pesar de su edad, es un anciano escandaloso.

Y como dijo este mayordomo, me llamo Arnold Lakes Adler. El séptimo príncipe de este imperio.

[Te dije que no debías aparecerte así en silencio, ¿Verdad? Sebas.]

[Por favor, perdóneme, ya que es un hábito mío.]

[Y tampoco quiero oír tu sermón. Un príncipe aburrido como yo puede hacer lo que quiera, ¿Verdad?]

Tengo un hermanito gemelo.

Excelente en artes marciales, mente brillante y buena personalidad. Es un genio que puede llegar a ser inmediatamente de primera clase sin importar lo que haga.

Aunque tenemos el mismo rostro, es alabado por su elegancia y gracia. Por otro lado, muchos me dijeron que no tengo ambición ni valor. Hay una cantidad interminable de propuestas de matrimonio para mi hermano por lo que lo irritó.

Al contrario, soy un príncipe incompetente y letárgico. Cuando era niño, siempre he jugado, viéndome desperdiciar mi talento, muchos individuos talentosos fueron contratados como mis tutores, pero todos se dieron por vencidos. Mi reputación se extendió rápidamente por toda la capital imperial y, más tarde, por todo el imperio. El apodo que se le pegó fue el del príncipe al que su hermano pequeño le succionó todas sus partes buenas. Incluso ahora, la gente dentro del castillo siempre me mira y cotillea a mis espaldas.

Un tipo con una mala reputación a pesar de ser parte de la familia imperial sin ninguna expectativa puesta en él. Ese príncipe soy yo.

[Por favor, no se preocupe por esos comentarios mezquinos. No hay nadie que se dé cuenta de su verdadero poder después de todo.]

[No es que me importe. Ya estoy acostumbrado a ese tipo de tratamiento. No sirve de nada mencionar el deber de príncipe conmigo, ya sabes.]

Aunque lo diga, una mala excusa sigue siendo una mala excusa. Sin embargo, gracias a esa excusa, puedo vivir libremente así.

Sin embargo—

[Entiendo su punto de vista, pero la situación ha progresado hasta el punto de que esa excusa ya no va a funcionar. Por favor, regresa al castillo ahora mismo.]

[… ¿Qué pasó?]

[El General Dominique ha fallecido.]

[¿Ese viejo general?]

Era un general honorario de la guardia imperial de la capital. Finalmente se retiró sin nada que anotar en su historial de batalla, pero sobrevivió en la primera línea durante más de cincuenta años.

Como resultado de su logro, fue nombrado como general honorario de la guardia imperial de la capital, cargo que se aproximaba al de consejero.

Era viejo y tenía un problema cardíaco, pero aun así es poco probable que falleciera de repente de forma natural.

Esto huele a asesinato.

[Es uno de esos tres…]

[Aún no sabemos los detalles, pero creo que no habrá nadie que lleve a cabo una investigación sobre esto.]

Era una persona que dice todo con franqueza y fácilmente hace enemigos, así que, si fue un asesinato, entonces ese debería ser uno de los factores.

Recientemente, el general Dominique estuvo involucrado en la batalla por el trono. Siempre dijo que los príncipes y princesas no son buenos, pero hay un príncipe que empezó a gustarle.

Luego fue asesinado por aquellos que lo vieron como un individuo peligroso, en otras palabras, los líderes en esta batalla por el trono. Yo creo.

Como era sólo un general honorario, su muerte no haría mucho daño al imperio y su muerte sería tratada como resultado de su enfermedad.

El que recibió el daño sería sólo su aliado.

Y ese aliado fue el octavo príncipe, Leonard Lakes Adler. Mi hermanito gemelo.

[Leo es una persona que atraería naturalmente a los aliados después de todo… No le gusta reunir poder para apuntar al trono…]

[El problema es que se percibió que estaba acumulando poder. Con esto, el príncipe Leonard es reconocido por aquellos que aspiran al trono como un ‘enemigo’.]

Escuchando a Sebas, suspiré.

Entre los sucesores del trono, hay tres personas influyentes en la batalla actual por el trono. El segundo príncipe, la segunda princesa y el tercer príncipe.

Cada uno de los tres tiene su propia base de poder, así que hay una alta probabilidad de que el próximo emperador esté entre esos tres.

Hay dos caminos para los otros sucesores. Lo primero es elegir un bando o, al menos, mantenerse neutral. La otra es ser hostil hacia ellos y apuntar al trono.

Si eliges la segunda opción y pierdes, entonces, teniendo en cuenta la personalidad de esos tres, te exiliarás en el mejor de los casos y te condenarán a la pena de muerte en el peor. El castigo se aplicará también a aquellos que estén involucrados con ellos. En el caso de Leo entonces seríamos nuestra madre y yo.

Así que, sin consultar con Leo, elijo la segunda opción.

No tiene sentido aliarnos con ellos ni permanecer neutrales ahora. Si la situación ha progresado tanto, no hay otra opción.

[El único camino que queda es hacer de Leo el emperador…]

[¿No hay forma de que ustedes mismos se conviertan en emperadores…?]

[¿Yo siendo el emperador? Soy un hombre que le echa todas las cosas problemáticas a mi hermanito, ¿Sabes? Es igual esta vez.]

Quiero seguir viviendo como un aventurero, pero me matarán a este ritmo.

Es problemático, pero no hay otra opción.

Vayamos detrás de escena por mi hermano.

En el centro de la capital imperial hay un castillo con forma de espada. Inmediatamente me dirijo a la habitación de Leonard cuando vuelvo al castillo.

Sin embargo, me encontré con varios ministros y aristócratas en el camino.

[Oh, si no es el príncipe Arnold. Tú también te ves bien hoy.]

[Gracias a ti.]

[Sí, estoy muy celoso de que te veas tan feliz todos los días. Por otro lado, el príncipe Leonard siempre ha estado trabajando muy duro en su entrenamiento.]

[Después de todo, fue hecho diferente a mí.]

[Es en serio como dijiste! Pensar que se uniría a la batalla por el trono como tres de sus estimados hermanos. El príncipe Arnold no debe perder también.]

[Hey, su alteza se ve lamentable cuando lo comparas con el príncipe Leonard, ¿Verdad? Incluso si el príncipe Arnold y el príncipe Leonard son gemelos, hay una diferencia en su talento, ya sabes.]

[OOH! Así es. Así es, así es. Perdona mi grosería.]

[No te preocupes. Todo es verdad después de todo.]

Dije eso y pasé por delante de ellos.

Todos se inclinan respetuosamente ante mí, pero cada uno de ellos se está burlando de mí. No se los delataré al emperador, aunque lo haga él no me escuchará después de todo.

Entre la familia imperial, sólo yo no he sido tratado como miembro. Dejando de lado a los Lord del territorio, los aristócratas y los ministros de la capital imperial me miran con desprecio.

Bueno, es porque he estado actuando así.

No quiero cambiar mi comportamiento porque creo que está bien que me comporte así. Ya que nadie se preocupa por mí, puedo moverme haciendo lo que me gusta como Silver.

Si hago lo que me gusta cómo príncipe, entonces tendré que considerar siempre mi posición.

Llegué a la habitación de Leo mientras pensaba en eso.

[Voy a entrar.]

[Nii-san…]

Entré en la habitación sin llamar y encontré a Leo sentado dentro. Tiene dieciocho años, por supuesto, tiene la misma edad que yo, pero debido a su personalidad tranquila, la gente a menudo confunde a Leo como el mayor.

Nuestra apariencia es exactamente la misma pero el cabello de Leo fue cortado mientras que el mío siempre está despeinado. Por el lado de la ropa, la de Leo siempre está limpia, mientras que la mía siempre está suelta. Su espalda siempre está recta, pero la mía está doblada. Cuando crecimos, ya no hay nadie que nos confunda con el otro.

En la cara de mi hermano gemelo hay un rastro de demacración.

Cuando ves tu propia cara tan deprimida, también me parece que tu tensión disminuye.

[Escuché la historia. Ese viejo falleció, ¿Verdad?]

[Un…]

[Probablemente es un asesinato, ¿Verdad?]

[… Probablemente.]

No fui tan inmaduro como para decir que probablemente es obra de nuestros hermanos o hermanas mayores.

Considerando la situación, la posibilidad de que se trate de un asesinato es la más alta.

[¿Qué vas a hacer?]

[… No quiero pelear con mis propios hermanos.]

[Pensé que dirías eso.]

Leo no quiere el trono.

La gente se siente naturalmente atraída por su personalidad y se convierte en su aliado. Ese aliado es el general Dominique.

Como acaba de decir, Leo no quiere competir por el trono.

Sin embargo, como Leo es bendecido con talento y excelente personalidad, se ha convertido en el cuarto contendiente junto con el segundo príncipe, la segunda princesa y el tercer príncipe sin importar su intención.

Por eso sacan la brasa por asesinato.

Sin embargo, eso no significa que Leo esté a salvo con esto. No importa quién de los tres se convierta en emperador, sólo le espera un oscuro destino.

[Ya eres reconocido como enemigo. Si no vas a competir por el trono entonces lo único que te espera es la muerte. Lo mismo vale para mí y para mi madre.]

[Sí… lo sé… lo siento.]

[No te disculpes. Quiero oír lo que vas a hacer.]

[…Tengo que competir por el trono.]

Dijo Leo con una expresión dura.

Si Leo está solo en esto, entonces se retiraría de ello, aunque le quitara la vida. Sin embargo, si existe la posibilidad de que esto pueda perjudicar a los que lo rodean, está listo para apuntar al trono.

Después de todo, como tiene ese tipo de personalidad, va a pedir la cooperación de todos para convertirse en emperador.

Creo que es demasiado amable para convertirse en emperador… pero, aunque se lo dijera, no cambiaría.

Como ya ha salido así, no tuve más remedio que convertirlo en uno.

[Puede que no sea mucho, pero voy a ayudarte. Por ahora, concéntrate en encontrar aliados y aumentar tu poder. Si construyes una gran facción, entonces sería difícil para ellos ponerte la mano encima a ti también.

[Sí… ¿Qué hay de Nii-san?]

[Yo también buscaré aliados. Pero no esperes mucho, todos los ministros influyentes y aristócratas ya pertenecen a las tres facciones principales después de todo.]

[Lo sé… Gracias. Nii-san. En lugar de mí, creo que Nii-san es más adecuado para convertirse en el emperador, ya sabes…]

[Ni siquiera bromees con eso. No puedo jugar si me convierto en emperador, ¿Verdad? Ya tengo un plan de vida para encontrar una esposa hermosa y jugar para siempre. Por ese motivo, haré que te conviertas en el emperador por mí.]

Golpeé el hombro de Leo mientras decía algo egoísta.

Su cuerpo está ligeramente tembloroso.

Bueno, no se puede evitar. Desde la perspectiva del excelente Leo, esos tres son monstruos.

En términos de habilidad, el imperio está a salvo sin importar quién se convierta en emperador. Naturalmente, el poder que viene con ello también es grande.

Sin embargo, no importa lo buenos que sean, no significa que sean invencibles. Ya que están peleando entre ellos, sirve como una oportunidad para Leo también.

[Comencemos por aumentar tus aliados y hacer que papá te reconozca primero.]

[Cierto. Al final, la persona que decida el resultado será nuestro padre después de todo.]

[Ahora, ¿Cómo conseguimos la aprobación de Su Majestad el Emperador?]

Así, comienza el viaje del gemelo para tomar el trono.