Maou Gakuin C34

Modo nocturno

Capítulo 34: El revenido de la santa espada demoniaca

Al día siguiente, en el segundo campo de entrenamiento.

Emilia entra junto con la campana que señala el comienzo de la clase.

Detrás de ella hay un estudiante de sexo masculino vestido de negro.

[Buenos días. Antes de empezar, voy a presentar a un nuevo estudiante transferido.]

Emilia escribe un nombre en la pizarra.

Ray Grandori.

El estudiante vestido de negro se adelanta.

[Encantado de conocerlos a todos. Soy Ray Grandori. En realidad, se suponía que iba a estar aquí el primer día, pero debido a ciertas circunstancias, estoy uniéndome tarde. Hay muchas cosas que no sé, así que apreciaría que la gente me ayudara cuando este en problemas. Gracias.]

Tenía una voz transparente con ojos azul claro, cabello blanco y una hermosa cara andrógina que daba una impresión de frescura.

[… Oi, oi… es una estrella de 7 caras…]

[Idiota. Por supuesto que lo es. Es Ray Grandori, uno de la generación del caos. El revenido de la santa espada demoníaca. Es un monstruo que puede usar cualquier espada. Olvida las espadas demoníacas, incluso puede usar espadas espirituales y espadas sagradas que los mazoku no deberían ser capaces de usar.]

[Había oído que se había matriculado, pero como aún no había venido a la escuela, pensé que era una historia inventada.]

Uno de la generación del caos. Como Sasha, parece muy famoso.

[Ray-kun. Debido a que puedes usar Ejercito del Rey Demonio <Guys> eres elegible para hacer de líder de grupo. ¿Qué quieres hacer?]

[¿Es así? ¿Qué debo hacer?] — dice en tono refrescante.

No parece del tipo guerrero.

[Los grupos ya están decididos, pero aplazaré los enfrentamientos para que tengas tiempo de preparar a algunos miembros para la prueba de enfrentamiento grupal. Por supuesto, esta vez puedes entrar en el grupo de otra persona si quieres, pero la próxima vez participarás como líder. Un grupo contigo como líder con tu habilidad…]

Aparentemente, Emilia realmente quiere hacer de Ray un líder de grupo por alguna razón.

[Aún no he hecho amistad con nadie, así que estoy contento de estar en el grupo de otra persona.]

[¿Eh…?]

Emilia deja salir una voz perpleja.

¿Fue un comentario inesperado para un miembro de la generación del caos?

[E-Entiendo. No encontrarás miembros para tu grupo tan pronto, así que estás entrando temporalmente en el grupo de otra persona. Creo que habrá un número de estudiantes que quieran unirse al grupo de Ray-kun cuando se conviertan en líder.]

[Ser un líder es demasiado para mí.] — Ray dice francamente.

[Aunque digas eso, estoy segura de que los que entren en tu grupo no estarán de acuerdo.]

Fumu. Emilia parece estar presionando a Ray un poco. Me pregunto por qué.

[Bueno, entonces. Ya que necesitas elegir un grupo, que los líderes se pongan de pie.]

[Está bien. No es necesario.]

Emilia mira con curiosidad a Ray

[¿Ya conoces los nombres y rostros de los líderes de grupo?]

[No. Para nada.]

Emilia empieza a mirar a Ray sospechosamente ahora.

[Pero se de uno.]

Ray termina de hablar y empieza a caminar.

La mirada de todos estaba fija en él y empezaron a salir voces susurrantes.

[… ¿Al grupo de quien está entrando…?]

[Es el revenido de la santa espada demoníaca. ¿Teníamos a alguien capaz de controlarlo en nuestra clase?]

[¿Quizás piensa que Sasha-sama es una líder?]

[Ya veo. Es cierto. No hay forma de que pienses que la bruja de la ruina es miembro de un grupo de ropa blanca.]

Ray camina directo al asiento de Sasha, pasa y se detiene frente a mi asiento.

[Yo. Encantado de conocerte. Soy Ray Grandori.] — Ray dice con una sonrisa refrescante — [¿Cómo te llamas?]

[Soy Arnos Voldigod.]

[Bueno, Arnos-kun, ¿Me dejarías unirme a tu grupo? Soy bastante bueno manejando espadas. Estoy seguro de que te ayudaré.]

Fumu. Esta es una oferta inesperada.

[¿Cómo sabes que soy un líder?]

Ray respondió inmediatamente.

[Porque tu magia es la más fuerte de esta clase.]

¿Puede sentir mi magia y seguir sin asustarse?

En otras palabras, él mismo tiene un considerable poder mágico.

[¿Aunque tenga ropa blanca?]

Ray mira mi ropa y una expresión que dice que acaba de notarlo aparece en su cara.

[Oh sí. Sólo vi tu poder mágico.]

Ray se ríe de su propio error.

[Aun así, Arnos-kun es genial. Normalmente los de ropa blanca no pueden ser líderes.]

[Si hay reglas, se pueden romper.]

Ray se ríe.

[Como pensaba, quiero unirme a tu grupo. Eres interesante.]

Ray me ofrece un apretón de manos. Es un hombre muy refrescante.

[R-Ray-kun. Puedes unirte a cualquier grupo, pero Arnos-kun está marcado con un estigma…]

[¿Estigma…?]

Ray mira la marca de inepto en mi uniforme.

[Aah, así que tú eres el de los rumores. La primera persona en ser tildada de inepta en toda la historia de la escuela.]

[Eso parece.]

[Ya veo. Así que incluso con tu fuerte magia, ¿Todavía te tildan de inepto? ¿Para qué sirve la prueba de aptitud entonces?]

Emilia parece estar sorprendida por la simple pregunta de Ray.

[Ra… Ray-kun. ¿Es esa declaración una crítica a la Realeza?]

[Aah, lo siento. Finjamos que no has oído eso.]

[No lo oí…]

No pude evitar reírme de la actitud de Ray hacia la realeza.

[Eres un tipo muy interesante.]

[¿En serio? ¿Te parece bien? A menudo me han dicho que no puedo leer bien el ambiente.]

[Eso es divertido.]

Ray emite otra sonrisa refrescante.

[Es la primera vez que me elogian por eso.]

Ray se gira hacia Emilia.

[¿Puedo unirme al grupo de una persona inepta?]

[Eso es… está permitido… pero como uno de la generación del caos que es considerado una potencial reencarnación del fundador, deberías hacer un juicio más adecuado con respecto a tu posición.]

Emilia presiona con fuerza su mirada sobre Ray.

[Entendido. Un juicio adecuado.]

Ray aprieta su expresión y se vuelve hacia mí.

[Entonces, ¿Puedo unirme al grupo de Arnos-kuns?]

Fumu. ¿Pensó que estaría bien si hacía una cara digna de un miembro de la Realeza?

Realmente no puede leer el ambiente en absoluto.

Emilia parece haber tenido demasiadas sorpresas para un día. Sus ojos están bien abiertos y su boca está colgando, pero parece que no se ha dado cuenta de nada.

En realidad, es una obra maestra.

[… ¿Qué está pasando? ¿Por qué de repente el revenido de la espada demoníaca va al grupo del inepto?]

[… Aunque sea temporal es demasiado…]

[Ahora que Ray Grandori había llegado pensé que finalmente, esa persona inepta y su arrogancia terminarían…]

Las voces despiadadas de los estudiantes nobles resuenan.

[Como se esperaba de Arnos-sama! Demostró quien es mejor sin pelear. Qué genial!]

[Sí! El encanto de Arnos-sama es tan grande que incluso el revenido de la santa espada demoníaca ha caído ante él!]

[Espera! He notado algo enorme!]

[¿Qué?]

[Si cayó ante el encanto de Arnos-sama, ¿No es este un amor a primera vista?]

[Eeeeh. Entonces, ¿Ray-kun no es nuestro rival?]

[P-Pero es un hombre…!]

[Eso es irrelevante ante el amor!]

Las voces del extraño club de fans de Arnos resuena.

[¿Está bien eso? Parece que habrá gente decepcionada.]

Me refiero a sus colegas nobles.

Sí, está pensando profundamente en ello ahora.

[Si soy honesto, me preguntaba qué haría si no hubiera buenos líderes, pero ¿No es Arnos-kun absolutamente más fuerte que yo?] — Ray dice con un tono de voz realista.

Parece que no le importa que sea una persona inepta.

No sé si es su verdadera intención, pero tampoco escucho mentiras.

[Supongo.]

[Entonces, por favor acéptame. Coincide con mi naturaleza servir bajo un líder talentoso.]

Esta libertad de no estar atado a la realeza es como el mazoku de hace 2000 años.

[Esa es mi razón. ¿Está bien?]

[Fumu. En ese caso, me niego.]

[… ¿Nn?]

La expresión de Ray se vuelve pálida.

[Si sólo quieres seguir ordenes ciegamente, entonces únete a cualquier grupo aquí. Si quieres ser uno de mis subordinados, muéstrame el poder correspondiente.]

[Arnos-kun.]

De repente, una expresión llamativa flota en la cara de Ray y él dice en un tono de voz teatral.

[Aunque dije que quería seguir órdenes, no soy tan despreocupado como para seguirlas ciegamente. Tengo algo que hacer a cualquier precio. Sí, una misión. Para ello me convertiré en tus manos y pies y subiré a la cima de esta academia. Quiero que me aceptes en tu grupo a cualquier precio!!]

[¿Es así? Entonces muéstrame un poder adecuado.]

Ray volvió a sonreír de nuevo.

[… Es extraño. Pensé que esa actuación era bastante buena…]

No puedo entender a este hombre. Se siente como si fuera aire.

[… ¿Eh? ¿Acaba de rechazar al revenido de la santa espada demoníaca?]

[Como se esperaba de Arnos-sama! Altivo! Es muy arrogante!]

[Espera! He notado algo enorme!]

[¿Y ahora qué?]

[… Ray-kun dijo que quería ponerlo en…]

[¿Qué hay de recibir?]

El club de fans de Arnos estaba teniendo una conversación incomprensible.

[Ah, así es, Misa. Puedes entrar en el grupo de Ray.]

[¿Eh? Errm… sí. Si tú lo dices, Arnos-sama, entonces yo…] — dice Misa con voz desconcertada.

[Combinen sus fuerzas y desafíenme en la prueba. Si lo hacen bien, los añadiré a mis subordinados.]

[… Entendido.]

Vi a Ray.

[¿Está bien?]

[Ser líder es demasiado fuera de lugar para mí…]

Fumu. Lo dijo hace un rato, pero pensé que estaba siendo modesto, pero no lo parece.

Ser un líder es esencial para convertirse en un emperador demoníaco junto con el poder. Tiene el poder, pero no parece interesado en las posiciones ni en la política.

[Eres muy interesante. Sólo quería jugar un poco, pero si no estás motivado no te obligaré.]

[No, está bien. Yo también estoy interesado en ti.]

Ray expresa su opinión y muestra su refrescante sonrisa.

[Sé gentil.]

[No. Voy a aplastarte con todo mi poder.]

Ray tenía una expresión extraña en la cara antes de corregirse.

[De hecho, tengo una hija de un año esperando mi regreso.]

[Oh. Entonces tendrás que luchar con todo tu poder para que puedas regresar con vida a ella.]

Me reí de Ray. Eso tiene que ser una mentira. Es un hombre irresponsable.

[¿Para qué crees eso?]

[¿Qué?]

[No, no importa. Siento que puedo llevarme muy bien con Arnos-kun.]

[Fumu. Eso es extraño. A pesar de que este fue un encuentro casual, yo también pensé lo mismo.]

Aunque sólo estoy siendo caprichoso, mis palabras parecían encajar en su lugar y en mis entrañas, sabía que eran correctas.