Kono Yuusha C14

Modo nocturno

Capítulo 14: Desglose

“Hey! ¿Por cuánto tiempo planeas mirarnos fijamente, bicho raro?”

Estando de pie ante la iglesia en ruinas, Mash le grita Seiya. Después de finalmente desviar la mirada, Seiya frunce el ceño amargamente antes de decirle:

“Claro…; No, gracias”

“…¿Huh?, ¿Qué acabas de decir?”

“Dije no, gracias. No necesito a ninguno de los dos. Sus atributos son demasiado bajos. Son inútiles para mi.”

“P-Perdona!!!, Te reto a decir eso de nuevo bastardo!!!”

A Mash lo inundó la ira, debido a su carácter fuerte, pero Elulu se las arregló para poner una sonrisa en su rostro.

“Ah-ah-aah-ah!!! Bueno, después de todo, nosotros aún seguimos progresando sabes, así que, agradeceríamos enormemente si pensaras en nosotros a largo plazo. ¿Está bien?”

Sin embargo, Seiya solo miró de reojo a la chica pelirroja.

“Por cierto, tu magia de fuego es solo una versión muy debilitada de la mía. Es completamente inútil”

“¿Completamente inútil?!!!, ¡Que malo eres!”

“¿Y aún están progresando? Tengo que imaginar que tan útiles serán dos niños al crecer, los cuales no lograron darse cuenta qué el sacerdote con el que estaban era un no-muerto.”

Frustrados, ambos apretaron sus dientes, incapaces de argumentar algo en su defensa. Yo no podía decir nada después de todo lo sucedido.

“Sin embargo, ¿P-Puedes culparlos? Ese sacerdote se mezcló perfectamente, tanto que ningún sería capaz de percatarse. Es natural que ellos no pudie…”

“No es eso de lo que estoy hablando, lo que dijo es que su habilidad para sentir el peligro es baja. Estar junto a ellos podría ponerme en riesgo. Para dejarlo claro, ellos solo estorbarían”

Incapaz de seguir escuchando, Mash escupió al suelo.

“Hey, héroe!!! No te dejes llevar y empieces a mirar a los demás por debajo solo porque estás un poco por encima del promedio”

Se acercó al rostro de Seiya para después fruncir el ceño.

“No te atrevas a juzgarme por mis atributos solamente!! ¿Te quieres lanzar?1 ¿Quieres ver de qué estoy hecho realmente?! ¡No me importa si eres una especie de héroe elegido por los dioses o como sea! No por nada era conocido como el héroe Mash en la villa Nakashi.”

“Como quieras. Solo me tomara un segundo enseñarte la diferencia entre nuestras habilidades.”

En un intento para calmar la tensa situación, me interpuse entre Seiya y Mash.

“¡¡¡Chicos, relájense!!! ¡¡¡Especialmente tú, Seiya!!! Has sido extremadamente grosero con Mash. ¡Discúlpate!”

“¿Porqué? No tengo ningún motivo para disculparme.”

Seiya miró a Mash como alguien miraría una piedra en su camino.

“Lo diré por última vez. No te necesito. Ahora ve de regreso a tu villa Namaste.”

“¿Namaste…?? Nooo, es Nakashi!!! Uhh!! ¡!¡¡Imbécil, es lo último!!”

Elulu sujetó a Mash antes de que este se lanzase contra Seiya.

“Mash, no! Pelear no es la respuesta.”

“¡Cállate y suéltame!”

Le susurré a Seiya mientras Elulu se encargaba de Mash

“Hey, escucha Seiya. De acuerdo a la Gran Diosa Ishtar, existen varios lugares sellados a los que no podremos acceder sin los blasones de dragón que ellos poseen. Lo que intento decir, es que, no seremos capaces de salvar Gaeabrande sin ellos”

“¿Entonces, lo que me quieres decir es que debo considerarlos llaves en vez de aliados?”

“Bueno, supongo que puedes pensar de esa forma por el momento…”

Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Necesitaba convencerlo de alguna forma que era necesario llevarlos con nosotros. Sin embargo, no me percaté de un detalle importante, Mash se había liberado del agarre de Elulu y estaba detrás nuestro escuchando la conversación.

“¿Llaves?!! ¿Acaso solo somos utensilios para ustedes? ¿Es eso?”

“N-No, no es lo que me refería.”

Oh no, oh no, oh no!!! Acabo de arrojar más leña al fuego. ¿Como se supone que voy a arreglar esto?

Comencé a entrar en pánico hasta que…

“Mm-m…!!”

Giré mi cabeza en la dirección donde venía esa sorpresiva voz para encontrar una gran cantidad de lágrimas derramándose a través de las mejillas de Elulu. Después, como si de un estallido se tratase, de un momento a otro, Elulu se tornó histérica.

“Waaahh!! ¿Inútiles?! ¿Llaves?! ¡¡He tenido suficiente!! He entrenado muy duro desde el día en que nací. ¿Porqué tienen que ser tan malos?”

“Si, lo se… lo sé. Se como te sientes así que por favor no llores Elulu!”

“Hmph. ¿Qué es esto, una guardería? Ridículo.”

“Seiya!!!, Guarda silencio por un momento!!!”

Un héroe que no le interesa, una joven niña llorando, un niño chocando sus dientes…

Ahhhh!!, ¿En que momento se arruinó todo esto? Esto es lo peor…. Espera… Soy una diosa!! Es mi deber arreglar esto.

Miré alrededor mío intentando encontrar una solución, hasta que, a lo lejos logré ver un grupo equipado con pesadas armaduras acercándose a nosotros. Los señale.

“Oh?! ¿Qué es eso? Chicos, miren! Se están acercando. ¡Me pregunto por qué!”

Perfecto!! Finalmente podremos cambiar de humor…… o eso pensé. Mi alegría fue breve. Cinco caballeros se detuvieron enfrente de nosotros con serias expresiones. Cada uno de ellos hablo mediante turnos.

“Nos fue notificado que había una especie de problema en la iglesia, pero…¿Qué pasó aquí?. Esta completamente quemada.”

“¡Miren allá! Una monja inconsciente.”

“Hey, ustedes!! ¡Explíquense! ¿Qué sucedió aquí? Dependiendo en su respuesta, puede que tengan que acompañarnos. “

Uuuugh!!! ¿Por qué a mí? Las cosas solo empeoraron.

“Oh, ¿Esto…? Ja,ja…B-Bueno…, verán…, de hecho es una historia muy divertida—“

Justo cuando estaba preparando una excusa la monja despertó.

Oh, vamos!! Las cosas no podrían salir peor, si descubren que fue Seiya quien destruyó la iglesia, todos nosotros iremos a prisión.

Pero contrario a lo esperado, la monja nos cubrió.

“Oh caballeros…. A decir verdad, un no-muerto se disfrazó como sacerdote. Si no fuese por estas personas, yo podría haber muerto.”

“Entonces la razón por la cual la iglesia fue destruida fue porque…?”

“Si… Mi cabeza aun esta un poco confundida por lo que no puedo recordar todos los detalles…pero… estoy segura de que el no-muerto inició el incendio que destruyó la iglesia.”

Ella estaba tartamudeando con una expresión seria, como si intentase recordar que sucedió en realidad. No parece que ella este mintiendo a nuestro favor. A lo mejor, se convenció a si misma que el no-muerto había quemado la iglesia incapaz de creer que un héroe sería capaz de cometer tal herejía.

“Sin embargo, hay una cosa que recuerdo claramente.

El sacerdote no-muerto dijo que un ejército de diez mil no-muertos llegaría a esta ciudad mañana al amanecer”

“¿Q-Qué?”

“¿D-Di-Diez mil?! Imposible!!”

“Escuché que un ejército de no-muertos había destruido el Castillo Krain y se estaba moviendo hacia el sur… pero no pensé que fuera tan numeroso.”

Los caballeros estaban sorprendidos por la noticia que recibieron de parte de la monja, aun así, ella solo sonreía.

“No hay nada que temer, Dios no nos ha abandonado aún. Estas personas son prueba de ello: una diosa que descendió de los cielos para salvar a Gaeabrande, un héroe que ha recibido la revelación divina, y dos niños descendientes de la raza dragón—la raza legendaria que ha protegido Gaeabrande desde tiempos ancestrales.”

Los ojos de los caballeros se iluminaron al oír esa introducción, además de causar gran revuelo entre ellos. El caballero más anciano con barba larga se acercó y nos hizo una reverencia.

“¡Por favor, acepten mis más humildes disculpas! Somos los caballeros imperiales de °La Guardia de la Rosa°. Fuimos desplegados como un equipo de avanzada hacia Seimul, territorio imperial, para proteger la ciudad del ataque de los no-muertos. ¡Por favor, perdonen nuestro grosero comportamiento de antes!”

Los cinco caballeros hicieron una reverencia al mismo tiempo.

“Oh, héroe!! Te lo ruego. ¡Sálvanos de este ejército de no-muertos!”

Inusualmente, Seiya dio un paso adelante y hablo con el caballero anciano.

“¿Qué tanto me darán si destruyo este ejército?”

“¿Disculpa…? ¿Darte…que?”

“Dinero, por supuesto. ¿De qué otra cosa podría estar hablando?”

“Seiya!! No es el momento para estar pidiendo una recompensa. Eres un héroe, no un mercenario!.”

“Aprendí una nueva habilidad recientemente, pero necesito una cantidad decente de dinero para practicarla.”

¿Qué…? ¿Una nueva habilidad? ¿Qué clase de habilidad requiere dinero?

“P-Por supuesto, serás gratamente recompensado por el imperio una vez tu tarea haya finalizado. Deberías esperar unos pocos miles de piezas de oro como mínimo…”

“¿Es eso así? Entonces lo quiero por escrito, Quiero asegurarme que paguen la cantidad que merezco.”

Con una sonrisa en el rostro, los caballeros ofrecieron palabras tranquilizadoras después de firmar el contrato al que habían sido forzados por Seiya.

“El resto de los caballeros debería llegar pronto. Aunque no seamos muchos, doscientos caballeros imperiales estarán listos para pelear a tu lado.”

Sin embargo…

“Si…no será necesario.”

“¿Queeeeé? ¿No quieres nuestra ayuda?”

Los caballeros estaban desconcertados por su repentina respuesta.

“Pero…”

“No necesito su ayuda. ¿Aún hay personas que no han evacuado el pueblo no? Quédense detrás y protejan a la gente.”

Seiya apartó su mirada lejos de los caballeros confundidos y la dirigió hacia Mash.

“Hey, tu. Mushroom de la villa Namaste.”

“No puede ser verdad… Es Mash!!! De la villa Nakashi!!! Dilo bien, imbécil!!!”

“Callate y contéstame. ¿Puedes hacer algo acerca de esta situación?”

“¿Q-Qué quieres decir exactamente?”

“Te estoy preguntando que puedes hacer contra de diez mil soldados no-muertos”

“Yo…yo…”

Se detuvo y ambos niños intercambiaron miradas, entonces, Seiya les dijo directamente.

“Escuchen y escuchen bien. No hay una sola cosa que puedan hacer para ayudarme en esta situación, pero esto no será un problema para mí. Así que regresen a su villa Namaste.”

“¡¡ Deja de decirle Namaste a nuestra villa!! Y no vamos a regresar.”

“Entonces permanezcan con los caballeros y protejan el pueblo. Pueden hacer eso al menos, ¿Verdad?”

Nerviosa, Elulu se dirige a Mash.

“Mash. ¿Q-Qué deberíamos hacer? ¿Quieres proteger el pueblo?”

“¡Cállate! No pienso seguir órdenes de ese sujeto.”

Mash dio media vuelta.

“¡Ya tuve suficiente de esto! Tomaremos asunto con nuestras propias manos.”

“ M-Mash!!! Espera!”

“Hey…Mash! Elulu!”

Mash solo me ignoro y continuó alejándose. Elulu me dio una reverencia en forma de disculpa y fue corriendo detrás de Mash.

Los caballeros se separaron de nosotros dirigiéndose al pueblo mientras Seiya y yo esperábamos en las afueras de este.

“Seiya…¿Crees que Elulu y Mash intenten pelear contra el ejército de no-muertos solos?”

“No son tan estúpidos. Además, yo mismo destruiré al ejército entero antes que ellos tengan oportunidad de actuar. No tienes nada de qué preocuparte.”

Le lancé una mirada llena de reproche.

“¿Vas a `destruirlo´ por completo? ¿No hay nada que puedan hacer para ayudar, pero no será ningún problema para ti? Escucha, eres extremadamente fuerte. Incluso te volviste un mejor espadachín al combatir con el Sable Divino Cerceus. ¿Cierto? Pero las cosas son diferentes en esta ocasión, estás superado en número. Se aproximan diez mil no-muertos. ¡Diez mil! Deberías entender que son demasiados. Seiya, aún estamos a tiempo. Regresemos a pedir ayuda a los caballeros, a Mash y a Elulu.”

“No los necesito”

“Ughhh!! Seiya!! ¿Qué le sucedió al viejo tú, al subnormal precavido de antes? Pensé que te sentirías aliviado de poder contar con aliados.”

“No habría diferencia alguna en tener dos o cien aliados extras contra diez mil no-muertos, además, esos niños dragón y los caballeros no son deidades inmortales como tú, ninguno de ellos merece tener una muerte sin sentido.”

¿Q-Queeeé? Siento que acabo de escuchar algo… inusual. ¿Acaso Seiya esta preocupado por esos niños a su modo?

Me quedé observando a Seiya maravillada… e inmediatamente me volvió a sorprender. Seiya empezó a flotar en el aire. ¿Es esta la habilidad de Vuelo?

“Seiya?!?”

El miró abajo hacia mí.

“Por cierto, tampoco te necesito a ti.”

“…¿Disculpa?”

“Dijeron que los no-muertos se movían hacia el sur, así que yo iré al norte. Espérame en la posada del pueblo.”

Y así como así, Seiya salió disparado dejándome sola en las afueras del pueblo.

“Es-Esto no puede estar pasando… incluso dijo que no me necesitaba, ¿A mí? ¿Una diosa? ¿Acaso estoy soñando?”

Después de permanecer en trance por unos momentos, explote en rabia.

¡¡Ese egoísta, pequeño arrogante…!! No lo dejaré salirse con la suya esta vez. ¡¡¡Seiya!!!!

Grité al aire:

“¡Orden!”

Entonces le ofrecí una plegaria a Ishtar en el mundo espiritual unificado.

“Por favor, concédeme la habilidad de Vuelo”

Los poderes divinos están sumamente limitados cuando descendemos al mundo humano en forma humana, ya que estamos atados por las leyes que prohíben el ayudar a los humanos demasiado, incluso si es para salvar su mundo. Sin embargo, existen excepciones. Durante emergencias, dichas restricciones pueden ser removidas con el propósito de ayudar a nuestro héroe. Y eso es exactamente lo que Orden significa, una medida de seguridad del mundo espiritual para desbloquear los verdaderos poderes de un dios. Por supuesto, para hacer esto, se requiere el permiso de Ishtar. Aún así, en este momento solo estoy solicitando la habilidad de Vuelo para poder encontrarme con Seiya por lo que debería recibir autorización bastante rápido…

Tal como esperaba, así como sí tuviese fiebre, comencé a sentir un calor recorrer mi espalda mientras unas radiantes alas blancas aparecían.

Je, Je. Ha pasado un tiempo desde que tenía mis alas. Que bellas alas tengo es lo que me diría a mi misma.

Apuesto que Seiya pensó que no podría volar. Bueno, solo espera. Cuando te encuentre, voy a… voy a… ¡voy a hacerlo volar! Je-Je

“Vuelo de Rista”

Desplegué mis alas como cisne y me alcé al cielo persiguiendo a Seiya mientras su imagen lentamente se encogía a la distancia.

“No te atrevas a subestimar a una diosa.”