Senken no Majutsushi C17

Modo nocturno

Capítulo 17

Después de esperar a que Ardis regresara, junto con Ted y los demás, las ‘Brillantes Estrellas de la Noche Blanca’, han partido de Thoria.

[Incluso preparaste un carruaje…]

Impresionado, o simplemente habiéndose rendido, Ardis murmuró con un tono que puede ser interpretado en ambos sentidos.

Ciertamente, en una operación de búsqueda y rescate siempre se está luchando contra el tiempo. Por no decir que es el bosque Corsas en cuestión. Si salían antes del mediodía, Ardis y los demás llegarían a la entrada del bosque por la tarde a pie.

Pero por razones de seguridad, tendrán que acampar fuera del bosque, y la búsqueda se llevará a cabo al día siguiente. Pero eso sólo significaría reducir la ya muy baja tasa de supervivencia de los estudiantes, por lo que la academia prepara un carruaje hasta la entrada del bosque.

Por supuesto, un carruaje no es en absoluto barato. Incluso si sólo se alquila, no es a un precio que cualquier persona o mercenario pueda pagar. El hecho de gastar tanto dinero sin dudarlo demuestra la seriedad con la que el solicitante se lo está tomando.

Tal y como sospechaba Norris, puede ser que el hijo de un noble esté entre los estudiantes.

[En cualquier caso, es útil que podamos entrar al bosque hoy. Y, poder dormir en el camino también es bueno.]

Es mucho más rápido tomar un carruaje que ir a pie.  Encima de eso, el carruaje en el que viajaban Ardis y los demás, corrió rápidamente a través del camino. Por supuesto, no era una distancia corta, correr una larga distancia rápidamente significaría una gran carga para los caballos también.

Si ocurre lo peor, los caballos podrían lesionarse las piernas, pero aún sabiéndolo, se apresuran.

[Hey. No te duermas todavía, Ardis. Tenemos que discutir nuestra estrategia antes de llegar.]

Orphellia intentó retener a Ardis, que ya estaba durmiendo.

[Ya que llegamos tan lejos, realmente quiero salvar a ese grupo de estudiantes…]

Las últimas palabras de Ted sonaron un poco turbias.

Gracias a la prisa del carruaje y los caballos, parece que pueden llegar al bosque sólo un poco más tarde. Como mínimo, pueden llegar y empezar a buscar medio día antes que si fueran a pie. Esa diferencia es enorme.

Por otro lado, el lugar que se supone que deben buscar es enorme. Tienen alguna idea del punto por el que los estudiantes han entrado en el bosque, pero, para buscar en un área tan amplia, parece que tomar dos o tres días para encontrarlos no estaría de más.

[Ahora bien, ¿Cómo debemos buscar?]

Con el carruaje que los llevaba sacudiéndose, Ted fue al grano.

[¿No es cierto que los estudiantes formaron un grupo?]

[Unn, tienen cinco estudiantes de grado superior.]

[En realidad, se sobreestimaron a sí mismos cuando aún son jóvenes… Entraron al bosque sin conocer completamente sus propias habilidades.]

[Aunque digas eso, Ted. Escuché que los cinco eran excelentes entre los otros estudiantes. También son jóvenes, no se podía evitar que su ego creciera.]

[Umm~ No importa lo excelentes que sean, siguen siendo novatos. Entre los novatos malos y los novatos normales capaces de hacer poco más, siguen siendo novatos al final.]

[Bueno, es justo como dijiste.]

Parece que no hay ninguna intención de defender a los estudiantes. Norris se rio a carcajadas cuando estuvo de acuerdo. A pesar de que Ted actúa así, la forma en que piensa en la seguridad de los estudiantes es exactamente la opuesta.

[Orphellia, ¿Puede tu magia buscarlos?]

[Lo dices como si fuera fácil. Si hay una magia tan conveniente, entonces quién terminaría tan estresada. Cierto, Ardis.]

[… Si los estudiantes siguen vivos, entonces podría ser posible.]

Sorprendido por la respuesta de Ardis, Orphellia se las arregló para hablar después de un rato.

[… No me sorprenderé más. Por cierto, ¿Te importaría decirme cómo hacerlo?]

[En este bosque, además de los animales pequeños, casi nada más se agrupa. En el mejor de los casos, sólo hay unos pocos seres que se agrupan. Si detectamos maná y hay cinco de tamaño humano, entonces hay una alta posibilidad de que sea el grupo de los estudiantes o mercenarios. Por supuesto, eso es bajo la suposición de que todavía están vivos.]

Pero, hay otro problema. Para realizar una detección de maná, se debe extender una capa delgada de maná. Sería a un nivel en el que la gente normal no sería capaz de detectarla, pero, los seres demoníacos y las bestias que son sensibles al maná probablemente se darían cuenta de ello. Incluso podría atraerlos, por lo que hay que tener en cuenta el peligro.

(Supongo que podemos repelerlos cuando lleguen. No son tan fuertes en primer lugar.)

Ardis explicó la posibilidad por si acaso, pero, sorprendentemente, a Ted y a los demás no les importó.

[Arriesgarse un poco es mucho mejor que rodear el bosque sin pistas. Haremos algo al respecto si los monstruos vienen.]

[Bien, sólo tenemos que devolverles el golpe.]

Mientras Orphellia expresaba su opinión, Ted la apoyaba.

[Por cierto, Ardis. ¿Qué tan amplia puede ser el área de detección con una sola búsqueda?]

Norris pidió confirmación.

[No la he medido, pero probablemente tiene un radio de unos quinientos metros.]

[Aah, ya veo. Por eso nada te sorprende, ahora lo entiendo.] — dijo Ted mientras se reía secamente.

[Nn— entonces cuando lleguemos al bosque, Ardis hará una detección de maná primero… El problema es dónde deberíamos empezar a buscar.]

Incluso si el radio de detección de Ardis es de unos quinientos metros, pensando en el área del bosque, es sólo un pequeño tramo. Si no están acompañados por su estrella de la suerte, entonces las posibilidades de encontrar a los estudiantes serían escasas.

[¿No se conoce el punto de entrada de los estudiantes?]

[Sin embargo, no es una información verificada.]

La pregunta de Ardis fue contestada por Norris.

[Los estudiantes han estado reuniendo información sobre el bosque en Thoria. Parece que han comprado varios mapas a mercenarios.]

Parece que tienen el alcance para al menos investigar un poco antes de entrar.

[Esa vez, ¿Nadie intentó detenerlos? En serio.]

[Todos trataron de detenerlos, pero el chico que parecía un líder no les prestó atención. Bueno, incluso si fueron advertidos, es su propia responsabilidad al final.]

Como dijo Norris, la elección de un mercenario siempre se basa en su propia responsabilidad. Como el grupo era de estudiantes, los mercenarios les advirtieron por si acaso. Pero como ellos mismos querían entrar a pesar de eso, entonces nadie tiene el derecho de detenerlos.

[Y así, el mapa que se vendió a los estudiantes es este.]

Tomando un mapa de su bolsa, Norris lo extendió por el suelo del carruaje.

[Parece que su objetivo es ‘Entrenar’, pero a mí me parece más bien ‘Exceso de confianza’.]

Ante eso, Ardis no tiene argumentos.

En primer lugar, si es sólo para entrenar, entonces no hay necesidad de venir al Bosque Corsas. Hay innumerables bestias salvajes y hábitat de los monstruos alrededor de la capital, no hay una sola necesidad de que vengan a Thoria.

Incluso los mercenarios veteranos no tienen garantía de sobrevivir, ‘Sobrevivimos mientras entrenábamos en un lugar peligroso’ es probablemente el honor que quieren.

(Ser estúpido también tiene un límite)

De hecho, es algo que se les ocurrirá a los jóvenes que viven pacíficamente en la academia sin entrar nunca en contacto con el peligro.

[Si es así, entonces probablemente se precipitarían en lo profundo del bosque ya que piensan que sólo la periferia no es suficiente…]

El dedo de Norris señaló el mapa. Empezando desde el punto más cercano a Thoria, lentamente se dirigió hacia el centro del bosque.

[Orphellia, ¿Qué piensas?]

[Supongo que sí… En primer lugar, si suponemos que no han sido aniquilados, al menos no estarán en las afueras. Si lucharon con la bestia ‘Twin Swords’, ganaran o no, probablemente no sientan la necesidad de quedarse allí.]

Las Twin Swords son un tipo de bestia de unos ochenta centímetros de largo que se encuentra comúnmente en todos los bosques del continente. Tienen seis pies, y atacan usando los dos colmillos que son casi un tercio de la longitud de su cuerpo. Es porque los dos colmillos parecen un par de cimitarras, de ahí su nombre.

Los dos colmillos que poseen son poderosos, pueden cortar fácilmente si es del grosor de la pierna de un humano. Además, todo su cuerpo está cubierto de piel negra y resistente, por lo que su resistencia a ataques físicos también es alta.

Pero son mucho más dóciles que otros carnívoros, si no te acercas a ellos innecesariamente, no te atacarán. E incluso si lo hacen, pueden ser manejados sin grandes problemas por mercenarios experimentados.

Por supuesto, para un mercenario novato, son sin duda un enemigo fuerte. En otras palabras, también pueden ser una buena forma de medir de la capacidad de un mercenario novato. Para poder moverse por el bosque, por lo menos, debes tener la habilidad de manejar fácilmente las Twin Swords.

Cerrando sus ojos carmesíes, Orphellia empezó a hablar después de pensar un rato.

[El escenario que podría haber sucedido, ganaron contra las bestias en las afueras de alguna manera, y se volvieron más confiados a medida que se dirigían más profundamente, o nunca se encontraron con ninguna bestia en las afueras y avanzaron. Y luego se encontraron con algunos enemigos fuertes y ahora no pueden salir. ¿Supongo que es algo así?]

Ardis también está de acuerdo con eso.

[Sí. La ruta en este mapa, ¿No es una que evita el territorio de las bestias y los seres demoníacos? Es bueno usar esto si quieres evitar que los mobs y adentrarte más en el bosque, pero, si sigues con esta ruta, es probable que no te encuentres con ninguna bestia y te dirijas directamente al territorio del ‘Ractor’.]

[¿Saltar directamente a los Ractor evitando las Sword Twins? Es un escenario cruel para un novato.]

[Bueno, no tenemos más remedio que buscar creyendo que aún están vivos. Entonces, sigamos esta ruta de búsqueda. Con Ardis usando detección de maná en el camino, pensaremos en lo que debemos hacer después de entrar en el territorio del Ractor.]

La sugerencia de Norris fue aceptada por todos.

[Entonces, si encontramos a los novatos…]

Ted, que intentó entrar en más detalles al abrir la boca, tembló de forma poco natural.

[¿Qué?]

Mientras inclinaba la cabeza ante el inesperado suceso, el relinchido del caballo resonó fuerte, y todos en el carruaje empezaron a inclinarse hacia delante. Y el carruaje se detuvo en caso de emergencia.