Ankoku Kishi C34 (Parte 1)

Modo nocturno

Capítulo 34: Tierra del Ogro

◆Doncella de la Espada, Shirone

Nos dirigimos hacia el norte por aire.

Nuestra partida fue un poco atrasada. La razón fue el hipogrifo que volaba atrás.

Montados en el hipogrifo, detrás de mí están Kyouka-san y Kaya-san. La razón por nuestra tardía partida fue debido a la preparación de Kyouka-san.

Siendo honesta, estaba a punto de viajar sola. No quería crear problemas para nadie con respecto al tema de Kuroki.

Definitivamente liberaré a Kuroki del control del Rey Demonio.

Me estoy divirtiendo mucho luego de haber venido a este mundo. Realmente sentí la emoción de explorarlo.

Reiji-kun, Chiyuki-san y todos están aquí conmigo

Hubo momentos difíciles, pero juntos, nos las arreglamos para sobrevivir esas pruebas.

Pero, ¿qué hay de Kuroki?

Kuroki es sólo un humano normal. Él no tenía nada que ver con nuestra aventura. Él es diferente de Reiji-kun. Sólo es un chico ordinariamente aburrido que podrías encontrar donde sea.

No debió haber sido invocado a este mundo y forzado a pelear.

Esa es la razón porque debo salvarlo a toda costa.

Pero el hipogrifo es demasiado lento. Quiero volar más rápido, pero no hay modo que pueda quejarme después de haber llegado tan lejos.

Hay dos razones por la que ellos vienen conmigo. Primero, Chiyuki-san estaba preocupada por mi seguridad. Segundo, Kyouka-san quería venir también.

Observo al hipogrifo. El hipogrifo es una bestia demonio mitad caballo mitad águila.

Son más débiles que los grifos pero son más aptos como monturas debido a su naturaleza dócil.

Ese hipogrifo está claramente sobrecargado con equipaje. El equipaje de Kyouka-san es demasiado.

Sería mucho mejor si tuviéramos un hipogrifo más, pero usar bestias demonio no es tan común. Ya que el grupo de Reiji también los estaba usando para su parte del viaje, acabamos sólo con este.

Como se esperaba, este peso es insoportable para el hipogrifo. Puede que necesitemos un descanso.

「¡Shirone-sama! Tomemos un descanso」

Kaya sugiere lo que pasa por mi mente.

Asiento y bajamos la altitud.

Dejo que el hipogrifo descanse en un lugar ligeramente abierto.

「No deberíamos continuar con nuestro viaje por el resto del día. Busquemos un lugar para quedarnos」

「¿¡Eh!? No hemos viajado tan lejos」

「No deberíamos continuar por hoy. Pronto va a oscurecer. Los hipogrifos no pueden volar en la noche」

「Ah, tienes razón…」

Sí, los hipogrifos básicamente se vuelven ciegos en la noche. Con ello, no pueden volar en la noche. Pero soy diferente. Aún puedo volar en la noche. Debería ser capaz de llegar a Algore o Veros al final del día si vuelo a máxima velocidad.

「Shirone-sama… Por favor deténgase con tales impulsos tontos de ir allá por sí misma」

Tal vez porque ella puede adivinar fácilmente mis pensamientos, Kaya me advierte acerca de ellos.

En primer lugar, la razón por la que ellos también vienen es que Chiyuki-san estaba preocupada por mí al venir sola y les pidió venir también.

Por cierto, también estaba la idea de dejar que los caballeros del templo nos acompañaran. Sin embargo, tal idea fue abandonada tomando en cuenta la distancia entre el reino Rox y la Santa República de Lenaria.

Más que todo, todos están preocupados por mí. Por eso no puedo rechazar absolutamente sus buenas intenciones.

「Ya sé, Kaya-san. Aun así…」

Lo digo mientras observo el equipaje.

「¿No deberíamos reducir el peso un…?」

La velocidad tan lenta del hipogrifo es a causa del pesado equipaje en su espalda. Debería ser capaz de volar más rápido con menos carga.

「Oh cielos, no sabemos qué tanto vamos a quedarnos en el país del norte. Este tanto es normal」

No puedo argumentar nada ante la lógica de Kyouka-san.

Fue mi egoísmo el que nos llevó a Velos o Algore, la tierra del norte. Puede que obtengamos información acerca de Kuroki si nos acercamos a Nargol.

Así pues, viajamos hacia el norte apostando en tal pequeña posibilidad. Ya que no puedo saber cuándo obtendré tal información, tengo que prepararme para permanecer ahí por un largo tiempo.

Luego de esto, debo expresar mi gratitud hacia las dos quienes se han estado preparando para quedarse tanto tiempo conmigo.

Además, a pesar de decir que es el equipaje de Kyouka, la mayoría del equipaje es, en realidad mío. Por tanto, no puedo decirles nada.

「Uuh. Entendido…」

Al final me rendí.

「Bueno, ya que aceptaste, tomemos una pequeña desviación ya que encontré un país humano hace un rato, pasemos la noche ahí」

… … …

◆Doncella de la Espada, Shirone

Este país es demasiado pequeño para ser considerado uno.

La población no ha alcanzado los mil. Los edificios son lamentables; me recordaba a esa choza de paja que vi en un libro hace mucho tiempo.

Este país villa, a pesar de decirlo, es llamado Koki. Venir a un país tan pequeño no es la primera vez para mí. Hubo una vez en que nos quedamos en la mitad del camino en nuestro viaje a Nargol.

Pero la mayoría de estos países pequeños son países cerrados y muchos de ellos rechazan una corta visita.

Naturalmente, Reiji no aceptará tales razones. Forzaría su estancia dentro de tales países.

Nos dijo que no había manera que él dejara a mujeres dormir en el campo. Gracias a eso, casi nunca acampamos en las afueras.

Kaya-san negociará con el jefe del país Koki. ¿Rechazarán nuestra petición?

¿Qué es lo que hará Kaya en ese caso? Ya que no hay posibilidad de que Kyouka-san duerma afuera, ¿se abrirá paso con fuerza bruta?

Mientras caminamos hacia la casa del Jefe, los residentes parecen estar asustados por el hipogrifo que tenemos. Podríamos ser capaces de hacer algo si lo usamos como amenaza contra ellos.

「Somos viajeras. ¿Podríamos quedarnos por una noche? También pagaremos nuestra estancia」

「No, no, no, no se preocupen por esas cosas. Si les place, siéntanse libres de quedarse en mi hogar」

Pero la decisión del Jefe de Koki no fue la que esperaba.

El jefe de Koki mostró una sonrisa de tío amable.

De repente sentí que algo estaba mal en su sonrisa.

「Bueno, por aquí, por favor. Y esa bestia demonio va a quedarse en el granero, lo llevaré ahí después」

Pero Kaya-san sacude su cabeza en negación.

「No, está bien siempre y cuando estemos en la misma habitación. Por favor guíenos ahí」

Kyouka-san y yo nos quedamos pasmadas por sus palabras and I are astonished by her words.

「S… Sí, por aquí」

Parece que el Jefe de Koki está tan sorprendido como nosotras. Está sin palabras. Y por eso, nos quedaremos en el granero.

「¿Qué te sucedió, Kaya?」

Kyouka-san le pregunta a  Kaya-san.

Aunque Kyouka-san esté aquí, no sabemos por qué Kaya decidió que nos quedáramos en el granero. Descartando al hipogrifo, quiero rechazar el lugar donde nos vamos a quedar.

「 Señorita. ¿Me permite preguntarle algo a Shirone-sama?」

「¡¿Eh, a mí?!」

Estoy sorprendida a causa de su pregunta repentina.

「No sentiste que algo estaba mal con la expresión de ese hombre?」

Reflexiono de nuevo acerca de mi sensación luego de ser preguntada por Kaya-san.

「Sí. Sentí que ese Jefe nos miraba de la misma manera en que lo hacen los demonios」

Kaya también concuerda conmigo.

「Sí, me sentí de la misma manera que Shirone-sama」

Los ojos de ese tipo hicieron que mi percepción de enemigos se alarmara. Ese tipo tenía los mismos ojos como un demonio que había capturado su presa. Previamente, ya que fue por un momento, pensé que sólo era mi imaginación. Sin embargo, debido a que Kaya-san también lo sintió, no parece ser ni una pizca de mi imaginación.

「Parece que el Jefe de este país nos va a hacer algo realmente malo」

Kaya-san está sonriendo ligeramente. Un escalofrío recorre mi espalda.

「¿Qué debemos hacer? ¿Deberíamos irnos de este país?」

Si este país está intentando lastimarnos, es mejor abandonar este lugar inmediatamente. PEro Kaya-san sacude su cabeza en negación.

「Me encantaría hacer eso pero… Ya anocheció. Es difícil encontrar campamento en este momento」

Los hipogrifos son incapaces de volar en la noche. Más que nada, ninguna de nosotras puede usar visión nocturna o magia de luz. Puedo moverme en la noche con magia de percepción, pero hay un límite a esa habilidad.

Así como Kaya-san dijo antes, ya es demasiado tarde como para irnos..

「Pero, ¿qué deberíamos hacer entonces, Kaya?」

Kyouka-san pregunta. Puedo sentir algo de irritación en su voz.

「Naturalmente, nos iremos después de descansar un rato. No sé qué nos harán los ciudadanos de este país, pero no importa si los derrotamos」

Kaya-san aprieta su puño.

Suspiro. Bueno, puede que la gente de este país haya elegido a la presa equivocada.

Pero no puede evitarse.

Incluso Kaya no se abriría paso dentro del país si simplemente ellos intentan evitar que entremos. Pero es muy diferente si intentan hacernos daño.

En ese momento, puedo sentir señales de personas rodeando el granero donde nos estamos quedando.

Observo afuera a través de las ventanas del granero. Las personas rodeandonos tienen armas en sus manos.

El Jefe de este país está entre ellos. Parece que reunió a sus camaradas para detenernos.

「Parece que ya llegaron. ¿Deberíamos castigar a esos niños traviesos, señorita?」

Diciendo eso, Kaya-san golpea su puño contra su pecho.

… … …

◆Governador Echigos

「¡Echigos-sama! ¡POR FAVOR PERDÓNELA! ¡POR FAVOR! ¡POR FAVOR NO SE LLEVE A MI HIJA DE MI LADO!」

Un hombre se postra ante mí.

「Lo lamento, eso está más allá de mis habilidades. Ya ha sido decidido que tu hija se volverá un sacrificio para Zengu-sama」

「¡Por favor haga algo! ¡¡Por favor tome a la otra chica!!」

「No puede evitarse, también eres un hombre. Parece que no te importa el destino de la otra chica siempre y cuando la vida de tu hija sea perdonada」

Terminé lloriqueando junto con él. Esta es la razón por la que no me canso de mi trabajo.

「¡Padre!」

Alguien entra en la habitación. Conozco esa cara. Ella es la hija del hombre quien se postra ante mí.

「¡Machime! ¡¡Qué haces aquí!!」

「¡Es suficiente, padre! ¡Ya he aceptado mi destino como alimento para el ogro! Por eso, ¡por favor deja de ofrecer a la otra chica como sacrificio!」

「Pero si haces eso… Tú serás…」

「Es suficiente, padre… estoy feliz de haber nacido como tu hija…」

Padre e hija se abrazan. Qué ridículo… digo, que conversación tan conmovedora.

「Pequeña, tienes una voluntad fuerte, ¿verdad? Bueno, pues, tienes buenas intenciones」

Le digo a la chica con una cara triste mientras intento desesperadamente aguantar la risa

「Sí, Echigos-sama…」