Haru no Yurei V1 Palabras del Autor

Modo nocturno

Palabras del Autor

Hola a todos, Es Mitaka Kotsuka.

Bien, primero los agradecimientos.

Quiero agradecer en especial a las páginas que admitieron la publicación de este que sería el primer volumen de la historia de Otagane. Sin ellos no hay forma de que pueda publicar esto y darlo a conocer, y ahora creo que si así fuera, yo no hubiera tenido forma de llegar a este punto. Agradezco desde aquí también, a cada uno de los que se molestaron en comentar, esos comentarios son de algún modo, el motor de mi trabajo, no creo que podría hacerlo tan bien si no fuera por ellos.

Ahora bien: puntos generales.

Esta es la primera novela “erótica” que he escrito, y a decir verdad comencé con ella más como un experimento que cualquier otra cosa. Es decir, yo me dedico a escribir romance 24/7 pero es la primera vez que realmente me doy a la tarea de describir cada escena sin omitir nada. Es un trabajo arduo, déjenme decir. De todos modos, sin saber si es algo bueno o malo, creo que mi estilo está bien grabado en cada una de las páginas de esta nueva historia.

A pesar de que es cierto que la novela en ocasiones se excede con la cantidad de fantasías que he colocado dentro, también puedo decir que no pretendo que pierda ese toque de realismo del que mis trabajos siempre están llenos, por eso es que es una novela de recuentos de la vida. Pude haberlo hecho en un mundo de fantasía y me hubiera ahorrado muchas horas de estar pensando los cómo y los por qué diciendo algo como “uso magia” pero sinceramente, no soy esa clase de escritor. Disfruto mucho esa clase de novelas, es cierto, pero yo mismo, no las escribo, ya no, al menos. De todos modos, no queda aquí más que agregar que, el protagonista de esta historia es un experto que además tiene una buena dosis de Plot-armor, por favor, no intenten nada de esto en casa.

Sin que sea mi intención prolongar esto más de lo necesario, tengo que poner aquí también, que este sería mi primer trabajo con más de un volumen. Rayos, las novelas eróticas por alguna razón ocupan mucho más espacio que las novelas normales. Treinta capítulos hubiera sido perfectamente suficiente para relatar un romance de principio a fin, pero en esta ocasión, se están quedando un montón de cosas para el volumen 2.

Tengo algunos pedazos para ese volumen, pero todavía tengo que acomodar muchas cosas. De todos modos, no es como que vaya a pasar un mes sin que sepan nada de mí. No soy así de malo. (Eso es contigo, Henneko) por lo que mis pocos y muy apreciados lectores no deberían preocuparse demasiado.

Como dije, esta novela la escribí como un experimento, y era en realidad, una forma de relajarme del trabajo (De escribir) de otro proyecto en el que tengo muchísimas ganas de seguir trabajando también. El problema con aquel es que no puede haber erotismo y es por ello que empecé con esto. Mientras exista ese otro proyecto, seguirá existiendo el fantasma de primavera.

Me gustaría hablar un poco sobre los personajes, pero creo que en esta ocasión dejaré esas notas para el volumen dos, cuando varias relaciones que andan allí volando hayan solidificado un poco más y la personalidad de los mismos sea más clara, así como la relación con Otagane. Ah, y si… la chica de la portada de este volumen, es Akane. No recuerdo en que capitulo preguntaron, pero lo respondo desde aquí.

No agrego nada más que un profundo agradecimiento a todos los que hayan llegado a este punto, esperando que lo hayan disfrutado y que, esperen un poco para seguir leyendo las aventuras acerca del fantasma de primavera.

Mitaka Kotsuka.