Ankoku Kishi C40

Modo nocturno

Capítulo 40:  Myulmidon

Doncella de la Espada, Shirone

Continuamos con nuestro viaje sentadas, tambaleando en el carruaje, un regalo de Eclas. Nuestro hipogrifo estaba halando el carruaje.

Podríamos llegar más rápido al volar por el cielo, pero teníamos que cargar a más personas. Naturalmente, cargar con tanta gente era imposible incluso para un hipogrifo.

Es por eso que no tuvimos más opción que usar la ruta terrestre.

El carruaje que obtuvimos del reino Velos era espléndido. Las ventanas eran grandes, y podía ver el paisaje con facilidad. El asiento también era cómodo.

Estábamos sentadas yo, Kyouka-san, Kaya-san y Regena-san.

Éramos siete. Yo, Kyouka-san, Kaya-san, Regena, y Omiros. Y también, Echigos y Daigan estaban presentes.

Parish no estaba con nosotros. Regresó primero ya que tenía algo que hacer.

Esas noticias mejoraron el humor de Kyouka-san.

Después del baile, la sensación incómoda que sentí de Parish se hizo aún más fuerte. Sus brillaban con una luz tan desagradable cada vez que veía a alguna de nosotras. Empeoraba con creces cada vez que veía a Regena. Respirando pesadamente, lucía como un perro que siempre estaba en celo. Me sentí mal por Parish, pero en esta situación, estuve de acuerdo con Kyouka-san.

Cuando le dije a los otros acerca de la condición de Parish, resulta que él acabó así a causa de la magia de la Bruja Plateada quien vino con Kuroki. No sé porque usó esa magia en Parish, pero puede que sea capaz de entender la razón muy pronto.

Bueno, eso por un lado, Parish se había ido.

Aunque no era exactamente un reemplazo adecuado, trajimos a Echigos y a Daigan junto a nosotras.

En cuanto el por qué los dos estaban viajando con nosotras, Echigos nos rogó de llevárnoslo al temer un segundo ataque de los ogros.

En cuanto al cómo regresó de ese bosque a Velos, sigue siendo un misterio para mí. Apareció de repente frente a nuestro carruaje y se postró justo antes de que dejáramos Velos.

La ogresa que estaba controlando a Echigos se llamaba Kujig; esa ogresa es bien conocida como la que gobierna el Bosque Azul que está presente en esta área. Parece que Kujig estaba viviendo dentro de un castillo de confitería dentro del mismo bosque.

Tengo que estar vigilando ya que puede venir a atacarnos de nuevo.

Mientras que Daigan, nosotras, desafortunadamente, teníamos que traérnoslo ya que no podíamos dejarlo, un peligroso hombre lobo viviente, en la prisión del reino Velos.

Daigan estaba esposado con varias cadenas y puesto en el portaequipaje detrás del carruaje. Por cierto, Echigos era el conductor.

No sólo atamos a Echigos, a Regena también.

No queríamos ser duras con ella, pero era nuestra preciosa fuente de información. Así que liberarla como tal, nunca pasó por nuestra mente como opción.

Afortunadamente, Regena también poseía una lengua floja. Ella declaraba que nunca nos divulgaría algo, gradualmente, nos hablaba de la vida de Kuroki en Nargol. Es por eso que continuará siendo nuestra rehén por un poco más.

Fue tal como lo predijo Kaya-san, el que salvó a Regena fue Kuroki. Si Kuroki no la hubiera ayudado, puede que los goblins estuvieran destrozándola en su madriguera justo ahora.

Por esta razón, ella siente un sentido de gratitud fuertemente arraigado hacia Kuroki.

Pero, sólo porque fue salvada por Kuroki, su historia suena demasiada hermosa.

El Kuroki en la historia de Regena es mucho más poderoso y amable que cualquiera.

Su expresión cuando habla de él es la cara de una chica que se ha enamorado de él.

Especialmente su expresión cuando Kuroki tocó su mano mientras preguntaba「¿Tu trabajo es demasiado para ti?」, incluso nosotras, quienes observábamos desde los lados, estábamos teñidas en vergüenza.

¿Por cuánto más va a exagerar a Kuroki?

Digo, su yo real es algo miserable, y para hacerlo peor, algo pervertido también.

Pobre Omiros.

Incluso ella lo miraba con intención hostil sólo porque él viajaba con nosotras.

El hecho de que era odiado por alguien a quien aprecia debe serle doloroso.

También estaba el factor de que estaba presumiendo a otro hombre frente a él. Es demasiado doloroso mirar su expresión.

Omiros quería hacer que Regena regresara a Algore. Es por eso que, para Omiros, Kuroki era un obstáculo.

Pero, la furiosa Regena reaccionó con「¡¡¡PORQUE MI QUERIDO MAESTRO ES MUCHO MÁS GENIAL QUE ALGUIEN COMO OMIROS!!!」

Omiros se desplomó cuando Regena se lo dijo. Se veía tan patético.

Seguía preocupándose por Regena. Por esa razón, ella debería al menos haber sido más amable con él, ¿no es así?

De repente, me pregunté porque la figura actual de Omiros estaba encimándose con

¿Kuroki?

El desanimado Omiros estaba a la par de nosotras sobre su caballo.

¿Debería reconciliar a estos dos?

Me lo preguntaba.

La mejor opción sería separar a Regena de Kuroki, ¿cierto?

Bien, hablémosle del verdadero Kuroki. Al hacerlo, Regena, al sentir disgusto por Kuroki, podría regresar al lado de Omiros.

Cuando realicé el plan, pude sentir varias señales de algo aproximándose.

「¡Detén el carruaje por favor!」

Tal vez porque ella también lo sintió, Kaya-san le dijo a Echigos de detener el carruaje.

「¿Pasa algo?」

Ya que le dijimos que detuviera el carruaje. Echigos se giró y nos preguntó la razón.

「¿Es cierto, Kaya? ¿Pasó algo?」

Kyouka-san también preguntó lo mismo.

Kyouka-san no sabía de esto ya que no tenía una habilidad de exploración.

「Algo se acerca desde el frente, mi princesa.」

Dirigimos nuestras miradas hacia el frente.

Ahí vimos a un caballo galopando hacia a nosotras.

Omiros fue hacia a adelante para protegernos del caballo que se acercaba.

「¡OMIROOOOOOOOS!」

Quien montaba el caballo llamó a Omiros.

「¡MacGius! ¡¡Rietto!!」

La gente sobre el caballo le gritaban a Omiros.

Había dos individuos sobre el caballo. Un hombre de alrededor de nuestra edad con una pequeña chica detrás de él.

「Kaya-dono. Son mis parientes.」

Después de girar para decirlo, Omiros se dirigió hacia ellos mientras los saludaba con ambas manos.

「¡POR FAVOR, ESPERA! ¡¡ELLOS NO SON LOS ÚNICOS QUE VIENEN!!」

Luego de decirlo, Kaya-san saltó del carruaje y corrió hacia ellos.

Su velocidad fue mucho más rápida que Omiros montando.

「¡¿EH?!」

Fue en ese momento, desde el lado opuesto del caballo que venía hacia nosotras, una sombra saltó de repente desde el matorral justo al lado de ese caballo. La pequeña chica que iba en el caballo y se acercaba a nuestro carruaje, sin saberlo, gritó.

Esa sombra lucía como una hormiga bípeda casi tan alta como un humano. Y no era sólo una. Unas cuantas de ellas saltaron de los matorrales a nuestros lados también.

「¡UWAAA!」

「¡KYAAA!」

El dúo que montaba el caballo gritó en conjunto.

Las hormigas se les acercaban.

Pero, Kaya-san fue más rápida que las hormigas. Un rayo azul pálido apareció de los guantes que ella usaba.

Son un par de guantes llamados ‘Guantes de Turmalina’ hechos de una gema de azul electrizante.

Un espíritu de rayos reside en la magia de la Turmalina en la parte de encima de los guantes, por lo tanto, otorgando un daño eléctrico junto al daño de impacto.

El armamento mágico más reciente de Kaya-san es mucho más poderoso que el que había usado hasta ahora.

Kaya-san saltó hacia la hormiga que se dirigía a esos dos y la golpeó en la cabeza. Y, usando el culatazo de su puñetazo para hacer girar su cuerpo en el aire, su patada impactó en otra hormiga del lado opuesto.

Esas hormigas estaban completamente muertas varios segundos después.

「Wooow…」

El hombre que montaba el caballo jadeó sin querer. Si no me equivoco, Omiros lo llamó MacGius.

「¡Rietto! ¡¡MacGius!!」

Omiros cabalgó hacia sus conocidos.

「¿Por qué están aquí?」

Omiros preguntó.

「Bueno, Rietto no se callaba por ello… Ella estaba preocupada por ti porque no llegabas, así que pensó que algo había ocurrido…」

Sonriendo burlonamente, MacGius dijo mientras observaba a la chica detrás de él.

Vinieron a buscar a Omiros ya que estaban preocupados por él. Puede que seamos la razón por la que llegó tarde. Si fuera sólo Omiros y Parish, ellos habrían regresado a Algore un poco más rápido.

「Gracias, Rietto. Hice que te preocuparas mucho…」

Diciendo eso, Omiros acarició la cabeza de Rietto. Esto hizo que Rietto se pusiera de mal humor.

Luego entonces, desvió su mirada con cachetes inflados.

「Humph… No es como si estuviera preocupada por ti. Además, deja de tratarme como a una niña.」

No podía ser honesta con ella misma. Pero eso la hizo más linda.

「Ah, perdona Rietto… Sólo es un hábito… Ahora que lo recuero, traje algunos dulces conmigo. ¿Este presente es suficiente como para que me perdones?」

Diciendo eso, Omiros tomó algo desde su bolsillo pectoral.

「¡DULCES! ¡¿EN SERIO?!」

Los ojos de Rietto estaban brillando intensamente como si su puchero de antes fuera una mentira.

「Cough.」

Mientras que Omiros y Rietto continuaron teniendo tal intercambio con sonrisas, Kaya se entrometió en su conversación con un tosido desde un lado.

「Omiros-dono. Sería grosero si no nos presenta, ¿cierto?」

Sí, probablemente estaban cansados de montar a caballo. Kaya-san interrumpió su conversación.

「M-Mis disculpas por esta desconsideración, Kaya-dono.」

Omiros se inclinó ante Kaya-san. Por su tono, parecía tenerle miedo.

Entonces, le dio palmadas a las espaldas de MacGius y Rietto. Lucía ansioso por alguna razón.

Puede que esté asustado por lo rápido que se encargó de esas hormigas.

Estaba mucho más asustada que él. Disminuir el número de hombres cortejándonos era algo bueno, pero me hacía sentir un poco mal cuando incluso una chica linda como Rietto estaba asustándose de mí.

Omiros llevó a los dos al frente del carruaje.

「Kyouka-sama, los dos son mi primo MacGius y su hermana menor, Rietto.」

Omiros los presentó a Kyouka-san quien seguía sentada dentro del carruaje.

「Sí, es bueno conocerlos.」

Kyouka-san salió del carruaje.

「¿Eh? ¡Qué linda! ¿Quién eres?」

Rietto involuntariamente apreció su belleza. MacGius también estaba encantado por ella.

「MacGius, Rietto. Esta persona es Kyouka-sama, la hermana menor del héroe. Y estoy seguro de que recuerdan a Shirone-sama quien vino a Algore hace tiempo.」

Omiros me presenta después de Kyouka-san.

「Eres… La esposa del héroe.」

「Ah, es cierto…」

Parece que me recuerdan. Aunque, nunca los vi cara a cara.

「Podría ser que el héroe también…」

Rietto dijo con una voz ligeramente asustada.

「No, él no está con nosotros por ahora. Quienes vinieron ahora son su honrada esposa, Shirone-sama, seguida por Kaya-dono y Kyouka-sama.」

Pareció estar en paz cuando Omiros dijo eso. Me pregunto qué tan asustada está de Reiji-kun.

「Chicos, saluden a Kyouka-sama.」

Siendo apresurados por Omiros, se enderezaron velozmente y contestaron.

「Hola Kyouka-sama, soy MacGius.」

「Y yo su hermana menor, Rietto… ¿Eh?」

Mientras saludaba a Kyouka-san, los ojos de Rietto se abrieron enormemente cuando vio que cierta persona estaba sentada en el carruaje.

Sus ojos se centraron en Regena.

「…¿POR QUÉ?」

La mirada de su cara dio un giro de 180 grados.

「¡POR QUÉ REGENA ESTÁ SENTADA AHÍ!」

Rietto gritó con una ira indisimulada en su voz.

Pude sentir un fuerte resentimiento residiendo en su voz. Siendo honesta, no era un asunto trivial.

MacGius también miró a Regena con una expresión sorprendida en su rostro.

「¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO AQUÍ, OMIROS? ¿POR QUÉ REGENA ESTÁ AHÍ SENTADA?」

Al final, MacGius también gritó como su hermana.

Por cómo sonó, en cambio, pareció estar de algún modo desconcertado. Y a pesar de que no era tanto como puedo sentir de Rietto, tampoco parecía que tenía una buena impresión de Regena.

「Ha pasado un tiempo, Rietto, MacGius… Si es posible, no quiero verlos.」

Regena les respondió con un tono frío desde dentro del carruaje. Pero noté un toque de tristeza en su voz.

「¡CÓMO TE ATREVES A MOSTRAR TU CARA FRENTE A MÍ, REGENA! FUE A CAUSA DE TU FAMILIA QUE MI QUERIDA MADRE FUE…」

Noté que lágrimas estaban formándose en los ojos de Rietto mientras hablaba.

「…Ustedes fueron quienes mataron a mis parientes. ¿Acaso no estamos en la misma situación?」

「¡FUE PORQUE TU FAMILIA LO COMENZÓ!」

「¿Y cómo se suponía que supiera eso?」

「¡NO REGRESES A ALGORE! ¡¡ENVÍENLA DE VUELTA A LA MADRIGUERA DE GOBLINS!!」

Ambas empezaron a discutir.

「¡Rietto! ¡ES SUFICIENTE! ¡¡También va para ti, Regena!!」

Omiros intentó apaciguarlas.

「¡POR QUÉ ESTÁS HACIENDO ESTO OMIROS NII-SAN! ¡¡POR QUÉ PROTEGES A ESA MUJER!!」

Rietto miró a Omiros como si quisiera llorar.

「Rietto…」

Omiros estaba estupefacto al ser mirado de tal manera por su hermana.

El silencio descendió sobre este lugar por un rato.

「Me estás malentendiendo, Rietto.」

Un rato después, Regena rompió ese silencio.

「¿¡MALENTENDIENDO QUÉ!?」

Ahora, Rietto estaba observando a Regena.

「Omiros no fue quien me protegió. Piénsalo mejor, Rietto. ¿Bajo la protección de quien crees que estoy? Si intentas lastimarme, ustedes acabarán como esos Myulmidons.」

Regena dijo mientras observaba a los cadáveres de los hombres hormiga.

La cara de Rietto se tornó pálida luego de entenderlo.

「Cierto. No estoy bajo la protección de Omiros, ustedes están preocupados por nada.」

Regena lo dijo mientras les sonreía. Pero era una sonrisa seca.

「No puede ser, Regena… Yo sólo…」

Omiros aparentemente quería decirle algo a Regena.

Pero, Regena no pareció importarle y sólo observó a Kaya-san.

「Es tal como lo dice. Actualmente, Regena-san está bajo nuestra protección. Deben considerar el acto de lastimarla similar a hacernos sus enemigas.」

Kaya-san estableció su posición ante MacGius y Rietto.

Las expresiones de MacGius y Rietto estaban cubiertas de miedo.

El ambiente se tornó hostil por alguna razón. Tenía que hacer algo al respecto de esta situación.

「Ya, ya, todos, esperen un segundo.」

Bajé del carruaje.

Todos se enfocaron en mí.

「Oigan, díganme, este hombre hormiga es algo… Ya saben. Este tipo de monstruo no estaba presente cuando vinimos antes, ¿cierto? ¿Por qué salió ahora?」

Pregunté mientras observaba los cadáveres de los hombres hormiga para cambiar de tema.

「¿Hombres hormiga? ¿Acaso te refieres a los Myulmidons? Pensándolo bien, ¿por qué aparecieron aquí?」

Quien respondió fue Omiros.

「Ya veo, con que se llaman Myulmidons, ¿eh? Con respecto a esto, pareció que estos Myulmidons estaban persiguiéndolos, ¿cierto? ¿Saben por qué ocurrió?」

Kaya-san les preguntó.

「Uhm, yo s- No, quiero decir, no sé por qué estaban tras nosotros. También es mi primera vez viendo un Myulmidon.」

Rietto respondió mientras agitaba su cabeza.

「Yo… No, los vi una vez hace mucho tiempo, pero… Además, era sólo uno o dos. Esta es la primera vez que veo a tantos al mismo tiempo.」

MacGius respondió a eso. Frente a MacGius estaban los cadáveres de siete Myulmidons.

「Entonces, ¿por qué piensan que estos Myulmidons aparecieron de repente? ¿Saben dónde es su hábitat natural?」

Omiros sacudió su cabeza en negación.

「No lo sé… Pero de acuerdo con la leyenda, puedes encontrar a muchos alrededor del castillo de la reina en lo más profundo del Bosque Azul.」

「¿Reina del Bosque Azul? ¿Eso quiere decir que esa ogresa está por aquí en alguna parte?」

La reina del Bosque Azul a la cual se refería Omiros debía ser la ogresa que lideró la invasión en Velos.

De igual manera, nadie sabía dónde se localizaba este castillo en el vasto Bosque Azul. Devoraban a cada humano que se atrevía a acercarse al castillo. La reina debía ser la llamada Kujig.

「Aun así, ¿sabes por qué venían a por nosotros?」

Como si finalmente recordara su existencia, Kaya-san miró a Echigos.

「¡WAH! ¡No soy yo!」

Echigos sacudió su cabeza negándolo.

Pero, Kaya-san sólo continuó avanzando hacia a él en silencio.

「¡¡HYIII!!」

Echigos bajó del asiento de conductor e intentó escapar.

Pero, Kaya-san es mucho más rápida que él.

Kaya-san agarró a Echigos de su cuello.

「Cálmate. No te mataré.」

Kaya-san revisó el cuerpo de Echigos.

「Uhm, qué estás…」

Echigos tenía una mirada sucia en su rostro.

Kaya-san es una belleza de alta clase, al cabo. Puede que haya sentido euforia cuando tal belleza estaba tocando amablemente su cuerpo.

Pero eso no significaba que iba a ser así de amable por siempre.

La mano de Kaya-san se detuvo alrededor del abdomen de Echigos.

「¡Huhm!」

Su mano presionó de repente el estómago de Echigos.

「¡¡Fu-GAAA!!」

Al ser presionado de ese modo, Echigos comenzó a rugir del dolor.

「AAARGH…」

Espuma y baba salían incesantemente de la boca de Echigos.

「¡¡KYAAAAAAAAAAA!!」

Le siguió el grito de Rietto.

Porque un enorme insecto salió de la boca de Echigos junto con la baba y espuma.

El insecto que salió de su boca se estremeció salvajemente y dejó de moverse al momento siguiente.

Echigos–con baba saliendo de su boca–seguía retorciéndose. Parecía que de algún modo seguía vivo. Aunque, puede que sea imposible para él recuperarse.

「¿Qué rayos es eso?」

Kyouka-san miró al engorroso Echigos y al insecto muerto con el ceño fruncido.

「Tal vez sea la obra de esa ogresa. Parecía que tenía un completo conocimiento de nuestra ruta.」

Kaya-san dijo con un tono desinteresado.

Echigos estaba bajo el control de esa ogresa. Le enviaba la información acerca de nosotras a través del insecto que habitaba en su cuerpo.

「Uhm, Kaya-dono… Eso quiere decir…」

Omiros preguntó con un tono ansioso.

「Puede que vengan tras nosotras de nuevo. Deberíamos fortalecer nuestras defensas una vez que lleguemos a Algore.」

「Eso… 」

El rostro de Omiros se tornó pálido.

Nuestra situación estaba en desventaja.

「¿Qué debemos hacer, Shirone-sama? ¿Debemos de exterminar a esos ogros antes de que venga Kuroki-san?」

Kaya-san me preguntó.

「Ahm, quisiera hacerlo, pero no sé cuándo vendrá Kuroki… No quisiera arriesgarlo.」

Para ser honesta, en verdad no quería luchar contra esos ogros cuando Kuroki solo ya era muchísimo más poderosa que cualquiera de nosotras. Pero tampoco podíamos restarles importancia.

Estaba reflexionándolo.

「Ha~h… Shirone-san, Kaya-san. ¿Por qué no pensamos en eso después de que lleguemos al reino de Algore? O mejor, después de que bajemos de este carruaje.」

Cuando reflexioné las palabras que dijo Kyouka-san, me di cuenta de que ella estaba cansada después de un largo tiempo en el carruaje.

「Tienes razón. Tengamos como prioridad llegar a Algore primero, Shirone-sama.」

Tal vez porque ella también se dio cuenta del humor de Kyouka-san, Kaya-san aceptó inmediatamente.

Estuve de acuerdo con Kaya-san.

Puede que no hayamos encontrado una solución aunque pensáramos en este asunto en ese momento. Y por eso, decidimos regresar a Algore.

Me pregunto qué están haciendo esos ogros y Kuroki en estos momentos.

Príncipe Goblin Goz

El reino Karon, un reino en particular que sólo puede ser alcanzado a través de un agujero profundamente perforado en el lado norte de la cadena montañosa Akeron.

Con respecto a su ubicación subterránea, no es tan diferente a otras comunidades de goblins.

sin embargo, diferente a las otras comunidades de goblins, Karon era un lugar donde había paredes planas con ornamentos decorándolas.

A pesar de que no podían compararse con las ornamentas toscamente hechas por manos humanas, era considerado como lo suficientemente bueno para un goblin.

Caminando a lo largo del pasaje de este reino Karon, seguí descendiendo más. Mi destino era la parte más profunda del reino Karon.

Cuando llegué ahí, una puerta gigante estaba delante de mí.

Dos goblins estaban montando guardia frente a esa puerta. Han de ser los centinelas puestos para proteger la cosa detrás de esa gran puerta.

「Si es el príncipe Goz, gob. ¿Por qué está aquí, gob?」

Uno de los centinelas goblin me preguntó acerca de mi visita.

「Voy a molestarlos, chicos. Estoy aquí por una cosa en específico detrás de esa puerta. Déjenme entrar.」

Después de decirlo, esos dos goblins intercambiaron un par de miradas.

「Puede que sea nuestro príncipe, pero debe tener el permiso de la reina para pasar a través de esta puerta, gob.」

Después de una breve plática entre ellos, esos goblins respondieron con esas palabras.

Al escuchar eso, hice un chasquido con mis labios.

「Si es acerca de su permiso, está… ¡JUSTO AQUÍ!」

Desenvainé la espada que llevaba bajo mi abrigo y decapité a uno de esos goblins.

「¡Gooob!」

Subsecuentemente, empalé el cuerpo del otro antes de que tuviera la oportunidad de gritar.

「Qué está… Gob…」

El goblin cuyo pecho fue empalado por mi espada murió antes de que terminara sus palabras.

「Humph, tonto. Si fueras obediente, no habrías muerto.」

Patée hacia a un lado los cadáveres de esos tontos.

Además, mi madre aun los hubiera matado una vez que se enterara de este asunto. De cualquier manera, iban a morir.

Quemé los cuerpos de los guardias para eliminar la evidencia. Podía estar tranquilo por un rato ya que nadie será capaz de encontrar los cuerpos de los guardias.

Miré hacia la puerta.

La cosa que protegían los guardias muertos estaba ahí, dentro del depósito del reino Karon. Aquí duerme el tesoro de mi madre.

Ella no perdonaría a quien sea que se atreviera a ponerle las manos a su tesoro, incluso si soy yo. Ella podría incluso matarme si supiera que fui yo quien entró.

Pero entonces, puede que tenga que pelear contra el Caballero Oscuro después de esto. Qué debería hacer, le temo a mi madre.

La puerta estaba bloqueada con magia, pero no era un problema. Ya había investigado las palabras clave para abrirla.

La puerta se abrió cuando pronuncié las palabras mágicas.

Cuando entré, los varios tipos de tesoro alineados dentro de esta vasta habitación cayeron a mis ojos.

Ornamentas, gemas, varios vestidos, y cosméticos. Siendo cada uno de ellos un producto de alta calidad.

Reí al atestiguar tal colección. Ninguno de ellos era adecuado para ESA madre mía. Incluso la gema más preciosa sería degradada a ser un producto basura si es usado por esa feísima mujer.

Seguí adentrándome dentro de la bodega.

Muy pronto, mi paso fue detenido por otro par de puertas. Una bodega dentro de la bodega. La cosa mantenida dentro era un excelente artículo que le pertenece a mi madre.

Debería entrar primero.

Después de entrar, un cierto objeto llamó mi atención.

A pesar de que esta bodega estaba sellada con métodos inusuales, ya había investigado los medios para desbloquearlo.

Las puertas se abrieron cuando dije las palabras mágicas.

「¡GEH!」

Involuntariamente dejé salir un sonido cuando entré en la habitación porque las paredes de la segunda bodega estaban llenas de imágenes de hombres desnudos.

Los hombres en las imágenes, todos ellos eran guapos, incluso para mi propio juicio.

A pesar de que eran de varias razas, los de la raza humana eran los más numerosos.

Puede que sea uno de los hobbies de mi madre. Tiene un gusto pésimo a pesar de su fea apariencia.

Justo cuando pensé si estos hombres fueron víctimas de mi madre, cambié de parecer porque vi la imagen de hombres de la raza de los demonios y la de los ángeles entre ellos.

No importa que tan poderosa fuera mi madre, no era rival para ninguna de esas razas.

Es por eso que esas imágenes sean la de los hombres en este mundo los cuales ella se había fascinado.

Y entonces, vi cierta imagen. Parece que había tres nuevas adiciones a la colección.

Y conocía a ese macho.

no había duda, era la imagen de ese héroe.

El héroe en la imagen estaba desnudo mientras mostraba una sonrisa atrevida.

Además, qué precisión de dibujo tan divina. A pesar de que fue dibujada luego de ver su figura desde una posición alejada cuando él estaba en Algore, los detalles eran exactos. Era como si la imagen fuera a cobrar vida en cualquier momento.

「¿Eh?」

Y entonces, miré a la imagen justo al lado de la del héroe.

「¿No es esta… Mi imagen?」

La imagen del macho justo al lado de la del héroe era la de Parish. No era la imagen de Goz, el que estaba dibujado ahí era Parish.

「Por qué rayos mi imagen está…」

¿Fue dibujado por mi madre sin que me diera cuenta?

Puede que sea mi imagen falsa, pero aun así envió un escalofrío que recorrió mi espalda al imaginarme ser el objetivo sexual de mi madre.

Y ahí, vi un punto en la imagen de Parish.

「Cómo supo de eso…」

Parish es mi figura falsa. Pero, cierta parte es terriblemente acertada.

Mi campo visual se detuvo en la región noble.

Comparándolo con el de la imagen del héroe,

「Maldita sea… Perdí…」

Me sentí ligeramente abatido.

Vi la imagen justo al lado de Parish. Por el orden de las imágenes, esta era la última adición.

Era la imagen de un macho de cabello negro. Nunca había visto su rostro. Era bastante ordenado, pero no muy conspicuo.

Y mi mirada tuvo que descender.

「¡ALAV**GA!」

Estaba sin palabras.

Su cosa era la más diabólica entre las imágenes de esta habitación.

「¡¿IMPOSIBLE?! ¿QUIÉN ES ÉL?」

El mundo humano era vasto, pero él debía ser alguien quien vivía por aquí, ¿cierto? ¿Podría ser que este macho viviera en un lugar muy lejano? ¿Cuándo fue que mi madre se encontró con este macho?

Ver su tamaño hizo que quisiera llorar.

Rayos, basta de esta basura.

En adición, también había un látigo y un pedestal de apariencia extraña en esta habitación, pero no quería saber acerca del fetiche de mi madre.

Me moví lo más rápido posible para evitar que mis ojos no acabaran observando algo que no deseaba ver.

Unos momentos después, finalmente salí de esa habitación asquerosa. Tal parece que llegué a la parte más profunda de la bóveda.

Cuando finalmente alcancé esta parte de la habitación, había un pedestal y un tarro encima de este.

Este tarro era la cosa que estaba buscando.

Como el príncipe de este reino, cuando examiné los tesoros, supe de este tarro.

El dios subordinado de Nargol, el Dios de la Destrucción, debería estar sellado dentro.

El Rey Demonio traicionó al Dios de la Destrucción y peleó contra ella y sus subordinados.

Y aún, el Rey Demonio no pudo atreverse a matar a sus propios hermanos luego de obtener su victoria así que los selló.

El dios sellado aquí era uno de esos dioses. Los otros subordinados del Dios de la Destrucción fueron puestos a un sueño profundo, sellados en varias partes de Nargol.

Uno de esos lugares era el reino de Karon ya que juzgó que era menos peligroso que sellarlos a todos en un mismo lugar.

Pero eso funcionó a mi favor. Sin importar que tan poderoso sea ese Caballero Oscuro, no hay manera en que pueda derrotar a un verdadero dios.

No podía contener mi risa mientras sostenía el tarro.

El dios subordinado sellado dentro de este tarro será mi regalo para ese Caballero Oscuro. Escuché que el dios no era tan poderoso, pero seguía siendo un dios. Podía eliminar fácilmente un solo Caballero Oscuro.

También estaban las mujeres del héroe, pero al final son sólo simples humanas. Puede que sean más poderosas que yo, pero no son competencia para la cosa sellada en este tarro.

Bien entonces, debería regresar a Algore.

Junto con este tarro, por supuesto.

「Kukuku… Finalmente serás mía… Regena…」

Ogresa Bruja, Kujig

「Ceh, con que lo notaron, ¿eh?」

Mataron al insecto que envié para darnos información acerca de la hermanita del héroe.

「Vaya, ese hombre era un desperdicio de espacio…」

Si no me equivoco, su nombre debería ser Echigos, ¿cierto?

Después de todo, no podía esperar nada de los humanos.

「¿Qué deberíamos hacer, querida madre? Esas tipas no son pusilánimes.」

Mi séptimo hijo, Retsug, dijo mientras devoraba un niño humano frito.

Mi otro hijo, Ringu, estuvo de acuerdo con él.

Por el momento, estaba comiendo junto a mis niños.

Los platillos comidos por mis hijos eran los niños humanos capturados por este Castillo de Caramelo.

Este gran castillo Kujig, el Castillo de Caramelo era la versión mejorada del que heredamos de la raza gigante celestial, nuestro maestro.

Este castillo, que tenía una habilidad de autorreparación, era algo frágil, pero era lo mejor cuando se trataba de atraer presas.

Este castillo emite una dulce fragancia para atraer a las presas alrededor de nosotros y entrarán por cuenta propia.

Las criaturas atraídas comenzarán a comer el suelo y las paredes ya que no pueden soportar la dulce fragancia.

Ya que había algún tipo de agente dopante en este Castillo de Caramelo, esa presa no perdería su voluntad de vivir sin el castillo.

Naturalmente, el efecto de este castillo es inútil contra una existencia con una resistencia poderosa. El ser más poderoso que podía ser capturado por este castillo es un elfo, era indefenso contra las razas demonio y angelical.

Aun así era útil, ya que podía atraer a esos humanos.

Llenaba mi boca con la carne asada.

Qué delicioso.

El sabor de los humanos libres era mucho más delicioso que el de los domesticados.

Aunque podía atraer a toda la población humana en esta región si me placía, pero no haré una cosa tan estúpida.

Después de todo, no hay nada mejor que los humanos libres.

Nunca habrían esperado que les dejé hacer lo que quisieran con el fin de desarrollar una carne más deliciosa.

Además, este método era el más seguro con la menor posibilidad de ser descubierta por tipos problemáticos, así que puedo sentirme tranquila.

Zengu no entendió eso y estaba gobernando sobre humanos, siendo él asesinado por la hermanita del héroe.

Tenía que ajustar este rencor.

Pero ¿qué debería hacer?

La barrera que bloqueó a esas tipas era una razonablemente poderosa. Así que, pelear contra ellas quienes podían destruirla fácilmente era peligroso.

「Bueno, ¿qué deberíamos hacer entonces?」

Miré a mis hijos.

「¡No hay necesidad de pensarlo mucho, querida madre! ¡Esos débiles humanos no pueden derrotarnos! ¡Sólo tuvieron suerte de ser capaces de derrotar a Zengu! Carguemos contra ellos desde el frente, ¡y obtengamos venganza contra el enemigo que destruyó los tesoros!」

Quien dijo una afirmación tan audaz fue mi tercer hijo, Toug. Toug es el más valiente entre mis hijos.

Mi octavo hijo, Kaig, y mi quinto hijo, Zaig, también estuvieron de acuerdo con la afirmación de Toug.

「¡Sí, venganza para nuestros raros tesoros!」

「¡¡Estoy de acuerdo con Toug!! ¡ESTA ES LA VENGANZA POR NUESTROS PRECIADOS LIBROS!」

Sus cabezas estaban llenas con los pensamientos de matar a su enemigo.

「¡YA CÁLLENSE DE UNA VEZ!」

Quien se interpuso fue mi segundo hijo, Pyoug. El que tenía la mente más compuesta y astuta entre mis hijos.

「Esas personas son las que fueron a invadir a Nargol. Además, destrozaron rápidamente la barrera de nuestra querida madre. Un asalto medio peleado contra ellas es suicidio.」

「… Entonces, ¿qué deberíamos hacer?」

Al ser preguntado, Pyoug miró a su hermano mayor.

「Mis hermanitos, creo que deberíamos reunir más información acerca de ellas. Encontremos sus debilidades. ¿Verdad, querida madre?」

Estuve de acuerdo con mi hijo mayor, Ring. Como se esperaba de mi hijo más grande, sabía lo que estaba pensando.

「Es como dice. Todos, debemos reunir más información de ellas primero. Si no me equivoco, dicen que se dirigen a Algore, ¿cierto? Controlemos a unas cuantas personas de ese país y usémoslas para identificar las debilidades de nuestros oponentes. Y después, ¡matemos a la hermanita del héroe!」

La gente de esta región, todas ellas eran simples herramientas para mí. Naturalmente tenían que serme útiles.

Cuando terminé, mis hijos alzaron sus gritos de batalla.

「¡ES CIERTO, VENGANZA PARA NUESTROS TESOROS!」

「¡SÍ, ES CORRECTO!」

「¡MATENLAS A TODAS!」

「¡¡SÍ, LO CONSEGUIREMOS ESTA VEZ!!」

Qué amor tan profundo para su hermano fallecido, quería llorar al escuchar sus apasionados gritos.

「¡OOH! ¡Qué espíritu tan más apasionado, Ogros!」

Una voz resonó alrededor.

「¡QUIÉN ERES!」

Mi cuarto hijo, Shag, gritó en la dirección del sonido.

Y antes de que lo supiera, una mujer humana estaba sentada sobre la mesa. Qué extraño, no estaba ahí antes.

¿En qué momento entró? Además, ¿por qué no la noté hasta que escuché su voz?

Viendo a esta mujer humana, recordé su cabello.

「Cabello plateado… Tú, eres la de aquella vez…」

Mi sexto hijo, Jing susurró algo acerca de sus miembros siendo cortados por la guadaña de esta mujer.

Pensándolo mejor, esta Bruja de cabello Plateado estaba ciertamente en el baile de Velos. Estaba cargando también la misma guadaña.

「Ustedes ogros quieren cumplir su venganza contra la hermana menor del héroe, ¿cierto? Entonces, permitan a Kuna ayudarles.」

La Bruja Plateada estaba sonriendo dulcemente. Ni siquiera vaciló al estar de pie ante mí, aclamada como la reina del Bosque Azul.

En cambio, nos observaba con desdén.

「¡¿CÓMO ENTRASTE A ESTE LUGAR?!」

Había erigido una barrera para proteger este lugar, y nadie debería estar consciente de la ubicación de este castillo.

Incluso mis hijos no serían capaces de entrar al castillo sin mi invitación, ¿así que cómo se las arregló para encontrar el castillo?

「¿Por qué preguntas? Sólo dejé una pequeña marca en ti cuando te corté. Llegué aquí al seguir esa marca.」

「¿QUÉ HAY DEL MECANISMO DE DEFENSA DE ESTE CASTILLO? ¡¡QUÉ LE HICISTE A ESOS NUMEROSOS MYULMIDONS!!」

Le grité involuntariamente.

Myulmidon era una raza cuyos miembros se volvieron mis sirvientes a cambio de parasitar este castillo.

Tenían una percepción extremadamente aguda. ¿Eso significa que entró hasta este lugar sin ser descubierta por ellos?

「¿Myulmidon? Ah, ¿te refieres a esas hormigas? Sólo me dejaron pasar con esto.」

La Bruja Plateada dijo mientras jugaba con su collar.

Debe haber sido algún tipo de herramienta mágica. Tal vez llegó a este lugar sin ser descubierta por los Myulmidons gracias a su collar.

「Más bien, estoy esperando su respuesta, ¿quieren convertirse en los sirvientes de Kuna o no?」

¿Sirvientes? Aunque nunca dijo eso.

「Quién demonios querría c-…」

Justo cuando estaba a punto de terminar mis palabras, mi cuerpo se detuvo repentinamente en su lugar.

Cuando miré alrededor, lo mismo parecía sucederle a mis hijos. Sus rostros estaban endurecidos.

「De cualquier manera, no es como si me importara si están dispuestos o no. ¿Deberá Kuna quitarles a todos de su vida? ¿O deberé privarles a todos de su muerte? Elijan ahora.」

Al decir eso, la Bruja plateada caminó hacia nosotros.

A pesar de que su altura era mucho menor que la de los ogros, por alguna razón, se sintió como si ella era la más alta entre nosotros.

La Bruja Plateada estaba de pie frente a mí. Un miedo indescriptible se creó en mi corazón. Quería gritar, y aun así, mi voz estaba atorada en mi garganta.

「Desde hoy, ustedes son las herramientas de Kuna, así que vuélvanse más útiles para Kuna.」

Mantuvo su sonrisa al pronunciar esas palabras. Podía sentir mi mente siendo atada por algo. Era impotente ante tan tremendo poder mágico.

「Bien entonces, mis ogros, en adelante hacia Algore. ¡Nuestra meta es erradicar la existencia de Shirone de este mundo!」