Ankoku Kishi C42

Modo nocturno

Capítulo 42: Un Chiste de Pelea En El Castillo de Caramelo

Caballero Oscuro Kuroki

「¿QUÉ DEMONIOS ES ESO?」

Kuna llegó junto a los ogros. Aunque no entendí lo que intentaba decir, sentí como si estuviera mirando a algo que sería mejor dejar solo.

Cuando miro afuera tan pronto cuando Daigan me informó de la llegada de los ogros, el reflejo de Kuna salió del Castillo de Caramelo y retó repentinamente a Shirone a una pelea. ¿Pero qué demonios sucede aquí?

Y entonces, vi la figura de Shirone saltando hacia el castillo de caramelo.

「Oh mierda, si no las detengo pronto…」

Transformándome en mi forma de caballero oscuro, salto hacia el castillo.

Rápido, rápido, puede que ya hayan iniciado la pelea.

Cuando estuve a punto de seguir a Shirone.

「¡¿QUÉ?!」

Giré mi cuerpo hacia a un lado, esquivando algo que acababa de atravesar por el lugar donde estaba de pie hace unos momentos.

Descendí rápidamente hacia el suelo. El lugar donde descendí estaba justo afuera de la muralla de Algore.

Mientras descendía, alguien parecía también estar descendiendo del cielo.

Una mujer alrededor de mi edad. Recuerdo esa cara.

La primera vez que la conocí fue cuando yo estaba en la República Santa de Lenaria.

Si no me equivoco, su nombre era Kaya.

「Nunca esperé que te infiltraras a Algore.」

La mujer llamada Kaya se puso en guardia.

Para ser honesto, no tengo el tiempo para jugar con ella.

「Debería ser tu plan salvar a Regena mientras que esa Mujer de Cabello Plateado nos distrae, ¿cierto? Pero no lo permitiré」

No, estás equivocada. No tenía intención de hacer que Kuna realizara acciones tan peligrosas. Es por eso que vine tan rápido como pude para detenerlos.

「Bueno, hay algo que pone en duda tus acciones hasta ahora. Si aún retienes tu propia voluntad, ¿por qué sirves aún a ese Rey Demonio? 」

Esta mujer me presionó tal pregunta.

No tengo respuesta para ella.

「¡El Rey Demonio es la causa del sufrimiento de muchas personas! ¡Es que no sientes algo de su sufrir!」

Kaya continuó preguntándome en una voz llena de ira.

「Estás equivocada. ¿Desde cuándo el Rey Demonio causó el sufrimiento de las personas? A pesar de estar siempre en Nargol, ¿cómo causó el sufrimiento de tanta gente?」

Objeté su acusación directa.

「Así que por fin respondes. Sí, es cierto que el Rey Demonio nunca deja Nargol. Pero los demonios son los que atacan a los humanos. ¿No es eso lo mismo como si el Rey Demonio causa el sufrimiento de la gente?」

「… El Rey Demonio nunca les ordenó hacerlo.」

「… ¿Así que son sus subordinados haciendo lo que les plazca? ¿No es eso irresponsable? ¿Por qué no los controla? ¿Acaso no es lo mismo haciendo que él sea responsable del sufrimiento de las personas?」

No tenía respuesta a esa pregunta.

No todos los demonios en este mundo eran los subordinados de Modes. Podría alzar una objeción fácilmente.

Pero, no podía contradecir lo que dijo acerca de no controlar a sus subordinados.

Con su poder. Modes podría ser capaz de controlar a la mayoría de los demonios en este mundo. Pero no lo hacía porque no había beneficio en hacerlo.

Entonces, ¿la responsabilidad de controlar a los demonios caía sobre Modes?

Bueno, los dioses de Elios parecían pensar eso. Aunque esos dioses regían a la humanidad, nunca los gobernaron. De acuerdo con mi investigación, a pesar de tener el poder suficiente para dominar a los humanos, los dioses de Elios nunca lo hicieron. La razón: parecía bastante problemático hacerlo.

Y entonces, si algún humano cometía algún crimen, ¿era justo decir que los dioses, que no tienen intenciones de controlar a los humanos, tenían la culpa?

O también, ¿deben controlar a la humanidad como robots?

¿Acaso ella quiere decir que Modes tenía que dominar a todos los demonios y hacer que no ataquen a los humanos?

En primer lugar, Modes no era un aliado de la humanidad. Aunque, tampoco era su enemigo.

La meta de Modes era simple. Sólo quería proteger el lugar donde vive junto a la mujer que ama.

Aunque como el rey de Nargol, su razón hace que me pregunte, alguien quien vive fuera de Nargol no tiene el derecho de criticar al que vive Nargol.

Aun así, ella malinterpretó ese hecho.

Podría haber sido yo quien estuviera en su posición si quien me invocó no fuera Modes sino Rena.

Pero, yo no era aliado de los humanos. Había sido invocado para ser el aliado de los demonios.

Aunque no era como si quisiera ser el enemigo de varios individuos, el asunto de ver desde la perspectiva de los humanos de este mundo era algo difícil para mi yo actual.

「No creo que el asunto de nunca controlar a los demonios sea algo malo… Además, desafortunadamente, no aceptaré tu opinión.」

「Ya veo… Bien entonces, ¿debería volver a hacer mi primera pregunta?  ¿Por qué te uniste al Rey Demonio? ¿Hay algún mérito haciéndolo? ¿O, es a causa de esa Mujer de Cabello Plateado?」

Por mujer de cabello plateado, debe referirse a Kuna. Seguro, Kuna era una de las razones por las que escogí el bando del Rey Demonio.

Porque al igual que Modes, mi meta era algo más simple.

Recordé la escena que vi en la montaña del Divino Rey Dragón. Reiji y las demás parecían en verdad disfrutarlo.

Estaba celoso. Extremadamente celoso en ese momento…

En ese entonces, había lágrimas que salían sin parar bajo mi casco.

No tengo a nadie como camarada en este mundo.

Modes y Nut eran ligeramente diferentes de eso.

Lo que en verdad deseaba era tener aventuras y reír justo como Reiji y las demás, camaradas que se apoyen entre sí, quienes podría amar y que me amaran. Aún mejor si esa camarada era una chica linda.

Eso podría sonar como un sueño extravagante.

Pero, ese único deseo mío fue concedido. Una linda mujer de cabello plateado.

Nunca habría sido capaz de conocerla si no hubiera sido invocado en este mundo porque no había duda de que estaba condenado a estar solo en mi mundo original.

Quería disfrutar una aventura junto a Kuna en este mundo.

Recordando la alegría de aventurarme con ella, se formó una sonrisa bajo mi casco.

Sep, nada puede vencer la alegría de tener aventuras junto a una linda mujer.

「Ciertamente, también está esa razón…」

Estuve de acuerdo con sus palabras.

「Con que es eso. Así que esa mujer es la verdadera razón. Parece que no tenemos más opción que matar a esa mujer de cabello plateado llamada Kuna.」

Pude sentir algo negro y siniestro emergiendo desde dentro en cuanto la escuché hablar.

「Lo lamento… ¡No se los permitiré!」

Di un paso adelante mientras declaraba mi decisión.

Ella retrocedió mientras se puso en guardia con sus puños.

No sé por qué llegaron a la conclusión de que tenían que deshacerse de Kuna. Pero no las dejaré hacerle daño.

Por eso, me acerqué a mi enemigo. Mientras existiera Kuna, siempre estaré al lado del Rey Demonio.

Estoy bien siendo el Caballero Oscuro.

Abandoné mi humanidad para ser el aliado del Rey Demonio para cumplir mi propio sueño. Soy un verdadero villano y estoy orgulloso de serlo.

「¡Seguir hablando es inútil! ¡¡Si no me dejas pasar, entonces tendré que quitarte del camino!!」

Debo ir tan rápido como pueda al Castillo de Caramelo, y estaba detrás de esta mujer.

Y así, corrí hacia a ella.

Doncella de la Espada Shirone

Cortando el dulce transparente de la ventana, entré desde la espira más grande, que estaba justo al centro del castillo de caramelo.

El lugar al que llegué era una habitación. Había una enorme cama con dosel en ese cuarto.

El futón parecía estar hecho de algodón de azúcar y debajo de él había algo suave como bizcocho de arroz. ¿O era algo similar al pastel de pasta de higo que comí aquella vez en la casa de Reiji?

Este tipo de cama hizo que quisiera lanzarme con toda mi fuerza. Sin embargo, tenía que resistir por ahora ya que no tenía tiempo para hacerlo.

Tal vez este lugar era la habitación de la señora del castillo.

Esa mujer seguramente me estaba esperando en el salón del trono en la habitación de abajo. No había duda.

Caminé sobre un piso parecido a galleta.

Me encontré con un montón de soldados Myulmidon en el camino hacia la sala del trono.

Observé bien a los Myulmidons. Sólo eran hormigas humanoides.

Eran como los soldados del castillo de caramelo.

Preparando las lanzas en sus manos, los Myulmidons corrieron hacia a mí.

「¡¡LARGUÉNSE!! ¡¡SABLE ÍGNEO!!」

Corté los Myulmidons con la espada en llamas en mi mano.

El castillo estaba iluminado con una serie de velas de caramelo transparente con forma de animales.

Avancé a través del pasillo hecho de azúcar.

Mientras continué caminando, parecía que había llegado frente a una gran puerta hecha de golosinas horneadas y decorada con crema. El otro lado de esta puerta debería ser el salón del trono.

Cerrando mis ojos, me concentré. Pude sentir varias figuras con figuras humanoides gigantes. Deberían ser los ogros.

Abrí la puerta y entré en la habitación.

「¡GUORYAAA!」

「¡DEAAA!」

Dos ogros corrieron hacia a mí desde la sombra de las puertas.

Naturalmente, ya había previsto su emboscada. Esquivé sus ataques con maniobras ágiles y los corté con mi espada.

Esos dos ogros fueron cortados diagonalmente, desde su hombro hasta su cintura, y cayeron al suelo así.

「¡RETSUG! ¡ZAIG!」

「¡¡MALDITA!! ¡¡CÓMO TE ATREVES!!」

Los ogros restantes me observaron.

Pero eran sólo debiluchos. Mirando alrededor, encontré un trono enorme dentro de esta espaciosa habitación.

Un trono enorme decorado con varios tipos de caramelo. Una pequeña chica estaba sentada en ese trono.

Aunque su cuerpo era realmente pequeño comparado con el trono, su aura era incomparablemente más grande que el trono.

Kuna, la Bruja Plateada. Ese debería ser su nombre – la mente maestra que hipnotizó a Kuroki.

La vi una vez en Velos, pero ahora que puedo verla mejor, parecía ser una chica extremadamente hermosa.

Vestía un vestido de tono oscuro decorado con flores azules. El broche de cabello púrpura que usaba en su cabello plateado la hacía verse encantadora.

Esta chica no dijo nada aún después de verme de nuevo. Me observaba como si estuviera frunciéndome el ceño.

「¡Ustedes, por qué pierden el tiempo así! ¡Kuna-sama nos está observando! ¡Venzamos a esa humana!」

Los otros ogros resumieron su frenesí al escuchar las palabras de la ogresa.

Estaban equipados con ya sea un hacha, una lanza o una espada. Parecía que cada arma era un arma mágica.

Giré mi cuerpo para esquivar el ataque de una lanza de los ogros y blandí mi espada hacia a é.

Mientras me las arreglaba para vencer al ogro de la lanza, los otros ogros me atacaron desde tres direcciones.

Bloqueé el ataque del ogro que tenía el hacha, esquivé el corte de una espada y apuñalé al otro ogro.

Después giré mi cuerpo, causando que mi espada cortara a los otros dos.

Con esto, sólo restaban la ogresa y la Bruja Plateada.

「¡¡CÓMO TE ATREVES!! ¡¡TOMA ESTO!!」

La ogresa alzó sus manos. Un gas oscuro salió de sus mangas.

「Negro, ¡INSECTO EXPLOSIVO!」

Los pequeños insectos que salieron de la manga de la ogresa se dirigieron hacia a mí.

「¡ESO NO ME DETENDRÁ!」

Desplegué mis alas y pulvericé esos insecto con mis plumas flecha.

Los insectos golpeados con mis plumas flecha se desvanecieron con pequeñas explosiones.

「¿¡ENTONCES, QUÉ TAL ESTO!?」

La electricidad crepitaba en las manos del ogresa.

「¡OH SERPIENTE TRUENO! ¡ESTRANGULA TU ENEMIGO A MUERTE!」

La electricidad que emanaba de sus manos asumió la figura de una serpiente y se disparó hacia a mí.

「¡EI!」

Con un grito, tomé a la serpiente trueno con mi espada.

「¡DESAPARECE! ¡SABLE TRUENO!」

Mi espada brilló mientras absorbía a la serpiente trueno.

「¡QUÉ!」

La ogresa exclamó impactada.

「¡¡JA!!」

Con un fuerte grito, blandí mi espada.

El corte trueno permaneció en su lugar mientras se dirigía a la ogresa.

「¡¡NO PUEDE SER!! ¡ESTA KUJIG V~A!」

Tal fue la reacción de la ogresa cuando estuvo a punto de morir.

El ataque base trueno cortó y penetró a la ogresa y continuó hacia la Bruja Plateada.

¡WHAM!

Sin embargo, desapareció antes de que pudiera tocar a la Bruja Plateada.

Naturalmente, la Bruja Plateada también estaba intacta.

「¡AHORA SÓLO QUEDAS TÚ!」

Apunté con mi espada.

「Débil…」

La Bruja Plateada se paró del trono mientras dijo eso.

「¡Naturalmente! ¡No importa cuántos ogros reúnas,  no pueden derrotarme!」

Diciendo eso, apunté a los cuerpos de los ogros.

Pero la Bruja Plateada sacudió su cabeza en negación.

「Mucho más débil que Kuroki…」

Diciendo eso, la Bruja Plateada me observó con una mirada gélida penetrante.

「Escuché que ambos entrenaron con la espada en el mismo lugar pero… La habilidad de Kuroki es mucho mejor que la tuya. Era mi plan retirarme si resultaba que eras mucho más poderosa que mis expectativas… Sin embargo, cambié de opinión. Esos ogros han sido útiles como herramientas para medir tu poder.」

Diciendo eso, ella se puso en guardia con su guadaña.

「Allá voy, Shirone. Esta Kuna va a borrar todo rastro de tu existencia.」

Escucharla hizo que me irritara más.

「¡NO ME DESESTIMES!」

Pateando el suelo, corté la distancia entre nosotras en un segundo.

「¡HA!」

Cuando me puse frente a ella, blandí mi espada.

La Bruja Plateada usó su guadaña para bloquear mi ataque.

「¿Eh?」

Mi guardia se hizo pedazos cuando mi ataque fue bloqueado por ella.

Rayos.

Pensando eso, giré mi cuerpo.

La guadaña bajó para tomar mi vida.

Sintiendo que no sería capaz de bloquear este ataque, desplegué mi ataque para cambiar la trayectoria del golpe.

Un poco de las plumas fueron arrancadas de mis alas al hacerlo.

「¡HAAAH!」

Después de recuperar mi postura, empujé mi espalda hacia adelante.

「Fuuh…」

Sonriendo ligeramente, la Bruja Plateada giró su guadaña para bloquear mi espada.

「¡GUH!」

Siguiendo justo después del bloqueo, la parte del mango de la guadaña golpeó mi abdomen. Me descuidé ya que sólo observaba la parte del sable de la guadaña.

「No mires sólo al filo del sable… Eso fue lo que me enseñó Kuroki.」

Retrocedí para crear distancia entre nosotras.

Esta chica era poderosa.

Observé a la Bruja Plateada.

「Mi entrenamiento con Kuroki es de gran valor…」

La Bruja Plateada sonrió encantada.

Qué demonios hace ese Kuroki cuando no estoy a su lado. Ahora, estoy muy enojada.

「¡Y qué!」

Desplegué mis alas y disparé mis plumas flecha. Como esperaba, las plumas flecha fueron repelidas justo delante de la Bruja Plateada. Sin embargo, sólo era una finta.

Pateé el techo y fui detrás de la Bruja Plateada.

Incrementando la potencia de mi poder mágico, aceleré el movimiento de mi cuerpo.

「¡TOMA ESTO! ¡¡Vuelo de la Golondrina, Mil Sables Alados!!」

Envié mil cortes en un instante.

Pero mis cortes no pudieron alcanzar a la Bruja Plateada. Era como si hubiera un muro invisible bloqueando mis ataques.

「Imposible… Cómo puedes erigir tantos escudos mágicos a la vez…」

La barrera que bloqueó mi ataque era un escudo mágico.

En casos normales, no importa qué tan poderoso fuera alguien, no podían usar más de un escudo mágico a la vez. Sin embargo, ella estaba usando varios al mismo tiempo.

Ni siquiera Chiyuki-san podía hacer eso.

Por lo que sabía, Rena era la única capaz de hacer esto.

Rena no participaba tan seguido en las peleas pero era bastante poderosa.

Se especializa en magia relacionada a barreras. Entrené con ella una vez antes, y ninguno de mis ataques pudieron alcanzarla aquella vez.

Aparte, Rena también usaba magia mental y magia curativa.

Según Nao-chan, Rena era como una sacerdotisa de combate cercano, entonces esta Bruja Plateada puede ser del mismo tipo que ella.

「 Nueve Barreras Mágicas. Kuna puede desplegar nueve barreras mágicas al mismo tiempo. De acuerdo con Kuroki, parece que Kuna se especializa en magia de barrera y curativa. Además, estaba un poco sorprendida por tu ataque hasta ahora… Si fuera Kuroki, esquivar tu ataque sería pan comido, pero la actual Kuna no puede hacer eso.」

Es justo como ella dijo, Kuroki esquivó ese ataque.

Y no sólo este movimiento. Cuando luché contra él en la República Santa de Lenaria, Kuroki vio fácilmente todos mis ataques y los esquivó todos.

En serio, ¿cuándo se volvió tan poderoso?

「Sin embargo, esta Kuna sigue siendo más poderosa que los de tu tipo. No, no sólo soy más poderosa. Mis pechos son más grandes, y mi cadera es más delgada que la tuya también. ¡KUNA DEFINITIVAMENTE ES MÁS HERMOSA QUE TÚ!」

La Bruja Plateada dijo eso mientras mantenía su mirada en mí.

「¡¿D-D-DE QUÉ ESTÁS HABLANDO?! ¡LAS TUYAS SON SÓLO UBRES ENORMES!」

Diciendo eso, toqué mi busto.

Ciertamente, a pesar de ser más pequeña que yo, sus pechos eran más grandes. Su cintura también era más delgada.

Era frustrante pero perdí completamente contra ella con respecto a estilo.

Pero, no era como si mis pechos fueran pequeños. Además, son más grandes que el promedio. Los suyos sólo eran exagerados.

En primer lugar,  ¿de qué demonios estaba hablando en medio de la pelea? Aunque no sabía a qué se refería.

「Así que Shirone, eres una existencia inútil. ¡Es por eso que Kuna hará que desaparezcas para siempre!」

Sabía que esa Bruja Plateada estaba en serio por su poder mágico desbordante.

No sé por qué, pero no tenía ganas de perder contra ella.

La Bruja Plateada colocó su guadaña para atacar y cargó hacia a mí.

「Y qué, ¡NO PERDERÉ CONTRA TI!」

También coloqué mi espada para colisionar con su guadaña.

Antigua Princesa de Algore, Regena

「Ah, mi querido maestro ha llegado…」

Algo cálido se envolvió alrededor de mi pecho.

No podía soportar estar en este lugar.

Recordé el asunto acerca de Rietto.

「Aunque solíamos jugar juntas en el pasado…」

Solté eso involuntariamente.

Ser el objetivo de Rietto me entristeció.

La madre de Rietto también era amable conmigo. Quien mató a su amable madre no fue nadie más que mi padre.

Por eso, era natural que Rietto me odiara. Lo mismo va para otras personas. Es por esa razón por la que ellos no quieren que me quede por más tiempo.

Quien no pensaba así era Omiros.

Aunque me siento mal por él, el lugar donde pertenezco es al lado de mi querido maestro.

Es por eso que tenía que apresurarme para regresar con él.

Actualmente, sólo había una persona en esta habitación, la hermana menor del héroe llamada Kyouka.

La mujer llamada Shirone dejó la habitación cuando Kuna-sama la llamó por su nombre.

Parece que la mujer llamada Kaya encontró a mi querido maestro, por eso se fue.

Tenía que hacer algo para irme de aquí.

La mujer llamada Kyouka no parece ser tan poderosa, pero no creo que pueda vencerla. Tengo que distraerla para irme.

De repente, alguien golpeó la puerta.

「¿Quién podrías ser? Puedes entrar.」

La puerta se abrió. Omiros estaba de pie. Completamente armado, tal vez porque se estaba preparando para pelear contra mi querido maestro y los extras.

「Oh vaya, Omiros-kun. ¿Qué sucede?」

「Kyouka-sama, ¿puedo tener el permiso de llevarme a Regena? 」

「Eh, ¿yo?」

¿Qué vas a hacer, Omiros?

「¿Qué vas a hacer al sacar a Regena? 」

「El Caballero Oscuro ha llegado a Algore. Es por eso que enviaré a Regena donde está el Caballero Oscuro.」

「Eh…」

Me sorprendió su respuesta.

「¿Es eso? Bueno, si lo dices, creo que no puedo decir algo más.」

Kyouka dijo eso como si notara algo en su voz.

「Antes de eso, deseo hablar con Regena… A solas…」

Omiros y Kyouka me miraban.

「Qué hay de ti, Regena-san…」

También miraba a Omiros. No mentía. Omiros nunca me mentiría.

Parece que Omiros quería en verdad enviarme de vuelta al lado de mi querido maestro.

Le asentí porque este era un adiós con el amigo de la infancia que le importaba desde el fondo de su corazón.

「Vamos.」

Me puse de pie y me dirigí hacia a Omiros.

「Espera un momento, Regena-san. Olvidaste algo.」

Diciendo eso, Kyouka me dio algo.

「Esta es mi… espada」

Lo que recibí fue la espada corta que mi querido maestro me dio.

「Es tu posesión más apreciada, ¿verdad? Ten, te la devuelvo. A partir de ahora, no olvides nuestra charla de venir con nosotras. Te estaremos esperando.」

Kyouka-san me dijo con una sonrisa en su cara.

¿Podría ser que esta princesa es en realidad una buena persona?

「Tendría que pedirle permiso a mi querido maestro. Pero, estoy agradecida de tu sentimiento de querer ayudarnos.」

Incliné mi cabeza hacia ella.

「… Bien, si me disculpas.」

Alzando mi cabeza, fui hacia a Omiros.

「Vamos, Regena.」

Seguí a Omiros.

「¿A dónde vamos a ir, Omiros? 」

「Primero es a la tumba.」

Omiros respondió sin girarse.

「¿La… tumba? 」

「La tumba de madre porque puede que no seas capaz de volver después de regresar a Nargol.」

Por alguna razón, sabía que Omiros me llevaba a ese lugar. Omiros me llevaba a ver la tumba de mi madre por última vez.

「¡No, no podemos hacer eso!」

Pero me rehusé a ir allá.

「¿Por qué no quieres visitar la tumba de mi madre, Regena?」

「Digo, todos los que dejé en Nargol no pueden visitar las tumbas de sus parientes, y así yo soy la única quien puede. No hay manera que haga eso…」

Todos excepto yo no podían visitar las tumbas de sus parientes, así que no hay modo que yo haga eso sin que los demás tengan el mismo privilegio.

「Ya veo…」

「Perdón Omiros… Terminé diciendo lo que ha estado en mi mente…」

「Está bien… Me alegra de ser capaz de verte de nuevo, Regena.」

Omiros reía mientras miraba adelante.

Debe haber sido difícil para él.

Sabía lo que él sentía. Pero, ya he hecho mi decisión.

Es por eso que no podía corresponder sus sentimientos aún si pudiera quedarme en Algore.

Recuerdo ese día.

El día en que fuimos llevados a la madriguera de goblins.

Estaba aterrada de los goblins. Corríamos desesperadamente para que esos goblins no nos encontraran.

Nuestros camaradas desaparecieron uno por uno. Mi corazón estaba a punto de romperse a causa del miedo.

Y entonces, “ESO” apareció ante nosotros. La encarnación del miedo en este mundo, un dragón gigantesco.

Cuando ese dragón apareció, mi corazón se rompió en mil pedazos.

Fue tan aterrador que terminé llorando.

Pero entonces, ocurrió un milagro.

El Caballero Oscuro montando en el lomo del dragón se quitó su casco y nos sonrió gentilmente.

El Caballero Oscuro, montando sobre el lomo del dragón, una existencia aún más aterradora que los goblins.

El momento en que vi su sonrisa, mi corazón estaba perdido.

El miedo que sentí en ese entonces desapareció.

Comenzando desde ese momento, empezamos a vivir e Nargol.

Aunque estuviéramos rodeados de esa gente de la raza de los demonios, no me sentía asustada del todo porque mi querido maestro estaba ahí. Cuando estaba a su lado, el miedo que sentía cuando era perseguida por esos goblins despareció.

Si la existencia más aterradora en este mundo me sonreía, no creía que quedaba algo más que temer.

No estaba bien sin mi querido maestro. No me sentiría aliviada a menos que estuviera a su lado.

Si no estoy al lado de mi querido maestro, sería embrujada por la pesadilla de ser perseguida de nuevo por esos goblins. Tales pesadillas desaparecen cuando estoy a su lado.

Es por eso que quería estar a su lado. Estaba bien si no podía ser su esposa. Estaba bien aún si tampoco podía ser su amante. Estaba bien aún si fuera su esclava. De todos modos, estaba bien si pudiera estar a su lado.

Es por eso que quería regresar con mi querido maestro lo más pronto posible.

Me sentí mal por Omiros quien hizo tantas cosas por mí, pero esta era la única cosa que no me comprometería. Por eso, me disculpé con Omiros en mi corazón.

「Bien entonces, vamos a la atalaya. Le pedí a MacGius de retirar a la gente de ahí. Si vamos allá, le será más fácil al Caballero Oscuro de encontrarnos.」

Omiros caminaba frente a mí mientras decía eso.

La atalaya era el lugar que era más alto que cualquier otra muralla hecha para vigilar a Nargol.

Ciertamente, le será más fácil a mi querido maestro de encontrarnos si vamos allá.

Y así, marchamos hacia la atalaya.

Un rato después, llegamos a la atalaya.

El lugar que podía ser alcanzado al subir las escaleras era lo suficientemente grande para acomodar hasta 30 personas.

「Si es aquí, él te encontrará inmediatamente.」

Omiros estaba riéndose.

「Gracias, Omiros.」

Le di mis gracias a Omiros.

Me pregunté dónde estaba mi querido maestro ahora. Cuando estuve a punto de buscarlo…

「¡ESPERA, REGENA! ¡Alguien viene!」

Me oculté en pánico en cuanto Omiros dijo eso.

Me había vuelto en una existencia odiada por los ciudadanos de Algore. Por eso, sería problemático si encontraran mi posición.

Pude escuchar los pasos de alguien subiendo las escaleras.

「¡QUIÉN ESTÁ AHÍ! ¡ESTÁ PROHIBIDO EL PASO A ESTE LUGAR!」

Omiros dijo eso al que subía las escaleras.

「Soy yo, príncipe.」

「¡¿Parish-dono?!」

Quien llegó fue Parish.

Estuvo de pie en el primer escalón.

「¡Con que eres tú, Parish-dono! ¿Dónde habías estado hasta ahora? ¿Y por qué estás aquí?」

Omiros se acercó a Parish.

「Bueno, es porque los vi subiendo las escaleras de la atalaya… Más que eso, también tengo algo que quiero preguntarte, príncipe. ¿Por qué trajo a la princesa Regena a este lugar?」

Oculté mi cara, pero parece que descubrió mi identidad.

「Ese asunto no tiene nada que ver contigo. ¡Quiero que te largues de aquí!」

Pero, Parish se rio mientras agitaba su cabeza.

「No es como si este asunto no tuviera nada que ver conmigo, Príncipe Omiros」

「¿A qué te refieres?」

「Más importante, dime por qué trajiste a la princesa Regena a este lugar.」

Sentí que había algo raro al escucharlo preguntar de nuevo. ¿Por qué había venido hasta aquí para hacer esa pregunta?

「Entendido. Te diré… Es para que Regena regrese al lado del Caballero Oscuro. ¿Queda claro? Ahora, por favor vete de aquí inmediatamente.」

Habiendo estado abrumado en la batalla, Omiros le dijo a Parish su razón.

「… No deberías hacer eso. No deberías hacer eso, Príncipe.」

Sacudiendo su cabeza, Parish susurró esas palabras.

Sentí que había algo mal en él.

¿Cuál era la causa de esta incómoda premonición? La espada corta estaba vibrando.

Miré al lado de Omiros y capté que el escudo de Omiros brilló por un momento.

「¿Qué te está ocurriendo Pari—–? Eh, ¿el escudo está?」

Omiros se dio cuenta que mi espada estaba brillando cuando la miró.

「¡KISHYAA!」

El cambio de eventos era demasiado absurdo. Parish desenvainó de repente e intentó atacar a Omiros.

Su ataque fue rápido. Al momento en que me di cuenta, era demasiado tarde para advertirle a Omiros.

Pero entonces, el escudo de Omiros bloqueó ese supuesto golpe de gracia con movimiento aún más rápido. Fue como si el escudo era la representación de mi voluntad para salvar a Omiros.

「¿QUÉ–?」

Omiros se retiró a mi lado.

「¿Estás bien, Omiros?」

「Sí, el escudo está… moviéndose por sí mismo. Es como si se moviera para protegerme.」

Omiros observaba al escudo mientras decía eso.

Su escudo brillaba ligeramente. Parece que es un escudo mágico. Me pregunto de dónde lo obtuvo.

Miré a Parish. ¿Por qué intentó atacar a Omiros?

「¡¿Cuál es la razón de esto, Parish-dono?!」

Omiros miró a Parish.

「Ceh… ¿Fallé, huh? Aunque se suponía que ese ataque te mataría…」

El tono de Parish era diferente al de antes. Era como si su tono cortés hasta ahora era una mentira.

「¿Q– Parish-dono?」

El rostro de Parish se volvió borroso por un momento. Ese rostro cambió a ser una completamente diferente–casi lo opuesto–de su hermoso rostro que tenía antes.

Solté un grito al ver ese rostro.

「¡T-T-TÚ… ERES!」

Conocía ese rostro. Era el rostro de ese desastroso incidente que sellé en lo más profundo de mis recuerdos.

「¡¿Eres… Goz?!」

Omiros dijo su nombre.

「Sí… Soy Goz, Omiros-kun. Nunca esperé que recordaras mi nombre.」

Omiros agitó su cabeza después de escuchar a Goz decir eso.

「Nunca te habría olvidado aún si lo hubiera querido, Goz. Nunca te olvidé desde el día que nos conocimos. Nunca esperé que usaras el rostro de Parish.」

Omiros desenvainó su espada.

「Jojojo, me honra ser recordado por ti, Su Majestad Omiros.」

Goz dejó salir una risa asquerosa.

「Retrocede, Regena.」

Retrocedí como dijo Omiros. Pero no había escape ya que estábamos en la cima de la atalaya.

Goz me estaba viendo. Me dieron escalofríos mientras me miraba con esos ojos.

「Ven conmigo, Regena. He venido a recogerte.」

Goz dijo eso con una amplia sonrisa en su rostro.