Cheat skill wo V1 Prologo

Modo nocturno

Prologo

Yo, Tenjou Yuuya, estoy siendo intimidado. Eso no es algo reciente; ha sido así durante mucho tiempo… desde el jardín de infancia. Por mucho que les pidiera que paren, sólo lo encontrarían más divertido, aumentarían las cosas y por mucho que se lo dijera a la maestra, no ayudaría.

Al contrario, incluso terminaban diciendo que yo era el que estaba equivocado.

Habría estado bien si sólo me maltrataran los chicos de la escuela y los profesores… pero había llegado al punto en que no recibía ningún afecto de mi familia.

Justo después de nacer, mis padres pensaron que sería un tierno niño. Después de todo, era su primogénito. Sin embargo, finalmente abandonaron esos pensamientos.

Mi cara se puso más fea con el tiempo, sin importar lo que hiciera. Aunque sólo comía una cantidad normal de comida, mi cuerpo engordaba cada vez más. Intenté hacer ejercicio, pero mi peso siguió aumentando, como si mi propio cuerpo me estuviera ridiculizando. A pesar de que no cambié la cantidad de comida que estaba comiendo.

Puede ser algún tipo de enfermedad. Cuando se me ocurrió ese pensamiento… el afecto de mis padres había desaparecido por completo. La razón fue el nacimiento de mi hermano y hermana (gemelos).

A diferencia de mí, ambos eran hermosos y mis padres los colmaron de afecto.

Su trato hacia mí entonces cambió completamente. Los gemelos siempre comían comida buena y fresca, yo sólo recibía las sobras de ayer. En realidad, las sobras eran lo mejor que tenía, en su mayoría eran sólo sobras y cosas que habían caducado o se habían agriado.

No se me permitía lavar mi ropa junto con la de los gemelos, decían que la ropa de los gemelos se ensuciaría si se lavaban juntas, al final mi ropa quedaría sin lavar porque ‘sólo se desperdiciaría la factura del agua’.

Así que, desde la escuela primaria, siempre había lavado mi ropa yo mismo usando la fuente del parque.

Hablando de ropa, los gemelos podían comprar nuevas, pero yo siempre usaba solamente ropa andrajosa. Desde la escuela primaria hasta la secundaria, mis bolsas (mochilas) estaban raídas y desgastadas, pero los gemelos siempre tenían cosas nuevas.

Los gemelos eran un año menores a mí, por estas razones tuve que hacer muchas cosas por mí mismo desde que entré al jardín de infantes. Los envidiaba mucho. No hice nada para merecer esto… ¿O sí? No importaba cuanto tratara de atraerlos, mis padres no me prestaban atención.

Incluso en momentos en que pensaba que podía estar enfermo, no se me permitía ver a un médico. Pensaba que era una bendición el poder comer la mínima cantidad de comida, aunque la razón era que ellos todavía se preocupaban por su reputación.

Pero todavía había gente que era amable conmigo. Mi abuelo, que ya había fallecido, era uno de ellos. Siempre estaba viajando y volvía con recuerdos peculiares, rara vez estaba en casa. Pero cuando regresaba, el abuelo siempre me quería a mí, el chico feo.

Esa fue la única manera en que recibí mucho más afecto en comparación con los gemelos. Al abuelo se le consideraba un bicho raro por viajar alrededor del mundo durante mucho tiempo y por coleccionar solamente cosas raras, mis padres tenían prejuicios contra él.

Cuando estaba en la escuela primaria, la casa de mi abuelo estaba cerca, así que siempre salía a jugar allí cuando él estaba en casa. A pesar de que mi abuelo estaba indignado por la forma en que me trataban y apelaba a la gente que me rodeaba, mi apariencia y la forma en que la gente hablaba de que él era un bicho raro, hizo que eso no llegara a ninguna parte. Un abuelo tan amable conmigo… ya había muerto.

[Yuuya, nunca te rindas. Mira, está bien. Aunque sea difícil, si sonríes, la felicidad seguramente vendrá. Algún día, serás capaz de superar a esas personas que te han hecho cosas terribles… además, todavía tienes una larga vida por delante. No seas impaciente, pero muévete despacio y con constancia en la dirección correcta. Está bien, Yuuya, sé que puedes hacerlo.]

Esas fueron las últimas palabras del abuelo. En su testamento, me dio la casa donde vivía y todas sus propiedades. Por supuesto, mis padres trataron de quitármelas, pero mi abuelo había hecho arreglos minuciosos, así que fracasaron. Pero como resultado, mis padres me abandonaron completamente.

Bueno, si lo piensas, el resultado era obvio. Así que me fui de casa y decidí vivir en la casa de mi abuelo. Él no tenía muchos bienes y no recibí ningún dinero de mis padres, pero, aun así, mi abuelo tenía suficiente dinero para que yo entrara a una escuela secundaria integrada y asistiera a la preparatoria.

Gracias a él, pude pagar la entrada y la matrícula, pero los demás gastos de manutención eran estrictos y con sólo el dinero que me había dejado mi abuelo, vivía todos los días trabajando a tiempo parcial.

Y ahora, si no me iba rápido, llegaría tarde a mi trabajo de medio tiempo, pero me detuvieron y llevaron por la fuerza a la parte de atrás del gimnasio. Tenía perfectamente claro lo que iba a suceder—

[Conoce tu lugar, culo gordo de mierda!]

[¿Gah!?]

Era acoso grupal. Me golpearon y patearon muchas veces. Apenas podía respirar y como no tenía dinero, siempre me saltaba el almuerzo, así que lo único que salía de mi boca eran jugos estomacales.

Después de un tiempo, tal vez porque se cansó de golpearme, Takeshi Araki, de mi clase, el principal culpable de esta intimidación, me agarró del cabello y levantó mi cara mientras tosía violentamente.

Araki era el llamado delincuente con piercings y cabello rubio. También llevaba uniforme y era miembro de un grupo de delincuentes llamado ‘Ogro Rojo’, que estaba activo en esta preparatoria. Grité por la forma en que me trataba.

[Oi, culo gordo. ¿No te estás olvidando de tu lugar? Eres mi saco de arena y golpearé mi saco de arena cuando quiera. Ese es tu papel… ¿Por qué te vas a casa tan de repente?]

Una rodilla afilada me golpeo directamente en la cara. La sangre salía de mi nariz y mi cara estaba en agonía.

[Hey, Araki, ¿No crees que no deberías ser tan duro con su cara? Si le haces daño ahí, todo mundo puede verlo, ¿Sabes?]

[Está bien. Nadie va a mirar este tipo de basura.]

[Kyahahaha! Pero en serio, esto es divertido!]

Algunas chicas de aspecto llamativo me tomaron fotos con sus smartphone. A Araki se le ocurrió algo mientras me miraba y una sonrisa malvada se extendió por su cara.

[Oh, claro, si vas a tomar fotos, ¿Por qué no lo haces cuando esté desnudo?]

[Oh! Qué bien! En ese caso, traigamos más gente aquí.]

[Genial, sólo envía un mensaje a todos los que conoces.]

[¿Ugh? P-Par…]

[Cierra la puta boca, pedazo de mierda!]

Una vez más, una patada cayó justo en mi cara. Mi conciencia se volvió borrosa y sentí que podía desmayarme en cualquier momento, pero si lo hacía, no tenía ni idea de lo que podría pasar. Sin embargo, seguía sin poder cambiar nada, la gente a la que Araki y los demás llamaron ya se habían reunido.

[Hey, hey, dijiste que si venía aquí, habría algo divertido…]

[Nunca pensé que vería la cara de esta basura aquí.]

Cuando logré mirar la fría voz que se me lanzó de repente, aparecieron un hermano y una hermana muy parecidos, con rostros bien definidos. Tenjou Youta y Tenjou Sora… en otras palabras, mi propio hermano y hermana.

Dado que eran un año menores que yo, cada vez que nos encontrábamos en la escuela media, habían llegado al punto de mirarme con desdén. Este sería mi primer año en preparatoria y ellos estaban en su tercer año de secundaria, pero tal vez eventualmente habría una oportunidad para que nos encontráramos.

Normalmente no tendrían nada que hacer aquí, en la parte de atrás del edificio escolar, pero Araki podría haberlos llamado.

[¿Ah? Youta, ¿Lo conoces?]

[Sí, bueno. Odio admitirlo, pero es como mi hermano mayor… eso es lo que debería ser.]

[¿Hermano mayor? Oi, oi, ¿En serio?] — Araki me miró y se río. — [No se parece en nada a ti!]

[Bueno, ya sabes, es sólo una relación en papel, así que no me importa en absoluto.]

[Ya veo, ya veo… Bueno, está bien. Vamos a divertirnos hoy.]

Para entonces, se habían reunido casi 20 personas y Araki empezó a desnudarme. Me resistí desesperadamente y le rogué que parara, pero después de que me golpeara de nuevo, me quedé completamente en silencio y finalmente me quitaron toda la ropa.

Araki río triunfalmente.

[Oi, oi, no intentes ocultarlo!]

[¿Qué cuerpo tan asqueroso!?]

Palabras de desprecio y condescendencia llegaron de mi entorno. Con pesar y vergüenza, apreté desesperadamente los dientes y aguanté. Muy pronto, el sonido de los obturadores de las cámaras resonó por todas partes y Araki habló.

[Gracias por reunirse hoy aquí! Entonces, es hora del acto de clausura!]

Me miró e hizo una sonrisa demente.

[Toma esto, culo gordo! Hi-ya!]

Fui noqueado por un poderoso golpe en la mandíbula. Cuando desperté, no había nadie alrededor y la luna ya estaba flotando en el cielo. Cuando revisé mis pertenencias, me habían robado el poco dinero que tenía, mi libro de texto estaba destrozado y tirado, agua fangosa había sido vertida sobre mi ropa.

Lloré amargamente en el acto, tan abrumado por la autocompasión que fue doloroso.

Abuelo. ¿Qué debo hacer…?

Esta… era mi vida diaria.