Kuma Kuma C13

Modo nocturno

Capítulo 13: El oso subyuga goblins

Para subyugar a un grupo de goblins, Rulina y yo dejamos el gremio juntas.

[Voy a preguntar al menos, pero ¿Vas a salir con ese aspecto, Yuna?] —preguntó, mirando mi traje de oso.

[Sí, lo hare.]

Ya me había rendido.

[Ya veo.]

Rulina suspiró por mi traje. No era como si lo llevara puesto porque quería…

[Entonces, ¿Dónde están los goblins?]

[Están en las montañas cerca de un pueblo a unas tres horas al este de la puerta.]

[Tres horas!]

[Sí, por eso me gustaría salir temprano y llegar al pueblo hoy.]

¿Quién le pide a una neet que camine tres horas enteras? Pensé… Si no tuviera mis zapatos de oso, habría quedado aterrada en este momento.

[He traído agua y comida, así que deberíamos estar bien.]

Eso no era lo que me preocupaba. Debí haber preguntado adónde íbamos antes de aceptar. Suspiré al pensar en la caminata que nos esperaba cuando empezamos a caminar hacia la aldea con un problema de goblins.

[Umm, ¿Puedo preguntarte algo?] — dijo Rulina.

[Si puedo responder, claro.]

[¿Por qué llevas eso? No sé lo fuerte que eres, pero creo que sería mejor que te pusieras algo más adecuado como aventurera.]

Era una pregunta que había visto venir desde hace tiempo.

P: ¿Por qué estás vestida así?

R: Porque me gusta. (No tenía intención de mentir de esa manera.)

R2: Respondería honestamente que este equipo me hacía más fuerte. (Ningún idiota revelaría sus mayores secretos.)

R3: Podría decir que no podría usar magia sin los osos. (Ningún idiota revelaría sus debilidades.)

R4: Podría decir que era un recuerdo de mi madre. (Eso no explicaría por qué siempre lo llevaba puesto.)

R5: Funciona como un equipo a su manera. (¿Quizás esta era la respuesta más segura?)

[Es más fuerte que un equipo normal.]

[¿En serio?]

[No estoy segura de qué material está hecho, pero el traje de oso tiene cierta resistencia física y mágica, este oso blanco es una bolsa sin fondo también.]

Se enteró del Almacén de oso cuando vendí los lobos, así que no tuve que esconderlo. Sólo le dejé pensar que el traje de oso era más efectivo que otros equipos normales.

[Entonces, ¿Qué pasa con el oso negro?]

[Supongo que amplifica mi fuerza.] — di un puñetazo de oso, apuntando a una roca un poco alejada del camino. La roca se desmoronó.

[Entonces, ¿Golpeaste a Deboranay con eso? Eso explica por qué su cara se hinchó tanto.]

Me complació lo rápido que aceptó lo poco que yo compartía.

[Entonces, ¿Los zapatos también hacen algo?]

[¿Los zapatos?] — dije. Miré los zapatos de oso y los guantes de oso — [Cierto. He pensado en algo.]

Sonreí.

[¿Qué…? ¿Por qué me miras así?]

[¿Quieres llegar al pueblo un poco más rápido?]

[¿Qué estás diciendo?] — se alejó un poco de mí, como si hubiera sentido que algo estaba mal.

[Es una molestia caminar tres horas enteras, así que haré esto!]

Rápidamente me acerqué a la espalda de Rulina y golpeé sus pies, la agarré en el momento en que cayó. Este era el sueño de una chica. La llevaba en mis brazos como una princesa. Concedido, pensé, no creo que quiera que alguien me haga esto.

[Asegúrate de agarrarte fuerte. Si intentas hablar, te morderás la lengua, así que ten cuidado.]

Empecé a correr.

[Espera—]

Avance más rápido — de lo que lo había hecho antes.

[Yuna, por favor detente—]

La ignoré y seguí corriendo. Debido a los guantes de oso, ella era súper, súper ligera. Por los zapatos de oso, era súper, súper rápida y no importaba cuánto corriera, nunca me cansaba.

Llegamos a los alrededores del pueblo. Cuando bajé a Rulina al suelo, me miró con lágrimas en los ojos.

[Yuna, eso fue terrible. Te dije que te detuvieras y era la primera vez — que me asustaba tanto.]

[¿Pero no llegamos aquí mucho más rápido de esa manera?] — habíamos llegado en treinta minutos en lugar de tener que caminar durante tres horas.

[¿Mojaste tus pantalones o algo así?]

[No! Nunca pensé que llegaríamos tan rápido. Planeaba reunir información sobre el problema de los goblins hoy y luego pasar la noche antes de hacer el trabajo mañana!]

[Entonces, ¿Qué tal si vamos a buscar a los goblins ahora?]

[Si no estás cansada… Claro, preguntemos al jefe de la aldea sobre los goblins.]

Saludamos a los guardias de la entrada de la aldea.

[¿Qué pasa con ese traje? ¿Eres una aventurera?] — Después de revisarme, el guardia principal miró a Rulina a continuación.

Supuse que el comentario del equipo era para mí, lo que significaba que la otra pregunta debía ser para Rulina.

[Somos aventureras. Vinimos a tratar con los goblins.] — explicó Rulina.

[¿Sólo ustedes dos?]

Parecía ansioso. Por supuesto que lo estaría. A pesar de que había toneladas de goblins y que habían publicado una misión, sólo dos chicas habían aparecido — una de ellas disfrazada. Todo esto era preocupante.

[Sí. Nos gustaría saber más sobre ello, así que ¿Podemos reunirnos con el jefe de la aldea?]

El guardia nos llevó a un edificio en el centro de la aldea que era ligeramente más grande que el resto.

[¿Está el jefe?] — llamó.

[¿Qué pasa, Roy?] — apareció un hombre que parecía tener cincuenta años.

[Algunos aventureros vinieron por nosotros.]

[Oh, ellos vinieron. Ahora tenemos algo de alivio…] — su mandíbula cayó en el momento en que me miró — [Um, disculpen, ¿Pero son sólo ustedes dos?]

[Sí, somos nosotras dos.] — dijo Rulina — [Pero haremos el trabajo, así que por favor no se preocupe.]

[Ya veo.]

Nos miró con la misma inquietud que el guardia. Las apariencias son realmente importantes, pensé. Yo también estaría desconfiada si una niña disfrazada apareciera diciendo — ‘He venido a tratar tu problema con los goblins.’

[Nos gustaría que nos dijeras todo lo que puedas sobre dónde viste a los goblins.] — Rulina ignoró la actitud del jefe de la aldea y continuó la conversación.

[Encontrarás a los goblins en el paso de la montaña.] — dijo el jefe, señalando una montaña cercana — [Los cazadores los han visto varias veces.]

[Los informes decían que se trataba de unos cincuenta. ¿Es sólo una estimación?]

[Enviamos a varios de los nuestros a la montaña. Uno murió para asegurarse de que el resto regresara. Vieron a tantos como dices.]

[Ya veo. Entonces nos dirigiremos allí. Si no volvemos mañana, por favor, infórmenlo al gremio.]

[Entendido. Estamos en sus manos.]

Dejamos la aldea, siguiendo el camino de la montaña.

[Yuna, ¿Realmente puedes hacer esto sola?]

[Estará bien. Sólo tengo una cosa que pedirte que hagas. Por favor, quita las gemas de maná.]

[Estoy bien haciendo eso.]

Sentí un escalofrió al oírla confirmar mi sospecha: traer de vuelta la prueba de la subyugación significaba cortarla de una pila de cadáveres de goblin. Sí, pensé, ni hablar! Gracias a dios, los goblins no podían ser usados como materiales, así que no teníamos ninguna razón para transportar todos los cuerpos a casa.

[Entonces vamos.] — dije — [Yo iré por delante, así que tú sígueme.]

Me bajé la capucha, activando la detección de oso. Había un denso grupo de algo en una dirección. Era inconveniente que no pudiera usar un mapa, pero fue útil para conocer nuestra posición. Al avanzar, detecté algo peligroso. Decidí seguir adelante a través de ellos.

[Uhh, parece que te va bien caminar a ciegas.] — dijo Rulina — [Pero creo que deberías ser un poco más consciente de lo que te rodea.]

[Está bien. Estoy usando magia de detección, así que sé que no hay ningún monstruo cerca.]

[¿Hay magia como esa?]

[Pero hay muchos más de lo que esperaba.]

[¿Más de lo esperado?]

[Creo que podría haber alrededor de cien…]

[Espera, cien! ¿En serio? Definitivamente no podemos derrotar a tantos.]

[¿Por qué no? Son sólo cien Deboranays.]

[¿Hablas en serio?]

[Lo estoy diciendo, ¿Cierto?]

Rulina suspiró — [Te diré esto ahora: si las cosas se ponen difíciles, te dejaré y huiré, Yuna.]

[No me importaría.] — podría dejarla atrás de todos modos.

[Ahh, ¿Las cosas realmente van a estar bien?] — dijo — [Tal vez esto fue un error.]

▼▼▼▼

Una hora más tarde, habíamos matado unos veinte goblins mientras caminábamos por las boscosas laderas de la montaña. Todo lo que nos quedaba por hacer era acabar con su nido.

[Llamaste a ese truco ‘magia de detección’, ¿Verdad?] — dijo Rulina — [Es bastante útil para saber dónde están los goblins. Casi se siente como hacer trampa. Podrías combinarlo con un hechizo de largo alcance y eliminarlos todos a la vez.]

[Asegúrate de tomar las gemas de maná.]

[Lo sé.]

Ella cortó los goblins colapsados delante de ella, sacó sus gemas de maná y terminó las cosas quemando los cuerpos para asegurarse de que no atrajeran a los carroñeros — monstruos u otras cosas.

[Parece que el nido de goblins está más adelante.] — le dije.

Había aprendido de WFO que los ataques sorpresa eran más efectivos en grupos. Te deslizarías bajo sus defensas, atacarías con la magia más fuerte que pudieras usar de un solo golpe y luego mantendrías la presión con hechizos más rápidos y de menor nivel mientras estuvieran demasiado sorprendidos para hacer algo.

Supuse que tenía que seguir adelante hasta llegar a un lugar donde pudiera confirmarlos a simple vista, al menos.

[Parece que es esa cueva.]

[No me estás diciendo que vamos a entrar ahí, ¿Verdad?]

Ni siquiera yo quise entrar en una cueva con una horda de goblins. Había unos cinco goblins alrededor de la entrada de la cueva — probablemente los guardias.

[Voy a comprobar algo, así que espera aquí.]

Conjuré un hechizo de viento, dirigido a la boca de la cueva y lo liberé. El hechizo hizo que el viento entrara en cada rincón de la cueva.

[Lo confirmé. Esa es la única entrada. Voy a ir, así que espera aquí.]

[Espera, ¿Realmente vas a ir?]

Antes de que pudieran reaccionar, decapité a los guardias con un cortador de aire. Después de eso, imaginé un oso rojo ardiendo.

[Oso de Fuego.]

Arrojé fuego en forma de oso en la cueva e inicié el siguiente hechizo.

[Muro de oso.]

Una roca con forma de oso bloqueó la entrada de la cueva. Ahora ya estaba hecho. Todo lo que teníamos que hacer era esperar.

[Yuna, ¿Qué hiciste?]

[Lancé una explosión termobárica en la cueva y cerré la salida. Todo el oxígeno de ahí debería estar quemándose, así que los goblins que no se vaporicen probablemente se asfixien.]

[¿Oxígeno? ¿Asfixiarse?]

¿No saben lo que es el oxígeno en este mundo? Pensé…

[En pocas palabras, no hay aire en esa cueva.]

[¿En serio?]

[Cuando se prende fuego en un lugar sellado, el aire desaparece. Así que los goblins probablemente no están tan bien sin nada que respirar ahora. Esto es fácil, ¿Verdad? ¿O querías luchar contra ellos en la cueva?]

Rulina sacudió la cabeza con energía.

[Vamos a tener algo de tiempo para matar, así que después de que te encargues de los guardias goblin, ¿Qué tal si almorzamos?]

[¿Comemos aquí?] — dijo ella, pareciendo infeliz por ello.

Probablemente no quería comer en un lugar donde no pudiera saber cuándo un goblin podría venir a atacarnos, pero yo estaba bien mientras tuviera magia de detección.

[Podríamos volver a la aldea, pero sería un poco molesto.]

[Lo sería, pero ¿Cuánto tiempo tenemos que esperar?]

[Normalmente unos pocos minutos, creo… de todos modos, estoy planeando usar magia de detección y esperar hasta que todos hayan muerto.]

Por el momento, hice que Rulina se ocupara de los cadáveres de los goblins frente a la entrada. Después se sentó conmigo y sacó el almuerzo de la bolsa que estaba colgada en su cadera. Así que es una bolsa sin fondo, pensé.

[¿Cuánto puede caber en esa bolsa?]

[¿En esto? No cabrá tanto como en tu oso, Yuna. Creo que podría caber unos cinco lobos.]

Si ese era el estándar, este oso era un artículo profundamente OP. Comí la comida que ella había preparado, pero no era tan buena, sólo cecina seca y agua tibia. Parecía que el tiempo avanzaba como de costumbre en las bolsas normales sin fondo. Debí haber preparado mi propio almuerzo.

Después de comer, me bajé la capucha.

[¿Huh?] — dije.

[¿Qué pasa?]

[Uno de ellos todavía está vivo.]

[Uno de ellos… no puede ser.]

[¿Qué pasa?]

[Yuna, dijiste que había unos cien goblins en total, ¿Verdad?]

[Sí.]

[Eso podría ser un rey goblin.]

[Rey goblin…]

Un rey goblin… el líder de los goblins y sin duda es más fuerte e inteligente. También eran los primeros jefes del juego en WFO.

[Bueno, no parece que vaya a morir, así que supongo que tenemos que luchar contra él.]

[No puedes! Un rey goblin es de rango C; necesitarías un grupo entero de rango C.]

Me imaginé que podíamos manejar a un jefe con ataques estrictamente físicos. Era peligroso si nos golpeaban, pero no tenía intención de dejar que eso sucediera.

[Deberíamos volver al gremio y conseguir refuerzos.]

[Hmm, creo que probablemente estará bien.]

[Yuna, por favor. Por favor, escúchame en esto.]

[En ese caso, entraré en la cueva para luchar sola. Si no salgo, consigue refuerzos del gremio.]

[¿Me estás diciendo que te deje ir a tu muerte?]

[Como dije, estará bien. Bien, estoy moviendo la roca.]

[Yuna!]

Ignoré su grito e hice desaparecer la roca de la entrada. El viento caliente sopló fuera de la cueva. Circule el aire dentro de la cueva con un hechizo de viento, pero la entrada todavía estaba caliente.

[No puedo entrar cuando está así.]

[Entonces vayamos a casa!]

[¿Hm? Parece que el rey está saliendo en persona.]

[Tienes que estar bromeando…]

[Te escondes detrás de mí, Rulina.]

Un goblin de varios tamaños más grande de lo normal salió de la cueva. Tenía una espada ominosa en su mano. Cuando me vio, grito lo suficientemente fuerte como para hacer retumbar el suelo.

Entonces, pensé, este es el rey de los goblins. Solté un cortador de aire, pero el rey bajó su espada y la desvió a un lado. Luego fijó su mirada en mí y cargó, bramando. Saqué mi espada de mi almacén de oso, bloqueando la espada del rey goblin mientras caía sobre mí. El golpe me obligó a retroceder y el rey goblin balanceó su brazo libre.

Todavía fui enviada a volar, incluso cuando me defendí con mi oso blanco, pero hice circular un poco de maná en mis zapatos y cerré la distancia de nuevo.

¿Quizás mi nivel no era lo suficientemente alto? Pensé. Si la magia normal no funcionó en él, entonces ¿Qué tal la magia de oso?

[Cortador de oso.]

Imaginé las afiladas garras de un oso mientras apuntaba al rey goblin y bajé mi guante de oso. Tres aspas de viento cortaron al rey goblin. Él blandía su espada de la misma manera que antes, tratando de destruir lo que yo conjuraba, pero esta vez el cortador de oso continuó su ataque.

[¿Huh?]

No lo derribó. Aunque el rey goblin fue bañado en sangre por mi cortador de oso, no lo atravesó.

[Es duro.]

Aun así, ahora sabía que podía dañarlo. Tal vez frustrado por el daño, el rey goblin gritó y me miró de nuevo. Empezó a correr.

Supuse que decidiríamos el combate pronto. Conjure un hechizo de tierra y un profundo agujero se abrió frente al rey goblin. Su ira había hecho que toda su sangre se le subiera a la cabeza. Estaba demasiado ocupado mirándome para ver sus pies, cayó de lleno.

Tenía miedo de que si dejaba caer un oso de fuego sobre él lo derretiría, con gema de maná y todo, así que apunté varios cortadores de oso al agujero.

[Cortador de oso, cortador de oso, cortador de oso, cortador de oso, cortador de oso.]

Era mucho más tenaz de lo que pensaba. Podía oír sus rugidos desde el fondo del agujero. Podría haber estado tratando de salir, pero mis cortadores de oso probablemente lo mantenían abajo.

Después de un tiempo de lanzar los cortadores de oso, dejé de oír sus rugidos. Cuando miré a través de mi capucha, la señal del rey goblin había desaparecido. Dejé de conjurar y Rulina salió de las sombras de los árboles.

[¿Ha terminado?]

[Está muerto.]

[No puedo creer que puedas vencer a un rey goblin.]

[Me sorprendió un poco — era más fuerte de lo que pensaba. Me voy a asegurar de que esté muerto, así que aléjate del agujero.]

Utilicé magia de tierra para levantar el suelo en el fondo del agujero. El rey goblin que apareció estaba muerto. Su rostro aún tenía su miedo grabado.

[Realmente está muerto, ¿Verdad?]

[Sí.] — para disipar los temores de Rulina, golpeé el cuerpo inmóvil del rey goblin con un cortador de aire — [Entonces, ¿Qué deberíamos hacer con esto?]

[Yuna, cabrá en tu bolsa sin fondo, ¿Verdad?]

[Lo haría.]

[Entonces, ¿Podrías hacer eso? Su gema de maná sería una prueba suficiente, pero si podemos, me gustaría llevar a casa el cadáver.]

Puse al rey goblin en el almacén de oso, cuidando de recoger su espada por separado, luego enfrié la cueva con un par de hechizos de viento y agua.

[La cueva debería estar bien para entrar ahora, creo. ¿Podrías hacer el resto?]

[Uhh, voy a revisar, ¿Pero la cueva es segura?]

[Está bien. Pero hay muchos goblins muertos, así que creo que cortarlos va a ser un montón de trabajo.]

[Yuna, qué te parecería ayuda—]

[Nop.] — no iba en absoluto a desollar los cadáveres de los goblins para recoger sus gemas de maná. Habiendo rechazado a Rulina, conjuré una luz con forma de oso — [Está oscuro ahí dentro, así que aquí tienes un regalo. Puedes llevártelo contigo.]

[¿Gracias? No entiendo por qué tiene forma de oso, pero estoy agradecida.]

Rulina entró en la cueva sola. El trabajo de sacar una gema de maná de un goblin tomó un minuto por goblin como máximo y probablemente había unos ochenta en la cueva. Teniendo en cuenta el tiempo que le llevaría moverse por la cueva, probablemente se trataba de una espera de dos horas.

Levanté una pequeña casa con magia de tierra y le adjunté una pequeña ventana para ventilación. Una vez dentro, sellé la entrada detrás de mí para mantener fuera a los monstruos que pudieran pasar. Finalmente, hice una cama de tierra y me acosté. Era difícil, pero no imposible dormir sobre ella. Tendría que comprarme una manta.

Estaba agotada, así que el sueño me llegó rápidamente.