Ankoku Kishi C48

Modo nocturno

Capítulo 48: Héroe y Demonio

Dios de la Muerte, Zarxis

「¿Cómo va el desarrollo de la situación, Atlankua?」

La mujer estaba de pie al otro lado de la oscuridad. Por su apariencia, ella lucía como cualquier otra humana. Aunque no se podía llamar belleza sin igual, ella sería capaz de encantar a un hombre o dos.

「Informando, nuestro sirviente está ahora acompañando al Héroe de la Luz. Puede que esté intoxicado por licor y mujeres en este momento.」

「Ya veo… presumo que aún no han descubierto tu verdadera identidad.」

「A pesar de haber visto mi cara, no pareció darse cuenta de mi verdadera identidad. Más bien, parece que está encantado con mi belleza.」

「Kukuku… ¡Grandioso! Eso es grandioso. Una vez que vea lo que eres en realidad, moriría por la impresión.」

「Bromeas, Zarxis. Esta figura también es mi verdadera. Incluso esa chica llamada Nao aún no se ha descubierto mi otra forma.」

Siento una leve ola de ira en las palabras de Atlankua. Después de todo, su otra figura no era en absoluto placentera para el ojo.

Atlankua era similar a un hombre lobo, teniendo dos formas. Una era humana y la otra… Muchos hombres le dieron la espalda disgustados cuando la vieron.

Incluso Atlankua odiaba esa apariencia.

Ella era mi diosa subordinada y su habilidad principal era ocultarse entre las sombras. Sin importar su era una persona con una percepción excepcional o un ser divino, nadie podía percibirla.

「Tienes razón… Perdona, Atlankua.」

「Está bien, no me importa. Voy a quitarle a Rena a su ser más preciado. Así que no le daré importancia a asuntos tan triviales.」

Pero sabía que en verdad le preocupaba ese “asunto tan trivial”. Ella odiaba tanto su otra figura.

Y también odiaba a la diosa Rena. Sólo está celosa de su belleza.

「Ya veo… Entonces es hora de comenzar la siguiente fase de nuestro plan.」

「Fufufu, tuve éxito en atraer a los Héroes de Rena a esta región. Ahora sólo necesito atraerlo al laberinto.」

Estuve de acuerdo con lo que dijo.

La primera fase del plan ya estaba completa. Ya habían creado exitosamente un disturbio que fuera lo suficientemente grande para atraer al Héroe de la Luz justo donde querían.

La siguiente fase era hacer que entrara al Laberinto de Labrys.

「Ya has encontrado el modo de atraerlo, ¿verdad, Atlankua?」

「Sí, Zarxis. Sólo necesitamos las lágrimas de una mujer para atraer al Héroe. Y ya hice los preparativos para que eso ocurra.」

「Ya veo… Preparada como siempre.」

「Sí, Zarxis. Esperemos y veamos cómo ella lo atraerá al laberinto.」

Atlankua sonrió malvadamente mientras hablaba, y no podía evitar reírme junto a ella.

「Kukuku, Héroe de Rena. Ahora… Toma la carnada y ven hacia nosotros.」

Héroe del Agua, Nefim.

Era temprano por la mañana y el barco que se dirigía a Ariadya estaba navegando suavemente cuando el capitán de la nave se me acercó preocupado.

「Uhm… ¿Cómo está la situación, Héroe del Agua-sama?」

「Sin preocupaciones, capitán. No necesitamos temer a los Hombres Pez o algo parecido.」

「Tú… En serio, aah. ¿Ni siquiera puedes tener un poco de fe en Nefim-sama!?」

「Seh.」

Mis compañeras de viaje estaban enojadas con el capitán de la nave quien parecía dudar de mi habilidad.

「Cálmense, señoritas. Entiendo la preocupación del capitán, Me refiero a que tiene razón de preocuparse después de que varias naves fueran atacadas por Merlows.」

La raza Merlow habitaba las bahías del oeste de Sead.

La diferencia entre los varones y las féminas de la raza era algo impactante.

La parte superior de las féminas se asemejaban a hermosas mujeres mientras que su mitad inferior era la de un hermoso pez. Eran referidas comúnmente como Sirenas.

Comparadas con ellas, los varones de la raza Merlow eran algo feos. Aunque su mitad superior también lucía humana, tenían cabezas de pez, aletas en sus extremidades y escamas cubriendo todo su cuerpo.

A pesar de haber visitado la Ensenada de Sead tantas veces, aún me sentía nauseabundo cada vez que divisaba su fea apariencia.

Ambos eran de la raza Merlow pero aparentemente, Sirenas y Hombres Pez estaban en malos términos.

Las Sirenas odiaban a los Hombres Pez porque eran feos y los Hombres Pez odiaban a las Sirenas porque despreciaban sus apariencias.

Y ambos eran hostiles a los humanos.

Muchas naves humanas alrededor de la Ensenada Sead eran emboscadas y hundidas por piratas Hombres Pez. Dos barcos ya habían sido destruidos por los Merlows dentro de la Ensenada de Ariad.

Es por esa razón por la que el capitán estaba tan preocupado.

「Justo lo que pensé de Nefim-sama.」

「Qué persona más generosa.」

Mis compañeras se apresuraron en alabarme.

Solía haber tres, pero una de ellas se embarazó, y por ello se tomó un descanso de las aventuras.

「Capitán, no se preocupe. El Héroe del Agua, Nefim, está con usted. He peleado contra Hombres Pez tantas veces que ya no hay necesidad de temerles. Además, también hay algunos cuantos Peleadores de la Libertad con nosotros. ¿De qué se preocupa?」

「Ajaja, ciertamente.」

El capitán rio, pero dentro seguía nervioso. Debe ser algo doloroso para él aventurarse en aguas peligrosas, pero tenía que zarpar para hacer comercio.

La nave avanzó por el río con el poder del remo de los Goblins esclavos. Su paso iba al ritmo de los tambores.

Vi una nave similar en Sead. También usaban remos, pero era la primera vez que veía a tantos.

Tal vez el número de remos hacía que el barco navegara tan rápido. Con esta velocidad, podíamos llegar a nuestro destino sin encontrarnos con Hombres Pez.

Pero estaría en problemas si eso sucediera. Vine a pelear con Hombres Pez, al cabo.

Sentí lástima por el capitán pero si nada atacaba a la nave, quien estuviera en problemas sería yo. Y en verdad no deseaba eso.

「¡¡Capitán!!」

「¿Qué sucede, Héroe del Agua-dono?」

「¡¡Llegaron!! ¡¡TODOS LOS COMBATIENTES, PREPÁRENSE PARA LA BATALLA!!」

Alerté al capitán y tomé mi lanza.

Los Peleadores de la Libertad, los marineros y el capitán miraron por la borda, intentando ver al mar bajo nosotros.

「¿Eh, de dónde?」

「¡¡IDIOTAS!! ¡¡NO SE ACERQUEN A LA BORDA!! 」

Intenté advertirles, pero ya era demasiado tarde.

La nave ya se había agitado demasiado y algunas personas cayeron al mar.

「¡UWAAA! 」

「¡AAAAH! 」

「¡¡¡ESTÁN CAYENDO!!! 」

「¡¡AHÍ VIENEN!! ¡¡LOS QUE QUEDAN VIGILEN BIEN!! 」

Luego de gritar la advertencia, criaturas saltaron del mar y aterrizaron en la cubierta del barco. Eran Hombres Pez, siete en total.

Había once personas de nuestro lado.

Aunque los superábamos en número, la nave se agitó tanto que los Peleadores de la Libertad no podían prepararse apropiadamente.

Por otro lado, los Hombres Pez tenían una posición firme a pesar de que el barco se agitaba.

La batalla ya había comenzado, y los Peleadores de la Libertad ya habían sufrido algunas bajas. Aunque peleaban ferozmente, estaban siendo asesinados uno por uno.

Sus habilidades eran bloqueadas por la ubicación porque no estaban acostumbrados a pelear en terreno inestable.

「¡KUH! ¡Sólo con esta agitación! ¡Es por eso que no se puede confiar en la gente de la tierra!」

Mientras me movía por la cubierta, tres Hombres Pez vinieron a mí con sus espadas. Bloqueé sus ataques con el mango de mi lanza y lo apuñalé inmediatamente en un lugar que rompería su guardia.

De repente, escuché un llamado.

「¡¡Nefim-sama!! 」

Las chicas estaban bajo ataque. ¡Tenía que salvarlas!

Clavé mi lanza en la cubierta y lo usé para lanzarme a través del barco, alcanzando a las chicas en un instante.

Sólo bastó con un ataque de mi lanza para atravesar a los tres Hombres Pez que las atacaban.

「¡¿Están bien?! 」

「Sí, Nefim-sama.」

「Estamos bien.」

Afortunadamente, no llegué tarde. Juzgando por cómo sonaban, ambas parecían estar bien.

Un grito desde atrás rompió el momento.

「BASTARDOZZZZ. QUÉ DEMONIOZ HAZZEN.」

「Fuh. No perderé contra un Hombre Pez.」

Provoqué al Hombre Pez mientras lo observaba.

Comparado con los otros, ese Hombre Pez tenía un mejor físico. Su piel escamosa estaba cubierta de cicatrices de batallas anteriores y heridas aún por curarse.

El Hombre Pez se detuvo por un momento y observó la lanza en mi mano.

「Hey, mujeriego. Ezza lanza, ¿Puede ser que, ese ez el estigma de Tritón? 」

「Sí, soy de la raza Tritón. Soy un poco diferente de la gente de la tierra.」

Un Tritón era un hombre nacido de la unión entre la Reina de las Sirenas y el Rey del Mar, Tridente.

Nuestra apariencia no era tan diferente de la humana, pero podíamos movernos libremente por el mar.

Los Tritones eran los amados que eran alabados como los Caballeros de Sirenas. Los Hombres Pez eran nuestros enemigos. Nos atacaban para robar y violar a las sirenas.

Incluso en la Ensenada Sead, peleé contra un Hombre Pez que montaba un león marino.

「Ya veo, ¡¡!! 」

El hombre pez sacó su espada doble curvada y tomó guardia. Podía sentir que era fuerte.

Honestamente, podía usar magia de agua, pero sería inútil contra el hombre Pez. Preferiría no atacar descuidadamente.

Me puse en guardia con mi lanza. La lanza de tres puntas era el mismo tipo de arma usada por el Rey del Mar, un Tridente.

Yo, nacido como un Tritón, recibí instrucción de mi padre en el camino de la lanza. Parecía que era más poderoso que cualquier otro Tritón.

Lleno de curiosidad acerca de la tierra por encima del agua, dejé el mar. Mi aptitud con la lanza y la magia de agua me transformaron en un Héroe.

He peleado contra tantos enemigos y me volví más apto en el uso de la lanza junto con la experiencia ganada del entrenamiento y las batallas.

¿Qué razón tenía para temerle a un Hombre Pez?

「Fuh, no seré derrotado por un salvaje como tú.」

「¡¡¡NO NOZ LLAMES SALVAJE!!! 」

El Hombre Pez gritó furioso.

「¿En serio? En ese caso, ¿qué tal aprender a cómo vestir tu ropa interior primero? Estás frente a damas. ¡¡Al menos oculta esa cosa horrenda tuya!! 」

Como los Hombres Pez nunca usaban ropa interior, sus partes feas se movían entre sus patas, a la vista de todos. ¡Y el “Pequeño Pez” de ese bastardo era más grande que el mío!

Mi determinación de exterminar a toda la raza Hombre Pez se renovó.

El Hombre Pez se abalanzó con su espada pero fui capaz de bloquearlo con mi lanza. Coincidió el momento en cuanto sacó su espada para cerrar la distancia entre nosotros.

Como si fuera a dejarlo. El momento en que avanzó apunté mi lanza a sus pies y lo forcé a retroceder.

「No erez malo. Erez algo forte.」

「Aunque me veas así, he peleado contra varios demonios en la tierra. No perderé contra ti.」

「Puede que tengas razónz. Pero no puedez derrotarme.」

El Hombre pez tomó la espada curva y se abalanzó en guardia. Me preguntó si planeó hacer eso. Si lo hizo, entonces lo empalaría.

Me puse en guardia en respuesta a su postura. Entonces el Hombre Pez lanzó su espada hacia a mí. El sable giró mientras se dirigía a mi posición.

「¡¡KUH!! 」

Miré a mi oponente.

El hombre pez vino en línea recta hacia a mí mientras sostenía una postura baja, tan baja que su pecho casi tocaba la cubierta del barco. Hizo su movida al mismo tiempo en que arrojó su sable.

Arreglé mi postura inmediatamente y arrojé mi lanza.

「¡¡HAAA!! 」

Con un giro de su cuerpo, el Hombre Pez esquivó mi ataque. Mi lanza atravesó la cubierta. Intenté sacarla, pero estaba muy atascada.

De repente, sentí un dolor abrasador en mi pie.

「¡¡GUWAAA!!」

Se sintió como si algo muy caliente estuviera quemando mi pie. Sabía qué le había sucedido a mi pie derecho sin siquiera mirar: fue cortado. Le siguió un dolor punzante a través de mis brazos.

Fue ahí cuando colapsé.

「「¡¡NEFIM-SAMA!! 」」

Las mujeres estaban llorando de dolor.

El Hombre Pez se me acercó y pisó mi rostro.

「Gané esta pelea, mujeriego.」

「Guuh…」

No podía hablar con mi pie en mi rostro.

El Hombre Pez les mostró a las chicas una sonrisa asquerosa.

「Voy a robarz tus hembraz. Mira desde ahíz.」

Cuando miré a las dos mujeres, vi sus expresiones aterrorizadas.

「Ustedes… Corran…」

Aunque sabía que era inútil, les urgí a escapar. Pero era tonto. Estábamos en medio del mar. No había a dónde más ir.

No podía hacer nada más que apretar los dientes de frustración.

Hombre Pez Lolicon

Salté al mar con las dos hembraz del Héroe del Agua. Ni siquiera lo valíaz como mi oponentez.

Dijo que peleóz contra esos demonios en la tierra. Y aun así era muy débil, ni siquieraz como calentamiento.

No pudo vencerzme quien siempre peleéz con mi vida al borde en la arena.

Esa arena era el infierno.

Fui atrapadoz por esoz humanoz cuando estaba buscandoz una esposa, y luego me enviarons a la arena. No podía vivir a menozz que matara a mis oponentez.

Peleé dezesperadamente, y de algún modo sobreviví todo ese tormentoz. Ez por eso que sentí que la pelea contraz el Héroe del Agua fuez zólo pan comido comparado con pelear en la arena.

Y no zólo ese Héroe. Todos los humanos machoz eran muy débiles. Pareze que yo eraz el más fuerte en el Golfo de Ariad.

Muchas gracias por ezta bendizión, Draugon-sama.

「Kuku. Conztruiré mi propio reino en ezte maaaarz.」

Crearé mi propio reino, tendré mi venganza contra ezos humanoz y secuestraré sus hembraz. Reí mientras imaginaba mi futuro color rosa.

Zonreí mientras veía a las hembraz dentro de la burbuja. Ezas dos estaban exhauztas, pero zeguían con vida. Eztas mujeres eran perfectas.

Pronto, pude verz mi propio nidoz.

Eztaba justo al centro del Golfo de Ariad, envuelto por una burbuja gigante.

Las humanas hembraz no podían respirar bajo el agua. Por ezo, hice una burbuja al centro de mi nidoz para mantenerlas aquí. Y luego que dieran a luz a mis hijoz.

Pronto, este mar estará repleto con mis hijoz.

Aunque perdíz a algunozz de mis camaradaz contra el Héroe del Agua, no eraz un problema. Mis camaradaz prontoz iban a incrementarz.

「Ya ya, ezte es su nuevo hogar, hembras humanas.」

En cuantoz entréz al nido burbuja, noté algoz fuera de lo normalz. Las hembraz se habían ido y en su lugar eztaba una hembra humana desconocida.

La hembra humana se acercó mientraz me zonreía.

Por su cara, uno podía verz que ella era zólo una niña. Pero, eza zonrisa era demaziado fascinante.

Estoy hipnotizado por eza zonrisa. Aún si esas hembras de allá se reunieran, no podrían vencer su belleza.

「Perdón, viejo. Todas a las que capturaste fueron liberadas por Rino. Pero no te preocupes, Rino va a ser tu compañera de juegos.」

La chica me moztró una zonrisa pícara.

「¿Seráz mi compañera de juego? 」

Mirpe a la chica con ojos llenoz de lujuria. Su buzto no era lo suficientemente grande pero sus extremidades eran lo suficiente para fascinarme.

「Me estás viendo con una mirada asquerosa en tu rostro, viejo. Incluso tu viejito se está levantando. Chiyuki parece odiar ver esa cosa, pero Rino no le gusa ser vista con ese tipo de mirada en su cara. Porque Rino es una niña encantadora.」

Puedo zentir mi sangre yendo a mi parte baja mientraz veo su fazcinane zonrisa. Ezta chica era una oponente encantadora. Puede que no necezite a ninguna otra mujer ziempre y cuando tenga a ezta niña.

「Zí, erez una niña encantadora. No necezito a ninguna otra mujer siempre que te tenga a ti.」

「Sep, es por eso que Rino cuidará a estas mujeres.」

Cuando ella dijo ezo, las hembras del Héroez del Aguaz fueron empujadas hacia a ella. Ella eraz muy fuerte. No pude tomarlaz y terminéz dejándolaz ir…

Despuéz de confirmar que la condizión de ezas hembraz, la niña rio. Eraz una zonrisa inocente, pero, por alguna razón, eztaba aterrado de eza zonrisa.

「Bien. ¿Debemos comenzar, viejo?」

El agua del océano se movió repentinamente, deztruyendo la burbuja de mi nidoz.

「¿Vaz a pelear contra mí? 」

「¿Acaso no dije eso, viejo?」

「Una pequeña humanaz no será capaz de derrotarzme. A ezte paso, vaz a morir.」

Sería malo si una niña tan rara muriera.

Me dirigí en línea recta hazia la niña.

Pero la corriente no me dejaría azercarme.

「No te preocupes, viejo. Rino puede respirar bajo el agua. Más bien, deberías comenzar a preocuparte por ti.」

Mi cuerpo no se movía como quería a causa de la corriente fuerte.

「¡¡NO PUEDE ZER!! ¡Eztoy ziendo tragado por la corriente! 」

Ezto ez impozzible. Ez un momento muy abzurdo. Y después, vi una figura gigantezca detrász de la rápida corriente.

「¿¡¡No PUEDE ZER, EZE EZ!!? 」

「Permíteme introducir a mi amigo. Este es el espíritu de alto rango del mar, Caribdis. Ahora es momento de una pregunta sorpresa, ¿puedes sobrevivir a su Maelstorm? 」

La niña rio, y yo eztaba bazante azuztado por eza riza. Eza niña era una bruja eztremadamente poderoza. Necezitaba ezcapar inmediatamente.

La corriente comenzó a formar un torbellino.

「¡NO! ¡¡NOOOOOOOOOOOOO!! 」

Intenté gritarz pero mi voz no parezía alcanzarla. Mi cuerpo ze rompió. Pude sentir mis huezoz quebrarze uno por uno.

Era un poder aterrador el que me aplaztó.

Entre todo eze dolor, zentí cómo mi conzienzia dezcendía al fondo del océano.

Héroe del Viento, Zefa.

Era algo temprano en la mañana cuando el mercader que lideraba la caravana que estaba protegiendo se me acercó con preocupación en su rostro.

「¿En verdad estaremos bien, Héroe del Viento-sama?」

「Te preocupas demasiado, mercader. No te preocupes, me tienes en tu caravana.」

La caravana partió de la República de Ariadya y se dirigía a otro país. Yo y mis chicas éramos responsables de protegerla.

Se enojaron rápidamente al mercader que dudó de mis habilidades.

「¡Tú! ¡En serio, ah! ¿¡No puedes creer en el poder de Zefa-sama!? 」

「Sí.」

「Ya, ya, ustedes dos. Puedo entender la preocupación del dueño. Después de todo, cada caravana que pasó antes de nosotros fue atacada por Centauros.」

Normalmente no había Centauros en la Planicie Minon.

Nunca he conocido uno hasta ahora, pero su fama como maestros del arco les precedía.

Escuché que eliminaron al Ejército de Caballeros que enviaron para capturarlos. Derrotaron a los caballeros de varios países aliados sin una sola baja entre los Centauros. Y, de acuerdo con los informes, sus números eran pocos.

Pero yo, alabado como el Héroe del Viento, también confiaba en mi habilidad con el arco. Estaba listo para matar a cualquiera que se atreviera a atacarnos.

「Como se esperaba de Zefa-sama.」

「¡Qué persona tan generosa!」

Mis compañeras me alabaron.

Eran mis compañeras de batalla. De hecho había tres, pero una de ellas estaba embarazada de mí. Por ello, ella estaba descansando de las aventuras.

「Tranquilo, dueño. Tiene con usted al Héroe del Viento. Puede que esos Centauros sean maestros de la arquería, pero yo tengo mucha más habilidad que ellos. Sin mencionar que tenemos a muchos Peleadores de la Libertad con nosotros. ¿Hay algo a qué temer?」

「Jajaja, definitivamente tienes razón.」

El mercader se rio, pero no podía soltar sus preocupaciones. Comprendía cómo se sentía, dado el incremento drástico en la actividad de monstruos alrededor de la región.

Y de repente, el viento cambió.

Parecía que estábamos siendo bienvenidos.

「¡¡Dueño!! 」

「¿Qué sucede, Héroe del Viento-dono? 」

「¡LLEGARON LOS CENTAUROS! ¡VIENEN A NOSOTROS! ¡¡PELEADORES DE LA LIBERTAD TOMEN SUS ARMAS!! 」

A pesar de mis advertencias, el mercader y los Peleadores de la Libertad estaban alborotados. No estaban conscientes del peligro como yo, quien tenía el poder del viento.

Aunque aún no se podían ver, sabía que los Centauros venían en nuestra dirección.

「¿De qué estás hablando? No puedo verlos.」

Uno de los Peleadores de la Libertad se puso por encima de uno de los carruajes y observó alrededor.

… No puede ser. ¡Estaba mirando en la dirección equivocada!

¿Cómo puedo confiar en estos sujetos?

「¡Ojo de Halcón! 」

Subí al carruaje detrás del Peleador de la Libertad y usé mi habilidad. Como pensé, un grupo de Centauros se dirigía hacia nosotros desde el noroeste. Parecía que alguien en su grupo tenía la misma habilidad que yo.

Si ese era el caso, entonces nuestro lado estaba en aprietos.

Preparé una flecha y la apunté hacia a él.

「¡Oh Viento, Dirige Mi Flecha Hacia Mi Enemigo!」

Usé mi magia y disparé la flecha hacia el cielo. Voló justo al grupo de Centauros que se acercaban.

Asumí que había matado a uno… Hasta que usé mi Ojo de Halcón y vi que un Centauro bloqueó mi flecha con la suya.

「¡¡QUÉ!! Mi flecha… ¡¿fue deflactada?!」

Probablemente ese tipo no haya usado magia especial, sólo habilidad en la arquería para desviar mi flecha.

Me preparé para disparar una segunda flecha, pero supe por nuestro intercambio que ese Centauro era más poderoso que yo.

「¡ESTO ES MALO! ¡CORRAN! 」

「¡¡GUHA!! 」

El Peleador de la Libertad que estaba a mi lado fue derribado por una flecha.

「Santa mierda…」

Preparé mi flecha e invoqué mi magia. Mi fuente de maná no era infinita, así que no podía disparar tantas flechas en corta sucesión en poco tiempo.

Los Peleadores de la Libertad a mi alrededor estaban cayendo de lleno en el suelo. Los Centauros se estaban acercando, y eran demasiado rápidos.

Era demasiado tarde.

「Mierda…」

Apreté los dientes de frustración, incapaz de hacer algo.

Centauro Amante de MILFs

「Hm, esos humanos no fueron dignos de ser nuestros enemigos.」

Ese humano del último asalto fue demasiado débil. Sólo el llamado ‘Héroe del Viento’ puso algo de resistencia digna de notar, pero incluso él no fue rival para mí, el Héroe de los Centauros.

Los Centauros estaban bendecidos por Sagittarius-sama, el Dios de la Arquería. Los humanos no eran rivales para nosotros.

Si no fuera por ese maldito muro, demasiado alto como para que nosotros lo crucemos, esos humanos no serían capaces de derrotarnos. Sin embargo, teníamos toda la ventaja cuando peleábamos en las praderas.

Derrotamos a todos los machos de la caravana humana y tomamos su comida y hembras.

「¡Hm! ¡Ahora mismo, patriarca! 」

Mis compañeros de clan se estaban riendo también.

Solíamos vivir en la Planicie Kisonia ubicada más allá de la Montaña Central. Desafortunadamente, fuimos vencidos por un clan rival y vendidos a los humanos.

A pesar de ser Centauros como nosotros, el otro clan estaba en buenos términos con los humanos. Es por eso que nos vendieron.

Aún a pesar de que esos humanos no eran nada más que nuestras presas.

Me enojaba bastante cada vez que pensaba en ese clan. Pero obtendría mi venganza.

Para hacerlo, necesitábamos aumentar nuestros números. De ahí que secuestráramos a mujeres. Las necesitábamos para que dieran a luz a nuestros hijos y reforzar los números de nuestro clan. Después, regresaríamos a la Planicie Kisonia.

Y tendríamos nuestra venganza contra esos malditos.

Todo iba sin problema. Nadie podía derrotarnos en la Planicie Minon.

Hasta que sentí que algo se nos acercaba desde el cielo. La sensación era similar a lo que sentí cuando el clan estaba en la Planicie Kisonia.

「¡Patriarca! ¡Esta señal! 」

「¡Lo sé! ¡¡Abandonen a las mujeres y el equipaje, correremos hasta alcanzar el bosque!! 」

Si mi corazonada era correcta, nuestro enemigo natural vendría desde el cielo, así que corrimos por nuestras vidas.

Repentinamente, uno de nosotros cayó.

「¡¡GUWAAA!! 」

Miré al Centauro caído.

Había una herida profunda en su cuerpo. Ese no era el tipo de herida que uno obtiene al caer.

Miré al cielo.

「¡Grifo! ¡TOMEN SUS ARCOS! 」

Aún estaban alejados de nosotros pero mis ojos no se equivocaban. Definitivamente era un Grifo. ¿Pero por qué diablos habría en la Planicie Minon? No debería haber Grifos alrededor del área o así he escuchado.

Pero había uno persiguiéndonos. No le tomaría más de un momento alcanzarnos.

Mis hermanos de clan dispararon flecha tras flecha, pero ninguna alcanzó al Grifo ya que volaba tan lejos. No tenía más opción que esperar hasta que se acercara.

El Grifo se dirigió hacia a mí y todos disparamos. Desafortunadamente, fallamos. Nuestras flechas fueron desviadas a causa de la presión que generaba ese bastardo.

「¡¡MALDITA SEA!! 」

「¡¡GUWAAA!! 」

Después de eso, el grifo pasó por otro hermano de clan a una velocidad extremadamente alta. Lo mismo había sucedido en Kisonia.

Sólo por un momento, observé a alguien montando en el lomo del grifo.

「¡No podemos ganar esta pelea, patriarca! ¡retirémonos!」

Ese grito de dolor de mis hermanos de clan.

El Grifo era demasiado poderoso y rápido para nosotros. No nos dejaba con más opción que correr por nuestras vidas.

Corrimos lo más rápido que pudimos porque el Grifo no debería ser capaz de atraparnos en cuanto entráramos al bosque.

「¡¡GYAAA!! 」

「¡¡GEH!! 」

El grito que escuchaba desde atrás me anunciaba cada vez que uno de mis camaradas caía. Pero no podía detenerme.

Seguí corriendo a máxima velocidad hasta que ya no pude escucharlos. Cuando di la vuelta…

… Ya no quedaba nadie.

「Eres el único que queda, onii-san.」

Al mismo tiempo en que escuché esa voz, alguien descendió, poniéndose en mi lomo. cuando giré, vi a una chica de pie sobre mi lomo.

「¿Una Chica… Gato? 」

Era una niña extremadamente adorable, pero había una cola que salía de su trasero y un par de orejas de gato que salían de su cabeza. No era humana.

Sabía que al sur del continente había una raza que tenía la mezcla de humano y león llamada esfinge.

¿Acaso era una de ellas?

「Respuesta equivocada, Nao-san es humana. Me veo así porque entré en mi Modo Bestia. Nao-san es una chica salvaje cuando está en este modo.」

La chica estaba sonriendo.

「¿Podría ser que… Eras tú la que estaba montando ese Grifo? 」

「¡Síp! 」

El momento en que lo confirmó quién era, disparé mi flecha inmediatamente. Pero la chica era más rápida de lo que esperaba. Atrapó la flecha con un movimiento más rápido que no pude verlo.

「¡¡Uups!! 」

「Imposible… ¿Cómo lo hiciste?」

「Peddonaaa, pero la flecha debilucha de onii-san no será capaz de matar a Nao.」

La chica destruyó la flecha.

Con sólo sus manos.

Qué monstruo.

「¿Por qué te bajaste del Grifo para enfrentarme? 」

「Porque Nao quería preguntar algo. ¿Quién liberó a onii-san de esa instalación? 」

「No lo sé… Cuando nos dimos cuenta, nuestras esposas habían desaparecido y la puerta estaba abierta. Así fue como escapamos de ese lugar.」

La chica me miró en silencio. Parecía estar considerando si decía la verdad o no. Después de un rato, suspiró.

「Parece que dices la verdad… No viste al culpable…」

「¿Qué vas a hacer conmigo?」

「Devolverte a Ariadya, por supuesto.」

「Hagamos un trato. Deja que me convierta en tu subordinado. Al menos no me envíes de vuelta con esa gente.」

La chica agitó su cabeza.

「No puedo hacer eso. Onii-san, te atrapamos después de investigarte. Sabemos las cosas crueles que le hiciste a esas mujeres humanas en la Planicie Kisonia. Eso fue exagerado. es por eso que onii-san necesita ser castigado.」

「Castigado. ¿Por qué demonios tengo que ser castigado? Es natural para el fuerte devorar al débil.」

La supervivencia del más apto era la ley del mundo. ¿Por qué rayos lo que hice es malo?

Los ojos de la chica se entrecerraron en cuanto escuchó eso.

「Sep, no hay maldad en esa ley… ¡El fuerte puede hacer lo que quiera con el débil~♪! Incluyendo jugar con sus vidas, ¿ver~dad♪?」

Estaba sonriendo brillantemente pero, por alguna razón, esa sonrisa me aterraba.

「¿Adivina lo que Nao, quien es mucho más fuerte que onii-san, te hará♪?」

La chica pisó mi rostro, lentamente poniendo más fuerza en su pierna.

Sus salvajes garras se enterraron en la piel de mi rostro.

「¡¡ESPERA!! Det—-」

Escuché el sonido de algo rompiéndose.

Luego, mi conciencia descendió a la oscuridad.

El Caballero del Reino Pashipea con Fetiche por Princesas

Partimos del Reino Pashipea por la mañana. Nuestro destino era la República de Ariadya. Giré al Héroe de la Luz, que caminaba a mi lado con su Pegaso.

「Um, ¿en verdad está bien? 」

「Tus preocupaciones son innecesarias, capitán. Me tienen junto a ustedes.」

Las dos asistentes de la Princesa del Reino Pashipea se encargaron de reprenderme.

「Caballero Capitán. ¿Al menos puede confiar en el poder de Reiji-sama? 」

「Exacto.」

「Seh, no estaremos en peligro alguno en cuanto tengamos a Reiji-sama.」

「No seas dura con él, Euria. Puedo comprender la preocupación del Caballero Capitán. También fue el caso con esos orcos.」

El Héroe de la Luz le habló a la princesa del Reino Pashipea. Resistí la ira que sentía al verlo hablar con Su Majestad tan casualmente.

Si no fuera por la ayuda oportuna de ese hombre, nuestra princesa pudo haber sido violada por los Orcos en este momento.

Fuimos emboscados mientras viajábamos a la República.

La noticia llegó al Reino acerca de los demonios fugitivos que invadían los caminos. Fui seleccionado para escoltar a Su Alteza como su guardaespaldas, pero…

… Mi impotencia me frustraba.

Siendo franco, subestimé esos monstruos de coliseo. No estábamos preparados para la emboscada que sufrimos, y no pudimos perseguirlos. Los Orcos atacaron y casi secuestraban a nuestra princesa.

Las cosas habrían sido mucho peor si el Héroe de la Luz no hubiera volado tan cerca de nuestra ubicación.

Exterminó rápidamente a los Orcos y rescató a Su Alteza. Casi no le costó trabajo y no más que un movimiento de su espada para deshacerse de los demonios.

Después de su regreso, la princesa y sus sirvientas parecían bastante despeinadas con sus ropas desordenadas. Pero lo que me preocupó fue la mirada amorosa que tenían esas mujeres cuando veían al Héroe de la Luz.

「Como se esperaba de Reiji-sama.」

「Qué persona más generosa.」

Las sirvientas lo alabaron.

Era extraño cómo actuaban a pesar de haberlo visto una vez. ¿Acaso tenía que ver con nuestra princesa?

No podía evitar preocuparme.

「Um, ¿estamos en verdad bien así? 」

Sabia de Cabello Negro, Chiyuki

Mostré mi gratitud a todas cuando regresaron.

「Gracias por su trabajo duro.」

「Pan comid~o. Ese viejo Hombre Pez no fue lo suficiente para calentar.」

「Lo mismo aquí. El Centauro onii-san era demasiado frágil.」

「Igual, fue una victoria fácil.」

Rino y Nao recibieron peticiones de exterminación en el Golfo de Ariad y la Planicie Minon respectivamente. Reiji, por otro lado, recibió otra petición de exterminación.

Puedo imaginarme en lo que les pasó a esos demonios que pelearon contra Reiji. Incluso se sintió estúpido preocuparse por él.

Mientras que, Sahoko curó a la gente que salió herida por esos demonios.

Me encargaron examinar a los demonios capturados. No tenía sentido ya que ninguno supo lo qué sucedió.

「Realmente no tenemos pistas en este asunto. De acuerdo con Nao, ninguno de esos demonios sabía quién los liberó.」

Probablemente sólo nosotras derrotamos a la mitad de esos demonios fugitivos. La otra mitad estaba llena de demonios bastante problemáticos.

Los primeros en la lista eran los Hombres Lagarto. Tomaba bastante esfuerzo encontrarlos debido a su habilidad de imitar y mezclarse con su entorno.

Necesitábamos el poder de Nao para hallarlos. Tendremos que buscarlos después.

Y, los más problemáticos eran los Hombres Lobo y las Lamia.

Esos dos demonios pueden asumir una forma humana. Buscarlos era como buscar una paja en un montón de agujas. También necesitábamos a Nao para encontrarlos.

También estaba el hecho en que aún tenemos que encontrar a la mente maestra detrás de la fuga. El poder de Nao también era necesario para este.

La carga de Nao era abrumadora. Pero no teníamos otro método disponible.

Puede que nos tome un tiempo resolver los casos. Sería mejor opción contactar a Shirone y las demás.

Me pregunto cómo está su situación…

「No puede evitarse. No tenemos prisa, Chiyuki. Sólo tomemos nuestro tiempo.」

Reiji dijo eso con un gesto despreocupado.

「Hubo algunas víctimas, Reiji-kun. 」

「Seh, sin duda. Pero esto es todo lo que puedo hacer. No podemos cargar a Nao con trabajo. ¡Tomemos un descan~so♪!」

Reiji comenzó a reír fuertemente. Creo que estaba preocupado por Nao.

La carga en ella probablemente era más pesada que el de las chicas que resultaron víctimas. Toda la búsqueda caía sobre los hombros de Nao. Pero no había otra manera porque no podíamos hacer lo que ella podía hacer.

Para mí, Nao era más importante que esas personas. Reiji también tenía nuestra seguridad como su prioridad número uno. Si no fuera así, no me quedaría a su lado.

「¡Estoy de acuerdo~♪! ¡Hay un lugar que Rino quiere visi~tar♪! 」

「Bi~en, es un trato, entonces. Y el son ya se está ocultando. Vamos a jugar con todas.」

Nao estaba de acuerdo con la propuesta de Rino de visitar el anfiteatro.

Siendo franca, también sentía curiosidad.

EN VERDAD QUERÍA IR AHÍ.

Había un anfiteatro gigantesco el cual mostraba un espectáculo cada día como parte de las atracciones turísticas del país.

Un grupo cirquero estaba dando espectáculo ahí hasta mañana. Después de ellos, será una ópera popular para la audiencia femenina. También quería ver esa ópera, pero era imposible por ahora.

「… No puede evitarse. No tenemos más pistas incluso después de buscar a tal grado. Creo que todas tienen que tomarse un descanso.」

Al final, perdí contra mi propio deseo.

「Bien, ¿vamos al teatro para ver algunas presentaciones?」

Las palabras de Reiji hicieron que nos emocionáramos.

Cartero de la Tienda Pigmayoi

「Cariño. ¿Sigues despierto?」

「Sí, aún tengo que clasificar esta carta.」

Mi querida esposa me atrapó aun clasificando las cartas.

Varios países de la Alianza Ariad estaban en una situación grave. Mientras que los caminos se hacían más peligrosos, la situación sólo empeoraba.

Así que nosotros, la raza Pigmayoi, nos llenamos aún más las manos con el trabajo de intercambiar la información.

Aunque viajar por la tierra se volvió peligroso, viajar por el aire era relativamente seguro. Estábamos enterrados en cartas, y necesitaban ser entregadas de la manera más eficiente.

Sin embargo, como dijo mi esposa, ya era tarde. Debería dormirme y dejar de desperdiciar nuestras preciadas velas.

Repentinamente escuché un grito.

「¡¡UWAAAAAAAAAAA!! 」

Miré la cara de mi esposa.

Fue seguido de varios gritos.

「¡VINO DE LAS MURALLAS! ¡IRÉ Y DARÉ UN VISTAZO! 」

「… Por favor sé cuidadoso, cariño.」

「¡Lo sé! 」

Mi esposa me observó preocupada mientras cambiaba mi ropa y me dirigí hacia la jaula.

Solté la cuerda alrededor del ave y la monté.

El ave saltó de la torre de la muralla conmigo montándola.

Entonces, lo vi.

「Esto… Esto es un enjambre de demonios.」

Yo, nacido como Pigmayoi, tenía una mejor visión nocturna que cualquier humano ordinario. Pude verlos claramente. Muchos demonios rodeaban las murallas de mi país, el Reino Horon.

Esos gritos que escuché vinieron de la guarnición estacionada en la muralla.

「Esto es malo…」

A este paso, el Reino Horon estaría perdido. No podía hacer nada más que mirar atónitamente al sin fin de demonios invadiendo la tierra.