Ankoku Kishi C50

Modo nocturno

Capítulo 50: Jardín de la Cocatriz

Sabia de Cabello Negro, Chiyuki

Estábamos en el laberinto ubicado en medio de la Planicie Minon.

No sabía qué tanto nos tomaría hasta conquistar el laberinto. Al menos estaba justo en frente de un asentamiento humano.

Había una teoría de que el laberinto fue creado por un enano. Parecía ser otra historia de esos Peleadores de la Libertad ya que no había ningún enano dentro del laberinto.

Tampoco había señales de que los enanos fueron los que crearon el laberinto.

Aunque no sabía quién lo creó, sabía que el laberinto tenía un señor. Era llamado Minotauro, un demonio con cuerpo humano y cabeza de toro.

El laberinto había sido la capital del Reino de los Minotauros. No permitían a ningún otro demonio dentro de sus murallas.

Un día, por alguna razón, todos los Minotauros entraron al laberinto. La Planicie Minon perdió a sus dueños y eventualmente fue poblado por humanos.

Los humanos que tomaron la Planicie prosperaron con las tierras fértiles y los abundantes recursos naturales.

Sin embargo, de vez en cuando uno o dos Minotauros salían del laberinto, a veces con otros demonios. Atacaban a las ciudades más cercanas y secuestraban a los ciudadanos.

Los Peleadores de la Libertad de Teseshia entraban al laberinto para salvar a los ciudadanos, pero no podían salvarlos a todos.

Pero descubrieron rastros de muchas personas que habían entrado al laberinto.

Originalmente, la Planicie Minon era una tierra rica. Especialmente en el medio, donde se ubicaba el laberinto.

La abundancia de magia en esa ubicación formaba cristales, haciendo posible la extracción de muchos materiales raros. Por eso, mucha gente que quería hacerse rica rápido entraba al laberinto.

La razón por la que el laberinto era catalogado peligroso era por la gran cantidad de demonios que estaban dentro.

Pero los humanos entraban al laberinto sin importar el peligro.

Ese era el lugar a donde nos dirigimos.

Se esparce por debajo de la tierra y no teníamos idea de qué tan profundo era, pero el tamaño del nivel era impresionante.

La planta baja era más grande que Teseshia.

「¿Sientes algo, Nao-san? 」

Le pregunté a Nao, quien observaba el laberinto mientras abrazaba a su rata mascota al pecho. Trajo consigo la rata porque no pudo encontrar un lugar donde dejarla.

Pensé que ya se había cansado de ella rápidamente, pero parecía tenerle cariño. Bueno, ya se cansará algún día.

「No… Es imposible. Hay una barrera en todo el lugar, y me bloquea. No puedo sentir algo.」

「Ya veo… mi magia tampoco funciona.」

Sin la habilidad sensorial de Nao y sin mi magia de clarividencia, nuestra visión dentro del laberinto estaba limitada a causa de la neblina a nuestro alrededor.

No tuvimos más opción que confiar en alguien para guiarnos.

Miré a Shizufae y sus camaradas.

Su grupo estaba compuesto de cinco personas, todas mujeres. Las Peleadoras de la Libertad eran algo raro ya que tendían a ser más que nada hombres.

Una de las mujeres tenía piel morena, cabello oscuro y cargaba un arma de asta en su espalda. Su nombre era Keyna.

Como Shizufae, portaba armadura ligera. Sus extremidades desnudas se veían muy saludables. Sus piernas largas y delgadas eran alucinantes, y parecía bastante ágil.

Puede que no sea del tipo de fuerza bruta sino del tipo pega y corre cuyo principal atributo era la velocidad.

La más baja tenía una cara infantil, y tenía prendas de maga. Su nombre era Madia.

Su apariencia sugirió que era una maga, pero pensé que no era tan poderosa. Apenas podía sentir su maná.  Pero como los que usaban magia eran pocos, incluso con su débil maná, sería una adición bienvenida a cualquier grupo. Tener a un mago como compañero era algo tranquilizador.

Sin mencionar que, la apariencia de Madia era muy adorable, cualquiera querría viajar con ella.

También estaba una sacerdotisa del Templo de Rena llamada Leylia, quien parecía ser una apóstol. Como dijo que escuchó la voz de un ángel, tal vez no era una apóstol de Rena sino de un ángel que trabajaba para Rena.

Luego de convertirse en la apóstol del ángel, parecía ser capaz de usar magia de curación. También, como su arma principal era un mazo, me preguntaba si era una maestra del combate cercano.

Me dio la sensación de que era más bien un familiar que una apóstol, así que su maestro podría estar al tanto de lo que hace.

Cada acción que hagamos puede ser informada a Rena.

La mujer con tatuajes en su cuerpo era una Elfa llamada Nora.

Escuché acerca del caso de una Elfa que dejó el bosque y se volvió cercana a un humano.

Las Elfas estaban especialmente obsesionadas con hombres guapos, al punto en que algunas Elfas secuestrarían hombres mientras durmieran y llevarlos a sus bosques. Pero una Elfa que forma una relación amistosa con un humano no haría tal cosa.

Escuché que terminan regresando a su bosque en cuanto se embarazaban.

Ver que la Elfa llamada Nora se mezclaba entre chicas me hizo pensar que no estaba apuntando a algún varón humano. Pero si ese fuera el caso, no tenía idea del por qué dejó el bosque. El tatuaje en su cara parecía una especie de sello, probablemente evitaba que invocara espíritus. Otro misterio era porqué las Elfas de su villa sellaron su magia.

No sabía lo que ocurría, así que sólo podía pensar en si estaba siendo castigada por algún tipo de crimen. Pero preocuparme por ello no cambiaría nada, así que lo dejé ir.

Al final, esas mujeres eran las camaradas de Shizufae y nuestras guías en el laberinto.

Entonces encontramos a otro aventurero.

Había alrededor de cien Peleadores de la Libertad siguiéndonos en el laberinto. Quien los guiaba era el Héroe de la Tierra, Godan. Eran luchadores élite que fueron solicitados por Snefowl para que nos asistieran hasta el fin de nuestra búsqueda.

La presencia de Shizufae era innecesaria, pero Reiji insistió en que fuera ella quien liderara el camino.

También estaba el Héroe del Fuego Novis, un conocido de Shizufae, quien vino también.

Un joven con cabello pelirrojo vibrante cuya altura lo hizo lucir mayor de lo que parecía. A pesar de ser joven, era aclamado como Héroe, así que debía ser talentoso.

Por lo que podía decir, tenía sentimientos por Shizufae.

Buena suerte, joven.

Luego de analizar a cada miembro del grupo de búsqueda, giré hacia a Shizufae.

「¿Deberíamos entrar ahora? 」

La planta baja había sido explorada enteramente. Había una escalera enorme al centro del nivel que llevaba bajo tierra.

Casi se sentía como si estuviéramos dentro de un laberinto, en cómo no podíamos movernos en línea recta hacia el centro. Muchos edificios en ruinas bloqueaban nuestro camino. Volar sería más rápido, pero no podíamos cargar a tantas personas.

No habíamos avistado ninguna señal de los ciudadanos secuestrados del Reino Pashipea desde que entramos, lo cual sugería que podrían estar en el nivel inferior.

Me dijeron que no habría peligro si completábamos la búsqueda.

「Sabia-sama, la planta baja de este laberinto es el nido de una Cocatriz. Debemos evitar a este demonio.」

Las palabras de Shizufae me impactaron.

Las Cocatrices eran demonios con el cuerpo de un pollo y una cola de serpiente. Escupía veneno que petrificaba a cualquiera que lo tocara. También tenían un pico filoso y duro.

Para un humano, una Cocatriz era un oponente formidable. Pero no debería ser una amenaza tan grande para Shizufae y las demás.

Si la tuvieran difícil contra una Cocatriz, ¿cómo entraron al laberinto?

「¿Nido de Cocatriz? ¿Entonces cómo entraron al laberinto hasta ahora? 」

「Las Cocatrices no viven en grupos. También, podemos dar la vuelta y tomar otra ruta si somos detectados. No persiguen.」

「¿Nada más aparte de ellas? 」

「Sólo hay Cocatrices en la planta baja. Pero temo que si entra mucha gente a la vez al laberinto pueda atraerlas.」

Incluso si la Cocatriz eran el único demonio en este nivel, no significaba que no necesitáramos planear algo para lidiar con ellas.

Por eso, me giré hacia a Reiji.

「¿Qué piensas, Reiji-kun? En mi opinión, pienso que también deberíamos buscar alrededor de este nivel.」

「Tienes razón. Deberíamos entrar por turnos, dividiendo a nuestra gente en varios grupos, luego buscamos en la planta baja. De esa manera podemos realizar nuestro trabajo sin incitar a esas Cocatrices. Una vez que haya entrado cada grupo, reúnanse en el edificio central. Godan, mi equipo puede funcionar como vanguardia, pero este es tu campo. ¿Irás? 」

「¡Sí, por favor déjenos la vanguardia a nosotros! ¡¡Todos, avancen!! 」

Siguiendo la orden de Godan, los Peleadores de la Libertad se separaron en varios grupos y se dirigieron al laberinto con Godan guiándolos.

Detrás de ellos estaba el grupo de Shizufae, más Novis.

Entrecerré mis ojos al ver a Reiji, preguntándome acerca de su decisión.

「Podías examinar las Cocatrices por ti mismo, ¿por qué no entraste primero? 」

「Es mucho problema y no creo que las Cocatrices sean todo por lo que tengamos que preocuparnos, así que los dejé ir primero.」

Reiji soltó su risa despreocupada.

「Vaya… ¿Así que Godan y los demás sólo son carnada para ese ‘algo’ que te preocupa? Pero aún…」

Pero, era mejor que nosotras nos enfrentáramos a tal peligro, ya que también podía sentir que algo acechaba desde adentro.

Y así, entramos al laberinto.

Y tan pronto como entramos, pude escuchar a los Peleadores de la Libertad gritar.

「¡¡UWAAA――!!」

Lo sabía.

Peleadora de la Libertad, Shizufae

「¡¿Estás bien, Shizufae?! 」

「¡Estoy bien, Keyna Onee-chan!! ¡¡¿¿DE DÓNDE DIABLOS SALIERON TODOS ESTOS GOBLINS??!!」

Estaba gritando.

La planta baja sólo debería tener Cocatrices, pero Goblins atacaron en cuanto entramos al laberinto. Nos sorprendieron porque toda la planta baja estaba cubierta con magia de niebla.

Los Goblins me recordaron la razón por la que Reiji-sama entró al laberinto: para salvar a los ciudadanos del Reino Pashipea que fueron raptados por los Goblins.

Puede que estos sean los mismos Goblins que escaparon de las granjas.

Maté a uno de los Goblins que me atacaron.

「¡¡MADI!! ¡¿Estás bien?!」

「¡Sí! De algún modo me las arreglo, Shizu-chan.」

Tenía que pelear y proteger a Madi al mismo tiempo.

Porque era una maga, el combate cercano era su punto débil.

Keyna Onee-chan se hizo cargo de la retaguardia mientras avanzábamos, asegurándose que nadie nos atacara desde atrás.

Era la más rápida en Teseshia. Mientras peleara en un lugar abierto, nadie sería capaz de igualar su velocidad.

Keyna Onee-chan agitó su lanza, arrojando en todas direcciones a los Goblins.

También estaba Madi, quien usó magia resplandeciente para cegar temporalmente a los Goblins. Esa movida nos ayudó mucho.

Leylia-san estaba delante a nosotras, destrozando cráneos de Goblins con su mazo.

「¡¡¡LÁRGUENSE GOBLINS!!! 」

「Como siempre eres la primera en cargar hacia los demonios, Leylia-san.」

Siendo una sacerdotisa de Rena, sólo era natural para Leylia sentir un odio intenso hacia los demonios.

Sus sentimientos surgieron por haber sufrido hace tiempo un ataque demonio. Sintió que un Ángel-sama había respondido sus plegarias al darle el poder de exterminar demonios.

Como sanadora, debería estar en la retaguardia.

Pero se adelantó, cargando hacia la vanguardia. Afortunadamente, Nora-san estaba ahí para cubrirle la espalda. Hábilmente usó su arco y dagas para encargarse de los Goblins que se acercaban demasiado.

A lo que sabía, esas dos habían sido camaradas incluso antes de conocernos. Tenían una excelente coordinación que incluso sus respiraciones estaban sincronizadas.

Era más que nada gracias a ellas que fuimos capaces de avanzar, pero algunos otros también daban lo mejor de sí. Es decir, Novis.

Vencía Goblin tras Goblin con su habilidad con la espada y magia de fuego. Como se esperaba del aclamado Héroe del Fuego.

「¡Eso es increíble, Novis-kun! Pareces aún más fuerte que antes.」

Madi animó a Novis y le dio una mirada apreciativa.

Sí, era fuerte. Mientras observaba los movimientos de Novis, me pregunté si pudiera ser mucho más fuerte que antes.

Novis había sido un prodigio. Además de su talento con la magia, tenía un instinto fuerte para la espada. Aprendió magia con la madre de Madi y esgrima junto conmigo con mi padre.

Yo no tenía habilidad para la espada. Carecía de la cualidad más básica para blandir una espada: fuerza. No importaba cuanto entrenara, no podía ganar fuerza. Como consecuencia, no podía blandir mi espada apropiadamente.

Mi padre murió peleando contra un demonio. Si no me hubiera dejado su espada mágica, nunca habría considerado convertirme en una Peleadora de la Libertad.

Después de la muerte de mi padre, mi madre se casó de nuevo y yo dejé la casa. Ya no quería vivir más con ella. Mi padrastro parecía un hombre decente, pero yo tenía un sólo padre y eso era suficiente para mí.

Me convertí en Peleadora de la Libertad, justo como mi padre, y trabajé junto a Keyna Onee-chan. Durante ese entonces ella trabajaba con Novis, quien ya era un Peleador de la Libertad.

Novis era famoso por ser un guerrero magus.

No pasó mucho tiempo que Madi se nos unió. Después, Leylia-san y Nora-san se nos unieron, Novis ya había sido llamado Héroe del Fuego.

Nuestros caminos se separaron lentamente. Él recibía varias solicitudes importantes y se alejó gradualmente de nosotras. Verlo de nuevo después de tanto tiempo hizo que me diera cuenta de la diferencia entre nosotras. Se había vuelto mucho más fuerte.

Su talento hizo que me sintiera celosa.

「¿Qué sucede, Shizufae? ¿Acaso te enamoraste de nuevo de mí? 」

Probablemente notó que lo estaba observando porque estaba sonriendo.

「¡¿Haaa?! ¿De qué rayos estás hablando, tonto? 」

¿Cómo pudo pensar que yo estaba enamorada de él?

Otros pueden alabarlo y llamarlo Héroe, pero para mí, sólo era un mocoso.

Sólo era un mocoso que me molestaba constantemente cuando era más joven. Incluso después de que creciera, continuó molestándome. No importaba cuánto tiempo pasara, Novis seguiría siendo un mocoso.

Quería que fuera un caballero… Como Reiji-sama.

Recordé lo que sucedió anoche.

Realmente, quería hablar con Reiji-sama, pero no me atreví acercármele. La mirada de Sabia-sama era demasiada viciosa. Mi tiempo con él fue mucho más corto debido a la llegada de la Princesa de Pashipea.

Un hombre encantador… Por supuesto, no se acercaría a una chica como yo. No me vería bien si me quedo muy cerca de él si estaba rodeado de mujeres increíblemente hermosas.

De cualquier modo, nos las arreglamos para atravesar a los Goblins.

Incluso yo podía lidiar fácilmente contra esos Goblins, y no era tan fuerte.

El problema eran sus números. Mientras nos acercábamos a la profundidad del laberinto, encontramos muchas estatuas rotas de Goblins.

Definitivamente era la obra de esas malvadas Cocatrices.

Si peleábamos contra la Cocatriz, tendríamos una pequeña probabilidad de ganar. Sería mejor si pudiéramos evitarlas completamente.

El número de estatuas destruidas estaba acumulándose. La Cocatriz debe estar escondiéndose cerca.

De repente, se escuchó un fuerte grito.

「¡¡KOKE――――――――!! 」

El ruido fue seguido por muchos Peleadores de la Libertad alarmados.

Keyna Onee-chan fue la primera en identificar la fuente. Parecía que podía ver al enemigo debido a su altura, lo cual le ayudaba a ver más allá que la mayoría de las personas.

「¡¡Mierda!! ¡¡Corran, es la Cocatriz!! 」

Había visto a la Cocatriz antes, desde lejos.

Nunca había visto a una tan agitada.

Giraron alrededor, escupiendo enfurecidamente un humo gris. Ese humo era el veneno de la Cocatriz, capaz de petrificar a una persona al contacto.

Tal vez la invasión repentina de Goblins las enfureció.

La Cocatriz nos divisó y se dirigió a nosotras.

Corrimos, por supuesto, pero Madi se tropezó y cayó de cara.

「¡¡KYAAA!! 」

「¡¡MADI!! 」

Novis giró inmediatamente y se puso en guardia entre Madi y la alocada Cocatriz. Aproveché la oportunidad para ayudarla a levantarse.

「¡¡MALDITA SEA!! 」

Sólo nosotros dos contra la Cocatriz …

Novis blandió su espada, listo para protegernos. Al mismo tiempo, Keyna Onee-chan usó su lanza para alejar a la Cocatriz, mientras que Nora-san apuntaba sus flechas a su cabeza.

「¡¡¡HHAAA!!!」

Luego noté que el pico de la Cocatriz se abrió ampliamente.

Grité lo más fuerte que pude.

「¡¡¡AGACHENSE!!! 」

La Cocatriz soltó su veneno.

Afortunadamente, teníamos a Novis con nosotras. Erigió un muro de fuego, el cual nos mantuvo a salvo.

「¡¡MURO DE FUEGO!!」

Novis, viendo cómo el veneno no atravesó el muro de fuego, rio.

「Jeje, ¡¿qué tal?! 」

Sin embargo, no notó el peligro justo detrás de él.

「¡¡OH NO!! ¡¡NOVIS, CORRE!! 」

Grité, pero mi advertencia no lo advirtió a tiempo.

La Cocatriz cargó a través del muro de fuego. Su resistencia al calor lo convertía en un oponente duro para Novis, un usuario de magia de fuego. Sus plumas pesadas hacían que los ataques físicos fueran inútiles, y eso incluía los ataques con espada.

La debilidad de una Cocatriz era el agua. En verdad odiaban el agua, por lo que los días lluviosos eran los más seguros para explorar el laberinto.

Justo entonces, Novis fue mandado a volar por la carga de la Cocatriz.

「¡¡¡KUH!!!」

「¿Estás bien, Novis? 」

Me apresuré hacia Novis, y la Cocatriz me siguió inmediatamente.

「¡¡CÓMO TE ATREVES A HACERLE ESO A NOVIS!! 」

Keyna Onee-chan preparó su lanza y Madi usó su magia para bloquear la vista del demonio.

「¡¡Oscuridad!! 」

Estábamos seguras por un momento.

Le tomaría algo de tiempo a la Cocatriz para reunir el suficiente veneno para petrificar a alguien más. Por ello, corrimos a la primera oportunidad.

Teníamos a Nora-san para cubrir nuestras espaldas mientras me dirigía haccia Novis con Leylia-san a mi lado.

「Perdona, fue mi culpa.」

La voz de Novis tembló.

Cuando miré a su pierna derecha… Estaba pálida como hueso. Recibió daño del veneno petrificante cuando la Cocatriz cargó hacia a él.

「¡¡Leylia-san, antiveneno!! 」

Para mi sorpresa, Leylia agitó su cabeza.

「No puedo curar esto con mi magia… Tendremos que arrastrarlo mientras nos retiramos.」

「¡¡Entendido!!」

Inmediatamente jalé a Novis, lista para llevármelo con Leylia-san, pero él no estaba de acuerdo.

「¡¿Qué están haciendo?! ¡Déjenme en este lugar y sálvense! 」

「¡IDIOTA! ¡¡COMO SI FUERA A DEJARTE SOLO PARA QUE MUERAS!! 」

La magia de Madi sobre la Cocatriz ya no resistiría más. Teníamos que irnos inmediatamente. Y justo en cuanto pensé en eso, la magia perdió su efecto y la Cocatriz que había sido cegada se volvió aún más furiosa.

El momento en que nos vio, sabía que estábamos acabadas. Lamenté que no pudiéramos salir a tiempo.

「¡¡KUE―――――EEEE!! 」

Pensé que era el fin.

De repente, alguien saltó sobre nosotras y blandió su espada hacia la Cocatriz, decapitándola.

「¡¡HA!! 」

… Era Reiji-sama.

¡Reiji-sama vino a salvarnos!

Cuando me vio, me dedicó una sonrisa.

「¿Estás bien, Shizufae? 」

「¡¡Reiji-sama!! 」

「Wow, esa Cocatriz fue eliminada con un solo movimiento… Esta persona en verdad es el Héroe de la Luz.」

Madi murmuró bajo su aliento.

Mientras observaba el cadáver decapitado del demonio, tenía que estar de acuerdo con ella.

Después Sabia-sama llegó.

「¿Estás bien? Parece que estás herido.」

Sabia-sama se acercó a Novis, quien yacía a su costado. Tocó su pie petrificado, y brilló con una luz tenue por un momento.

La luz se desvaneció y la pierna de Novis regresó a la normalidad.

「¿Eh? Está curada.」

「No pensé que situación fuera así de complicada… Parece que la tendremos difícil al avanzar.」

Sabia-sama analizó la situación en voz baja.

Me giré hacia a Reiji-sama y su equipo e incliné mi cabeza.

「¡¡Mis disculpas!!」

「¿Eh, por qué la disculpa? 」

Rino me miró curiosa.

「Fui yo quien les dijo que sólo había Cocatrices en la planta baja, así que… Uh… 」

「Aah, eso… Esa no fue tu culpa. Esta situación estaba más allá de la predicción de cualquiera. Sin mencionar que con los eventos recientes, debíamos haber anticipado que un gran número de Goblins tomarían refugio en este lugar.」

Parece que Sabia-sama nos perdonó.

「Es cierto. No deberías preocuparte por este asunto, Shizufae-chan. Como no hay trampas aquí, déjanos el resto.」

Reiji-sama me consoló mientras que él y las demás nos pasaron.

Mis camaradas y yo no podíamos hacer más que observar sus espaldas.

「Qué fue eso… Fue muy genial…」

Novis murmuró, sonando emocionado.

El movimiento de Reiji-sama fue ciertamente increíble. No era algo que yo siquiera pueda hacer con un arma mágica. La Cocatriz era un demonio poderoso y fue derrotada con un golpe.

Hizo que me diera cuenta lo vasto que era este mundo.

「Es muy fuerte… Y las mujeres que lo siguen son extremadamente hermosas…」

Estaba tan inmersa en admirar la apariencia de Reiji-sama que no noté el hecho hasta que Nora-san lo dijo.

Novis parecía estar encantado por Sabia-sama, quien acababa de sanar su pie.

「Sí… Ciertamente eran hermosas.」

Dije entre susurros.

No podía interrumpir el momento.

「Son increíblemente… Hermosas.」

Novis comentaba a mi lado. Estaba segura de que no era su intención decirlo en voz alta.

Luego noté que estaba viendo mi busto.

「¡¿ESPERA UN MOMENTO, CON QUIÉN ME ESTÁS COMPARANDO?!」

En serio. ¿Con quién me está comparando?

No era como si pudiera competir contra Sabia-sama o algo. De hecho, dudaba si había alguna mujer en alguna parte del mundo con una talla de busto que pudiera rivalizar con Sabia-sama.

「¿Eh? No, yo… sólo acabo de recordar algo.」

Novis me sonrió mientras escupía una excusa instantánea. Parece que necesita una paliza.

De repente, Keyna Onee-chan lo abrazó desde atrás.

「Oioi, Novis. ¿Simplemente no necesitarías hacerlas más grandes en este caso? 」

「¡Qué-! ¡¡Keyna Onee-chan!! 」

Refuté la sugerencia de Keyna Onee-chan. Reiji-sama a por un lado, ¡no quería que Novis hiciera más grande mi busto!

Pero era como si no había dicho algo. Novis frotó sus manos obscenamente.

「Genial, me gusta. Entonces, déjame este trabajo.」

「¡¿En qué estás pensando?! ¡¡Tú――!!」

Le grité a Novis. Mis camaradas observaron nuestra discusión con sonrisas cálidas en sus caras.

Después comenzamos a seguir al grupo de Reiji-sama, no encontramos a ningún otro demonio.

Sabia de Cabello Negro, Chiyuki

「¿Cómo está la situación, Nao-san? 」

Le pregunté a Nao, quien había regresado de explorar el primer nivel del laberinto. Pero sólo agitó su cabeza.

「Sin señal de personas en la planta ba~ja.」

La planta baja tenía muchos edificios. Podría haber sido la capital del Reino Minotauro que regía la zona hace mucho tiempo. Pero todo lo que quedaba de ese país estaba en ruinas. Varios edificios en ruinas no tenían rastros de criaturas vivientes además de los Goblins.

Como esperábamos, los ciudadanos secuestrados deben haber sido llevados bajo tierra.

¿Pero qué debíamos hacer ahora? La mitad de los Peleadores de la Libertad habían abandonado la búsqueda.

Si nuestros oponentes hubieran sido sólo los Goblins, no habríamos recibido tanto daño. Pero el aumento de Goblins había enfurecido a la Cocatriz tanto, que hizo que los Goblins se alejaran de sus hogares.

Habíamos invadido el laberinto al mismo tiempo que la Cocatriz peleaba contra los Goblins, ahí que tantos Peleadores de la Libertad habían sido heridos.

Como Nao era suficiente como exploradora, esos tipos estaban de más. Quería que ellos fueran útiles en el sótano.

Después de que los Peleadores petrificados fueran curados por la magia de Sahoko, nos dirigimos a cierto edificio en medio de la planta baja.

Las escaleras a la planta subterránea estaban dentro de ese edificio.

Me giré hacia a Nao, nuestra mejor exploradora.

「Perdón, Nao-san. A pesar de que acabas de regresar, ¿puedes revisar si hay señales de las personas pasando de este lugar?」

「Yo me haré cargo. Hmm… Parece que mucha gente pasó por aquí hace rato. Definitivamente son los ciudadanos secuestrados del Reino Pashipea.」

「Ya veo… Vamos. ¿Shizufae-san los demonios en la planta subterránea son tan peligrosos como la Cocatriz? 」

Le pregunté a Shizufae.

「No, Sabia-sama… Sólo hay Murciélagos Gigantes, ratas gigantes y no muertos débiles.」

Shizufae respondió en lo bajo, un poco tímida.

「Bien. Ahora que lo pienso… A partir del primer piso subterráneo, el camino se bifurca en un laberinto. ¿Tienes un mapa?」

「Sí.」

Shizufae después me dio el mapa que tenía preparado.

En total, había cuatro mapas, uno por cada nivel subterráneo hasta el cuarto. No había mapas por el 5to piso subterráneo o inferiores.

Los mapas eran publicados por la Asociación de los Peleadores de la Libertad. Había escuchado que recompensaban a cualquiera que informara acerca de un área sin explorar.

Así era cómo actualizaban los mapas.

「Hay un espacio en blanco aquí y allá, pero… ¿Qué son? 」

「Esa es la ubicación de trampas peligrosas. Lo que haya dentro es un completo misterio.」

「Ya veo…」

Me pregunté si podríamos atravesar la trampa. Podría estar ocultando un atajo al piso inferior.

「Por cierto, ¿sabes qué tipo de trampa hay ahí? 」

「Sí. La primera es un insecto gigante en un gran espacio negro.」

「¿Insecto? 」

「Sí. Los que entran salen medio devorados. Apenas tuvieron tiempo para explicarles a los otros lo que había adentro antes de morir.」

Con que fue así como supieron acerca de lo que había del espacio en blanco.

Parece que cualquier información dada al público por la Asociación de los Peleadores de la Libertad era en memoria de cada Peleador de la Libertad en Teseshia.

De acuerdo con Shizufae, el insecto tenía una forma grotesca.

Miré a Nao, Sahoko y Rino. Todas tenían sus brazos cruzados y parecían tener la misma opinión que yo. Así que miré a Reiji.

「Tomemos una desviación, Reiji-kun.」

Dios de la Muerte, Zarxis

「Los hemos atraído, Labrys.」

「Lo sé, Zarxis.」

Labrys tenía una sonrisa enorme en su rostro.

「Ahora necesitamos atraerlos al 5to piso. Una vez que los encerremos en esa jaula, no serán capaces de escapar.」

Éramos los únicos dentro de la sala de trono ubicado en el 18vo piso del laberinto.

Un humano normal no sería capaz de avanzar más allá del 4to piso. El 5to piso era una cárcel, una estructura creada solamente para detener a los intrusos.

Para alcanzar el 6to piso, se necesita usar medios especiales. Si no notaron ese hecho desde el 1er piso, nunca serían capaces de alcanzar el 13vo piso.

Labrys se rio con su rostro lleno de emoción.

「Kukuku. Espérame, Rena. Serás mía pronto.」