Ankoku Kishi C56

Modo nocturno

Capítulo 56: Templo del Amor y la Belleza

Caballero Oscuro, Kuroki

Fui a Teseshia junto con Shirone y el resto de su grupo.

La Ciudad de la Libertad, ubicada al corazón de la región de Teseshia, no era una ciudad hermosa.

Era básicamente un batiburrillo de varias estructuras. El mosaico de varios edificios en un solo pequeño lugar se asemejaba a una vieja y deshilachada colcha.

Haciendo honor a su nombre, todos podían entrar o salir de la ciudad a su antojo.

Algunos ciudadanos parecen ser individuos exiliados de sus patrias, naturalmente, el orden público de Teseshia era bastante bajo.

Al principio, Teseshia fue una ciudad creada para acomodar el cauce de refugiados que venían a esta región segura.

A pesar de que la ciudad fue fundada por las personas prósperas y prominentes de la República de Ariadya, no había duda de que incluso ellos veían esta ciudad como una molestia.

De cualquier modo, Teseshia era la única ciudad cerca del peligroso laberinto, haciéndolo el lugar especial para escapar. Por ello, Teseshia se convirtió en el oasis para los refugiados.

Aunque, Teseshia era un refugio seguro para los peligros externos, estaba repleto con problemas internos, creando un ambiente peligroso dentro de la ciudad. Para este fin, varios refugiados varones elegían convertirse en peleadores de la libertad. Más bien, eran forzados a tomar el trabajo pues había una seria escasez de opciones. Prácticamente no había ningún otro empleo disponible.

Cualquiera, sin importar de sus antecedentes y nivel de habilidad, podría convertirse en un peleador de la libertad siempre que tuvieran una espada y un cuerpo saludable.

Orilladas por la desesperación, algunas de las refugiadas decidían convertirse en prostitutas para sobrevivir.

También era un trabajo que cualquier mujer podía ejercer siempre que tuvieran un cuerpo saludable y decente.

Esas mujeres usualmente eran miembros de la fe de Ishtar.

La Diosa Ishtar era parte del trío que formaba las renombradas Bellezas Celestiales junto con Rena y la Diosa Faeria. Era una parte esencial de los doce pilares de Elios.

El tipo de religión de este mundo era el politeísmo, con los humanos venerando a varios Dioses de Elios.

Recordé los mitos de varios dioses que eran contados por la raza humana. Los doce pilares de Elios estaban compuestos por:

1.Dios de la Ley y el Orden, Oudith, y su esposa, Diosa del Matrimonio y la Fertilidad, Faeria.

2.Dios del Tesoro y la Herrería, Heibos y la Diosa del Amor y la Belleza, Ishtar.

3.Dios de la Pesca y el Mar, Trident y la Diosa de la Cosecha y la Tierra, Gena.

4.Dios de la Cocina y el Licor, Nector y la Diosa de las Hierbas y la Medicina, Fanacea.

5.Dios de la Batalla y el Poder, Thors y la Diosa de la Sabiduría y la Victoria, Rena.

6.Dios de las Artes y la Música, Alphos y la Diosa de los Libros y el Conocimiento, Totona.

Heibos era venerado por igual por enanos y humanos.

Debido a su rol como el dios de las riquezas y el tesoro, él estaba intrínsecamente conectado a la raza humana, que amaba coleccionar objetos hermosos y preciosos.

Se dice que la raza de los enanos son íntimos con el proceso de desenterrar oro y otros metales preciosos ocultos en las capas de la tierra dura. Es por eso que se cree comúnmente entre los humanos que al venerar a Heibos, el dios de los enanos te bendeciría con botines y riquezas.

La fe de Heibos estaba tan dispersa entre los comerciantes y artesanos que lo veneraban.

Los otros dioses que eran parte del panteón de Elios no eran tan bien conocidos entre los humanos.

Los seguidores del Rey de los Dioses Oudith y su esposa, Faeria eran los más numerosos, haciendo sus fes la más popular y la segunda más grande en el reino respectivamente.

Era aparente que un individuo podría ser devoto de múltiples dioses simultáneamente, debido a la frecuente observación de las personas que eran seguidoras de Oudith y Rena al mismo tiempo.

No obstante, algunas doctrinas estaba en directa oposición las unas con las otras. La tensión hervía bajo la superficie debido a las mayores diferencias en sus puntos de vista.

Por ejemplo, los seguidores de la diosa Faeria y la diosa Ishtar. Como sus credos eran fundamentalmente muy diferentes, los seguidores de ambas fes tienen una animosidad entre ellas.

Donde prosperaba la fe de Faeria, el número de los creyentes de Ishtar disminuía.

Aunque ambas religiones referían a una diosa, la teología de ambas diosas difería enormemente.

La doctrina de Faeria se centraba alrededor de los principios de una mujer siendo una buena esposa y madre.

Mientras que la doctrina de Ishtar era lo opuesto a eso, ni siquiera soportando el concepto de matrimonio.

La religión de Faeria enseñaba a sus seguidores que la castidad era una virtud, un tesoro reservado para sus esposos en la santidad del matrimonio mientras que los seguidores de Ishtar creían que estaba bien tomar varios amantes- por ello, era la diosa venerada por prostitutas, Las devotas de Faeria, por otro lado, eran puras como nieve recién caída.

Esta era la principal fuente del conflicto de las ideologías de Faeria e Ishtar.

Los seguidores de la Diosa Ishtar y de la Diosa Faeria siempre han estado agarrados del cuello. Debido a esto, rara vez se vuelven populares y aclamados en países diferentes.

Incluso si tienen éxito, solo lograrían el estatus de santo patrono de ese país.

En la región de Teseshia, la fe de Ishtar tiene un poder e influencias considerables. Tanto que la Santa prostituta del famoso templo de Ishtar construido en el exaltado Reino Santo de Salgonia en el lejano oeste era más famosa que su Rey.

Actualmente estaba dentro del templo de Ishtar en la ciudad de la libertad, Teseshia.

La explicación de la particularmente extraña elección del lugar de encuentro fue que uno de los sacerdotes de Rena que serviría como nuestro guía estaba aquí.

Desde esta situación, llegué a la conclusión de que los discípulos de Ishtar y rena no estaban en malos términos.

El templo de Ishtar podría ser el edificio más prominente en esta ciudad, y podría haber sido el edificio más eminente en la Ciudad de la Libertad.

「El conflicto no se calmará, huh…」

Susurré esas palabras involuntariamente.

El sitio de nuestro cónclave, el ilustre templo de Ishtar era un templo a la deidad multifacética que era el ícono del amor, belleza y cortesanas. Junto el camino hacia la conferencia ubicada al fondo del recinto del templo, vi a varias mujeres en poca ropa. Probablemente sean algunas devotas de Ishtar.

Irónicamente, el templo de la Diosa Ishtar era un lugar prohibido para los hombres, a pesar del hecho de que muchas de las seguidoras en el templo eran prostitutas.

Las posadas alrededor del templo de Ishtar podrían existir para este tipo de negocio turbio.

Aunque no deberían prestar servicios explícitos a mediodía, empecé a dudar de mi suposición cuando los oí decir que el lugar de encuentro era parecido a un hotel del amor.

Parece que el templo de Ishtar solía ser un burdel.

Por supuesto, el gerente era un hombre.

Un día, uno de los apóstoles de Ishtar visitó el burdel y estaba horrorizado, casi volando en un frenesí furioso al atestiguar el trato abusivo de las cortesanas.

Dirigidas por el apóstol de Ishtar, las prostitutas se rebelaron contra el proxeneta y asumieron el control del burdel.

Desde ese punto en adelante, los burdeles cayeron bajo el manejo del Templo de Ishtar. El manejo de los burdeles por el templo era más laxo del que uno pudiera asumir generalmente.

El templo y los burdeles tenían una relación de ayuda mutua.

Por la mayor parte, les permitían a los burdeles una mayor libertad, sólo evocando dos reglas – ninguna mujer debe ser forzada a convertirse en prostituta y aquellos que abusen de las prostitutas deben ser severamente castigados.

Adicionalmente, cualquiera que actuara injustamente contra los discípulos de la diosa Ishtar debían ser portadores de impotencia, la maldición de la diosa. Con la amenaza inminente de acabar con su linaje y legado, ningún hombre se atrevía a abusar de las prostitutas de Ishtar. Más bien, eran tratadas como si fueran diosas. Este templo en particular fue espléndidamente construido, sus adornos fueron creados con las donaciones generosas de patrocinadores – en realidad siendo los caballeros que eran sus clientes. Cuando estábamos caminando por el templo, observé ilustraciones doradas de la diosa y ornamentas las cuales parecían tan hermosas y delicadas como las mujeres que residían aquí.

「Kuroki. Absolutamente no debes seguir a ninguna mujer si te llaman.」

Sentí una mirada afilada desde la izquierda y vi a Shirone susurrándome en voz baja, su mirada es amenazante.

No tenía intenciones de seguirlas desde un principio. Sin embargo, el ambiente de este lugar hizo que sintiera curiosidad de quien haya escogido tan extraño lugar como punto de reunión.

La persona misteriosa en cuestión no era nadie más que la sacerdotisa de Rena quien mantenía un informe favorable con las autoridades del templo de Ishtar. La razón de esta alianza yacía en el hecho de que Rena no tenía un templo dedicado a ella en Teseshia.

Esto podría haber sido debido a que el templo de Rena había sido construido tan espléndidamente en otras ciudades-estado, incluyendo la República de Ariadya, que tenía una relación agotadora con Teseshia.

A través del extenso de la ciudad, no serías capaz de encontrar un solo templo dedicado a la Diosa Faeria debido a la animosidad entre sus seguidores.

「Sí. Me enojaré si tomas su invitación.」

A mi derecha, Rena me advirtió, su hermosa cara se tornó sombría.

¿Por qué me daría la misma advertencia que Shirone?

La tela gruesa de su capucha proyecta sombras en las porciones visibles de su cara. Las cosas se volverían caóticas y problemáticas si alguien se entera que ella descendió al reino mortal así que mantuvo su cabeza baja y su presencia neutral, ocultando su cara.

Estaba siendo acompañada por su sacerdote se combate y el sacerdote de su templo – custodiada por dos apóstoles de su Valquiria.

Con tal séquito que la siguiera le daba un aura de importancia y liderazgo. No sería considerada menos de un VIP. De hecho, desprendía un aura al punto en que algunas de las prostitutas susurraban entre ellas rápidamente. “¿Quién es esa persona eminente?” Cuchicheaban rápidamente entre ellas en cuanto veían a Rena.

Debería intentar hacerme menos conspicuo.

La premisa en la que estoy ocultando mi identidad es como el portaequipajes de Kyouka, acompañándola al templo. Un individuo tan importante como la hermana menor del héroe no debería ir sin acompañamiento.

Para mezclarme y mantener mi cubierta, vestí ropa ligeramente desgastada y cargaba su equipaje. Naturalmente, dejé mi espada atrás. Habría sido un idiota al cargar algo tan conspicuo cuando estaba en cubierto. Este disfraz debería ser lo suficientemente convincente para evitar que me notaran.

El secreto se mantuvo fuertemente resguardado. La verdad de mi identidad sólo era conocida por Kaya, Kyouka y Shirone. Ni siquiera la escolta de sacerdotes que acompañan a Rena conocen mi identidad.

Según Rena, los sacerdotes que la estaban escoltando hasta nuestra llegada superaban los cien, lo cual establecía la necesidad de una sala de conferencias enorme y espaciosa.

También, aunque Rena era parte de nuestra compañía durante nuestro viaje a Teseshia, ella fue para supervisar la entrega de nuestro equipaje a la posada donde planeábamos residir durante nuestra estadía.

La razón detrás de eso es que el templo de Ishtar no ofrece refugio a los no creyentes.

Técnicamente, los hombres podían quedarse dentro del recinto del templo siempre y cuando hubieran sido reconocidos y dados permiso antes. Sin embargo, hasta ahora, nunca hubo tal caso.

Por ello, elegimos una posada cerca del templo, a unos momentos.

El proveedor del templo de Rena, alguien llamado Tormalkis, fue quien arregló nuestro alojamiento.

Llegamos a nuestra esperada habitación luego de caminar por un largo pasillo por un tiempo. La habitación era bastante amplia y espaciosa, parecía funcionar como un auditorio multipropósito del templo.

Los hombres y mujeres reunidos ahí reunidos estaban vestidos con prendas raídas y desgastada, algunos de ellos tenían heridas recientes, reajustaron su postura, tomando una postura de atención cuando entramos a la habitación. ¿Estas son los guías preparados para nosotros?

Sentí una sensación molesta cuando miré a los peleadores de la libertad. Era raro, analicé sus números, había más de ellos de lo que había esperado.

¿Acaso sabían de antemano que veníamos? Si es así, ¿entonces cómo?

En la porción delantera de la multitud estaba la sacerdotisa de combate, Leylia. El escudo que cargaba tenía grabado el emblema de Rena. Con la excepción de dos hombres, todos sus acompañantes eran mujeres.

Alguien que pareció ser masculino entre las demás mujeres, ¿cómo están relacionadas con el Templo de Ishtar?

「Hemos estado esperando. Kyouka-sama, Shirone-sama.」

Leylia, la altamente decorada sacerdotisa de combate se puso una rodilla en el suelo frente a Kyouka.

Era como si Kyouka era vista como la líder de nuestro grupo.

Qué extraño. Leylia debería haberse dado cuenta de la presencia de Rena en nuestra compañía debido a su posición como apóstol. En cambio, se arrodilló frente a Kyouka, debido a la orden del ángel que la convirtió en apóstol.

Con Kyouka de pie frente a nosotros, el resto se quedó de pie al lado de Shirone y Kaya. Mientras que Rena y yo estábamos de pie mucho más lejos de la mirada de la sacerdotisas de Rena.

Aunque Rena lucía verdaderamente etérea, todo lo que necesitaba hacer para que Kyouka pareciera ser la líder del grupo era quedarse detrás de la formación.

「Como nuestra preparación está completa, ¿cuándo seremos capaces de explorar el laberinto, Leylia-san?」

Preguntó Shirone.

「Eso…」

Parece que la mujer llamada Leylia estaba teniendo dificultades para responder esa pregunta. Parecía estar nerviosa, mordiendo inconscientemente el labio entre sus dientes.

「¿Qué ocurre?」

「La verdad es… partes de la superficie del laberinto están ocupados por hombres lagarto.」

「¿Hombres lagarto? Había escuchado que antes estaba ocupado por la Cocatriz.」

「Sí… la verdad e…」

Leylia explicó dubitativamente la situación.

Originalmente, porciones del área de la superficie del laberinto servían como el hábitat de las Cocatrices. Desafortunadamente, casi se extinguieron luego de que Reiji y su grupo las cazaran durante su previa expedición. No fueron capaces de regenerar sus números apropiadamente después de ese tormento. Por lo que ese lugar ahora estaba ocupado por los hombres lagarto que habían escapado de la arena.

Los hombres lagarto solían vivir en el río Quiche y atacaban los botes que pasaban. Eran los culpables de muchas naves hundidas, enviando a marineros a sus tumbas submarinas. Pero eso no significaba que sólo permanecían en las profundidades del río. Al parecer, escogieron la superficie del laberinto como su nuevo hogar.

Estos hombres lagarto estaban atacando a los humanos que entraban al laberinto.

También parecía que los peleadores de la libertad la estaban teniendo difícil en derrotarlos.

「Si no me equivoco, los hombres lagarto son ese reptil humanoide, ¿cierto?」

「Sí, milady. Son una especie de lagarto bípedo grande. Parece que algunos miembros superiores de la especie han evolucionado y desarrollado un par de alas que les permite volar. Sin embargo, ningún hombre lagarto en su historia ha sido de ese tipo superior.」

Como acaba de decir Kaya, los hombres lagarto son un semihumano que era un cruce perturbador entre humano y lagarto.

Los hombres lagarto vivían en los humedales, al sur de Nargol.

Además, uno de los Ocho Generales Demonio es un Gran Hombre Lagarto, la especie superior de hombre lagarto.

El Gran Hombre Lagarto tiene un par de alas escamosas parecidas a las de un dragón que les permitía viajar por los cielos libremente.

También son guerreros con una inteligencia altamente superior.

Pensar en lo hombres lagarto me hizo recordar al General Demonio Dragón, Liburm.

Como Gran Hombre Lagarto, veneraba completamente a los dragones.

Esa podría ser la razón por la que me daba tanto respeto cuando vio que montaba a Glorious, mi compañero.

Ante la llegada de Reiji al Castillo del Rey Demonio, se le encargó a Liburm de protegerlo junto con Zephyrus. Pero no tuvo la oportunidad de luchar contra Reiji pues yo ya lo había derrotado.

「Hombres lagarto, eh… bueno, Kaya y yo no deberíamos tener problemas enfrentándolos. Vamos al laberinto y aplastémoslos.」

Shirone dijo despreocupadamente.

Ciertamente, derrotar a los hombres lagarto era pan comido para ambas.

Pero…

「Espera un minuto, Shirone-sama… ¿Podrías esperar antes de atacar a esos hombres lagarto?」

Llamé a Shirone en voz baja, consciente de mi posición como su sirviente.

Shirone y compañía miraron a mi dirección cuando vociferé mi petición.

Hubo tristeza en la cara de Shirone cuando vio que me postré ante ella.

「¿Qué sucede exactamente, Kuroki? ¡Tenemos que apresurarnos para salvar a Reiji-kun!」

Shirone me preguntó impacientemente. Claramente, no duda en que exterminar era la mejor decisión.

Sin embargo, mi manera de pensar estaba justo en el sentido opuesto, no podía evitar pensar si en verdad estaba bien que matáramos a esos hombres lagarto.

No podía negar que este mundo era regido por solo una ley: la supervivencia del más apto.

No podía evitar que un lobo comiera ovejas, era su instinto, parte intrínseca de la naturaleza. Del mismo modo, podía y no podría detener a los humanos de exterminar a demonios peligrosos que amenazaban con su supervivencia.

De nuevo, me detuve, sintiendo una ligera discrepancia en este asunto.

¿Por qué los hombres lagarto se anidaron en la superficie del laberinto?

Al cabo, no se supone que sea un hábitat apropiado para los hombres lagarto.

Estos fueron capturados y traídos para pelear en la arena para proveer entretenimiento para los humanos. No estaban luchando por su supervivencia, ¿así que por qué estaban haciendo esto?

Estaban atacando a cada humano con el que se cruzaran después de su escape de la arena. Eso es lo que impulsaría a Reiji o Shirone como personas que han jurado proteger a la humanidad, exterminar por completo a los hombres lagarto sin siquiera considerar la raíz de la situación.

Atacarían sin importar la razón que causó este giro de eventos ya que creían que era lo correcto.

Soy diferente a ellos pues soy el Caballero Oscuro. Puede que como fui invocado a este mundo por Modes, la tenía difícil en aliarme con humanos.

Además, también estaba el asunto respecto al General Demonio Dragón, Liburm. Por ende, no podía aceptar ciegamente la idea de exterminar a los hombres lagarto.

Más importante, no es como si tuviéramos que eliminar a todos los hombres lagarto para salvar al héroe. Más bien, sólo necesitamos reubicarlos mientras entramos al laberinto.

「No… No podemos ser tan imprudentes, cargando ciegamente al territorio de nuestro enemigo. La mejor opción sería primero revisar las áreas circundantes.」

Cavilé bajo mi aliento.

「Eh… Pero, Reiji-kun está…」

「¡Detente ahí, Shirone! Puede que termines en la misma situación si te apresuras demasiado. Hagamos un plan y procedamos cuidadosamente.」

Detrás de mí, Rena también habló.

「Shirone-sama, Re-… digo la Gran Santa tiene razón. ¿Quién irá a salvar a Reiji-sama si también somos atrapadas por nuestro enemigo? También, esta ciudad tiene un mapa del laberinto. Tal vez deberíamos revisar las áreas circundantes, sólo para asegurarnos.」

Kaya también compartió la misma opinión que Rena y yo.

La identidad de Rena estaba oculta como la Gran Santa ya que vino de incógnito.

「Hmm… Entiendo. Esperaré…」

Superada, Shirone accedió a regañadientes gracias a la oposición de Kaya y Rena.

Basado en el ritmo impaciente y entrecortado de su pie pisoteando el suelo, estaba seguro de que ella estaba lista para correr al laberinto al primer momento.

Pero Kaya fue quien la detuvo de hacer cosas tan peligrosas.

Aun así, nunca he escuchado rumores de que Shirone atravesara una situación peligrosa aquí ni en nuestro mundo. Así que alguien debe haber estado impidiendo que sea impulsiva. Me pregunto, ¿quién fue la que frenaba su imprudencia cuando viajaba con Reiji?

「¡Uhm! ¡Doncella de la Espada, Shirone-sama! ¡Por favor escuche mi deseo!」

De repente, desde la multitud, un peleador de la libertad alzó la voz.

Era un joven pelirrojo cuya edad no parecía ser diferente de la mía.

「¡Oye, Novis! ¡Deberías elegir un mejor momento para decir eso!」

La chica a su derecha le dio un fuerte codazo en su abdomen, intentando detenerlo. Falló. Él hábilmente capturó su brazo, dirigiéndose a ella rápidamente antes de continuar con su petición.

「¡Guarda silencio, Shizufae! ¡Shirone-sama, por favor tómeme como su discípulo!」

El hombre llamado Novis se postró ante Shirone.

El resto de nosotros estábamos sin palabras ante este desarrollo inesperado.

「¡Novis-san, este no es el momento para esto! ¡Debiste haberle pedido después de salvar al grupo del héroe! Mis disculpas, Shirone-sama. Permítame presentarlos apropiadamente. Este hombre es el Héroe del Fuego, Novis. Parece que siente algún tipo de rivalidad luego de atestiguar el espléndido estilo de pelea de Reiji-sama. De cualquier manera, él es un héroe impresionante, es por eso…」

Leylia se postró ante Shirone.

「Después de ver a Reiji-kun, huh. Bueno, creo que no puede evitarse.」

Shirone aceptó alegremente. Bueno, creo que cualquier chica estaría orgullosa y feliz si elogiaran tanto al hombre que aman. Aunque un gran número de hombres despreciaba a Reiji, no todos lo odiaban. De hecho, él había reunido un tipo de club de fans, siendo el objetivo de varios hombres que deseaban volverse tan fuertes y populares con las mujeres como él.

¿Podrá ser que este Héroe del Fuego llamado Novis era también ese tipo de hombre?

「¿¡Entonces me enseñarás!?」

Novis estaba viendo a Shirone con una mirada resplandeciente y avara.

「Uhm… En realidad no soy apta para enseñar a otros. Es por eso que… Perdón.」

Shirone se inclinó a Novis.

Ella tenía razón acerca de su habilidad para enseñar. A pesar de su talento en el arte de la espada, enseñar a alguien era otro reto en su totalidad. Shirone no parecía tener la paciencia ni la habilidad de la comunicación para enseñar bien.

「Entonces, ¡permíteme convertirme en tu sirviente! ¡Haré todo lo que necesites, desde cocinar hasta limpiar!」

Novis se inclinó de nuevo ante Shirone.

Ya veo probablemente quiso acercarse a Shirone al convertirse en su sirviente para convencerla de enseñarle.

Era como una molesta mosca zumbando alrededor, no parecía que tuviera la intención de retroceder.

「Lo lamento. No necesito sirvientes por ahora.」

Shirone le sonreía incómoda a Novis.

「E-Entonces, ¡puedes despedir a ese larguirucho y hacerme tu sirviente!」

Novis giró sobre sus talones y me apuntó con su dedo.

Estaba demasiado sorprendido cuando me apuntó.

「Tú… ¿Qué está…?」

Shirone también estaba impactada con el cambio repentino.

「Juzgando por tu apariencia, no pareces ser tan fuerte o tener habilidades especiales más que cargar el equipaje de Shirone-sama. ¡Es por eso que soy más útil y apto para servirle que un debilucho como tú!」

Dijo Novis, lleno de confianza.

「¡Espera un minuto, Novis…!」

La mujer a su lado ahora intenta detenerlo.

Era una mujer con un cabello largo majestuoso. Su apariencia se asemejaba a la sacerdotisa del templo de Ishtar.

「¡Cállate, Shizufae! ¡Quiero hacerme más fuerte! ¡Es por eso que haré lo que pueda para que me entrene!」

Haciéndola a un lado, Novis se abrió paso hacia a mí.

「¡Oye, Viejo! ¡Déjame tomar tu lugar como su sirviente!」

Novis me llamó “Viejo”. Mi mano se estremeció a mi lado, estaba a punto de enseñarle a este niño una lección.

Hic… ¿En serio me veo tan viejo con unas cuantas manchas de tierra en mi rostro que usé para este disfraz de sirviente?

「¡Lo lamento, viejo débil! ¡Al contrario de los de tu tipo, quiero hacerme más fuerte!」

Luego, él tomó mi camisa fuertemente.

「¿Pero qué…?」

「Al final, sólo te volviste su sirviente para escarmenar el favor del héroe de la luz, ¡¿no es así!? Eso es tan claro como el agua. ¡Pues tampoco traes una espada contigo!」

Honestamente, estaba hirviendo de la ira, había tanto que quería contestarle en esta situación. No era nada menos que un milagro que yo fuera capaz de mantener mi boca cerrada.

Para empezar, no era como si yo quería seguir a Shirone y su compañía. No quería ayudarles en primer lugar pero me forzaron a venir.

¿¡Por qué demonios este tipo me está acusando de la nada?!

Mi corazón se sintió pesado y una emoción oscura amenazaba a apoderarse de mi corazón.

「¡Detente ahí! ¡Qué crees que le estás haciendo a Kuroki!」

「¡¡Shirone-sama!! Desafortunadamente, estoy muy familiarizado con este tipo de persona. ¡Ya he visto a demasiados así! Este es del tipo que hará todo para escarmenar a las personas poderosas para ganar su favor. ¡Su única ambición es usar la autoridad de los poderosos para su propio beneficio!」

Novis era ruidoso y firme, forzando a Shirone de aceptar su ímpetu, inventando su razonamiento.

¿En serio… en serio daba ese tipo de impresión? Después de escuchar su opinión en cómo parecía ante otros, estaba asombrado.

De algún modo, me las arreglé para mantener este sentimiento oscuro, tomé control y lo bloqueé en mi pecho. Mi garganta se siente dura, como si el esfuerzo de retener el sentimiento me sofocaba.

Estuvo cerca.

Sentí como si los grilletes de mi emoción, mi autocontrol se hubiera roto debido a ese extraño té que Kuna me hizo.

En este caso, era más bien una explosión de ira en lugar de lujuria.

「P-… Por favor… Para.」

Tartamudeé lamentablemente, mi voz rogando mientras llamaba a ambos.

Quería detener el arrebato que seguramente resultaría en la acumulación de estos sentimientos.

Cerré forzosamente esas emociones oscuras que se desbordaban de mi corazón.

「¡No te preocupes, Shirone-sama! ¡Permíteme castigar a este viejo de mierda!」

Novis dirigió su puño contra mí.

Muy lento. Aunque esquivar su ataque era pan comido, dejé que me golpeara a propósito.

Su puño chocó directamente con mi rostro. Olvida el dolor, el impacto no pareció ser lo suficiente para hacerme tambalear.

Y para sincronizar con su golpe, me dejé caer de una manera desagradable. Permaneció en el suelo sin moverme, haciéndome el muerto.

「¡Aprende de esta lección y no te atrevas a acercarte a Shirone-sama de nuevo! Bueno, ¡entonces Shirone-sama, como me he hecho cargo de esa peste hágame su sirviente!」

Presumió Novis.

Cuando abrí un poco mis ojos para dar un vistazo, Novis tenía una sonrisa cegadora como si hubiera hecho un acto heroico.

「¿De qué estás hablando… Acaso crees que te elogiaré luego de que acusaras insensatamente a Kuroki?」

El tono de Shirone tembló de ira.

El ambiente dentro de la sala cambió instantáneamente.

Un par de alas surgió de la espalda de Shirone.

Mientras que sus alas batían, el poder que emitían hizo que el aire de la sala temblara.

「U-Uhm… ¿Shirone-sama?」

Novis llamó ansiosamente a Shirone.

Parece que se dio cuenta que hizo enfurecer a Shirone.

Ha pasado un tiempo desde que vi a Shirone tan enojada.

「¿Ahora ya… te has calmado un poco?」

Vi que la mano de Shirone se retrajo, sus dedos se envolvieron firmemente en el pomo de su espada.

「¡¡¡HIIIIIIIIII!!!」

Los Peleadores de la Libertad estaban causando un alboroto.

「¡¡Por favor Shirone-sama! ¡Espera! ¡No lo mates por favor!」

Kaya, quien permaneció atrás hasta ahora, bloqueó inmediatamente el paso de Shirone.

「¡Cálmate, Shirone-san!」

Kyouka también estaba participando en el esfuerzo de restringirla y tomó el brazo de Shirone con toda su fuerza.

「¡Todos! ¡Por favor detengan a Shirone-sama!!!」

Cuando uno de los sacerdotes que estaban al lado de Rena dio esa orden, los demás rodearon a Shirone inmediatamente.

「¿¡A qué esperan ustedes?! ¡¡Váyanse de aquí inmediatamente!」

Kaya le gritó a los peleadores de la libertad.

Todos los peleadores de la libertad se fueron a la velocidad de la luz. Corrieron como si sus vidas dependían de ello, lo cual para ser exactos… era así. Sólo restaba Novis, quieto como una estatua, una expresión atónita en su rostro.

「Novis, ¡¿a qué rayos esperas?! ¡¡Ya vámonos!! ¡Por favor perdone sus acciones, Shirone-sama! ¡Me aseguraré de regañar a fondo a este idiota después!」

La mujer llamada Shizufae regresó a donde Novis estaba parado congelado y lo arrastró a la fuerza junto con ella para salir de la sala.

Aunque sólo podía ver su espalda desde mi punto de vista, era claro que Shirone estaba extremadamente molesta.

「¿Estás bien, Kuroki?」

Alguien dijo mi nombre en un tono amable.

Cuando abrí mis ojos, vi que Rena había venido a mi lado.

Y después, sentí algo suave en mi nuca.

「¿Eh? ¿R… Rena?」

Mi cabeza estaba acomodada en el muslo de Rena.

Aunque su cara estaba oculta bajo su capucha, casi podía sentir su sonrisa mientras me miraba.

Aún podía oír la conmoción apagada cuando los sacerdotes que rodeaban a Rena se conglomeraron para contener a una Shirone furiosa. En una gran ola, la arrastraron lejos, hasta que todo lo que pude oír fue el sonido de pasos que se desvanecían.

La clara voz de Rena emanó por encima de mí mientras ella acariciaba lentamente mi cabello.

「Lo lamento tanto Kuroki. Todo esto sucedió porque tuvimos que ocultar tu identidad…」

「No te preocupes… No es como si él puede lastimarme…」

Como dije antes, los poderes de Novis no eran lo suficientemente fuertes como para dejar rastro. Él no era más peligroso que un insecto molesto. La razón por la que me contuve de atacarlo en represalia no era por el bien de Rena. Más bien, estaba seguro de que una vez liberado, mi ira habría sido tan incontrolable como los tsunami que golpean seguido las costas japonesas. Mis acciones no eran realmente dignas de la inmensa gratitud de Rena.

「Además, ¿no quisieras que te cuide hasta que te sientas mejor? Es rara vez que todos los ojos no están sobre nosotros.」

Mientras estaba acurrucado en los brazos de Rena, podía sentir que todo su cuerpo temblaba mientras ella hablaba.

Como los seguidores de Rena se habían reunido para detener el desenfreno inminente de Shirone, todo estaba callado. Estábamos en nuestro propio mundo pacífico.

Mi mundo se redujo a Rena en ese momento. La gentil fragancia floral que ella emitía, la calidez de sus brazos y la suavidad de su abrazo. La parte izquierda de mi rostro estaba literalmente enterrada en su pecho increíblemente suave.

La sensación era tan divina que admití para mí mismo que en realidad no era tan malo. ¡Al diablo! Lo valía. Básicamente me encontraba en el séptimo cielo.

El abrazo de Rena detuvo el fuego negro que quemaba en mi corazón.

Cuando estaba vigilando pacíficamente al resto del grupo, vi que Shirone aún seguía persiguiendo a ese irritante peleador de la libertad antes de que Kaya la detuviera a tiempo.

Bueno entonces, ¿qué debería hacer ahora? Comencé a realizar un plan para ayudar a los hombres lagarto mientras disfrutaba la comodidad del pecho suave de Rena.

Peleadora de la Libertad, Shizufae

Nos reunimos en una tienda cercana después de dejar el templo de Ishtar.

Esta bulliciosa tienda era un famoso restaurante manejado por una antigua prostituta. Era popular entre las mujeres del templo de Ishtar por sus bebidas satisfactorias, entradas deliciosas y una estilo cursi.

De hecho, la mayoría de los trabajadores eran mujeres, Justy entre ellas.

Se les requería a los niños criados en el templo de Ishtar encontrar empleo una vez que llegaran a cierta edad. La prostitución no era su única opción, podían aprender en cualquier hilo siempre y cuando pudieran mantenerse a sí mismos.

Justy y su hermano mayor, Godan eran también parte del grupo de bienvenida para saludar a Shirone-sama quien acaba de llegar. Aunque Justy era una hermosa y alegre mujer, la alta presencia de su hermano asustaba a todos sus pretendientes. Las opciones de Justy eran limitadas pues no podía convertirse en prostituta. Eventualmente, eligió trabajar en este restaurante.

「¡Oye Novis! ¿¡Qué vas a hacer ahora que has enfurecido a Shirone-sama!?」

Esta mesa en particular era ruidosa – los clientes estaban regañando a Novis a causa de sus acciones recientes.

Era justo como Novis había dicho, en este mundo inmoral, no era raro que las personas se acercaran a figuras poderosas por motivos egoístas. Esas personas sólo les importaban cómo cosecharían los beneficios disponibles con solo estar a su lado.

De hecho, en el pasado, alguien se acercó a Novis por esa misma razón.

Esa persona se metió de lleno dentro del círculo social de Novis. Ante sus palabras forzosas, Novis estaba indefenso, se volvieron camaradas.

Esa persona comenzó a fanfarronear, agitando su amistad con el Héroe del Fuego para obtener múltiples ventajas.

A primera vista, este tipo de persona es molesta pero inofensiva. Sin embargo, tienen el potencial de causar un montón de problemas. Así que era razonable que fuéramos cautelosas ya que no podíamos discernir los motivos y carácter de un individuo fácilmente.

La persona que recibió el puñetazo de Novis era de buen rostro. Por ello entendí la razón por la que acompañaba a Shirone-sama.

De acuerdo con las creencias de Novis, la mayoría de los hombres guapos eran imbéciles. Puede que el sirviente sea uno de ellos. Después de todo, es alguien que estaba intentando utilizar su cercanía y la fama del Héroe de la Luz para su propio beneficio. Sí, seguramente Novis no golpearía a nadie sin una explicación decente – el sirviente debe ser ese tipo de persona. No obstante, esa no es una razón suficiente para su comportamiento violento.

Mientras que Novis se sentaba inexpresivo, lucía como el cascarón de un hombre. Era como si su alma ya había dejado su cuerpo. Viéndolo no dar respuesta a la ola sin fin de reclamos de los demás, hizo que me preocupara a pesar de mi enojo.

Supongo que recibir la ira asesina de Shirone-sama fue un golpe fuerte para él. Parecía enormemente perturbado por el grado de la ira de Shirone-sama. Si no la hubieran contenido, ella lo habría matado. Eso quedó claro para todos los que lo presenciaron.

Pero sería problemático si no vuelve en sí pronto.

「¿¡Hola, Novis!?」

Lo agité desde sus hombros.

「Oh, eres tú Shizufae huh…」

「No es “Oh”, idiota… Dios, ya recupérate.」

En verdad quería que ya volviera a pensar de nuevo.

「Además, esa fue una increíble muestra de ira… Digo, el extenso de su emoción cuando ella desenvainó su espada fue lo suficiente para sacudir el auditorio. Como pensé, en verdad tengo que convertirme en su discípulo.」

Dijo Novis entre risas.

Qué dolor en el trasero, este idiota… claramente no aprendió de su error.

Ojeé a Novis con una expresión exasperada pegada en mi cara. Novis es el epítome del narcisismo. A este punto, no me sorprendería si él pensara que es el centro del mundo.

「Espera un minuto, ¿así que no dejarás esa idea tonta de volverte su estudiante? Reflexiona tus acciones, claramente enfureciste a Shirone-sama.」

Ya tenía suficiente. Completamente cansada de este idiota, no me molesté en medir mis palabras.

「¿De qué rayos hablas, Shizufae? ¡Aún no me rindo!」

Novis alzó su puño con una enorme sonrisa en su rostro mientras sonreía.

¿Aún estaba bajo la impresión de que él no hizo mal en golpear a ese pobre hombre? En verdad era delirante si él creía que Shirone-sama lo aceptaría como su estudiante luego de su arrebato.

「Escúchame, Novis… viendo cómo reaccionó Shirone-sama, no creo que el sujeto al que golpeaste sea un simple sirviente.」

Keyna Onee-chan dio un buen punto.

La actitud de Shirone-sama luego de que el hombre fuera golpeado por Novis me hizo creer que no era un asunto sin importancia.

Existía la verdadera posibilidad de que él no fuera en realidad un sirviente.

「Pero pensándolo mejor. No hay hombres entre las camaradas del Héroe de la Luz, ¿verdad?」

Dijo Godan, quien estaba sentado junto a nosotras.

Después de descubrir que era en realidad el hermano mayor de Justy, hice un esfuerzo en conocerlo mejor. Al contrario de su aura intimidante, él tenía una personalidad bastante amable y gentil.

Hizo una observación válida- los miembros de la compañía del Héroe de la Luz eran ciertamente mujeres.

「¡Exactamente! ¡¡No hay manera que ese imbécil sea el camarada del Héroe de la Luz!! ¿¡Dinos Leylia, quién exactamente es ese bastardo!?」

Novis interrogó a Leylia-san.

「Ellas… Ellas nunca me dijeron acerca de ese hombre. Él apareció repentinamente de la nada y comenzó a servir a Shirone-sama. Aunque escuché que es un viejo amigo de Shirone-sama…」

Leylia-san respondió mientras agitaba lentamente su cabeza con confusión.

「Viejo amigo, eh… ¿Cuál es su relación exactamente? ¿Puede que en realidad sean amantes?」

Madi pio brillantemente, sonriendo de oreja a oreja.

「No, eso es imposible, Madi. Pues Shirone-sama es una de las amantes de Reiji-sama.」

Derribé inmediatamente la suposición de Madi.

Estaba segura de que todas las mujeres alrededor de Reiji-sama eran sus amantes.

「Puede que no sean amantes pero no tengo duda de que él sea una persona especial para Shirone-sama. Estoy segura de que es un preciado amigo para ella. ¿No deberías ir a disculparte con ese hombre, Novis ?」

「Eh, ¿por qué debería disculparme con él, Nora-san?」

Novis preguntó extrañado mientras inclinaba su cabeza confundido. En verdad parecía que él no creía que había cometido algo malo.

Novis siempre ha sido así desde hace mucho tiempo, un hombre egoísta que simplemente no le importaba sus alrededores.

Realmente odiaba este lado de Novis.

En verdad es amable con las chicas, recorrería cualquier distancia y superaría todo tipo de peligro simplemente para proteger a una damisela en apuros.

Esa era la razón por la que muchas chicas, incluyendo a Justy, amaban a Novis.

No obstante, no creo que Shirone-sama caiga ante Novis. Lo que quiero decir, con Reiji-sama a su lado, ¿por qué miraría a Novis, cuya fuerza palidecía en comparación?

「Haa, a este paso no creo que Shirone-sama te enseñe con la espada, ¿qué harías entonces?」

Le dije con una mirada fulminante. Absorbido en él mismo como siempre, no me sorprendería si no estuviera consciente de mi mirada asesina.

「No te preocupes Shizufae. No puedo imaginármela tan furiosa por un mero sirviente. De hecho, esa muestra de fuerza puede que incluso cambie su opinión de mí. Sí, estoy seguro que luego de atestiguar mi fuerza impresionante, ella cambiará de parecer.」

Novis continuó divagando, con la cabeza en lo más alto de las nubes.

「Lo dudo…」

Estaba perpleja, inclinando mi cabeza confundida. Reflexionándolo por un momento, arrugando mis cejas pensado profundamente. O sea, Shirone-sama parecía estar lista para matarlo ahí.

Más importante, no creo que sus acciones puedan ser excusadas incluso si quien lastimó fuera en realidad, un simple sirviente.

「¿Quieres ser reconocido? ¿Deberíamos empezar eliminando a los hombres lagarto?」

Una voz misteriosa intervino de repente.

Al girar a la fuente de la voz, vi a dos hombres sentados en la banca a nuestro lado.

¿Cuándo llegaron? Estaba tan absorbida en la conversación al punto en que ni siquiera noté la llegada de un tercer grupo.

La voz profunda y melódica le pertenecía a un hombre alto con un cabello color chai. Con una cicatriz recorriendo una de sus mejillas sólo aumentaba el ambiente salvaje que le rodeaba.

Juzgando por el arco en su espalda y la espada en su cintura, probablemente era un peleador de la libertad de una tierra lejana. Su acompañante era un hombre andrógino con un cabello azul cielo. También tenía una lanza atada a su espalda, parecían ser compañeros.

「Bueno, mira lo que nos trajo el viento. ¿Qué acabas de decir ahora, Zefa?」

Keyna Onee-chan esbozó mientras se levantaba lentamente, mirándolo todo ese rato.

「Qué onda, ha pasado un tiempo, ¿no es así Keyna?」

Dijo el hombre mientras se giraba para dirigirse a ella.

Hmm… Zefa. Ese nombre me parecía conocido.

Espera, Zefa… el Héroe del Viento, ¿ese Zefa? Es el excompañero de Keyna Onee-chan.

Keyna Onee-chan siempre se quejaba de su ojo vago. Aparentemente, él era un conocido casanova y mujeriego, al punto en que era visto con una nueva mujer cada semana. Básicamente, Keyna no tenía nada bueno que decir de él.

「Qué onda, mis nalgas. ¿Cómo te encuentras? Escuché que los centauros patearon tu trasero.」

Hablando de ello, escuché que él fue gravemente herido por su reciente intento de subyugar a los centauros. ¿Ya se ha curado?

「Oh por favor, perdóname. No me recuerdes eso, Keyna…」

Zefa se tornó sombrío al escuchar las palabras de Keyna Onee-chan.

「Ahora que lo pienso, ¿qué les pasó a esas mujeres que retozaban sobre ti 24/7?」

「…」

Al escuchar su búsqueda por respuesta, Zefa desvió su mirada, indispuesto a responder a su pregunta.

「Ya veo… BWAJAJAJAJA, ¡ASÍ QUE TE DEJARON LUEGO DE QUE PERDIERAS CONTRA ESOS CENTAUROS! ¡¡PARA QUE APRENDAS!! Por una vez en tu vida, aprende de tus errores y sé prudente. Deja de jugar con el corazón de las mujeres.」

Keyna Onee-chan estaba riéndose como una bruja.

Zefa lucía molesto por su risa.

Parece que no se han reconciliado por completo, definitivamente era muy lejano de cómo su relación solía ser. Zefa y Keyna Onee-chan solían ser compañeros de armas antes de volverse en peleadores de la libertad. Trabajaron juntos como un motor bien aceitado, años de experiencia les permitía moverse al unísono. Solían entrar a las profundidades del laberinto juntos. Era casi legendario, susurros callados de sus historias eran dichas entre los nuevos reclutas.

「Ya no lo molestes, Keyna Onee-chan, ¿y este caballero de aquí es?」

Colé una breve mirada al hombre sentándose junto a Zefa.

「Soy el Héroe del Agua, Nephim. Es un honor conocerla, mademoiselle.」

Luego de completar su saludo, él bajó agraciadamente una rodilla y tomó mi mano.

「¿¡QUÉ!?」

Novis soltó un chillido sorprendido mientras que Nephim tomaba gentilmente mi mano.

El Héroe del Agua, Nephim. Escuché acerca de él antes. Él solía ser un famoso peleador de la libertad en la ensenada, al oeste de Seird.

「¿Eres el Héroe del Agua, Nephim-sama? ¿Es cierto que fuiste derrotado por hombres pez?」

Cuando le pregunté eso, Nephim soltó de repente un gimoteo de frustración.

「Kekeke.」

Novis, puedo escucha~rte soltar risitas.

「Jajaja… En verdad eres impiadosa, mademoiselle.」

La voz de Nephim había perdido todo su brillo mientras dejaba que mi mano se deslizara de su flojo agarre. Su risa parecía artificial y su sonrisa no parecía alcanzar sus ojos.

「Así que… ¿qué asuntos tienen los Héroes del Agua y Viento con nosotros?」

Una voz explosiva resonó a través de la habitación mientras que todos giramos para mirar a Godan. quien estaba inclinándose contra el marco de la puerta. Una expresión de cautela era evidente en la caída de su boca y el surco de su frente.

Por lo que me pregunté. “Nosotros… ¿también te refieres a nuestro grupo?”

「¿Eres Godan? ¿El Héroe de la Tierra? Por favor ayúdanos a eliminar a los hombres lagarto.」

Zefa preguntó jovialmente, rompiendo en una risita luego de vociferar su comentario.

「¿Exterminar a los hombres lagarto? ¿Qué planeas exactamente, Zefa?」

「Es simple, Keyna. Por lo que he visto, está claro de que las cosas no terminarán aquí.」

Zefa caminó de un lado a otro, con la frustración irradiando con cada movimiento que daba como si fuera demasiado ser contenido dentro de él mismo.

「Lo sé, por supuesto no se vería bien si una persona galardonada con el título de ‘héroe’ fuera derrotada tan fácilmente.」

Keyna Onee-chan dijo mientras asentía entendiendo.

Zefa y Nephim habían caído del favor público tan rápido como una estrella fugaz. Fueron vistos como fallos incompetentes por la población en general luego de su misión fallida, la cual ellos no pudieron arreglárselas en eliminar a sus objetivos.

¿Así que querían limpiar sus nombres?

「¡Si! ¡Tenemos que recuperar nuestro honor perdido!」

Nephim afirmó su comentario cuando hizo que su puño chocara con toda su fuerza contra la mesa.

Mi mano vaciló al escuchar su confiado reclamo.

¿Recuperar su honor? ¿Cómo rayos van a hacer eso?

Asumí que alguien refutaría esta idea ridícula. Pero para mi sorpresa, nadie interrumpió, y Zefa continuó explicando su idea temeraria.

「¡Es cierto! Escuché que la Doncella de la Espada acaba de llegar a esta ciudad, ¿verdad? ¡Derrotemos a esos hombres lagarto antes que ella y restauremos nuestro honor!」

Zefa declaró entusiasmadamente. En su esperanza de recuperar su honor, él parecía un poco equivocado.

「Oh, ahora ya veo. Están apresurados porque temen que perderán su oportunidad si Shirone-sama elimina a esos hombres lagarto antes que ustedes.」

Keyna Onee-chan reflexionó mientras rascaba su trasero.

Su actos impropios de dama me preocupaban. Iba contra las enseñanzas de Faeria-sama descaradamente.

「Exactamente, Keyna. Antes de venir aquí, escuché de la sacerdotisa del templo de Ishtar que la Doncella de la Espada vendría aquí para exterminar inmediatamente a esos hombres lagarto. Aunque confío en que pueda derrotarlos por mi cuenta, no vendría mal tener refuerzos. Es por eso que pienso que los cuatro héroes deberíamos trabajar juntos.」

「¿Es por eso que estaban pidiendo nuestra ayuda?」

「Correcto, Novis. Escuché que quieres tener la aprobación de la Doncella de la Espada. Tu título como el Héroe del Fuego claramente no es suficiente, necesitas en verdad mostrar tu fuerza. Necesitas dar más esfuerzo para ganar su respeto. Únetenos. No podemos dejar que el Héroe de la Luz siempre sea el centro de atención y que nos deje a un lado, ¿verdad? También somos héroes poderosos en nuestro propio derecho. Bueno, ¿qué es lo que piensas, no es una manera apropiada para recuperar tu honor?」

El discurso de Zefa fue elocuente y apelaba a la envidia y ego de Novis.

「Definitivamente. También quiero recuperar mi honor y reestablecer mi posición. Este tipo de oportunidad para demostrar mi utilidad a Shirone-sama sucede rara vez. ¡Estoy dentro, déjenme unirme a ustedes!」

En su prisa, Novis se levantó de su asiento tan rápido que casi lo hacía caer. La idea de Zefa parece haber traído un renovado sentido de vigor dentro de él.

「Héroe de la Tierra, goda, te unirás a nuestra misión también, ¿verdad?」

Godan asintió inmediatamente.

「Genial. Esos hombres lagartos se están convirtiendo en un verdadero problema para la asociación. De cualquier modo en que pueda ayudar, está bien para mí. Déjenme unirme a su misión.」

Godan también fue llevado por el mal camino.

Miré alrededor. Keyna Onee-chan, Madi y Leylia mostraban diferentes grados de frustración en sus caras. Keyna Onee-chan estaba apretando los dientes, intentando no maldecir mientras que Madi apretaba el puente de su nariz y suspiraba profundamente. Leylia masajeaba sus sienes cansadamente. Estábamos sufriendo de planes tan tontos. Tanto que ninguna de nosotras estaba impactada al ver la cadena de eventos. Estábamos decepcionadas mas no sorprendidas.

Entonces los cuatro héroes gritaron.「¡¡POR HONOR!!」

Pude sentir que un dolor se abría paso mientras ellos celebraban.

「Continuaremos la reunión mañana. Después de todo, ya es tarde. Todos deberían descansar bien y volveremos a reunirnos aquí de nuevo en la mañana. ¿De acuerdo?」

Los otros tres héroes asintieron a la decisión de Zefa.

「Ya está decidido. Shizufae, Keyna Onee-chan, ¡vamos a exterminar a esos hombres lagarto mañana!」

Novis pio alegremente, con una brillante sonrisa en su rostro mientras veía a Keyna y a mí.

Espera un minuto…

「¿También… Nosotras?」

Sin permiso, las palabras salieron de mi boca antes de que liberara una cadena de maldiciones bajo mi aliento. Bueno, creo que alguien tiene que de algún modo mantener con vida a este y idiota y a sus nuevos amigos.

Caballero Oscuro, Kuroki

「Nos retiraremos entonces, Doncella de la Espada. No dude en llamarnos si necesita algo.」

La mujer llamada Alanta se retiró, cerrando la puerta con un ruido sordo.

Alanta era en realidad la esposa de Tormalkis- el que preparó nuestro alojamiento en esta posada. Como Tormalkis era el proveedor del templo de Rena, Alanta había dado acceso al templo.

Luego de que quedara “inconsciente” debido al asalto de Novis, me trajeron a este lugar. La habitación que me habían preparado superaba mis expectativas. Era más espaciosa que una habitación normal de un sirviente. Cambié ligeramente en la cama doble. Regena fue quien había preparado esta habitación para mí. Parecía que estaba dando lo mejor que podía, por mi bien.

Rena ahuyentó a su sacerdotisa ya que ella quería discutir algo. La sacerdotisa reprobaba claramente mi presencia pero no pudo decir nada ante la orden de Rena. Las cinco, Shirone, Kaya, Kyouka, Rena y Regena se reunieron donde yo yacía en cama en una formación de semicírculo.

「Puedes abrir tus ojos, Kuroki, es seguro.」

Me levanté sin esfuerzo cuando escuché la voz de Shirone. Mi cabeza se relajó mientras suspiraba, inclinándome casualmente contra la fuerte cabecera de roble.

「Ser un sirviente sí que es difícil…」

「En ese caso, no te disfraces. Especialmente como un sirviente, por todo lo bueno. No podemos decirle que eres un nuevo camarada y que te acabas de unir a nuestro grupo.」

Shirone exclamó con fuego en su voz.

Supongo que seguía agitada al respecto con los eventos del día. Estaba enojada por mi bien, por recibir tal trato terrible e injustificado.

Observé su actitud diferentemente. Nunca reconocí a Shirone o a alguna de sus miembros de su compañía como mis camaradas. Al final, era la decisión de Reiji la que importaba. Tenía la sensación de que Reiji no me aceptaría. En lugar de ser tratado como un camarada y parte del grupo, lo más seguro es que terminaría siendo rechazado mientras que el grupo seguiría el ejemplo de Reiji.

「Eso haría que luciera mucho más conspicuo… algunas personas pueden ir tan lejos como para verificar mis antecedentes.」

Pero rechacé su sugerencia.

¿Eh?

La cara de Shirone había caído y juzgando por la mueca en sus labios, estaba insatisfecha con mi respuesta.

「Tiene razón, Shirone. Kuroki debería permanecer encubierto por mi bien. Además, no sólo este disfraz es la cubierta más creíble que pudimos idear pero también, en primer lugar, fue idea de Kuroki.」

Rena añadió con una sonrisa gentil, su cara reluce con felicidad.

Ciertamente, toda la motivación detrás de la estrategia de ocultar mi verdadera identidad era por el bien de Rena. Esperaba hacerla sentir por lo menos lo más mínimo en deuda conmigo. Ese era mi verdadero objetivo junto con este viaje. Todo estaba planeado. Si podía cumplir mi misión exitosamente, podría evitar conflictos futuros. Pues, siempre que Rena dejara la idea de matar a Modes, no tendría que destruir a Reiji una vez que nos viéramos en el campo de batalla. Estaba seguro de que ese encuentro acabaría en una pelea a muerte. Sin saber si Reiji sobreviva o yo. Aunque no hay manera que pierda, aún no es mi hora.

「Oye, Kuroki… parece que te estás llevando bastante bien con Rena, ¿no crees?」

Shirone cambió la mirada para observarme con desdén, sus ojos ardían con una ira apenas suprimida.

Siendo honesto, incluso yo no tengo idea de cómo llegamos a este punto.

Su actitud hacia a mí puede que haya cambiado luego de que yo aceptara salvar a Reiji. Ya que, ciertamente no podía pensar en ninguna otra razón más que esa.

「Dejemos eso a un lado por ahora. ¿Deberíamos comenzar con la discusión acerca del curso de acción que tomaremos con respecto a los hombres lagarto?」

「Parece que deliberadamente intentaste cambiar el tema de conversación, pero de acuerdo… cambiaremos de tema. ¿Qué crees que deberíamos hacer acerca del problema de los hombres lagarto?」

「Si es posible, por favor detengan la exterminación.」

Salté justo al centro del asunto, sin ni una pizca de duda. No tenía sentido desperdiciar el tiempo. Esta sería la mejor manera de expresar claramente mis pensamientos a todas. Además, conocía a Shirone, era la mejor manera de ser directo con ella.

Shirone echó su cabeza hacia atrás en sorpresa cuando escuchó lo que dije.

「¿De los hombres lagarto? ¿Por qué?」

「Fueron convertidos en esclavos para luchar en la arena… ¿por qué? ¿Todo por el bien de servir como entretenimiento para los humanos? Es una práctica inmoral y asquerosa. Es por eso que no puedo aceptar la idea de exterminarlos. ¿No puedes considerar otras opciones primero, antes de recurrir a actos extremos como la violencia? Dame la oportunidad de hablar con ellos, persuadirlos de abrir de algún modo el camino que lleve al laberinto para nosotros.」

Respiré hondo luego de mi pequeño discurso, no sólo recuperando el aliento pero también calmándome a mí mismo.

「Ya veo…  ¡qué alivio! Pareces ser el mismo de siempre, me alegra.」

Por alguna inexplicable razón, Shirone parece estar aliviada y ligera, como si le hubieran quitado un peso de encima de sus pequeños hombros al escuchar mi arenga.

「Kuroki-san, eres en verdad una persona amable. ¿No es así?」

En completo contraste a la mirada de Kyouka la cual estaba rebosante de admiración, Kaya me envió una mirada penetrante desde el costado de Kyouka. Sus ojos me miraron con una intensidad indescifrable, sin traicionar sus pensamientos. Por primera vez en mi vida, creí que si las miradas mataran… Seguramente ya estaría muerto.

「Kuroki-sama, no estás mirando al panorama completo. Es innegable el hecho de que los hombres lagartos eran hostiles hacia los humanos desde un inicio. Sin embargo, recientemente se han vuelto todavía más. Aunque esta situación pueda ser resuelta sin problemas, la cuestión en general no. ¿En serio vas a proteger a los hombres lagarto que imponen una gran amenaza a los que residen aquí?」

Como siempre, Kaya tenía razón.

Por supuesto, si dejo libres a esos hombres lagarto en el laberinto, podrían atacar a los humanos, haciendo peligrar al pueblo y a la frágil paz. Si ese era el hilo de eventos que sucedería en el futuro, eventualmente alguien será llamado para eliminar a los hombres lagarto.

「Poniendo a un lado esa posibilidad por ahora, quiero que retengan su plan de acción… aún si es justo por ahora, no los exterminen.」

Miré tercamente a los ojos profundos de Kaya mientras respondía, sin sentir ni una pizca de culpa al sostener mi punto. Mis motivaciones eran claras, yo soy el Caballero Oscuro, para empezar, nunca fui un aliado de la humanidad. Por ello, salvar las vidas de los hombres lagarto era prioridad para mí. No había nada de malo con ello dada mi posición. Nunca intenté ocultar mis puntos de vista y posición en estos asuntos de los demás.

「Ya veo. No obstante…」

「Por favor espera un minuto, Kaya!!」

Kyouka nos interrumpió súbitamente.

「Milady…」

「Kuroki-san es alguien que grácilmente aceptó ayudarnos a salvar a mi hermano mayor. Él es nuestro invitado, bajo estas circunstancias, definitivamente pienso que deberíamos priorizar su opinión en este asunto.」

「También estoy de acuerdo con Kyouka. Por favor Kaya-san, permite que Kuroki haga esto.」

Shirone también se interpuso antes de que Kaya pudiera rehusarse. Ante las persistentes súplicas, Kaya finalmente cedió. Miró al cielo, inhalando profundamente, con su pecho inflándose antes de exhalar lentamente y girar para encararme.

「Si ambos creen fervientemente en esta acción en particular, no hay nada más que yo pueda decir al respecto… mis disculpas por interrumpir, Kuroki-sama.」

Kaya se inclinó ante mí.

「No… tus preocupaciones son justificadas.」

El procesamiento de pensamiento y acercamiento de Kaya estaban justificadas por su posición como una miembro de este grupo y camarada del Héroe de la Luz. Era su deber cuidar de los humanos y trabajar para el avance de la humanidad, aún si fuera a costa de otras especies de criaturas. Exterminar a los hombres lagarto sería ciertamente la acción correcta para llevar a cabo, ya que estos son hostiles hacia los humanos.

Si alguien no se hacía responsable de eliminar a los hombres lagarto, era posible que más gente acabaría terminando como víctimas.

「Puede que no lo hayan notado, pero ya es bastante tarde. Convenzámoslos mañana, ¿sí? Por favor disfruten de su cena esta noche en compañía de Shirone. ¿Ya preparaste su cena, Regena-san?」

En la última pregunta que hizo, Kaya le dijo a Regena quien estaba a un paso de ella.

「¡Sí, ciertamente! Ya se han puesto en orden los preparativos. Es una selección de los alimentos favoritos del Maestro Kuroki. Hice la mayoría con algo de ayuda de las sacerdotisas. Espero que lo que te preparé sea de tu agrado, Maestro Kuroki.」

Regena se dirigió a mí después se giró para verme.

「Aunque cenar con un sirviente puede que sea extraño desde otra perspectiva, hace que llame más la atención… de acuerdo, lo dejaré pasar esta vez, cenemos juntos.」

Dada la opción, realmente no quería destacar tanto. Sin embargo, podía decir que Regena había hecho un gran esfuerzo en hacer este alimento. También intentó encontrar toda mi comida favorita e imitarla lo mejor que ella podía. Por respeto a su consideración, acepté.

「Ha pasado tanto tiempo desde que comimos juntos, Kuroki. Hay muchas cosas de qué hablar, ¿verdad?」

La cara de Shirone se había iluminado notablemente. En su propio modo, esto era lo más feliz que la había visto en este viaje. Qué infantil. Bueno, no haría daño cenar con ella, siempre y cuando pudiera hacer que fuera feliz, haría lo que sea para hacerla feliz si fuera posible.

Ignorando las conversaciones a mi alrededor, reflexioné acerca de lo que necesitaba lograr mañana. Dejaría el asunto de persuadir a los hombres lagarto hasta que llegara el mañana. Si estos hombres lagarto eran como los que residían en Nargol, probablemente sería capaz de convencerlos.

Diosa de las Arañas, Atlankua

Los sonidos más ligeros hacían eco en la cueva. El más mínimo susurro de arrastre entre las rocas era la única señal traicionera de que algo se movía bajo la cubierta de la oscuridad. Estas criaturas eran conocidas para todos como Arachne, cada una de las chicas servía como mi vasalla.

La raza Arachne consistía únicamente de mujeres. Aunque su mitad superior se asemejaba a la de una hermosa mujer humana, desde la cintura hacia abajo tomaban la forma de una araña. Se mezclaban entre los humanos, cambiando su apariencia para vivir en el sórdido bajo vientre de la Ciudad de la Libertad, Teseshia.

Nadie podría haber sospechado que estas chicas que vivían a su lado no eran humanas, que eran monstruos entre ellos…

La furia emergió de mi pecho cuando recordé el suceso que tomó lugar antes. Desde las sombras, la miré. La mujer que acompañaba a la camarada del Héroe de la Luz. No había ni un gramo de duda en mi mente, esa mujer tenía que ser Rena. Aunque vino disfrazada, ocultar su apariencia radiante en un a capa gruesa y oscura, era tan claro como el día. No importaba qué tanto intentara ocultar su identidad, sabía que era ella en cuanto vi su figura.

Nunca habría imaginado que Rena, la diosa, en realidad vendría para rescatar personalmente al Héroe de la Luz.

De acuerdo con el protocolo, debería informar este asunto inesperado a Labrys. No obstante, me sentí extremadamente dudosa. Tiró de mi mente persistentemente como una molesta peste. Veamos, realmente quería matar a esa mujer con mis propias manos. El fuego de la venganza que se había apagado se reavivó en cuanto recordé el incidente que tomó lugar en el pasado, de ascuas durmientes a un fuego agresivo, hambriento. Es cierto, yo misma voy a matar a esa mujer, pero no antes de darle a Rena lo que se merece. Lo lamento Labrys… ya estoy decidida.

Continué mezclándome con la profunda oscuridad de las sombras mientras seguía espiando sus arreglos en seguridad. Al estudiar las condiciones, casi me hicieron marear. ¡Una oportunidad como esta viene cada mil años! Era una rara oportunidad cuando Rena era dejada sola sin sus valquirias. Aunque seguía siendo una tarea ardua para mí debido a la presencia de la Doncella de la Espada y el resto del grupo del Héroe de la Luz. También sería difícil si planeaba emboscarla cuando sus sacerdotisas estuvieran presentes. Tenían la ventaja de los números, no podía simplemente enfrentarme a tantos enemigos a la vez y salir victoriosa. No, tenía que acercarme a ella de algún modo. Tenía que haber una manera, no es como si no tuviera aperturas en su defensa. Y, aún si no tuviera alguna, las haría yo misma. Esto, lo juré yo misma.

Analicé toda la situación de nuevo. No debería haber alguna amenaza mayor o factores peligrosos además de la presencia del Héroe de la Luz y las sacerdotisas de su templo. Mi mirada cambió al sirviente que los acompañaba, Pfft. En base a mis observaciones, él fue noqueado por el Héroe del Fuego. Con un solo golpe. Claramente era un debilucho, alguien patético que no sería capaz de arruinar mis planes. No había necesidad de levantar mi guardia con tal perdedor. Derrotarlo será pan comido.

「Sólo espera, Rena. Tendré mi venganza, pagarás diez veces más lo que hiciste…」

Mientras que los deseos de venganza se arremolinaban en mi mente con la intensidad de un huracán, sonreí pícaramente mientras imaginaba su cuerpo sin vida quitado de su anterior belleza.