Ankoku Kishi C57

Modo nocturno

Capítulo 57: Hombre Lagarto

Caballero Oscuro, Kuroki

「Encarnación del Gran Dragón Trueno. Escucha nuestra plegaria. Nosotros, tus leales sirvientes, nos mantendremos fielmente a su solicitud.」

Los hombres lagarto dijeron al unísono mientras mostraban sus vientres como muestra de sumisión y vulnerabilidad. Su posición, con sus brazos y piernas extendidos como una estrella marina, parecía semejante al kanji [⼤]. Esa fue la vista que me recibió en cuanto entré al laberinto, justo después del amanecer. Estaba ansioso por convencer a los hombres lagarto, sería una tarea difícil y no me habría sorprendido si me hubiera tomado todo el día. Había ocho hombres lagarto, todos víctimas de la arena. Su piel escamosa tenía cicatrices que surcaban a lo largo de su cuerpo, prueba del trauma que habían sufrido en manos de los humanos. Tanta crueldad e insensibilidad, ¿todo para qué? ¿Simplemente por entretenimiento? Me asqueaba.

Naturalmente, no iba a descender directamente al laberinto sino más bien visité la porción ubicada en la superficie. ¡Eso habría sido insensato! Tuve que avanzar con precaución hasta que establecí comunicación directa y los hombres lagarto y yo estábamos teniendo una conversación pacífica. Aun así, era mejor prepararme para la peor situación que pudiera surgir, a pesar de ser el Caballero Oscuro y no un aliado de los humanos.

Vigilé mis alrededores con curiosidad, girando mi cabeza lentamente, como una serpiente en alerta. Una vez hace tiempo, mucho tiempo, este lugar solía ser la capital y el hogar de los Minotauros. Sin embargo, luego de que Modes destruyera él solo su capital, todos los Minotauros no tuvieron más opción que escapar bajo tierra, a lo más profundo del laberinto. Por ello, lo poco que quedó de la capital se convirtió en ruinas abandonadas. Incluso hoy, además de mi presencia y la de los ocho hombres lagarto, la parte del laberinto en la superficie estaba desierta. Siendo honesto, era una pena de que hubiera sido destruida ya que incluso desde las ruinas era claro que debió haber sido bastante hermosa.

El esplendor de la capital demolida seguía siendo visible en pequeños detalles. Había sido construida por el Dios Heibos y como tal superó la prueba del tiempo. Aunque esta capital había sido abandonada durante miles y miles de años, la mayoría de las ruinas todavía mostraba el contorno y el resplandor de la arquitectura. En medio de la capital, encima de una colina, yacía un templo desgastado pero glorioso. La decoración del edificio de piedra estaba hermosamente esculpida con precisión y fluidez en el implacable medio pétreo. Los grabados y las hermosas incrustaciones del templo transmitían la habilidad del artesano quien las creó. Incluso los altos techos de los domos estaban hermosamente pintados con imágenes de los Dioses. A pesar del desgaste de su viveza con el tiempo, era un testamento de la prosperidad en la era de los Minotauros cuando éstos gobernaban. Por desgracia, esa era ya había terminado hace mucho tiempo, ahora no era nada más que una reliquia, una pieza inapreciada de la historia.

Tomando mi último vistazo del extento de las ruinas desde arriba, desactivé mi magia de vuelo. Descendiendo lentamente a través del aire, como un solo pétalo vagando por la brisa, bajé por mi cuenta al centro de la capital en ruinas. Me había retirado de Shirone y el resto, quienes ahora, por fortuna, no vinieron conmigo. Aunque ella insistió en acompañarme, fui capaz de poner nuestra situación en perspectiva. Sería malo si nuestro frente en conjunto le fuera revelado a Labrys al hacer algo tan imprudente como entrar al laberinto juntos. Sería mejor si usáramos esto a nuestro favor, menos gente sabría acerca de mí, un Caballero Oscuro trabajando en conjunto con Shirone. Eso también para salvar a Reiji, de todas las personas. No, definitivamente será mejor mantener discreto el curso de acción. Además, Shirone era una aliada de la humanidad, una de sus protectoras. No había manera en que yo le pidiera a Shirone, la camarada del Héroe de la Luz, que me ayudara especialmente cuando mi meta era salvar a estos hombres lagarto.

Esto era algo que tenía que hacer por mi cuenta.

Por ende, vine a este lugar en mi forma de Caballero Oscuro.

Regena también había querido venir pero desafortunadamente, fue detenida por Shirone. Hubo un enorme alboroto anoche, sus voces alzadas viajaron hasta el final del pasillo, puntuados por un feroz cierre de puerta. Ella había iniciado una gran discusión con Shirone cuando Regena había intentado pasar la noche en mi habitación junto a mí. Ellas intercambiaron improperios dolorosos, como si fueran armas, los comentarios dolosos volaron en el momento de ira. Después de todo era una pelea de voluntades, y quien retrocediera primero admitiría la derrota. Y pareció que Shirone salió con la suya al final pues no había visto a Regena por el resto de la noche u hoy en la mañana.  Escuché que como resultado de su discusión, Regena terminó estando con Kaya. Kaya también compartió habitación con su ama, Kyouka. Aunque las habitaciones no eran para nada pequeñas, debió haber estado abarrotado compartir con otras dos personas, era frustrante la falta de privacidad. No obstante, estaba agradecido con tener la mía, lo cual permitió que planeara este encuentro en paz y con enfoque.

Llegué a este lugar en mi forma de Caballero Oscuro. Había lógica detrás de mi curso de acción, no sólo era más fuerte en esta forma, era una precaución contra situaciones inesperadas que pudieran surgir. También mostraría mi alianza con el Rey Demonio Modes y con suerte, ayudaría a que los hombres lagarto confiaran en mí.

Cuando me los encontré, rápidamente me di cuenta de que mis preocupaciones eran infundadas y en vano. Los hombres lagarto fueron muy flexibles y abiertos a mis sugerencias, aceptaron vigorosamente hacer lo que dije. Parecía como si pudieran sentir el Poder de Dragón dentro de mi cuerpo. Por ello, las negociaciones fueron satisfactorias, sin ningún rastro de problema porque, al igual que los hombres lagarto presentes en Nargol, ellos también veneraban a los Dragones.

Luego de que uno de los hombres lagarto jurara su lealtad, fue y reunió a los demás. Y así, todos los hombres lagarto estaban mostrándome sus vientres.

「Mis disculpas, sé que es inconveniente pero… tengo que pedirles a todos ustedes de retirarse de aquí por un tiempo, hasta que terminé de pelar contra el Dios malvado que yace en las profundidades de este laberinto.」

Les dije esas palabras mientras que ellos se levantaban lentamente de sus posiciones “panza arriba”.

「¿El Gran Encarnado Dragón Va A DesaFIAR aL aMo de ESte labeRINTO?」

Uno de los hombres lagarto me preguntó incrédulamente, con su voz alzándose gradualmente debido a su asombro.

「Es correcto. Es por eso que necesito que todos ustedes se vayan de aquí durante ese período de tiempo.」

Los hombres lagarto intercambiaron miradas entre ellos cuando les dije eso.

「En Ese caSO, CrEo qUe QuIzÁ pOdaMOS aYUdarLE.」

De todas las maneras en las que esta reunión pudo haber terminado, no estaba esperando esta reacción. Estaba sorprendido, la curiosidad me picó.

「¿A qué te refieres exactamente?」

「PARECE qUE eL LABErinto estÁ coneCTADO aL rÍO. POdeMOS ENtrar DESde el RÍo. ¿Es ESA inforMACiÓN ÚTil PArA SU majesTAD?」

Mi mente divagó en los pensamientos luego de escuchar la información que me revelaron los hombres lagarto. De repente, recordé el plano que recibí del Dios Heibos. Labrys había usado un lago para aprisionar a Reiji y a su compañía. Si mi memoria funciona, ese lago debería estar localizado en el quinto piso. ¿Podrá ser que el agua que suplementa al lago venía del río? El plano no mostraba la estructura alrededor del laberinto. Heibos también me dijo que el plano no sería completamente exacto ya que pudo haber cambios luego de haber sido creado y completamente debido al cambio del terreno.

Había una probabilidad muy plausible de que el Dios Heibos pudiera sacar agua del río para atender el exótico jardín interior.

Como esperaba, no había nada raro alrededor de esta región del laberinto, ya que habían sido cientos de años desde que la creación del laberinto. Durante todo ese tiempo, era raro que no hubiera cambios en el terreno de esta área. Luego de observar extrañamente este hecho, sentí la necesidad de revisar de nuevo el plano. Levanté la vista de mi profundo estudio del plano para hacer otra pregunta a los hombres lagarto.

「Por cierto, ¿hay algún método que podamos usar para entrar al laberinto desde el río?」

Los hombres lagarto agitaron sus cabezas cuando hice esa pregunta.

「HaY UnA BaRReRA InVIsibLE qUE LE da PaSo Al AGua peRO NO a nosoTROS.」

Acepté el hecho que me proveyeron y concluí que debe haber algún tipo de barrera que estaba colocada en esa área. Controlaba qué podía entrar y lo que no. La idea surgió lentamente en mi mente, como una figura descendiendo desde las profundidades de una bruma densa y blanca. ¿Quizás el quinto piso del laberinto sea una prisión? Mientras que continuaba pensando acerca de esa posibilidad, la idea pareció tomar raíz, siendo más probable con cada segundo. Pero si originalmente no era una prisión, estaba casi seguro de que había un camino en el cual podíamos escabullirnos.

Puede que sea un asunto que deba discutir con Shirone y el resto cuando regrese. Justo en cuanto reflexionaba en detalle ese asunto, sentí una vibración súbita en el aire.

「¿Qué fue… esa sensación?」

「Oh Gran Encarnado Dragón, esa es la SEñaL dE intrUSOS.」

Uno de los hombres lagarto salió del grupo. Al parecer, la superficie del laberinto estaba protegida con una poderosa barrera que al momento de ser atravesada actuaba casi como una alarma para los hombres lagarto, venían intrusos. Cuando los forasteros entraron al laberinto, el aire del mundo exterior entró junto con ellos. Se creaban pequeñas vibraciones cada vez que un grupo pequeño de intrusos venía al laberinto.

Los hombres lagarto estaban bendecidos con un agudo sentido de percepción. Era muchísimo más sensible que los sentidos que los humanos poseían por lo que podían percibir las variaciones y vibraciones más ligeras en el aire. Además de eso, tenían el don del camuflaje, podían cambiar el color de sus escamas para imitar su entorno. Ellos esperarían en silencio y con paciencia, mezclándose perfectamente con el ambiente. Estas eran las habilidades que le permitían a los hombres lagarto emboscar tan fácilmente a los crédulos invasores que entraban al laberinto.

「Ya veo…」

Luego de decir eso, miré en la dirección de los intrusos. Podría verlos con magia de clarividencia siempre y cuando ya hubieran entrado al laberinto. Fue entonces cuando los vi.

Los intrusos no eran nadie más que los peleadores de la libertad de ayer, incluyendo a Novis. Observando cuidadosamente, parecía que el número de personas en el equipo había aumentado entre ayer y ahora.

「¿Qué estarán haciendo aquí?」

La única posibilidad que sale en mi mente es que vinieron a cumplir su objetivo de exterminar a los hombres lagarto.

「Oh Gran Encarnado Dragón. ¿DEberíAMOS rePELer EsOs intrUSOS y ABANDONAR estE luGAR?」

El tono del hombre lagarto traicionaba la ira emergente bajo el calmado exterior que intentaba mantener. Fueron capturados por los humanos y convertidos en esclavos. Lo peor de todo, fueron forzados a matarse mutuamente por entretenimiento.

De acuerdo con mi investigación, algunas veces, los humanos los forzaban a pelear contra su propia raza. Por ello, podía simpatizar con estos hombres lagarto. Sí, entendía de dónde venía su ira…

Sin embargo, no sentía la misma furia abrumadora que ellos experimentaban. No había modo en que pudiera ayudarlos si querían vengarse de los humanos. Me sentí desgarrado entre ambos bandos, incapaz de hacer una decisión con las escasas y limitadas opciones que estaban disponibles para mí. Sentía que mis manos estaban atadas, tendría que ir en contra de un lado y no terminaría satisfecho.

No había dudas en mi mente, algunos se enfurecerían al observar mi indecisión que se cernía sobre mí como una tormenta, yendo tan lejos como para decir que no tengo sentido de la justicia o razón de ser. Su criticismo se extendería a hacer comentarios mordaces a cualquier bando. Sería etiquetado como ‘un humano egoísta’ o ‘el Caballero Oscuro que obedecía al Rey Demonio para mi propia ganancia’, o que mi acto de salvar a estos hombres lagarto era sólo uno de mis ‘caprichos’, un ‘capricho pasajero’.

「No, iré a saludarlos. Los sacaré de este laberinto…」

Agité mi cabeza como si eso fuera a esclarecer la tempestad de pensamientos que remolinaba en mi mente y respondí la pregunta del hombre lagarto.

「¡¡OOOH!! ¡¡¡El Gran Encarnado Dragón irá por su cuenta!!!」

Los hombres lagarto postraron sus cabezas en agradecimiento luego de escuchar mi decisión y proclamar su aprobación. Era una vista que agitaba sentimientos de conflicto en mí. Quiero decir, vine aquí con la intención de disculparme con ellos. Así que naturalmente, viéndolos me hizo sentir incómodo.

Caminé en dirección de Novis y su compañía para saludarlos. Viendo a esa molesta peste de nuevo, una idea brillante vino a mí… ¿por qué no pruebo esa magia que había aprendido recientemente? Al menos esa desgracia para la inteligencia humana Novis serviría para algo, sonreí alegremente para mí con el pensamiento de usarlo como conejillo de indias para la prueba experimental de esa técnica. Inconscientemente, no podía evitar acercarme más rápido al grupo, con mi piel picándome por la anticipación. Aunque siendo bastante franco, no tenía idea de por qué yo estaba planeando hacer esto o a quién estaba intentando proteger.

Honestamente, no tenía idea de quién sería el ganador de estos dos bandos. Por un lado, los hombres que venían junto a Novis parecían ser individuos bastante poderosos. Mientras, teníamos a los tenaces hombres lagarto que habían sobrevivido al lugar infernal mejor conocido por el público como la Arena. Ellos pelearían hasta la muerte, no teniendo nada que perder.

Afortunadamente, acosar a los héroes era un aspecto del trabajo del Caballero Oscuro. De hecho, diría que en realidad era una ventaja. Por esa misma razón, salvar el bando de los héroes iba en contra de la ética de trabajo del Caballero Oscuro. Así que por ahora estaba firmemente en el lado de los hombres lagarto. Una sonrisa pícara se asentó en mi rostro mientras me preparaba para hacer mi trabajo.

Peleadora de la Libertad, Shizufae

El tiempo pasó lentamente, la espera para que todos se reunieran fue demasiado larga, como esperar que se forme un cañón por la erosión causada por un río. En verdad se sintió como una eternidad. Fue especialmente difícil despertar a Novis de su sueño profundo porque bebió hasta tarde para celebrar la unión de los cuatro héroes, el nuevo frente que aniquilaría a sus enemigos y eliminaría a todo lo que tengan enfrente. Como siempre, él ignoró mi consejo de bajarle un poco a la bebida y dormir para prepararse para la escaramuza de hoy. Me burlé, estos tontos no aniquilarían nada. Nuestro equipo, dirigido por los cuatro héroes, fueron hacia la entrada del laberinto la cual estaba ensombrecida de manera amenazadora.

Además de esos cuatro héroes idiotas, era nuestro equipo usual consistiendo en Keyna Onee-chan, Madi, Nora-san, Leylia-san y yo.

No obstante, había una nueva adición al grupo, era Justy quien se había juntado con nosotras. Aunque no era una peleadora de la libertad, Justy era una luchadora competente.  Ella se había armado con un lucero del alba el cual fue preparado especialmente para ella por Godan, su hermano mayor.

Ese lucero del alba era tan pesado que ninguno en nuestro grupo a excepción de mí podía levantarlo. Incluso Keyna Onee-chan, la más fuerte de nosotras tuvo mucha dificultad para levantarlo. Su peso se asemejaba más al de un discus que al de un lucero del alba.

Justy, quien podía levantar fácilmente un arma tan pesada podría ser más apta en volverse en una peleadora de la libertad que yo.

Sin importar por dónde la observara, no era tan aparente que ella suele servir como sacerdotisa en uno de los templos de Ishtar. A menos de que lo supieran desde antes, nadie podría creerle. Las sacerdotisas de Ishtar-sama eran típicamente maestras de una habilidad llamada baile de batalla. Su armas a elegir eran la cimitarra, un abanico de guerra o un látigo sash hecho con fibras de hierro blando, adoptando la misma naturaleza en la presencia de un magneto. Ninguna de ellas ha sido vista usando un lucero del alba como arma principal.

Tenía sentido si lo pensabas. Después de todo, no había belleza o gracia viendo una sacerdotisa bailar mientras blande un enorme lucero del alba en el aire, siendo muy honesta, la imagen lucía aterradora. Era apta para Justy, era lo opuesto de las sacerdotisas de Ishtar quienes buscaban movimientos elegantes y practicaban una elegancia letal. Naturalmente no le diría acerca de esto, pues era una fiel devota de Ishtar.

Al despertar de mi sueño, noté que habíamos llegado al frente de la puerta que dirigía al área superior del laberinto.

「No bajen la guardia, gente.」

El Héroe del Viento, Zefa nos miró seriamente a todos mientras comentaba. En base al voto de la mayoría, lo elegimos el líder de nuestro equipo. Asentimos, reconociendo su palabra y pasamos silenciosamente las puertas. Como la vez que entramos antes al laberinto, el ambiente cambió en un instante en cuanto entramos.

Si tuviera que apuntar la diferencia comparada con antes, este lugar se hizo más callado.

Antes fuimos emboscados por goblins y cocatrices en cuanto entramos al laberinto. Pero ahora, no podía sentir su presencia de algún edificio.

「¿Cómo está la situación, héroe del viento? ¿Ya has encontrado a algún hombre lagarto? Recuerda que este lugar es bastante grande.」

Godan tenía razón, el área superficial del laberinto es realmente espacioso. Era incluso mucho más grande que Teseshia. El número de los fugados era de ocho. Buscarlos era una tarea enorme.

「No, todavía no. Parece que tenemos que esperar a que aparezcan. Todos preparen sus armas.」

Luego de decir eso, Zefa preparó la flecha en su arco, listo para dispararla en cualquier momento. El héroe del agua, Nephim también estaba preparando su lanza.

「¡¡Hey, qué significa eso!!」

Novis le preguntó a Zefa.

「No te impacientes, héroe del fuego. De acuerdo con mi investigación, usualmente esos hombres lagarto emboscaban a los peleadores de la libertad que venían a eliminarlos. Algunas veces incluso los emboscaban en cuanto entraban al laberinto. No tengo idea de cómo sabían la llegada de un intruso.」

Zefa dijo eso mientras observaba el entorno.

「Ya veo, es por eso que nos dijiste que preparáramos nuestras armas. Prepárense para la batalla.」

Preparamos nuestras armas en cuanto Keyna Onee-chan nos dijo. Desenvainé mi espada.

Y así, avanzamos mucho más en el laberinto.

Nuestra formación era; Godan como vanguardia, Madi, Nora-san y Zefa al centro, seguidos por Justy, Novis, Nephim y yo para cuidar nuestros costados, y por último Keyna Onee-chan y Leylia-san en la retaguardia.

「Me pregunto dónde vendrán a atacar…」

Madi dijo eso con ansiedad en su voz.

「Confías demasiado en tus ojos. Esos tipos cambian el color de su piel de acuerdo con sus alrededores. Es por eso que tenemos que encontrar un modo de encontrarlos con mi percepción primero y dejar que esa señorita elfa haga el resto.」

Zefa dijo eso mientras observaba a Nora-san.

「Vaya responsabilidad más grande…」

Nora-san dijo mientras preparaba su arco y flecha, lista para disparar en cualquier momento. Las orejas largas de Nora-san se movían de arriba a abajo como si no dejara algún sonido escapar de su detección.

Como elfa, Nora-san tenía el don de una percepción más aguda que cualquier otro humano. He escuchado que la percepción del héroe del viento, Zefa estaba por encima que el de un explorador común.

「¡¡Oye Zefa!! ¿¡En verdad podemos ganar esta pelea!? No será la repetición de tu vergonzosa derrota contra los centauros, ¿verdad?」

Zefa terminó gruñendo cuando Keyna Onee-chan volvió a picar su herida.

「Déjame decirte, Keyna… No estaba preparado cuando me derrotaron la última vez. En primer lugar, esos centauros eran diferentes a los centauros normales. Eran guerreros veteranos de la arena. No los juntes con tus centauros promedio. Pero ahora es diferente. Los he investigado a fondo y preparé contramedidas para cualquier situación. Además—」

Y luego Zefa miró a Novis, Godan y Nephim.

「No creo que vayamos a perder con esta formación.」

Zefa estaba sonriendo ampliamente mientras dijo eso. Los otros héroes también sonrieron junto con él. Pero sí, los cuatro eran así de asombrosos.

El título de héroe era dado al guerrero más fuerte. Y actualmente, los cuatro guerreros más fuertes estaban trabajando juntos. Tal vez, no había nadie que pudiera derrotar a este equipo salvo Reiji-sama y su equipo.

El héroe de la tierra, Godan dotado con magia defensiva y el más fuerte en términos de poder físico era nuestro tanque.

El héroe del fuego, Novis dotado con una gran maestría con la magia del fuego, derribará a nuestros enemigos con su destructiva magia de fuego.

El héroe del agua, Nephim dotado con magia de curación y de agua actuará como nuestro sanador.

El héroe del viento, Zefa dotado con una aguda percepción rivalizando con el de los elfos, encontrará a nuestros enemigos y nos dará fuego de cobertura con su orgullosa arquería.

Aunque cada uno de ellos era poderoso en su propio derecho, no había duda de que en mi mente teníamos una mejor oportunidad de enfrentarnos a demonios poderosos juntos, como equipo. Si nos cuidábamos las espaldas y procedíamos con cuidado seríamos capaces de alzarnos con la victoria en esta batalla contra los hombres lagarto. No quería ver a un compañero caer en la batalla, mi objetivo para la misión era meternos en el laberinto, exterminar a los hombres lagarto y hacer que todos regresemos seguros.

「Sería realmente bueno si ese fuera el caso pero…」

Suspirando cansadamente, Keyna Onee-chan hizo su comentario por lo bajo, apenas audible. Su comentario era depresivo e induce a la desesperación, como si le pusiera agua fría al comentario de Zefa. Retaba su liderazgo y preparación para la misión, sacudiendo ligeramente la confianza del resto de los miembros en él, aunque ninguna de nosotras permitió que la duda se mostrara en nuestras caras. Keyna era la única con tal audacia, era como si cada acción suya era para castigar a Zefa y no darle aprobación. En primer lugar, Keyna Onee-chan y yo compartíamos la misma opinión al respecto de esta misión. Su posición era la misma que la mía en el modo en que ninguna de nosotras quería participar en la exterminación de los hombres lagarto. Los que idearon toda esta idea fueron Zefa y Nephim, y por supuesto no tuvieron problemas en atar a Novis y Godan en su esquema. Sólo estábamos aquí por el paseo, y para equilibrar su estupidez.

Al parecer, hay información acerca de una jugosa recompensa con respecto a resolver la situación con los hombres lagarto. Estaba preparada y lista para ser reclamada para quien sea que pudiera eliminar completamente a esos hombres lagarto el cual era una espina en el pie de los aldeanos. Creo que estaban lo suficientemente desesperados al grado de publicar una gran recompensa. Sin embargo, la recompensa no me importa un comino, por más atractivo que les parezca a otras personas. No me dejaría llevar por la codicia, mi vida valía mucho más para mí que cualquier recompensa no importa qué tan grande sea. Al cabo, ¿cuál era el sentido de tener dinero pero no vida para gastarlo? Seh, definitivamente no es lo mío, no había manera en que arriesgara mi vida por una mísera recompensa.

Aunque participé a regañadientes pues fui forzada por Novis, en un punto de mi corazón, aún tenía esperanza.

Perder a una persona tan increíble sería devastador. Era un tesoro entre la basura y lo ordinario de este mundo, un diamante que brillaba radiantemente en la luz, Ciertamente, cuando lo conocí, el mundo pareció volverse más brillante. Como si un peso se hubiera quitado de mis hombros cansados y la vida se volvió menos complicada, como un bloqueo en el cauce de un río, todo parecía menos rígido. Naturalmente, no soy tan desvergonzada como para intentar seducirlo. No tenía ni una sola expectativa tonta en mente. Pero, al menos podía tratarlo platónicamente, ¿verdad? Eso podría permanecer bajo el radar, sólo lo admiraría sin que se dé cuenta. Él nunca lo notaría, ¿verdad? Pues al cabo, tenía muchas y muchas fans zumbando alrededor de él en cualquier oportunidad, no hay modo en que yo atraiga su atención.

「¿Puedo pedirles que se detengan ahí y regresen ahora a su hogar?」

Una voz misteriosa preguntó súbitamente, su voz hizo eco en todo el laberinto. Al escuchar esa pregunta la cual parecía más una orden mientras el tono no dejaba espacio para argumentar o para rechazarla, todos dimos vuelta sobre nuestros talones y miramos en donde se originó la voz.

Por ahí, oculto parcialmente entre las sombras, vimos a alguien vistiendo una armadura negra obsidiana semejante a la de un caballero. Parecía casi mezclarse con las sombras, usándolas como una manta caliente puesta durante el peor clima en invierno. El individuo con armadura se mantuvo regio y recto bajo las escaleras que llevaban al nivel más alto del templo.

Tal aura parecía serle apropiada, mientras que su cuerpo estaba totalmente cubierto, de la cabeza a los pies con una siniestra y amenazadora armadura negra azabache. La armadura parecía estar encantada con un tipo de magia increíble, tan poderosa que podía sentirlo incluso desde lejos. Claramente era una variedad de magia desconocida que nunca había encontrado antes, tan poderosa que podía sentirse a cientos de kilómetros. Su armadura añadida con la manta negra estigia que tenía puesta me recordaba al cielo nocturna sin estrellas de la ciudad. De hecho, parecía ser la epítome de este, prohibido y siniestro, como si toda la luz y el bien se desvanecieron de la existencia.

No pude evitar que un escalofrío recorriera mi espalda. Mis manos estaban húmedas mientras las limpiaba frenéticamente en la tela áspera de mis pantalones oscuros. Podía sentir que mi blusa se pegaba a mi espalda debido al sudor frío que se formaba lentamente, como un niño asustado oculto detrás de su madre. El sudor siguió inundando mis poros a pesar del aire fresco. En este momento, casi definitivamente me sentí como una presa y mi mente me gritaba que siguiera su orden y huyera, huyera lejos, lo más rápido posible. ¿Acaso podría salir con vida? Oh ¡¿por qué tenía que ser parte de las desgracias de estos tipos?! Sabía que esto no era una buena idea. Maldición.

Cada uno de nosotros estaba sorprendido, con grados variados de sorpresa en nuestras caras. Este encuentro era sorprendente en muchas maneras para contar.

「No puede ser… Desde cuándo tú… Y por qué no puedo sentir nada.」

Zefa emitió un gruñido gutural de frustración. Entre todos los miembros del equipo, Zefa tenía el más alto nivel en términos de detectar y rango. ¡Debería ser capaz de detectar una señal tan siniestra como este hombre antes de cualquiera de nosotros! A pesar de la distracción con la discusión en curso, una presencia tan descaradamente presagiadora debió haberlo alertado inmediatamente.

Cuando miré al resto del equipo, observé que Nora-san también estaba impactada, el mismo estupor que coloreaba el rostro de Zefa estaba en la suya.

「¿Qué rayos es eso? Aunque no pude detectar la más mínima señal de su presencia, el aire tembló en cuanto apareció frente a nosotros.」

Nora-san agitó su cabeza frenéticamente, el color desaparecía de su cara a cada momento hasta que se volvió tan pálida como un fantasma. Parecía estar lista para desplomarse en cualquier momento.

No podía criticarla del todo, me sentía exactamente igual. Estaba segura de que su apariencia era una estimación acertada de lo que la mía debe parecer también. No podía quitar mis ojos de encima de ese hombre en cuanto apareció. La presión implacable e impiadosa que se emitía de ese caballero oscuro nos aplastaba como una roca gigante. Podía sentir los latidos de mi corazón, mi sangre rugiendo en mis oídos, estábamos atrapadas.

「Qué es… esta sensación… 」

Era una sensación incómoda por decir lo menos. Era lo que imaginaba en mis peores pesadillas, como si mi mundo entero estuviera atado firmemente en la oscuridad, que ni siquiera un rayito de luz podía atravesarlo. Era asfixiante. Con la garganta apretada de terror, no tenía más opción que seguir observando al caballero, quien parecía ser el opuesto exacto de Reiji-sama. Era una existencia que podía convertir cualquier alegre día soleado en una noche oscura en cuanto lo vieras. La muerte parecía seguirle como un perro fiel.

「¿Quién eres? No hay manera en que alguien como tú sea un hombre lagarto.」

Keyna Onee-chan dio un punto muy bueno. Fue justo como dijo. Los hombres lagarto no usan armadura. Su más grande ventaja era su habilidad de derrotar a sus enemigos por sorpresa, gracias a su habilidad de camuflaje. Usar armadura lo entorpecería. Podía decir que la pregunta sonando en mi mente era una que compartían todos presentes en nuestra compañía.

¡¿Este sujeto no es un hombre lagarto así que quién rayos es este caballero?!

「¡Oye héroe del viento! ¡¡Dale un vistazo al escudo grabado en el casco de ese tipo!!」

Alzando un dedo tembloroso, Nora-san apuntó al caballero. No podía verlo claramente debido a la distancia. El grabado era un poco difícil de discernir por el oscuro metal de su casco.

「Ese no es… ¿la Cresta del Rey Demonio?」

Zefa gruñó de nuevo. Entrecerré mis ojos, intentando identificar el símbolo grabado en el caso. Un octagrama, ¿la cresta del Rey Demonio? Espera, ¿eso no lo haría uno de los seguidores del Rey Demonio Modes?

「Hablando del caballero con la cresta del Rey Demonio… Me recuerda al Legendario Caballero Oscuro de Nargol—-」

Madi murmuró ansiosamente, su voz baja y temblando apenas suprimiendo el terror. Su voz estaba ligeramente apagada pues mordía sus uñas inquietamente, agitada por la presencia inesperada del caballero y la abrumadora aura.

El Caballero Oscuro de Nargol era una existencia que era cantada seguido en las leyendas. Los desastres le seguían como…

「¡¡¡CABALLERO OSCURO O LO QUE SEA, VOY A PATEARTE EL CULO!!!」

Novis saltó al Caballero Oscuro luego de exclamar arrogantemente sus intenciones.

「¡¡IDIOTA!! ¡PERMANECE CON LOS DEMÁS!!」

Novis ignoró descaradamente las advertencias de Zefa mientras cargaba directamente al Caballero Oscuro.

「¡TOMA ESTO! ¡¡¡EXPLOSIÓN!!!」

La magia explosiva era una de las fortalezas de Novis. Incluso un ogro no sería capaz de soportar el poder extremo luego de varios ataques usando ese tipo de magia. Especialmente si Novis atacaba directamente, simplemente no había probabilidad de supervivencia, intentar defenderse contra tal ataque era inútil.

「¿Acaso lo derrotó?」

Tan pronto Keyna Onee-chan dijo eso, el humo de la explosión comenzó a aclararse, las partículas oscuras desaparecían mientras se las llevaba lentamente el viento, revelando la figura del Caballero Oscuro. No estaba herido, soportó el ataque sin un rasguño. Como agua escurriendo el lomo de un pato, parecía no estar preocupado y no estaba afectado por un ataque el cual, en teoría, debió haberlo acabado. Y entonces, noté que no había marcas de quemado o algún rastro de una explosión donde él estaba de pie. Estaba completamente intacto.

「¡¡¡HEYAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!! ¡¡¡ESPADA ÍGNEA!!!」

A pesar de ver que su magia más fuerte resultó ser inútil, no funcionando ni un poco en el Caballero Oscuro, Novis siguió cargando insensatamente hacia el Caballero Oscuro con su espada ígnea en mano. Ese tonto no tomó ni un momento para considerar los varios acercamientos que pudo haber tomado, no, como siempre, tenía que cargar de cabeza cada vez.

Esa espada llameante era un arma letal, no cabía duda en mi mente de eso. En varias ocasiones, la había visto cortar orcos y otros monstruos como si fueran mantequilla. Fueron diezmados. Aunque el Caballero Oscuro estaba en un nivel completamente diferente, bloqueó fácilmente el ataque de Novis con solo su dedo índice. Era casi inconmensurable que tuviera poder en una sola pequeña apéndice que Novis en todo su cuerpo. En otra situación, habría causado risa aún si no tuviera la piel de gallina.

「¡¡MALDITA SEA!!」

Novis no se rindió, siguió blandiendo su espada sin parar, haciendo arco tras arco en el aire. No podía decidir si su determinación era admirable o si simplemente era un idiota. Por supuesto, justo como la primera vez, todos sus ataques fueron bloqueados fácilmente por el Caballero Oscuro. El único verdadero efecto de los ataques continuos de Novis eran las olas de calor que generaba cada vez que su espada ígnea giraba en el aire sólo para ser detenida por el Caballero Oscuro. No importaba qué tanto lo intentara Novis, el sudor goteaba a sus ojos mientras miraba el rostro del Caballero Oscuro con una furia insaciable, ninguno de sus ataques podía alcanzarlo. De hecho, parecía que se movía un poco, apenas necesitando fuerza para bloquear los ataques de Novis. Era como si él estuviera espantando a una mosca, Novis no era más que una peste para sus ojos. El Caballero Oscuro parecía estar casi… aburrido.

「¡¡PERO QUÉ!!」

Novis estaba claramente exasperado y frustrado. Su rostro estaba retorcido en una fea manera por su ira, su apariencia era semejante a las gárgolas en las iglesias góticas, congelada en malicia. Aunque, podía ver su pelea desde atrás, vi el momento en el que el Caballero Oscuro tomó la punta de la espada ígnea de Novis con su mano derecha, entre el dedo índice y el dedo medio. El Caballero Oscuro lo hizo tranquilamente, como si todo fuera un hecho.

「¡¡MALDITA SEAAA!!」

Novis parecía estar intentando quitar la espada de su agarre pero no se movía del todo. La escena recordaba a la leyenda de la Espada en la Piedra, muchas personas intentaron desesperadamente sacar a Excalibur de la piedra en vano hasta que llegó el Rey Arturo.

「El modo en que blandes tu espada es un desastre… podría sonar arrogante de mí pero, sinceramente te sugiero que comiences a entrenar de nuevo lo más básico.」

Luego de que dijera su comentario, el Caballero Oscuro golpeó a Novis en el rostro con su mano izquierda. A pesar de no ser su mano dominante, la fuerza detrás de ese golpe no era un chiste. Parecía que dolió… un montón. Sin saberlo, Novis había obtenido la enseñanza con la espada que deseaba tan desesperadamente, sólo que de un maestro diferente… uno con un acercamiento único.

「¡¡¡GAH!!!」

Novis fue mandado a volar mientras gritaba en un tono indescriptible el cual hizo que retrocediéramos. Novis voló en el aire como una muñeca de trapo, girando dos veces en el suelo antes de detenerse. Parecía un maniquí sin vida en el suelo luego del tormento, ni siquiera se retorcía. Honestamente, no estaba segura si seguía con vida.

「¡¡¡NOVIS!!!」

Justy, quien estaba a mi lado todo este tiempo, se apresuró inmediatamente hacia Novis. Lágrimas escurrieron por su linda cara en forma de corazón . No era una reacción inesperada, pues se veía que Justy estaba enamorada de Novis. Bueno y también cientos de chicas.

「¡¡Leylia-san!! ¡¡¡Por favor, cura a Novis!!!」

Leylia-san asintió calmadamente mientras se abría paso a donde Novis yacía, dando miradas al Caballero Oscuro. La figura negra permaneció quieta por lo que ella lo tomó como permiso para empezar a tratarlo. Mientras que Leylia-san lidiaba con la situación de Novis, el Caballero Oscuro habló.

「Así que… ¿qué es lo que van a hacer? Tienen dos opciones: quedarse o irse de este lugar inmediatamente. Si se van, no los perseguiré y se irán de aquí con sus vidas. Si se quedan… no puedo prometerles que obtendrán tal oportunidad de nuevo. Por tanto, será mejor que escojan sabiamente. ¿Qué será?」

El Caballero Oscuro emitió un ultimátum mientras arrojaba la espada de Novis a nuestros pies como si fuera basura que no recogimos. Aunque su voz era más bien suave y calmada, pude escucharlo claramente.

「MALDITA SEA, ¿¡QUÉ DIABLOS HACE ESTE TIPO EN ESTE LUGAR!? ¡¡¿¿REALMENTE ES EL LEGENDARIO CABALLERO OSCURO DE NARGOL!!? 」

Rebotando en los muros sin fin de la caverna, la voz de Zefa resonó en las ruinas. Recorrió los extremos de la caverna, como una víctima desesperada, buscando un modo de escapar la maldita situación en la que se encontraba. A pesar de la fuerza en la voz de Zefa, la arruga en sus cejas y el sudor frío que se alineaba en su frente traicionaba su ansiedad interna y miedo nacidos por el pensamiento de que la figura de negro es en realidad el Caballero Oscuro de Nargol. Al igual que el líder de nuestra compañía, no podía hacer más que intentar convencerme de que la situación se resolvería sola y terminaría bien, ignorando el retortijón en la base de mi estómago.

Novis era fuerte. Aunque tenía una baja compatibilidad contra la cocatriz, pues fue capaz de atacar todas las debilidades de Novis, pero él podía derrotar a otros demonios del mismo nivel con facilidad. Lo había atestiguado con mis propios ojos. Él había derrotado a una gran variedad de demonios como si fuera pan comido, ¡ni siquiera sudó en ese entonces por el amor al cielo! El pánico se apoderaba de mi mente, como una planta y estaba creciendo incontrolablemente hasta que ocultó los otros pensamientos que aparecieron en mi cabeza. Limpiando discretamente mis manos húmedas en mis pantalones, ignoré cómo temblaban sin parar. Ese Caballero Oscuro trató a Novis como si fuera un niño. El cual alzaba la pregunta… ¿qué tan poderoso era él? ¡¿En qué clase de horrible situación nos encontramos?!

¿Podrá ser… que el Caballero Oscuro es tan poderoso que Reiji-sama? Mis rodillas casi se rendían ante esa pequeña idea y la posibilidad surgió lentamente después, ¿podría el Caballero Oscuro ser más poderoso que Reiji-sama?

「¿Qué vas a hacer entonces, héroe del viento? ¿Deberíamos escapar de aquí?」

「¡¡Como si fuera a huir con la cola entre las patas, héroe de la tierra!! ¡¡Nephim!!」

「¡¡Entiendo!! ¡¡(Salpicadura)!!」

Con el rostro lleno de determinación, Nephim extendió su mano izquierda e invocó su magia.

「¡AQUÍ VOY!! ¡¡¡OH VIENTO, BAILA!!!」

Sacó flechas de su carcaj y las preparó. Los dedos de Zefa tomaron con fuerza el estirado hilo del arco, preparando su ataque. Sus ojos identificaron al enemigo, su puntería estable, disparó cinco flechas al mismo tiempo. La descarga de flechas voló por el aire en un arco mortal. Mientras se aproximaban al Caballero Oscuro, las flechas atravesaron el aire en una órbita aleatoria junto con la burbuja de agua de Nephim. Al estar cerca del Caballero Oscuro, las flechas fueron incineradas. Un muro de llamas oscuras se alzó y bailó salvajemente, se veía alocadamente amenazante por sus movimientos. Las flechas se hicieron cenizas ante sus pies, y la burbuja dio la vuelta repentinamente, dirigiéndose directo a Nephim.

「¡¡《Contra Magia》¡¡」

Exclamó Madi, con su voz mucho más aguda a causa de su incredulidad y miedo.

「¡¡CUIDADO!!」

Godan se colocó frente a Nephim y elevó su escudo para proteger a su camarada de la fuerza de su propio ataque devuelto a él. La burbuja se disipó en pequeñas gotas que salpicaron del escudo brillante y húmedo de Godan una vez que hizo contacto con la superficie protectora.

「Muchas gracias, Godan, Héroe de la Tierra」

Hablando nerviosamente, Nephim le agradeció a su compatriota, el agradecimiento estaba puesto en cada palabra.

「No lo menciones.」

Godan respondió hoscamente, su tono era más sombrío de lo común.

「Oye Zefa, ¿¿Qué haremos?? ¡¡¡Él es demasiado fuerte para nosotros!!!」

Keyna Onee-chan gritó fuertemente.

「¡¡No, todavía no, Keyna!! No estamos…. Lo-GUH——-」

Zefa sostuvo su cabeza antes de que pudiera terminar su oración. Y luego, se elevó por el aire lentamente como si fuera levantado por una grúa invisible.

「¡¡¡Imposible!!! ¡¡《Mano Mágica》!! ¿¡Usa esa técnica desde esa distancia!?」

Madi gritó de nuevo.

《Mano Mágica》era una técnica que creaba una mano transparente en la realidad con la ayuda de magia.

Un individuo que tuviera una gran habilidad con la magia y que hubiera dominado un control completo de sus habilidades podía usarlo para tomar un objeto a muchos metros de distancia. Es un hechizo extremadamente útil el cual extendía el rango de la persona y permitía tomar objetos lejanos. Los usuarios más experimentados que obtuvieron el control completo del método podían usarlo como si fuera una extensión de ellos mismos, los movimientos serían tan fluidos y perfectos como si fuera otra extremidad. De hecho, recordaba a cómo un espadachín adopta el control total de la espada, usándola de manera tan natural, parecía que era una parte suplementaria de su cuerpo. Un usuario veterano podía usar incluso esta técnica para aplastar directamente el corazón de su oponente, por lo que el enemigo caería al suelo como un títere al que le cortaron las cuerdas de manera abrupta y repentina. Sangraría por dentro, luciendo intacto en la superficie a excepción de las lágrimas en sus ojos las cuales mostraban el dolor que experimentaban.

Aunque Madi también podía usar la misa técnica, el radio el cual era efectivo era muy pequeño y severamente limitado a aquellos dentro de su entorno inmediato, llevándola a utilizarlo cuando los enemigos estaban muy cerca de ella. También, ella no tenía tanta fuerza para usar la habilidad para levantar objetos tan pesados. Los objetos pesados definitivamente estaban fuera de discusión. Naturalmente, los humanos entraban en la misma categoría, incluso un bebé pesaba una cantidad considerable y los adultos eran casi intocables con su nivel de experiencia.

No obstante, parecía como si ese Caballero Oscuro pudo haber logrado eso.

Parecía que el amenazante Caballero Oscuro tenía un comando inquebrantable sobre su magia y experiencia al respecto de la técnica, usando el acercamiento versátil y adaptable como un curso de ataque letal e inevitable. La estrategia sembró el terror en nuestros corazones. Sólo podíamos ver mientras é, con su innegable proeza, arrojó a Zefa, quien seguía luchando contra sus ataduras invisibles, de vuelta al suelo.

「¡¡¡GUAAAAAAAAAAAAAAAA!!!」

「¡¡¡RETIRADA!!! ¡¡¡CORRAN POR SUS VIDAS!!! ¡HIYAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!」

La voz explosiva de Godan agitó el aire mientras que sus palabras resonaban, rompiendo el aterrador silencio que se había posado sobre nosotros como una manta. Su martillo, tomado con su mano derecha, golpeó el suelo con una ferocidad que rivalizaba a Thor, el dios nórdico del trueno. Su fuerza era propia de su figura grande y poderosa, el suelo donde había impactado su martillo lo destruyó con un fuerte estruendo, alzando nubes oscuras de polvo que oscurecían todo lo que podía ver.

Era posible que así como nuestra vista estaba oscurecida, también la estaría la del Caballero Oscuro. Bajo la nube de polvo, usándola como cortina protectora, Godan lo hizo para que escapáramos de esta situación. Seguimos las instrucciones que había ladrado y nos retiramos apresuradamente dese terrible lugar. No quería quedarme por más tiempo. No sabía si el sentimiento que surgió en mí era cobardía o autopreservación… era la menor de mis preocupaciones en un momento tan peligroso y caótico.

Godan nos seguía de cerca, su físico musculoso sirviendo su propósito pues cargó fácilmente a Zefa mientras corríamos, levantando al líder de nuestra ahora misión fracasada por encima de uno de sus hombros como un costal de papas. Mientras que Novis fue cargado por Justy, su figura flexible ocultaba su fuerza inmensa. El par se quedó detrás del grupo mientras nos dirigíamos en línea recta para escapar de estas ruinas malditas.

「¡¡Keyna Onee-chan!! ¡¡Carga a Madi por favor!!」

「Entiendo.」

La más lenta entre nosotras, Madi estaba siendo cargada por Keyna Onee-chan. Su figura delicada fue tomada rápidamente por Keyna Onee-chan al exclamar mi observación. El par tomó lentamente su paso.

Ya estaba cerca, podía ver la tentadora vista de la salida, el camino fuera de esta maldita situación la cual nunca debí haberme involucrado. Pero, a un dedo de distancia de mi libertad, mi escape fue detenido…

THUNK.

Algo me había golpeado en mi nuca.

「PERO QUÉ…」

El objeto que había golpeado mi cabeza cayó al suelo. Era una roca grande. Parece que fui golpeada por una de las muchas rocas que salieron volando cuando Godan golpeó el suelo. Mi visión se tornó borrosa, tornándose lentamente de negro, a pesar de mis mejores esfuerzos, me deslicé hacia la implacable garra del olvido.

Caballero Oscuro, Kuroki

「Fiu, finalmente dejaron este lugar…」

Los peleadores de la libertad por fin habían sido derrotados. Deshacerse de ellos era parecido a exterminar a un par de cucarachas problemáticas, no era una tarea realmente difícil pero era molesta de todos modos.

En primer lugar, no tenía intención de matarlos y repelerlos. El objetivo que había alimentado mis intenciones hasta este punto nunca fue matarlos, simplemente era alejarlos de aquí. Mi única intención era ahuyentarlos para que los hombres lagarto pudieran continuar en paz.

El polvo vagó por el aire como un danzante experimentado como si esperara a su próxima presentación, se disipó y mi campo visual se aclaró.

「…¿¡EH!?」

Algo llamó mi atención. Me quedé sin palabras ante la vista que me saludaba luego de que el polvo se disipara. Me quedé en mi lugar, la escena de una chica inconsciente cayendo al suelo firme atrajo mi atención.

Me apresuré al lugar donde yacía la chica. Me coloqué al lado de la chica, poniendo una rodilla en el suelo y observé la cara de la chica.

Era una chica hermosa. Siendo franco, no parecía para nada una peleadora de la libertad. La chica era hermosa de una manera elegante, sus rasgos eran finos y delicados, la inclinación de sus pómulos era una curva suave y su cabello fluía en el contorno de su cabeza como un aureola, tan brillante como la seda de la más alta calidad de uno de los kimonos más finos. Siendo completamente honesto, no se parecía a una peleadora de la libertad desde mi punto de vista. Supongo que su apariencia ligera y débil ocultaba la fuerza que indudablemente poseía. Si mi memoria funcionaba correctamente, Novis había llamado a esta chica como Shizufae.

Después de que esa figura corpulenta del héroe de la Tierra, conocida como Godan destruyera el suelo, parece que ella fue golpeada accidentalmente por una de las tantas rocas que volaron en el aire como resultado de sus acciones.

No tenía idea de cómo proceder. Después de todo, carecía severamente del conocimiento requerido, no tenía experiencia administrando tratamiento médico. Miré la herida que cubría su frente, había un fuerte sangrado… puede que la chica muera pronto si la dejo aquí, si esa herida no se atendía, sólo era cuestión de tiempo.

「Esto es malo…」

Para hacerlo peor, no podía usar magia curativa. Tal vez, esto sería diferente si Kuna estuviera conmigo, desafortunadamente, no estaba, no podía confiar en su consejo y guía esta vez. Miré la cara de la chica la cual se estaba haciendo más pálida. No podía dejarla aquí. Tenía que hacer algo, lo que sea.

Aunque Shirone parecía ser capaz de usar un poco de magia curativa, no tenía idea del grado de sus capacidades, si su magia si quiera funcionara o cómo serviría para ayudar a curar la herida de esta chica. Estrujé todas mis opciones en mi cerebro, al tanto de que con cada momento, su condición se hacía peor y peor.

「Qué debería hacer ahora…」

Convertirla en mi familiar así como lo hice con Regena era un caso que absolutamente quería evitar a toda costa. De ser posible, haría lo que pudiera para asegurarme de no llegar a eso.

「Creo que no tengo opción… tendré que pedirle, ¿no es así? ¡Maldición! Ella es la última persona en ambos mundos a la que no quiero deberle algo… urgh.」

Al referirme a ella, por supuesto que me estaba refiriendo a la persona la cual Kuna salió. Si era la versión original de Kuna, había una posibilidad de que sería capaz de usar magia curativa de una manera más hábil que Kuna misma, al menos, sería tan buena o adecuada. Eso tendría que ser por ahora. Con esta convicción en mi cabeza, me preparé, cargué a Shizufae mientras dejaba ese lugar.

Doncella de la Espada, Shirone

「¡¡Shirone-sama!! Por favor salva a Shizufae!!」

Novis quien entró repentinamente, rompió el pacífico silencio que cubría la habitación como si hubiera saltado en hielo delgado, con la cortina colapsando bajo sus acciones caóticas y fuertes. Me rogó y me imploró desesperadamente mientras me veía. Sus ojos brillaban por las lágrimas que no derramaba y la expectativa como si me viera como su única esperanza. Supongo que en realidad yo lo era. No era el único. Él estaba acompañado por los otros miembros que eran parte del grupo de Shizufae. Al unísono, todos postraron sus cabezas suplicándome.

De acuerdo con su explicación, parece que fueron a eliminar a los hombres lagarto alrededor del mediodía. Según la explicación que tuve que sonsacar a Novis, parecía que iban en una misión para exterminar a los lagartos alrededor del mediodía de hoy. Creo que tuvieron el infortunio de interrumpir ela reunión de Kuroki con los hombres lagarto y se lo encontraron.

Bueno, siendo exacta, parecía que fueron tan desafortunados que se sintieron maldecidos.

「Shizufae es una de nuestras camaradas… una miembro importante del equipo. Sin embargo, nuestros poderes, incluso combinados, no son lo suficientemente fuertes para salvar… por favor… sálvala. ¡P-por favor, te lo ruego Shirone-sama!」

Novis murmuró su comentario con los dientes apretados, intentando y fallando en cubrir la ira y la frustración en su corazón.

「Bien. Voy a ir por ella, ¿de acuerdo? Confío en que sepas qué hacer después de eso, no es así? Tú te encargarás de ella después, ¿de acuerdo?」

Escupí la oración mientras le daba a Novis una mirada punzante que agachó su cabeza para evitar mi mirada.

「Ah, comprendo. Iré y comenzaré a disculparme con ella apropiadamente después de que se recupere…」

Era interesante ver que ese necio, insensible y cabeza hueca héroe del fuego llamado Novis se volviera en esta criatura mansa y lamentable. Parecía que Shizufae era una persona importante en su vida, ¿tal vez alguien importante en su corazón?

Si mis asunciones eran correctas, esto causaría que su percepción del mundo diera un giro completo. Es por eso que quería que pensara cuidadosamente y reflexionara sus acciones y sus consecuencias inevitables. De acuerdo, creo que yo guardaba aún algo de rencor.

Parece que en verdad te importa Shizufae, que ella es en verdad una persona importante en tu vida y cercana a tu corazón, es similar a cómo me importa Kuroki. Él significa mucho para mí. Esa fue la razón por la que estaba tan enojada cuando Novis atacó de repente a Kuroki por una razón tonta e inconsecuente. Todavía recordaba el modo de su comportamiento durante esa vez, era como un animal rabioso y salvaje en ese momento, careciendo de la claridad y percepción que esperarías de una persona.

Quería que reflexionara ese comportamiento grosero e imprudente.

「Bien. Pueden retirarse. Vamos a comenzar a hacer las preparaciones para su recuperación.」

「Uhm… lleva… me… también, por favor.」

「Rechazado. Sólo serás una molestia.」

Una tristeza oscura se cernió sobre Novis, claramente abatido cuando rechacé su participación.

「De acuerdo, comprendo…」

El resto del grupo arrastró sus pies, renuentes de irse, con la decepción en sus caras. Su apatía resonaba en cada movimiento de los miembros, era claro que eran sujetos de una culpa profunda. Por supuesto, dándose cuenta de que habían dejado atrás a Shizufae, incluso accidentalmente, habían fallado en proteger a una de las suyas… bueno, ciertamente no era una carga que se llevaba fácil en sus conciencias.

「¿No son lamentables?」

Explorando la vista ante mis ojos, no podía hacer más que estar de acuerdo. Ciertamente eran patéticos. No obstante, este era el castigo de Novis por golpear a Kuroki. Se merecían al menos este tanto.

「No, creo que merecían al menos este grado de castigo.」

Kaya-san, desde mi lado, vociferó mis pensamientos perfectamente.

「Con que también lo crees, Kaya-san. Además, Kuroki trajo a alguien con él hace un rato.」

En realidad, la chica llamada Shizufae ya había sido salvada. La peleadora de la libertad herida había sido traída por Kuroki hace horas, antes de que Novis y el resto de su compañía pudieran hacerme su petición. Ella estaba descansando pacíficamente en una habitación oculta en lo profundo de un ala oscura de este templo. La magia curativa de Rena había funcionado fabulosamente, la chica se había curado casi completamente. Gracias al cielo. No tenía duda de que si su destino hubiera sido ligeramente diferente, si Kuroki la hubiera dejado ahí… ella habría muerto. Nunca la habríamos salvado. Basta con ver cuánto tiempo perdieron al retrasar su petición.

De cualquier manera, Shizufae estaba sana y salva. Es por eso que pretendía esforzarme en salvarla y prepararme para tal excursión, no era difícil ocultar mi falta de sorpresa en su petición, ya que había sido informada de su tonta misión y el desastroso resultado. Me pregunto cómo reaccionarían una vez que les revele que la chica que tanto querían salvar ya había sido rescatada hace tiempo. ¿Todo fue una farsa y había sido salvada durante todo este fiasco?

Además con su encuentro con este grupo tonto y abigarrado de héroes, parece que Kuroki ganó información útil durante su viaje al laberinto. Una pista al respecto de la mejor manera de entrar al laberinto, gracias a la cooperación de la colonia de hombres lagartos que residía ahí. Propio de Kuroki. Excelente como siempre.

「Bueno entonces, hora de dar un paseo. Debemos apegarnos a nuestro papel y mantener nuestro acto. ¿No es así, Kaya-san?」

Al proclamar mis pensamientos a Kaya, salí rápidamente de la habitación.

Valquiria [Doncella de Guerra], Shizufae

「Oh vaya… veo que por fin despertaste.」

Cuando abrí mis ojos, el mundo estaba difuso y borroso, como si usara lentes empañados . Sacudiendo suavemente mi cabeza, mi visión se aclaró lentamente. En mi campo visual había una mujer extremadamente magnífica y hermosa. Parecía etérea, me recordaba a la luna con su cabello rubio platinado y su piel de porcelana. Definitivamente era una de las mujeres más impresionantes que haya visto, una belleza trascendental. Su radiancia era casi increíble, la sorpresa que sentí viendo a esta mujer divina superó con creces mi sorpresa durante el primer encuentro que tuve con la Sabia de Cabello Negro. ¿Quién era esta belleza?

「Uhm… ¿quién eres?」

Una sonrisa humilde se formó delicadamente como una flor fresca a lo largo de su cara cuando pregunté por su nombre.

A pesar de ser también una mujer, no era inmune a sus encantos, un sonrojo caliente se esparció en mi cara incontrolablemente. No había duda de que estaba tan roja como tomate, pero era un efecto secundario de atestiguar una sonrisa tan hermosa y brillante.

「Buen trabajo, niña humana. Permíteme mostrarte adecuadamente mi gratitud hacia a ti.」

「¿Gratitud?」

「Sí, verlo postrar su cabeza hace que me sienta tan bien.」

La belleza estaba riendo alegremente como ave, inconsciente o apática a mi confusión.

No tenía idea de qué se refería. No importa qué tanto intentara descifrar su significado, permaneció como un misterio.

「Por tanto, recibe una pequeña gracia para ti.」

La belleza extendió su mano hacia mi frente, el suave peso de sus dedos era extrañamente tranquilizante y placentero. En cuanto ella presionó sus tres dedos en mi frente, sentí un aumento de poder en mi cuerpo.

「Jejeje. Bien entonces, por favor hazte cargo de lo que siga después por mí, apóstol Leylia.」

Luego de mirar atrás y hacer su comentario, la belleza se levantó agraciadamente de donde estaba y arregló su capucha hasta que ocultó su cara completamente. Su belleza estaba oscurecida en una mezcla de sombras y lana negra. Al completar su acción, recordé de dónde la había visto con Shirone-san cuando llegaron al templo.

「¡¡¡Shizufae-san!!!」

Después de que esa belleza dejara la habitación, Leylia-san se acercó rápidamente a mi lado. Parecía que había estado en la habitación desde el inicio, cuando desperté. Creo que estaba demasiado ocupada mirando a esa mujer celestial y atrayente. Leylia vino y se sentó a un lado de la cama. Su actitud por el momento podía ser descrita como anormal y extraña.

「¿Leylia…-san?」

「¡Shizufae-san!¡¡Qué envidia!! ¡¡¡Pensar que tuviste el honor de ser curada por esa persona reverenciada!!!」

Leylia-san tomó suavemente una de sus manos con las suyas, un claro contraste con el fanatismo por el tono en su voz. Era inquietante ver a la típica calmada y compuesta Leylia-san perdiera su actitud imperturbable.

「¿Qué fue lo que me sucedió exactamente, Leylia-san? ¿Cómo terminé aquí? Lo último que recuerdo… era casi escapar con el resto de mi compañía y un dolor agudo quemando en mi nuca.」

「Shizufae-san… fuiste salvada del laberinto y de ese Caballero Oscuro a tiempo por Shirone-sama.」

「Oh, ¿en serio? De acuerdo, entiendo qué sucedió ahora…」

Hice una nota mental para agradecerle a Shirone-sama después. Una ola de gratitud surgió desde mi pecho. Aunque Shirone-sama tenía algo de temperamento, era en realidad una buena persona. Ningún héroe podría ser una mala persona. Mi primera impresión de Shirone-sama la atribuí a un fallo anormal en su comportamiento.

「Aun así, me alegra que estés sana y salva. Estaba muy preocupada por ti.」

Leylia-san rio ligeramente.

「Ahora que lo recuerdo, ¿quién era esa persona extremadamente hermosa?」

Me picaba la curiosidad, como si fuera hormigas picando mi piel. En verdad me daba curiosidad la identidad de esa persona. Su belleza y palabras misteriosas, emparejadas con la manera reverencial en la que hablaba Leylia-san me habían interesado.

「Esa perso— no, esa persona estimada era la Diosa Rena-sama. Ella fue quien curó tu herida… es por eso que en verdad te tengo envidia. Es un honor inmenso, deberías estar muy agradecida, Shizufae-san.」

Leylia-san me respondió mientras agitaba suavemente su cabeza adelante y atrás. Sus ojos estaban enfocados en el suelo mientras mordía su labio, intentando ocultar la envidia que inundaba su cara.

Mis ojos se abrieron grandes, sin duda de que parecía un venado congelado ante los faros de un auto. Sentí que mi mundo se había detenido por un momento, mientras intentaba desesperadamente comprender y asimilar esa devastadora información.

「No puede ser… esa persona… ¿es la Diosa?」

Decir que estaba sorprendida por esta súbita revelación era definitivamente un eufemismo, si no el eufemismo del año. Sin duda, estaba abriendo y cerrando mi boca como un pez fuera del agua.

Caballero Oscuro, Kuroki

「¿Cómo me pasó esto?」

¡¿Por qué diablos tuve que postrarme ante Rena, postrarme a sus pies sólo para salvar la vida de una peleadora de la libertad?! ¿Acaso ese no era su trabajo? ¡¿No era su deber como la Protectora de los Humanos cuidarlos y curar a una de las heridas sin manipular, coercer o quejarse?! Y aun así esa mujer llamada Rena se rehúso a hacerlo. ¡Desinterés y generosidad mi trasero! Si las personas que la alababan tan fiel y devotamente supieran su verdadero ser, tomarían sus tridentes y comenzarían un disturbio.

Huh…Dios siendo el salvador de la humanidad es simplemente una ilusión creada por la imaginación humana para afrontar la dura realidad de la vida. Los Dioses no salvarán a los humanos. En primer lugar, los Dioses son seres apáticos. Yo, que conocía los eventos que llevaron a la creación de los humanos, estaba muy al tanto del hecho fundamental de que los Dioses no existen para los humanos, los humanos existen para los Dioses. Es por eso, que muy adentro, no me sorprendía la arrogancia y apatía de Rena, no había nada extraño al respecto de Rena no salvando a una humana aun cuando estaba al borde de la muerte.

La cara que hizo Rena mostraba claramente su desinterés. Era casi como si su expresión decía ‘Si en verdad quieres salvar a Shizufae, ¿por qué no la salvas tú?’.

Por eso, no tenía más opción. La única cosa en la cual incluía salvar a Shizufae era postrarme ante Rena. El triunfo que recorrió la hermosa cara de Rena cuando me vio inclinarme ante ella se grabó en mi mente… no podía, no la olvidaría bajo cualquier circunstancia. Era una vista que me perseguía y bailaba burlonamente en la oscuridad de mis ojos cada vez que los cerraba.

¡¿Por qué yo, un Caballero Oscuro, tengo que postrarme ante una Diosa sólo para salvar una mera vida de una peleadora de la libertad?!

Casi podía saborear mi rebelión en mi lengua. Tengo tantas ganas de refutar de que se supondría que era lo opuesto, ¿verdad? Sin embargo, no tenía más opción que tragármelo como si fuera medicina asquerosa y amarga.

「Increíble, por qué diablos hice eso…」

No podía hacer más que suspirar. Lo que estaba hecho estaba hecho. Ahora Rena tenía otra carta que jugar contra mí. Mierda.