Re: Konjiki Word Master C1

Modo nocturno

Capítulo 1: Arrastrado a otro mundo

Okamura Hiiro analizó con calma la escena delante de sus ojos.

Allí estaban personas que nunca había visto antes.

Además, varios hombres estaban vestidos como sacerdotes, como los que difícilmente se encontrarían en Japón.

También había una chica con un brillante y pálido vestido color melocotón. Su cabello naranja, un color que no esperarías ver en una mujer japonesa, se extendía hasta su cintura. Era muy bonita en general, y sus ojos eran grandes y encantadores.

Era sin duda una belleza llamativa.

Comprobaba los alrededores mirando a su alrededor. El edificio era un atrio, así que podía ver bien el exterior incluso estando sentado. Pero como podía ver una cadena montañosa a la distancia y no sólo el suelo, concluyó que estaba bastante alto.

El edificio era una torre o algo parecido. El techo estaba sostenido por muchos pilares y tenía dibujos extraños y poco familiares. Eran dibujos misteriosos como los del arte mural egipcio.

Lo que sí reconoció fueron las cuatro personas cerca de él, que llevaban el mismo uniforme de la preparatoria.

Eran sus compañeros de clase, pero nunca había hablado con ellos. Entonces, ¿Por qué estaba aquí con ellos?

Un círculo mágico parecido al de un juego fue dibujado en el suelo bajo sus pies.

Obviamente gente extranjera, un escenario desconocido, y un círculo mágico.

Podía más o menos adivinar lo que había sucedido a partir de la situación actual. Y la chica bien vestida lo confirmó con sus palabras.

[L-Les doy la bienvenida, Héroes!]

Sí, este era un mundo supuestamente diferente.

Hasta ahora, había estado en la escuela. Saltándose las clases durmiendo todo el tiempo en la azotea, había vuelto a la clase a buscar su bolsa (mochila) después de la escuela. Allí, encontró a estas cuatro personas.

Como siempre, se había dirigido a su escritorio sin siquiera mirarlos. Habían fruncido un poco el ceño al verlo, pero él los había ignorado porque no le importaba.

Pero entonces una luz brillante había salido de repente de debajo de sus pies. Los cinco presentes, incluido Hiiro, se habían congelado en el acto por el fenómeno tan repentino.

Todo se había vuelto blanco como la nieve delante de él y, al momento siguiente, se encontró en la situación actual.

Los sacerdotes vitorearon alegremente. Retozando con ‘Lo hicimos’ y ‘Es un éxito!’, ignoraron a los cinco, que estaban confundidos por el giro de los acontecimientos.

Sin embargo, todos parecían bastante exhaustos, sudando como si acabaran de correr un maratón.

Al igual que los hombres, la chica mostró una amplia sonrisa. Lo más probable es que los cinco fueran convocados sin ser cuestionados.

Es una escena común en las novelas ligeras y similares. Pero ese es definitivamente un mundo imaginario.

Nunca imaginó que sería posible para él experimentar algo así. Aunque Hiiro ha estado analizando la situación con calma, no estaba totalmente convencido de que todo esto fuera real.

Los demás parecían sentir lo mismo al ser convocados, ya que sus caras mostraban que no podían seguir el ritmo de lo que les estaba pasando. Entonces uno de ellos finalmente habló.

[¿Héroes? ¿A qué te refieres?]

El tipo llamado Aoyama Taishi tenía cabello castaño, pero una expresión seria y un aura gentil.

Para añadir, era alto y guapo, así que era abrumadoramente popular entre las chicas de la clase.

La chica bajó la cabeza, nerviosa ante la pregunta de Taishi.

[Ah, mis disculpas! Su Majestad le explicará personalmente este asunto! Así que por favor síganme!]

Se veía arrepentida cuando dijo eso. En una mirada más cercana, parecía bastante pálida. Era difícil de decir por su sonrisa anterior, pero como los hombres, también tenía sudor en la cara, probablemente agotada por la invocación.

Taishi pareció notar su condición también y probablemente pensó que sería mejor escucharla por ahora en lugar de quedarse aquí más tiempo, ya que probablemente le permitiría a la chica descansar un poco pronto.

Taishi intercambió miradas con todos excepto con Hiiro y asintió.

[Bien. Tengo una idea aproximada de lo que ha pasado, pero escucharemos lo que tengas que decir.]

Los otros cuatro parecían entender también su situación.

Así, bajo la guía de la chica, los cinco se dirigieron al Rey en el <Salón del Trono>. Hiiro no se olvidó de observar el área en el camino.

A juzgar por el color del cabello y los ojos de los sirvientes y soldados estacionados aquí y allá, concluyó una vez más que esto no era Japón.

El edificio en el que habían estado era en realidad una torre, que estaba en medio de un gran castillo.

[Ohh, aprecio su llegada, Héroes.]

El hombre sentado en el trono dijo eso con una sonrisa refrescante. No hay necesidad de decirle que no vinieron por su propia voluntad.

[Estoy seguro de que debe estar confundido por las abruptas circunstancias. Pero ten la seguridad de que se lo explicaré correctamente ahora.]

Después de decir eso, empezó con una autointroducción.

El nombre del reino era <Victorias>, y el rey unificó a los ‘Humas’ de <Edea>, de este mundo de aquí. El continente fue dividido, con cada raza teniendo su propio país.

Los llamados ‘Gabranth’ eran una raza que tenía rasgos animales como un ‘Hombre Lobo’ o ‘Werecat’ y vivían en <Pasion>, el país de las bestias.

De la misma manera, los ‘Evila’, comúnmente conocidos como semi humanos, eran una raza de ‘Demonios’ y ‘Fantasmas’ que vivían en <Xaoc>, el país de los demonios.

Por último, los ‘Pheom’ eran una raza compuesta por ‘Hadas’ y ‘Espíritus’, pero no tenían un país propio. Vivían en un pequeño asentamiento ya que eran muy pocos. Casi nadie los ha visto, ya que no interactúan con las otras razas.

Y frente a ellos estaba Rudolph van Strauss Arcliam, el rey unificacionista de <Victorias>.

A su lado estaba la reina Māris, y la chica que los guió hasta aquí fue aparentemente la primera princesa Lilith.

‘Humas’, ‘Gabranth’, y ‘Evila’. Entre estas tres razas, actualmente existía una tensión como nunca antes.

En particular, el Señor Demonio de <Xaoc> ha conspirado para destruir a los ‘Humas’ y ‘Gabranth’.

Parecía pensar que sólo su raza era adecuada para gobernar <Edea> con su fuerza superior. Así que intentó hacer un mundo sólo para los ‘Evila’ eliminando a los ‘Humas’ y a los ‘Gabranth’.

Los ‘Evila’ tienen un enorme poder mágico y poseía una fuerza de batalla demasiado brutal.

La magia existía en este mundo y, no hace falta decir, que cuanto mayor es el poder mágico, más fuerte es la magia. Los ‘Humas’ también tenían poder mágico, pero era relativamente bajo.

Por supuesto, la magia no lo era todo en una batalla, pero la magia utilizada por los ‘Evila’ era bastante poderosa, y un humano no tenía ninguna esperanza de derrotar ni siquiera a un demonio inferior por sí mismo.

Incluso un aventurero de alto rango del gremio de aventureros tenía que formar un grupo para luchar contra los ‘Evila’.

El rey temía que fueran destruidos tarde o temprano a este ritmo, y consideró destruir a los ‘Evila’ antes de eso. Como resultado, usaron magia invocadora, que había sido una magia antigua sellada.

Pero fue sellada por una razón. Demostró que la magia invocadora no era omnipotente.

La magia invocadora consumía mucho poder mágico, y si era usada por alguien sin talento, corría el riesgo de <rebotar> y de hacer que el poder mágico usado se saliera de control.

Esencialmente, la magia invocadora sólo podía ser utilizada por la familia real, pero no significaba que alguien pudiera usarla mientras fuera de la realeza. Los intentos fallidos siempre resultaban en un colapso mental al ser expuestos a tan enorme poder mágico, o a veces incluso la muerte.

No era una simple magia de invocación. Era una magia hereje que abría un camino a otro mundo, pero con un riesgo adecuado.

Así que el rey Rudolph tuvo una idea. Tenía un par de hijas y les dejó usar la magia invocadora.

A este ritmo, los ‘Humas’ serían exterminados. Para evitarlo, era necesario convocar a los Héroes de otro mundo a toda costa. Un viejo libro contaba las historias de Héroes que fueron convocados en el pasado y salvaron a ‘Humas’ de una terrible calamidad.

Los Héroes poseían un increíble poder mágico, y podían utilizar habilidades físicas y mágicas impensables para los ‘Humas’. Al enterarse de esto, Rudolph endureció su corazón y le pregunto a sus hijas. Pero la cuarta y tercera princesa fracasaron y perdieron sus vidas en el <rebote>.

(¿Sacrificó a sus propias hijas…?)

Escuchando la explicación del Rey, Hiiro frunció el ceño ante su locura. Pero hablar aquí complicaría las cosas, así que mantuvo la boca cerrada.

La Reina lamentó la muerte de sus hijas una tras otra, pero ella misma se había casado con la familia real y por lo tanto era una extraña, por lo que no tenía la sangre real pura y no podía usar la magia invocadora. La segunda princesa era la siguiente en la línea.

Se las arregló para evitar la muerte, pero estaba postrada en la cama y aún inconsciente en este momento. Eso dejó a Lilith y a Rudolph como los únicos que podían usar la magia invocadora. Como no podían permitirse más fracasos, decidió hacerlo él mismo.

Sin embargo, todo mundo estaba en contra de eso. De hecho, perder al Rey, el sostén del país, podría llevar a la inmediata desaparición de los ‘Humas’ a manos de los ‘Evila’.

Lilith lo entendió y se ofreció por el país. Estaba asustada, muy asustada, pero a este ritmo, todo perecería. Si iba a ser asesinada de todos modos, prefería elegir el momento por su propia voluntad. Condujo la ceremonia de invocación con estos sentimientos.

La ceremonia se celebró con el poder mágico de los sacerdotes y de Lilith como médium. Lilith sintió que su conciencia se desvanecía durante la ceremonia y cuando se rindió, pensando que tampoco era buena, el círculo mágico liberó una luz oscura.

Y entonces aparecieron las cinco personas.

[Ya veo. Así que nos trajiste aquí para proteger a los ‘Humas’ de los ‘Evila’.]

Aoyama Taishi asintió unas cuantas veces mientras escuchaba la explicación.

[Sí. Según los documentos, hay cuatro Héroes en total. ¿Mh? Hablando de eso, me acabo de dar cuenta, pero hay… cinco de ustedes.]

Exactamente. Cinco personas fueron convocadas esta vez. El rey miró con dudas al erudito cercano. El erudito se ajustó las gafas de forma nerviosa.

[Y-Yo no tengo ni idea! Pero supongo que todos ellos son Héroes…]

[Mhm… Entonces sólo tenemos que averiguarlo. Todos ustedes, muéstrenme sus habilidades.]

Rudolph dijo eso, pero Hiiro y los demás inclinaron sus cabezas desconcertados.

[¿Mh? ¿Qué sucede? No me digas que eres incapaz de mostrarme tus habilidades.]

Taishi respondió como su representante con un ‘Sí’.

[Recita <Estado> en tu mente.]

Todos hicieron lo que se les dijo. Por supuesto, Taishi hizo lo mismo.

Después de eso, una pantalla de estado como la de un juego apareció delante de cada uno de ellos.

 

 

Estado

Nombre Hiiro Okamura
Nivel 1
HP 24/24
MP 120/120
EXP 0
NEXT 10
ATK 13
DEF 8
AGL 27
HIT 11
INT 23
Atributo Mágico Ninguno
Magia Magia de Palabras (Cadena única desbloqueada)
Títulos Transeúnte inocente, Viajero de Mundos, Maestro de Palabras

 

(En cualquier caso, esto es como un juego. Bueno, es bueno que haya un sistema como este porque es fácil de entender para nosotros, pero… es un mundo muy extraño.)

Surgieron algunas preguntas. Se dio cuenta de que su nivel era uno. Si este era un mundo como el de los juegos de rol, era natural, ya que no había luchado con nadie todavía.

¿Pero por qué su MP (poder mágico) era tan alto? Debe ser por el beneficio de ser un viajero de mundos, que tenía un alto poder mágico como le acaban de informar.

Por cierto, HP se refirió a la resistencia, MP fue el poder mágico, la experiencia EXP, y NEXT indicó los puntos de experiencia necesarios para avanzar al siguiente nivel. ATK, DEF, AGL, HIT, e INT respectivamente simbolizaban fuerza de ataque, defensa, agilidad, oportunidad de golpeo, e inteligencia. Estas eran expresiones que se usaban a menudo en los juegos.

Se sorprendió por su inesperadamente alto AGL, pero lo que más le sorprendió fue esto:

 

<Transeúnte Inocente>

 

Demostró perfectamente que fue arrastrado junto con los cuatro Héroes. En otras palabras, él mismo no era un Héroe, sino una persona común. Aunque también le preocupaba su magia, primero pensó en cómo explicar esta situación.

Mientras pensaba, Rudolph les preguntó.

[¿Que tal? Cuando miras el título, debería mostrar <Héroe>.]

Taishi fue el primero en responder.

[S-Sí, lo hace. Aquí dice <Héroe>! Uwah~ Impresionante, soy realmente un héroe!]

Pronunció con una voz algo excitada.

[Hey Chika-Chika, ¿Qué hay de ti?]

La que respondió a la pregunta de Taishi fue Suzumiya Chika. Era una chica muy habladora y popular en la clase. Su actitud abierta y directa en el trato con la gente le había ganado su buena voluntad.

Su cabello corto era marrón como el de Taishi, aunque más pálido. Le faltaban pechos, pero su esbelta figura de as deportiva era muy atractiva tanto para los chicos como para las chicas.

[Sí, yo también lo tengo, Taishi.]

[Bien. ¿Y ustedes, Shuri, Shinobu?]

Llamó a las otras dos chicas. Minamoto Shuri tenía un bonito y brillante cabello negro largo.

A diferencia de Chika, tenía un cuerpo voluptuoso que atraía a los chicos. Pertenecía al club de té, y los chicos a veces se acercaban a mirarla con el kimono. Sus puntos encantadores también incluían los ojos ligeramente caídos y el lunar bajo el ojo.

La otra chica, Akamori Shinobu, estaba llena de curiosidad. Activa en el club de prensa, también planeaba encontrar un empleo en ese campo en el futuro. También era habladora e inteligente, así que todos le pedían a menudo consejos para los exámenes.

Su cabello negro, ligeramente ondulado, colgaba sobre sus hombros. Desde sus ojos de gato, se podía sentir la fuerte resolución de nunca dejar ir a su presa. Además, ella venía de Kansai.

En cuanto a lo que estas tres chicas tenían en común: Todas eran bellezas llamativas. Y siendo miembros del harem de Taishi, siempre estaban a su alrededor.

Shuri y Shinobu parecían tener el título de Héroe también. Y por supuesto, las miradas se dirigían a Hiiro a continuación.

[¿Huh? ¿Cómo es que entendemos sus palabras? Este <Estado> también es una palabra que nos es familiar…]

La pregunta de Taishi era natural. Los otros tres pensaron en preguntar eso también. Hiiro también iba a preguntarles él mismo, pero pensó que podía ahorrarse el problema haciendo que Tashi preguntara primero.

El hecho de que el idioma se entendiera en ambos sentidos debía significar que la otra parte entendía el japonés. Fue Lilith quien les respondió.

[En cuanto al lenguaje en el que aparece el <Estado>, si seguimos la literatura del pasado, parece que se traduce de una manera fácil de entender basada en el lenguaje del mundo de donde vino el Héroe. Además, en cuanto a las conversaciones con nosotros, he oído que se puede decir que esto es un ajuste para las personas de otro mundo.]

Qué ajuste tan útil, pensó Hiiro. Porque, como era de esperar, se tardaría demasiado en comunicar de otra manera y una simple conversación a solas llevaría demasiado tiempo.

(Bueno, no puedo negar que es un sentimiento oportunista de todos modos…)

El lenguaje de este mundo se llama ‘Lanaris’, y las letras de los libros y otras publicaciones se traducen a un lenguaje que Hiiro y su grupo puedan entender.

Sin embargo, si quieres escribir las letras de este mundo, tendrás que estudiarlos.

De todos modos, esto prueba que los cuatro son Héroes. Entonces, por supuesto, todas las miradas se dirigen a Hiiro.

[¿Qué hay de ti?]

[… No.]

Respondió con una sola palabra. Después de eso, los otros hicieron un alboroto.

[Entonces… ¿Puedes decirnos qué tipo de título tiene?]

Le molestaba cómo se le hablaba con desprecio, pero sin embargo respondía con honestidad. Pero sólo reveló uno de ellos.

[<Transeúnte Inocente>…]

Ahora sus cuatro compañeros de clase cambiaron su actitud ante estas palabras. Fruncieron el ceño y dejaron sus bocas abiertas con incredulidad.

[<Transeúnte Inocente>… Lilith, ¿Sabes lo que eso significa?]

[Eh, uhm… Sí. Lo más probable es que…]

Lilith miró hacia abajo, dudando en responder. Hiiro suspiró mientras la miraba. Entonces él respondió en su lugar.

[Sólo soy una persona corriente. Estaba en el aula en ese entonces y me mezclé con estos tipos. ¿Verdad?]

[Uh-Uhm…]

[Hey, espera! Okamura! ¿Qué pasa con ese tono?]

Chika dijo señalándolo. Pero él lo ignoró completamente y continuó.

[Originalmente, cuatro personas deberían haber sido convocadas aquí. Y esas son estas cuatro de aquí. Soy un irregular, por así decirlo. ¿Qué vas a hacer al respecto?]

Se limitó a declararlo indistintamente, sin ninguna hostilidad o animosidad. Y aún así, Lilith se puso pálida ya que fue ella quien los convocó.

[Bueno, no se trata sólo de mí. Estos tipos también fueron traídos aquí a su conveniencia. Estoy segura de que nuestras familias están preocupadas por nosotros.]

La expresión de Lilith se volvió más y más desconsolada.

Los soldados que la rodeaban también empezaron a zumbar porque lo que Hiiro está diciendo es ciertamente correcto. Rudolph levanta su mano para silenciarlos.

[Ciertamente. Sólo puedo pedirle perdón por este asunto.]

El rey ofreció su disculpa de esa manera. Hiiro pensó que daría excusas, pero el rey fue inesperadamente consciente del peso de sus acciones.

[No nos quedaba otra opción.]

[No, para ser honesto, no me importan tus circunstancias.]

[¿Huh?]

Como si el tiempo se detuviera, todos se pusieron rígidos al escuchar las palabras de Hiiro.

[No tengo ninguna conexión con estos cuatro.]

[Hey, Okamura! ¿No somos compañeros de clase?]

Taishi gritó, enfurecido por las palabras de Hiiro.

[Sí, somos compañeros de clase. Pero estamos estudiando juntos en la misma habitación por decisión de la escuela; eso es todo lo que había, al menos para mí.]

[Eso es ir demasiado lejos…]

[Sí, aunque finalmente estábamos en la misma clase…]

Shuri y Shinobu también expresaron sus opiniones.

[Eso dices, pero no he intercambiado una sola palabra contigo en los cuatro meses que llevamos en la misma clase.]

Era un hecho. Básicamente, a Hiiro le gustaba estar solo, así que mantuvo su distancia de todos, y no sólo de estos cuatro. Duerme, come y lee. Esa era la rutina diaria de Hiiro.

Especialmente cuando se trataba de comer y leer, eran lo que él podía llamar su propósito en la vida.

Hiiro es un comilón y un gourmet, e incluso ha viajado en bicicleta hasta lugares fuera de la prefectura conocidos por tener buena comida.

Cuando se enteró de que se vendería un número limitado de daifuku superpopulares, hacía cola desde el día anterior para asegurarse de tener uno, y todo mundo lo llamaba ‘Buscador de Comida’ por su persistencia.

Siempre que tenía tiempo para leer, iba a la biblioteca de la escuela, permaneciendo allí el tiempo suficiente para ser llamado ‘El Residente de la Biblioteca’ tanto por los estudiantes como por los profesores.

Incluso si estaba un poco lejos, si oía que había una biblioteca disponible, hacía todo lo posible para satisfacer su sed de conocimiento.

Hubo un tiempo en que estaba tan entusiasmado con algo y se absorbió tanto en ello que se encerró en su habitación durante tres días sin comer ni beber, leyendo un libro prestado hasta que finalmente se desmayó.

Claro, eran compañeros de clase, pero nunca habían hablado antes. Incluso pensó que, si podía satisfacer esos dos deseos, no necesitaba amigos.

Taishi y los demás pueden haber sentido que era difícil hablar con un Hiiro así, y también es cierto que nunca habían pensado en hablar con él de buena gana.

En respuesta a las palabras de Hiiro, los cuatro fueron incapaces de discutir, y se quedaron en silencio.


Nota de Yuuki: Para los que se pregunten por que lleva un ‘Re’ en el nombre. Esta es la versión escrita otra vez desde 0 por el autor (Inicio el año pasado) y que tiene cambios desde el inicio, por lo que se le puede considerar una historia diferente a la anterior con los cambios que se le van haciendo de a pocos.