Slow Life Frontier V1 Prologo

Modo nocturno

Prologo: Partida

La aldea de la Heroína se consumió en llamas. Orcos con colmillos que sobresalían de sus bocas igual que los jabalíes agitaban sables con una mano mientras agarraban lo poco que había para saquear con la otra. Las criaturas gritaban temibles rugidos.

La Heroína, que había vivido una vida totalmente desconectada de la lucha hasta ese día, sostuvo una espada barata de bronce de su casa en una mano y se enfrentó a tres orcos.

[…!]

Pero no dio una imagen muy tranquilizadora en comparación con sus poderosos oponentes. Incluso la Heroína, que tenía el potencial de convertirse en el ser más poderoso algún día, era — en este punto — sólo una joven que no sabía nada de batalla.

La lucha se decidió rápidamente. El golpe de la Heroína dejó un corte superficial en uno de los brazos del orco, pero rápidamente fue retenida por detrás por uno de sus hermanos. La musculosa mano de un orco agarró la mano con la que sostenía la espada, y la chica quedó inmovilizada.

La Heroína luchó desesperadamente, pero su desafío sólo divirtió a los orcos. Una de las criaturas se lamió los labios hasta arriba de uno de sus colmillos con una larga lengua roja mientras una sonrisa burda retorcía su temible rostro. La nudosa mano del bruto se extendió para tocar a la heroína.

Sin embargo, la mano del orco se congeló en mitad del aire.

[¿Eh?]

El monstruo sintió un calor abrasador en su espalda e inclinó su cabeza con asombro. Trató de darse la vuelta, pero fue golpeado por una repentina sensación de agotamiento y cayó de rodillas, colapsando rápidamente.

▼▼▼▼

Mi lanza de mithril perforó suavemente la espalda del orco, y se desplomó, inmóvil. Sus compañeros me vieron montando mi drago con una lanza en la mano. Sus ojos fueron atraídos por la cresta de dragón que adornaba la placa del pecho de mi armadura.

[¿El escudo de los Caballeros Bahamut? ¿Qué hace un caballero de la capital en un pueblo tan rural como éste?]

Los orcos gritaron de miedo. Probablemente habían planeado saquear una pequeña aldea indefensa, pero ahora se enfrentaban a un caballero dragón de la capital del reino, una de las élites de los Caballeros Bahamut, temido incluso entre las filas de los ejércitos de los Señores Demonio.

[Gyah!]

Mientras los brutales invasores se distraían por la conmoción, la Heroína pateó la espinilla del orco que la sostenía y liberó su brazo junto a su espada. Una sonrisa cruzó la cara de la Heroína mientras corría hacia mí

Salto de mi draga, dejé a un lado mi lanza y desenvainé mi espada mientras me ponía en el camino de los orcos, protegiendo a mi hermana menor, la Heroína.

[Te atreviste a poner tus manos sobre mi hermana menor. Espero que estés preparado para las consecuencias.] — dije mientras me precipitaba hacia los orcos con mi espada de caballero.

Esta fue la primera página de la historia de la Heroína. La Heroína derrotó a las criaturas que atacaban su ciudad natal, dando tiempo a los aldeanos para escapar. Esos orcos resultaron ser tropas de avanzada del ejército del Señor demonio. Mientras tomaban el control de las aldeas de alrededor una tras otra, la Heroína se convirtió en el pilar de la resistencia. Salvó a los que fueron agredidos por las fuerzas del mal y dio la señal para que toda la gente reunida contraatacara al Señor Demonio.