Fukushuu C1

Modo nocturno

Capítulo 1: Vengador, suicidio

Había siete cadáveres alrededor de Kurono Kousuke.

Aquellos que estaban severamente dañados eran los que fueron destruidos y asesinados por sus propias manos.

Esto también podría ser llamado un exterminio de plagas, ya que no tenía la conciencia de un asesino.

No había manera de que pudiera tenerla.

Estas personas que se han convertido en basura apestosa desde el principio de su vida eran, por decir lo mínimo, pedazos de basura.

Aunque no estaban en un estado agradable de ver ahora, estos siete tenían la misma edad que Kousuke, que cumplirá dieciocho este año.

Si dios existiera, daría prioridad a estos desechos humanos. Debido a las acciones de estos pedazos de basura, el número de seres humanos que han llevado, directa o indirectamente, a la muerte fue de más de un centenar.

A pesar de ello, se les ha permitido respirar placenteramente sin ser castigados hasta el día de hoy.

Los villanos bajo el patrocinio de los poderes no pueden ser castigados.

La oscuridad que siempre nace en la estructura de la sociedad.

Esta realidad no es inusual a escala global.

Sin embargo, está lejos de ser aceptable para los seres humanos que han sido decepcionados por ella.

Kousuke también era igual.

Lo que sea que haya sido robado por ellos, ya no puede ser recuperado.

Cada acción que se puede hacer en este mundo no puede recuperar lo que ha sido robado por ellos.

Sin embargo, su vida cotidiana continuó.

El daño causado por sus acciones era constante y se acumulaba lentamente.

Alguien necesitaba ponerle fin.

Se puede decir que tal pensamiento es la reacción normal de los humanos con una ética normal.

Las plagas deben ser exterminadas.

Una conclusión sin duda.

Kousuke pasó cinco años y finalmente su plan logró exterminar los desechos humanos en este día.

Pero no había ningún sentido de logro.

Pensó que iba a querer gritar de alegría, pero no sintió emoción alguna.

Aunque obtuvo el resultado deseado, lo único que le vino a la mente fue el vacío.

Así es.

No hay manera de que estés satisfecho con sólo una venganza improductiva.

Pero eso fue suficiente.

El propósito se cumplió de todos modos.

No tenía más arrepentimientos que le hicieran seguir viviendo en este mundo.

Ya no tenía razón para vivir en este mundo.

Llevó el cuchillo que tenía en la mano a su arteria carótida.

Para terminarlo, para poner fin a este círculo vicioso de venganza.

[¿No es esto un desperdicio?]

En el momento en que escuchó esa voz, la vida de Kurono Kousuke había terminado.

A menos que estuviera equivocado, el cuchillo debería haberle rasgado la garganta.

Él debería haber visto el líquido rojizo negro brotando desde abajo, como cualquier otra persona.

No pensaba que algo de dolor hubiera sido extraño.

¿Fue por falta de realidad?

Sin embargo.

Su intento de quitarse la vida terminó en fracaso.

O para decirlo correctamente, tuvo éxito, pero no murió.

Él estaba vivo.

Entonces, cuando se despierte la próxima vez, ¿Qué sería?

¿Qué significaba no estar muerto al final de su vida?

La respuesta es—