Kuma C39

Modo nocturno

Capítulo 39: El oso va a subyugar a la serpiente

 

Mi conversación con Cliff y el maestro del gremio me retrasó, pero finalmente llegué al tablero de misiones.

 

Tablero de rango D
Maestro de esgrima (sólo para mujeres).
Caza de orcos.
Materiales completos de Tigerwolf.
Doscientas gemas de maná de goblins, sin restricción de tiempo.
Obtener la hierba Melmel.
Subyugar Monos de piedra en la montaña Hoelle, número desconocido.

 

………

……

No había nada que me atrajera.

Maestro de esgrima (sólo mujeres). ¿Contaban los osos? Todo lo que sabía sobre la lucha con espadas era del juego. Enseñar a otra persona parecía una molestia de todos modos. Cazar orcos no parecía divertido. Había derrotado a tigerwolf antes, y no podía quitarle las gemas a los goblins, así que eso era imposible. No saber cuántos monos de piedra había era un problema. No quería hacer ninguna misión cuando no sabía cuánto tiempo llevaría.

Si no hubiera estado encerrada tanto tiempo, podría haber habido otros, pero no podía hacer nada al respecto.

Decidí revisar el tablero de rango C.

 

Tablero de rango C
Materiales de Wyvern.
Convoy para cierta persona, secreto estricto.
Escama de sirena.
Aniquilación del grupo de ladrones Zamon.
Recolección de flores Histori.
Caza de serpientes de agua, incluye materiales.
Caza de Firetiger, incluye materiales.

 

………

……

Las misiones de subyugación de rango C parecían divertidas, pero eran cosas que no tenían una ubicación específica o estaban muy lejos. Sin embargo, me sorprendió que las sirenas existieran. Sería bueno ir a verlas alguna vez. Justo cuando pensaba en volver a casa, ya que no había ninguna misión interesante que pudiera hacer en un día de viaje, noté que había una conmoción en la recepción.

[¿Por qué no?]

[No es que no pueda hacerlo. Sólo digo que llevaría tiempo.]

[Entonces no se hará a tiempo. Mi madre, mi padre y todos en la aldea morirán.]

Había un niño pequeño llorando y suplicándole a Helen.

[Como dije, no tenemos ningún aventurero que pueda derrotar a una víbora negra. Incluso si llamáramos a uno, tardaría hasta mañana.]

[Mi mamá y mi papá, sin embargo…]

El chico se puso a llorar.

[¿Qué pasa?]

[Yuna.]

Me dirigí a los dos.

[Al parecer, una víbora negra apareció en la aldea de este chico.]

[¿Es una serpiente?]

[Sí. Es más grande que una víbora normal. Si es un espécimen de gran tamaño, tal vez de unos cien metros. Parece que varios de los aldeanos han sido comidos. Este chico montó un caballo hasta el pueblo, pero, aunque consiguiera un aventurero que pudiera derrotarla, siguen fuera y no volverán hasta dentro de varios días.]

Una víbora negra, ¿Huh? Miré al chico sollozante.

[Entonces, ¿Qué tal si voy?]

No es que tuviera algo que hacer de todos modos.

[¿Quieres ir? No es como si estuvieras dando un paseo por el vecindario. Los especímenes grandes son monstruos de rango B.]

[Pero si no nos apuramos, entonces la aldea estará en peligro, ¿Verdad?]

[Sí, pero…]

[Si es peligroso, escapare; estará bien. Helen, ¿Podrías al menos preparar las formalidades para llamar a los aventureros? Al menos puedo ganar algo de tiempo.]

[¿Crees que soy idiota?] — gritó el chico — [No hay forma de que alguien vestida tan raro como tú pueda derrotar a la víbora negra.]

Eso era válido. Normalmente, la gente no pensaría que una chica con un traje de oso podría derrotar a un monstruo como ese.

[Uhh, en ese caso, me adelantaré a todos y recogeré información.]

[¿Recoger información?]

[Recopilaré información y se la daré a los aventureros que tú llames, Helen. Si podemos averiguar qué tan grande es y dónde está, entonces hará que las cosas vayan más rápido, ¿Verdad?]

El chico asintió levemente a mi mentira improvisada.

[Entonces, Helen, ¿Dónde está esa aldea?]

[Es un día y medio de viaje al sureste, asumiendo que tengas un caballo rápido.]

Me pregunté si un día y medio estaba lejos. No sabía cuántas horas podía correr un caballo en un día. Obviamente no todas las veinticuatro.

[¿De verdad vas a ir?]

[No tengo nada mejor que hacer.]

[Por favor, espera un momento. Confirmaré las cosas con el maestro del gremio.]

Helen dejó su asiento y se dirigió a la habitación del maestro del gremio. Sin embargo, el maestro del gremio regresó inmediatamente con ella.

[¿Vas a matar a una víbora negra?]

 

[Sólo voy a comprobarlo. Si parece que puedo derrotarla, lo haré, y si no puedo, correré y reuniré información que entregaré a los aventureros que Helen llame.]

[Helen, ¿Quiénes son esos aventureros?]

[Ese sería el grupo de rango C One-Eyed Rush.]

¿Qué clase de apodo de secundaria (chuuni) era “One-Eyed Rush”? No quería que me llamaran así, pero sí quería verlos. Me preguntaba si tenían parches en los ojos o algo así.

[Rango C One-Eyed Rush, eh. No me siento muy seguro de enviar una sola persona. Si puedes hacer arreglos para otros, por favor hazlo.]

[Entendido.]

[En ese caso, vamos, Yuna.]

Sonó como si el maestro del gremio dijera algo raro.

[¿Vamos?]

[Yo también voy. Yo también solía ser un aventurero. No te estorbare.]

Eso no fue muy tranquilizador.

[¿Cómo planeas llegar allí?]

[Usaré mi caballo. Deberíamos poder llegar allí mañana.]

[En ese caso, yo iré adelante. Mis invocaciones no deberían tardar ni un día en llegar allí.]

[¿Es así?]

[Tengo dos, así que, si las intercalo, entonces probablemente.]

Aunque no lo sabía con seguridad.

[Adelante, entonces. No hagas nada ridículo hasta que yo llegue.]

[Entendido.]

En el momento en que intenté dejar el gremio, el chico me detuvo.

[Espera. ¿Podrías llevarme contigo?]

[Te interpondrías en el camino.]

[Te guiaré hasta allí. Eso debería reducir el tiempo.]

Le di un vistazo. Se veía liviano. Supongo que estaría bien si sólo llevara el peso extra de un niño.

[Está bien. No tomaremos ningún descanso.]

[No me importa. Es por la aldea. No puedo esperar aquí solo.]

[En ese caso, no podemos perder tiempo, chico.]

[Soy Kai.]

[Soy Yuna. Partamos, Kai.]

Dejamos la ciudad, y llamé a Kumayuru. Kai se sorprendió.

[Sube. Tenemos prisa, ¿No?]

[Señorita, ¿Qué es eso? ¿Y qué pasa con su traje?]

[Eso no importa ahora mismo, ¿Verdad? Tu familia está esperando, ¿No?]

Kai asintió y montó a Kumayuru. Me subí detrás de él.

[Asegúrate de mirar hacia adelante y guiar el camino.]

Kai asintió.

Kumayuru corrió, siguiendo las instrucciones de Kai. Kumayuru era más rápido que un caballo y tenía resistencia desde un inicio. Después de correr durante tres horas, desmontamos y nos hicimos un tiempo para una pequeña comida.

[Terminemos en cinco.]

Saqué el pan y el jugo del almacén de oso y se los entregué a Kai. Él me dio las gracias y prácticamente devoró el pan.

[¿A qué distancia estamos?]

[Estamos a mitad de camino, tal vez un poco menos.]

En ese caso, llegaríamos en unas tres horas. Cuando terminamos de comer, nos cambiamos a Kumakyu. Aunque Kai debía estar cansado de cabalgar hasta el pueblo al amanecer, nos guio pacientemente.

[Si tenemos un camino recto por un tiempo, deberías dormir un poco.]

Kai agitó la cabeza.

[Estoy bien. No sería capaz de hacerlo. Perderemos tiempo si el rumbo es ligeramente diferente de todos modos. Al principio, pensé que tener una chica vestida de forma extraña no ayudaría, pero tienes que ser algo especial si puedes convocar a osos como estos. Tal vez puedas ayudar a todos a escapar, aunque no puedas derrotar a la víbora negra. Por eso quiero llegar rápido. Incluso si llego a la aldea, no seré útil. Creo que mi papel es asegurarme de que no te pierdas y te acerques a la aldea, si no hay nada más.]

Kai era demasiado maduro. Entre Fina y este chico, ¿Qué pasaba con los niños en este mundo?

[En ese caso, asegúrate de hacer un buen trabajo mostrándome el camino.]

[Por favor, salve a todos en la aldea, señorita.]

[Haré lo que pueda.]

Kumakyu corrió hacia la aldea.