Kuma C46

Modo nocturno

Capítulo 46: Cliff sigue el misterio de los huevos

 

—Punto de vista de Cliff—

Mi mayordomo Rondo vino a mi oficina en medio del descanso que había tomado de la montaña de papeleo de la mañana.

[Pido disculpas por la intromisión, Señor.]

[¿Qué pasa? ¿Algo urgente?]

[No, no es nada grave, pero creo que es algo que debería escuchar.]

Si Rondo lo decía, entonces probablemente no era tan importante. De todas formas, parecía que le preocupaba.

[Recientemente, un gran número de huevos de kokekko han empezado a inundar el pueblo, en extrañas circunstancias.]

[¿Extraño en qué sentido?]

[En primer lugar, no sabemos de dónde vienen. Además, se niegan a venderlos si uso el nombre de la casa Fochrosé.]

[Espera, ¿Qué?]

[Cada vez que pregunto a nuestros proveedores sobre los huevos, siempre hablan con rodeos. Cuando les digo que pueden tomarse su tiempo para explicar la situación, nunca me dan una respuesta. Sin embargo, cuando voy a las tiendas como una persona normal, puedo obtener huevos, pero cuando pido que sean entregados en la casa Fochrosé, me dicen que están agotados, y que hacer un pedido por adelantado no será posible en un futuro próximo.]

[¿Qué significa esto?]

Ahora empezaba a preocuparme.

[De lo único que estoy seguro es que se niegan a vender huevos a la casa Fochrosé. Incluso cuando pregunté al gremio de comerciantes, dijeron no tener conocimiento de esto.]

No me importaba especialmente no poder comer huevos, pero no me ponía de buen humor.

[No tengo ningún trabajo urgente para la tarde. Supongo que me dirigiré al gremio de comerciantes.]

Acorté mi descanso y me dirigí al gremio.

 

▼▼▼▼

No había hecho ninguna cita, pero aun así pude asegurarme una reunión inmediata con la Maestra del Gremio.

[Vaya, Lord Cliff! ¿Qué le trae hasta el gremio de comerciantes?]

Milaine me dirigió una sonrisa sospechosa.

[No estoy aquí para hablar de negocios hoy. Vine a preguntar sobre algo personal.]

[¿Qué podría ser?]

[Es sobre los huevos de kokekko.]

[¿Huevos de kokekko?] — la expresión de Milaine no cambio.

[Es cierto. Al parecer nadie tiene la intención de vendérmelos.]

[No estamos haciendo tal cosa.]

Milaine siempre ha sido honesta conmigo; ¿Qué la movió a mentirme a la cara ahora?

[La información que ha llegado hasta mí dice lo contrario.]

[¿Estás seguro de que no fue sólo que se vendieron los huevos o se llenaron los pedidos anticipados porque son muy populares?]

[La gente que vende los huevos dijo exactamente lo mismo.]

[Entonces así es como debe ser.]

[¿Realmente crees que aceptaría esa explicación?]

[No te mataría no tener huevos que comer.]

[Me ofende que no tenga ni idea de quién me está haciendo esto. Además, me gustaría tener huevos para mi hija.]

[Bueno, entonces, ¿Te gustaría llevarte algunos a casa para ella?]

[¿Qué tal unos para mí?]

[Me temo que no tenemos ninguno para ti.]

Milaine me sonrió. Qué mujer tan irritante. No había mucha gente alrededor que pudiera enfrentarse a mí.

[¿Así que no me lo dirás en absoluto?]

[Ese es el acuerdo — no le vendas huevos a Lord Cliff.]

[¿Piensas mantener esa promesa, aunque signifique dañar tu relación con tu propio Lord?]

[Así es. Si no fueras el malo en esta situación, probablemente estaría de tu lado. Pero esta vez, estoy con ella. Me gusta bastante.]

¿Yo era el malo? ¿Y quién era ella? ¿De quién podría estar hablando Milaine?

[Has hecho sufrir a muchos niños. Ella los rescató.]

¿Niños sufriendo? ¿De quién demonios estaba hablando? No recuerdo haber torturado a nadie.

[Reconozco que es un espléndido Lord, pero quiero apoyarla siempre y cuando esté en lo correcto.]

[Es raro que apoyes a alguien hasta ese punto.]

[Ella me intriga. He conocido mi justa parte de la gente hasta ahora, pero nunca he conocido a ninguna otra persona cuya fuerza, comportamiento y filosofías no haya sido capaz de comprender.]

[Escuchando eso de ti, me gustaría conocerla, sin importar la situación del huevo.]

[No planeo presentarlos a ustedes dos.]

[¿Podrías al menos decirme qué es lo que hice?]

[No. Si te lo dijera, unirías dos y dos, y descubrirías cómo está conectada.]

[Entonces tal vez te haga pagar el préstamo de antes.]

[¿El préstamo?]

[No fuiste capaz de preparar el regalo del rey, ¿Verdad?]

El gremio de comerciantes no pudo hacer sus arreglos habituales este año.

[¿Y lo mencionas ahora porque…?]

[Es uno de los deberes del gremio, ¿No?]

[Ahora que lo pienso, ¿Se decidió por una ofrenda para el rey?]

[Sí, el gremio de aventureros me dio una espada de rey goblin.]

[¿Una espada de rey goblin?]

[Sí, esa aventurera oso la obtuvo cuando derrotó al rey goblin.]

[Por oso, ¿Quieres decir Yuna?]

Cuando mencioné a Yuna, la reacción de Milaine cambió por primera vez.

[¿Conoces a Yuna?] — le pregunté.

[Es la novata que derrotó a cien goblins, cazó a los lobos, mató a los tigerwolf, recientemente derrotó a la víbora negra y se viste como un adorable oso.]

[Pareces muy bien informada sobre ella.]

[Eso es porque es una novata prometedora. Incluso el gremio de comerciantes tiene sus ojos puestos en ella. No tenía ni idea de que había conseguido una espada de rey goblin cuando elimino a la horda de goblins. Ojalá la hubiera vendido al gremio de comerciantes.]

[Y así es como conseguí una ofrenda para el rey. ¿Así que tal vez te devuelva ese préstamo por no cumplir con tu deber de preparar una ofrenda para el rey?]

[Eso es solapado. Entonces parece que ya conoces a Yuna.]

[Más o menos. Ella también me ha llamado la atención. Nunca he conocido a una aventurera tan interesante como ella.]

[Bueno, parece que esa misma aventurera te odia.]

[… ¿Qué significa eso?]

[Yuna es la que está suministrando huevos al gremio. Ella también hizo su trato con el gremio de comerciantes con la condición de que nos neguemos a venderlos a la familia Fochrosé.]

[¿Fue Yuna?]

¿Esa chica oso me odiaba? Me sentí inquieto.

Cuando la conocí, pensé que era una chica interesante. Reflexioné sobre lo que sabía de su peculiar casa, sus generosos regalos a mi familia, sus logros en batalla. Parecía simpática. ¿Esa Yuna me odiaba? No parecía así la última vez que hablamos.

[¿Puedo preguntar por qué siente eso por mí?]

[Tendrás que preguntárselo tú mismo.]

Dudaba que obtuviera una respuesta, aunque siguiera presionándola. Milaine era ese tipo de mujer.

[Entiendo. Iré a ver a Yuna.]

Dejé el gremio de comerciantes y me dirigí a la famosa casa de oso.

 

▼▼▼▼

Llamé a Yuna, esperando en su puerta.

[Bienvenido, Lord Cliff. ¿Qué lo trae por aquí?]

[Yuna, tengo algo que quiero preguntarte.]

[¿Qué podría ser?]

[¿Por qué no venderás huevos a la familia Fochrosé?]

[¿De qué estás hablando?]

[Presioné a Milaine para que hablara, así que no te enojes con ella.]

[En realidad no estoy tan enojada. Le dije que podía hablarte de mí si le causaba problemas al gremio de todos modos.]

[Bueno, ¿Por qué les dijiste que no me los vendieran?]

[Es porque el orfanato está produciendo los huevos.]

[… ¿Um?]

[Así que, sólo hice que no te los vendieran para irritarte.]

[¿Por qué no me vendiste los huevos porque el orfanato los está produciendo?]

[¿Hablas en serio? Has estado reduciendo constantemente sus fondos hasta que al final se los cortaste. Claro, el orfanato no contribuye al pueblo, pero no creo que eso justifique la muerte de los niños cuando tienen un futuro por delante. No es que los niños no tengan padres porque quieran. No me gusta cómo los sacrificaste sólo porque no eran esenciales.]

Yuna no me dio tiempo para procesarlo.

[Los niños estaban tan hambrientos.] — continuó — [Que estaban buscando las sobras de la gente. Los instructores del orfanato estaban mendigando por las sobras de las tiendas y posadas. Usaban la misma ropa todos los días. La casa en la que duermen tiene corrientes de aire. No tienen mantas calientes para sus camas. ¿Por qué esos niños te alimentarían con los huevos de los pollos por los que trabajaron tan duro para criar?]

[…]

[Además, estoy segura de que podrías sobrevivir sin huevos — eres un Lord, después de todo.]

No entendí lo que Yuna estaba diciendo. Cada nuevo detalle de su relato me desconcertó de nuevo.

[Me imaginé que se ganaron una pequeña retribución en su nombre, aunque la directora ya parecía bastante agradecida por conseguir un lugar para vivir.]

Cuando empecé a reunir las piezas de la historia de Yuna, entendí por qué Milaine se había puesto de su lado, pero no había cortado los fondos del orfanato. ¿Por qué pensó que lo había hecho?

[Yuna, probablemente no me creas, pero no abandone el orfanato. Voy a ir a casa y confirmarlo. Una vez que entienda lo que está pasando, volveré.]

Rápidamente regresé a mi residencia. No caminé — corrí. Necesitaba respuestas.

 

▼▼▼▼

Una vez que volví a mi oficina, llamé a Rondo.

[¿Ha vuelto, Maestro Cliff?]

[Rondo. Esto es urgente — necesito que averigües qué pasó con la financiación del orfanato.]

[¿La financiación del orfanato, dice?]

[Así es, encuentra a la persona que me hizo parecer un Lord sin corazón!]

[Entiendo.]

Rondo inclinó la cabeza y se fue. Estaba tan alterado que no pude hacer nada del trabajo de la tarde.

 

▼▼▼▼

Rondo volvió a mi oficina esa tarde.

[¿Puedo, Maestro Cliff?]

[¿Encontraste algo?]

[Sí, la persona que administra los fondos del orfanato es el Maestro Enz Roland.]

[¿Era Enz?]

Ya veo. Así que él era el responsable. Quería golpearme a mí mismo por no saber lo que estaba pasando en mi propio dominio.

[Parece que el Maestro Enz está malversando los fondos del orfanato.]

[¿Hizo eso?]

En el fondo mi trabajo era delegar el trabajo a otros, sí, pero también controlarlos. Cada mes, cuando la solicitud de fondos del orfanato pasaba por mi escritorio, la firmaba y liberaba los fondos sin pensarlo dos veces. Por supuesto que Yuna se enojaría.

 

[Todavía tengo que examinar los detalles, sin embargo, parece que el Maestro Enz ha falsificado los registros de cada intercambio fiscal en el que ha estado involucrado para ocultar su malversación. Parece que también está endeudado.]

[¿Por qué necesitaría pedir préstamos si está malversando nuestros fondos?]

[Parece que es un mujeriego. Además, su esposa parece tener un apetito sin fondo por las joyas y demás, y su hijo parece haber adoptado los extravagantes hábitos de mujeriego de su padre.]

[Tienes que estar bromeando!]

Ese era el dinero del pueblo.

[¿Nos toma por tontos? Rondo! Reúne a los soldados inmediatamente y rodea la finca de Enz. No lo dejen escapar, quiero que me traigan a toda la familia Roland con vida!]

[Sí, entendido.]

Rondo salió de la oficina.

 

▼▼▼▼

Una hora más tarde, mis hombres me presentaron a Enz en toda su sucia gloria, junto con su esposa e hijo. Los tres eran una absoluta escoria. Me sentí mal del estómago.

[Lord Cliff, ¿Qué razón podría tener para enviar soldados por nosotros a estas horas?]

[Tengo ganas de ejecutarte a ti y a tu familia inmediatamente, así que por favor elije tus respuestas sabiamente.]

[…]

[¿Has malversado los fondos destinados al orfanato?]

[No he hecho tal cosa.]

[El orfanato afirma que no ha recibido nada!]

[Bueno, es la gente del orfanato la que dice eso. Probablemente esperan obtener más de ti fingiendo que no recibieron el dinero. La basura solo produce basura.]

Tú eres la basura!

Controlé el impulso de golpearlo y continué con mi línea de interrogatorio.

[Parece que los trabajos que te he confiado han quedado en gran parte sin hacer.]

[Todo se hará en una fecha futura. Sólo hemos tenido algunos pequeños contratiempos.] — respondió, manteniendo la calma.

[También está el asunto de tus deudas.]

[Esas son menores. Podré pagarlas pronto, así que no es nada de lo que tenga que preocuparse.]

No parecía que tuviera la intención de decir la verdad.

[Entonces no tendrás ningún problema con que inspeccione tu casa.]

[Bueno…]

Finalmente, su expresión cambió.

[Ya hemos comenzado a buscar en su residencia.]

[¿En serio crees que podrás salirte con la tuya? Se lo diré a mi hermano en la capital real.]

[Este es mi pueblo. Tan pronto como reúna pruebas, haré que te ejecuten. Arroja a esos tres a la cárcel!] — le ordené a los soldados.

[Espere, tiene que dejarme contactar con mi hermano en la capital real!]

[Que alguien haga callar a este tipo. Es repugnante.]

Los soldados amordazaron la boca de los Rolands con un trapo y los sacaron de la habitación.

 

▼▼▼▼

Algún tiempo después, Rondo volvió de inspeccionar la casa de Roland.

[¿Encontraste algo?]

[Sí, encontramos todas las pruebas que necesitábamos.]

Rondo estaba pálido.

[¿Qué es lo que pasa?]

[Las acciones del Maestro Enz fueron despreciables.]

[¿Fue tan terrible?]

[Malversación, fraude, violación, asesinatos, tratos ilegales… demasiadas cosas para contarlas.]

[¿Asesinato?]

[Todavía estamos contando los cadáveres en el calabozo. La crueldad era tal que apenas podía creer que todo había sido hecho por un humano.]

El relato de Rondo era insoportable.

Al parecer, Enz contrataba chicas jóvenes del campo como sus sirvientas, se salía con la suya hasta que morían y las abandonaba en el sótano. Como habían llegado recientemente del campo, nadie se daría cuenta cuando desaparecieran. Si un miembro de la familia o su novia venía a buscarlas, los invitaba a su residencia, los atrapaba y los mataba. Esto había sucedido durante un tiempo.

Su esposa gastaba el dinero libremente en joyas. Enz entonces malversaba o apropiaba de los fondos que necesitaba para pagar la deuda que ella había acumulado.

Su hijo haría lo que quisiera abusando de las mujeres del pueblo y aplastaría cualquier demanda usando el dinero y la influencia de Enz. Tenía el hábito de extorsionar a los comerciantes del pueblo, forzándolos a cerrar el negocio si lo desafiaban.

La razón por la que nada de esto había llegado a mí era obvia ahora — Enz había puesto fin a esto antes de que pudiera enterarme. Su hermano mayor probablemente estaba moviendo los hilos por él, pero este era mi pueblo. No les dejaría salirse con la suya en lo que quisieran.

[Ejecútalos.]

Se me acabó la paciencia.

[¿Está seguro? Nos arriesgamos a hacer enemigos en la capital.]

[No importa. Diremos que fueron asesinados por un invasor.]

La casa Roland fue ejecutada. Conseguimos pruebas de sus crímenes. Incautamos sus bienes. Rescatamos a los sobrevivientes en el calabozo. Una vez que tratamos a los que tenían un lugar donde ir, los preparamos para el viaje a casa. Después de que todo se hizo, me dirigí de nuevo a la casa de Yuna.

 

▼▼▼▼

[Lo siento.]

Bajé la cabeza y expliqué por qué el orfanato había sido abandonado. Normalmente, no le diría nada de esto a una persona común, pero sentí que tenía que decírselo a esta chica.

[Mi subordinado malversó el dinero. No me di cuenta. Voy a restablecer la financiación del orfanato inmediatamente.]

[No es necesario.]

[…]

[Ya están todos trabajando como locos. Ya no necesitan un subsidio.]

[Pero eso es…]

Todavía no me sentía mejor.

[Si tienes esa cantidad de dinero, ¿Por qué no le das un buen uso?]

[¿Y con eso quieres decir?]

[Como si pudieras usarlo para hacer un departamento de supervisión para asegurarte de que algo estúpido como eso no vuelva a suceder.]

[¿Para supervisar las cosas?]

[Se asegurarían de que el dinero se use como tú lo has ordenado. Por ejemplo, si estuvieran a cargo de los fondos del orfanato, irían al orfanato cada pocos meses y se asegurarían de usar el dinero para los gastos que realmente necesiten. Comprobarían si las cosas que estaban comprando contaban como una compra razonable. Si había una persona haciendo eso, no sería tan fácil malversar o apropiarse del dinero. Por otra parte, si la persona que supervisa las cosas terminara convirtiéndose en un criminal, no tendría sentido.]

[Entonces, ¿Qué haría yo?]

[Eso es obvio. No puedes elegir a alguien en quien confíes — necesitas elegir a alguien que sea muy leal a ti como para que arriesgue su vida. Tienes que tener al menos una persona así, ¿Verdad?]

[En realidad, la tengo.]

Tenía a Rondo.

[¿En serio? Bien por ti.]

Yuna no dijo nada después de eso.

[¿Así que el orfanato está realmente bien?]

[No te preocupes por eso.]

[Realmente me salvaste allí. Nos las arreglamos sin que ninguno de los niños muriera. Gracias por eso.]

Dejé la casa de Yuna y volví a la mía. Tenía una montaña de trabajo. Rondo tendría que tomarse un descanso de ser mi mayordomo para poder trabajar como mi mano derecha.