Kuma C48

Modo nocturno

Capítulo 48: El oso reparte pudin

 

Mi siguiente parada fue la residencia Fochrosé. No me importaba Cliff, pero quería invitarle pudín a Noa. Le dije al guardia que estaba frente a la puerta la razón general por la que quería ver a Noa. El guardia ya me conocía y me dijo que esperara. Un poco más tarde, la misma Noa vino corriendo desde la puerta principal.

[Yuna.]

*Bum* Noa se zambulló en mi pecho. El traje de oso absorbió el impacto.

[Cuánto tiempo sin verte, Noir.]

[Puedes llamarme Noa en su lugar. Bueno, ¿Tenías alguna razón para querer verme? Aunque no la tengas, estoy feliz de darte una cálida bienvenida.]

[Hice un dulce, así que quería ver si lo probabas por mí.]

[¿Un dulce? Eso suena encantador.]

Tirando de mi brazo, Noa me llevó a una habitación.

[Bueno, entonces, ¿Qué tipo de comida es?]

[Es un postre hecho de huevos de kokekko.]

Saqué el pudín del almacén de oso. Por supuesto que no podía olvidar la cuchara.

Noa cogió esa cuchara y se comió un bocado del pudín.

[Es delicioso.]

[Me alegro de que te guste.]

[Es la primera vez que como algo tan bueno.]

[Estas exagerando.]

[No, en absoluto. Esta es la primera vez que pruebo algo tan derretido, frío, dulce y delicado.]

[Bueno, a las mujeres y a los niños les suelen gustar esos sabores, supongo.]

Noa no sólo me estaba halagando, sino que parecía estar saboreándolo mientras comía.

[Oh, parece que ya me lo comí todo.]

La taza ya estaba vacía. Me miró en silencio y llena de codicia.

[Sólo una más, está bien.]

[Gracias.]

Cuando le entregué otro pudín, llamaron a la puerta.

[Voy a entrar, Noa. Escuché que Yuna vino.]

Cliff entró en la habitación.

[Perdón por venir.] — dije.

[No me importa. ¿Qué están haciendo ustedes dos?]

[Yuna está compartiendo un dulce que hizo conmigo que se llama pu-din.]

[¿Pudín?]

Noa le dio un mordisco a su recién adquirido pudín. Sonreía como una niña pequeña. Sólo eso justificaba el venir aquí.

[¿Es realmente tan bueno?] — preguntó Cliff, mirando la sonrisa de su hija.

[Sí, está delicioso.]

[Noa, ¿Serías tan amable de dejarme probar un poco?]

[De ninguna manera.] — Noa lo rechazó rotundamente.

[Noa.]

[No. Fue un regalo de Yuna.]

[¿Yuna?]

Cliff me miró con hambre. No estaba bien que un adulto me mirara así.

[Agh, está bien. Por favor, hazme saber lo que piensas cuando termines. Aún es un prototipo, así que aún no he afinado el sabor.]

[¿Esto es sólo un prototipo?] —dijo Noa — [Pero ya es mejor que cualquier otro dulce que conozco.]

[Bueno, lo estoy llamando un prototipo, pero sólo necesito ajustar la dulzura.]

Le pasé un pudín a Cliff, que le dio un mordisco.

[¿Qué… es esto?]

Su cara cambió.

[Nunca antes había comido una confitería tan deliciosa, ni siquiera en la capital real.]

¿Quizás este mundo no tenía un montón de grandes confiterías? Bueno, supongo que no podrían evitarlo si fuera tan difícil conseguir huevos. Las cucharas de Cliff y Noa nunca dejaron de moverse.

[Gracias por el dulce, Yuna. Estuvo muy delicioso.]

[¿Lo fue? Muy bueno. ¿Hubo alguna parte que quisieras mejorar?]

[No, no creo que tenga ni una sola falla.]

[Estaría bien, aunque me dijeras que lo querías un poco más o menos dulce.]

[Para mí, creo que me gustaría que fuera un poco menos dulce. El primer mordisco es delicioso, pero empieza a ser abrumador después de un tiempo.]

[¿Tú crees? Aunque me pareció delicioso.] — dijo Noa.

[Bueno, los paladares varían entre los adultos y los niños y entre los géneros después de todo. Voy a usarlos a ambos como referencia.]

[¿Vas a abrir una tienda o algo así?]

[No lo estoy planeando en este momento. Es sólo que estaba pensando que podría ayudar a los huérfanos en sus futuras carreras si, digamos, quisieran cocinar o hacer postres en lugar de criar pájaros.]

[¿Estás pensando en el futuro?]

[Estaba pensando en cómo, si hubiera un negocio alrededor, podría tener un pudín sin tener que tomarme la molestia para hacerlo yo misma.]

[¿Así que estás enseñando a los niños? Eres un adulto mucho más adecuado que yo.]

Les quité sus tazas vacías y las puse en el almacén de oso.

[Bueno, entonces, ¿Hay algo más que necesites?]

Había venido específicamente a la habitación de su hija para encontrarme, y dudaba que viniera sólo para verme.

[Sí, tengo que pedirte un favor. ¿Podrías escoltar a Noa a la capital real por mí?]

[¿A la capital?]

[Sí, tenemos que asistir a la celebración del 40 cumpleaños del rey, pero cierta persona me dio una montaña de trabajo para hacer, y sospecho que no podré salir hasta el último minuto. Si eso sucede, estaremos en un itinerario muy estricto, y prefiero no hacer pasar a mi hija por eso.]

[Cuando dices que alguien te causó mucho trabajo… no estás hablando de mí, ¿Verdad?]

[Estoy agradecido, en serio lo estoy, pero es verdad.]

Esa fue una acusación falsa en el mejor de los casos. Lo del orfanato fue todo un descuido de Cliff como el Lord. No fue mi culpa en absoluto. Ya que fui yo quien descubrió el crimen, él debería haberme agradecido.

Pero la capital real, eh.

[¿Habrá otros escoltas? ¿Cómo iríamos allí?]

Si hubiera otros escoltas, consideraría rechazarlo, ya que sería una molestia. Viajar en carruaje sería aún más doloroso.

[Sólo la que derribó a la víbora negra, creo que será más que suficiente. Y tienes tu bestia convocada para el transporte, ¿No es así?]

[¿Significa eso que puedo montar a los osos?] — Noa soltó un estallido de alegría.

[Escuché que tu invocación es más rápida que los caballos. Si ese es el caso, podrías correr si te encontraras con algún peligro.]

Quería ir a la capital de todos modos, así que no tenía razón para negarme.

[Bueno, entonces, ¿Cuándo nos vamos?]

[Si quieres irte temprano, mañana debería funcionar bien. Estoy seguro de que Noa quiere ver a su madre más pronto que tarde.]

Ahora que lo menciona, no había visto a su madre en la casa antes. Nadie la mencionó, así que asumí que había fallecido, pero supongo que me equivoqué.

[¿Tu madre vive en la capital?] — le pregunté a Noa, que parecía emocionada.

[Uh-huh, ella trabaja allí.]

[En ese caso, ¿Quieres salir mañana?]

[¿En serio?]

[Quieres ver a tu madre tan pronto como puedas, ¿Verdad?]

Terminé aceptando el papel de escolta de Noa a la capital.

[En ese caso, ¿Podrías esperar un momento, Yuna? Tengo algo que me gustaría que le lleves a mi esposa.] — Cliff se fue y luego regresó con dos cartas y una caja grande — [¿Podrías entregar esto a Ellelaura?]

[¿Qué es eso?] — señalé la caja.

[Tiene la espada del rey goblin que me diste dentro. Si ocurre lo inesperado, por favor, dásela a Ellelaura. Escribí los detalles en esta carta, para que ella sepa qué hacer cuando se la des. También, por favor, dale esta carta al gremio de aventureros. He pedido que traten esto como una misión.]

Puse la carta y la caja con la espada del rey goblin en el almacén de oso.

[Espero verte mañana, Yuna.]

[Sí, yo también.]

Dejé la residencia del Lord para prepararme para mañana.