Maou Gakuin V4 Prologo

Modo nocturno

Prologo: Gran Madre de los Espíritus

Hace 2000 años, en el gran bosque espiritual Ahartherun—

[Escuchen todos.]

Cuando la mujer habla, los árboles tiemblan y transmiten sus palabras por todo el bosque.

En su espalda hay seis alas parecidas al cristal mientras que su cabello tan claro como un lago puro enmarca su cara y sus hermosos ojos ámbar. Lleva un vestido verde jade que nunca se ensucia y nadie en el bosque ignora quién es.

Es Reno, la madre de todos los espíritus.

Los espíritus nacen de los rumores y las tradiciones. A diferencia de los humanos, no nacen de un útero, pero, sin embargo, todos los espíritus de este mundo la tienen como madre.

El gran espíritu Reno es el espíritu que surgió de tales rumores.

[He decidido ir a Deruzogedo. Aún no sé si el rey demonio de la tiranía está diciendo la verdad, pero creo que vale la pena creer en ello. Tal vez realmente estemos viendo el final de la lucha.] (Reno)

Los árboles a su alrededor crujen y aparecen pequeñas niñas con alas.

Son espíritus de hadas traviesas llamadas Titi.

[¿Es eso seguro?]

[¿Vas a ir?]

[¿Reno ira?]

[¿Volverás? ¿No iras?]

Todas las hadas hablan.

[Estaré bien y volveré. El rey demonio de la tiranía ha tenido muchas oportunidades de matarme, pero nunca lo hizo. Al menos, no creo que esa sea su intención.] (Reno)

Reno se mueve a través del bosque solo flotando sobre el suelo.

[No causen demasiadas molestias a los viajeros perdidos mientras estoy fuera.] (Reno)

Las hadas se ríen de sus palabras.

[¿Me pregunto?]

[Pensare en ello.]

[¿Jugamos a las travesuras? ¿No?]

[Háganlo.]

Reno mira fijamente a las hadas que sonríen inocentemente.

[Me enfadaré, Titis.] (Reno)

Las hadas enderezaron su postura y se cubrieron la boca con las manos.

[Es una promesa.] (Reno)

Aunque Reno hablaba con normalidad, las Titis se habían congelado y algunas temblaban.

[No pueden engañarme. Dejen de fingir que tienen miedo.] (Reno)

Las Titis han sacudido sus cabezas ante sus duras palabras.

[Equivocada…]

[Reno equivocada.]

[Ha llegado.]

[Está aquí…]

Reno parecía desconcertada.

[¿Qué es lo que ha llegado?] (Reno)

Mientras parecían querer escapar, las Titi responden.

[Aterrador…]

[Ha llegado el que da miedo…]

[Dios.]

[Dios temible…]

[Viene.]

[Ya viene!]

Las Titis se han dispersado enseguida.

Finalmente, una figura emerge de los arbustos.

Es alto y a primera vista, parece amable pero el poder mágico que se emite desde él claramente esta fuera de lo común.

[He estado buscándote, gran madre de los espíritus, Reno.]

Reno observo la figura con ojos feroces.

[¿Quién eres?] (Reno)

[Soy el padre celestial, el dios Nousgalia. Soy el padre de los dioses y traigo una buena nueva para ti hoy.] (Nousgalia)

Nousgalia sigue hablando, pero Reno parece cautelosa.

[Tengo la intención de hacer un nuevo hijo de Dios y tú has sido elegida para dar a luz a ese recipiente. Felicitaciones Reno. Tu hijo seguramente se convertirá en un excelente dios.] (Nousgalia)

[¿Apareces de repente y que demonios estas diciendo?] (Reno)

[¿Nn?] (Nousgalia)

Nousgalia inclina su cabeza hacia un lado.

[¿Qué pasa? Deberías estar contenta. Puedes hacer un recipiente para un hijo de Dios. Un ser del más alto nivel.] (Nousgalia)

[Lo siento, pero me niego. Soy la gran espíritu Reno y este no es el momento para tener niños.] (Reno)

[Haha.] — Nousgalia deja salir una risa seca — [No existe tal elección en este mundo. Esta es una decisión de los Dioses.] (Nousgalia)

Nousgalia camina lentamente hacia Reno que levanta una mano.

Una formación mágica fue dibujada por el propio bosque y dirigida a Nousgalia.

[Ahartherun es el hogar de los espíritus. No importa qué dios seas, no te dejaré hacer lo que quieras aquí.] (Reno)

[No me desafíes. La decisión de Dios es absoluta.] — (Nousgalia)

Nousgalia siguió caminando.

En ese momento los árboles extendieron sus ramas hacia él como si tuvieran voluntad propia. Las puntas se convirtieron en agujas afiladas y se lanzaron hacia él desde todas las direcciones atravesándolo.

[Vete a casa dios que no conoce la cortesía. Si no, absorberé todo tu poder mágico.] (Reno)

[Posee es un poder maravilloso para poder herir a un dios, Reno. Realmente eres un útero adecuado para dar a luz a un recipiente.] (Nousgalia)

Nousglaia chasquea los dedos.

[Obedece tus órdenes. La orden de los dioses es absoluta.] (Nousgalia)

Con sus palabras, los árboles lo liberaron de sus ramas y atacaron a Reno que era la casteadora.

[… ¿Qué…?] (Reno)

Los árboles envolvieron sus ramas alrededor de ella, sujetándola.

[Toda magia es mi aliada. Ahora entonces, sé feliz Reno.] (Nousgalia)

Nousgalia se detiene y habla con voz solemne.

[Te concedo un hijo de Dios.] (Nousgalia)

En ese momento un sol negro azabache apareció en el cielo y un <Geo Greys> cae sobre él quemándolo.

[Cálmate llama ominosa.] (Nousgalia)

Nousgalia le ordena a la magia, pero no desaparece.

[¿Qué…?] (Nousgalia)

[Fumu. Lamento decepcionarte, pero mi magia odia que cualquiera le dé órdenes] (Arnos)

El rey demonio de la tiranía Arnos Voldigod cae del cielo.

[La orden de los dioses es absoluta. Cálmate llama ominosa.] (Nousgalia)

Nousgalia pone más poder mágico en sus palabras y el <Geo Greys> se apaga.

[Idiota.]

El rey demonio Arnos aterriza frente a él y atraviesa el pecho del dios con las puntas de los dedos manchadas de negro azabache.

[Desafortunadamente, no puedes matar a Dios. Es una orden.] (Nousgalia)

[Sé que los dioses valoran el orden, pero no ven la realidad por ello.] (Arnos)

Arnos dibuja un círculo mágico dentro de Nousgalia.

[Cae por tu propio poder.] (Arnos)

Maldición demoníaca de la necrosis destructiva <Deguzzegdo>. Una maldición que causa que el poder del oponente se desborde en el lugar causando la muerte.

Un moretón de serpiente negra aparece en el cuerpo de Nousgalias antes de atacarlo violentamente y tratar de comérselo.

El enorme poder mágico de un dios está a punto de destruirlo.

El brazo derecho de Nousgalia se cae y la maldición comienza a comerlo.

[Hmph.] (Nousgalia)

Nousgalia se retira de delante de Arnos dejando la formación para <Deguzzegdo> detrás.

[Ya veo. Eres el rey demonio de la tiranía, ¿Verdad?] (Nousgalia)

[¿Oh? ¿A dónde va tu historia ahora?] (Arnos)

Nousgalia se ríe.

[Los dioses han decidido que el rey demonio de la tiranía debe ser aniquilado. La orden que te matará, el hijo de Dios, nacerá pronto. Este principio ha sido establecido y es ahora el orden del mundo. No puedes escapar.] (Nousgalia)

[Ya veo. Pero estarás muerto antes de eso, Nousgalia.] (Arnos)

Nousgalia se ríe de sus palabras.

[Cálmate, horrible maldición. La palabra de Dios es ab—] (Nousgalia)

Un destello de luz apareció y la garganta de Nousgalia se abrió justo cuando estaba a punto de hablar.

Se escuchó el sonido de una espada siendo puesta de nuevo en su vaina.

Era un hombre de cabello blanco con armadura que había cortado la garganta de Nousgalia. El espadachín más fuerte de los mazoku, Shin Reglia.

[La palabra de Dios es inútil si no puedes hablar.] (Arnos)

[…!]

Nousgalia mueve la boca.

Shin tiene una de sus 1000 espadas. La espada saqueadora <Gilionojes>. Es una espada demoníaca maldita que destruye su voz si su garganta es cortada, destruye su vista si sus ojos son cortados y toma su vida si su corazón es cortado.

Incluso si Nousgalia cura su garganta, su voz que fue robada por la espada saqueadora nunca regresará.

[Es un mal hábito de ustedes los dioses estar orgullosos del hecho de que son el orden y la razón. Será mejor que escriban ese orden muy pronto porque delante de mí, el orden establecido por los dioses será destruido.] (Arnos)

Arnos agarra la formación mágica flotante y la aprieta.

[…]

El cuerpo de Nousgalias se pudre rápidamente y desaparece.

Reno miraba a Arnos con gran asombro.

[Ahora bien, gran madre de los espíritus, he venido a escuchar tu respuesta. ¿Qué ha decidido tu corazón?] (Arnos)

Reno retrasa un golpe y luego responde.

[… He decidido creer en ti…] (Reno)

[Fumu. Espléndido.] (Arnos)

[Me estaba preparando para ir de inmediato.] (Reno)

[Desafortunadamente el último no ha llegado todavía, así que por favor espera aquí hasta entonces.] (Arnos)

[… Entendido.] (Reno)

[Te dejaré un escolta. El camino a Deruzogedo es peligroso y se está utilizando el bloqueo antimágia <Gatomía>] (Arnos)

Arnos se dio la vuelta y se dirigió a Shin que estaba arrodillado.

[Como estaba previsto, serás el guardaespaldas de Reno. Escóltala hasta que regrese a Ahartherun. Ella es una invitada, así que escúchala lo más posible.] (Arnos)

[A tu voluntad.] (Shin)

[Hey, espera, no necesito eso.] (Reno)

Reno agita sus manos como berrinche.

[Estás siendo el objetivo de Dios. Quién sabe cuándo vendrá el próximo o ese tipo podría revivir.] (Arnos)

[Eso puede ser cierto, pero esta persona se ve aterradora, ¿Verdad? Odio a la gente formal.] (Reno)

Arnos mira a Shin.

[Es así. Sonríe Shin.] (Arnos)

[A tu voluntad.] (Shin)

Shin sonríe, pero no hubo ningún cambio en su expresión facial.

[¿Qué te parece?] (Arnos)

[No parece estar sonriendo en absoluto.] (Reno)

[¿Estás segura de que eres el gran espíritu? Usa tus ojos mágicos. Las comisuras de su boca se han levantado 0,05 milímetros.] (Arnos)

[…] (Reno)

La cara de Reno mostraba claramente que no podía entender una diferencia tan sutil.

[Parece que has entendido. Deberían llevarse bien.] (Arnos)

[Eh, espera un minut—] (Reno)

Antes de que terminara de hablar, Arnos se había ido.

[…………]

[…………]

Un silencio incómodo se extiende alrededor de Ahartherun.

Las traviesas Titis se asomaban a través de la sombra de los árboles.

[Errm…] (Reno)

[Sí.] (Shin)

[… ¿Qué vas a hacer de ahora en adelante?] (Reno)

[Lo que usted ordene. Me han ordenado que te obedezca.] (Shin)

Reno tiene una mirada problemática en su cara.

[… Entonces no necesito escolta… ¿No puedes ir a casa y decirle eso al rey demonio?] (Reno)

[Ciertamente.] (Shin)

Shin ofreció su espada envainada a Reno.

[Errm… ¿Para qué es esto?] (Reno)

[Si dices que no me necesitas, entonces te ofrezco mi cuello. No puedo vivir con la vergüenza de no poder cumplir con la petición de mi Lord.] (Shin)

Reno pone una mano en su frente como si estuviera cansada.

[… No seas tonto. No puedo matarte.] (Reno)

[Entendido.] (Shin)

Shin saca la espada y coloca la hoja contra su cuello.

[¿Qué estás haciendo?] (Reno)

[Suicidio.] (Shin)

[¿Eh? ¿Qué estás diciendo? No era una amenaza…] (Reno)

Reno le habló a Shin pero sus ojos eran claros y decididos. Estaba listo.

[Mou… entiendo, ya está bien!] (Reno)

[¿Qué es lo que entiendes?] (Shin)

[No tienes que irte, así que guarda tu espada!] (Reno)

[Le agradezco sus atentas palabras.] (Shin)

La cara de Reno parece contrariada de nuevo. Parece que le han dado un escolta problemático.

[Sé que ya lo entiendes, pero compórtate. Puedes usar este bosque como quieras.] (Reno)

[Reconocido.] (Shin)

[Te daré un tour. Sólo te lo mostraré una vez. Sígueme.] (Reno)

Las Titis que habían venido a ver lo que pasaba salieron volando.

Shin caminó detrás de Reno con una mirada peligrosa en su cara.