Ankoku Kishi C58

Modo Noche

Ankoku Kishi 58: Diosa de las Arañas

—Doncella de la espada, Shirone—

[¿Estás… segura de esto?]

Sin quererlo, se me escapó un desliz verbal.

[¿Pasa algo, Shirone-san?]

Kyouka-san preguntó desde mi lado.

Mientras usaba un traje de baño, estaba acostada en una silla de playa en la cubierta del barco.

Su figura era exactamente la de una joven que disfrutaba de unas vacaciones de verano.

Yo también estaba haciendo lo mismo que ella, acostado en una silla de playa en traje de baño. Sin embargo, me preguntaba si realmente estaba bien hacer esto.

Actualmente estamos navegando por el río Quiche.

La razón por la que estábamos visitando este lugar era para investigar.

Los hombres lagarto también iban en nuestro barco.

Parecía que iban a ir a otro lugar cuando entráramos en el laberinto.

Aparentemente, tenían una geografía detallada sobre el área alrededor del laberinto.

Por eso, después de su conversación con Kuroki, finalmente decidieron ayudarnos con la investigación del río Quiche.

En primer lugar, realmente no teníamos que venir aquí.

Regena era la encargada de los hombres lagarto después de todo.

Por alguna razón, los hombres lagarto llamaron a Regena, la “Sacerdotisa Dragón”.

No era como si quisiera saber lo que significaba. Pero por esta razón, Regena estaba a cargo de la investigación.

Francamente hablando, no había nada que hacer aquí.

Sin embargo, en la superficie de las cosas, esta era “nuestra” investigación, Kuroki o los hombres lagarto técnicamente no estaban aquí en el papel, por eso teníamos que mostrar nuestras caras en esta área.

Simplemente vinimos aquí para que los hombres lagarto pudieran hacer su trabajo.

Sin nosotros, los caballeros o los luchadores por la libertad probablemente habrían venido aquí para subyugar inmediatamente a estos hombres lagarto. Por ello, no queríamos causar demasiadas molestias.

Por eso, la mejor opción que podíamos hacer ahora era navegar por el río Quiche en nombre de la investigación.

El río Quiche era un gran río con muchos grandes barcos que atravesaban sus aguas, esta era una importante ruta comercial entre los países de la Llanura Minon.

La República Ariadya estaba situada en el estuario del río Quiche.

Kaya-san preparó fácilmente un barco para que lo usáramos.

De hecho, el tamaño de este barco podría ser más grande que el crucero propiedad de la familia Reiji-kun

Actualmente, el barco estaba anclado en las orillas del río cerca del laberinto.

Actualmente estábamos disfrutando del paisaje mientras holgazaneábamos en las sillas de playa.

El río Quiche fluía a lo largo de la llanura Minon y estaba rodeado de un hermoso paisaje. Este mundo tiene un elemento mucho más natural cuando se compara con Japón, nuestro lugar de nacimiento.

[Señora, Shirone-sama. He preparado esta bebida para usted.]

Kaya-san trajo algunas bebidas para nosotros de la cocina del barco.

Incluso en este punto, ella todavía llevaba su uniforme de sirviente en lugar de un traje de baño. Pensé que debería haber usado este momento para tomar un descanso.

[Gracias, Kaya-san.]

Recibí una taza de porcelana de Kaya-san.

Debido a el vidrio no se usa mucho en este mundo. La mayoría de los recipientes eran normalmente hechos de metal, madera o porcelana.

[De nada.]

Kaya se inclinó grácilmente en respuesta.

El jugo de fruta que trajo tenía un sabor refrescante y agradable.

[Kaya, ¿Cómo va la investigación? Estoy aburrida… No hay nadie aquí a quien pueda mostrarle este traje de baño.]

Kyouka-san hablo con un tono aburrido.

Estábamos usando un traje de baño tipo bikini ahora mismo.

Sin embargo, el cuerpo de Kyouka-san trajo un peligroso encanto a pesar de usar el mismo tipo de traje de baño que yo. Ella tenía una figura de ensueño que muchos hombres querían.

Por cierto, este traje de baño también fue hecho con seda especial. Era del tipo que no absorbía el agua.

La gente que permanecía en el mar mientras hacía su trabajo solía usar prendas hechas de esta seda.

Debido a que la parte occidental del continente es relativamente más cálida en comparación con la parte oriental.

La ropa que usaban las mujeres, excepto las seguidoras de la Fe de Faeria, solían exponer bastante piel.

Según el credo de la Diosa Faeria, no era bueno que una mujer expusiera la mayor parte de su piel a otras personas aparte de su marido.

Por esta misma razón, las mujeres de la Fe de Faeria en la parte occidental del continente usaban ropa similar a las mujeres de la parte oriental del continente.

Es por eso que, hablando desde su perspectiva, nuestra vestimenta actual estaba en el extremo opuesto.

Como no éramos creyentes de la Diosa Faeria, no había problema en que usáramos este tipo de atuendo.

No es como si llevara este tipo de traje de baño porque quisiera enseñárselo a alguien, pero… ¿Podría ser diferente para Kyouka-san?

[¿Qué tal si le muestras tu traje a esos caballeros de allí?]

Kaya-san dijo mientras señalaba la parte trasera del barco.

Se refería a Regena, Novis, y los hombres que estaban en la parte trasera del barco.

Cuando volví a mirar su mano, no hubo ninguna duda. Ella los estaba señalando.

[Seguro que bromeas, Kaya. ¿Por qué debería recompensar a esos hombres que son más débiles que onii-sama? En primer lugar, ¿Qué están haciendo aquí?]

Kyouka-san respondió con un tono frío. Así que esto también significaba que ella estaba de acuerdo si fuera un hombre más fuerte que Reiji-kun…

Novis y su compañía también estaban abordando el barco. Básicamente se forzaron a venir con nosotros suplicando, “Les mostraremos que somos útiles! Por favor, permítannos ir con ustedes”.

Aunque al principio dudábamos, finalmente llegamos a la conclusión de que era mucho mejor tener más gente cuando se navegaba.

[Aunque no sé el nombre de las otras dos personas, parece que el hombre llamado Novis aún no ha renunciado a convertirse en su aprendiz.]

Kaya-san abrió la boca mientras me miraba.

[Geh! Por favor, perdóname por hacerlo… Si quiere aprender sobre la espada, debería ser mucho mejor aprenderlo de Kuroki.]

Para ser honesto, quería que Novis dejara de pedirme que le enseñara. Para empezar, no era muy buena enseñando a los demás. Kuroki es mucho mejor que yo en ese aspecto.

[Sin embargo… Shirone-sama, Kuroki-sama está actualmente ocultando su identidad. ¿No cree que es imposible para él enseñar esgrima en este momento?]

[Bueno, también está eso, pero….]

Kuroki estaba actualmente cuidando la base en Teseshia.

Los hombres lagarto estaban siguiendo las órdenes de Kuroki. Por eso sería mejor que Kuroki fuera el que continuara ordenándoles.

Rena también se quedó en Teseshia después de decir que había algo de lo que quería hablar con Kuroki.

Por eso los asuntos de estos hombres lagarto fueron dejados a Regena.

Parecía que Regena recibió algún tipo de magia que le permitió moverse bajo el agua.

Con esta habilidad, ella acompañó a los hombres lagarto en la investigación del río.

Sin embargo, ¿Por qué nombró a Regena para este deber? Podría haber pedido nuestra ayuda en este asunto, no era como si tuviéramos algo que hacer tampoco…

[Ahora que lo pienso, Shirone-san. ¿Puedo preguntarle algo?]

Kyouka-san hablo mientras me miraba.

[¿Pasa algo, Kyouka-san?]

[Escuché que Kuroki-san no sólo ha dominado la espada, sino que también puede usar la magia bastante bien. ]

[Uhm… sí, puede usar magia bastante bien… ¿Pasa algo?]

No entendí el significado subyacente detrás de la declaración de Kyouka-san.

[No, de repente tuve una idea cuando estabas hablando de enseñar el manejo de espadas. ¿Puedo pedirle a Kuroki-san que me enseñe magia?]

Kyouka-san tenía una mirada seria en su cara.

[Señora….]

Kaya-san miró a Kyouka-san con una expresión de sorpresa.

[Creo que mi situación es similar a la de ese caballero llamado Novis. Quiero ser más fuerte también… No quiero ser un obstáculo…]

Kyouka-san continuó hablando con un rostro abatido.

Ella era la única sin habilidades de combate entre nosotros.

Parecía que había recibido lecciones de magia de Chiyuki-san antes, sin embargo, no ha habido ninguna mejora en absoluto.

Como resultado, ella siempre recibía la tarea de cuidar la casa o cosas similares.

Nunca esperé que Kyouka-san estuviera preocupada por este asunto.

[Ya veo. ¿Por qué tiene que ser Kuroki?]

Quiero decir, ella podría pedirle otra lección a Chiyuki-san, ¿Cierto? ¿Por qué tenía que ser Kuroki?

[Bueno… ya que dijiste que Kuroki-san es bueno cuando se trata de enseñar a otras personas. Por eso yo…]

[Ahora lo entiendo. Sí, dije que Kuroki es mucho mejor que yo en la enseñanza de otras personas, sin embargo, yo estaba hablando de la técnica de espada.]

De vez en cuando, los niños venían al dojo de mi familia para que les enseñaran esgrima.

En ese entonces, Kuroki y yo nos convertíamos en sus instructores asistentes.

Al principio, los niños se dirigían a mí y me pedían que les enseñara. Pero por alguna razón, un tiempo después, se acercaban a Kuroki.

Me sorprendí mucho cuando vi que eso sucedía.

[Está bien! Haré que funcione!]

Kyouka-san exclamó mientras me agarraba las manos.

Era difícil rechazar su petición…

[Entiendo, Kyouka-san… Trataré de decirle a Kuroki sobre este asunto.]

[Gracias, Shirone-san!! Algún día te devolveré este favor!!]

Kyouka-san tenía una expresión feliz.

Bueno, realmente no sé si Kuroki le enseñaría o no. Pero creo que debería estar bien ya que Kuroki es una persona amable después de todo.

Por otra parte, ¿Qué estaba haciendo ahora mismo?

De repente recordé que Kuroki estaba cuidando la casa junto a Rena en Teseshia.

—Valkiria, Shizufae—

[MALDITO! ¿POR QUÉ NO PUEDO ECHAR UN VISTAZO?]

El Héroe del Viento, Zefa, maldijo con una voz fuerte.

Esto fue porque Shirone-sama y Kyouka-sama, ambas en traje de baño, estaban descansando en la proa del barco.

[¿De qué demonios estás hablando? ¿Quieres ser asesinado por Kaya-sama?]

La hermana mayor Keyna reprendió a Zefa con un tono agotado.

Kaya-sama era una persona realmente temible… También escuché que era tan fuerte, si no, incluso más poderosa que Chiyuki-sama.

Quiero decir… si tuvieras varias vidas, no sería suficiente si de alguna manera enfadases a ese tipo de persona.

Simplemente estaban fuera de nuestro alcance, no deberíamos ni siquiera pensar en hacerles algo extraño.

De todas formas, parece que Shirone-sama consiguió la cooperación de los hombres lagarto mientras me salvaba del laberinto.

Estamos hablando de hombres lagarto, son una raza que no escucharía a los humanos a menos que les pusiéramos grilletes o un collar.

Y Zefa se atrevió a intentar echar un vistazo a mi benefactor.

[Pero… son muy hermosas, ¿Sabes? ¿No crees que está mal si nosotros, como caballeros, ni siquiera intentamos mirarlas? ¿Tengo razón, Héroe del Fuego?]

Zefa de repente arrastró a Novis a la conversación.

[No, quiero decir…. Tienes algo de razón…]

Novis estuvo de acuerdo con él de forma vacilante.

[Ya rindete…. ¿Intentas incitar la ira de Shirone-sama otra vez?]

Reprendí las palabras de Novis.

[Aún así… ¿No crees que sería tu pérdida como hombre si no le dieras un vistazo a la actual apariencia de Kyouka-sama y Shirone-sama? ¿Cómo debería decir esto?…]

Novis dijo con orgullo, aparentemente no se rendía en esto.

[¿De qué demonios estás hablando?]

No pude evitar la calma facial. Este idiota nunca aprenderá de su error a menos que yo lo señale.

Aunque… no es que no entienda sus sentimientos.

Quiero decir, a pesar de sus enormes pechos, Kyouka-sama tiene una cintura muy delgada.

Y aunque Shirone-sama pierde en cuanto al tamaño de los pechos, su pecho todavía se considera como un corte por encima del resto del estándar en este mundo. Además, también tiene un par de piernas largas y delgadas. De hecho, su figura era mucho más equilibrada que la de Kyouka-sama.

Incluso yo, que era del mismo sexo que ellas, envidiaba sus bien proporcionadas figuras. Por eso entendí sus emociones de querer ver sus figuras en traje de baño.

Sin embargo, no significa que dejaría que estos idiotas hicieran eso. Shirone-sama era mi benefactora. Haré todo lo que pueda para evitar que estos idiotas las molesten.

También parece que no vio al Caballero Oscuro cuando me encontró colapsada en el laberinto.

Pero aún así… quién sabe lo que me hubiera pasado si no me encontraba en ese momento. Además, también fue gracias a Shirone-sama que mi herida fue tratada por la propia Diosa-sama.

Me sentí como la chica más afortunada del mundo por recibir un trato personal de la súper bella diosa.

Se decía que la Diosa Rena-sama era el epítome de la belleza, y que no había nada más que un afecto gentil en su corazón. Ahora sé que este rumor sobre ella era cierto después de que conocí a la persona en cuestión.

Quiero decir, ya era sorprendente en sí mismo que fuera capaz de conocer a la propia diosa.

Por eso aún no he mostrado mi gratitud a Shirone-sama.

Estaba aquí en este momento para devolverle el favor.

Así, me he impuesto el deber de evitar que esos idiotas — también conocidos como Novis y compañía — intenten hacer algo estúpido.

O eso pensaba cuando vine aquí por mi cuenta, aunque por alguna razón, Keyna-sama también me acompañó.

Mi error de cálculo, sin embargo, fue el hecho de que el héroe del agua, Nephim, y el héroe del viento, Zefa, también vinieron con nosotros. Parecía que se unían pos sus propios asuntos.

De alguna manera, Novis parecía odiar esta adición.

[Ha!]

Una columna de agua apareció repentinamente de la superficie del río.

Un hombre descendió a la cubierta del barco junto a esta repentina situación.

Era Nephim, el héroe del agua. Como podía moverse libremente bajo el agua, eligió sumergirse junto con los hombres lagarto en el río.

Luego se secó su cabello empapado con un movimiento teatral. Su cabello azul claro bailaba maravillosamente mientras sacudía la cabeza.

Nephim llevaba actualmente un traje de baño para hombres que envolvía su cuerpo bien tonificado, y a pesar de que era guapo como Reiji-sama, tenía que decir que el aspecto de Nephim era un corte por encima del resto de los hombres humanos de este mundo.

[… Fuuh.]

Después de dar un suspiro, Nephim caminó hacia estribor y se arrodilló allí. Una escalera que descendía hacia el río estaba frente a él.

Poco después, una mujer apareció de la superficie del agua alrededor de la escalera.

Era una de las asistentes de Kyouka-sama y Shirone-sama, su nombre era Regena-san.

Se ofreció a bucear en el río para comandar a los hombres lagarto de Shirone-sama y compañía.

Escuché un rumor de que Regena-san era una antigua princesa de cierto país…

¿Cómo es que alguien en su posición terminó convirtiéndose en asistente? ¿Podría ser que ella tuviera un fondo bastante picante?

Sin embargo, ella era definitivamente más útil que el asistente masculino que fue golpeado por Novis, también estaba el hecho de que podía comandar a los hombres lagarto.

También parecía que podía moverse bajo el agua, al igual que Nephim.

Regena-san se agarró a la escalera, y luego, lentamente subió de nuevo a la cubierta del barco.

[Aquí, por favor toma mi mano, Regena.]

Nephim estiró su mano mientras decía esas palabras. A pesar de su oferta, Regena lo ignoró mientras seguía subiendo la escalera tranquilamente.

Nephim, que fue ignorado, sonreía irónicamente.

Novis y Zefa sonreían alegremente ante la situación. Santo cielo… estos idiotas…

[Uhm, por favor use esto…]

Le di un paño limpio y seco para que se limpiara el cuerpo.

[Muchas gracias…]

Regena-san se inclinó en respuesta, también mostró una sonrisa amable cuando lo hizo.

Mientras la miraba limpiándose el cuerpo, pensé que también era una persona hermosa.

Cabello color castaño y piel blanca como la porcelana… Aunque no tan sexy como Shirone-sama o Kyouka-sama, su cuerpo tenía las curvas correctas.

El hecho de que sólo llevara un traje de baño también enfatizaba aún más ese hecho.

¿Podría ser que las chicas que trabajaban con Reiji-sama tuvieran este tipo de belleza?

Fue hasta el punto de que estaba empezando a perder mi confianza como mujer.

Quiero decir… la mujer que tenía el pecho más pequeño en este barco no era otra que yo. No creo que nunca usaría un traje de baño alrededor de este tipo de súper bellezas, incluso si no fuera la creyente de Faeria.

[Esto es bastante…]

[Sí…]

Zefa y Novis estaban mirando con los ojos a Regena, esta última seguía limpiando su cuerpo.

Soporté desesperadamente el impulso de patear a estos idiotas al río.

[Chicos… Por favor, dejen de mirar a mi Regena con esas sucias miradas en sus caras.]

Nephim se puso delante de Regena, protegiéndola de la vista de Novis y Zefa.

[Ah! ¿De qué diablos estás hablando? Deja de intentar monopolizarla para ti!]

[En primer lugar, ¿Desde cuándo Regena-san se volvió tuya?]

Los dos idiotas rápidamente le respondieron a Nephim.

Nephim sonrió mientras miraba a los dos hombres.

[Por cierto, ¿Qué tal si cenamos juntos, Regena?]

Nephim preguntó con una seria expresión en su cara.

Parecía que estaba tratando de cortejar a Regena-san incluso cuando estaban dentro del río antes.

Regena-san simplemente lo trató con frialdad, casi hasta el punto de ignorarlo.

[Uhm…. Gracias por la oferta, pero no puedo aceptarla porque ya tengo un maestro.]

Regena-san, con una mirada problemática en su cara, rechazó de plano a Novis.

Aparte de las reacciones del trío de idiotas, incluso la hermana mayor Keyna tenía una mirada de sorpresa en su cara.

Esto también me incluía a mí, por supuesto.

[Hee~ Un marido, ¿Huh? Acabas de dar un golpe crítico a estos tipos.]

(NT: Hay un juego de palabras entre lo que dijo Regena y lo que entendieron los otros, Si bien puede dicha palabra se puede traducir de ambas formas, depende bastante de la percepción y lo que se quiera transmitir, la palabra en cuestión es “goshujin” que puede usarse para referirse a la persona a la que uno sirve (esclavo) o bien para referirse a la persona a la que uno se dedica (Marido/Esposo) .)

La hermana mayor Keyna comentó mientras observaba a Regena-san.

Regena-san estaba casada, ¿Huh? Aunque se suponía que teníamos la misma edad.

Esta parte fue lo que me sorprendió.

[¿Regena-san tiene un marido que puede ser escuchado o interpretado como “maestro”? Me pregunto qué clase de persona es su marido…]

Sin querer, hice esta pregunta.

Ya que Reiji-sama no estaba casado todavía, el marido al que se refería podría no ser él. No pude evitar preguntarme qué clase de persona era su marido.

Me hizo extremadamente curiosa como la sacerdotisa de la Diosa del Matrimonio.

[Es una persona extremadamente, gentil y cálida…]

Regena-san respondió con una dulce sonrisa en su rostro.

Ella era verdaderamente encantadora en ese momento.

Emití un gemido cuando la escuché decir esto. ¿Honestamente hablando? Estaba celosa de ella.

Cuando miré a un lado, vi la figura de Nephim tirado en el suelo.

Pobre tipo… pero con esto, supongo que un idiota menos a tener cuenta.

Pero tenía mucha curiosidad por la identidad del marido de Regena, quiero decir… ¿Qué lo hacía tan especial que una simple mención sobre él era suficiente para que Regena pusiera esa cara?

Realmente quería conocerlo algún día.

—Caballero Oscuro, Kuroki—

[¿Estás… segura de esto?]

Sin quererlo, se me escapó un desliz verbal.

[¿Pasa algo, Kuroki?]

Mientras unía su brazo con el mío, caminamos juntos antes de que Rena hiciera esta pregunta.

Ella estaba usando una capucha para ocultar su cara.

Además, estábamos caminando por las principales calles de la República Ariadya. Una belleza trascendente como Rena causaría un gran revuelo si la gente se fijara en ella.

Aunque, creo que ella seguiría destacando incluso con su rostro oculto, afortunadamente, estábamos en el centro de la fe Faeria, era normal que las mujeres de aquí ocultaran sus rostros.

[Bueno…. Quiero decir, con Shirone y los demás haciendo una investigación, ¿Está bien que hagamos esto?]

Shirone y compañía deberían estar en medio de la investigación del río Quiche ahora mismo.

¿Podemos realmente pasear sin preocuparnos por esto?

Además, también me preocupaba por la condición de los hombres lagarto. Me dijeron que dejarían de intentar vengarse de los humanos…

Pero aún así… no pude evitar estar ansioso por esto.

Quiero decir que empezaron a reverenciarme como si yo fuera su Dios. Originalmente no tenía ninguna intención de salvarlos, ni quería hacerlo en primer lugar. Estaba claramente preocupado de que la promesa que me hicieron pudiera resultar contraproducente para ellos.

Me sentí asqueado debido a mi propia indecisión en este asunto.

[No es que nos hayan prohibido hacer algo. Pongamos nuestra fe en ellos, además, ¿No está tu apóstol con ellos también?] — dijo Rena con una sonrisa en su rostro.

Esto también era otra cosa que me inquietaba. ¿Cómo sabía que Regena era mi apóstol? Quiero decir… ni siquiera Shirone estaba al corriente de este hecho.

Regena comandaba a los hombres lagarto en mi lugar, también parecían ser muy obedientes con ella.

[Ahora que lo pienso, ¿Está bien escabullirse así?]

En una situación normal, Rena habría estado rodeada por numerosos guardaespaldas en este momento. Sin embargo, actualmente no los tiene para protegerla.

En cuanto al motivo por el que estábamos paseando ahora mismo, es porque Rena me dijo que quería ver el mundo humano.

No trajo ningún guardaespaldas ya que nos haría destacar entre la multitud.

Sin embargo, pensé que debería haber estado bien si traíamos uno o dos guardaespaldas. Rena parecía detestar esta misma idea.

Como era de esperar, su guardaespaldas tampoco la dejaba ir sin alguien que la protegiera. Así, Rena se escabulló de la posada, trayéndome a mí para acompañarla.

[Está bien. No necesito ningún otro guardaespaldas mientras te tenga a ti. ¿No te convertirás en mi caballero sólo por hoy?] — dijo Rena mientras me acercaba a ella.

En este momento, no llevaba mi armadura. Mi traje sólo consistía en un conjunto normal de ropa para uso diario. Podía sentir claramente los suaves y saltarines pechos de Rena aplastándose en mi brazo izquierdo.

[Bueno… claro, no debería ser un problema para mí convertirme en tu caballero sólo por hoy, pero… ¿Estás realmente segura de no traer a ninguno de tus guardaespaldas?]

Tuve que preguntarle esto dado que se escapó.

Quiero decir, naturalmente sería rechazada si pidiera salir sola.

La razón por la que acompañaba a Rena en su viaje, era para pagarle por ayudar a salvar a Shizufae.

Su simple petición era pasear por una ciudad humana sólo ella y yo.

Aún era un misterio por qué me pidió a mí, aparte de otros asuntos, que no tenía nada que perder al aceptar una petición tan fácil. Por eso estaba de acuerdo con ella.

[No te preocupes por eso. Más que eso, ¿Qué te pasa? Has estado caminando con un andar muy extraño desde hace un tiempo.]

Rena interrogó con una mirada curiosa en su rostro.

MALDITA SEA! COMO DEMONIOS PODRÍA DECIRLE QUE ERA PORQUE ESTABA PRESIONANDO SU PECHO EN MI BRAZO.

Y gracias a eso, no podía caminar bien ya que cierta parte de mi cuerpo se volvió tan dura como una roca.

[No, no es nada…. De todas formas, ¿A dónde me vas a llevar?]

Ariadya era una de las metrópolis más prominentes del mundo. Me pregunto dónde me estaba llevando…

[Oh Dios, ¿No es ese tu deber? Hiciste una investigación sobre ese tipo de lugares por tu cuenta, ¿Verdad?]

[… ¿Eh? ¿Cómo lo sabes?]

Ella tenía razón, hice varias investigaciones sobre los lugares de interés de la República Ariadya.

Quiero decir, era natural investigar sobre este tipo de cosas si venías a una metrópoli. Incluso compré una guía turística. Afortunadamente, era barato gracias a los enanos que hicieron las herramientas de impresión.

Sin embargo… ¿Cómo supo que tengo una guía turística?

[¿Por qué preguntas? Es porque vi la guía cuando entré a tu habitación.]

Rena explicó como si fuera lo más natural del mundo.

[Ah, ya veo… Espera, no! ¿ENTRASTE A MI HABITACIÓN?]

[Sí, ¿No debería haberlo hecho?]

[No se trata de que “no debas”…]

¿Dónde estaba mi privacidad? Aunque ella no debería ser capaz de encontrar eso… todavía no puedo bajar la guardia.

[Bueno, no te preocupes por asuntos tan triviales, vamos. Ahora bien, ¿A dónde me vas a llevar primero?]

Rena murmuró con su dulce y encantadora voz.

Me tragué todas las quejas que tuve cuando su cara se acercó a la mía.

De acuerdo entonces! Al callejón trasero, quiero decir que no parece gustarle este lugar.

… *Toser*, estaba bromeando. Dejemos de pensar en este tipo de ideas tontas.

[Uhn, veamos…. ¿Qué lugar deberíamos visitar primero?]

Borré todas las ideas malvadas que tenía mientras reflexionaba sobre este pensamiento.

El primer lugar que se me ocurrió fue el baño público gigante.

El baño público gigante de Ariadya no era sólo una instalación de baño, había varias diversiones que se construyeron alrededor de él. Podría ser la mejor opción para jugar.

Pero… hay un problema. Como el baño público gigante está dedicado a Faeria, tiene una restricción extrema hacia los hombres. Es un lugar inapropiado para ir ya que los hombres y las mujeres están separados cuando entramos en el área.

Como la arena aún estaba cerrada y el teatro aún no ha levantado el telón, ¿A dónde la llevo?

[¿Qué tal a la fuente Traid?]

[¿La fuente Traid?]

[Sí, es una fuente hecha por enanos que fue creada como la terminal de instalaciones de agua de este país. En el centro de la fuente hay una espléndida escultura del Rey del Mar; Trident está rodeado de hermosas sirenas.]

Las instalaciones del servicio de agua de Ariadya fueron hechas por los enanos.

La fuente Traid fue hecha como su terminal principal.

El Rey del Mar, Trident, era un dios del agua, la fuente también fue construida como una ofrenda para él.

[Hu~hm, una ofrenda para Trident, ¿Huh? No puedo pensar muy bien de la fuente que fue hecha como una ofrenda para ESO… Realmente no me importa mientras vaya contigo.]

Dicho esto, un poco más tarde, finalmente llegamos a la fuente Traid.

Era una fuente extremadamente espléndida. El agua brotando en la terminal de servicio parecía provenir de un manantial natural. La escultura del Rey del Mar, Trident, estaba situada justo en el centro de la fuente Traid, estaba rodeada de hermosas sirenas.

La espléndida escultura fue hecha a mano por enanos basándose en un plano de un famoso diseñador.

La fuente Traid era una de las atracciones turísticas más famosas de aquí. Sólo por las apariencias de la gente, sabía que eran de fuera de Ariadya.

[Kuroki. ¿Sabes lo que están haciendo?]

Rena me preguntó mientras miraba a algunos de los turistas haciendo algo.

Estaban lanzando una moneda a la fuente.

[Ah, están deseando algo.]

[¿Deseando… algo?]

[Sí, hay una cierta creencia aquí que dice que tu deseo puede hacerse realidad si lanzas una moneda a la fuente. ¿Quieres intentarlo?]

Dicho esto, saqué una moneda de cobre Teycam de mi bolsillo.

Teycam era la moneda emitida por la República Ariadya. Aparte de la Unión Ariad, también podía usarse en la República Santa Lenaria y otras regiones.

[Los humanos son muy extraños… ¿Pides un deseo lanzando algo como esto?] — dijo Rena mientras miraba la moneda de cobre.

De hecho, desde el punto de vista de Rena, la moneda era algo inusual.

Los seres divinos nunca usaron el dinero en primer lugar, ni lo necesitaron nunca.

Podían conseguir casi cualquier cosa que quisieran sin tener que usar algo como el dinero. Si era algo que realmente querían conseguir, sería un objeto demasiado valioso para tener una etiqueta con el precio. Estas fueron algunas de las razones por las que no necesitaban dinero.

[Por cierto, también hay una superstición que dice que cuando un hombre y una mujer tiran una moneda juntos, serán bendecidos para estar juntos para siempre.]

Rena dejó escapar un suspiro de sorpresa cuando le conté este mito.

[Nunca había oído este tipo de magia antes.]

Rena sacudió la cabeza como si no pudiera creer lo que acababa de oír.

[No es magia…. Pero bueno… es una especie de noción que se ha extendido entre los humanos.]

No tenía mejores palabras para explicar este mito.

[Esto en realidad hace que sea aún más difícil de entender…]

Parece que cosas como las supersticiones no tenían sentido para Rena.

[Uhm… Yo mismo siento que está bien creer en mitos como estos a veces. Bueno, al menos no lo descartaría como una completa tontería de la nada.]

Volví a poner mi moneda de cobre en mi bolsillo, tampoco es que pueda forzarla a creer en supersticiones humanas. Pero aún así, me sentía un poco solo por dentro.

[Un momento, Kuroki. Es cierto que no entiendo la lógica de esta acción, pero no significa que no quiera hacerlo.]

Rena me impidió quedarme con la moneda de cobre.

[Ya veo.]

Volví a sacar la moneda de cobre con una sonrisa irónica en mi cara. Es cierto que dejar esta zona sin hacer nada frustraría el propósito de venir aquí.

[Kuroki, ¿No crees que es mejor que tiremos una moneda de oro en su lugar?]

[… ¿EH?]

Quedé sin palabras ante lo que acaba de decir, ¿Podría ser que no haya escuchado mi explicación hace un rato?

Rechazarla ahora sería como echarle agua fría a su entusiasmo.

Puse la moneda de cobre en mi bolsillo y saqué una moneda de oro.

[Vamos a tirarla juntos, Kuroki.]

La mano blanca como la nieve de Rena agarró mi mano que sostenía la moneda de oro.

[E-Eh… ¿Rena?]

Así, de esta manera, el desconcertado yo tiró la moneda de oro a la fuente con Rena.

La moneda dibujó una órbita parabólica antes de caer justo en el centro de la fuente.

[Fufufu, los humanos saben cómo hacer una buena superstición.]

Aunque su rostro estaba oculto bajo su capucha, sabía que estaba disfrutando de esto.

Me sentí aliviado al saber esto.

Para ser honesto, no tenía ninguna experiencia en este sentido. Saber que ella estaba disfrutando de su tiempo fue suficiente para hacerme sentir eufórico.

Pero, ¿Estaba bien hacer esto con alguien que no fuera Reiji? Quiero decir… se suponía que ella lo amaba, ¿Verdad?

Bueno, no importa ahora, este tipo de pensamiento sólo arruinará este raro momento de pasar tiempo con una belleza.

[Kuroki, ¿A dónde me llevarás después?]

[Veamos…]

Empecé a pensar en el siguiente lugar a visitar.

—Caballero Oscuro, Kuroki—

[¿Pasa algo, Rena?]

Después de salir de la fuente Traid, fuimos a visitar el edificio del senado de Ariadya, y el puerto de Ariadya que estaba situado en la parte sur de la ciudad.

Allí había un gigantesco almacén frigorífico que se construyó para almacenar los ingredientes de los alimentos.

Después de disfrutar de los helados que se vendían en la zona, Rena me empujó de repente a seguirla hasta un callejón desolado.

Y luego, rápidamente se quitó la capucha tan pronto como doblamos la esquina.

[Fuu…. Esconder mi cara con una capucha durante mucho tiempo es realmente asfixiante.]

Por supuesto, llevaba su capucha desde que llegamos a esta ciudad. Esa podría ser la razón principal por la que siente que es asfixiante.

Sin embargo… estaremos preocupados hasta el final si no lleva más la capucha.

Quiero decir, ella ya es hermosa incluso con la capucha puesta.

El medidor básicamente explotaría una vez que se quite la capucha en público.

Santo cielo, esta diosa es realmente problemática.

[¿Estás bien, Rena?]

Y aún así, seguía preocupándome por ella. Era una mujer antes de ser una diosa, y le dije que me convertiría en su caballero sólo por hoy. Por eso es mi deber protegerla.

[Fufu, estoy un poco cansada.]

Rena dijo mientras se apoyaba en mí.

Sus ojos húmedos se fijaron en mí mientras su pequeño y cálido aliento se filtraba de sus labios rosados.

Los latidos de mi corazón no se detenían cuando la miraba.

Su expresión actual… era mala para mi corazón.

No… ella básicamente estaba quitando cualquier restricción que yo había dejado…

No creo que pueda contenerme si me muestras una expresión tan encantadora, Oh, mi Diosa-sama!!

—¿Qué estás esperando, amigo? No hay nadie aquí, es tu oportunidad.

El demonio y el ángel dentro de mí empezaron a pelear.

El demonio Kuroki dijo: “Hazlo ya! Nadie puede encontrarlos a ambos en este lugar de todos modos. Miren! La Diosa está claramente pidiéndolo. Arráncale la ropa y es toda tuya!”

Mientras tanto, el Ángel Kuroki se expresó: “Demonio, eso está claramente mal! Un caballero no debe rasgar la ropa de una mujer. ¿No crees que es más emocionante hacerlo con la ropa puesta?”

ESTE ÁNGEL ES UN MALDITO ÁNGEL CAÍDO! ES ABSOLUTAMENTE EL PEOR DEPREDADOR SEXUAL DEL MUNDO!

Pero con mi alarma sonando sin parar desde hace un tiempo. Esta era definitivamente una bandera de muerte.

No debo ceder a mi lujuria, de lo contrario, sería carne muerta.

En primer lugar, no podía confiar en esta Diosa-sama.

Rena de repente hizo una sonrisa pícara.

Mi cerebro funcionaba a toda velocidad. Pero, sinceramente, estoy a punto de ceder a mi lujuria.

Fue durante ese momento crítico.

El aire comenzó a temblar.

[Esto es… ¿Una barrera?]

Fue creada para aislar el espacio que nos rodea del resto del mundo.

Y entonces, noté que alguien se dirigía hacia nosotros.

[Pensar que has llegado a un lugar desolado como este, es casi como si estuvieras pidiendo morir en mis manos… diosa Rena.]

La que acaba de hablar era una mujer.

Parecía sorprendida de encontrarme junto a Rena. A juzgar por cómo se desarrollaba la situación, esta mujer fue probablemente la persona que levantó la barrera.

Además, conocía la identidad de esta mujer.

[Eres… Atlan-san, ¿Verdad?]

Ya había conocido a esta mujer antes, era Atlan, la esposa de Tormalkis, un proveedor del templo de Rena.

También fue la que preparó una posada para nosotros.

[Fufufu, te reconocería aunque escondieras tu cara, Rena! Ahora es el momento de descargar mis miles de años de rencor hacia ti!]

Atlan llevaba una sonrisa rígida mientras anunciaba. Parecía que Atlan conocía a Rena.

Me pregunto… ¿Que sera ella?

[Rena, ¿Es ella… tu conocida?]

Considerando la personalidad podrida de esta diosa, no me parecería extraño que tuviera tantos enemigos.

[Honestamente, yo tampoco la conozco realmente. Uhm, ¿Quién eres tú otra vez?]

Rena miró la cara de Atlan mientras hacía esta pregunta.

[Fufufu… ¿No me conoces? ¿Puedes decir eso incluso después de… ver esto, Rena?]

La mitad inferior de Atlan se transformó después de decir estas palabras.

[UNA ARAÑA!]

No pude contenerme de gritar al ver este repentino cambio de la situación.

La mitad inferior de Atlan se transformó en una araña gigante. Su cara también se transformó, se parecía a la de un insecto con colmillos afilados que salían de su boca.

No era humana.

Levanté mi vigilancia debido a esta desagradable premonición.

La razón principal fue porque antes no podía ver a través de su disfraz.

Quiero decir… se parecía mucho a un humano. No esperaba que algún día conociera a alguien cuyo disfraz alcanzara tal perfección.

[Imposible… Tú eres…]

Rena pareció recordar algo tan pronto como vio la transformación de Atlan. Como pensaba, probablemente conoció a Atlan en el pasado.

[Kukuku, sorprendido, ¿Huh? Sí, soy ma—]

[… Lo siento, pero ¿Quién eres tú otra vez?]

Me tropecé con mi propio pie después de escuchar las palabras de Rena.

La reacción de Atlan fue similar a la mía.

[Vieja solterona de mierda! ¿Cómo te atreves a olvidarte de mí? No me digas que te olvidaste de mí, Atlankua!]

Atlan, o debería llamarla, Atlankua estaba asesinando con la mirada a Rena.

[Sólo bromeo, Atlankua. No es como si pudiera olvidarte aunque quisiera… ¿Es todo lo que querías decir?]

Sí, se conocen entre sí. Me pregunto qué tipo de relación tuvieron en el pasado.

[Lo que más odio es esa maldita actitud tuya! ¿Cómo puedes ser tan despreocupada después de seducir a mi MARIDO?]

Atlankua estaba histérica.

[¿Ma… rido…? Ah, ese dios persistente, ¿Huh? ¿Qué clase de malentendido tienes? No recuerdo haberlo seducido nunca. Debería ser yo la que se quejara ya que no dejaba de molestarme.]

Rena respondió con calma, casi como si estuviera demasiado acostumbrada a este tipo de diálogo.

[MI QUERIDO MARIDO NUNCA HARÍA ESE TIPO DE COSAS! LADRONA! ARPÍA! TÚ ERES LA ZORRA QUE LO SEDUJO! NO TE DEJES LLEVAR SÓLO PORQUE ERES UN POCO MÁS HERMOSA QUE YO!]

La verdadera cara de Atlankua era como la combinación de la cara de un humano y un insecto. Si me guiaba por el estándar de belleza de la humanidad, entonces Rena ganó por un millón de millas.

Tengo mucha curiosidad ahora, ¿Cómo es su marido?

[Si eres consciente de lo feo que es tu propio rostro… ¿Qué tal si al menos te esfuerzas por verte un poco más linda? Bueno, no es como si pudieras ganar contra mí, no importa cuánto esfuerzo pongas.]

[¿QUUUUUEEEEEE?]

Rena seguía sonriendo felizmente, mientras que por otro lado, Atlankua ardía de rabia.

Resumiendo, parecía que el amante de Atlankua había sido seducido por Rena en el pasado. Atlankua estaba enfurecida por este asunto.

Incluso un tercero como yo tenía un dolor de cabeza al escuchar sobre este drama.

Es demasiado estu… como sea, no es asunto mío de todos modos.

[HAHAHAHA, FEA ARAÑA~! FEA ARAÑA~!]

[TE MATA—!]

Rena siguió burlándose de Atlankua mientras se escondía detrás de mí.

Una pelea a nivel de estudiantes de primaria entre dos Diosas se estaba desarrollando justo delante de mis ojos.

Si mostraba este lado infantil de Rena a sus sacerdotes, podría ser suficiente para enviarlos a la otra vida.

[Uuurgh! Bueno, no importa! Ahora escúchame, Rena! La que atrajo a tu Héroe de Luz al laberinto soy yo! Y ese héroe tuyo está actualmente coqueteando con la hija de Labrys dentro del laberinto! ¿NO ES IRRITANTE SABER QUE TU HOMBRE ES ROBADO POR OTRA?]

Atlankua se rió mientras nos contaba esta información.

[Ya veo… Así que Reiji esta…]

El tono de Rena estaba carente de emoción. Luego miró fijamente a Atlankua, el ángulo de sus cejas me dijo que estaba realmente enojada en este momento.

Me dolió el corazón cuando vi la expresión de su cara.

Mientras pensaba, Rena era la amante de Reiji.

Como lo amaba, era natural que siguiera preocupándose por Reiji. ¿Podría ser que ella reprimiera sus propios sentimientos y actuara como si nada pasara?

Este impopular yo, cuya edad es igual a la de casi ninguna novia hasta hace poco, no podía ver a través de su fachada en absoluto.

Empiezo a arrepentirme de mi anterior y bastante burdo trato hacia ella, si lo hubiera sabido desde el principio… debería haberla tratado un poco mejor antes.

[HAHAHA, ES EXASPERANTE, ¿VERDAD RENA? PERO TUS SENTIMIENTOS NO SON NADA COMPARADOS CON LO QUE YO SIENTO… HUMPH! ESE APUESTO HUMANO “ORDINARIO” DE ALLÍ ES MÁS ADECUADO PARA TI!]

Atlankua se reía mientras me señalaba.

Sentí que mi corazón se pinchó cuando me llamó un humano ordinario.

[¿Humano ordinario, huh…? Sí, puede que tenga razón… Sólo soy un bastardo inútil e insensible que ni siquiera puede leer el humor de una chica después de todo…]

[¿QUE DIJISTE? ¿PUEDES REPETIR LO QUE DIJISTE OTRA VEZ?]

Rena le gritó a Atlankua.

[HOHOHO! LO DIRÉ TANTO COMO QUIERAS! ESE FRÁGIL HOMBRE DE PALO QUE PARECE QUE NI SIQUIERA PUEDE LLEVAR TU EQUIPAJE ES MÁS ADECUADO PARA ESTAR CONTIGO!!!]

Atlankua me señaló de nuevo.

… Qué grosera.

Sé que no era guapo, pero hombre, me duele cuando alguien dice esas palabras delante de mí.

Incluso si me veo así, me esforze para mejorar mi apariencia.

Siempre me mantengo limpio. También ocasionalmente me corto y peino el cabello, ¿Podría ser que hacer esto solo no fuera suficiente?

[¿Coincidimos muy bien…?]

El hombro de Rena tembló.

Sí, probablemente odiaba el hecho de que Atlanakua la emparejara conmigo. Quizás todo lo que hizo hasta ahora — incluyendo el exceso de contacto — fue por el bien de salvar a Reiji.

Cuando miré con preocupación la cara de Rena.

Ella estaba…. ¿Sonriendo?

[Uhm… ¿Rena?]

¿Por qué parecía tan encantada?

[ESPERA UN MALDITO MINUTO! ¿DE QUÉ TE RÍES, RENA? ¿NO DEBERÍAS ESTAR FRUSTRÁNDOTE DADO QUE TE ROBARON A TU HOMBRE?]

[Sí, me pusiste de los nervios cuando de repente te entrometías en nuestro tiempo a solas. Pero… creo que te equivocas en algo, Atlankua. Parece que tu cerebro está tan podrido como tu apariencia. Esa debe ser la razón principal por la que tu marido te engañaba.]

Rena declaró mientras miraba a Atlankua con penetrantes ojos fríos.

[TE MATA—! CÓMO TE ATREVES! BIEN, TE VOY A MATAR! MALDICE TU PROPIA ESTUPIDEZ POR ANDAR POR AHÍ SIN TUS GUARDAESPALDAS!]

[¿Sin guardaespaldas…? Qué idiota sin remedio! Si estás hablando de mi caballero, ¿No ves que siempre ha estado a mi lado desde el principio?]

Rena me señaló.

Por favor, no me metas en esta estúpida disputa.

[Humph! ¿Crees que ese mequetrefe es suficiente para detenerme? Entonces, déjame mostrarte cómo lo mataré! VEN!]

Dos sombras gigantes aparecieron detrás de Atlankua cuando ella extendió sus manos.

Y otras dos detrás de nosotros.

[¿Golems?]

Lo que apareció fueron gólems de metal. Eran un gólem de cuatro brazos y dos metros de altura con un arma en cada mano.

[Correcto! Este es un golem de combate. Es un duplicado del golem guardián hecho por Heibos para proteger la entrada al 5º piso del laberinto. Son tan poderosos como el original ya que están hechos de los mismos materiales. Con estos 4 golems y yo, no tienes ninguna posibilidad de ganar ni siquiera con la Diosa de la Batalla a tu lado!]

Atlankua se estaba riendo.

[Atlankua, ¿Esto es todo lo que has traído?]

Rena ni siquiera perdió la compostura.

[¿POR QUÉ? ¿QUÉ SIGNIFICA ESO? ¿POR QUÉ NO ESTÁS TEMBLANDO DE MIEDO? AUNQUE NO TENGAS GUARDAESPALDAS Y SÓLO TE ACOMPAÑE ESE TIPO LIGERAMENTE GUAPO! AUNQUE ESTÉS ATRAPADO DENTRO DE MI BARRERA SIN NADIE QUE PUEDA AYUDARTE! ¿POR QUÉ PUEDES PONER ESA CARA EN ESTE TIPO DE SITUACIÓN? GOLEM! MÁTALOS!]

Con su orden, los cuatro gólems se precipitaron hacia nosotros.

[… No se puede evitar.]

Invocé mi espada y mi armadura. La espada demoniaca y la armadura del Caballero Oscuro cruzaron por el espacio para atender mi llamada.

Podía convocarlos cuando quisiera.

[¿CABALLERO OSCURO?]

Atlankua lanzó un grito de asombro cuando me vio transformarme en un Caballero Oscuro.

Sin embargo, ignoré su reacción y me dirigí hacia el enemigo que tenía delante.

Detuve la espada del golem con la mía y destruí su equilibrio, esto hizo que chocara con otro golem.

El factor decisivo de la destreza de un golem era la habilidad de su fabricante y su material. Hablando de los gólems de Heibos aparte, estos no se sentían tan fuertes en absoluto.

Además de ser incapaces de realizar pequeños movimientos, también era bastante fácil de leer. Podía ganar fácilmente contra estos tipos con los ojos cerrados.

Después de confirmar que los dos gólems del frente eran incapaces de moverse por un tiempo, me volví hacia los otros dos que estaban atacando por detrás.

Corté el torso del golem de la derecha izquierda después de esquivar el ataque que venía de sus cuatro brazos.

Puede que esté hecha de una aleación especial, pero la espada demoniaca que recibí de Modes podía fácilmente cortarla como un tofu.

Después de que me ocupé del golem de la izquierda, el golem de la derecha ya estaba atacando a Rena.

Rápidamente detuve sus cuatro brazos y decapité su cabeza con mi espada demoniaca.

Con estos dos fuera del cuadro, salté hacia los derribados gólems de antes.

Fue bastante simple, en realidad, detuve los monótonos ataques de los dos gólems con mi espada, y mientras daba vueltas alrededor de ellos, corté sus torsos.

Cuando terminé con ellos, ya no eran más que chatarra.

Mientras hacía todo esto, Rena no se movió ni un centímetro de su lugar original. ¿Qué habrías hecho si mi movimiento estuviera restringido por Atlankua?

Estoy feliz de que confíes tanto en mis habilidades pero no soy omnipotente… Desearía que al menos me facilitaras las cosas.

[Imposible… esos cuatro gólems… en un momento…]

La voz de Atlankua temblaba.

Sentí pena por ella… puede que fuera la creadora de esos gólems, pero eran demasiado débiles para ser mis oponentes.

[Mi error, Atlankua. Mi caballero es demasiado fuerte para tus trozos de metal.]

Rena se rió de Atlankua, estaba claramente disfrutando de esta aplastante victoria.

[MALDITA SEA! MUERE CON ESTOS HILOS DE ACERO MÍOS!]

Atlankua rasgó el edificio que nos rodeaba junto con el movimiento de sus brazos.

Sin embargo, cogí sus hilos con mi mano izquierda.

[IMPOSIBLE! ¿COMO PUEDES ATRAPAR MIS HILOS?]

[Lo siento. Estas cosas son un obstáculo después de todo…]

Cogí los hilos para evitar que dañara a Rena.

Atlankua movió sus manos pero sus hilos no se movieron en absoluto.

[Imposible… Pensar que este hombre de aspecto DÉBIL… es el aterrador Caballero Oscuro.]

Aunque quería contestar, me contuve ya que ella bajó la guardia hacia mí gracias a eso.

Atlankua ni siquiera me consideró una amenaza. Sin embargo, el resultado podría ser impredecible si ella comenzara a levantar la guardia contra mí.

Pero era demasiado tarde para ella. Invoqué mis llamas negras.

Mis llamas fácilmente quemaron sus hilos.

Atlankua trató de escapar tan pronto como supo que no tenía ninguna posibilidad de ganar contra mí.

[No puedo dejarte ir! Atadura de Rosas Sangrientas Venenosas!]

Después de cantar el aria de la magia, aparecieron zarzas de rosas negra, atando el cuerpo de Atlankua.

[Eso es imposible! Se supone que es la magia de Zarxis!!]

Exactamente, esta fue la magia que Zarxis usó en el reino Rox para atar a Chiyuki y Rino.

Dominé esta magia después de estudiarla.

Esto añadió otra razón para no dejar escapar a Atlankua ya que parecía saber las últimas noticias sobre Zarxis.

[Gané, Atlankua.]

Rena caminó hasta que llegó justo frente a Atlankua, mirándola por encima del hombro.

[GUGUGUGU…. Nunca esperé que tú, de todos los dioses, te unieras al Rey Demonio…]

A pesar de sus gritos, Atlankua no pudo liberarse de la atadura de la rosa negra.

Su suposición era medio correcta, pero no nos aliamos. Pero fui demasiado perezoso para explicárselo.

[Realmente tienes mala suerte, ¿Huh? Atlankua. Actualmente, estoy mucho más segura comparado con cuando estaba bajo la protección de miles de ángeles.]

La risa sonora de Rena resonó en los alrededores.

—Doncella de la espada, Shirone—

Nos enteramos de lo que pasó en la República Ariadya después de reagruparnos con Kuroki y Rena en la posada.

[Así que eso es lo que pasó… No me di cuenta de que ella no era humana.]

[Sí, bailamos en su palma todo el tiempo, Señorita.]

[Sí… si las cosas continuaban así, nuestro plan está condenado a fracasar…]

Todos nosotros estamos de acuerdo con Kyouka-san

El disfraz de Atlankua era perfecto. Ni siquiera yo me di cuenta de que no era un ser humano.

Estábamos básicamente condenados si seguía escondiéndose hasta el final. Gracias a Dios que ella cometió ese error de último minuto.

[Pero te diste cuenta enseguida de que Atlan era Atlankua, ¿Verdad, Rena? ¿Podría ser que dejaste Teseshia junto con Kuroki para atraerla?]

Ella era realmente diferente del resto de nosotros, parece que Rena fue la única que vio a través del disfraz de Atlan. Por eso se llevó a Kuroki con ella.

Como era de esperar de la Diosa de la Guerra, se convirtió en el cebo para atraer a Atlankua.

Incluso llegó a ocultar su plan al resto de nosotros para no alertar a Atlankua.

Quiero decir, Atlankua podría haber elegido escapar si se daba cuenta de que estábamos actuando de forma extraña.

Aunque entiendo que usó la táctica de “Para engañar a tu enemigo, debes empezar por tu aliado”, pero si es posible, deseaba que nos contara este plan de antemano.

[… ¿EH?]

Sin embargo, Rena pareció sorprenderse al oírme alabarla de esta manera.

[… ¿EH?]

Podría ser… ¿Fue realmente sólo una coincidencia? En ese caso, ¿Por qué sólo se llevó a Kuroki con ella a la República Ariadya?

[S-Si, es exactamente como dices! Como se esperaba de ti, Shirone!!

[Como pensaba, es un plan realmente brillante, Rena.]

Asentí, completamente de acuerdo con ella.

Quiero decir, esa era la única explicación razonable de por qué Kuroki y Rena fueron juntos a Ariadya.

Quiero decir, es básicamente imposible para una belleza trascendente como Rena tener una cita con Kuroki.

Me sentí estúpida por considerar la posibilidad de que salieran juntos.

[También hemos terminado con nuestra parte. ¿Qué piensas?]

[Por lo que escuché de Regena, ella y Kuroki deberían estar reuniéndose con los hombres lagarto ahora mismo.]

Regena estaba informando a Kuroki sobre sus hallazgos y los de los hombres lagarto en otra habitación.

Los hombres lagarto no querían reportar a nadie más que a Kuroki y Regena.

Es por eso que no podrían elegir reportar algo si nosotros estuviéramos cerca.

Aún no he oído los detalles específicos, pero parece que finalmente entienden algo. Podríamos finalmente sumergirnos en el laberinto.

Había tanta gente trabajando juntos para salvar a Reiji-kun y compañía. Incluso la Diosa Rena estaba haciendo todo lo posible para salvar a Reiji-kun… A ella no le importa eso.

Incluso conseguimos la ayuda de Kuroki. Por eso estaba seguro de que Reiji-kun y todos los demás estarían bien.

[Por favor, espérenme. Los salvaré pronto.]

—Caballero Oscuro, Kuroki—

[Muchas gracias por tu informe, Regena, y a ustedes también, hombres lagarto.]

[No se preocupe por eso, incluso cruzaré un mar de fuego si es por usted, maestro.]

[No somos merecedores de tales elogios.]

Regena y los hombres lagarto se inclinaron ante mí mientras respondían.

Fue gracias a ellos que pude comprender la geografía del área que rodea el laberinto.

El 5º piso donde Reiji y compañía estaban no era perfecto ya que no estaba destinado a ser una prisión para empezar.

Combinado con la información extraída de Atlankua y el plano de Heibos, finalmente completé el método para capturar este laberinto.

[Espera un minuto, Caballero Oscuro! Dijiste que me liberarías una vez que escupa toda la información que sepa!]

Atlankua, todavía atada, me gritó.

Atlankua realmente me dijo todo lo que sabía.

Parecía que desde el principio, no se había comprometido a aliarse con el dios maligno Labrys, su asociación fue puramente porque tenían el mismo objetivo, capturar a Rena.

[Mi más profunda gratitud por la nueva información, pero no puedo liberarte por el momento. Tendré que enviarte a Nargol en su lugar.]

Atlankua parecía estar insatisfecha cuando le dije eso.

Ojalá estuviera agradecida ya que no la entregué a Rena. Sólo podía imaginar qué tipo de final tendría si dejaba que Rena se ocupara de ella.

Otra razón por la que la envío a Nargol es que Modes no trataría a su hermana con demasiada dureza.

Ahora que tenemos suficiente información en nuestras manos, mañana era el día en que íbamos a infiltrarnos en el laberinto.

Para ser honesto, era reacio a ir ya que los otros lo ven como que yo iba a salvar a Reiji.

Eso era lo que realmente sentía.