Isekai Cheat Skill V3 C1

Modo nocturno

Capítulo 1: Luna y Lexia

Luna fue presionada por el vigor de Lexia para servirla.

[¿Realmente estás segura?]

[Caray, te preocupas demasiado. Dije que estaría bien, ¿Verdad? Y también, voy a llamarte Luna. Puedes llamarme Lexia. Esta es mi decisión también.]

[… Qué princesa tan tirana eres.]

No puedo decirlo directamente, pero… Owen-san, gracias por tu duro trabajo todo este tiempo. Mientras le agradecía sinceramente a Owen-san en mi corazón, Lexia-san le gritó a Luna como si hubiera recordado algo.

[Ah, claro! Antes, cuando mencioné la piel suave de Luna, ¿No surgió el nombre de Yuuya-sama por un momento? ¿Qué diablos significa eso?]

[¿Uee?]

No esperaba que se hablara de mí, así que me tomó completamente desprevenido, y no pude evitar soltar una voz extraña. Entonces, en lugar de mí, Luna empieza a hablar con orgullo.

[Escucha y sorpréndete. Yuuya ha obtenido y posee un baño dropeado por un gran monstruo del Nido Demoníaco! Si te bañas en él, podrás deshacerte de tu fatiga, tu poder mágico se recupera y como puedes ver, incluso tiene algún efecto de belleza!]

[¿Qué es eso? Eso no es justo! Déjame entrar también! Yuuya-sama, ¿Está bien?]

[E-Está bien!]

[Sí! Luna, entremos juntas!]

[¿Q-Qué?]

[Está bien, está bien!]

Cuando estaba a punto de sacar el juego de baño del inventario como Lexia-san me dijo, me preguntó.

[Oh, ¿Quieres entrar con nosotras también, Yuuya-sama?]

[¿H-Huh?]

[H-H-Hey, Lexia! Yuuya es un hombre, ya sabes! Y tú eres una princesa. Necesitas tener algo de autocontrol!]

Luna. Dijiste eso, pero también entraste mientras me estaba bañando, ¿No? Por alguna razón, Lexia-san inclinó su cabeza curiosamente mientras Luna decía eso dejando de lado sus propios asuntos.

[Está bien. Nos vamos a casar de todas formas.]

[Espera, espera, espera. ¿Te vas a casar con Yuuya? Deja de decir tonterías!]

[No es un problema, sabes! Ya me he decidido!]

[Eres muy insistente, princesita…]

Mirando a Luna sostener su cabeza con la mano, le di a Owen-san un aplauso más. En serio, gracias por todo tu duro trabajo. Y Lexia-san, pensé que ya había rechazado la propuesta de matrimonio hace un tiempo…

[Bueno… me abstendré de hacerlo.]

Sonreí amargamente y saqué el juego de baño.

[Ara, qué pena. Entonces, Luna, entremos rápido!]

Mientras decía eso, Lexia-san tomó la mano de Luna y fue directo al vestidor.

 

▼▼▼▼

[Wow! ¿Este es el baño que tiene Yuuya-sama? Esto no se puede comparar con el del castillo real!]

[No estoy segura de que el baño de Yuuya sea mejor que el del castillo real. Se está convirtiendo cada vez más en un misterio…]

Lexia y Luna entraron en el baño que Yuuya les había preparado, y luego fueron directamente a disfrutar de un baño relajante.

[… Se siente muy bien. Como pensaba, el baño de Yuuya es el mejor después de todo…]

[Se siente muy bien… y Luna tiene razón, siento que mi poder mágico se está revitalizando…]

Lexia se sorprendió por los efectos del baño de Yuuya, pero se rindió a la agradable sensación que le produjo.

[—Así que, ¿A Luna le gusta Yuuya-sama?]

[Buh!]

Luna tosió por las palabras demasiado abruptas y se volvió hacia Lexia con la cara roja.

[¿De qué estás hablando? Como dije antes, Yuuya y yo somos… bueno… amigos!]

[¿Estás segura de eso? Realmente no lo vi de esa manera, ¿Sabes? Sentí un débil cariño durante tu intercambio con Yuuya-sama. Bueno, no estoy segura de que Yuuya-sama esté al tanto de eso.]

[… Probablemente es sólo tu imaginación. Además, es normal que te gusten tus amigos.]

[Ara, ¿Es así? Entonces no importará si me caso con Yuuya-sama!]

[E-Eso no es bueno! ¿Eh?] — Luna se apresuró a tapar su boca después de decir eso, pero era demasiado tarde para eso.

[Hah… sí sólo eres una amiga, no importará si Yuuya-sama y yo nos casamos, ¿Verdad? Y esa negativa tuya… no necesitas decírmelo, ¿Verdad?]

[Eh…]

Luna movió su boca para decir algo por un tiempo, pero finalmente dejó escapar un fuerte suspiro, como si se hubiera rendido.

[… Bueno, honestamente no sé qué decir. Realmente he pasado tiempo con Yuuya como compañero de entrenamiento… pero antes de atacarte, ciertamente valoré mi tiempo con Yuuya. Sabía en el fondo de mi corazón que ese tiempo era precioso.]

[¿Es así…?]

Lexia asintió ante las palabras de Luna y luego se quedó en silencio. Y luego…

[… Un, he decidido!]

[¿Eh?]

De repente, Lexia se levantó de la bañera y señaló con el dedo a Luna.

[Te estoy declarando la guerra!]

[¿D-Declararme la guerra?]

[Sí! No te das cuenta, pero si te sientes un poco atraída por Yuuya-sama, eso significa que estás enamorada de él! Y yo también estoy enamorada de Yuuya-sama.]

[¿Q-Qué quieres decir con enamorada…?]

[Luna puede negar que está enamorada, pero creo que Luna está enamorada de Yuuya-sama. Y después de esto, hagamos nuestro movimiento, ¿Sí?]

[¿Q-Qué quieres decir con enamorada…?]

[Quiero decir… Voy a hacer todo lo posible para no perder ante Luna y hacer que Yuuya-sama me mire! No voy a rendirme, no importa lo que diga Luna! Por supuesto, si puedo casarme con Yuuya-sama, entonces seré la ganadora!]

[Qu—!]

[¿Ahora qué quieres hacer? ¿Quieres que te quite a Yuuya-sama?]

Lexia miró fijamente a Luna. Su mirada presionó a Luna, y se imaginó a Lexia y a Yuuya casándose. Y por alguna razón, esa imaginación hizo que Luna quisiera llorar, y ella expresó su única emoción con claridad.

[… No quiero.]

[¿Hmm?]

[No quiero eso! Yuuya es… e-es mío!]

En este momento, Luna todavía no sabía el nombre de las emociones que habían surgido en su mente. Aun así, ella sabía claramente que no quería dejar que Yuuya fuera tomado por otra persona.

[¿Significa eso que vas a aceptar mi declaración de guerra?]

[Adelante.]

Lexia sonríe ante la mirada de Luna, que está llena de una clara voluntad, a diferencia de antes de que se bañaran.

[Bien. Entonces, a partir de ahora serás mi escolta y mi rival!]

[Muy bien. No llores cuando pierdas después, ¿De acuerdo?]

—De esta manera, Luna y Lexia pudieron alejarse de la relación entre el atacante y el objetivo en un sentido verdadero.

 

▼▼▼▼

Lexia-san y Luna salieron de la bañera, y decidí discutir el futuro con ellas.

[Um, Lexia-san. Ahora que Luna se ha despertado, ¿Qué tal si volvemos con Owen-san por el momento?]

Yo estaba aquí por impulso, y también con las dos personas, Luna, la atacante, y Lexia-san, la princesa, pero como era de esperar, no lo explicamos muy a fondo. Desde el punto de vista de Owen-san y los demás, estarían preocupados, y lo más importante, quiero discutir el asunto de ir a la capital real.

[¿Eeh? No! Me quedo aquí! Además, la fuerza de Luna tampoco se ha recuperado del todo, ¿Verdad?]

[¿Muh? Eso no—]

[Cállate, Luna!]

[¿Eeh…?]

Luna estaba completamente confundida por las palabras irrazonables de Lexia-san. No, ¿No es eso demasiado irrazonable…? Sin embargo, Lexia-san tiene un punto. Aunque <Jugo de Hierbas de Recuperación Completa> pueda curar las heridas y enfermedades, no puede devolver la fuerza al estado original.

Lo pensé un poco, pero la mirada de Lexia-san me venció.

[… Ahhh. Entiendo. Pero a cambio, es sólo por hoy, ¿De acuerdo? Oh, y asegúrate de explicárselo a Owen-san luego.]

[Por supuesto! Lo hicimos, Luna!]

[S-Sí.]

[Woof.]

Night también estaba feliz de estar con Luna y ladraba adorablemente mientras movía la cola.

[Bueno, entonces prepararé una comida para Luna para que recupere sus fuerzas lo antes posible.]

Mientras decía eso, Lexia-san levantó su mano con un brillo en sus ojos cuando estaba a punto de ir a la cocina en este hogar del otro mundo.

[Sí! Yuuya-sama!]

[¿Eh? Um, ¿Qué pasa?]

[Déjame cocinar.]

[¿Eh?] — no sólo yo, sino que incluso Luna hace una voz tonta ante las palabras de Lexia-san. Sin embargo, a pesar de nosotros, Lexia-san estaba llena de entusiasmo.

[Si muestro mis habilidades culinarias aquí, Yuuya-sama estará locamente enamorado de mí!]

[Creo que estás dejando salir tus pensamientos.]

Independientemente de la razón, ya me he dado por vencido porque Lexia-san dijo que lo haría y no me escuchó. Como era de esperar, no puedo negarme a un miembro de la realeza… ¿Eh?… ¿Eh? ¿No sería más descortés tener a la realeza cocinando…?

Pienso en esto y aquello, pero no sé qué es lo común en este mundo, así que decidí dejar que Lexia-san cocine para nosotros, sólo por esta vez. Luego la llevé a la cocina y preparé los condimentos, ingredientes y utensilios de cocina.

[Puedes usar cualquier cosa que haya aquí.]

[Oh Dios! Como era de esperar, no es tan grande como la cocina del castillo, pero es muy hermosa!]

Aunque es la casa de Sabio-san, no creo que se pueda comparar con un castillo. Después de comprobar los ingredientes y utensilios, Lexia-san tomó las papas y las puso en la tabla de cortar tal como estaba, agarró un cuchillo, y entonces—

[Eeii!]

—Ella lo bajo con gran fuerza.

[¿Ara? Fallé mi objetivo. Es más difícil de lo que pensaba.]

[U-Uhm, ¿Lexia-san? ¿Lexia-saaan?]

Grité el nombre de Lexia-san una y otra vez con un sudor frío, pero Lexia-san no se dio cuenta de mi voz y siguió luchando con las papas.

[Dios! ¿Por qué no puedo acertar…? Bien! ¿Ara?]

[Hyii!]

El cuchillo que Lexia-san levanto se le había escapado completamente de la mano, pasó al lado de mis mejillas, fue directo y se clavó a la pared. Aterradorrr!

[… Hey, Yuuya. ¿Estás seguro de que es seguro dejarle la cocina a Lexia? Puede hacernos morir, ¿Sabes?]

Luna, que se había levantado de la cama y estaba viendo la escena de la cocina de Lexia-san como yo, dijo eso mientras sus mejillas temblaban.

[T-Tomare eso de vueltaaa!!!]

Como era de esperar, recuperé rápidamente el cuchillo clavado en la pared y fui a persuadir a Lexia-san.

[L-Lexia-san! Lexia-san, ¿Tienes alguna experiencia en la cocina…?]

[¿Eh? Esta es mi primera vez. ¿Por qué?]

[Bien, estás fuera.]

Debería haberle preguntado primero! Es mi culpa!

[Lexia-san, lo siento mucho, pero ¿Te importaría dejarme cocinar para ti hoy?]

[¿Eh? ¿Por qué?]

[Eso… quiero servir la comida rápidamente para que Luna recupere sus fuerzas, y como los ingredientes para la comida son todos de este Gran Nido Demoníaco, pensé que sería más rápido para mí, que estoy acostumbrado, terminar…]

[Ha, me muero de hambre. No puedo esperar a comer.]

Luna asintió a mis palabras lo mejor que pudo y me siguió leyendo mi intención.

[¿Es así? Bueno, entonces, supongo que no se puede evitar.]

Lexia no pudo ignorar las palabras de Luna, que no fueron tan perfectas como se esperaba, y aunque parecía reacia a decirlo, me pasó la antorcha.

[Pero yo cocinaré la próxima vez! Ustedes dos deben esperar con ansias!]

[S-Sí, ahahaha…]

[… Bueno, nos salvamos por ahora, pero parece que la princesa nos matará la próxima vez. Qué lástima.]

No digas eso! Mira, si ella aprende de un chef en el castillo o algo así, probablemente estaremos bien!

Mientras intercambiaba la inevitable promesa con Lexia-san, rápidamente empecé a cocinar. Soy muy cuidadoso con los ingredientes, como usar la carne del “Rey Orco” para que sea más fácil recuperar la fuerza.

Lexia-san y Luna siguieron viéndome cocinar.

[Yuuya-sama, eres incluso bueno cocinando…]

[Cada vez entiendo menos a Yuuya… ¿Cómo es capaz de hacer todo? ¿Es realmente la misma especie humana que nosotros?]

Ugh… No estoy acostumbrado a cocinar con gente mirándome como lo hice en la excursión. Me pone nervioso… ¿Hay algo malo en ello? De todos modos, quería que las dos comieran algo delicioso, así que lo hice aprovechando al máximo mi habilidad <Cocina>. Cuando terminé de hacerlo, a pesar de estar más nervioso que de costumbre, puse la comida delante de ellas y de Night.

[Ahora bien, vamos a comer.]

[Woof!]

[Se ve muy bien!]

[Sí… tengo mucha hambre ahora.]

Afortunadamente, ambas parecían disfrutar de mi comida, y me sentí aliviado al ver que esperaban con ansias mi comida.

[Hmm~! Esto es realmente bueno! Como era de esperar de mi Yuuya-sama!]

[¿Ueee?]

Mientras decía eso, Lexia-san de repente me abrazó el brazo. ¿L-Lexia-san?

[H-Hey, Lexia! Aléjate de Yuuya!]

En lugar de mi repentina sorpresa, Luna alejo a Lexia-san de mis brazos. En serio, Lexia-san es muy audaz…

[B-Bueno… me alegro si se ajusta a tu gusto.]

En cualquier caso, pensé que podría hacerlo bien, pero me alegra oír eso. Mientras sonreía ante las palabras de Lexia, Luna miraba la comida con una cara pensativa.

[¿Hmm? Luna, ¿Qué pasa?]

La llamo, pero Luna no responde y murmura algo.

[… Tengo que evitar que Lexia se lleve a Yuuya…]

[¿Hmm?]

[Y-Yuuya!]

[S-Sí!]

Luna de repente dijo mi nombre en voz alta, y no pude evitar responder enderezando mi postura. Lexia-san también está sorprendida mientras intenta llevar la comida a su boca.

[Yuuya… um, ¿Puedes alimentarme?]

[¿Eh?]

[Hey, Luna!]

[Aún no he recuperado mis fuerzas. Estoy demasiado débil para hacer algo.]

[Estás mintiendo! No es como si comer tuviera que ver con la fuerza física o cualquier otra cosa!]

[Eso no es verdad. Si me muevo demasiado, mi herida podría abrirse. Sí, no se puede evitar. No puedes culparme por esto; es obvio que Yuuya me alimente.]

No, Luna-san. Creo que te estabas moviendo bien antes, ¿Verdad? Te movías más que sólo comer. Mientras pensaba eso con mis mejillas temblando, Luna-san me miró.

[… ¿No es eso bueno?]

[Ugh…]

No sé si es un no-no, o… bueno, si realmente no puede permitirse el lujo de comer, entonces es porque fui yo quien le hizo el daño a Luna…

[… Bien. Toma, abre la boca.]

[U-Un. Aaahh…]

[Aargh!]

Lexia-san estaba gritando al lado de Luna, pero no tuve tiempo de prestarle atención por la vergüenza.

[… ¿Cómo está?]

[… Hmm. Está bueno; esto es… muy delicioso.]

Luna, que estaba disfrutando de la comida, tragó una vez y dirigió su mirada a Lexia-san.

[Fufu…]

[Mukii! Yuuya-sama! Yo también, quiero que me alimentes como a Luna!]

[¿Eeh? P-Pero… Lexia-san no está herida…]

[Es una orden de la princesa!]

[La realeza da miedo.]

El poder político es imposible. No importa cuánto lo intente, no puedo ir en contra. Sólo soy un ciudadano menor de edad. No tuve más remedio que hacer lo mismo con Lexia-san y con Luna, y esta vez Luna me incitó de nuevo… No tuve tiempo de comer mi propia comida. ¿Por qué tiene que ser así?

Me las arreglé para que ambas se comieran toda la comida, y finalmente estaba listo para empezar con mi propia comida.

[Está bien ahora, ¿No? Voy a comer ahora, sólo esper—]

[No, Yuuya-sama! Ahora seremos nosotras las que te alimentaremos, Yuuya-sama!]

[¿Eh?]

[Así es, Yuuya. Es nuestro agradecimiento por lo de antes.]

[…..]

No pude mantener la boca abierta ante los comentarios de estas dos. Quiero decir, Luna-san. Si tenías la fuerza para alimentarme, ¿Por qué no comiste por ti misma? A pesar de mi asombro, cada una de ellas me ofreció la comida en mi tazón.

[Sí, ahhh!]

[Vamos, come.]

[… Sí.]

Sólo diré una cosa. Estoy muy cansado de comer hoy.

 

▼▼▼▼

Después de la comida, hubo algunas luchas sobre qué hacer con la cama y así sucesivamente, pero como estaba mentalmente agotado, me las arreglé para superarlo, y pude ir a la cama con seguridad. Y al día siguiente, descubrí que la condición física de Luna estaba bien ahora, después de haber descansado un día, así que una vez más decidimos ir al lugar donde dejamos a Owen-san y a los demás.

Sería más rápido si nos moviéramos con la magia de teletransporte, pero como Luna quería mover su cuerpo además de rehabilitarse, nos movemos a pie.

… Honestamente, me llevé a Lexia-san y a Luna, la atacante, sin explicarle nada a Owen-san. Así que es complicado para mí enfrentarlo, pero sólo puedo disculparme honestamente. Yo soy el único culpable. Y no hay garantía de que Owen-san y los otros estén todavía en ese lugar.

[Verdaderamente, Yuuya y Night son ridículos… Pensar que puedes proceder en la batalla con una ventaja contra los monstruos de este Gran Nido Demoniaco…]

[¿Woof?]

Luna dice eso con una mirada algo distante en sus ojos, pero… aún no he llegado tan lejos en las profundidades de este Gran Nido Demoniaco, y para ser honesto, dado que sé de la existencia de Sabio-san, creo que aún necesito entrenar. Bueno, sabio-san me advirtió que no fuera demasiado lejos en la posesión de demasiado poder. A pesar de eso quiero ser lo suficientemente fuerte para proteger a Night y a mis amigos al menos.

[Oh, esa es la entrada!]

Cuando la entrada del bosque finalmente se hizo visible, Lexia-san señaló felizmente y nos dijo eso.

A lo largo del camino, nos encontramos con un grupo de goblins élite, pero no había monstruos cerca de la salida, y pudimos pasar a través del Gran Nido Demoníaco con seguridad.

Entonces…

[Ah! Comandante, Comandante! Mire, mire allí!]

[¿Eh? Lexia-sama!]

Escuché una voz y volví mi mirada en esa dirección, vi a Owen-san y a los otros, tal como estaban cuando los conocí. Aparentemente, habían estado esperando aquí todo el día.

Cuando Owen-san nos vio, corrió hacia nosotros. Lexia-san sólo sonrió, mirando a Owen-san.

[Ara, Owen. Buen día.]

[No me digas “buen día” como si no pasara nada! Por favor, absténgase de actuar arbitrariamente! Somos sus escoltas!]

Como era de esperar, Lexia-san se sintió mal por esta situación, e inclinó su cabeza obedientemente.

[Lo siento.]

[U-Um! Owen-san. Siento haber llevado a Lexia-san conmigo…]

Cuando lo pienso con calma, es como una especie de secuestro, ¿No? ¿Está bien así? Me pregunto si todavía me van a acusar de un crimen.

Cuando miré la cara de Owen-san con ansiedad, Owen-san estaba a punto de decir algo por un segundo, pero dejó escapar un gran suspiro.

[Ahhh… hay muchas cosas que quiero decir, pero considerando la posición de Lexia-sama y la de Yuuya-dono, habría sido difícil ir en contra de lo que Lexia-sama dijo.]

[No! No fue culpa de Lexia-san; fue sólo que me dejé llevar en el momento…]

Owen-san y yo nos estábamos disculpando, pero cortamos la conversación una vez que supimos que no iba a progresar en este punto.

[Ahem! Ah… entonces, Lexia-sama. Me he estado preguntando desde antes, ¿Quién es esa mujer de ahí? Y también escuché que el pequeño lobo a tus pies es el compañero de Yuuya-dono, pero…]

[Oh, ahora que lo pienso, no lo presenté apropiadamente. Este niño es mi familia, y su nombre es Night.]

[Woof!] — después de ser presentado por mí, Night levantó hábilmente su pata y respondió.

[… Parece ser un lobo muy inteligente. Night-dono, gracias por salvar a Lexia-sama en ese momento.]

[Woof.]

Night ladró como si dijera, “No te preocupes”.

[Bueno, eres muy inteligente, ¿No?… ¿Y qué hay de esa mujer de allí?]

[Sí, ella es—]

En el momento en que estaba a punto de hablar de Luna, Lexia-san, por alguna razón, hinchó el pecho y respondió en mi nombre.

[Ella es Luna, la asesina que me atacó! Y ahora es mi nueva escolta!]

[¿Qu—?]

[… Hey, Yuuya. ¿Esta mujer es una idiota?]

Sólo puedo devolverle una sonrisa prolongada a Luna, que dice eso mientras sostiene su cabeza. No, no esperaba que fuera tan honesta… La expresión de Owen-san se congeló ante las palabras de Lexia-san, pero inmediatamente saltó hacia atrás con Lexia-san en sus brazos y desenvainó su espada cuando se alejó de Luna. Tomando eso como una señal, los otros soldados también sacaron sus espadas y apuntaron a Luna.

[Hey, Owen! ¿Por qué sigues apuntando a Luna con tu espada? Bájala ahora!]

[¿Qué quieres decir, Lexia-sama? Esta mujer es la asesina que te atacó, ¿No es así?]

[Sí, lo es. Por lo tanto, la he contratado como mi escolta!]

[No está muy claro cómo llegamos a ese “Por lo tanto”!]

Lexia-san, estás omitiendo demasiadas explicaciones. Owen-san realmente está pasando un mal rato con esto, ¿No? No puedo decir nada al respecto porque estoy involucrado con una de ellas esta vez.

La propia Luna, cuya espada le apuntaba, levantó las manos con una sonrisa amarga, mostrando su falta de resistencia.

[Lexia. Haz algo con ellos.]

[Cielos, es demasiado problema. ¿No puedes hacerlo tú misma?

[¿Qué? ¿Eres una idiota?]

[¿Qué significa eso?]

Cuando la boca de Lexia-san sugirió una solución física inesperada, Luna entrecerró los ojos a eso.

[Um, Owen-san! En cuanto a Luna, Lexia-san tenía razón; ella es ahora la escolta de Lexia-san, así que ya no es peligrosa!]

[¿Esperas que crea en tu palabra? Si eso es lo que buscan los asesinos, entonces Lexia-sama está en peligro.]

[Ugh…]

Realmente no tengo nada que decir sobre esta opinión demasiado sensata. Es lamentable, pero como un escolta adecuado, las palabras de Owen-san son correctas. Mientras pensaba desesperadamente en lo que debería decir para que me creyera, Luna dejó escapar un suspiro.

[Ahhh… no puedo culparte por no confiar en mí, pero si quisiera matar a Lexia, podría haberlo hecho ayer… eso es exactamente lo que podría haber hecho mientras dormíamos juntas.]

[… ¿Lexia-sama?]

[¿Qué? Nos estábamos quedando en la casa de Yuuya-sama juntas, así que es natural que durmiéramos juntas, ¿Verdad?]

[… ¿Yuuya-dono?]

[Lo siento.]

Todo lo que puedo hacer es disculparme. En serio, lo siento. Owen-san quería decir muchas cosas, pero cuando me miró a mí, a la cara de Lexia-san, y a Luna, dejó escapar otro suspiro y volvió a bajar su espada.

[Ahhh… todavía no puedo confiar completamente en ti, pero dejaré de apuntarte con mi espada.]

[¿C-Comandante? ¿Está seguro?]

[No se puede evitar. De hecho, si miras su habilidad durante el primer ataque, podría haber matado a Lexia-sama cuando durmió con ella. Fue o bien por el poder de Yuuya-dono que ella no hizo eso, o, es como Lexia-sama dijo. Tal vez es porque ahora es la escolta de Lexia-sama… sea lo que sea, no podemos juzgarlo ahora.]

[Dios, eres tan específico con cada detalle. Luna es ahora mi escolta, así que deberías ser obediente y estar encantado! Sigue siendo una asesina brillante!]

[Eso fue demasiado.]

Owen-san, que parecía completamente desprovisto de su energía venenosa, miró a Lexia-sama con una cara de estupor y luego inmediatamente miró a Luna con una expresión seria.

[Bueno, entonces, asumiendo que creo en las palabras de Lexia-sama de que te has convertido en su escolta. ¿Te gustaría hablarme de la persona que te pidió que asesinaras a Lexia-sama?]

[Hmm, no me importa.]

Luna habló honestamente sobre los detalles de la petición como si ya no fuera completamente cautelosa del gremio oscuro.

[Sin embargo, la mayoría de la gente que hace una petición al gremio oscuro oculta su identidad. Pero esta vez, fue definitivamente una petición de un noble del reino. Aparentemente, también fue para ganarse el favor del primer príncipe.]

[¿Qué?]

[De ninguna manera… por qué…]

Soy un completo desconocido, y no conozco la situación en su país, así que es difícil de decir, pero Lexia-san, que era muy inocente hasta ahora, puso una cara de sorpresa. El primer príncipe significa… eh, ¿El hermano mayor o el hermano menor de Lexia-san? No, pero… la realeza es algo complicado, así que no es como el hermano común…

[Sin embargo, en cuanto a los favores del primer príncipe, es una cuestión de especulación. En el mundo subterráneo, a menudo surgen historias sobre el primer príncipe, pero esa historia no ha sido completamente confirmada.]

[¿Historias sobre qué?]

[¿Hmm? Eso es, por supuesto, sobre el primer príncipe que odia a la primera princesa… es decir, odia a Lexia.]

[Eh…]

La expresión de Lexia-san se puso tensa cuando Luna le informó de que su hermano podría odiarla. Night se acerca a Lexia, aparentemente preocupado, y se acerca a su pierna. Al notar a Night, Lexia-san lo sostiene en sus brazos.

[Ah… N-Night.]

[Woof… Woof.]

[… Gracias.]

Aunque no podía entender lo que Night decía, Lexia-san sonrió gentilmente, sabiendo que Night estaba preocupado por ella.

[Bueno, continuemos la historia. De todos modos, recibí una petición para el asesinato de Lexia, y en la petición, también incluía la información sobre Yuuya.]

[¿Eh? ¿Yo?]

Pensé que no tenía nada que ver conmigo, así que de repente me puse nervioso cuando me mencionaron.

[Sí. Sin embargo, la existencia de Yuuya no se conoce completamente; es sólo una vaga información que habla de alguien en el Gran Nido Demoniaco.]

[Aun así, ¿Por qué alguien querría saber mi información…?]

Por alguna razón, Luna respondió a mis palabras con una mirada atónita.

[¿Sabes eso, Yuuya? Lexia fue atacada una vez, antes de que yo la atacara. Parece que en ese momento se enviaron algunos profesionales, pero luego Lexia escapó al Gran Nido Demoniaco. Bueno, su error allí fue que la condujeron a lo profundo del Gran Nido Demoniaco, y como era de esperar, los que fueron enviados a hacerlo nunca regresaron — sí, excepto la propia Lexia.]

[Ah…]

[¿Te has dado cuenta? Si los monstruos mataron a los atacantes, sería extraño que Lexia no fuera atacada también. ¿Quién más tendría las habilidades para esconderse en el Gran Nido Demoniaco…? Sí, no hay nadie más que Yuuya y Night. Eso no es normal cuando Lexia regresó normalmente así.]

[¿Es una forma indirecta de decir que no soy normal?]

[… Si Lexia es la única superviviente, y el hábil asesino está muerto, la única posibilidad concebible es que alguien la haya salvado.]

Ella me ignoró.

[Van a asesinar a la princesa. Los asesinos deben haberlo planeado cuidadosamente, así que deben pensar que los asesinos separaron a Lexia y Owen y los otros guardias. Eso les obligaría a considerar la existencia de un tercero. Podrían pensar en ello como un ataque de monstruos… pero entonces, como dije al principio, es poco probable que sólo Lexia tenga la suerte de sobrevivir. Después de todo, todos esos hábiles asesinos están muertos.]

[U-Umu…]

Owen-san resopló ante la explicación de Luna. Siento que quiero mantener mi cabeza en alto. Lo que Luna dice sobre los asesinos de los que habla es probablemente de la primera vez que conocí a Lexia-san. No lo entendí en ese momento, pero definitivamente había sangre y carne salpicada alrededor del general goblin. En otras palabras, eso fue…

Pensando en ese momento, sentí un repentino torrente de sangre.

[… ¿Woof?]

[¿Yuuya-sama?]

[¿Eeh? A-Ah, lo siento. Está bien.]

Night y Lexia se dieron cuenta de que estaba actuando de forma extraña y me llamó preocupada. No voy a decir que la vida pesa de forma diferente porque sean humanos o algo así, pero sigue siendo algo que me viene a la mente.

… No es algo que pueda decir después de quitarle la vida a los monstruos tantas veces. Eso es lo que pensé, y aunque el shock aún no me ha dejado, me las arreglé para recuperarme.

[Sabía que algún día la gente descubriría la existencia de Yuuya-dono, pero fue antes de lo que esperaba… por eso, me gustaría que Yuuya-dono conociera a Su Majestad.]

[Ah, sobre eso…]

Las palabras de Owen-san me recordaron que tenía otro propósito que enviar a Lexia-san y a Luna aquí, y corté sus palabras con trepidación.

[Um… Lo siento. Si nos hubiéramos ido ayer, habría estado bien…]

[No vas a…]

Me siento aún más culpable al ver que la cara de Owen-san se ha vuelto pálida al mirarme.

[Lo siento. ¿Puedo tener una audiencia con el rey en otro momento? Tengo un horario que cumplir…]

[¿Eeehh? Yuuya-sama, ¿No vendrás a la capital real conmigo?]

Lexia-san gritó sorprendida, pero una vez que esta semana dorada termine, la escuela comenzará como siempre.

[Lo siento mucho! No sé cuándo llegará la próxima oportunidad… pero definitivamente iré…!]

 

Sé que es grosero, pero todo lo que puedo hacer es disculparme. En respuesta a mí, Owen-san me miró como si su alma hubiera sido drenada.

[E-Es… así… haha, hahaha… si tienes otros planes, no se puede evitar, cierto…]

[… Hey, Lexia. ¿Este tipo está realmente bien? Parece que va a morir.]

[Está bien. Pasa todo el tiempo.]

[¿Qué significa eso…?]

Luna mira a Owen-san con una expresión indescriptible. No, siento mucho haber acumulado su ansiedad…

Después de disculparme desesperadamente, Owen-san corrigió su postura como para recuperar la compostura.

[Hmph! Entonces, ¿Cuándo crees que nos veremos la próxima vez?]

[Es… es difícil de decir porque mi agenda es todavía muy incierta.]

Todavía estoy tratando de averiguar cuáles serán los eventos de la escuela. En mi antigua escuela, podría haberlo predicho hasta cierto punto, pero en mi actual escuela, no se puede confiar en esa predicción…

[Ya veo… Entonces me gustaría que vinieras a la capital real en un momento conveniente para Yuuya-dono.]

[¿Eh? ¿Estás seguro? Um… ¿Qué hay de la conveniencia del Rey…?]

No puedo ocultar mi sorpresa por la declaración que decía que podía ir cuando quisiera. Quiero decir, ¿Cómo puedo reunirme con el jefe de un país sin hacer una cita?

[Puede ser difícil decir que tienes que venir lo antes posible, pero la próxima vez seguramente te dará más tiempo, ¿No? No hay grandes conflictos en estos días, y la política diplomática e interna se ha asentado… Bueno, también está el primer príncipe, pero es una cuestión de especulación, como ella dice.]

[S-Sí…]

¿Está realmente bien? Sin embargo, también es cierto que me ayuda.

[Bueno… lo siento mucho, pero te visitaré cuando me convenga para la próxima vez.]

[Umu, está bien. Si vas recto por el camino de ahí, encontrarás la ciudad. Y si sigues el único camino que continúa más allá, podrás llegar a la capital real. Desafortunadamente, no puedo conseguir un carruaje o algo así, pero…

[N-No te preocupes! Lo siento mucho y muchas gracias!]

Había de hecho un solo camino pavimentado que conducía en la dirección que Owen-san señaló. Si es un solo camino, entonces no me perderé.

[Bueno, supongo que deberíamos irnos ahora. Hay mucho más que tenemos que investigar ahora.]

[Deja que me ocupe de los que tienen la misma profesión que yo y que esté alerta. Me han contratado para eso.]

[… Estaré esperando eso.]

Me preocupaba el trato que recibiría Luna, pero me alivió ver que no parecían preocuparse por nada más que por la precaución.

[Uh~… Yuuya-sama, ¿Está seguro de que no puede venir?]

[Uh… lo siento. La próxima vez, iré yo mismo a la capital real.]

[Bueno, sería una molestia para Yuuya-sama si lo retengo demasiado tiempo. Bien, me rendiré esta vez! Pero definitivamente vendrás a la capital real, ¿No es así? ¿Puedes prometerlo?]

[Sí, lo prometo.]

Lexia-san asintió con satisfacción a mis palabras, y luego se dirigió directamente al lujoso carruaje que había sido preparado para ella.

Mientras Night y yo mirábamos esa escena, Luna se acercó a mí con nerviosismo.

[Um… Yuuya. Siento todos los problemas que te he causado.]

[No es realmente una molestia… estaba confundido y realmente preocupado por muchas cosas, pero estoy aliviado de que Luna haya podido estar a salvo así.]

[Yuuya…]

[Woof, woof!]

[Night, también… ya veo. Estabas preocupado por mí…]

Luna murmuró eso suavemente como si estuviera conteniendo sus palabras. Entonces, cuando se preparaban para volver, Lexia-san llamó a Luna desde el interior del carruaje.

[Luna! Vamos a movernos, así que sube al carruaje ahora!]

[Sí, ya voy.]

Es un intercambio corto, pero es suficiente para hacerme sentir que ella podrá llevarse bien con Lexia-san, y no pude evitar sonreír al verlas. Espero que se conozcan cada vez mejor con el tiempo.

Luna estaba a punto de perseguir el carruaje que empezó a ir despacio, pero de repente se detuvo y corrió hacia Night y hacia mí. Y entonces Luna me besó en la mejilla—

[Yuuya.]

[¿Eh? ¿Eeehh?]

[Aaaaaahhhhhh!]

Escuché el grito de Lexia-san desde el carruaje que avanzaba, pero no pude entender por qué era exactamente en este momento.

Mientras quedaba muy sorprendido, Luna se sonrojó y dijo.

[Este beso es… una forma de expresar gratitud y… uh… una declaración de guerra!]

[¿Qué?]

[No lo sé! Descúbrelo tú mismo!]

Tan pronto como Luna dijo eso, corrió hacia el carruaje a gran velocidad.

[Hey, Owen! Detén el carruaje ahora! También voy a besar a Yuuya-sama!]

[Iyaa, el clima es muy bueno.]

[Owennnnnnnnnnnn!]

Aparte de la voz fuerte de Lexia, Owen-san dijo eso con una voz sincera y tranquilizadora.

[Alto! Por favor, deténganse! Yo… también quiero besar a Yuuya-samaaaaaaa!]

Lexia-san se asomó del carruaje y desesperadamente extendió su mano. Mientras miraba la escena aturdido, sin querer me toqué la mejilla como para confirmar la sensación que acababa de experimentar.