Ankoku Kishi C61

Modo Noche

Capítulo 61: Dios Maligno Labrys

—Reina Serpiente, Diadona—

El templo situado en la cima de la montaña más alta era el santuario de las Mujeres Pájaro.

El palacio en forma de nido se hizo entrelazando numerosos pilares construidos con cristales azules, era una vista extremadamente hermosa de contemplar.

Actualmente estaba aquí visitando a la dueña de este palacio, Casa.

[Eres la última persona que esperaba que visitara este lugar, Diadona.]

Casa me habló.

Definitivamente fue cautelosa conmigo.

Quiero decir, después de todo, éramos antiguas enemigas.

Yo estaba junto a Nargol por parte de madre, mientras que Casa estaba junto a Orgis por parte de padre.

[Cesa tu cautela, Casa. No he venido a pelear contigo.]

Nuestros padres habían muerto hace mucho tiempo, así que no tenía más razones para hacer de Casa una enemiga.

La diosa frente a mí fue bendecida con el poder de la visión futura a cambio del deterioro de sus ojos.

Ella era definitivamente alguien que yo quería como mi aliada.

[… Entonces déjeme escuchar tus asuntos por visitarme. No has venido para una simple charla ligera, ¿Verdad, Diadona?]

[Eso me ahorrará muchas molestias entonces. Iré al grano, ¿Te convertirías en mi aliada?]

[Ya que hablas de “aliada”, estás obligada a tener un “enemigo”. ¿Quién es tu “enemigo” esta vez? ]

[Los hijos de Mina, por supuesto.]

Casa puso una cara como si ya esperara mi respuesta.

[Como pensaba. ¿Puedo oír tu razón? Has sido obediente hasta ahora después de todo.]

[Es porque Rena, la hija de esa molesta Melfina, ha convocado al Héroe de la Luz del Mundo de los Espíritus. El hecho de que pueda hacer un sol en miniatura* ya lo ha convertido en una existencia extremadamente peligrosa.] (TN: Tal vez refiriéndose a una de las magias de Reiji.)

Originalmente, sólo había noche eterna en este mundo.

Eso fue hasta que Orgis creó el sol para hacer un mundo brillante para Mina, la diosa que vino del mundo de los espíritus.

No tenía ni idea de qué tipo de métodos había usado Orgis para hacer ese sol. Sin embargo, ese mismo sol maldito estaba dando luz en este mundo.

A pesar de que era nuestro padre, era un hombre muy idiota. Hacer eso sólo revelaría la existencia de Mina a nuestra madre.

Como resultado, la mitad de ese sol fue aplastado por nuestra madre, haciendo que sólo pudiera iluminar el mundo durante medio día.

Oudith, que heredó el poder de Orgis, intentaba devolver el sol a su estado original, pero le costó todo para mantenerlo por un tiempo.

Y entonces, ese Héroe de la Luz apareció.

También tenía el mismo poder que Orgis.

El sol podría terminar siendo devuelto a su estado original si Oudith y el Héroe de la Luz trabajaban juntos.

Si eso sucediera, el mundo podría caer en las manos de los hijos de Mina.

Naturalmente, no dejaría que eso ocurriera.

La noche eterna era la forma más adecuada de este mundo.

[¿Héroe de la luz? Ese debería haber sido derrotado por el Caballero Oscuro. Aunque no creo que sea una amenaza tan grande…]

[Derrotado sí, pero sigue vivo. Modes permanecerá invicto mientras el Caballero Oscuro esté a su lado. ¿Pero qué hay de los otros dioses? Según el rumor, aunque ese Caballero Oscuro está protegiendo a Modes, no tiene intención de matar al Héroe de la Luz.]

[Y ese Héroe de la Luz… se ha convertido en el prisionero de Labrys en este momento. ¿De qué te preocupas, Diadona?]

Sacudí mi cabeza al escuchar eso.

[Te equivocas. La barrera que lo atrapó fue destruida hace un momento. Zarxis regresó apresuradamente tan pronto como escuchó las noticias. Iré con él ya que, a este paso, Labrys podría ser asesinado.]

De hecho, vine con Zarxis hoy. Pero, se adelantó tan pronto como sintió que alguien había destruido su barrera.

Por lo tanto, podría tener que perseguirlo más tarde sólo para estar segura.

Pero primero, necesitaba terminar mi asunto con Casa.

[No te agradeceré aunque salves a Labrys, ya sabes.]

Sabía que diría esas palabras.

Labrys, el Dios de la Lujuria había ganado demasiado odio de los otros dioses. Por lo tanto, nadie nos agradecería que lo salváramos.

[Así es. Pero aún así, el Héroe de la Luz es el amante de Rena, ya sabes. No hay manera de que Labrys, que ama a Rena, permita que ese Héroe de la Luz exista.]

No hay forma de que Labrys, la encarnación de la lujuria, se rinda con Rena. Por eso no perdonaría la existencia de su amante, ese Héroe de la Luz. Y ese odio hacia él era algo que necesitábamos.

[Ya veo. El amante de Rena, eh. Bueno, en este caso, ese Héroe de la Luz no sólo le está comprando rencor a Labrys, básicamente se hizo enemigo de muchos dioses masculinos.]

Estoy de acuerdo con Casa.

La belleza de Rena había superado a Ishtar, la propia Diosa del Amor y la Belleza.

Puede que ni siquiera sea una exageración llamarla la Diosa más bella.

Debido a esto, hubo varias propuestas de matrimonio de muchos dioses masculinos, no sólo limitándose a los dioses de Elios, que siguieron llegando a Rena.

A pesar de eso, Rena no parecía tener ninguna relación íntima con ningún Dios masculino.

Bueno, ella podría haber subido el listón muy alto considerando que fue criada junto a su hermano gemelo, Alfos, el Dios masculino más guapo del mundo.

Esos dioses masculinos que eran sus admiradores se alborotaron cuando oyeron que Rena había obtenido un amante.

[A veces me pregunto, ¿Qué ven esos dioses masculinos en esa diosa? Quiero decir, mira su desagradable personalidad.]

[Incluso yo… tengo que estar de acuerdo contigo en ese aspecto.]

Casa estuvo de acuerdo conmigo.

La personalidad desagradable de Rena fue definitivamente heredada de esa molesta Melfina.

No fue sólo Rena. Las “Diosas” que eran descendientes del linaje de Mina eran todas bellezas. Pero esa misma belleza también las hizo demasiado orgullosas de sí mismas.

Y lo más molesto de todo, pensaban que las existencias feas debían ser erradicadas de este mundo.

[Bueno, ya es hora de que me vaya, Casa. Contáctame de nuevo después de que hayas hecho tu elección.]

Me despido de Casa.

Dejé el templo de Casa y me dirigí a las llanuras de Minon para salvar a Labrys.

 

▼▼▼▼

—Sabia de Cabello Negro, Chiyuki—

[Adelante, Bonnacons!]

Siete vacas rodeadas de fuego aparecieron en cuanto Labyrs terminó su canto.

Bonnacon, que roció su mierda al rojo vivo hacia nosotros, era un espíritu de nivel medio. Era un método de ataque realmente asqueroso que nos estaba matando mentalmente.

[RINO-SAN!!]

Le grité a Rino a toda prisa.

[Déjamelo a mí, Chiyuki-san! Por favor, protege a todos, Kelpie-san!!]

Rino convocó a los Kelpies, un espíritu de nivel medio.

Los siete Kelpies a los que convocó echaron agua por la boca para protegernos de esa mierda ardiente.

Viendo que su ataque de mierda falló, los Bonnacons cambiaron su objetivo de nosotros a los Kelpies.

El resultado de la batalla terminó con ambos lados aniquilados.

[TOMA ESTO!!]

Nao lanzó su bumerán. Pero ese bumerán regresó sin poder siquiera rasguñar el brazo desnudo de Labrys.

Además de usar armadura mágica, el musculoso cuerpo de Labrys tenía la piel igual de dura que el acero.

El ataque de Nao no pudo dejar ni un corte en la piel de Labrys.

[Uuh, es inútil. Nao no puede reunir su fuerza.]

Nao habló con una voz irritada.

[Nao-san, retírate a proteger a Sahoko-san! Déjame la ofensiva a mí y a Reiji!]

Disparé unas cuantas lanzas de hielo hacia Labrys mientras daba la orden.

Además de tener una defensa extremadamente dura, ni el fuego ni la magia de trueno funcionaron en Labrys.

Por eso usé la magia de hielo.

[HUMPH! NO ES LO SUFICIENTEMENTE FUERTE COMO PARA RASCARME LA ESPALDA!!]

Pero mi magia tampoco pudo dejar ni una sola herida en la piel de Labrys.

Esta habitación le daba una gran ventaja a Labrys.

Parece que el poder de nuestra magia se redujo a la mitad en esta habitación.

Pero, yo esperaba eso.

Mi magia era sólo una distracción para crear una apertura para Reiji.

[CÓMETE ESTO!! FLASH DESTRUCTOR!!!]

[Humph!!]

El escudo mágico de Labrys que conjuró en una fracción de segundo se partió instantáneamente por la mitad debido a la pura fuerza de ese ataque.

Las dos espadas estaban cortando implacablemente a Labrys. Cada corte funcionó para borrar todo escudo mágico de Labrys.

[MALDITO!!!]

Reiji gritó con frustración.

[MI TURNO!!!]

Labrys lanzó su tomahawk gigante, enviando un ataque de onda expansiva hacia nosotros.

[Oh, Luz! Protege a todos!!!]

Una pared de luz apareció frente a nosotros junto con el canto gritado por Sahoko.

Pero, esa onda de choque destruyó la pared de luz y nos hizo retroceder.

Podríamos morir si recibiéramos un golpe directo de esa onda de choque.

[NO!!!]

Rino levantó la voz.

El poder de ese tomahawk gigante no era ninguna broma.

La magia defensiva de Sahoko fue fácilmente destrozada por él.

[CÓMO TE ATREVES A INTENTAR HERIR A MI MUJER!!!]

Como el único de nosotros que esquivó esa onda expansiva, Reiji se había acercado a Labrys.

[Humph!!]

Labrys atacó a Reiji con su tomahawk.

Reiji esquivó el tomahawk de Labrys con un rápido giro y le cortó la pierna con su espada.

Pero, en el siguiente momento, la habitación brilló y la herida ya se había curado por sí misma.

[CRETINO!! TOMA ESTO!!!]

El par de cuernos en la cabeza de Labrys soltaron un rayo.

El rayo estaba atacando una gran área que ni siquiera Reiji podía esquivar.

Una de las espadas de Reiji fue apartada de su mano, causando que se detuviera por un momento.

Labrys no perdió esa momentánea apertura y giró su tomahawk hacia Reiji.

El cuerpo de Reiji fue enviado a volar al recibir toda la fuerza de ese ataque.

Pero, justo cuando estaba a punto de impactar contra una pared, Reiji se inclinó como un resorte y aterrizó con los pies contra la pared, dispersando la mayor parte del impacto del ataque de Labrys.

[ALAS DE LUZ DESTRUCTORAS DEL CIELO!!!]

Reiji se desprendió de la pared y se transformó en una flecha de luz.

[BUMOOOOOOOOOOOOOOO!!!]

Labrys fue arrasado por este ataque.

[¿Lo hemos vencido?]

Reiji miró hacia Labrys.

Pero Labrys se levantó de nuevo, como si nada le hubiera pasado.

En el siguiente momento, el escudo de Labrys brilló.

Parece que el escudo fue capaz de reducir el poder destructivo de Reiji a la mitad.

[Gugugu… no está mal, Héroe de la Luz. Pero, este nivel de ataque es sólo a nivel de cosquillas en la piel!!! LABERINTO, DAME PODER!!]

Toda la habitación estaba envuelta por un destello de luz cegadora, que luego se reunió alrededor de Labrys.

Este sentimiento era similar a la batalla contra el golem en el 4º piso.

Este podría ser el medio de Labrys para curarse a sí mismo.

[No perderé mientras exista este laberinto. Ustedes, cretinos, no pueden derrotarme.]

Labrys rugió mientras se reía de nosotros.

[Este bas—! Retírate, Reiji-kun!!]

Le grité a Reiji.

[Entendido!! Todas, reagrupense!]

Todos se reagruparon a la vez.

Y entonces, canté el aria de mi hechizo.

[IMPOSIBLE! NO FUNCIONA!!]

Me sorprendió mucho este hecho.

No podíamos usar la teletransportación.

[Mi error, la teletransportación está sellada a partir del 11º piso y abajo. Ya no puedes huir de mí.]

Labrys sonreía encantado al ver nuestras caras de pánico.

[Esto es malo, estamos…]

Nao no necesitaba terminar su frase, sabía que quería decir “Estamos jodidos”.

 

▼▼▼▼

—Diosa de la Sabiduría y la Victoria, Rena—

Las Valquirias y yo estábamos esperando en la cima del laberinto de Labrys para dar la bienvenida al (supuesto) regreso de Reiji y compañía a la superficie.

[¿Estás bien, Rena-sama? Reiji y compañía están…]

Nier lanzó una mirada preocupada hacia el suelo mientras estaba de pie en mi barco de guerra.

[¿De qué te preocupas, Nier?]

[N-NO! NO ME PREOCUPO EN ABSOLUTO!!]

Nier respondió con una voz nerviosa.

Los gestos inocentes y el comportamiento de Nier la convirtieron en una presa fácil para cualquier escoria.

[Está bien, Nier. Él (Kuroki) es fuerte, nadie puede derrotarlo.]

Nier me miró al escuchar mi confiado comentario.

[Realmente confías en él (Reiji), ¿Verdad, Rena-sama?]

Por alguna razón, la cara de Nier se volvió sombría cuando dijo esas palabras.

[Por supuesto, él (Kuroki) es mi caballero después de todo.]

Mi caballero, Kuroki, se estaba infiltrando en este laberinto. Por eso, no había razón para preocuparse.

Pero lo más probable es que Nier estuviera malinterpretando algo.

Las otras Valkirias también miraban con preocupación.

¿Debo hacer ver que estoy preocupada como las otras también?

Me dirigí a las Valquirias que miraban con preocupación.

[Dejen de preocuparse, todas. Reiji estará bien.]

Las Valquirias sonrieron al oír mi comentario.

¿Eso les tranquilizó?

[Por favor, vuelve lo antes posible… esa chica viene a buscarte.]

Murmuré esas palabras mientras miraba la dirección de donde venía esa chica, Kuna.

 

▼▼▼▼

—Bruja Plateada, Kuna—

[Un poco más y llegaremos a la ubicación de Kuroki, Glorious.]

Cabalgué en la espalda del Dragón Demoníaco, Glorious.

El anillo de mi mano izquierda me informa sobre la posición de Kuroki.

Ya he alcanzado mi límite; estoy sufriendo una seria deficiencia de Kuroki.

Obviamente, tuve que montar a Glorious, volando hasta aquí desde Nargol, para encontrarme con él de nuevo.

[Espera a Kuna, Kuroki.]

 

▼▼▼▼

—Sabia de Cabello Negro, Chiyuki—

[Estoy casi al límite, Chiyuki-san.]

Rino me habló con una mirada cansada en su cara.

Incluso la animada Rino estaba extremadamente agotada. Su linda cara era un desastre en este momento.

Tal vez se suponía que sería más difícil para cualquiera que no fuera Labrys ser capaz de usar magia dentro de este laberinto. La tasa de consumo de mi maná había excedido mis predicciones. Incluso Sahoko se había agotado después de cantar muchas veces hechizos defensivos y curativos en este punto.

Actualmente, el único que estaba menos afectado por esta situación era Reiji.

Reiji estaba actualmente luchando de frente contra Labrys. Pero, era sólo cuestión de tiempo hasta que agotara su resistencia también.

Labrys, por otro lado, teóricamente podía luchar para siempre gracias al poder de este laberinto.

Era la peor situación posible.

Pero, no debemos rendirnos. Teníamos que seguir luchando junto a Reiji.

[Levántense, Rino-san. Sahoko-san… debemos ayudar a Reiji-kun.]

Apoyé mi cuerpo para ponerme de pie.

Lucharé hasta el final.

El feroz combate de Reiji y Labrys se desplegó de nuevo frente a mí.

Reiji no se había rendido todavía.

Él era uno de los que luchaba sin importar cualquier desventaja y en el último momento, cambiaría la mesa contra sus oponentes.

Por eso no debo rendirme.

Tanto Rino como Sahoko también se apoyaron.

[¿Q-Q-Q-QUÉ SON USTEDES? ¿CÓMO PUEDEN SEGUIR LUCHANDO EN ESTA SITUACIÓN?]

Labrys nos gritó frustrado.

Para ser honesta, dijo demasiadas líneas para un jefe.

[HUMPH, NO PUEDES DETENERNOS!!!]

Reiji mostró una sonrisa refrescante mientras preparaba sus dos espadas.

Labrys se irritó cada vez más al verlo prepararse para otro enfrentamiento.

[ENTONCES, COMO QUIERAS!! EN REALIDAD SOY BASTANTE REACIO A USAR ESTE MOVIMIENTO PERO, TODOS USTEDES CRETINOS PODRÍAN DESAPARECER POR COMPLETO!!!]

El cuerpo de Labrys se puso rojo de repente.

[No puede ser, sólo estaba jugando hasta ahora!!]

Nao expresó su sorpresa.

Ni siquiera yo podía creerlo. ¿Todavía tenía un as en la manga?

[O LLAMA MOROK QUE HABITA EN MI CUERPO!!!… REDUCE A TODOS LOS QUE ESTÁN EN ESTA HABITACIÓN A CENIZAS!!]

El cuerpo de Labrys fue envuelto en llamas ardientes tan pronto como terminó su canto.

En el momento siguiente, la llama explotó hacia afuera, quemando todo en esta habitación.

[O LUZ!!!]

Sahoko usó hasta el último pedazo de su maná y desplegó un hechizo defensivo.

Esa luz envolvió nuestro cuerpo, protegiéndonos de la llama ardiente.

[GRACIAS, SAHOKO-SAN!!]

Miré en la dirección de Sahoko.

Sahoko respondió con una frágil sonrisa en su cara.

Parece que se había agotado de usar esta magia.

[KYAAAAAAAAAAAAAA!!!]

[NOOOOOOOOOOOO!!!]

Varios gritos desesperados por el dolor resonaron desde detrás de Labrys.

Parece que sus llamas también habían atacado a las mujeres detrás de Labrys.

Intentaron escapar, sólo para convertirse en antorchas humanas hasta que se quemaron más allá de lo reconocible.

[QUERIDO! ¿POR QUÉ ESTÁS MATANDO A TUS MUJERES TAMBIÉN?]

[HUMPH!! CONOCE TU LUGAR, HUMILDE CERDA!!! SÓLO NECESITO ENCONTRAR NUEVAS!]

Labrys respondió con una cara aburrida.

[BASTARDOOOO!]

Le grité a Labrys.

Imperdonable.

[EURIA!!!]

Reiji corría a toda prisa hacia la posición de Euria.

Apenas fue capaz de salvar a Euria de las llamas por un pelo.

Reiji volvió hacia nosotros mientras sostenía a Euria en sus brazos.

[¿Por qué me han salvado, Reiji-sama? Soy una mujer malvada que te engañó.]

Euria miró a Reiji con una mirada desconcertada en su rostro.

[No te preocupes por eso, Euria. Nunca abandono a mis mujeres.]

Reiji mostró su habitual sonrisa refrescante.

[Reiji-sama…]

Euria miró a Reiji con lágrimas brotabandole de los ojos.

Miré a Reiji al verlas.

No me importa que quisiera salvarla pero, al menos deberías preocuparte por Sahoko, cuya carga se ha incrementado con otra persona a la que proteger ahora.

¿Eres consciente de eso?

[Mi Llama Morok no dejará de arder mientras tenga maná. Veamos cuánto tiempo puedes sobrevivir en este tipo de situación.]

Labrys vino a nosotros otra vez.

Reiji se enfrentó de nuevo a Labrys después de bajar a Euria.

Intenté invocar magia de hielo para contrarrestar el calor abrasador, pero mi magia no se invocaba por mucho que lo intentara.

Miré hacia Rino. Parece que tampoco puede usar su magia espíritual.

La razón detrás de eso fue probablemente la Llama Morok.

A través de esto, Labrys había bloqueado literalmente a todos menos los poderes de combate de Reiji.

[Ya nadie puede protegerte, Héroe!!]

[Y qué!! Yo solo soy suficiente para patearte el trasero!!]

Su batalla comenzó de nuevo.

El resto de nosotros no podíamos hacer nada más que ser forzadas a ser espectadoras pasivas de su batalla.

Me sentí muy frustrada al ver nuestra situación actual.

[¿CÓMO? ¿CÓMO PUEDES SEGUIR LUCHANDO? ¿CÓMO PUEDES SEGUIR LUCHANDO EN ESTE TIPO DE SITUACIÓN DESESPERADA?]

[MIS MUJERES ESTÁN JUSTO DETRÁS DE MÍ. COMO SI FUERA A DEJAR QUE VIERAN UN LADO NO GENIAL DE MÍ!!!]

[ENTONCES ESAS MUJERES TUYAS MORIRÁN PRIMERO!!]

Labrys fingió mirar a Reiji mientras corría hacia nosotras.

[TODAS, SEPARENSE!!]

Cada una de nosotras se dispersó en diferentes direcciones al escuchar mi orden.

La que más me preocupaba era Sahoko, pero al verla escapar junto con Nao a un lugar seguro, suspiré con alivio.

[NO~~! PAPPPÁÁÁ~~!!!]

Euria gritó a todo pulmón.

Labrys estaba claramente apuntando a Euria.

[BASTAAAARDOOOO!!!]

Reiji corrió a una velocidad increíble y llegó en el último momento delante de Euria para protegerla de la llama de Labrys.

Las piernas de Euria se volvieron gelatinosas al caer sobre su trasero. Honestamente, ella era sólo un estorbo.

Reiji se convirtió en un blanco para el ataque de Labrys ya que la inútil Euria no podía moverse de su lugar.

Aunque Reiji podía defenderse del ataque de Labrys con sus dos espadas, su situación empeoró.

[UWAAAAAA!]

Una de las espadas de Reiji se rompió, y él volvió a volar junto con Euria.

[Reiji-kun!!!]

Exprimí cada parte de mi maná y disparé balas de maná a Labrys.

Tengo que distraer a Labrys de Reiji.

Así que seguí disparando balas de maná a Labrys.

[PERRA!! TE MATARÉ PRIMERO!!]

La atención de Labrys finalmente se desvió de Reiji.

Ahora sólo necesito seguir moviéndome.

[… ¿Eh?]

Caí al suelo cuando intenté levantarme. Yo… no pude mover mi cuerpo.

[Agotamiento de… Mana.]

No pude reunir maná en mi cuerpo.

Incluso mis piernas se negaron a moverse.

[Chiyuki-san!!!]

Aunque pude ver a Nao corriendo tan rápido como pudo en mi dirección, la distancia entre nosotras era simplemente demasiado grande. No llegará a tiempo.

Labrys ya estaba bajando su tomahawk.

Vi el tomahawk acercándose a mí en cámara lenta.

¿Acaso este es… mi final?

Lágrimas brotaban de mis ojos mientras me enfrentaba a mi final.

Alguien, por favor, sálveme.

No pude evitar pedir que alguien me salvara.

Instintivamente cerré los ojos.

[MOOOOOOOOOOOOO!!!]

De repente, Labrys soltó un grito de dolor.

Su tomahawk había fallado su objetivo.

Cuando abrí los ojos, alguien con ropa negra se paró frente a mí.

Vi a Labrys tirado muy lejos de mí.

Parece que mi salvador golpeó a Labrys con todo su poder.

[¿Estás bien?]

El hombre de ropa negra me preguntó.

He escuchado esta misma voz antes. Era la misma voz de la persona que me salvó la vida en el reino Rox.

Se dio la vuelta y me miró.

[Tú eres…]

¿Qué hacía esta persona en este lugar?

¿Por qué me salvó?

Mi tren de pensamiento se congeló en ese mismo momento.

[Por favor, vuelve, déjame el resto a mí.]

Su cuerpo se envolvió en una llama negra.

Cuando la llama negra se disipó, su figura fue reemplazada por el Caballero Oscuro vestido con una armadura negra azabache.

Entonces me di cuenta.

El que me salvó en el reino Rox fue él, el Caballero Oscuro.