Cheat Skill V5 C6

Modo Noche

Capítulo 6: Despertar.

[—Ahhh!]

Después de que el poder del Mal residiera en mi cuerpo, comencé el entrenamiento para dominarlo, tal y como habían sugerido Ouma-san y Usagi-sensei. Por supuesto, no podía descuidar el otro entrenamiento que había estado haciendo hasta ahora, así que tuve que hacerlo simultáneamente. Pero eso no me ayudó a mejorar mucho. Más bien, no había ni siquiera una señal de que esto fuera a funcionar.

[Puhaah! No puedo usarlo en absoluto… No puedo hacerme más fuerte así…]

Cuando murmuré eso para mí mismo, el Mal dentro de mí me llamó en tono de burla.

(Hee. Es imposible para ti, ¿Sabes?)

[¿Por qué? Si es por ti, entonces se lo diré a Ouma-san…]

(No metas al dragón legendario en esto de inmediato! Si vas a usar al dragón legendario, deberías hacerlo con más moderación!)

[Aunque tú lo digas…]

(Y no es mi culpa que no puedas usar este poder; es porque tu alma es demasiado pura.)

[¿Eh? ¿Qué quieres decir?]

(Esa reacción es exactamente lo que quiero decir.)

Hmm, no lo entiendo.

Por el momento, el entrenamiento para dominar el Mal terminó, y la siguiente parte fue el entrenamiento con Yuti. Después de un breve descanso, llamé a Yuti.

[Ya estoy listo.]

[Entendido. Ven a mí cuando quieras.]

El entrenamiento con Yuti consistía en luchar manteniendo mi <Atuendo Mágico>.

Y—

[Entonces… ya voy!]

Me adelanté corriendo desde el lugar mientras equipaba mi <Lanza Absoluta> y la empujaba.

[Ingenuo.]

Yuti esquivó ligeramente el ataque y procedió a lanzar una tremenda cantidad de flechas.

[¿En serio…?]

Me enfrenté desesperadamente a ello con mi <Lanza Absoluta>, pero cada golpe era pesado teniendo en cuenta que las flechas eran de madera, y no podía avanzar desde allí.

[Qué tal esto…!]

[Mmm.]

Giré la <Lanza Absoluta> con una mano por encima de mi cabeza para evitar que llovieran las flechas y apunté con la otra mano al suelo. E inmediatamente, mientras imaginaba el ojo de un tifón en mi mente, activé la magia. Tal y como había imaginado, la magia se activó mientras un violento viento soplaba a mi alrededor.

Gracias a eso, las flechas fueron desviadas, y aproveché esta oportunidad para acercarme a Yuti de inmediato y lanzarle la <Lanza Absoluta>.

[Haaahh!]

[Fuuhh!]

Sin embargo, Yuti atrapó hábilmente el ataque con una flecha en la mano, desviando el impacto y esquivando el ataque. Pero, el propósito de mi ataque no era infligir daño usando la <Lanza Absoluta>, sino crear una apertura momentánea.

[Haaahh!]

La <Espada Omnipotente> apareció en mi mano y le di un tajo a Yuti, que había mostrado una apertura.

[Inútil. No puedes alcanzarme con eso.]

[¿Qué?]

Y entonces, Yuti aceleró aún más sus acciones y escapó de mi ataque sin dificultad. En lo que respecta a la evasión, Yuti, la discípula del “Arquero Santo”, no tenía rival, y yo no podía ni siquiera acercarme a ella. Aunque al final ninguno de los dos cayó, se mire como se mire, probablemente perdí. Me sentí abrumado todo el tiempo.

Cuando me senté para tomar un descanso del entrenamiento, Yuti se acercó a mí.

[Yuuya.]

[¿Hmm?]

[No es bueno. Yuuya, no vas en serio.]

[¿Eeehh? Creo que fui lo suficientemente serio…]

[Afirmativo. Así es. Pero, Yuuya, aún no has usado tu poder del Mal.]

[Ah, sí… pero aún no puedo usarlo, así que…]

[Objetivo final. Combina el poder del Mal con el poder del <Atuendo Mágico> que has estado usando en la batalla anterior. Con eso, puedes usar el poder del Mal.]

[Hmm… Ya lo sé, pero…]

Me tumbé en el suelo y llamé al Mal que residía en mi interior.

[Realmente no sé por qué no puedo usar tu poder.]

(¿Hmm? ¿Realmente quieres usar tanto mi poder?)

[Bueno, ya sabes. Hay más existencias poderosas de las que esperaba en este mundo, y cuantas más formas tenga de protegerme de ellas, mejor. Y ya que estás dentro de mí, ¿Por qué no luchamos juntos?]

(Haha. ¿Sabes qué? Tu alma es lo contrario a la mía. No estoy seguro de poder luchar con alguien así. Para empezar, no somos compatibles.)

[Hmm… ¿Es así? Estoy disfrutando mucho hablando contigo así, y no creo que seamos incompatibles.]

(… Hmph.)

Al escuchar mis palabras, el Mal se quedó en silencio por un momento y luego volvió a abrir la boca.

(… No sé, pero creo que tampoco es tan malo vivir contigo.)

Después de obtener el poder del Mal, empecé a entrenar para usarlo, y pasé charlando con el Mal durante un tiempo… Me di cuenta de que no intentaba apoderarse de mi alma cada vez que tenía una oportunidad, como hacía al principio. Al contrario, se interesaba por todo lo que yo hacía e incluso disfrutaba del desconocido mundo de la Tierra con curiosidad.

(Y no sólo tú; es este otro mundo llamado Tierra el que disfruto. Creo que esa es también la razón por la que el dragón legendario está unido a ti, porque puede ver un mundo que no conocemos viviendo en este mundo. Parece que la batalla entre “Santo” y “Mal” es sólo un pequeño conflicto.)

[Me gustaría que tu cuerpo principal sintiera lo mismo…]

(No, eso es imposible. Mi cuerpo principal es la acumulación de emociones negativas del propio mundo. Comparado con eso, sólo soy una mota de polvo, así que es relativamente fácil para mí.)

Sin embargo, no es fácil para mí!

No pude evitar desear que el cuerpo principal del Mal pudiera ser tan razonable como éste.

[Bueno, da igual. Lo dejaré así por ahora y regresaré. He terminado todo mi entrenamiento diario…]

[Afirmativo. El descanso es importante.]

Estaba a punto de volver a casa con Yuti, así como con Night y Akatsuki que habían estado jugando en un rincón del jardín mientras entrenábamos cuando… sucedió.

[¿Eh?]

[Grrrr…]

[¿Hmm? ¿Qué pasa?]

De repente, Night y Yuti se detuvieron y miraron bruscamente a la entrada del jardín.

Entonces—

[¿Qué?]

Un tremendo rugido sonó cerca de la casa.

[¿Qué ha pasado?]

[No se sabe. Pero sin duda era el sonido de una batalla.]

[¿Batalla?]

Nunca había escuchado un rugido así, aunque este era uno de los lugares más peligrosos del mundo.

[¿Q-Qué es lo que está luchando…?]

[No se sabe. Pero si continúa así, este lugar está en peligro.]

[¿Yuti?]

Tan pronto como dijo eso, Yuti, que no sabía de la protección alrededor de la casa de Sabio-san, de repente corrió hacia el sonido.

[N-Nosotros también vamos!]

[Woof!]

[¿Buhi?]

Además de Night, que ya estaba preparado, tomé a Akatsuki, que había estado rodando perezosamente, en mis brazos y seguí a Yuti.

Probablemente sea mejor que Akatsuki se quede en casa ya que no es un buen luchador, pero si este sonido era de otro oponente del Mal, no podríamos hacer nada al respecto sin Akatsuki.

Cuando empecé a perseguir a Yuti con eso en mente, me di cuenta de que había dejado a Ouma-san en casa.

[Oh, no… Debería haberle pedido a Ouma-san que nos siguiera también…]

Estaba a punto de decir eso, pero entonces cambié de opinión. No creo que Ouma-san venga. Es probable que en este momento esté durmiendo dentro de la casa en la Tierra, y como es un dragón que puede dormir durante miles de años, una vez que está dormido, no se despierta fácilmente.

E incluso si está despierto, no estaría interesado en un conflicto de los humanos o en las batallas entre “Santo” y “Mal” en primer lugar.

Desplegué mi <Atuendo Mágico> de inmediato, y alcancé a Yuti a toda velocidad.

[Has venido.]

[Sí, he venido, pero… no te adelantes demasiado. Harás que me preocupe.]

[… Lo siento.]

Ante mis palabras, los ojos de Yuti se abrieron ligeramente y luego murmuró en voz baja mientras miraba hacia otro lado.

Mientras corríamos por el Gran Nido Demoniaco en silencio, noté de repente una rareza.

¿No hay monstruos…?

Normalmente corría a mi máxima velocidad y los monstruos me atacaban a pesar de todo. Pero, por alguna razón, no habíamos encontrado ningún monstruo desde hacía un rato. Parecía que Yuti también se había dado cuenta de este punto y tenía una expresión de sospecha similar en su rostro.

Mientras continuaba con mi inexplicable ansiedad, finalmente llegamos a la fuente del sonido.

Y—

[¿Oh? ¿Quiénes son ustedes?]

(¿Yu… Yuu, Ya…?)

[¿Usagi-sensei…?]

Había un hombre con rastas que tenía el aura oscura del Mal emanando de su cuerpo. Estaba agarrando al maltrecho Usagi-sensei por el cuello. La situación era tan irreal que no sólo yo, sino también Yuti y los demás, nos quedamos helados.

Entonces, el hombre arrojó a Usagi-sensei lejos de su agarre descuidadamente.

[Ha! Ya veo, así que este es tu discípulo favorito, ¿Huh?]

(No deberías tocarlo… Yuuya…!)

[¿Qué? No deberías tener derecho a darme órdenes cuando eres más débil que yo.]

El hombre pisoteó a Usagi-sensei.

[Tú…!]

(No… vengas…!)

[¿Por qué?]

Cuando intenté correr hacia él inmediatamente, Usagi-sensei gritó con toda su fuerza.

(Sal de aquí, ahora mismo…!)

[¿Salir de aquí dices…? Yo… no puedo hacer eso! Yuti, voy a atacarlo así que tienes que apoyarme!]

[… No puedes.]

[¿Eh?]

No podía creer las palabras que salieron de la boca de Yuti, y la miré. Estaba mirando al hombre, temblando y tambaleándose. No sólo Yuti, sino que incluso Akatsuki y Night parecían asustados por el hombre.

[¿Qué está pasando, chicos?]

[Yuuya, ¿No lo ves? Es peligroso. La maestra, el Santo Pateador, o cualquiera de los otros no son nada comparados con él. Es un monstruo.]

[¿Monstruo has dicho?]

Cuando quedé totalmente confundido por las palabras de Yuti, el hombre resopló, mirándome.

[Hah… Usagi. No habría pensado que tu discípulo sería alguien que ni siquiera podría distinguir la diferencia de fuerza entre nosotros. ¿Huh?]

(¿Guh?)

[Tú…!]

En el momento en que no pude aguantar más y estaba a punto de cargar contra el hombre que estaba pisoteando a Usagi-sensei como si fuera a torturarlo, el hombre me dirigió una mirada muy dura.

[Molesto.]

[—]

La intención asesina en esa única palabra me hizo ser plenamente consciente de la situación — y de la diferencia de poder entre nosotros. Fui incapaz de moverme porque no pude evitar que mi cuerpo temblara por esa intención asesina.

(Aaah… ha venido un tipo peligroso. Ese tipo es uno de los más intratables alborotadores entre el Mal, ya sabes. Bueno, no tienes suerte.)

[¿Eh? ¿Qué quieres decir…?]

(Es un tipo de usuario del Mal muy diferente a Yuti. Es una especie de monstruo.)

Incluso las palabras del Mal en mi interior me sonaban terriblemente lejanas.

El hombre parecía haber perdido el interés y miró a Usagi-sensei mientras mi cuerpo permanecía inmóvil por el miedo.

[Oh, eres muy patético. Te mataré delante de los discípulos a los que estás enseñando fervientemente.]

(Kuh…)

[Sin embargo, esperaba divertirme más con esto. Esto fue una gran decepción.]

(Gaahh…!)

El hombre apartó el pie con el que había estado pisoteando a Usagi-sensei, y le dio una patada directa en la cara.

[¿Qué piensas de mi patada desde los ojos del famoso “Santo Pateador”? Es buena, ¿Verdad? ¿Ah?]

Agarró la oreja de Usagi-sensei que rodaba y lo obligó a levantarse mientras sonreía asquerosamente… para…

[Bueno, no te preocupes. Después de matarte, me desharé rápidamente de los demás aquí también. Hey, soy amable, ¿No? Creo que es mejor deshacerse de la basura sin dejar una mota de polvo. ¿Verdad? Así que, al menos como uso efectivo de la basura, después de haber jugado contigo, te borraré limpiamente.]

(Para… eso…)

[Como ya he dicho… un pequeño alevín no tiene elección!]

El hombre pisoteó a Usagi-sensei una y otra vez. Para…

Por qué no puedo hacer que mi cuerpo se mueva…

[Oh sí, tengo una idea. ¿Qué tal si te mato a patadas, Usagi? Así, seré yo quien se lleve el título “Santo Pateador”. Woohoo! Soy un genio, ¿No lo crees? ¿Verdad?]

(Ugh…)

[Hey, hey, cuál es tu respuesta, hey!]

El hombre pateó implacablemente a Usagi-sensei una y otra vez. Debe ser muy humillante para Usagi-sensei, que llevaba el título “Santo Pateador”.

[Es aburrido si no respondes. Bien, ahora te mataré.]

El hombre simplemente declaró y volvió a fijar su mirada en nosotros.

[Hey, mira bien, ¿Entendido? Este es el momento en que el “Santo Pateador” es pateado hasta la muerte por mí, y el momento en que el nuevo “Santo Pateador” nace!]

El hombre levantó el pie vigorosamente y lo bajó sin vacilar. Durante ese breve momento, el mundo frente a mí se ralentizó, como un flashback.

Detente, detente; por favor, detente.

Muévete, por favor, muévete. ¿Por qué no puedo moverme? ¿Por qué no puedo moverme mientras Usagi-sensei está siendo atacado? ¿Qué pasa con este hombre frente a mí en primer lugar? Él es el que golpeó a Usagi-sensei de esa manera.

—Nunca, nunca lo perdonaré.

 

▼▼▼▼

Mientras Usagi estaba a punto de ser pateado hasta la muerte por el “Puño Santo”, el poder del Mal dentro de Yuuya se relajaba.

[No, es realmente mala suerte. Yuuya es diferente a esa niña llamada Yuti, esa niña es completamente compatible con el poder del Mal… Además, tiene la habilidad de ser un Santo también, lo cual es otra cosa buena.]

El poder del Mal dentro de Yuuya se encuentra tumbado, murmurando aburridamente.

[Ah, me he estado divirtiendo últimamente, pero mi vida aquí está llegando a su fin. Si matan a Yuuya, tendré que encontrar otro huésped. Qué fastidio.]

El poder del Mal murmuró y se sentó impotente.

[… No. Como se esperaba… es aburrido.]

El poder del Mal dentro de Yuuya dijo eso.

Aunque se suponía que Yuuya y el poder del Mal eran incompatibles para empezar, sin duda se creó un vínculo.

Por eso se sintió feliz al probar las nuevas emociones que brotaron en él, que sólo había experimentado ser parte del Mal hasta ahora.

[Es un poco triste, no es así… que tengamos que separarnos aquí. Con él como oponente…]

En ese momento en que el pedazo de Mal murmuró enfáticamente, el interior de Yuuya, que se suponía era un espacio blanco puro, se tiñó repentinamente de negro a una velocidad tremenda.

[¿Q-Qué es esto?]

La oscuridad se tragó incluso el poder del Mal que se había relajado.

[¿Uoohh? ¿Q-Qué está pasando?]

El poder del Mal estaba perplejo por la situación que nunca había experimentado antes, pero entendía los sentimientos que Yuuya tiene actualmente.

[Hey, hey… Nunca he visto algo así en mi vida, ni siquiera en Yuti. ¿Qué pasa con esta alma negra como el carbón…?]

Además, el poder del Mal sonrió ante la oscuridad de Yuuya, mientras intentaba hundirse aún más en las profundidades.

[Bueno, está bien, Yuuya. Normalmente, me habría apoderado de ti en este momento, pero esta vez te prestaré mi poder y podrás utilizarlo en tu beneficio. A cambio—]

Y los ojos rojos del poder del Mal brillaron con recelo.

[No te perdonaré si pierdes.]

 

▼▼▼▼

[Adiós, Usagiiiiiiii!]

La patada del “Puño Santo” fue lanzada con gran fuerza. Aunque no era un experto en patadas, la patada del “Puño Santo” estaba llena de un poder aterrador.

No sólo Yuti, sino también Night y Akatsuki fueron incapaces de moverse debido a la intención asesina y la intimidación del “Puño Santo”. Todos esperaban que este fuera el final de la vida de Usagi sin poder hacer nada.

Pero…

[¿Ah?]

[…..]

[¿Eh? ¿Yuuya?]

[¿Ah…?]

Fuera de las expectativas de todos, Yuuya intervino interponiéndose entre Usagi y el “Puño Santo”, y detuvo la patada con sus propias manos. Además, el aura del Mal desbordaba del cuerpo de Yuuya al igual que el “Puño Santo”.

Mientras Yuti y los demás se sorprendían por este repentino giro de los acontecimientos, el “Puño Santo” se puso de mal humor enseguida.

[Hey, bastardo… conoce tu lugar, pequeño. ¿Quién te ha permitido tocarme? Ooh!]

Y entonces dio una patada con su otro pie, intentando apartar a Yuuya, que estaba agarrando a su pie. Sin embargo, Yuuya esquivó el ataque mientras soltaba la pierna del “Puño Santo”.

[¿Qué?]

[…..]

Yuuya le dio la espalda al “Puño Santo” y abrazó a Usagi-sensei, como si el “Puño Santo” no existiera.

[O-Oi… bastardo… ¿Qué estás haciendo…?]

[…..]

[He dicho que qué estás haciendo. Te estoy preguntando…]

Ser ignorado era algo que hería su orgullo, y el “Puño Santo” levantó el puño mientras gritaba. Ese puño superó instantáneamente la velocidad del sonido, y la onda expansiva que lo rodeaba hizo volar los árboles y el suelo circundantes mientras se acercaba a Yuuya.

Pero…

[¿Q-Qué?]

Yuuya miró sin emoción alguna el ataque y lo esquivó sin dificultad.

[¿Qué… Qué está pasando aquí? Bastardo, ¿Has ocultado tus habilidades hasta ahora? ¿Ah?]

[Es… increíble… Estoy lleno de poder… Siento que puedo destruir todo en este mundo.]

Ignorando la existencia del “Puño Santo”, Yuuya estaba inmerso en su propio mundo. El “Puño Santo” no pudo ocultar su ira, pero ésta se convirtió rápidamente en una feroz sonrisa.

[Hahaha! Es bueno, es excelente! Creo que puedo divertirme mucho más contigo que con ese conejo!]

[…..]

[… No sé cuánto tiempo podrás mantener esa actitud, pero no me defraudes!]

El “Puño Santo” hizo que sus manos imitaran las garras de una bestia y las movió hacia arriba y hacia abajo como si las apretara con gran fuerza.

[Cómetelo, <Mandíbula>!]

Y entonces los colmillos de aire atacaron a Yuuya como si fueran a devorarlo.

[Yuuya!]

Incluso ante semejante ataque, Yuuya no mostró ningún signo de evasión, y Yuti le gritó inconscientemente.

[—¿Así?]

[¿Qué?]

Yuuya recreó exactamente el mismo movimiento que el “Puño Santo” inmediatamente. Y entonces, de sus dos manos, se crearon los colmillos de aire, y chocaron con el ataque del “Puño Santo”.

Sin embargo, los colmillos de Yuuya eran abrumadoramente más grandes, y el ataque del “Puño Santo” fue fácilmente engullido. Entonces atacó directamente al “Puño Santo”.

[I-Imposible!]

Cuando esquivó el ataque, el suelo y los árboles desaparecieron como si el espacio se hubiera ahuecado en la zona donde había estado parado.

[N-No bromees… entonces, ¿Qué tal esto?]

El “Puño Santo” dejó de retroceder, y se acercó a una distancia que era su fuerte, y pasó a la ofensiva inmediatamente.

[“Desgarro Perforador del Cielo!” Haaaaaaa!]

Era una habilidad que podría ser llamada movimiento especial del “Puño Santo”, ya que ostentaba el mayor poder destructivo con el menor movimiento, dirigido a Yuuya desde una distancia muy cercana.

Además, normalmente, una habilidad tan super avanzada sólo debería ser capaz de lanzar un único ataque, pero el “Puño Santo” era diferente y podía asestar una serie de estos golpes mortales.

Si uno recibiera esta habilidad, el cuerpo quedaría destruido, no sólo por fuera sino también por dentro, y el área circundante quedaría adornada con los fragmentos resultantes.

Pero…

[¿Así?]

[¿Ah?]

Yuuya no se inmutó y replicó fácilmente la técnica secreta del “Puño Santo”, y libero todos los golpes imitando al “Puño Santo”.

Y el resultado es…

[Gyaaaaaaaa! M-Mis brazos!]

El Puño Santo fue fácilmente derrotado en una batalla de puños que debería haber sido del dominio exclusivo del Puño Santo. Y los brazos del Puño Santo fueron destrozados sin que quedara ni rastro.

[Mis brazos! Mis brazos! ¿Por qué? ¿Cómo?]

[Deja de ladrar.]

[Hyiie!]

Esta fue la primera vez que el “Puño Santo” se dio cuenta de que iba a morir.

Un aura negra rezumaba del cuerpo de Yuuya mientras lo agitaba sospechosamente por primera vez, y sus ojos brillaban en rojo.

Yuuya miró sin comprender al “Puño Santo”, que había perdido los dos brazos que eran su orgullo y sus mejores armas, y cayó abatido en un estado miserable.

[¿Qué pasa? ¿No quieres luchar?]

[N-No…]

[¿No? Eso no es aceptable.]

Yuuya sacó inmediatamente el <Jugo de Hierbas de Recuperación Completa> del Inventario y lo roció descuidadamente sobre el “Puño Santo”. Entonces, los brazos del “Puño Santo”, que deberían haberse perdido, volvieron a crecer milagrosamente.

[¿Qué? Oh, mis brazos!]

[¿Qué estás haciendo?]

[¿Aah? ¿Gyooee?]

Con los brazos curados, el “Puño Santo” empezó a recuperar la compostura, pero Yuuya le dio una patada en la cara sin piedad.

[G-Ggaaahh… bastardo…!]

[…..]

[¿Qué pasa con esos ojos? Esos… ojos, no me menosprecies!]

El “Puño Santo” utilizó una serie de técnicas sobre Yuuya. Sin embargo, todas ellas fueron imitadas instantáneamente por Yuuya y devueltas con más del doble de poder.

Y, por fin, el “Puño Santo” se dio cuenta. Sus brazos curados eran sólo el principio de este infierno. Por mucho que se esforzara, no era rival para Yuuya.

Por el contrario, estaba rodando aterrado. Incluso cuando le volaban los brazos, le arrancaban las piernas o le hacían un agujero en el estómago, Yuuya seguía utilizando objetos para curarlo y lo obligaba a luchar.

Yuuya siguió infligiendo dolor al “Puño Santo”.

[¿Qué demonios es esto? ¿Qué demonios es esto…?] — dijo el “Puño Santo” con miedo — [No quiero… Para…!]

[¿No quieres? ¿Para? Tú querías esto, ¿No? Querías luchar con los fuertes, ¿Verdad?]

El “Puño Santo” efectivamente quería luchar con los fuertes, por eso adquirió el poder del Mal y comenzó la caza de Santos. Sin embargo, lo que le estaba ocurriendo aquí no era una pelea con una persona fuerte.

Era una paliza unilateral.

Mientras Yuuya seguía intentando atacar, Yuti, que por fin se había recuperado de la intimidación del “Puño Santo” y de la conmoción al ver el cambio de Yuuya, se apresuró a detenerlo.

[No puedes. Yuuya.]

[Apártate de mi camino.]

[No, no puedo. Si sigues así, no podrás volver.]

[¿No podrás volver has dicho? Eso es algo gracioso de decir. Sólo le estoy dando lo que quiere.]

[Negación. Vuelve a tu yo normal, Yuuya. Akatsuki!]

[Buhi!]

Akatsuki estaba esperando la llamada de Yuti e inmediatamente activó su habilidad <Santuario>. Entonces, Yuuya frunció el ceño por un momento.

[Ugh! Esto es…]

[Cálmate. Vuelve a ser el gentil Yuuya.]

[… ¿Gentil?

Con esa única palabra, el rostro de Yuuya volvió a quedarse sin expresión.

[¿De qué sirve ser gentil? No sirve de nada. No puede salvar nada. No es necesario.]

[Negación. Tú eres el que no es necesario. Devuelve a Yuuya.]

[Este soy yo.]

[No.]

[… Ya veo. Si te vas a interponer en mi camino, también me desharé de ti. Si la necesidad de proteger algo nos hace débiles, entonces es mejor no tenerlo.]

[¿Eh?]

Yuti se apartó involuntariamente de la mano de Yuuya, que se extendía lentamente hacia ella…

[¿?]

[Ah…]

De repente, los movimientos de Yuya se detuvieron.

[¿Qué pasa?]

El débil instinto que quedaba en Yuuya le impedía cruzar la última línea. Se miró despiadadamente a sí mismo y escupió.

[Dijiste que querías que esto sucediera, pero… ¿Lo niegas?]

[—Va a haber muchos problemas, supongo.]

[O-Ouma-san!]

Entonces, en semejante estado, Ouma, que debía estar durmiendo en su casa, llegó volando lentamente mientras bostezaba distraídamente.

Yuti entonces se precipitó hacia Ouma.

[Suplica. Por favor, ayúdame. Yuuya no va a volver.]

[No se puede evitar.]

Ante la petición de Yuti, Ouma respondió con exasperación y dirigió su mirada a Yuuya.

[Si ese fuera el caso, no hay necesidad de que pase por todo esto.]

[¿Ouma…?]

[… Santo cielo. Eres una gran molestia. Deberías ser capaz de usar el poder del Mal lo antes posible.]

Mientras decía eso, Ouma no pudo reprimir su amarga sonrisa.

[Bueno… así es como eres Yuuya. También es molesto ser demasiado amable. Hey, Akatsuki!]

[¿Buhi…?]

Ouma le lanzó algo a Akatsuki, que estaba deprimido porque sus poderes no podían salvar a Yuuya. Cuando Akatsuki lo atrapó en su boca, se lo tragó sin pensar.

[¿B-Buhiii?]

[No te preocupes. Es la misma píldora que tomé yo.]

[¿La misma que Ouma?]

[¿Qué? ¿No te acuerdas? Era la <Píldora de Cambio de Tamaño>, ¿No es así?]

[¿Por qué le diste eso?]

Ouma sonrió en respuesta a la razonable pregunta de Yuti.

[Definitivamente, es para hacerlo más grande.]

[¿Eh?]

[Aquí, Akatsuki! Tienes que hacerte más grande y usar tu habilidad!]

[¿F-Fugo?]

Sin saber qué hacer, Akatsuki comenzó a hacerse más grande, como Ouma le indicó. Entonces, a medida que el cuerpo de Akatsuki se hinchaba más y más, los árboles circundantes y demás se enterraron en el pelo de Akatsuki.

[Esto es…]

En cuanto a Yuuya, fue enterrado en el pelo invasor.

—Akatsuki se volvió súper enorme, igual que Ouma cuando se conocieron. En ese momento, Akatsuki activó su habilidad <Santuario>.

[Fugoooooooo!]

El <Santuario> de Akatsuki se extendió por todo el <Gran Nido Demoníaco>, y una suave luz envolvió los alrededores.

Y entonces—

[E-Es muy esponjoso.]

—El aura negra había desaparecido, y el Yuuya de siempre sonreía felizmente mientras era envuelto en el pelaje de Akatsuki.

Mirando al Yuuya actual, la atmósfera inabordable de hace unos momentos desapareció. Incluso la habilidad <Santuario> ya no era efectiva en el Yuuya de entonces. Yuti se sorprendió por el hecho de que Yuuya volviera en un instante.

[Asombrada. ¿Por qué?]

[Es simple. A medida que el cuerpo de Akatsuki crecía, también lo hacía la efectividad de sus habilidades.]

Ouma se río, aclarándose la garganta, y llamó al agrandado Akatsuki.

[Eh, Akatsuki. Ya es suficiente. Regresa.]

[¿Fugo? Buhi!]

Akatsuki se hizo cada vez más pequeño al prolongar su respuesta debido a su mayor tamaño. Yuuya miraba con un poco de pesar al encogido Akatsuki, pero de repente se dio cuenta de su entorno y miró a su alrededor.

[¿Ah? ¿Qué me pasa…? ¿Y cómo ha crecido tanto Akatsuki…?]

[Yuuya, gracias a Dios.]

[¿Eh?]

Yuuya miró a Yuti con una expresión muda mientras Yuti se acercaba a él con una sonrisa en la cara. Entonces recordó algo y volvió a mirar a su alrededor con pánico.

[E-Es cierto, ¿Qué paso con Usagi-sensei?]

(—Estoy bien.)

[Usagi-sensei…!]

En respuesta a la llamada de Yuuya, Usagi-sensei que debía estar destrozado por la pelea anterior, estaba de pie y parecía estar completamente curado.

[Hey, Usagi-sensei. ¿Qué pasó con tus heridas?]

(Es que estando tan cerca de un cerdo tan grande; es natural que también reciba los beneficios de sus habilidades.)

[Me alegro de oír eso… No, no tengo ni idea de lo que está pasando…]

(Te lo explicaré más tarde. Más importante… ¿Qué es ese dragón…? No estaba allí antes, ¿verdad?)

[¿Eh? ¿Ouma-san? … Ahora que lo pienso, es la primera vez que Usagi-sensei y Ouma-san se encuentran, ¿No es así?]

Cuando mencionó una vez más que Ouma-san había sido domesticado por Yuuya, Usagi-sensei sostuvo su cabeza.

(¿Qué? ¿Has domesticado a un dragón legendario? Más que eso, ¿Es realmente un ser que puede ser domesticado en primer lugar? Es literalmente la cúspide de este mundo, viviendo antes de que nosotros fuéramos creados…)

[No sé… aunque me digas eso…]

(… Hmph, Eres muy diferente de lo que eras antes.)

[¿Eh?]

(Has causado problemas a Yuti y Akatsuki. Asegúrate de disculparte.)

[S-Sí…]

Yuuya, que no recuerda el momento en que el poder del Mal se lo tragó, sólo puede responder por el momento sin entender.

(Ahora, lo más importante… ¿A dónde fue el “Puño Santo”?)

[Eh… ah, es cierto! Ese tipo…!]

Yuuya recordó la existencia del “Puño Santo”, que es el origen de este evento, y se apresuró a mirar a su alrededor, pero el “Puño Santo” ya no estaba.

(… Parece que las habilidades de Akatsuki de antes también han curado sus heridas.)

[Buhi…]

Según las palabras de Usagi-sensei, Akatsuki se sintió inusualmente abatido cuando se dio cuenta de que era su propia culpa que el “Puño Santo” escapara.

El “Puño Santo” era un ser tan despiadado que incluso el tranquilo Akatsuki sentía que no se le debía permitir correr a lo loco.

Usagi puso su mano en la cabeza de Akatsuki como si quisiera consolarlo.

(No estés tan deprimido. No hay nada que podamos hacer al respecto. No estoy seguro de haber podido sobrevivir sin tu habilidad.)

[Buhi…]

Las palabras de Usagi fueron recibidas con un pequeño asentimiento por parte de Akatsuki. Sin embargo, era un hecho que el “Puño Santo” había huido de la escena, y el ambiente de Yuuya y los demás se oscureció.

[… ¿Hmm? ¿Eh? ¿Dónde está Ouma-san?]

[¿Eh?]

Yuuya se dio cuenta de repente de que no podía oír la voz de Ouma y miró a su alrededor, pero antes de darse cuenta, la figura de Ouma había desaparecido.

[Predicción. Probablemente se haya ido a casa. Creo que está durmiendo.]

[Sí, está durmiendo…]

[Acuerdo. Probablemente no esté interesado.]

(No está interesado, eh… Estamos peleando como locos…)

[Siento lo de Ouma-san…]

Yuuya estaba incómodo y se disculpó mientras todos se dirigían a casa.

 

▼▼▼▼

[Hah! Hah! Hah!]

Mientras Yuuya y los demás volvían a casa, el Puño Santo, cuyas heridas habían sido curadas accidentalmente por Akatsuki, corría desesperadamente por el Gran Nido Demoníaco.

[Maldición… maldición… maldición… maldición!]

Lo que en este momento estaba en la mente del Puño Santo era la figura de Yuuya, que sobrepaso al Puño Santo con un poder abrumador.

El Puño Santo nunca había conocido la derrota, y era un genio talentoso capaz de absorber todo tipo de técnicas. Por eso le arrebató este título al anterior Puño Santo al año de convertirse en su discípulo. A partir de entonces, se volvió aún más ávido de poder.

Y su fuerza lo llevó a la arrogancia, y en poco tiempo se encontró no sólo buscando poder, sino también buscando un oponente para poner en práctica sus habilidades adquiridas.

Sin embargo, para el abrumadoramente poderoso Puño Santo, no mucha gente podía recibir sus técnicas. La mayoría se rompía fácilmente si el Puño Santo mostraba una fracción de sus verdaderos colores.

Por eso, para el Puño Santo, las demás existencias eran insignificantes.

—Y ahora, ese Puño Santo había sido derrotado sin poder oponer resistencia alguna.

Incluso haciendo uso de todas las técnicas que había adquirido con su talento, y junto con el poder del Mal, seguía sin poder alcanzar a Yuuya.

Por el contrario, al igual que el antiguo Puño Santo robó las técnicas de los demás y las utilizó de forma más perfeccionada para romper sus corazones, Yuuya hizo lo mismo con él.

También es como si este resultado fuera natural.

Para el Puño Santo, las personas que le rodeaban eran sólo juguetes que podía utilizar para probar sus habilidades. Sin embargo, para Yuuya, el Puño Santo era sólo… un objeto de observación.

No hay emociones en absoluto, sólo indiferencia. Con su mirada, el orgullo del Puño Santo ya estaba hecho trizas.

Cuando se retiró a un lugar en el que ya no podía ser atrapado por Yuuya y los demás, respiró profundamente para arreglar su respiración agitada.

[Jamás los perdonaré… por haberme dejado en ridículo de esta manera… Les daré a todos un infierno que nunca han probado…!]

El Puño Santo, que juró vengarse de Yuuya y Usagi y de todos los demás, trató de abandonar la escena con pasos tambaleantes.

[La próxima… La próxima se…!]

[—¿La próxima? No digas locuras.]

[¿Qué? ¿Quién es?]

De repente, la respuesta a sus palabras puso al Puño Santo en una postura de lucha apresurada.

En el pasado, el Puño Santo se habría asombrado por el hecho de que hubiera gente que pudiera moverse sin que lo note, pero ahora el Puño Santo no tenía tiempo para preocuparse por eso.

El dueño de la voz apareció en respuesta al agotado Puño Santo.

[Qué has dicho antes…]

El que apareció ante el Puño Santo fue Ouma, que se creía que se había ido a casa a dormir. Frente a Ouma, lo asaltó una ansiedad desconocida, y preguntó en tono impaciente.

[Qué has dicho antes, bastardo!]

A Ouma no pareció importarle mientras se acercaba al Puño Santo con su pequeño cuerpo y le sonreía.

[Estabas diciendo algo extraño antes.]

[¿Qué? ¿Qué quieres decir con extraño?]

[Ah sí. Es sobre la próxima—]

[Huh! ¿Qué tiene de extraño? La próxima, la próxima vez! Esta vez no he perdido! Sólo me estoy retirando! La próxima vez, ganaré seguro. La próxima vez, definitivamente voy a ganar, y voy a mostrarles el infierno!]

[Ya veo, ya veo…]

Ouma rio alegremente ante las palabras del Puño Santo—

[Es una mentalidad muy inteligente la que tienes. ¿Crees que serás capaz de llegar a casa sano y salvo después de pelear con mis amigos?]

[¿Qué? ¿Tus amigos? No estoy seguro de lo que estás hablando cuando sólo eres un pequeño dragón…]

Al momento siguiente, el cuerpo de Ouma volvió a su tamaño original.

[Eh, ah, ¿Qué?]

Ante el enorme dragón que apareció de repente, el Puño Santo se sentó en el suelo, perdiendo la compostura.

[Sólo un pequeño dragón, ¿Huh? Soy un dragón que ha vivido desde el principio de los tiempos, ¿Sabes?]

[Imposible! ¿Desde el principio de los tiempos dices? ¿Estás diciendo que eres el dragón legendario? Eso debe ser sólo un cuento de hadas!]

Ouma abrió la boca de par en par mientras acercaba su rostro al Puño Santo, que lo miró mudamente.

[No hay próxima vez para ti. Aquí es donde termina.]

[Oh, Aaah—]

Sus palabras no duraron. Ouma masticó y tragó la comida que tenía en la boca.

Luego frunció el ceño.

[Esto no es bueno. Después de comer la comida de Yuuya, mi paladar se ha vuelto mucho más exigente. Me he convertido en un supuesto experto.]

Mientras murmuraba eso, Ouma volvió a su pequeño tamaño y comenzó a dirigirse de nuevo a Yuuya y los demás como si no hubiera pasado nada.

[Bueno, hoy he trabajado mucho, y voy a pedirle a Yuuya que me prepare algo delicioso. Creo que… las hamburguesas parecen una buena idea.]

Cuando Ouma se marchó, se volvió a sentir un aire de paz en el “Gran Nido Demoniaco”.

 

▼▼▼▼

[—¿Qué?]

En el Vertedero del Mundo, uno de los tres “Mal” que se habían reunido allí murmuró consternado.

[No puede ser… ¿Cómo es que la presencia del Puño Santo… la presencia del Mal que le di al Puño Santo… ha desaparecido?]

El que soltó una voz de impaciencia allí fue el Mal que le dio poder al Puño Santo.

[También es extraño para mí. El poder que le di a los discípulos del Puño Santo también ha desaparecido.]

En respuesta al impaciente Mal, otro Mal con voz tranquila respondió con curiosidad.

[Es extraño… No es sorprendente que el discípulo del Arquero Santo haya muerto en algún lugar, pero es extraño que las señales del poder del Mal desaparezcan por completo. Sobre todo, es imposible que la presencia del Puño Santo, una de las pocas personas que se ajustan a los criterios, desaparezca sin más.]

[Es cierto. La sombra por sí sola ya no es suficiente para enfrentarse al Puño Santo. Por esta razón, estaba pensando en ir allí para echarle una mano yo mismo…]

Ante el tranquilo análisis del Mal, el primer Mal que abrió la boca respondió así.

[Pero entonces, está bien, ¿No? Significa que no hay más problemas, ¿No?]

[Bueno, desde una perspectiva simple, sí. Pero mi opinión no es tan positiva.]

[Eeh, ¿Por qué?]

[Porque significa que hay gente que puede competir con nuestro poder. Es demasiado peligroso dejarlo sin control.]

[¿No es ese un Santo?]

[Es poco probable. La mayoría de los Santos han caído ante nosotros o han sido asesinados por las manos del Puño Santo. Quedan muy pocos Santos que puedan resistirse a nosotros. Además, el único Santo que puede competir en términos de poder y compatibilidad con el Puño Santo es probablemente la Espada Santa, que es el más fuerte de todos los Santos. Aun así, es poco probable que la Espada Santa pueda salir indemne.]

El Mal que dijo eso sigue siendo abominable.

[Por eso no puedo dejar libre a la persona que mató al Puño Santo. Aunque sea el Puño Santo, sigue siendo una amenaza para nosotros.]

[¿Qué harías tú? ¿Vas a matarlo?]

[Por supuesto, tenemos que hacerlo. Pero…]

[Ah, ya veo.]

En contraste con el tono cortés del Mal, el digno Mal asintió una vez.

[Empecemos una guerra contra el resto de los Santos.]

[Eh, ¿En serio? No es mentira, ¿Verdad? Siiiii!]

El Mal que ríe inocentemente no pudo controlar su diversión y preguntó emocionado.

[¿Cuándo? ¿Cuándo los vamos a matar? ¿A cuántos de ellos vamos a matar? ¿A todos?]

[Cálmate. Por supuesto, mataremos a todos los que podamos, pero no a todos. Si quieres venir con nosotros, tendrás que aceptarlo.]

[¿Eh? ¿Por qué?]

[Por supuesto, es para esclavizarlos.]

[¿Esclavizarlos?]

[Sí. Nuestro objetivo es tomar el control del mundo, ya que somos el lado negativo del mundo… Para ello, necesitamos controlar las amenazas que puedan existir.]

[Hmm… ¿Algo así?]

[Así es como funciona.]

El inocente Mal parecía estar algo deprimido, pero rápidamente recuperó la compostura.

[Bueno, entonces, ¿Cuándo comenzaremos el ataque? ¿Puedo ser el primero?]

[Sí, de acuerdo. Los que no están aquí no se quejarán.]

[Sí!]

[… Si vamos a hacer la guerra contra los Santos, no podemos dejar libre a la entidad que mató al Puño Santo, ¿Verdad?]

[Creo que sí. Bueno… hay muchos Santos que han caído ante nosotros también. El número ya ha superado a los Santos que siguen siendo hostiles a nosotros. No creo que podamos perder.]

Mientras decía eso, el Mal miraba al cielo, imaginando al todavía desconocido que derrotó al Puño Santo.

[No sé quién es, pero… no podrá detenernos.]

Y entonces los tres desaparecieron del lugar.