Ankoku Kishi C65 – 3

Modo Noche

Como era de esperar, la tasa de mortalidad de las zonas fuera de las murallas era realmente alta. Al final, la mitad de la población masculina de la humanidad ya había sido asesinada por los monstruos.

Esta era la razón por la que la proporción entre hombres y mujeres de los humanos en este mundo era de 1:2. La proporción entre hombres y mujeres pasó a ser de 1:3 en las zonas con densas poblaciones de monstruos.

Por lo tanto, las mujeres tenían que dar un paso adelante en la participación de los puestos administrativos, ya que no podían confiar simplemente en los hombres, cuyo número era considerablemente menor que el suyo.

Aunque los creyentes de la fe Faeria generalmente mantenían a sus esposas en casa, la mujer podía salir y entrar en acción en momentos de emergencia. Pero, por el hecho de que ella había salido aparte de los momentos de emergencia, era una indicación de que Turia no era creyente de Faeria.

[El que está aquí es Nacius. Es el fiel seguidor de Oudith-sama, el Rey Dios.]

La otra persona presentada por el General Clasus era el hombre de mediana edad.

[… ¿Nacius? ¿Podría ser, ese Nakius Paracletus? ¿El miembro principal del senado?]

El miembro principal del senado significaba literalmente que era un pez gordo. Aunque no era más que un título, la persona con tal título tenía una gran responsabilidad. En el caso de Nacius, era el Presidente de la República Ariadya. Además, Nacius era también descendiente de Paracleus, uno de los doce pioneros de este país.

En este mundo, los apellidos no eran algo fijo en este mundo. Incluso cuando se introducen sus nombres, es más bien similar a △△, hijo de ○○. Y entonces el hijo de △△ se presentaba como □□, hijo de △△.

También había numerosos casos en los que la gente utilizaba apodos, como Cabello Negro ○○, o Cabello Marrón △△.

Mi alias, “Sabia de Cabello Negro”, iba en la misma línea.

Bueno, si se le da algo de tiempo, ese Cabello Negro podría acabar convirtiéndose en un apellido, como “Negro” o “Marrón” en el caso de “Cabello Marrón”. Pero, no creo que mi apodo persista lo suficiente como para convertirse en un nombre de familia en cualquier caso.

Sin embargo, parece que Nacius Paracletus fue una excepción entre aquellos.

Paracletus era el nombre del fundador de la casa Paracletus, no el nombre del padre de Nacius.

Pero, aun así, ¿Debería llamarlo por su apellido? Y encima una familia prestigiosa…

Parece que todos los de la familia Paracletus están involucrados con el gobierno de la República Ariadya. Además, la familia Paracletus es una familia de renombre que desciende de un sacerdote del Dios Rey Oudith.

Mirando el escudo cosido en el pecho izquierdo de sus prendas, se podía ver que allí estaba el escudo de Oudith. El escudo sagrado de Oudith era similar al de la familia Satsuma: una cruz dentro de un círculo.

Ella nunca hubiera esperado ver ese escudo, la rueda solar, fuera de Japón. Y esa misma rueda solar era, de hecho, el escudo sagrado del Dios Rey Oudith.

[Ooh, es un honor que alguien tan hermosa como la Sabia-dono de Cabello negro conozca a mi familia. En efecto, soy ese Nacius Paracletus. He venido hoy a expresar mi gratitud a la Sabia-dono de Cabello negro y a los demás que han salvado a la República Ariadya de esta crisis.]

Nacius se reía con ganas mientras se inclinaba ante mí.

Al ver a Nacius ahora, me di cuenta de que era ligeramente diferente de los otros sacerdotes de Oudith.

Solía pensar que los creyentes de Oudith no se dedicarían a una adulación tan vacía.

Bueno, sigue siendo mejor que enfrentarse a un hombre de aspecto sombrío.

Con esto, Callus del ejército, Turia del comercio y Nacius de la política, todos los peces gordos de la República Ariadya se habían reunido en este barco.

[Padre!]

Alguien gritó desde detrás de Calsus.

Cuando intenté echar un vistazo, un joven se acercó a nosotros junto con unas cuantas mujeres que le seguían por detrás.

Aunque era la primera vez que veía a este joven, ya conocía las caras de las mujeres que le seguían.

[Vaya, si no son Shizufae-san y compañía, ¿Puedo preguntar el nombre del caballero que las acompaña?]

[Efectivamente. Es un hombre de aspecto muy agradable.]

Las que habían venido con ese joven eran Shizufae y compañía.

[Ooh, así que tú también viniste, Decius. Permítame presentarlo, Héroe-sama. Este joven es mi hijo, Decius.]

Nacius se adelantó y presentó a su hijo, Decius.

El joven llamado Decius era un apuesto rubio con ojos marrones. También era bastante alto. Tenía una mirada apacible y sincera, todo lo contrario a Reiji.

[Soy Decius. Muchas gracias por salvar a la República Ariadya de esta crisis, Héroe de la Luz, Reiji-sama.]

Decius dio un saludo cortés.

[Yoo, Shizufae-chan. Tú también has venido, eh. Ese vestido te queda bien. Pareces una verdadera princesa.]

Pero, en lugar de responder a su saludo, Reiji ignoró descaradamente a Decius y en su lugar se dirigió a Shizefae.

[Es… Es así!! Muchas gracias!!]

Shizufae se escondió detrás de Decius mientras respondía nerviosa.

Parece que está más asustada que encantada al escuchar los elogios de Reiji.

Cuando miré a mi lado, todas las mujeres, excepto Rino, Nao y yo, miraban con odio a Shizufae.

Tiene sentido, cualquier chica normal se asustaría ante tales miradas.

[Heeh… Shizufae-san, ¿Verdad? Me pregunto qué tipo de relación tienes con Reiji-sama.]

Euria preguntó a Shizufae con una mirada intimidatoria en su rostro.

Como se esperaba de la hija de un Dios Maligno, su voz era realmente intimidante. ¿Qué es lo siguiente? ¿También le crecerán un par de cuernos de la cabeza?

[Eh, no, eso es…]

Shizufae se encogió aún más detrás del cuerpo de Decius, como si tratara de empequeñecer su figura un poco más.

Pobre chica.

[Hahaha, eres exactamente como decían los rumores. Héroe-sama es realmente popular entre las bellas damas.]

Decius, quien estaba parado frente a Shizufae, se reía al ver el intercambio.

Era una sonrisa refrescante. Además, estaba pacificando astutamente a Euria y compañía mientras escondía a Shizufae. Funcionó lo suficientemente bien como para finalmente calmar a Euria y compañía al ver su sonrisa. El efecto de su sonrisa era realmente sobresaliente gracias a su apuesto rostro.

[Deberías seguir el ejemplo de Héroe-sama también, Decius, intenta llevarte bien con las mujeres. Ya estás en edad de casarte. ¿Qué tal si intentas pedirle a Héroe-sama que te presente una buena mujer?]

Nacius habló con media crítica/media resignación en su voz hacia Decius.

La edad para casarse en este mundo abarcaba desde la mitad de la adolescencia hasta la última mitad de la adolescencia. En cuanto a la apariencia, Decius parece alguien al final de la adolescencia o al principio de la veintena.

Aunque esa edad se consideraba demasiado temprana para el matrimonio en mi mundo, se consideraba demasiado tarde para el matrimonio en un mundo como este con una alta tasa de mortalidad.

Encontrar una buena esposa debería ser algo sencillo para alguien de su estatus. O… ¿Será que prefiere al mismo s*xo?

[Padre… todavía tengo que terminar mi entrenamiento. Hacer algo como encontrar una esposa durante este período es un poco…]

Decius respondió con una mirada preocupada en su rostro.

[¿Oh? Maestro Decius, ¿Ha encontrado una mujer de la que se ha encaprichado?]

[WAAAH, HERMANA!!!]

Shizufae entró en pánico al escuchar las palabras de la mujer alta que estaba detrás de Decius.

[¿Es así, Decius?]

Nacius siguió presionando, no dispuesto a dejar pasar esta oportunidad.

[No… bueno… seguro que hay tal mujer, pero…]

Decius parecía dudar en seguir hablando.

[Esto es raro, huh. Pensar que hay una chica que puede tener a Decius-dono así.]

[En efecto, Turia-dono. Pensar que hay una chica que puede hacer que el extremadamente recto Decius-dono, que rechazó todas las propuestas de matrimonio que le llegaron, se enamore de ella.]

Turia y Clasus hablaron entre sí con una mirada de asombro.

[Mi querido hijo. ¿Puedes hablarle a tu padre de esa dama, la chica que consiguió robarte el corazón?]

Pero, Decius simplemente negó con la cabeza al escuchar la pregunta de su padre.

[Eso es… Tampoco tengo idea de su identidad, querido padre. Sólo la conocí anoche, después de todo…]

Decius relató el breve encuentro ocurrido anoche.

[He~ En resumen, te has enamorado de esa belleza de cabello plateado que acabas de conocer huh.]

Nao habló con un tono curioso.

[Hey, ¿Realmente es tan hermosa esa mujer?] — preguntó Rino con una mirada curiosa.

[Sí, se podría decir que es la Diosa de la Luz Lunar.] — respondió Decius mientras miraba el cielo nocturno.

Aunque la luna aún no había aparecido, seguro que estaba recordando los acontecimientos ocurridos anoche.

[Interesante. Estoy absolutamente seguro de que esa mujer viene a reunirse conmigo, ¿Verdad?]

Reiji habló con una sonrisa en el rostro.

Me quedé realmente perpleja al escuchar eso.

¿Estaba este imbécil planeando arrebatar a la mujer que Decius ama? Aunque se supone que es el amante de esa belleza sin par, Rena… ¿No se supone que eso es suficiente para él?

Tal vez deberíamos volver a la República Santa Lenaria justo después de terminar este banquete.

[KYAAAAAAAAAAAAA!!!]

En ese momento, se oyó un grito desgarrador que provenía de un barco diferente.

El barco del que procedía era aquel en el que se suponía que estaban los artistas que actuaban para este banquete. ¿Qué demonios estaba pasando allí?

[¿Qué está pasando?]

Clasus gritó para preguntar por la situación en ese barco.

Naturalmente, nosotros también nos apresuramos a ir hacia ese barco.

Me pregunto qué estaba pasando allí.

¿Te gusta? Apóyanos en Patreon!