Hazure Skill V1 C1

Modo Noche

El día en que sus destinos se separaron

“Tienes que estar bromeando…”

Tardé en darme cuenta de que esas palabras habían salido de mi propia boca. Así de sorprendido estaba.

No podía creer lo que veían mis ojos. No quería creerlo. No quería nada más que mirar hacia otro lado. Pero no podía — la realidad estaba ahí, delante de mí, mirándome fijamente. Podía apartar la mirada todo lo que quisiera, pero eso no cambiaría la inevitable verdad que se proyectaba ante mí.

Al parecer, había caído de rodillas en algún momento. No tenía ni idea de cuánto tiempo había estado sentado allí en el frío y duro suelo. A sólo dos o tres pasos de mí, mi destino se cernía sobre mí en letras brillantes:

 

Mapeo

Rareza

SR (Super Raro)

Coste de ranura

3

Efecto

La habilidad de mapear automáticamente un radio de aproximadamente un kilómetro alrededor de un punto previamente atravesado y almacenarlo como conocimiento.

 

Eso era todo. Esa era la habilidad que me habían concedido. Y Mapeo era conocido a lo largo y ancho de este mundo… como una absoluta basura.

Esa era la razón por la que yo, Note Athlon, había caído en las profundidades de la desesperación.

Verás, en ese momento me encontraba en medio de mi ceremonia de presentación — un ritual que sólo puede llevarse a cabo después de tu decimoquinto cumpleaños. Al ofrecer una oración a una pizarra divina, se revela el conjunto de habilidades que se te ha otorgado. Estas pizarras existen en todo el mundo, pero nadie sabe cómo surgieron. La mayoría de ellas están bajo la protección de la iglesia, guardadas en salas especiales como ésta.

Ahora, en este mundo, las habilidades lo son todo. Determinan nuestra forma de vida. Los que obtienen habilidades de combate obtienen el poder de luchar contra los monstruos que amenazan a la humanidad. Los que obtienen habilidades de agricultura son capaces de cultivar con facilidad. Los que obtienen habilidades de artesanía son capaces de crear cosas con rapidez y precisión.

Por supuesto, el combate, la agricultura y la artesanía son posibles sin la ayuda de las habilidades, pero éstas garantizan un cierto grado de éxito en estos campos. Las personas con habilidades mejoran más rápido que la mayoría, y tienen la ventaja de empezar con el poder inherente que les otorgan sus habilidades. Un buen ejemplo de esto es la habilidad Dominio de Espada.

En un combate entre dos personas que hayan entrenado durante el mismo tiempo — una con Dominio de Espada y otra sin él — el luchador con Dominio de Espada ganaría nueve de cada diez veces. Ahora bien, podrías decir que la persona sin Dominio de Espada debería esforzarse el doble… Pero sin la habilidad, ese esfuerzo sólo sería un desperdicio. En el tiempo que tarda una persona normal en rivalizar con la destreza de un Maestro de la Espada con una espada, el Maestro de la Espada podría perfeccionar sus habilidades físicas aún más. O incluso aprender magia simple para mejorar su lucha con la espada. La ventaja que les otorgaba su conjunto de habilidades les otorgaba todas las ventajas, y eso no podía superarse simplemente esforzándose más.

Por eso las habilidades son tan importantes en este mundo. Prácticamente todos pasan por la ceremonia de presentación para obtener las suyas, y la gran mayoría de la gente encuentra un empleo basado en el conjunto de habilidades que recibe.

En cuanto a mí… ¿Te preguntaras que es exactamente lo que hace que Mapeo sea una habilidad basura? Su descripción parece bastante útil a simple vista. Además, es bastante rara.

Sin embargo, Mapeo es una completa basura. Hay varias razones para ello.

En primer lugar, requiere tres ranuras para su uso. El coste de ranura es, en términos sencillos, el espacio que ocupa una habilidad. Todas las razas humanoides poseen tres ranuras, lo que significa que pueden obtener hasta tres habilidades con un coste de ranura de 1. También significa que cualquiera que obtenga una habilidad de tres ranuras — como Mapeo — no obtiene nada más. Sin embargo, la mayoría de las habilidades que se pueden obtener son de una sola ranura. Las habilidades más potentes, raras e inusuales suelen tener un coste mayor… como es el caso de Mapeo.

Sin embargo, la verdadera razón por la que Mapeo se consideraba tan terrible era la existencia de dos habilidades superiores: Mapa del Mundo y Mapa de Área. Mapa del mundo era una mejora completa que permitía cartografiar el mundo entero, incluidas las tierras no transitadas. Mapa de área, por su parte, era un poco diferente. Sólo revelaba un mapa de la zona actual y no podía almacenarlo como conocimiento como Mapa y Mapa del Mundo, pero tenía la ventaja de ser sólo una habilidad de dos ranuras.

Ahora, podrías pensar que la habilidad de conocer instantáneamente tus alrededores podría ser útil. Pero, por supuesto, los mapas extensos del mundo ya estaban en circulación gracias a la gente con la habilidad Mapa del Mundo. En otras palabras, Mapeo es un desperdicio de habilidad de tres ranuras con el singular beneficio de evitar que su usuario se pierda alguna vez.

Una voz me llamó de repente desde el otro lado de la única puerta de la estrecha habitación. Era una voz que conocía bien.

“¿Cómo te fue, Note?”

Abrí la puerta de golpe sin responder. Entró una luz cegadora y entrecerré los ojos para ver a la chica de pie.

Llevaba el cabello rubio y brillante trenzado por detrás, con mechones sueltos y sedosos que le caían por encima de las orejas. Unas finas y delicadas pestañas decoraban sus profundos ojos esmeralda. Su piel era tan blanca que parecía una muñeca de porcelana, un aspecto que sólo se veía reforzado por sus finos labios y su refinada nariz.

Esta hermosa chica semielfa era Miya Line, mi amiga de la infancia. Iluminada por la luz que entraba por la puerta, parecía aún más radiante de lo normal. De acuerdo, lo admito… estaba enamorado de Miya.

“…¿No conseguiste lo que esperabas?” — preguntó Miya, mirándome a los ojos mientras se acercaba.

Para ser honesto, me costaba manejar esta pequeña costumbre suya. Cuando de repente se acercaba y miraba en mi alma con esos profundos estanques esmeralda suyos… cuanto más miraba, más me sentía absorbido.

“N-No…”

Di un paso atrás asustado, apartando la mirada.

Aunque éramos amigos desde que éramos niños, siempre me tomaba desprevenido cuando se acercaba tanto. No había disminuido mi nerviosismo con el paso de los años. En todo caso, era lo contrario. Me resultaba cada vez más difícil de manejar a medida que me enamoraba más y más de ella.

“Compruébalo tú misma.”

Todavía nervioso, me apresuré a señalar detrás de mí en un intento de alejar la conversación de mí mismo. Los detalles de la habilidad que me acababan de conceder seguían apareciendo en la pizarra situada en el centro de la estrecha habitación.

Miya echó un vistazo al texto brillante y llegó a la misma conclusión que yo: acababa de obtener una habilidad basura. Tras parpadear varias veces con sus largas pestañas, finalmente se dio la vuelta para intentar consolarme.

“No dejes que eso te desanime. Mapeo es una habilidad útil por sí misma. Piénsalo así: nunca más te perderás! Además, podría serte útil mientras nos aventuramos juntos…” — dijo.

Tenía mis dudas al respecto. Ser un aventurero sin habilidades de combate sería un trabajo duro… Sin embargo, escuchar lo que dijo Miya me hizo muy feliz.

Verás, Miya y yo teníamos un sueño. Queríamos ser aventureros juntos. Habíamos soñado con ello desde que éramos niños, escuchando las historias de los padres de Miya, que eran aventureros retirados. Pero… llegar a la cima del mundo aventurero iba a ser difícil con una habilidad como Mapeo. Lo sabía muy bien, y sabía que Miya también lo sabía.

Pero, aun así, ella había dicho que íbamos a aventurarnos juntos. Eso me decía que aún no había renunciado a nuestro sueño, aunque yo hubiera sacado una habilidad de nivel inferior.

Siempre me había gustado lo amable que era Miya en el fondo. Era considerada con todos.

“Bien, yo seré la siguiente. Sólo mira, Note! Voy a sacar una buena habilidad de aventurero para poder protegerte yo misma.” — declaró Miya, cerrando con entusiasmo las manos en puños mientras se acercaba a la pizarra.

Normalmente, los peticionarios rezaban sólo a la pizarra divina. Era una precaución para mantener en privado los detalles de sus habilidades. Había historias tristemente célebres de personas que trataban a los peticionarios de forma diferente después de recibir habilidades peculiares como Lectura de Mentes, por ejemplo. Así que, por muy cercano que fueras a alguien, siempre tenías que pensártelo dos veces antes de revelar tu conjunto de habilidades.

Por eso, la habitación que contenía la pizarra divina se construyó para garantizar la seguridad y el secreto — paredes gruesas, una puerta pesada y ninguna ventana. Sin embargo, Miya había empezado a rezar conmigo todavía en la habitación, lo que era una inmensa muestra de confianza. No estaba muy seguro de cómo me sentía al respecto. ¿Contento? ¿Avergonzado? ¿Un poco preocupado por su falta de precaución? Sobre todo, feliz.

Miya y yo éramos buenos amigos, pero no sabía lo que realmente sentía por mí. Románticamente, quiero decir. No se lo había preguntado, aunque tenía curiosidad. ¿Qué pensaba ella de mí? ¿Me veía como un hombre?

Al mismo tiempo, no necesitaba saberlo. Nuestra relación estaba bien como estaba. Quiero decir, por supuesto, quería tomar su mano y salir con ella. También me hubiera gustado besarla. Pero Miya era una chica demasiado maravillosa para desperdiciarla con un tipo como yo.

Miya y yo nacimos en la pequeña aldea Changs, donde los árboles y los campos superaban en número a la gente. Sí, era así de pequeña. Y como estaba tan despoblada, Miya y yo éramos los únicos niños de nuestra edad. Era natural que hubiéramos pasado mucho tiempo juntos mientras crecíamos.

Por eso creía que Miya encontraría a alguien mejor para ella cuando saliéramos al mundo. Siempre pensé que sería lo mejor. Ella sería más feliz de esa manera. Y cuando llegara el día — cuando Miya encontrara a alguien digno de ella — quería desearle lo mejor con una sonrisa. Quería estar ahí para ella como su amigo de la infancia.

Por eso me parecía bien dejar las cosas como estaban. No había nada malo en ser amigos. Incluso si nunca nos convertimos en amantes, mientras pudiera permanecer a su lado…

Miré a Miya para ver el elegante perfil de su rostro iluminado por una suave luz azul mientras aparecían palabras brillantes en la pizarra que tenía delante.

 

Protección del Rey Espíritu del Bosque

Rareza

SR (Super Raro)

Coste de ranura

1

Efecto

La habilidad de usar la magia de los espíritus elementales de tierra, viento y agua. También aumenta las habilidades mágicas en zonas de bosque. Exclusivo de los elfos.

 

Dominio del arco – Superior

Rareza

UR (Ultra Raro)

Coste de ranura

1

Efecto

Obtén la máxima aptitud para el dominio del arco.

 

Aumento físico – Mayor

Rareza

SR (Super Raro)

Coste de ranura

1

Efecto

Aumenta en gran medida las habilidades físicas.

 

“No puede ser…” — murmuré, mirando la pizarra con incredulidad.

Las habilidades de Miya eran todas SR o superiores. Y habilidades de combate, además…

Cada habilidad que había sacado tenía el potencial de poder de todo un ejército, y ella había conseguido tres de ellas. Probablemente había menos de diez personas en todo el mundo que hubieran tenido la suerte de conseguir una combinación de habilidades digna de un aventurero tan buena.

Así de increíble era el conjunto de habilidades de Miya.

Miya terminó de rezar y abrió los ojos. Parecía tener un buen presentimiento sobre lo que acababa de sucederle. La sonrisa en su rostro mientras miraba la pizarra lo decía.

“Sí! Estas habilidades parecen fuertes, Note!” — exclamó, saltando y agarrando mi mano.

Vamos, Miya, no solo parecen fuertes…

Al sentir el calor que abrazaba mi mano, me di cuenta de las emociones conflictivas que se arremolinaban en mi pecho. Probablemente se trataba de celos. Aunque debería alegrarme por Miya, no podía evitar la desdichada amargura que brotaba en mi interior.

Si sólo hubiera conseguido mejores habilidades… entonces podría haber sido feliz por ella…

Mi mente estaba obsesionada con los ‘Y si’. Un escenario hipotético que nunca se haría realidad. Pero Miya estaba tan llena de alegría que no tenía ni idea de lo que pasaba por mi cabeza. Se volvió hacia mí con una sonrisa brillante…

“Ahora podemos ir de aventuras, Note! Convirtámonos juntos en aventureros de alto nivel!”

No pude evitar desviar la mirada, apartando los ojos de su amabilidad y sinceridad.

¿Por qué sólo puedo pensar en mí mismo…?

Aunque sabía que nunca sería lo suficientemente bueno para Miya, en el fondo de mi corazón siempre había esperado poder ser su igual. Eso es lo que hacía que esta inferioridad cimentada fuera tan frustrante. Ella estaba más lejos de mi alcance que nunca. Si tan sólo nuestras habilidades se hubieran invertido, entonces tal vez yo podría haber sido digno…

Y odiaba esa parte orgullosa de mí mismo. ¿Quién era yo para parlotear sin parar sobre ser un hombre digno para Miya? Nadie que pensara así sería digno de ella.

Déjalo, hombre. Déjalo ir. Esto es suficiente. Las cosas están bien como están. Sólo estar con Miya…

Decidí hace tiempo que era suficiente, ¿No? E incluso después de haber conseguido una habilidad tan mala, ella dijo que podíamos seguir aventurándonos juntos. ¿Qué tan afortunado es eso? Pedir demasiado sólo sería mi perdición.

Así es. Me dije que esto era suficiente. Seguramente. Seguramente es suficiente.

Tal vez fui demasiado engreído. Había sido mimado por la buena voluntad de Miya, por su amabilidad. Y ambos me habían traicionado — mi orgullo y Miya.

Medio año después de que Miya y yo empezáramos a aventurarnos juntos…

“Deberíamos ir por caminos separados, Note.”

Con una expresión en su rostro que nunca había visto antes, Miya se despidió de mí con esa voz tan fría.