Hazure Skill V1 C11

Modo Noche

Dónde empezaron los problemas

Jin, Erin, Neme y yo nos quedamos en la sala, mirando a Force.

No tenía ni idea de lo que estaba diciendo. Mirando a los otros Arrivers en busca de alguna pista, pude ver que ninguno de ellos tenía idea de lo que Force estaba diciendo. Todos parecían totalmente confundidos.

“¿Qué demonios ha pasado?” — preguntó Jin respirando profundamente.

Me di cuenta de que intentaba mantener la calma, pero su voz, habitualmente tranquila, temblaba. Nunca había visto ni oído a Jin temblar así. Era evidente que Force no estaba bromeando. Sus ojos decían que hablaba muy en serio.

“Me he enamorado de alguien.” — empezó diciendo — “Es un poco embarazoso decir todo esto en voz alta, pero creo que he conocido a mi alma gemela. Soy tan feliz como nunca lo he sido, y quiero que esa felicidad continúe para siempre. Así que voy a dejar este peligroso trabajo de buceo en mazmorras y me voy a dedicar a hacerla feliz.”

“Entonces, ¿Qué? ¿Te vas a casar?” — preguntó Erin.

“Eso aún está lejos. Técnicamente aún no hemos empezado a salir, pero… no hay duda de lo que tenemos entre nosotros.”

“Uh, ¿No es un poco pronto para empezar a hablar de almas gemelas entonces?” — no pude evitar preguntar.

“Cállate. ¿Qué vas a saber tú de amor si nunca has tenido una novia? Siéntate ahí y quédate callado.”

Dios, ¿Por qué era tan malo conmigo? Quiero decir, él tenía un punto, y yo no podía discutir exactamente, pero aun así… maldita sea.

“¿Quién es la afortunada?” — preguntó Neme, ladeando la cabeza con curiosidad.

“Esa linda sacerdotisa llamada Roslia. Y tampoco lo digo por decir. Es muy linda.” — declaró Force con mayor énfasis.

Deseé que dejara de mirarme como si estuviera presumiendo.

Pero… Roslia, ¿Huh? Me parecía haber oído ese nombre antes. ¿Dónde fue?

Volví a mirar a los otros Arrivers y vi a Erin de pie, atónita. Jin y Neme parecían igualmente sorprendidos.

“¿Quién es Roslia? Parece que todos la conocen…” — le pregunté a Erin con una voz pequeña y nerviosa.

Erin abrió y cerró la boca en silencio varias veces antes de encontrar la voz para responder.

“Roslia Minkgott.” — dijo — “Es conocida aquí en Puriff por encantar indiscriminadamente a múltiples hombres para que se enamoren de ella a la vez, causando todo tipo de problemas. El número de grupos que ha roto de esa manera es de dos dígitos, por lo que se ha ganado un apodo para sí misma: Trituradora.”

Espera, ¿Trituradora? Eso también me suena. Ah, es cierto. Neme me había dicho que había una sacerdotisa en Puriff conocida como ‘Trituradora’. Cuando escuché ese apodo por primera vez, había asumido que era porque tenía un estilo de lucha agresivo o algo así… pero aparentemente ella trituraba grupos, no monstruos.

A Force, sin embargo, no le hizo mucha gracia escuchar la valoración que Erin hacía de su supuesta futura novia.

“Hey, deja de calumniar a Roslia! Es cierto que hay rumores sobre ella, pero no puedes juzgar a una persona basándote sólo en rumores! Eso no es correcto! ¿Acaso has conocido a Roslia tú misma?” — argumentó apasionadamente — “Pues yo sí! Por eso sé que no es la mala persona que todos esos rumores hacen parecer. Sólo es linda y amable con todos, así que es una incomprendida. Probablemente algunas chicas celosas empezaron esos rumores sobre ella. Sí, apuesto a que eso es lo que empezó todo esto! Así que no me dejaré llevar por los rumores! Creo en Roslia! Esos desagradables rumores le han hecho daño, ¿Sabes? Me lo contó todo entre lágrimas! Así que no voy a tolerar esto, y no voy a perdonar a nadie que siga calumniándola de esa manera!”

Force la defendió hasta el cansancio. Cuando terminó, estaba prácticamente jadeando. Llevaba una sonrisa de satisfacción, como si hubiera logrado algo. Casi le hacía parecer genial.

“La he conocido antes.” — dijo Jin con un tono de pesar, con los ojos cerrados — “Cuando un conocido mío se vio envuelto en sus líos. En mi opinión, es tan culpable como dicen los rumores. Tenía los ojos de una mentirosa experimentada. No diré nada más, pero realmente creo que deberías renunciar a ella.”

“¿Lo dices en serio? Maldición, no sabía que la habías conocido… quiero decir, sé que eres un buen juez de carácter, pero, como, ¿Qué pasa si te equivocas con ella?”

“Déjame preguntarte esto en su lugar, Force: desde tu punto de vista, ¿Realmente no había nada sospechoso en ella en absoluto?”

“Ugh, supongo que no puedo decir que no había ninguna señal sospechosa… la primera vez que nos vimos, Roslia fue el centro de una pelea en el bar. Había dos tipos peleando por ella, ves. Pero cuando la salvé, tenía una explicación para todo! Todo era perfectamente razonable, así que voy a seguir creyendo en Roslia pase lo que pase.”

De repente recordé dónde había escuchado el nombre de Roslia antes. Fue en la cárcel. Cuando me habían detenido como sospechoso de secuestrar a una niña, mis vecinos de celda se pasaron el día discutiendo sobre una mujer llamada Roslia. Ambos decían que estaban en la cárcel por una pelea que habían tenido la noche anterior. ¿Era esa la pelea que Force había interrumpido?

Pensando en ello, la única razón por la que me arrestaron en primer lugar fue porque ese día llevaba a Neme por el pueblo. Force se había negado a venir a correr con nosotros porque dijo que había bebido demasiado la noche anterior… y había puesto excesivo énfasis en el hecho de que había estado bebiendo con una mujer. ¿Tal vez era Roslia? Tal vez ella era la razón por la que había estado faltando a las carreras de la mañana con tanta frecuencia últimamente.

Todo estaba cayendo en su lugar.

Cuando estaba en la cárcel, mis vecinos habían insistido en que amaban a Roslia y que los sentimientos eran mutuos. Al igual que Force estaba haciendo ahora. Tal vez él estaba… no, definitivamente estaba siendo engañado. Eso es lo que parecía.

“La gente dice que Roslia es una cazafortunas. Será mejor que no dejes que te estafe.” — dijo Erin, con los ojos entrecerrados por el disgusto.

En respuesta, Force hinchó el pecho con confianza.

“No me está estafando! Sin embargo, la estoy mimando. El otro día le compré el bastón más caro del—”

“Eso es lo que se llama ser estafado!” — no pude evitar intervenir.

Sin embargo, cuando levanté la voz así, Force se burló.

“Ha! La gente que ha estado soltera toda su vida es tan… despistada. Apuesto a que eres el tipo de idiota que deja que la mujer pague en la primera cita. Me doy cuenta sólo con mirarte. Los buenos para nada deberían mantener sus bocas buenas para nada cerradas.”

Las afiladas palabras de Force me atravesaron. Tampoco pude decir una palabra en mi defensa, teniendo en cuenta que había dejado que pasara exactamente eso esta misma noche. Sentí que me estaba atacando más fuerte de lo normal. Era mucho más engreído ahora que pensaba que había encontrado el amor…

Me decidí. No podía soportar más daño, así que decidí callarme.

Después de media hora de que Jin, Erin y Neme intentaran desesperadamente disuadir a Force, se descompuso y salió de la casa gritando…

“Creo en Roslia!”

▼▼▼▼

Cuando Force salió furioso, los cuatro que quedábamos en la sala soltamos un suspiro colectivo. Jin, Erin y Neme estaban entre preocupados y exasperados. Yo, mientras tanto, seguía tambaleándome por el daño emocional que había recibido.

Pero una vez que decidí que no podía permanecer en silencio por más tiempo, traté de controlar mejor la situación.

“¿Esto sucede a menudo, o…?” — pregunté.

“No. Force es un idiota, pero es la primera vez que amenaza con abandonar el grupo.” — respondió Erin, claramente irritada.

“Esta chica, Roslia, debe ser una verdadera profesional en engañar a los hombres…” — dijo Jin.

“Los rumores dicen que tiene unos pechos muy grandes!” — dijo Neme.

“Neme, por favor, no bromees cuando la gente está hablando en serio.”

“Lo siento… esa no era mi intención…”

Neme retrocedió cuando Erin y yo le lanzamos miradas críticas. Con su comentario sin sentido, la conversación había tomado un giro bastante incómodo.

Con un fuerte suspiro, Erin se recostó en el sofá.

“En cualquier caso.” — dijo — “Tenemos que averiguar cómo hacer que Force entre en razón.”

“Sin embargo, no parece que esté dispuesto a escucharnos ahora mismo.” — respondí.

“¿Hay alguna posibilidad de que Roslia se haya enamorado realmente de Force?” — preguntó Neme, que parecía aún más pequeña de lo habitual con las rodillas abrazadas al pecho mientras estaba sentada en el suelo.

“Lo dudo.” — dijo Jin, negando con la cabeza.

“¿Cómo es eso…?”

“Según las historias, Roslia nunca se establece con nadie. Le gusta acercarse a varios hombres para que la adulen y compitan por su atención. En otras palabras, siempre quiere ser la princesa de la fiesta. Por eso la mayoría de los aventureros del pueblo desconfían de ella. Aunque todavía hay algunos tontos crédulos como Force…”

“Exactamente! Piensa en ello! Estamos hablando de Force! Como si una seductora fuera a caer en serio por él!” — clamó Erin.

Y ese fue el argumento más convincente hasta el momento. Todos asentimos unánimemente de acuerdo. Sentí un poco de lástima por Force como compañero de la Alianza ‘Sin Amor’, pero ni siquiera yo podía defenderlo después de haber sido llamado así.

“Dicho esto, nuestra mejor estrategia es conseguir que Force se dé cuenta de que lo están engañando.” — reflexionó Erin.

“¿Pero cómo hacemos eso?” — respondió Neme antes de dar una palmada de exclamación — “Oh, ya sé! ¿Por qué no le pedimos a Roslia que deje de engañar a Force?”

“No creo que eso funcione, precisamente.” — dijo Jin con una sonrisa tensa — “De nuevo, esto es sólo un rumor, pero una vez una aventurera le hizo una advertencia a Roslia sobre la conveniencia de acercarse a un hombre en su grupo. No sólo no le hizo caso, sino que hiló la historia de lo sucedido de tal manera que todo el grupo se puso en contra de dicha aventurera y le dieron una paliza.”

Todos se quedaron en silencio al escuchar una historia tan escandalosa. Sinceramente, me sorprendió. Roslia empezaba a sonar realmente como un personaje peligroso. Una insaciable seductora que eliminaba a sus enemigos utilizando a sus hombres convertidos en secuaces. Sí, ella era malas noticias.

Pero a pesar de la desesperada situación, a todos nos costaba idear un plan para salvar a Force. Estábamos entre la espada y la pared.

“Es imposible…” — murmuró Erin.

Aunque lo único que quería era discutir, no tenía munición con la que luchar. Todos los demás también permanecieron en silencio. Pero lo más frustrante de todo…

Me había pasado los últimos meses entrenando duro para poder llegar a bucear en las mazmorras. Mantuve Buscar Enemigo activo todo el día, todos los días. Era agotador. Con la guardia en alto constantemente, nunca tenía un minuto para relajarme. Peor aún, Erin me odiaba a muerte. Sin embargo, seguí haciendo lo que me había propuesto.

Trabajé duro. Me rompí el culo como nunca antes, si lo digo yo. Hubo muchas veces que el dolor me hizo querer llorar. Los días en que el entrenamiento no iba bien, ardía en remordimientos. Era muy, muy duro.

Tampoco había descansos. Los momentos de esperanza eran escasos. Cada día era difícil. Sin embargo, luchaba como podía, avanzando con la esperanza de cambiar. ¿Y así es como iba a terminar todo…?

Mi corazón se ensombreció, invadido por el descontento, el desagrado y la desaprobación, todo ello dirigido a ese maldito idiota. Estaba dispuesto a golpear a Force y darle una muestra de la miseria por la que había pasado.

Pero sabía que no serviría de nada cuando él estuviera en las nubes. Mis débiles puños no podrían tocarlo con su habilidad de ver todo, de todos modos. Eso significaba que sólo había una forma de vengarme de él…

“Oh.”

Una idea me vino de repente. La aproveché, dándole forma cuidadosamente a un plan antes de que la inspiración desapareciera. Sí… Sí, esto podría funcionar.

“Chicos, creo que se me acaba de ocurrir una forma de hacer que Force entre en razón.” — dije.

“¿En serio?” — preguntó Erin, incorporándose con entusiasmo.

Sí, haré que Force entre en razón… y de paso me vengaré.

Efectivamente, por cortesía de mi terrible personalidad, se me ocurriría una manera de darle un contraataque a Force. Sólo piénsalo. Si tuvieras una novia, ¿Qué es lo que más odiarías ver? Que te la roben, obviamente. Todo lo que necesitábamos era un triángulo amoroso.

Normalmente, no había manera de que yo estuviera de acuerdo con un plan como este. Ciertamente no era capaz de hacer que una chica normal se enamorara de mí. Pero en el caso de Roslia… podría funcionar.

Respiré hondo y comencé a explicar con calma las cosas al grupo.

“Roslia irá detrás de cualquier hombre, ¿Verdad? Entonces, ¿Por qué no usamos eso a nuestro favor?”

“¿Qué? ¿Cómo?”

“Sólo tengo que acercarme a Roslia y ser engañado. O fingirlo, quiero decir. Si Force ve que Roslia también coquetea conmigo, ¿No se dará cuenta finalmente de que lo están engañando?”

Imagina que ves a tu alma gemela ligando con otra persona. Ahora, imagina que ese ‘alguien más’ soy yo, el pequeño bobo que tanto desprecias. No había forma de que Force no pudiera sumar dos y dos en esa situación. De acuerdo, tal vez había un poco de pensamiento ilusorio en juego aquí…

Pero la mejor parte de esta estrategia era que no convertiría a Roslia en un enemigo. Si todo salía como lo había planeado, seguiría teniendo lo que quería — dos hombres peleando por ella. La única persona que realmente estaría pagando el precio era Force.

“Hey, eso suena como que podría funcionar! Creo que es una buena idea.” — dijo Neme, con los puños cerrados y los ojos encendidos.

Sin embargo, en marcado contraste, Erin parecía inquieta.

“¿Y qué pasa si te enamoras de ella durante este pequeño acto tuyo? Estarás en verdaderos problemas si ella también te encandila. Tal vez sería mejor enviar a Jin, que no es tan bobo.”

“Jin, ¿Eres bueno haciéndote el tonto?” — pregunté.

“Haciendo el tonto, ¿Huh? No puedo decir que tenga confianza en eso…” — respondió.

“¿Ves, Erin? Sólo en cuanto al acto en sí, ¿No sería mejor que Jin? Soy torpe con las mujeres y parezco un blanco fácil, después de todo.”

“Vaya… ¿Dirías eso de ti mismo?”

“Note, parece que tienes la intención de llevar esto a cabo personalmente.” — intervino Jin.

Al parecer había visto a través de mí. Ahora que había quedado al descubierto, podría sincerarme.

“Sí. Como saco de boxeo de Force, ¿Por qué no iba a querer darle a probar su propia medicina?”